Ensayo EDUCAR EN TIEMPOS DEL CÓLERA, L A GLOBALIZACIÓN Y EL LUGAR DE LA PEDAGOGÍA,

580 views

Published on

EDUCAR EN TIEMPOS DEL CÓLERA,
LA GLOBALIZACIÓN Y EL LUGAR DE LA PEDAGOGÍA, POR JAVIER DANILO MURCIA GONZÁLEZ

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
580
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
142
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ensayo EDUCAR EN TIEMPOS DEL CÓLERA, L A GLOBALIZACIÓN Y EL LUGAR DE LA PEDAGOGÍA,

  1. 1. EDUCAR EN TIEMPOS DEL CÓLERA, LA GLOBALIZACIÓN Y EL LUGAR DE LA PEDAGOGÍA POR JAVIER DANILO MURCIA GONZÁLEZ Licenciado en pedagogía infantil, magister en investigación social, Universidad Distrital. Coordinador de investigación, Escuela Normal Superior María Auxiliadora - Soacha “¡Es que lo que nos enseñan a los colombianos, no tiene nada que ver con las necesidades que tenemos todos los colombianos!” JAIME GARZÓN RESUMEN Negar el fenómeno de la globalización en una sociedad como en la que vivimos no tendría mayores frutos, en otras palabras, constituiría una reflexión sin mayor aporte a las practicas ciudadanas, sociales, políticas y mucho menos educativas, sería algo equivalente a negar el efecto de la gravedad. En este sentido, habría que indagar cómo este fenómeno ha permeado los distintos espacios de socialización del ser humano, por supuesto cómo ha transformado las dinámicas escolares, la pedagogía y la educación. En un contexto social, cultural y económico como el que vivimos, es imperativo, observar cómo se sitúa la pedagogía y qué posibilidades de desarrollo tiene la misma. PALABRAS CLAVES Globalización cultural, globalización económica, educación, pedagogía, mercado GLOBALIZACIÓN Y EDUCACIÓN Desconocer y negar las implicaciones surgidas a partir del fenómeno de la globalización en la educación, no nos llevaría a ninguna propuesta clara, de otro lado, seguir ciegamente las directrices de este proceso económico, cultural y comunicativo respecto a la educación, conllevaría una falla incluso más grande, asumir un proceso en el que estamos inmersos pero sin ninguna clase de crítica, reformulación y reflexión. No obstante, para relacionar el concepto globalización con la educación tendremos que delimitar a qué clase de globalización nos referimos, pues, si bien nos acercamos a un concepto que permea casi todas las prácticas de nuestra sociedad, se asume y se manifiesta de diferentes formas.
  2. 2. GLOBALIZACIÓN CULTURAL, COMUNICATIVA Y EDUCACIÓN Si la globalización se asume como una manifestación cultural, se podría hacer referencia a un proceso continuo de comunicación global, que a pesar, de sus contradicciones, por ejemplo, posibilita que en cuestión de segundos se puede comunicar lo que acontece en los lugares más distantes del planeta, de otro lado, implica el acceso sin fronteras y sin barreras a información y conocimiento de cualquier clase. En otras palabras, asumimos la globalización cultural como un proceso que en términos de tiempo ha modificado radicalmente las prácticas comunicativas de los seres humanos. Ahora bien, ¿qué implica ello?, que la globalización en términos culturales se puede definir como una gran plataforma de acceso al conocimiento y la información; en vista de ello, cabría la pregunta ¿qué implicaciones tiene para la educación, que haya un acceso casi universal a la información y el conocimiento? Más problemática se torna la relación entre la globalización y la educación, en la medida que las niñas, niños y jóvenes aprenden mas a través de los canales que posibilita la globalización comunicativa, que de la misma escuela, en este sentido ¿qué discurso asume la educación? GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA Y EDUCACIÓN Hace un momento, abordábamos la globalización cultural como una plataforma comunicativa, en vista de ello, es pertinente plantear que esa globalización cultural posee otra faceta en el que se instala un valor económico y comercial a toda práctica social y humana; en otras palabras, asistimos a la conversión de cualquier espacio de socialización y derecho en un elemento de consumo y por ende en una forma de aprovechamiento monetario de los grandes poderes trasnacionales. Ahora bien, si asumimos que el discurso económico permea los distintos espacios de socialización incluida la educación, como un objeto de mercado, tendríamos que plantearnos ¿para qué la educación en el contexto de la globalización?, ¿por qué la educación en el mundo del mercado? VOLVER A LA PEDAGOGIA EN TIEMPOS DEL MERCADO Se asume la pedagogía como el discurso que ahonda en el por qué y para qué de la educación, no implica una palabra "cliché", mucho menos una simple denominación que acompaña al concepto de educación; en este sentido, si vinculamos la pedagogía con el contexto que hemos tratado de delimitar (el de la globalización) habría la necesidad de interrogarnos sobre las razones que justificarían la educación en este contexto social, histórico, comunicativo, cultural y económico. En otras palabras, es necesario ahondar en el por qué y para qué educar en el mundo del internet, de la competitividad, del mercado y aun más problemático: en el mundo en el que la
  3. 3. educación se carga de valor monetario y libre competencia, cual se asumiera como una empresa. En esta situación, se hace visible la necesidad de situar el discurso pedagógico y sus posibilidades en el contexto educativo, como al que hoy asistimos. LA PEDAGOGÍA Y LA NECESIDAD DE TRANSFORMAR LA PRÁCTICA EDUCATIVA El contexto que hemos delimitado nos ha servido para justificar el por qué del volver a la pedagogía como paradigma y herramienta que nos oriente la práctica educativa. No obstante, hay que tener en cuenta que en el contexto actual de la educación, la pedagogía ha perdido valor social, no porque no haya alcanzado el status de disciplina o ciencia, sino porque en un mundo como el de hoy, el capital prevalece sobre los objetivos de una educación ética, humanizada y transformadora. Ahora bien, el volver a la pedagogía implicaría situarse en tres situaciones, que parecen indispensables: 1) ¿A qué le apostamos cuando hablamos de educar? 2) ¿Cómo podríamos reformular las practicas institucionales, didácticas y de evaluación educativa, derivadas de la globalización económica y más concretamente de las prácticas empresariales? 3) ¿Cómo podemos acercarnos a un acto educativo que se acerque más a la ética, la formación del ser humano, la crítica y transformación del ser humano y no en exceso al resultado, la competencia salvaje y a la reproducción de formas sociales injustas? Ahora bien, reformular el lugar de la educación en nuestra sociedad, implica ir más allá de los contenidos de la enseñanza y del cómo ensenar (didáctica), conlleva un profundo ejercicio de reflexión sobre el qué estamos haciendo como educadoras y educadores, por qué lo hacemos y para qué lo hacemos. Finalmente pensar, pensar, pensar….. hacia dónde queremos orientar el acto educativo, y para qué educar en los tiempos del cólera y el mercantilismo. BIBLIOGRAFÍA Freire Paulo. Cartas a quién pretende enseñar. Siglo XXI editores. Buenos Aires. 2004 Rodríguez Rojo Martín. Hacia una didáctica crítica. La muralla editorial. Madrid 1997 Garzón Jaime. Conferencia de Cali (1997) Universidad autónoma de occidente. Disponible en http://www.youtube.com/watch? v=uj4C4pHOLWY Última vista 29 de mayo de 2013

×