Your SlideShare is downloading. ×
TRAUMATISMOS DEL APARTATO LOCOMOTOR II. MÚSCULOS

1-EL SISTEMA MUSCULAR

2-GENERALIDADES SOBRE LOS PRIMEROS AUXILIOS

3-LE...
1-EL SISTEMA MUSCULAR
El sistema muscular es el encargado de la mecánica del movimiento, valiéndose
para ello de reaccione...
todo el músculo. Las tres vainas citadas componen el tejido elástico en paralelo del
músculo.
Los músculos se fijan por su...
-Asegurar su traslado a un centro sanitario en condiciones adecuadas (preferentemente
en ambulancia).
La sintomatología qu...
Calambre muscular
Este tipo de molestia, suele aparecer al comienzo de la actividad debido a un
calentamiento inadecuado o...
- Calor local: suele ser muy útil al conseguir un efecto relajante y analgésico.
-El uso de pomadas que contengan metil-sa...
Primeros auxilios/tratamiento
Esquema RHCE: Reposo, Hielo, Compresión, Elevación
La terapia de la distensión muscular comi...
Rotura fibrilar y/o desgarro muscular
Existe cierta controversia a la hora de diferenciar entre la rotura fibrilar y el
de...
Otros síntomas frecuentes de la rotura fibrilar son los dolores por estiramiento,
presión, resistencia y tensión. Las rotu...
Reposo: si se siente dolor mientras se practica deporte, se debe hacer una pausa de
inmediato. Es la única forma de preven...
gracias a los ejercicios se conserva la fuerza de los músculos no lesionados. Importante:
los ejercicios de gimnasia terap...
• Tendinitis del hombro.
• Tendinitis del codo.
• Tendinitis de la mano y muñeca.
De la cintura hacia abajo, es habitual l...
utilizando una férula o un dispositivo ortopédico removible. La aplicación de calor o frío en
el área afectada también ali...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Lesiones musculares

666

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
666
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
23
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Lesiones musculares"

  1. 1. TRAUMATISMOS DEL APARTATO LOCOMOTOR II. MÚSCULOS 1-EL SISTEMA MUSCULAR 2-GENERALIDADES SOBRE LOS PRIMEROS AUXILIOS 3-LESIONES MUSCULARES -Contusión muscular -Calambre muscular -Contractura muscular -Distensión muscular -Rotura fibrilar/desgarro muscular -Tendinitis
  2. 2. 1-EL SISTEMA MUSCULAR El sistema muscular es el encargado de la mecánica del movimiento, valiéndose para ello de reacciones químicas que transforman la energía en trabajo mecánico. La miología es la ciencia encargada del estudio de los músculos, éstos son formaciones anatómicas que permiten el movimiento de las piezas óseas y que constituyen, por lo tanto, la unidad funcional del aparato locomotor. Tejidos musculares La masa muscular representa aproximadamente un 35-50% del peso corporal en los hombres y un 35-40% en las mujeres. Existen tres tipos de tejido muscular que se diferencian por su estructura y función: -El músculo esquelético es el responsable del movimiento del esqueleto y de órganos como la lengua y el globo ocular. Se denomina también voluntario porque se puede controlar por la voluntad. Por su aspecto, células alargadas y estriaciones transversales se le denomina también músculo estriado. -El músculo visceral forma el componente muscular de diversas estructuras viscerales, tales como los vasos sanguíneos, el aparato gastrointestinal, etc. Por estar bajo el control autónomo y hormonal se le denomina musculatura involuntaria. Por su aspecto, células fusiformes y sin estriaciones transversales, se le conoce como músculo liso. -El músculo cardiaco posee muchos caracteres estructurales y funcionales que se sitúan a caballo entre los del músculo esquelético (células alargadas y ramificadas con estriaciones) y los músculos viscerales (contracción involuntaria). Es el encargado de realizar la contractilidad rítmica y continua del corazón. Organización del músculo esquelético El tejido muscular está compuesto por un conjunto de células o fibras musculares con capacidad contráctil agrupadas en largas bandas denominadas fascículos con un delgadísimo tejido conectivo denominado endomisio que ocupa los espacios entre las fibras musculares individualizadas. Los fascículos están rodeados por un tejido conectivo denominado perimisio. La mayoría de los músculos están formados por muchos fascículos y la totalidad de la masa muscular está envuelta por una vaina externa de tejido conectivo denominada epimisio que mantiene la cohesión del músculo y evita rozamientos. Los vasos sanguíneos grandes y los nervios entran por el epimisio dividiéndose y ramificándose por
  3. 3. todo el músculo. Las tres vainas citadas componen el tejido elástico en paralelo del músculo. Los músculos se fijan por sus extremos a superficies llamadas puntos de inserción (casi todos ellos se sitúan sobre el esqueleto, pero existen algunos que se insertan sobre la piel, mucosas o un órgano blando). Es muy raro que un músculo se inserte directamente, por lo general lo hace por medio de un tendón. Estos tienen una estructura fibrosa y prolongan el músculo hasta su punto de inserción, la forma es muy variada (largos, cortos, cilíndricos, etc.) y el color es siempre blanquecino, son muy resistentes y prácticamente inextensibles. En relación a la inervación de los músculos, decir que cada fibra muscular está en contacto con una fibra nerviosa a través de la placa motora que se interpone entre ambas. La placa motora es por lo tanto el lugar donde la motoneurona (neurona motora) transmite el impulso a la fibra muscular. 2-GENERALIDADES SOBRE LOS PRIMEROS AUXILIOS Prestar los primeros auxilios consiste en prestar unos cuidados a un accidentado o enfermo repentino en el lugar de los hechos y hasta la llegada del personal especializado que complete la asistencia. De estos primeros cuidados depende en muchos casos la evolución posterior del accidentado. Los objetivos de los primeros auxilios se pueden resumir en: -Asegurar el mantenimiento de la vida (control de las funciones vitales). -No agravar el estado general de la víctima, o las lesiones que puedan presentar.
  4. 4. -Asegurar su traslado a un centro sanitario en condiciones adecuadas (preferentemente en ambulancia). La sintomatología que predomina en las lesiones óseo-articulares es la inflamatoria. Los signos de la inflamación son el calor, enrojecimiento, hinchazón, dolor y limitación del movimiento. A estos signos flogóticos se les añaden otros según el tipo de lesión como la inestabilidad, la hemorragia, deformación o crepitación. 3-LESIONES MUSCULARES En la práctica de cualquier actividad física y especialmente en el deporte son muy frecuentes las lesiones musculares. Cuando existe una lesión puede afectar a las fibras musculares y/o también a los tendones (o a su inserción con el hueso). Las causas más frecuentes incluyen mala técnica deportiva y desconocimiento de la misma, deshidratación, sobreesfuerzo excesivo, desequilibrio muscular. Sobre todo son más frecuentes en los miembros inferiores. Existen diversos tipos de lesiones musculares que se pueden esquematizar en: Contusión muscular Una contusión muscular es una lesión muscular de causa extrínseca que se produce como consecuencia de un impacto directo sobre el músculo y éste se ve sometido a una fuerza de compresión contra el hueso subyacente. La gravedad dependerá de la intensidad del impacto y de si el músculo estaba en contracción previa. Síntomas Generalmente es una lesión leve y de recuperación rápida que se manifiesta por dolor y en ocasiones con la aparición de un hematoma leve. Primeros Auxilios/tratamiento -Dejar en reposo la zona afectada -Elevación del miembro afectado. -Si aparece inflamación aplicar hielo (nunca directamente sobre la piel, 10-15 minutos cada 2 horas las primeras 48 horas después de la lesión).
  5. 5. Calambre muscular Este tipo de molestia, suele aparecer al comienzo de la actividad debido a un calentamiento inadecuado o deficiente, o al final por efecto de la fatiga y la deshidratación. Esta dolencia siempre está asociada a un sobreesfuerzo, acompañado de un desequilibrio electrolítico en el músculo. Síntomas Es una contracción muscular involuntaria, intensa y, dolorosa que afecta a varios grupos de fibras musculares. Su duración no suele ser muy prolongada, siendo muy frecuente la afección en la zona de la pantorrilla. Primeros auxilios/tratamiento Es primordial cesar en la actividad de inmediato y, realizar estiramientos pasivos en la zona lesionada. Posteriormente, se debe mantener el músculo en posición de elongación hasta que la vuelta a la situación normal del mismo no desencadene nuevos calambres. En la mayor parte de los casos, el reposo posterior de la zona consigue recuperarla totalmente no obstante, es conveniente la aplicación de un ligero masaje, aplicando alguna pomada antiinflamatoria. Contractura muscular Una contractura muscular es, tal y como su nombre indica, una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras que aparece al realizar un esfuerzo. Suele aparecer cuando dicho músculo realiza una actividad inapropiada en intensidad o en duración. Síntomas -Dolor de la zona/múculo afectada. -Hinchazón. -Limitación funcional del músculo. Primero auxilios/tratamiento -Cese de la actividad de forma inmediata.
  6. 6. - Calor local: suele ser muy útil al conseguir un efecto relajante y analgésico. -El uso de pomadas que contengan metil-salicilato (reflex gel o radio salil), suelen ser muy efectivas. - Masajes. El masaje provocará un aumento del flujo sanguíneo que mejora la recuperación de tejidos y limpieza de metabolitos además de propiciar una relajación del músculo, reduciendo la tensión y por tanto el dolor. - Los estiramientos y la actividad ligera en el agua son aconsejables tras la fase aguda de la contracción. Distensión muscular Se manifiesta como un estiramiento superlativo del músculo sin llegar a la rotura, pero provocando un cuadro inflamatorio que desemboca en una sensación de dolor. En principio todas las distensiones evolucionan de la misma forma: el músculo se estira en exceso, lo que hace que se contraiga rápidamente y con fuerza como reflejo de protección. Hay factores concomitantes que aumentan el riesgo de distensión muscular: entre ellos se cuenta realizar ejercicio con una musculatura que no se ha calentado lo suficiente o con un músculo fatigado debido a la carga permanente y/o excesiva. Las bajas temperaturas ambientales también figuran entre los factores que favorecen la aparición de una distensión muscular. Síntomas -Dolor (se puede intensificar de forma espasmódica) y limitación funcional del músculo afectado. -Pueden producirse calambres musculares, endurecimiento del músculo. -Hinchazón. Los dolores que se producen en relación con una distensión muscular tienen su origen en una reacción inflamatoria local desencadenada por la distensión. -Al contrario que ocurre con otras lesiones musculares, como por ejemplo la rotura fibrilar, en el caso de la distensión muscular no se producen hemorragias en la zona del músculo afectado, ya que no existen daños ni desgarros en las fibras musculares.
  7. 7. Primeros auxilios/tratamiento Esquema RHCE: Reposo, Hielo, Compresión, Elevación La terapia de la distensión muscular comienza con un rápido tratamiento primario que sigue el esquema denominado RHCE: Reposo, Hielo, Compresión, Elevación. Si se sospecha que existe una distensión, se debe cesar de inmediato cualquier actividad deportiva. El músculo lesionado o la extremidad afectada debe ponerse en alto. El frío, usado de forma adecuada, reduce los dolores, que aparecen a consecuencia de la distensión muscular y disminuye la inflamación. Si es posible, para el tratamiento de una distensión se recomienda aplicar un vendaje compresivo y combinarlo con el frío. Si la bolsa de hielo se aplica sobre el vendaje compresivo, se evita el contacto directo entre la piel y el hielo y, por lo tanto, las posibles lesiones locales generadas por el hielo, como las quemaduras por congelación. Otra alternativa para tratar la distensión muscular es enfriar la lesión con una compresa empapada en agua helada sobre la que se aplica una bolsa de plástico con hielo picado que se fija con un vendaje compresivo adicional. Se debe procurar no apretar demasiado el vendaje compresivo. Los dolores debidos al vendaje compresivo, la aparición de trastornos circulatorios y sensoriales y la limitación de la movilidad indican que el vendaje compresivo está demasiado apretado.
  8. 8. Rotura fibrilar y/o desgarro muscular Existe cierta controversia a la hora de diferenciar entre la rotura fibrilar y el desgarro muscular. Los médicos distinguen distintos niveles de gravedad de las lesiones musculares, si bien la clasificación es algo arbitraria. La rotura fibrilar es una de las formas moderadamente graves, los niveles inmediatamente siguientes serían el desgarro fascicular y el desgarro muscular. La transición de uno a otro es difusa. Ejemplos de lesiones más leves son las agujetas, la distensión muscular y la contusión muscular ya explicadas anteriormente. Si una lesión afecta a una o pocas fibras musculares se habla de rotura fibrilar mientras que si afecta a un mayor número de fibras (a todas las fibras de un fascículo) se podría hablar de desgarro fascicular y si afecta a la totalidad del músculo se habla de desgarro muscular. Síntomas Los síntomas típicos de una rotura fibrilar son dolores de comienzo repentino, la mayoría de las veces muy intenso, que los afectados describen como punzantes. Además, la parte del cuerpo lesionada tiene limitada la movilidad. El deportista nota que el músculo pierde fuerza. Cuanto más grave es la lesión, es decir, cuantas más fibras se han desgarrado, más acusados son los síntomas.
  9. 9. Otros síntomas frecuentes de la rotura fibrilar son los dolores por estiramiento, presión, resistencia y tensión. Las roturas de una o varias fibras musculares ocasionan estas molestias. Dado que los vasos sanguíneos también pueden lesionarse, en ese caso la sangre vertida desde los vasos se acumulará en la zona del músculo y aparecerá un hematoma. Al principio el hematoma apenas se aprecia externamente. En las lesiones graves, como el desgarro de un fascículo muscular o la rotura completa de un músculo, el hematoma puede ser visible de forma más rápida y clara, ya que la envoltura de tejido conjuntivo del músculo también se desgarra y por lo tanto la sangre llega al tejido circundante con mayor facilidad y rapidez. Si la rotura es total se puede ver la depresión de la zona afectada provocado por la rotura y retracción del vientre muscular. Primeros auxilios/tratamiento Todo tipo de actividad deportiva se debe suspender de inmediato y se ha de actuar con rapidez. Unos primeros auxilios adecuados (todavía in situ) juegan un papel crucial y pueden reducir notablemente el proceso de curación, que puede durar, en ocasiones, hasta semanas. El tratamiento rápido debe impedir que se vierta mucha sangre desde los vasos sanguíneos hacia la musculatura, ya que un hematoma en la musculatura evoluciona finalmente con una cicatrización que perjudica el proceso de curación. El ideal sería tratar la rotura fibrilar directamente después de la aparición de los dolores siguiendo el esquema RHCE. Las letras individuales de "RHCE" son las letras iniciales de las cuatro primeras medidas más importantes del tratamiento: • Reposo • Hielo • Compresión • Elevación Además de para el tratamiento de la rotura fibrilar, este procedimiento según el protocolo RHCE también se puede aplicar a muchas otras lesiones deportivas, como ya comentamos para la distensión muscular.
  10. 10. Reposo: si se siente dolor mientras se practica deporte, se debe hacer una pausa de inmediato. Es la única forma de prevenir daños posteriores. La pierna afectada (o el brazo) debe colocarse en posición de reposo. Hielo: en la rotura fibrilar se desgarran fibras musculares y vasos sanguíneos. El tratamiento con frío impide que aparezca un gran hematoma, ya que el frío provoca la contracción de los vasos sanguíneos y, por lo tanto, se verterá menos sangre a los tejidos circundantes. Así pues, el lugar afectado se debe enfriar inmediatamente después del accidente. Además, el frío minimiza el dolor y contrarresta la acumulación de líquido en el tejido (formación de edemas), por lo que también hace que el tejido se inflame menos. Son apropiadas las bolsas de frío o una bolsa con hielo picado. Tenga en cuenta que el hielo no debe estar directamente sobre la piel, ya que esto podría dar lugar a una quemadura por congelación. Por lo tanto, se recomienda colocar en medio un pañuelo o similar o al menos una “tira” de venda alrededor del muslo o la pantorrilla y depositar el hielo encima. El vendaje con hielo se debe retirar al cabo de unos 20 minutos, después se debe colocar un vendaje compresivo con un gel enfriador. Comprensión: al igual que el frío, el objetivo de la presión externa sobre el punto lesionado es impedir una mayor afluencia de sangre. Los vendajes compresivos elásticos de superficie amplia son adecuados para ello. Además, un vendaje compresivo de este tipo con vendas elásticas estabiliza y protege el músculo afectado por la rotura fibrilar. El vendaje nunca debe quedar demasiado ajustado o apretado, ya que de lo contrario puede aprisionar y dañar los vasos sanguíneos y los nervios. Elevación: al elevar la pierna o el brazo dañado, fluye menos sangre hacia el músculo lesionado a través de las arterias. Por otro lado, esta posición hace que la sangre circule mejor por las venas. Por consiguiente, la elevación contrarresta la inflamación, la afluencia y el estancamiento de la sangre. El tratamiento de la rotura fibrilar también incluye medicamentos que actúan contra los dolores y además combaten la reacción inflamatoria, siempre bajo prescripción médica. El ibuprofeno y diclofenaco, son principios activos de los que se usan más frecuentemente. Si la rotura fibrilar afecta a la pantorrilla o el muslo, se recomienda no cargar del todo la pierna afectada durante algunos días. Las muletas son una ayuda adecuada. En el transcurso posterior del tratamiento son de ayuda los drenajes linfáticos, las aplicaciones de frío y los ejercicios que reducen la tensión muscular. Al mismo tiempo,
  11. 11. gracias a los ejercicios se conserva la fuerza de los músculos no lesionados. Importante: los ejercicios de gimnasia terapéutica no deben provocar dolor. De lo contrario se debe interrumpir el entrenamiento o reducir el esfuerzo. La posición de reposo de la musculatura y los vendajes funcionales deben aproximar las fibras musculares desgarradas hasta que vuelvan a unirse por sí solas. En el trascurso posterior también pueden ser útiles las medidas propias de la terapia física, como el tratamiento de la rotura fibrilar con corriente estimulante. En el deporte profesional, una asistencia médica completa e intensiva suele reducir notablemente el tiempo de curación, el deportista puede volver a competir relativamente pronto. Conseguir tener este tipo de evolución es prácticamente inalcanzable para los aficionados y no debe servirles de referencia. A nivel aficionado es igualmente importante que los deportistas no resten importancia a su rotura fibrilar y vuelvan a entrenar demasiado pronto. En lugar de ello, deben dar tiempo a su cuerpo para que la lesión se cure por completo. Los periodos sin practicar deporte recomendados por el médico forman parte del tratamiento de la rotura fibrilar y los afectados deben seguir su consejo. La prisa o la excesiva ambición comportan el riesgo de que se produzcan otras lesiones musculares. Tendinitis La tendinitis es la inflamación (con irritación e hinchazón) del tendón, que es la estructura que une el músculo con el hueso. La tendinitis es una enfermedad crónica y recidivante (que reincide en un paciente). Esto provoca la degeneración del tendón, por ello actualmente el término tendinitis se está reemplazando por tendinopatías. Generalmente ocurre en adultos jóvenes por un esfuerzo repetitivo o sobrecarga de una zona del cuerpo. Esto provoca que algunos músculos trabajen más que otros, debilitando la zona de los tendones. Por este motivo, las tendinitis se consideran como enfermedades por sobrecarga, y son especialmente frecuentes dentro de la patología laboral y deportiva. En adultos mayores la tendinitis ocurre debido al envejecimiento de los tejidos, y en estos casos puede haber degeneración del tendón. Puede verse afectado cualquier tendón, aunque la tendinitis se observa con mayor frecuencia en la parte superior del cuerpo:
  12. 12. • Tendinitis del hombro. • Tendinitis del codo. • Tendinitis de la mano y muñeca. De la cintura hacia abajo, es habitual la tendinitis del talón o tendinitis aquílea. Síntomas El elemento común en todos los casos de tendinitis es el dolor localizado en la zona del tendón, aunque el dolor también se puede irradiar a otras zonas. El dolor comienza suave, sin afectar el movimiento de los músculos de la zona. A medida que pasan los días, este dolor se incrementa paulatinamente, irradiándose a otras zonas, e inmovilizando parcialmente el movimiento muscular, debido a que cualquier leve movimiento provoca tanto dolor que se pierde fuerza. El dolor empeora por la noche. La piel que cubre la zona del tendón se puede sentir caliente y enrojecida. Primeros auxilios/tratamiento El objetivo del tratamiento de la tendinitis es principalmente aliviar el dolor y, al mismo tiempo, reducir la inflamación. Se utilizan antiinflamatorios no esteroideos (ácido acetilsalicílico, ibuprofeno, aceclofenaco, diclofenaco, entre otros), tanto por vía oral como tópica; en el último caso en forma de crema o gel para frotar sobre la superficie lesionada. También se debe intentar reducir al máximo la movilidad de la zona afectada,
  13. 13. utilizando una férula o un dispositivo ortopédico removible. La aplicación de calor o frío en el área afectada también alivia el dolor. Una vez que pase el dolor, es necesario que el paciente realice fisioterapia de estiramiento y fortalecimiento del músculo y el tendón, para mejorar la cicatrización y prevenir lesiones futuras.

×