Economia informal unidad ii

154 views

Published on

economia informal

Published in: Economy & Finance
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
154
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Economia informal unidad ii

  1. 1. Economía Informal La economía informal son las actividades productivas y económicas que eluden la regulación legislativa y que, por tanto, no están sujetas al control fiscal y contable del Estado ni participan en los circuitos estadísticos ni fiscales. Ejemplo de economía informal es el trabajo doméstico no declarado, la venta ambulante espontánea o la infravaloración del precio escriturado en una compraventa inmobiliaria. La economía informal o irregular forma parte de la economía sumergida, junto con las actividades económicas ilegales (por ejemplo, la facturación falsa o falseada, el tráfico de drogas, el tráfico de armas, la prostitución, el blanqueo de capitales). Contextos de la economía informal en Venezuela América Latina tiene aproximadamente 130 millones de personas en la economía informal, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para el año 2013. Esta organización, con sede en Ginebra, fue fundada en 1919 y forma parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Es dirigida por un gobierno tripartito de Estados, empleadores y trabajadores. Desde 2013 cuenta con el programa “Formalización de la Informalidad” (Forlac) para la reducción del sector informal en América Latina. Una de las causas de la existencia de la economía informal es la baja capacidad del mercado para absorber toda la oferta de trabajo causada por diferentes variables que obligan a las empresas a no expandir sus operaciones, situación que hace disminuir la demanda por trabajadores. La economía informal que comprende las empresas informales y el empleo informal es un medio económico de subsistencia. Es un sector de baja inversión tanto en capital como en lo intelectual. A pesar de esto, en el caso particular de Venezuela se puede observar que muchos técnicos y profesionales, lamentablemente, pasan a engrosar las filas de este mercado. La informalidad se presenta en distintos tipos de mercados, tales son los casos del comercio, industria, agrícola, doméstico y, a su vez, está integrado por personas de diferentes edades y de locaciones, tanto urbanas como rurales. La medición estadística de los niveles de economía informal ha resultado difícil tanto para los Estados y entes internacionales como para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), debido a las diferentes concepciones, definiciones y metodología entre países a escala global. Variados emprendimientos se han iniciado como ideas y proyectos “informales”, aunque la realidad es que de ese mercado informal son muy pocos y contados los casos en que han evolucionado hacia empresas para integrar la economía formal, situación que, de darse, sería positivo para la economía venezolana y, por supuesto, de cualquier país. Uno de los aspectos negativos de la economía informal es que quienes allí laboran están al margen de toda protección jurídica. Salvo las recientes innovaciones en materia legal que ha impulsado el Gobierno, hasta hace poco un trabajador que estuviera en la economía informal no podía cotizar y hacer sus aportes correspondientes a organismos como el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) y al Banco Nacional de Vivienda y Hábitat (Banavih) por citar solo dos ejemplos. Otro hecho que resalta en este sector, es que muchas personas que laboran en la economía informal son empleados de patronos informales que no contribuyen con el Estado aportando a organismos de seguridad social, vivienda, paro forzoso, entes tributarios y laborales, además de la ausencia, en muchos casos, de contratos laborales. Llama la atención la gran cantidad de personas y los montos monetarios que gestiona la economía informal en muchos países de América Latina y que, a su vez, forma una parte sustancial de su PIB.
  2. 2. Con el nivel actual de desabastecimiento y escasez en muchos productos, como los de la canasta básica, estos se pueden conseguir en diferentes puntos de la ciudad en los sectores informales (lo que contribuye a los mercados negros o economías subterráneas), pero con precios superiores a los fijados por la ley, acto que representa una violación al ordenamiento jurídico en la materia. Al respecto, el Estado ha hecho prácticamente nada o poco, por lo que muchos venezolanos se preguntan si el Estado colabora o es socio en este tipo de operaciones informales. El grave problema de la economía informal es la cantidad creciente de personas profesionales que allí se suman. Lo más triste es el nivel de subempleo oculto en esta actividad, ya que este tipo de profesionales deberían estar generando valor agregado por sus conocimientos. El Estado debería mejorar las condiciones de manera integral para que avancen los empleadores en Venezuela, ya que en los últimos 15 años el número de empresas privadas se ha ido reduciendo considerablemente. ENSAYO DE LA ECONOMIA INFORMAL Vivimos en un mundo de grandes necesidades insatisfechas, pero en donde prevalece también la escasez de recursos para satisfacerlas, siempre el ser humano quiere tener cosas pero no existen los recursos ni habilidades suficientes para obtenerlas. Esto conlleva a que el ser humano desarrolle una actividad económica , esta consiste en encaminar esfuerzos en satisfacer sus necesidades básicas como son la alimentación, vivienda, vestido, educación y salud, y es por satisfacer esa necesidades que miles de personas en Colombia y el mundo se inventa una manera como lograrlo sea legal o ilegal lo realmente importante es no dejarse morir de hambre y que sus hijos puedan por lo menos asistir a una escuela publica en donde puedan prepararse para competir en esta dura cruda realidad latente hoy por hoy, ahora bien que pasa entonces con todo lo bonito que se habla de la economía, y de todas esas noticias maravillosas sobre que la economía del país esta mejorando, para quienes serán esos beneficios acaso solo para unos pocos, donde esta esa distribución equitativa de la riqueza en la que se habla que se buscar en lo posible, la distribución por igual de las riquezas de un país y de sus recursos, al mismo tiempo buscar que la comunidad pueda satisfacer las necesidades básicas de subsistencia buscando un crecimiento económico y lograr el desarrollo socioeconómico, el cual se ha de manifestar en un bienestar social.
  3. 3. Características de la Economía Informal 1. No existe una descripción o definición precisa aceptada universalmente de economía informal (en adelante, EI), pero generalmente se entiende que abarca una gran variedad de trabajadores (asalariados y por cuenta propia), empresas y empresarios, en el ámbito urbano y rural, que tropiezan con determinados inconvenientes y problemas, los cuales llevan a que se caracterizan por un alto grado de vulnerabilidad, exclusión y pobreza. Un elemento frecuente de las actividades de estas personas y empresas es el no reconocimiento y protección
  4. 4. por los marcos jurídicos y reglamentarios, lo que significa que, según el caso:  se desempeñan al margen de la ley;  operan en el ámbito de la ley, pero no están contempladas en la práctica, porque aquella no se aplica o no se cumple; o  la propia ley no fomenta su cumplimiento por ser inadecuada, engorrosa o imponer costos excesivos. Algunos trabajadores se encuentran en la EI porque la legislación laboral nacional no los contempla adecuadamente o no se aplica de manera eficaz, en parte debido a las dificultades prácticas de la inspección del trabajo. Muchas veces, la legislación laboral no tiene en cuenta la situación real en lo que respecta a la organización moderna del trabajo. Las definiciones inadecuadas de empleado y trabajador pueden tener el efecto contrario de considerar independiente y ajeno a la protección de la legislación laboral al trabajador. El término EI es preferible al de «sector informal», ya que las actividades de los trabajadores y las empresas a los que se aplica no se pueden asociar con un único sector de la economía, pues sus actividades abarcan diversos sectores. La mayoría de los trabajadores y las empresas de la EI, aunque no cumplan los requisitos legales de procedimiento, producen bienes y servicios lícitos. Puede haber zonas grises en las que la actividad económica tenga características de la economía formal y de la informal, por ejemplo, cuando los trabajadores formales perciben remuneraciones no declaradas, o cuando existen en el interior de las empresas formales grupos de trabajadores con condiciones salariales y laborales propias de la informalidad. Las empresas que no están registradas ni reguladas a menudo no pagan impuestos ni conceden prestaciones o derechos a los trabajadores, lo que constituye competencia desleal para otras empresas. Por su parte, los trabajadores y las unidades económicas de la economía informal no siempre contribuyen al sistema tributario, aunque muchas veces ello se deba a su pobreza. La mayoría de los trabajadores y las unidades económicas de la EI no disfrutan de derechos de propiedad seguros, lo que impide su acceso al capital y los créditos. También tienen dificultades para acceder a sistemas jurídicos y judiciales que les permitan hacer respetar sus contratos y tienen un acceso escaso o nulo a las infraestructuras públicas y los beneficios. La mayoría de las personas que se incorporan a la EI no lo hace por elección sino por la necesidad de sobrevivir, al no tener otro trabajo e ingresos. Ello es así sobre todo en los países en desarrollo, cuando se dan altas tasas de desempleo, subempleo y pobreza, en lo que influye la rápida expansión de la fuerza laboral y otros hechos como la aplicación de programas de ajuste estructural. Es relativamente fácil acceder a esta economía por los muy bajos niveles de exigencia en materia de educación, calificaciones, tecnología y capital. Claro está que los empleos creados de este modo a menudo no reúnen los criterios del trabajo decente. De todas formas, algunas personas de la EI tienen ingresos superiores a los trabajadores de la economía formal. Entre los trabajadores de la EI, los aspectos negativos del trabajo en la economía informal superan con creces los aspectos positivos:  no están reconocidos, registrados, reglamentados o protegidos en virtud de la legislación laboral y la protección social, por ejemplo en los casos en que su situación de empleo es ambigua y, por consiguiente, no pueden disfrutar de sus derechos fundamentales, ejercerlos o defenderlos.  dado que carecen de protección, derechos y representación, esos trabajadores suelen quedar atrapados en la pobreza.  a menudo, las condiciones de trabajo son inseguras e insalubres, en el marco de lugares de trabajo pequeños o no definidos, con largas jornadas laborales. Asimismo, los ingresos suelen ser bajos e irregulares.  generalmente, no reciben protección social ni prestaciones de la seguridad social, o reciben muy pocas, por parte de sus empleadores o del gobierno. La carencia se presenta también en ámbitos como la educación, la capacitación, la formación, la asistencia sanitaria o el cuidado de los niños.  son susceptibles de diversas formas de explotación, abusos y acoso, como la corrupción y el soborno. Las mujeres, los jóvenes, los migrantes y los trabajadores de cierta edad son especialmente vulnerables a los déficit más graves de trabajo decente en la EI. El trabajo infantil y el trabajo en régimen de servidumbre son elementos característicos de la EI. La discriminación por motivos de género, edad, origen étnico o discapacidad también significa que los grupos más vulnerables y marginados suelen acabar en la EI.

×