Las gárgolas del hotel “Muñiz”<br />A principios del siglo XX, se comenzó a ampliar la Catedral Nuestra Señora de la Merce...
Historias en Bahía Blanca
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Historias en Bahía Blanca

1,140 views
986 views

Published on

Published in: Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,140
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Historias en Bahía Blanca

  1. 1. Las gárgolas del hotel “Muñiz”<br />A principios del siglo XX, se comenzó a ampliar la Catedral Nuestra Señora de la Merced, por lo tanto se decide traer cuatro gárgolas desde Italia.<br />La Catedral ya estaba en su etapa final de construcción. El cura y un monaguillo ya vivían allí.<br />47491652347595129540141605Llegan las gárgolas, los obreros las bajan y colocan en un carro. Llegan hasta la Catedral, y las bajan con cuidado para evitar daños. Misteriosamente, la última no se pudo mover. Intentaron varias maneras, pero no la pudieron sacar de allí. Era muy raro, pues ésta medía y pesaba lo mismo que las demás, que habían podido bajar sin problemas. Los obreros pensaron que era porque estaban cansados y ya no tenían fuerzas para moverla, dejaron el trabajo para el día siguiente.<br />Llegada la noche, el cura y su monaguillo se fueron a dormir. Como era costumbre, debían despertarse por turnos para tocar las campanas. El cura se levantó, tocó las campanas, y se volvió a dormir, pero luego de media hora, sonaron otra vez. El cura vio que su compañero seguía durmiendo a su lado, por lo tanto era raro. Pensó que había sido el viento y siguió durmiendo.<br />Luego de diez minutos, las campanas volvieron a sonar. El monaguillo seguía durmiendo, por lo que él no las había tocado. Extrañado, subió al campanario principal para ver que ocurría. Escuchó un batir de alas y vio una figura similar a un pájaro, pero más grande, que se alejaba. <br />El cura bajó y persiguió a la extraña figura. Corrió y corrió, sin mirar atrás, y de repente se detuvo.<br />Al día siguiente, luego de una larga búsqueda, el cuerpo sin vida del cura fue encontrado entre unos pastizales. Nunca se supo el motivo de su muerte. <br />Pasado un mes del hecho, se terminó de construir la Catedral, y por diferentes razones, se decidió que las gárgolas no eran aptas para ese edificio. Casualmente, en la misma época se estaba construyendo el Hotel Muñiz, por lo que se colocaron allí. <br />Hoy en día se pueden apreciar las gárgolas, pero la habitación donde está la que nunca se pudo descargar, permanece cerrada al público...<br />

×