Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

2012 La Cronicidad en los servicios de drogodependencias. Nuevos retos. Bizitegi

304 views

Published on

XIV_Jornadas Nacionales de Patología Dual. Madrid
Ponentes: Josefina Fernández Iglesias

Published in: Services
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

2012 La Cronicidad en los servicios de drogodependencias. Nuevos retos. Bizitegi

  1. 1. DE LA DROGODEPENDENCIA A LA PATOLOGÍA DUAL. LA CRONICIDAD EN LOS SERVICIOS DE DROGODEPENDENCIAS. NUEVOS RETOS Jornadas Patología Dual Madrid octubre 2012 Josefina Fernández , Estibaliz Cisneros
  2. 2. La Asociación Bizitegi inicia su actividad en 1980 en Otxarkoaga un barrio de Bilbao. La Asociación Bizitegi está formada por personas usuarias, socias, voluntarias y profesionales y busca la incorporación a la sociedad de las personas en situación grave de exclusión en Vizcaya a través de la intervención directa con estos colectivos y a través de acciones de sensibilización social, denuncia e incidencia política encaminadas a la transformación social y a la búsqueda de cambios estructurales. Qué es Bizitegi
  3. 3. Estructura organizativa Programas de Programas de intervención: Diversificado/sin hogar /drogodependencias.
  4. 4. Ofrece un itinerario de incorporación a personas que sufren exclusión social, fundamentalmente drogodependientes y/o con problemas de salud mental. Programa Drogodependencias
  5. 5. Perfil de la persona usuaria • Personas en situación de exclusión social. • Entre 18 y 65 años. • Cuya problemática principal es la drogodependencia pudiendo presentar problemas de salud mental. • En tratamiento médico – terapéutico en un centro homologado. • En cualquiera de estos momentos del proceso:  Fase precontemplativa  Fase contemplativa  Fase de preparación para la acción.  Fase de Acción  Fase de mantenimiento del cambio.
  6. 6. Actividades en los servicios de Bizitegi Las Actividades desarrolladas en los servicios de los programas de intervención de Bizitegi inciden de manera preferente en Ámbitos vitales de la persona (descritos en el “Instrumento Técnico Común para la Valoración y Diagnóstico de la Exclusión Social”, elaborado por el Gobierno Vasco). Los contenidos de dicho instrumento son la base del “Plan Individualizado General de Bizitegi”.
  7. 7. EVOLUCIÓN DEL PERFIL DE LAS PERSONAS USUARIAS DEL PROGRAMA DROGODEPENDENCIAS Nuestro objetivo en este trabajo es examinar algunos datos del perfil psicológico, de las personas que atendemos en nuestros servicios. Para tratar de contrastar las hipótesis que en el día a día íbamos planteando, ya que encontramos que junto al problema con las sustancias aparecían otros diagnósticos que incidían directamente en nuestra forma de intervención. Para ello tomamos los datos de las personas atendidas en el programa de drogodependencias durante 5 años (2006- 2010) y los analizamos detenidamente
  8. 8. Edad 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 2007 2008 2009 2010 6% 8% 6% 11% 69% 53% 41% 50% 26% 38% 53% 39% 0% 0% 0% 0% 18 – 29 anos 30 – 44 años 45 - 64 años 65 - más
  9. 9. Edad Considerando la edad como un dato básico que nos indica el momento vital de la persona, es interesante destacar que el gráfico anterior nos muestra cómo el porcentaje de personas atendidas en el programa se reparte entre la franja de edad de 30-45 y 45-64 años. Esta franja corresponde según Erickson a la etapa madura o adultez media. Momento en el que la persona comienza a tomar conciencia de la propia mortalidad, asumiendo las señales físicas y a través de las enfermedades crónicas Se ha dado un pequeño repunte en el último año y ha ascendido el número de jóvenes entre 18 y 29 años sin llegar a superar el 12% de las personas atendidas. Esto responde a grupos de menores no acompañados que una vez llegados a la mayoría de edad han solicitado nuestros servicios.
  10. 10. Años de consumo 1% 13% 11% 23% 24% 79% 62% 71% 67% 60% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% 2006 2007 2008 2009 2010 De 10 a 14 años Más de 15 años
  11. 11. Si hacemos un recorrido por el tiempo de consumo activo de las personas usuarias desde 2006, en todos los casos se encuentran los porcentajes más altos entre las personas que tienen más de 15 años de consumo. La segunda franja de años de consumo que más porcentajes acumula, es la que hace referencia a consumos de entre 10 y 14 años, subiendo de manera regular desde 2006 (que suponía un 1 %) hasta 2010 que supone un 24%. Este último dato lo relacionamos con el aumento de personas atendidas que tienen entre 18 y 29 años, En general, podemos decir que en todos los años se da el mismo fenómeno y es que, más del 80% de las personas usuarias llevan a sus espaldas más de 10 años de consumo. Los datos nos dicen que las personas atendidas tienen largos recorridos de consumo. Por lo que nos encontramos con personas que han empleado mucho tiempo y esfuerzo en conseguir la sustancia y vivir bajo sus efectos. Estamos abordando funcionamientos muy arraigados en el estilo de vida. Años de consumo
  12. 12. Tiempo sin consumo Tiempo sin consumo 0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40% 45% 50% 2006 2007 2008 2009 2010 47% 35% 37% 33% 50% 19% 24% 13% 12% 6% 11% 8% 12% 23% 17% 19% 29% 37% 33% 27% Ultimo mes De 1 a 3 meses De 3 a 12 meses Más de 12 meses
  13. 13. Teniendo como referencia del tiempo de abstinencia la fecha de entrada a los servicios o 1 de enero (para las personas que ya estaban en el programa), es destacable el hecho de que en todos los años lo porcentajes más altos se encuentran en los consumos de último mes. Lo que va en coherencia con el objetivo del programa de facilitar el inicio de tratamiento. También es destacable, que el segundo grupo mayoritario se encuentra en el tramo de personas con más de 12 meses de abstinencia, este dato va en relación con los datos de tiempo medio de estancia en el programa que veremos más adelante, y que nos muestran largos procesos dentro de los servicios de drogodependencias. Esto nos habla de personas que a pesar de tener una difícil incorporación socio-laboral, mantienen el objetivo de abstinencia como mejora en su calidad de vida. Tiempo sin consumo
  14. 14. Tiempo medio de estancia en el programa: 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 2007 2008 2009 2010 1% 2% 5% 7% 9% 5% 1% 3% 15% 23% 23% 24% 17% 20% 15% 14% 57% 22% 20% 19% 0% 20% 17% 23% 0% 8% 18% 12% 0% 0% 3% 0% De 1 a 15 días De 16 a 30 días De 1 a 3 meses De 4 a 6 meses De 6 meses a 1 año De 1 a 2 años De 2 a 5 años Más de 5 años
  15. 15. Como podemos observar en el gráfico , en torno a un 70% de las personas usuarias pasan más de 4 meses en nuestros servicios. Los porcentajes que hacen referencia a estancias largas en el programa han ido en aumento en los últimos años. De hecho, a partir de 2008, en torno a un 20% tenía estancias de 1 a 2 años, a la vez que empiezan a aparecer porcentajes de personas usuarias que llevan más de 2 años en nuestros servicios. ¿Empiezan a aparecer los drogodependientes crónicos? Nos atrevemos a plantear que sí, que dentro del mundo de las adicciones comienzan a aparecer un grupo de personas que acumulan más dificultades asociadas que reducen sus posibilidades de incorporación social a la antigua usanza: incorporación laboral, autonomía doméstica, nuevos ámbitos relacionales…. Estos datos de estancias largas coinciden con los datos que hacen referencia a las personas que mantienen más de un año de abstinencia. Es decir que la persona comienza a incorporar en su vida hábitos saludables pero no alcanza otros objetivos, esto implica una gran diferencia en los objetivos de trabajo tanto a nivel personal como de los servicios y el programa; un dilema que vamos abordando sin una definición clara y con muchos interrogantes. Tiempo medio de estancia en el programa:
  16. 16. 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 2006 2007 2008 2009 2010 40% 48% 58% 37% 38% 7% 18% 14% 13% 18% 21% 20% 13% 15% 22% 19% 8% 6% 14% 13%13% 7% 4% 13% 5% 0% 0% 5% 8% 4% Ninguno 1 2 3 4 Más de 4 Tratamientos anteriores
  17. 17. Analizando los intentos previos de las personas usuarias de realizar un proceso de cambio, es destacable que en torno a un 40% de las mismas es la primera vez que se plantean llevar a cabo un tratamiento. Estos porcentajes van relacionados con la presencia de personas con un gran nivel de exclusión social, que como hemos mencionado antes empezaron a aparecer derivados del Programa de Sin Hogar y que respondían, en muchos casos a personas con una larga trayectoria de consumo de alcohol. En contraste, vemos que un 60% cuenta con algún tratamiento anterior , siendo en torno a un 45 % los que los han intentado al menos 2 veces. Tratamientos anteriores:
  18. 18. Tipo de tratamiento. 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 2006 2007 2008 2009 2010 29% 20% 26% 14% 31% 25% 39% 36% 36% 51% C.T prof. O semiprof. Experiencia hospitalaria
  19. 19. Al analizar los tipos de tratamientos anteriores que más se daban entre la población atendida, quisimos comparar dos tipos de experiencias distintas con el objetivo de ver qué podían suponer para las personas usuarias y, por ende, para los profesionales que van a intervenir con ellas. Para ello, cogimos como referencia, los porcentajes que hacían referencia a experiencias hospitalarias y experiencias de Comunidad terapéutica, y los datos nos muestran cómo cada año aumenta el número de personas con experiencia hospitalaria previa. Llegando a un 51% en 2010. La tendencia desde 2007 es el incremento de las experiencias hospitalarias, por encima de tratamientos más autónomos como las comunidades terapéuticas. En este sentido, destaca el dato de que el 70% de las personas usuarias no han tenido relación con tratamientos en Comunidades Terapéuticas. Al contrario de los que supone un tratamiento en Comunidad Terapéutica donde el énfasis del mismo se encuentra en la propia persona y en la dimensión educativa; el hecho de recurrir al hospital para realizar una desintoxicación, implica dejar el tratamiento en manos de profesionales y de la medicación (siempre elementos ajenos) y convierte a la persona consumidora en un paciente, lo que hace que la posición de las mismas ante su proceso, se vuelva cada vez más pasiva. Tipo de tratamiento
  20. 20. 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 2006 2007 2008 2010 18% 27% 13% 27% 54% 32% 41% 55% 14% 3% 6% 15% agonistas Neurolépticos No tratamiento Tratamientos farmacológicos
  21. 21. El tratamiento farmacológico es algo con lo que convivimos cada vez con más naturalidad, sin embargo, encontramos todos los años algún grupo de personas que se ha mantenido sin tratamiento. Este dato lo entendemos relacionado con los porcentajes de personas procedentes de una larga trayectoria de exclusión social con gran resistencia a tratamiento, y consumidoras casi en todos los casos, de alcohol. Los agonistas tienen una presencia de vaivén en el programa, sin embargo, los fármacos que mantienen su presencia in crescendo son los neurolépticos, en muchos casos usados como controladores de impulsos. Tratamiento farmacológico
  22. 22. Porcentaje de personas con enfermedad mental severa 0% 5% 10% 15% 20% 25% 2006 2007 2008 2009 2010 8% 13% 14% 23% 22%
  23. 23. Enfermedad mental severa: Como vemos en el gráfico, el número de personas con enfermedad mental severa atendidas en el programa ha ido aumentando progresivamente. Siendo la esquizofrenia la enfermedad mental severa más frecuente. Enfermedad mental severa
  24. 24. Sustancias y enfermedad mental 0% 2% 4% 6% 8% 10% 12% 14% 16% 18% 20% 2006 2007 2008 2009 2010 1% 6% 4% 6% 4%4% 7% 7% 13% 8% 0% 0% 2% 3% 10% Alcohol + enf.mental Severa Drogodependencia+ enf. Mental severa Drogodependencia+ alcohol + enf. Mental severa
  25. 25. Entre las distintas combinaciones, enfermedad mental mas alcohol, en enfermedad mental mas drogas enfermedad mental mas alcohol mas drogas Dentro de estas combinaciones, el que más ha crecido es el que hace referencia a enfermedad mental, con problemas de alcohol y otras drogas. Estos datos nos indican, que la evolución de las características de consumo de las personas con enfermedad mental, no es distinta a la del resto; en todos los casos se han ido incrementando las dificultades y las sustancias.
  26. 26. 0% 2% 4% 6% 8% 10% 12% 14% 16% 18% 20% 2006 2007 2008 2009 2010 7% 16% 15% 13% 19% Trastornos de la personalidad
  27. 27. En la observación directa percibíamos que las personas con trastorno de la personalidad han sido habituales en el programa, la diferencia la encontramos en el incremento que se ha dado en los diagnósticos, lo que supone empezar a poner nombre a las dificultades de las personas que atendemos. Observamos un salto cuantitativo desde el año 2006 (que suponía un 7%), al 2007 que sube al 16%. Trastornos de la personalidad
  28. 28. En nuestros servicios de apoyo a tratamiento de drogodependencia estamos dando respuesta a personas con patología dual. Se ha triplicado el número de personas con enfermedad mental severa y el número de personas con diagnósticos de trastorno de la personalidad. atendidas por el programa. Conclusión:
  29. 29. Experiencias hospitalarias: Nos encontramos cada año, con mayor porcentaje de ingresos hospitalarios, lo que supone una actitud pasiva de las personas usuarias a la hora de situarse en su tratamiento. Esto nos ha llevado a: Un seguimiento mas exhaustivo de la citas con su psiquiatra Ha familiarizarnos con tomas de medicación y con la importancia de los neurolépticos en la estabilidad psíquica de nuestros usuarios. Sesiones de conocimiento de la medicación Conclusión:
  30. 30. Cambios en la forma de intervención Ha llevado a trabajar mucho mas la fase de vinculación con la persona dentro de la motivación al cambio. Aceptando a personas que se sitúan en la fase contemplativa y favoreciendo un ambiente que le facilite tomar la decisión de dejar de consumir. Las estancias largas coinciden las personas que mantienen más de un año de abstinencia. Es decir que la persona comienza a incorporar en su vida hábitos saludables pero no alcanza otros objetivos, esto implica una gran diferencia en los objetivos de trabajo tanto a nivel personal como de los servicios y el programa; un dilema que vamos abordando con muchos interrogantes.
  31. 31. La implantación de nuevas actividades concretas como desarrollo cognitivo. ……..
  32. 32. GRACIAS POR VUESTRA ATENCION

×