EL MECANISMO DE ASCENSO AL INTERIOR DEL                   EJÉRCITO DE CHILE DURANTE 1823 – 1830:    LAS REDES DE CONTACTO ...
plantear la hipótesis de que las redes de contacto eran las que determinaban el éxito ofracaso de las carreras militares.S...
por mérito ni por antigüedad, sino que debió haber sido algo más, la capacidad quetuvieron de enlazarse en mayor o menor m...
fuerzas chilenas; Historia Social del Ejército de Chile7, entrega datos importantes de lasfamilias de los oficiales chilen...
institución funcionaba en parte como una del Antiguo Régimen, y se analiza el mecanismode ascenso que existió durante el p...
Después de 1826 el Ejército de Chile comenzó a retomar la estructura que poseía antes dela Independencia, un Ejército de l...
Teniente Segundo; Subteniente; Alférez; Sargento Primero; Sargento Segundo; Cadete(aspirante a oficial, por lo que estaba ...
encargado de seleccionar y el Ministro de Guerra estampaba su firma junto a la del Jefedel Ejecutivo.Lo que cambió respect...
La edad de ingreso a las filas                                                    Procedencia de los chilenosen promedio f...
El generalato fue alcanzado solamente por el 6%, los oficiales jefes fueron el 24%, losoficiales medio el 60%, y el 10% re...
cualidades militares de Enrique Campino y menos de su valentía,24 sino que se pone en eltapete la anomalía de esos tiempos...
para explicar como no fue separado del ejército pese a su continua participación enmotines durante el período de la admini...
Desde su arribo a Chile hasta la Batalla de Rancagua solamente se encontró en el Combatede Cancha Rayada. Este hecho es un...
que no pudo haber ocurrido sí Francisco de la Lastra no hubiera sido miembro de la elitesantiaguina dirigente.31Este “sold...
Borbones, que comenzaron una política de exclusión sistemática contra los colonos de loscargos importantes de la administr...
españoles enemigos del régimen, ya que estos últimos constituían el enemigo, procesoque se vio acelerado después del bulla...
Se puede detectar un desplazamiento del eje familiar al eje ideológico, con el surgimientode la red de O’Higgins. La famil...
durante el período de estudio también sería una época de calma y reconciliación para losmilitares chilenos, además que fre...
contacto, quienes prefirieron privilegiar a los “suyos” y en algunos casos como Portalescastigar a quienes no eran sus par...
ANEXOS                                     Anexo N° 1El Director Supremo de la República de Chile=Atendiendo a los méritos...
Anexo N° 2Este es un listado con los nombres de los militares que sirvieron durante este período enel Ejército de Chile y ...
   Araneda, Juan de la Cruz HJS II/86        Ruiz, Juan de Dios HJS V/82      Araya, Juan HJS II/94      Aresti, Juan ...
   Morla, Francisco HJS VI/9                Alvarado, Manuel, HJS VII/13      Mondaca, Silvestre HJS VI/154            ...
Tomo IX                                       de la Cruz Goyeneche, Luis, HJS                                            ...
 Bastón, Pedro Pablo HJS XIV/78           López, José Antonio HJS XVI/78   Beltrán, Vicente HJS XIV/43              Lo...
 Pérez García, José Santiago HJS            Meneses, José Domingo HJS     XVIII/13                                    XI...
 Castañeda, Juan de Dios HJS               Gaspar, Juan Manuel HJS     XXI/119                                    XXVII/...
 Sotomayor, Francisco HJS XXX/41           Sayago, Manuel Vicente HJS    Sotomayor, Vicente HJS XXX/42              XXX...
Tomo XLI                                  Tomo LIII    Anguita, Pedro, HJS XLI/1                Jarpa, Juan Manuel, HJS ...
Anexo N° 3                        LISTADO DE ANTIGUEDADES 1820Brigadier.Coronel efectivo.Coronel graduado.    Borgoño Núñ...
Teniente 2º graduado.    Bascuñan, José Joaquín                             16/02/1820Teniente.    Bustamante, Pedro    ...
Teniente Coronel graduado.    Acosta, Ambrosio                    19/12/1818Sargento Mayor efectivo.Sargento Mayor gradua...
LISTADO DE ANTIGUEDADES 1822Brigadier.Coronel efectivo.    Borgoño Núñez, José Manuel                        01/08/1820Co...
Cadete.      Barril, Gregorio                                                    01/10/1821Sargento 1º.      Cabrera, Jo...
 Arteaga Cuevas, Justo                                             28/06/1823      Bascuñan, Francisco A.               ...
LISTADO DE ANTIGUEDADES 1824Brigadier.Coronel efectivo.    Borgoño Núñez, José Manuel                         01/08/1820 ...
El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823
El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823
El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823
El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823
El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823
El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823
El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823

1,912 views
1,779 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,912
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
16
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El mecanismo de ascenso al interior del ejército de chile durante 1823

  1. 1. EL MECANISMO DE ASCENSO AL INTERIOR DEL EJÉRCITO DE CHILE DURANTE 1823 – 1830: LAS REDES DE CONTACTO COMO FORMA DE LOGRAR EL ÉXITO EN LA CARRERA MILITAR POR CLAUDIO VIVANCO CIFUENTES* RESUMENEn las páginas del siguiente artículo se intentará demostrar que para ascender al interiordel Ejército de Chile durante el período de 1823 a 1830, no valían ni los méritos ni laantigüedad en los empleos, debido a que no existía una ley sobre el ascenso militar. Paralograr el objetivo planteado, se analizó cuantitativamente a 140 oficiales y sargentosprimeros que sirvieron durante este período en las filas chilenas y cualitativamente a 3oficiales, demostrando que ni los méritos ni la antigüedad en los empleos determinaban eléxito o el fracaso de las carreras militares.IntroducciónLa investigación que se propone realizar es el estudio sistemático de las carreras militaresde aquellos oficiales que combatieron durante el período de Chile, que va desde 1823hasta 1830, el cual ha recibido comúnmente diversas denominaciones, tales como períodoanárquico, período de los ensayos constitucionales o lucha por la organización del Estado;para designar a un lapso de tiempo que va desde la abdicación del Director Supremo donBernardo O’Higgins hasta la batalla de Lircay librada el 17 de abril de 1830 en que triunfódefinitivamente el régimen conservador.1 Para así poder comprobar que lo importantepara el ascenso al interior del Ejército de Chile no fueron ni los méritos ni la antigüedad y* El señor Claudio Vivanco Cifuentes se adjudicó con el presente artículo el IIº Lugar del ConcursoUniversitario de Historia Militar del año 2008, organizado por la Academia de Historia Militar.1 Se escogieron para esta investigación sólo a los oficiales y sargentos primeros debido a que poseen Hojasde Servicios, desde sargentos segundos hasta soldados al carecer de esta información resultó en extremodifícil poder seguir su pista mediante el análisis de las Hojas de Filiación. Problema al cual debe añadirse quelamentablemente se han perdido para siempre casi todas estas fuentes de información. Si bien se les pudohaber rastreado mediante el análisis de las Revistas de Comisario que existen en el Archivo Histórico delEjército, se decidió no realizarlo por dos motivos; no estaban las listas de revistas de todas las unidades queexistieron durante el período y usualmente mediante su estudio no se podían conocer las acciones de guerrani premios que tenían los militares. Este último punto resultó ser el más decisivo, ya que el análisis de lacantidad de acciones de guerra y premios, es una parte del Capítulo 2 “Análisis de los Oficiales Estudiados.”
  2. 2. plantear la hipótesis de que las redes de contacto eran las que determinaban el éxito ofracaso de las carreras militares.Si bien lo ideal hubiera sido investigar a todos los hombres que pelearon y sirvieron alEstado de Chile, desangrándose ya sea en el Perú, en la Frontera contra los indígenas ybandidos o en las dos campañas contra Chiloé, esto resulta imposible básicamente portres motivos: la carencia de Hojas de Servicios de todos los oficiales y sargentos primeros,el que no existan expedientes de montepíos para todos ellos, y la cantidad de tiempo quehubiera demandado el revisar la información de todos ellos. Por estas causas, sólo seestudiaron a 140 servidores del Ejército de Chile de los que se encontró la informaciónmínima, para poder analizar sus datos y compararlos con los demás. 2Discusión BibliográficaPor lo general, ha existido básicamente una sola manera de estudiar a los oficiales quecombatieron por libertar al país, ésta es la investigación biográfica del personaje encuestión, que usualmente exaltan las virtudes y en especial el heroísmo de estos hombres,pero que normalmente no explican como hicieron su carrera.Si bien este tipo de estudios monográficos eran necesarios durante el s. XIX para podercrear el Panteón de héroes patrios, prosiguió durante todo el s.XX hasta la actualidad. Losproblemas con estos estudios, es que no han sido sistematizados, solamente se hancentrado en las figuras emblemáticas de este período, tales como Bernardo O’Higgins,José Miguel Carrera, José de San Martín, Manuel Rodríguez y una decena más dehombres.3El Ejército y la Armada de Chile, pese a que poseen departamentos de historia y un equipode investigadores, han mantenido la tónica de estos estudios biográficos. También lo hahecho la Academia de Historia Militar, lo que se puede corroborar al revisar su revistaAnuario. Órgano de difusión de la Academia de Historia Militar. Pero pese a todo, hicieronhistorias generales de sus respectivas instituciones que sirven de guía al introducirse encualquier tipo de estudio castrense.También los historiadores civiles mantienen la línea investigativa que el Ejército y laArmada en general, aunque existen algunos intentos de estudiar a los oficiales como unconjunto, como el de Sergio Vergara Quiroz que se analizará con más detalle en laspáginas siguientes.En resumen, se puede afirmar que no existen en la actualidad investigaciones queplanteen la idea de que las redes de contacto fueron el medio principal de ascenso alinterior del Ejército de Chile. Este vacío en la historiografía militar chilena, es el quepretende llenar la presente investigación, al demostrar que los militares no ascendían ni2 Ver el Anexo N° 2, allí se detalla una lista con los nombres de los oficiales y sargentos primeros estudiados.3 Al respecto ver dos estudios que ha realizado el Ejército. EMGE. Galería de Hombres de Armas. Santiago:Colección Biblioteca del Oficial, Tomo I. Y Estado Mayor del Ejército (1981). Héroes y Soldados Ilustres delEjército de Chile 1810-1891. Santiago: Colección Biblioteca del Oficial, Volumen LXV.
  3. 3. por mérito ni por antigüedad, sino que debió haber sido algo más, la capacidad quetuvieron de enlazarse en mayor o menor medida con las redes de contacto quegobernaban.Aunque novedoso en la historiografía militar chilena, esta manera de hacer historia hasido exitosamente empleada en la historiografía religiosa en nuestro país. Y en Europalleva una gran cantidad de años empleándose, lo que ha permitido comprender de mejorforma el funcionamiento de las instituciones monárquicas de la Edad Moderna, y podervislumbrar que las carreras políticas, religiosas y militares dependían de las redes decontacto cuyas bases se encontraban en la familia extendida.4Fuentes y Bibliografía ComplementariaPara comenzar el análisis bibliográfico, se debe enfatizar y recalcar el hecho de que noexisten estudios de las redes de contacto al interior del Ejército de Chile, por lo quesolamente se examinarán estudios complementarios que sirven para determinarindicadores como los años de servicio, las gratificaciones y premios, las acciones deguerra, etc.Las fuentes primarias que se han utilizado son las Hojas de Servicios, los Expedientes deMontepíos y las Ordenanzas Militares de Carlos III.Las Hojas de Servicios son la fuente primordial de la presente investigación, ya que en ellasse encuentran los datos de las acciones de guerra, los años de servicios, los grados ycondecoraciones que poseían los militares investigados en este estudio.Respecto a los Expedientes de Montepíos Militares en ellos se puede encontrar lasiguiente información sobre el militar fallecido: partidas de bautismos, partidas dematrimonios, partidas de bautismos de los hijos, certificado de defunción, hojas deservicios, certificados en que se le entregan los grados y puestos.Las Ordenanzas Militares de Carlos III, poseen valiosa información sobre los deberesmilitares de acuerdo al grado y puesto, el mecanismo de ascenso al interior de susejércitos y quienes estaban a cargo de recomendar las plazas vacantes.Con respecto a la bibliografía complementaria chilena, las obras más importantes son:Historia del Ejército de Chile5, que permite tener una idea general de la evolución orgánicadel Ejército de Chile y de las unidades que lo componían.; Síntesis histórico-militar deChile,6 otorga una detallada descripción de las guerras y campañas en que participaron4 Ver por ejemplo el excelente estudio de DEDIEU, JEAN PIERRE; CASTELLANO, JUAN LUIS y LOPEZ CORDON,MARIA VICTORIA, (eds.) (2000), La pluma, la mitra y la espada. Estudios de historia institucional en la EdadModerna. Barcelona: Marcial Pons ediciones.5 EMGE. (1984), Historia del Ejército de Chile. Tomos II y III Santiago: Publicaciones Militares y Biblioteca delOficial.6 TORO DAVILA, AGUSTIN, Síntesis histórico-militar de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, varias ediciones.
  4. 4. fuerzas chilenas; Historia Social del Ejército de Chile7, entrega datos importantes de lasfamilias de los oficiales chilenos y también sirve para localizar los montepíos que recibíanlas viudas; y Ejército y Milicias del reino de Chile (1737-1815)8, es una guía para encontraren el Archivo Nacional las Hojas de Servicios que no se encuentran compiladas en losdiversos volúmenes de estos documentos.Sobre la bibliografía complementaria extranjera, el trabajo más importante es: El Sonidodel Dinero,9 que es un estudio sobre el Ejército español en el siglo XVIII desde laperspectiva de las redes de contacto y que utiliza como fuente principal a las Hojas deServicios.Hipótesis de TrabajoLos oficiales del Ejército de Chile durante el período estudiado y gran parte del siglo XIX, alno existir una clara ley sobre ascensos que determinara que porcentajes de méritos y queporcentaje de antigüedad influían directamente en sus promociones, tuvieron que recurrira las redes de contacto para poder ascender en su carrera militar y política (en algunoscasos).Metodología de TrabajoPara poder comprobar la hipótesis de trabajo, se realizaron análisis tanto cuantitativoscomo cualitativos de las Hojas de Servicios de los militares que sirvieron durante esteperíodo de tiempo. El estudio cuantitativo se focalizó en la cantidad de acciones de guerraen las que se encontraron, las condecoraciones y premios que recibieron. Y el cualitativoen el análisis de las carreras militares de tres oficiales.También se creó un listado de antigüedades por año de los militares estudiados que vadesde 1823 hasta 1830. Si bien lo ideal habría sido contabilizar los años de servicios decada uno de los hombres considerados en esta investigación, se optó por no realizarlodebido a que existen muchos de ellos que figuran con grados que no existían durante ellapso de tiempo de esta investigación. Por ejemplo ver a Pedro Aguilera, 10 quien figuracomo Teniente cuando en el Ejército de Chile ya no existía ese grado sino que los deTeniente 1º, Teniente 2º y Subteniente.EstructuraPara lograr la meta enunciada se procedió a dividir el trabajo en cuatro capítulos. En elCapítulo 1 “El funcionamiento interno del ejército”, se intenta demostrar que esta7 VERGARA QUIROZ, SERGIO (1993), Historia Social del Ejército de Chile. Santiago: Departamento Técnico deInvestigación, 2 tomos.8 DE ALLENDE SALAZAR ARRAU, Jorge. (1962 Y 1963). Ejército y Milicias del reino de Chile (1737-1815).Boletín de la Academia Chilena de la Historia, 66. El artículo continúa en 67 (1962) y en 68 (1963).9 ANDUJAR, CARLOS (2004), Monarquía, Ejército y venalidad en la España del siglo XVIII. Madrid: MarcialPons Historia.10 Ver el Anexo 3, el listado de antigüedades que se realizó.
  5. 5. institución funcionaba en parte como una del Antiguo Régimen, y se analiza el mecanismode ascenso que existió durante el período estudiado. En el Capítulo 2 “Análisis de losoficiales estudiados”, se detallan algunas características del grupo de personasinvestigadas. En el Capítulo 3 “Estudio de casos”, se analizan en detalle las carreras de dosveteranos. En el Capítulo 4 “Las redes de Contacto”, se explican que son y cuantas huboen Chile después de la Independencia. Y finalmente la “Conclusión”, donde se exponen losprincipales hallazgos del presente artículo y propuestas sobre que se debería seguirinvestigando.Capítulo 1: Funcionamiento Interno Del EjércitoEl Ejército de ChileChile, durante el período, estudiado pasó por una difícil situación en el aspectoorganizacional y del régimen constitucional que debió afrontar el país, basta sólo ver lasdos constituciones que existieron durante este lapso de tiempo – la Constitución Políticadel Estado de Chile de 1823 y la Constitución Política de la República de Chile de 1828 – lasque serían tres sí se le agrega el proyecto del Ensayo Federal de 1826.Pese a todas las dificultades, el Estado de Chile siguió funcionando y también susinstituciones, en especial el Ejército de Chile que, en 2 campañas bajo el mando delPresidente de la República y Capitán General don Ramón Freire y Serrano, logró laincorporación de Chiloé y la conquista definitiva de su Independencia al acabar con lasfuerzas realistas que se encontraban en esa isla, en la batalla de Bellavista. Sin lugar adudas, esta fue la campaña más importante del Ejército en este período, pero no la única,también realizó la Expedición Auxiliadora al Perú en 1823, y muchas campañas a ultracordillera o ultra Biobío ora contra los indígenas, ora contra los bandidos Pincheira (comola del año 1827).Las dos campañas para la incorporación de Chiloé han sido estudiadas11 con detalles tantoen la preparación de los medios como la organización y estructura de las fuerzasrespectivas de operaciones. También se han investigado la historia de las unidades queexistieron durante este período.12Si bien después de 1826 el Ejército de Chile pasó de contar con casi 7.000 hombres a casila mitad, los que se retiraron fueron en su mayoría clases y tropas, ya que era importantemantener los cuadros de oficiales en caso de emergencia.11 Ver TORO DAVILA, AGUSTIN, Síntesis histórico – militar de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, variasediciones, y EMGE. (1984), Historia del Ejército de Chile. Tomo III. Santiago: Publicaciones Militares yBiblioteca del Oficial.12 Ver Memorial del Ejército de Chile, Nº 299, es un especial dedicado a la historia de todas las unidades quehan existido en el Ejército de Chile inclusive en el período colonial.
  6. 6. Después de 1826 el Ejército de Chile comenzó a retomar la estructura que poseía antes dela Independencia, un Ejército de la Frontera encargado de resguardar el sur del país,tropas de línea acantonadas en otros puntos del país y una Asamblea Instructoraencargada de la instrucción de los cívicos. A lo que debe agregarse la creación de laInspección General del Ejército en 1826, puesto más alto al que podía aspirar un militar ensu carrera en el cual cumplía la misión de revistar las tropas del país y velar por sucorrecto estado.13Toda esta dinámica cambió bruscamente con la llegada al poder de los conservadoresdespués de la batalla de Lircay. A diferencia de las redes de contacto anteriores, su líderDiego Portales no respetó a los veteranos y para acabar de una vez con todas con lasasonadas militares, emitió un decreto que significó la expulsión de más de 200 oficiales -sin pensión de retiro – que habían luchado contra su bando con las armas o que se habíannegado a reconocer su gobierno como Juan Gregorio de Las Heras y José ManuelBorgoño.14Desde la Independencia hasta la Guerra Civil de 1829-1830, los veteranos de la primerapor lo general se mantuvieron al interior de las filas ya sea en las tropas de línea o en laGuardia Nacional, y los que se retiraron lo hicieron por voluntad propia sin que se lesllamara a la Comisión Calificadora de Servicios para forzarlos al retiro o darlos de baja. Unclaro ejemplo es el caso del Coronel Diego Guzmán e Ibáñez, un o’higginista que se retiróvoluntariamente del servicio activo cuando se fue su líder, 15 a diferencia de otros militaresque le debían gran parte de su carrera como Juan Gregorio de las Heras. 16El Mecanismo de AscensoPara poder conocer el mecanismo de ascenso que se utilizaba en este período fuenecesario recurrir a las Ordenanzas Militares de Carlos III, ya que, durante y después de laIndependencia hasta la creación de la 1ª Ordenanza General del Ejército de Chile, estainstitución operó en lo general utilizando las Ordenanzas de 1768.También se debieron conocer a cabalidad los grados que existieron durante el períodoestudiado que fueron casi los mismos que durante la colonia salvo algunos grados nuevosy otros que se eliminaron. Se pueden distinguir tres escalas de grados.Los grados que existían eran los siguientes: General de División; General de Brigada;17Coronel; Teniente Coronel; Sargento Mayor; Capitán; Ayudante Mayor; Teniente Primero;13 Se debe recordar que no existía una Comandancia en Jefe del Ejército de Chile como en la actualidad, elque desempeñaba en la práctica estas funciones era el Ministro de Guerra y Marina. Puesto que por lo usualera ocupado por un general en servicio activo.14 Ver Archivo del Ejército de Chile, Fondo Histórico. Hojas de Servicios de la Independencia (1793-1849) Vol.Nº 1, foja 18.15 Ibíd., foja 47.16 Ibíd., foja 56.17 Utilizado por primera vez en 1827 en reemplazo del grado de Brigadier.
  7. 7. Teniente Segundo; Subteniente; Alférez; Sargento Primero; Sargento Segundo; Cadete(aspirante a oficial, por lo que estaba exento de realizar las tareas mecánicas); CaboPrimero; Cabo Segundo; Soldado, tambor, corneta y pífano.Respecto de las obligaciones principales de cada grado o empleo, se mantuvieron lasmismas que las establecidas por la Ordenanza Militar de Carlos III. A continuación seotorga una breve explicación de las tareas principales de los grados desde Coronel hastaCapitán. El Coronel era el Comandante de las unidades principales – ya sea un Regimientoo Batallón – y a él estaban subordinados todos los oficiales, clases y suboficiales. ElTeniente Coronel era el 2º Comandante de la unidad, sí es que se encontraba en unRegimiento pasaba a ser el 1er. Comandante del 2º Batallón, pero también podía ser el1er. Comandante en caso de que no se designara a un Coronel al mando de una unidad. ElSargento Mayor era el encargado de la disciplina e instrucción del cuerpo, y realizabatodas las anotaciones en las Hojas de Servicios de oficiales y sargentos primeros, salvo lasnotas de conducta, aplicación, valor y estado, que eran realizadas por el Comandante de launidad que también daba el visto bueno, tenía el empleo de ser el 3er Jefe del cuerpo. ElCapitán era el Comandante de la Compañía, y él proponía al Coronel al mando los empleosdesde Teniente hasta Soldado vacantes en su compañía.Para comprender cómo era el mecanismo de ascenso al interior del Ejército de Chile, enprimer lugar se revisó las Ordenanzas de 1768 y luego se contrastó con información delperíodo estudiado que fue extraída del Expediente de Montepío del Capitán don JustoQuinteros.18Las Ordenanzas establecían que cuando se produjera una vacante en los empleos que ibandesde Teniente hasta Soldado, el encargado de designar su reemplazo era el Capitán quecomandaba la compañía en donde había una plaza faltante, debiendo haber tenidopreferencia en seleccionar según los méritos y la antigüedad de los candidatos.Para los empleos superiores desde Teniente Coronel hasta Capitán, el encargado desugerir los tres posibles candidatos era el Coronel Comandante de la unidad, quienenviaba un oficio al Rey para que este decidiera cual de los tres nombres o uno que élquisiera incluir obtendría en definitiva el empleo.Eso era lo que sucedía durante el denominado Antiguo Régimen en todos los reinos quepertenecían a la Corona. Una vez ocurrida la Independencia en Chile, lo que sucedió fueque la figura y legitimidad del Rey fue reemplazada por el máximo representante delPoder Ejecutivo, el Director Supremo, cargo que fue reemplazado el 9 de julio de 1826 porel de Presidente de la República.Lo que se mantuvo igual desde la monarquía, eran las recomendaciones que hacían losJefes de los Cuerpos, sobre que hombres eran los idóneos para ocupar las plazas vacantesdentro de su unidad, y el Director Supremo o el Presidente de la República era el18 Archivo Nacional, Fondo Ministerio de Guerra, Vol. 150 Expediente N° 36, Foja 136.
  8. 8. encargado de seleccionar y el Ministro de Guerra estampaba su firma junto a la del Jefedel Ejecutivo.Lo que cambió respecto a la monarquía fue que el máximo representante del Ejecutivo,también asignaba los despachos desde Teniente 1º hasta Subteniente o Alférez. Lo quesignificó que disminuyó en importancia para los oficiales subalternos el contar con elbeneplácito de su Comandante ya que si podían tener acceso directo al Director Supremoo Presidente de la República, podían obtener su ascenso directamente.19 Esto implicabaque a diferencia del período colonial, los oficiales subalternos tuvieron mayoresposibilidades de ascender, claro que dependiendo del nivel de cercanía o afinidad quetuvieron con quienes gobernaban.Esta era la forma tradicional durante la época estudiada de obtener un ascenso, pero noera la única, también existía la posibilidad de que por un acto digno de ser premiado, se leotorgara como premio un ascenso a un oficial.La forma usual de lograr el éxito en la carrera militar, era saber cuando brindar o quitar elapoyo a una red de gobierno, aunque esto significaba en la práctica que a veces se teníaque negar de los amigos y renegar del honor, pero al menos permitiría la continuación alinterior de las filas.Una forma de continuar viviendo sin ser militar, era siendo político de oposición,esperando el momento oportuno en que la red de contactos propia desplazara a losenemigos y permitiera el reingreso en las filas, o al menos el reconocimiento de lospremios y años de servicios.Capítulo 2:Análisis De Los Oficiales Estudiados Lugar de Nacimiento La procedencia de los estudiados era la siguiente; un 15% eran argentinos, un 5% eran europeos y 5% 5% Chile estadounidenses, el 75% eran 15% chilenos de los cuales un 58% eran Virreinato del Río de la Plata santiaguinos y un 22% eran Europa y Estados penquistas, el resto venía de otras Unidos América otros ciudades del país. 75%19 Ver Anexo N° 1, en donde se reproduce el certificado que se le entregaba a los oficiales al conferirle unnuevo empleo.
  9. 9. La edad de ingreso a las filas Procedencia de los chilenosen promedio fue de 17 años, ycon el grado de cadete para50 de los 140 casos 20%estudiados. Un 30% eranmilitares profesionales y un Santiago3% pertenecían a las milicias Concepciónantes de la Independencia. Un 58% Otras localidades 22%67% ingresó durante eldesarrollo de la revolucióncontra España, de ellossolamente un 15% eranmilitares de carrera, el 52% restante abrazó la carrera de las armas durante el desarrollodel conflicto. La edad de retiro del ejército fue en promedio de 44 años, con el grado deSargento Mayor para 64 de los casos. Los militares que hicieron Procedencia de los oficiales carrera política en el congreso, en el poder judicial o como ministros de estado y Militar profesional pre- gobernadores fueron 62. 30% Independencia Solamente un 5,8% de todos los Miliciano pre- Independencia casos alcanzó la jefatura del 52% Militar profesional poder ejecutivo en algún 3% Independencia período, ya sea como Miliciano Independencia presidentes de juntas de 15% gobierno, directores supremos o como presidentes de la república.Durante el transcurso de suscarreras, casi el 50% estuvo Grados alcanzadosalejado de las filas ya sea porretiro voluntario, forzado o por 10% 6%ser dados de baja. De ellos el 73%logró reincorporarse a las filas y 24% Generalesproseguir su carrera militar. Jefes Medios BajosEl 100% participó en campañasmilitares y en acciones de guerra, 60%el 86% obtuvo premios porhaberse hallado en una batallaimportante como Maipú, Chacabuco, o el Combate de las Vegas de Saldías por ejemplo.Solo el 8% de los casos fue ascendido por una destacada actuación en combate. Un 28%estuvo en más de 20 acciones de guerra.
  10. 10. El generalato fue alcanzado solamente por el 6%, los oficiales jefes fueron el 24%, losoficiales medio el 60%, y el 10% restante alcanzó a ser de la baja oficialidad. De estosúltimos el 80% de ellos iniciaron su carrera militar como simples soldados. El cargo deInspector General lo obtuvieron el 4% de los casos estudiados, la comandancia en Jefe deun ejército un 15%, y el mando de una unidad o destacamento el 38%.Capítulo 3:Estudio de CasosEn este capítulo se analizarán las vidas de cuatro militares, con el objetivo de demostrarque los méritos no fueron el factor primordial en sus carreras, sino que su capacidad deadaptación a los constantes cambios de administración y redes de contacto. Por éstarazón los casos estudiados son variados entre sí, nos encontraremos con hombres quepudieron culminar su carrera con el generalato hasta oficiales dados de baja y muertos enel exilio político.Enrique CampinoNació en Santiago en 1794, aparentemente al interior de una familia de la elitesantiaguina ya que no hubiera sido posible que solamente con 16 años haya podidoobtener directamente el grado de teniente del Batallón Granaderos de Chile,20 y saltarselos grados de alférez y de subteniente.Este soldado a lo largo de toda su carrera militar se caracterizó por una extraordinariavalentía, de hecho el tuvo una destacada participación en el sofocamiento del “Motín deFigueroa,”21 lo que le hizo obtener su ascenso a capitán 22 en el mismo cuerpo deinfantería además del derecho de poder llevar un Escudo de Honor que decía “Yo salvé ala Patria el 1º de abril de 1811.”23Tuvo al igual que otros militares procedentes de familias dirigentes una carrera meteórica,el 08 de septiembre de 1813 obtuvo el grado de Sargento Mayor del Batallón Granaderosde Chile. Esto implica que en un lapso de 2 años y casi 10 meses ascendió de Teniente aSargento Mayor, pasó de ser un oficial al mando de 30 soldados a comandar entre 600 y700 soldados con la increíble edad de 19 años. Con esto no se esta dudando de las20 Es el primer grado con el que figura en su Hoja de Servicios, el 22 de diciembre de 1810 ingresó a losGranaderos de Infantería, ver Hojas de Servicios, Volumen 1, Foja 24.21 Motín -que intentó el 1º de abril de 1811 impedir las elecciones para el Congreso- en el que se vioinvolucrado el Teniente Coronel Tomás de Figueroa al ir hombres de su unidad –el Batallón Veterano deInfantería de Concepción- a pedirle que tomara el mando. Posteriormente por orden de Juan Martínez deRosas fue fusilado en su celda sin haber tenido un juicio.22 El ascenso que obtuvo fue a capitán graduado. Se le confirió este ascenso el 22 de diciembre de 1811,solamente el 20 de marzo de 1813 fue promovido a capitán efectivo.23 Ver Hojas de Servicios de la Independencia (1793-1849), Vol. Nº 1, foja 24.
  11. 11. cualidades militares de Enrique Campino y menos de su valentía,24 sino que se pone en eltapete la anomalía de esos tiempos en que los militares profesionales eran una francaminoría por lo que se debió acudir a la juventud educada de la sociedad.Sin embargo su procedencia social y su meteórica carrera no lo libraron de tenerproblemas personales con el Comandante en Jefe de las fuerzas patriotas, el BrigadierGeneral José Miguel Carrera. Esto le costó estar unos días encarcelado durante agosto de1814, hasta que decidió fugarse el 26 de agosto y pedir el perdón del Brigadier GeneralBernardo O’Higgins, quien se lo concedió y pudo reincorporarse al ejército patriota hastala Batalla de Rancagua (1 y 2 de octubre de 1814).Durante su estadía en Mendoza con el resto de los refugiados chilenos, decidió optar porel bando de Bernardo O’Higgins, acción que tendría favorables repercusiones en suposterior carrera militar y política, ya que O’Higgins se convertiría en el Director Supremode Chile desde 1817 hasta 1823. Antes de su regreso a Chile, se le confirió el ascenso aTeniente Coronel del Batallón Nº 1 de Chile.Ya de regreso en su patria, fue enviado por esta en la Expedición Libertadora del Perúdonde tuvo el mando de los batallones Nº 6 y Nº 5 de Infantería de Chile y alcanzó elgrado de Coronel. Con la abdicación de O’Higgins y su reemplazo por el Brigadier GeneralRamón Freire Picarte, perdió a su protector lo que tuvo funestas consecuencias en sucarrera militar.El 06 de agosto de 1823 el Supremo Gobierno le permitió el reingreso a las filas delejército, pero sin mando.25 Esto quería decir que no podría nunca más volver a comandarsoldados, a pesar de sus cualidades y de su dilatada experiencia. Pero este castigo no lesignificó un impedimento para seguir ascendiendo de grado, ya que el 15 de febrero de1832 fue promovido a General de Brigada.El 21 de marzo de 1854 fue nombrado Ministro de la Corte de Apelaciones, cargo que tuvohasta finales de ese año, momento en que se le transfirió el decreto de retiro absoluto,aunque fue el 15 de febrero de 1855 cuando pidió su Cédula de retiro absoluto.Este destacado militar estuvo casi 43 años de servicio activo y se retiró a los 61 años deedad. Gracias a su origen en un principio y luego por haber apoyado a O’Higgins pudoascender rápidamente a diferencia de algunos colegas, con lo que pudo posicionarsecomo Coronel. Con este grado era difícil que el gobierno pudiera retirarlo por dos motivos;por ser una reliquia de la época independentista y por la red de contactos que el debióhaber establecido al ser parte del generalato. De hecho esta es la única razón plausible24 De hecho se halló en las siguientes acciones de guerra durante la independencia; Batalla de San Carlos15/04/1813, Sitio de Chillán 3 y 5/08/1813, Acción de Quilo 19/03/1814, Paso del Maule 03/04/1814, Acciónde Tres Montes 07/04/1814 y Quechereguas 8 y 9/04/1814.25 El 22 de junio de 1821 por motivos que no se conocen pidió su licencia absoluta, creemos que esto sedebió a que estaba cansado de la penosa situación que vivían las tropas chilenas de la ExpediciónLibertadora del Perú, esto se debió a que San Martín no se decidió nunca a atacar a las fuerzas realistas conlo que el mal clima del Perú hizo estragos en las filas chilenas.
  12. 12. para explicar como no fue separado del ejército pese a su continua participación enmotines durante el período de la administración de Freire y los liberales. 26Enrique Campino a lo largo de su dilatada carrera supo adaptarse a los cambiosproducidos en el ejército debido a los constantes cambios de las redes dirigentes. Bajo laprimera administración de Carrera se mostró como un leal a él, lo que permitió sumeteórico ascenso. Cuando se produjo el quiebre entre Carrera y las familias de la elite –el que llevó a las fuerzas patriotas a enfrentarse de manera fratricida – Campino optó porel último bando que estaba representado por el entonces Brigadier O’Higgins.Una vez en Mendoza decidió formar parte de las fuerzas del Ejército de Los Andes y porextensión del bando o’higginista, facción que tendría el poder de la administración hasta1823. Luego de la abdicación de O’Higgins, continuó en el ejército, pero sin mando, lo quenos lleva a pensar que no fue calificado por Freire y los liberales como un o’higginistaacérrimo. Luego de que la facción de los liberales fue reemplazada por Portales, no fuedado de baja sino que permaneció en las filas, tal vez como recompensa por susfracasados intentos de derrocar a Freire. Lo más impresionante de este oficial es quesobrevivió a cada uno de los cambios de redes de contacto, debido a su gran capacidad deno comprometerse con ninguno de los gobiernos de turno.Santiago Díaz ZaldívarA diferencia de Enrique Campino nació en Concepción en 1777, ciudad que era conocidacomo la capital de guerra del Reino de Chile. Si bien pertenecía a la elite penquista, adiferencia de su colega santiaguino ingresó a la filas a los 10 años de edad en el Batallónde Infantería de Concepción y no como oficial sino como soldado distinguido.27 Logróascender en 1793 a Sargento 2º y a Sargento 1º en la misma unidad a la que habíaingresado.Cuando comenzó el movimiento juntista en Santiago de Chile el 18 de septiembre de1810, el Sargento 1º Santiago Díaz Zaldívar tenía 13 años de servicios en la hasta eseentonces la mejor unidad de infantería del ejército. Al igual que muchos jóvenes de laclase dirigente decidió seguir la causa patriota y también se enlistó en el BatallónAuxiliares de la Patria, por estos motivos se le ascendió a Subteniente el 04 de noviembrede 1811. Al interior de esta unidad estuvo acantonado en Buenos Aires bajo las órdenesdel Gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata hasta 1813 cuando regresó juntóa su batallón a Chile. En estos dos años solamente fue ascendido a Teniente, lo que no secompara a las promociones que obtuvo Enrique Campino en un período similar de tiempo.26 Cabe destacar que su participación en diversos motivos no está registrada en su Hoja de Servicios, lo quefue únicamente posible por las influencias que poseía Campino al interior del ejército.27 En las colonias españolas no existía ningún organismo encargado de preparar a los nuevos oficiales delejército, como los existentes hoy en día como la Escuela Militar del Capitán Libertador Bernardo O´Higgins.En ese entonces los niños y jóvenes de las elites que deseaban ingresar al ejército lo hacían ingresandocomo soldados distinguido, este grado especial significaba que eran aspirantes a oficiales y que no se lespodía someter a los mismos castigos que a la tropa.
  13. 13. Desde su arribo a Chile hasta la Batalla de Rancagua solamente se encontró en el Combatede Cancha Rayada. Este hecho es un poco inexplicable dada la gran experiencia que poseíaeste oficial, lo más probable es que se le hayan designado misiones que lo alejaran delcombate para que no pudiera alcanzar una gloria semejante a la de los oficiales que noeran de carrera.Esta hipótesis se puede corroborar al verificar a que lugar fue destinado después de laBatalla de Maipú, acción de guerra con la que se consolidó definitivamente laindependencia nacional.28 A diferencia de su colega Enrique Campino no fue enviado conla gloriosa y bien apertrechada Expedición Libertadora del Perú, sino que debió quedarseen el sur de Chile con las fuerzas destinadas a detener el ataque de Sánchez y de sulugarteniente Picó.En la denominada Guerra a Muerte las fuerzas chilenas por decisión de O’higgins fuerondejadas sistemáticamente de lado en todos los aspectos de la vida castrense, la paga eraesporádica y mala, no había suministro de víveres ni de ropa de repuesto, ya que todasestas fueron enviadas con la Expedición Libertadora del Perú. Sin embargo al en eseentonces Teniente Coronel Santiago Díaz Zaldívar se le había dado una orden y como unverdadero militar de carrera lo cumpliría. Participó en muchas de las olvidadas acciones dela Guerra a Muerte, entre ellas el Ataque de Curalí, el Combate de Alameda deConcepción y el inmortal Combate de Vegas de Saldías.29A pesar de haberse desangrado por Chile en innumerables acciones de guerra y de su granexperiencia como militar profesional, solamente llegó a ser Coronel. Es increíble que se lehaya negado el acceso al generalato, pero esto se debió a que no provenía de una familiade la elite santiaguina (mucho más poderosa que la penquista), y a que no pudo, o noquiso, ser parte de una red de contactos, lo que era esencial para poder llegar algeneralato, ya que en esta época el mérito por sí sólo no valía mucho.Francisco de la LastraFigura como Capitán graduado de Infantería, sin embargo la fecha se ha perdido. DesdeCapitán fue ascendido a Teniente Coronel graduado y posteriormente a Coronelgraduado,30 esto quiere decir que se saltó el grado de Sargento Mayor, acontecimiento28 En esta batalla acaecida un 5 de abril de 1818, San Martín cometió un error táctico al no enviar a sucaballería en persecución de las fuerzas realistas que se retiraban. Este simple error provocó la cruentaGuerra a Muerte, ya que las fuerzas que se retiraron hacía el sur se pudieron organizar e iniciar una duraresistencia contra las escasas fuerzas del Coronel Ramón Freire comandante de las fuerzas del sur de Chile.29 De hecho su Hoja de Servicios dice: “participó en Vegas de Saldías 10 de Octubre de 1821 y muchas otrasacciones”. Ver Hojas de Servicios de la Independencia (1793-1849), Vol. Nº 1, foja 33. Acciones quecasualmente no se nombran porque o no eran importantes o debido a que querían disminuir laimpresionante carrera de este militar de profesión.30 Los datos de estos ascensos están registrados en su Hoja de Servicios, pero no aparecen las fechasrespectivas de estas promociones. Fechas y promociones comienzan a aparecer cuando es ascendido aCoronel de Ejército el 25 de octubre de 1825, sin embargo sus comisiones políticas figuran desde el 11 deseptiembre de 1811 cuando fue nombrado Gobernador del puerto de Valparaíso. Ver Hojas de Servicios dela Independencia (1793-1849), Vol. Nº 1, foja 58.
  14. 14. que no pudo haber ocurrido sí Francisco de la Lastra no hubiera sido miembro de la elitesantiaguina dirigente.31Este “soldado” nunca combatió durante la independencia, sin embargo llegó a ser Generalde Brigada, Inspector General del Ejército, Ministro interino de Guerra y Marina e inclusivefue Director Supremo.32 Si bien no lució su espada durante la independencia, fue el militarque venció a las fuerzas de Joaquín Prieto en el combate de Ochagavía, lo que significó susalida del ejército.Francisco de la Lastra durante la Patria Vieja fue un decidido anti carrerista lo que legranjeó la confianza de la red de las familias de la elite en un primer momento y luego lade O’Higgins. Sin embargo, de la Lastra era un liberal, por lo que cuando la red de contactode O’Higgins fue reemplazada por los liberales, permaneció en el ejército. Pero como buenliberal, optó por luchar contra las fuerzas conservadoras de Prieto. Debido a que elresultado le fue adverso fue dado de baja junto a muchos de sus compañeros. Durante sucarrera sus ascensos y permanencia en el ejército se debió a que contaba con el favor delas redes de contacto imperantes, no obstante cuando surgió una red de contacto que nole era favorable, vio finalizada su carrera político-militar.Capítulo 4:Las Redes de ContactoLas sociedades del denominado Antiguo Régimen como la España de los ss.XVIII – XIX, sibien poseían instituciones que hacían funcionar el Estado, estas no operaban bajo losparámetros de una reglamentación clara respecto a los ascensos y jubilaciones (retiros).Esta situación obligaba a los funcionarios de la administración pública a depender no desus méritos, sino de la ubicación de sus redes de contacto.Durante el período en que Chile perteneció a la corona, los trabajos importantes delaparato burocrático de la corona española, y en especial los puestos militares, dependíande la voluntad del Rey y de sus Ministros. Estos constituían la red de contacto másimportante, si no se estaba relacionado con ella era casi imposible obtener los puestos demayor confianza.Sin embargo, en las colonias españolas existió un margen de maniobra que permitió a lasfamilias de las elites obtener cargos de mediana categoría, esto fue posible gracias a lalejanía de la corona. En especial durante el reinado de la casa de los Habsburgo, quienesno poseían un gran aparato burocrático, lo que cambió con el arribo de la casa de los31 Aunque para este trabajo no se han encontrado pruebas fehacientes de que él fuera miembro de la clasedirigente, el hecho de que uno de sus hermanos estuviera casado durante un tiempo con Javiera CarreraVerdugo nos hace pensar que efectivamente era miembro de la clase dirigente santiaguina.32 El cargo de Inspector General del Ejército era el mayor cargo al que se podía aspirar durante el siglo XIX enel Ejército de Chile, ya que el cargo de Comandante en Jefe del Ejército no existía siendo esta funcióndesempeñada en la práctica por el Ministro de Guerra y Marina.
  15. 15. Borbones, que comenzaron una política de exclusión sistemática contra los colonos de loscargos importantes de la administración española en las colonias.Estos factores obligaron a las familias coloniales a copar los cargos de los Cabildos y deoficiales de milicias, ya que no podían pretender ascender hasta los más altos cargos. Laselites de las colonias crearon sus propias redes de contacto, que en muchos casos secorrespondía solamente con su familia extendida.Cuando se inició el proceso independentista, las redes de contacto de las colonias vieronla oportunidad de ascender a los puestos más altos y por ende de mayor prestigio socialde la administración de las incipientes naciones. Esto se vio claramente reflejado en Chiledurante la Patria Vieja. Las redes de contacto trataban de copar todos los puestos de laadministración con su familia, esto generó que las redes no beneficiadas con los cargosdisputaran el poder para así dar trabajo a sus familias, de una forma antes no conocida,recurriendo de ser necesario al uso de la fuerza militar.Esta lucha por alcanzar el máximo poder político llevó a que en Chile se sucedieranrápidamente desde la Independencia hasta la Guerra Civil de 1830 numerosas redes decontacto criollas. Para poder identificarlas con claridad se utilizó como guía la división querealiza Luis Valencia en los Anales de la República sobre los personajes que dominaron elpoder ejecutivo.Siguiendo a este autor fue posible encontrar las siguientes redes de contacto:  La red de las familias de la elite chilena, en especial de los Larraínes. 18/09/1810- 16/11/1811. Primer período de gobierno.  La red dominada por José Miguel Carrera. 16/11/1811-13/04/1813. Primer período de gobierno.  La red de las familias de la elite chilena, en especial de los Larraínes. 13/04/1813- 23/07/1814. Segundo período de gobierno.  La red dominada por José Miguel Carrera. 23/07/1814-09/10/1814. Segundo período de gobierno.  La red dominada por Bernardo O’Higgins y la Logia Lautarina. 16/02/1817- 28/01/1823.  La red dominada por Ramón Freire y los liberales. 04/04/1823-24/12/1829.  La red dominada por Diego Portales. 01/04/1830-1837.  La red de los militares conservadores dominada por Joaquín Prieto y Manuel Bulnes. 1837-18/09/1851.  La red de los conservadores civiles dominada por Manuel Montt y Pérez.  La red de los gobiernos liberalesLa primera de ellas en un comienzo estuvo integrada por casi todas las familias de laaristocracia chilena (en especial de la santiaguina). Lo que se ve reflejado en el Ejército delReino de Chile, donde poco a poco los oficiales criollos van reemplazando a los oficiales
  16. 16. españoles enemigos del régimen, ya que estos últimos constituían el enemigo, procesoque se vio acelerado después del bullado motín de Figueroa (04/04/1811).Sin embargo, los cargos no estuvieron distribuidos de forma equitativa entre los distintosclanes, la familia de los “Larraín” denominados los “ochocientos”, obtuvieron los mejorescargos y acapararon los premios. Por ejemplo cuando ocurrió el Motín de Figueroa, no sepremió a Juan José ni a Luis Carrera pese haber participado en la represión del TenienteCoronel realista, tampoco se le otorgó el Escudo de Honor que decía “Yo salvé a la Patriael 1º de abril de 1811” a José Santiago Muñoz Benzanilla amigo de Juan José Carrera.Durante la Patria Vieja las redes de contacto que poseen el gobierno son dos, la de lasfamilias chilenas de la elite y la de José Miguel Carrera. Ambas operaron básicamente dela misma forma, colocando miembros de su familia extendida y amigos en puestos deconfianza. De hecho para ellos no resultaba impactante ver cómo el Sargento Mayor Juande Dios Vial Santelices ascendió en menos de tres años a Coronel. Y que muchos de susascensos fueron confirmados por su hermano, miembro de la administración del paísAgustín de Dios Vial Santelices.Aunque hubo algunas excepciones, debido a que para mantener el procesoindependentista, estas redes tuvieron que confiar en algunas personas que no eran de suámbito. Esto sucedió generalmente al interior del ejército patriota, ya que necesitabangente con experiencia militar sobre todo desde 1813-1814, cuando comienza elenfrentamiento armado. Uno de estos casos fue el del oficial español Carlos Spano, quiénfue incorporado al ejército patriota y se le confió importantes tareas, a pesar de no poseeruna red de contactos establecida en el país.Sin embargo, durante el período más álgido de la Patria Vieja 1813-1814. La red deCarrera es desplazada del poder, por la red de las familias de la elite. Los odios comienzana incrementarse e increíblemente se libró un enfrentamiento entre las fuerzas patriotas,el combate de Tres Acequias en que se enfrentaron las fuerzas leales a la Junta al mandode Bernardo O’Higgins y las fuerzas leales a José Miguel Carrera. Este último logró eltriunfo, por lo que inició su segundo período de gobierno.Este gobierno fue muy breve y aunque logró unificar a los militares patriotas, ésta“reconciliación” por el bien superior de la patria, fue efímera y terminó con la Batalla deRancagua (01 y 02/10/1814). Inmediatamente después de la desastrosa batallacomenzaron los odios y recriminaciones entre el Brigadier José Miguel Carrera y su parBernardo O’Higgins.La historia de los acontecimientos sucedidos en Mendoza es bastante conocida, el hechorelevante para esta investigación, es el surgimiento de la red de Bernardo O’Higgins y laLogia Lautarina. Dicha red a diferencia de sus antecesores cuando estuvo en el poder, tuvocomo miembros principales a los miembros de la Logia Lautarina, en segundo lugar a losadeptos de O’Higgins y en tercer lugar a los enemigos de la red de los Carrera.
  17. 17. Se puede detectar un desplazamiento del eje familiar al eje ideológico, con el surgimientode la red de O’Higgins. La familia extendida pasó a ocupar un segundo lugar al momentode obtener cargos políticos y militares, lo importante era el tener el mismo pensamientoideológico, en este caso el pertenecer a la Logia era determinante para ascender en elescalafón militar.Como fue el caso de Juan Gregorio Las Heras, quién arribó a estas tierras con el Ejército deLos Andes y no era oriundo de Chile, por lo que no poseía redes familiares en el país.Siguiendo la lógica de las dos primeras redes de contacto, este militar hubiera tenidoescasas posibilidades de seguir ascendiendo y de realizar su carrera castrense en Chile.Sin embargo bajo la nueva lógica imperante, al ser solamente miembro de la LogiaLautarina pudo realizar su carrera en el país, llegó hasta el grado Mariscal de Campo delejército chileno el 05/02/1821,33 grado que era el máximo que se podía obtener en esetiempo.Esta lógica imperó hasta la red de Joaquín Prieto-Manuel Bulnes y de los militaresconservadores. Durante este lapso de tiempo los servidores de la Independencia, sevieron obligados a tratar de adaptarse a las ideologías de cada red de contacto.Claramente esta adaptación era un coqueteo con el peligro, ya que sí la persona figurabamucho durante la administración de una red de contacto, cuando ésta era reemplazada,los militares eran dados de baja o expulsados de la administración estatal por su “lealtad”con la ideología de turno.Según la dureza de la red de contactos gobernante, los militares sufrieron desdeamonestaciones leves hasta ser dados de baja e inclusive el destierro. Sin lugar a dudas, lared de Diego Portales fue la más dura con los veteranos de la Guerra de la Independencia,y no les tembló la mano al momento de expulsar de las filas a ilustres soldados, como losgenerales Juan Gregorio Las Heras y José Manuel Borgoño Núñez. Esta dureza culminó conel asesinato del Ministro Portales en el conocido Motín de Quillota, a manos de algunosmilitares que estaban resentidos con su administración.Luego del fallecimiento del controversial político, los presidentes Prieto y Bulnes iniciaronuna política de reconciliación y reincorporación de los militares que habían sidoexpulsados de las filas. Sin embargo ésta no tuvo mucha duración, ya que durante eldecenio de Montt, la ideología volvió a ser el factor principal que determinaba lapermanencia en la administración del Estado. Lo que le valió enfrentar dos Guerras Civiles,la de 1851 y la de 1859, en las que hubo distinto grado de participación de los militares. Enla primera el ejército se dividió y apoyó al General José María de la Cruz Prieto y alPresidente, en la siguiente la gran mayoría se quedó con el Presidente y sólo una minoríacomo el Coronel Justo Arteaga Cuevas se vio envuelto en la Revolución.Luego de finalizada la administración de Manuel Montt, se produjo un clima de consensonacional con la elección de José Joaquín Pérez para la primera magistratura del país y yano se produciría ninguna lucha fraticida. La red de contactos de los gobiernos liberales33 Ver Hojas de Servicios de la Independencia (1793-1849) Vol. Nº 1, Foja 56.
  18. 18. durante el período de estudio también sería una época de calma y reconciliación para losmilitares chilenos, además que frente al desafío que significaba la Guerra del Pacífico(1879-1884), se necesitaban de todos los uniformados posibles.Como conclusión de este capítulo se puede decir que todos estos vaivenes producidos acausa de los continuos cambios de redes de contacto, obligó a los veteranos de la Guerrade Independencia a optar en algún momento de su vida por algún bando político, lo quemuchas veces truncó sus carreras castrenses e inclusive sus vidas. Los militares sepolitizaron, y muchos de ellos al ser dados de baja se dedicaron a la lucha política, ya seaescribiendo en diarios opositores o ejerciendo en el Parlamento como miembros de laoposición.ConclusiónMediante el estudio de casos fue posible comprobar en parte la hipótesis de trabajo. Seenfatiza que solamente en parte, dado que lo ideal hubiera sido realizar un listado deantigüedades con todos los oficiales y sargentos primeros de los que aún se conservan susHojas de Servicios y posteriormente continuar su análisis mediante la valiosa informaciónde los Expedientes de Montepíos, para así finalmente haber podido reconstruir sus redesde contacto. Si bien no se pudo realizar por falta de tiempo, se espera que en unos añosmás salga a la luz una publicación – en base a este primer y pequeño paso – quereconstituya a cabalidad las redes de contacto de un número significativo de veteranos dela Guerra de la Independencia y de la Guerra Civil de 1829 – 1830, ya que así se podrácomprender de mejor forma como funcionaba realmente el Ejército de Chile durante lasprimeras décadas de vida independiente del país y se podrá explicar de mejor forma elcomportamiento de los militares en aquellos decenios.Respecto a la hipótesis, se espera haber corroborado que la falta de una ley de ascensos alinterior de las filas castrenses, forzó a los oficiales que servían en el ejército a enlazarse enmayor o menor medida con los gobernantes de turno y con sus redes de contacto. Lacarrera militar de estos veteranos no dependió de sus méritos, sino que de la capacidadindividual para poder adaptarse a los constantes cambios de gobierno.La variedad de respuestas a los constantes cambios de gobierno, dependió en granmedida de la personalidad de cada hombre. El rango es muy amplio, y va desde los lealeshasta el final con el hombre que le permitió obtener una carrera, hasta el caso dehombres que siempre velaron por su trayectoria. También existieron casos de soldadosque cansados de ver que su carrera dependía de caprichos de los gobernantes, decidieronretirarse del ejército y probar suerte con la política, como lo realizado por José SantiagoMuñoz Benzanilla.Se puede afirmar que lamentablemente, los méritos de los servidores de la Guerra de laIndependencia no fueron apreciados generalmente por los gobernantes y sus redes de
  19. 19. contacto, quienes prefirieron privilegiar a los “suyos” y en algunos casos como Portalescastigar a quienes no eran sus partidarios.Estos estaban en conocimiento de la carencia de una ley de ascensos al interior delejército, y tal vez no realizaron nada para remediar esta anomalía, puesto que lesbeneficiaba y les permitía manipular a muchos militares. De hecho así ocurrió con algunosde estos veteranos quienes por unas presillas nuevas dejaron de lado su honor. Sinembargo, a pesar de tener este gran poder fáctico, jamás pudieron quitarle a la mayoríade estos ilustres soldados sus recuerdos de las acciones que realizaron para otorgarle laIndependencia a Chile y menos su honor.BIBLIOGRAFÍAFuentes Documentales  Archivo del Ejército de Chile, Fondo Histórico. Hojas de Servicios. Vol. Nº 1 al Vol. Nº 70.  Archivo Nacional, Fondo Ministerio de Guerra. Vol. N° 150.Bibliografía  Dedieu, Jean Pierre. La pluma, la mitra y la espada. Estudios de historia institucional en la Edad Moderna (Barcelona, Mayson des Pays Ibeériques, Marcial Pons ediciones, 2000).  de Allende Salazar Arrau, Jorge “Ejército y milicias del Reino de Chile: (1737- 1815)”, Boletín de la Academia Chilena de la Historia Nº 66 (Santiago, 1962), continúa en; Nº 67 (Santiago, 1962) y Nº 68 (Santiago, 1963).  EMGE. Historia del Ejército de Chile, Tomos I, II, III, IV y V (Santiago, Publicaciones Militares y Biblioteca del Oficial, 1984).  González Salinas, Edmundo “El Ejército de Chile durante la época de Portales”, Memorial del Ejército de Chile Nº 281 (Santiago, 1957).  González Salinas, Edmundo “Expedición Libertadora al Perú”, Memorial del Ejército de Chile Nº 356 (Santiago, 1970).  González Salinas, Edmundo “Soldados Ilustres del Reyno de Chile”, Memorial del Ejército de Chile Nº 356 (Santiago, 1970).  Toro Dávila, Agustín. Síntesis histórico-militar de Chile (Santiago, Editorial Universitaria, varias ediciones).  Valencia Avaria, Luis. Anales de la República: textos constitucionales de Chile y registro de los ciudadanos que han integrado los poderes ejecutivo y legislativo desde 1810, Tomos I y II (Santiago, Editorial Andrés Bello, 1986).  Vergara Quiroz, Sergio. Historia Social del Ejército de Chile (Santiago, Departamento Técnico de Investigación, 1993), 2 tomos.
  20. 20. ANEXOS Anexo N° 1El Director Supremo de la República de Chile=Atendiendo a los méritos y servicios delAyudante Mayor del Batallón N° 7 de Infantería de línea Don Justo QUINTEROS he venidoen conferirle la 2da Compañía del mismo Cuerpo con el sueldo designado a los de suclase.=concediéndole las gracias excepciones y prerrogativas, que por este título lecorresponden. Por tanto, ordeno le hayan y reconozcan por tal Capitán de esta Compañíay Batallón para lo que le hice expedir el presente despacho firmado de mi mano, signadocon el sello de Gobierno, y refrendado por mi secretario de Estado, y el despacho de laGuerra del que se tomará razón en el [ilegible] Mayor de cuentas: y cajas generales delEstado. Dado en el Palacio Directorial de Santiago de Chile a cinco de Mayo de milochocientos veinte y tres años=Ramón FREIRE=Juan de DIOS RIVERA=el Estado le confierela 2da Compañía del Batallón N° 7 de Infantería de Línea al Ayudante Mayor del mismocuerpo Don Justo QUINTEROS=Se tomó razón en el [___][ilegible] Mayor de cuentas deSantiago 6 de Mayo de 1823 a [foja] 8vta del Libro N° 24=CORREA de SAA=Tómese razónen la Tesorería Gral de Santiago a [foja] 122 del Libro de títulos de 7 de Mayo de1823=VARGAS.=Comandante Gral de Armas en Santiago. Mayo 9 de 1823=Cúmplaseanótese en el Estado Mayor General=Francisco CALDERON=Anotado en este Estado MayorGral=ACOSTA.Es copia a la letra del Despacho original presentado en esta oficina lo que certifico comoComisario Gral del Ejército. Santiago veinte y seis de Octubre de mil ochocientos veinte ycinco= (Firma) [___][Ilegible]
  21. 21. Anexo N° 2Este es un listado con los nombres de los militares que sirvieron durante este período enel Ejército de Chile y que hicieron carrera en la institución. También se da la ubicaciónexacta de las Hojas de Servicios más antiguas de cada uno de ellos. Respecto a losnombres que están ennegrecidos corresponden a los 140 militares que se analizaroncuantitativamente en el presente artículo.Tomo I  Morales, José Manuel, HJS I/77  Monreal, José, HJS I/75  Acosta, Ambrosio, HJS I/1  Montecinos, José Lino, HJS I/76  Aguilera, Pedro, HJS I/2 (XLVII/3)  Olivares Valenzuela, Miguel, HJS  Andrade Cárcamo, José Antonio, I/80 HJS I/3  Prado, Pedro Antonio, HJS I/92  Anguita Henríquez, Estanislao,  Porras, Francisco, HJS I/90 HJS I/4  Pizarro, Manuel, HJS I/88  Arteaga de las Cuevas, Justo HJS  Plaza, José, HJS I/89 I/6  Pinto Díaz, Francisco Antonio, HJS  Bueno Francisco, HJS I/20 I/87  Bravo Juan J., HJS I/19  Pica, Ramón HJS I/85  Barril Gregorio, HJS I/13  Palma, Cipriano, HJS I/81  Cuevas, Marcos Antonio, HJS I/28  Pantoja, José Toribio, HJS I/82  Concha, Tomás, HJS I/26  Picarte Castro, Ramón, HJS I/86  Campino Salamanca, Enrique, HJS  Patiño, Pedro Antonio, HJS I/84 I/24  Riveros, José Antonio, HJS I/95  Dávila Pedro, HJS I/30  Robles Gregorio, HJS I/97  de la Lastra de la Sotta, Francisco,  Solano Lastarria, Francisco, HJS HJS I/58 I/57  de la Rosa, Rafael, HJS I/100  Silva, José Manuel, HJS I/108  de la Sotta, José Paciente HJS  Silva, Manuel, HJS I/107 I/111  Torres, Antonio, HJS I/115  de Urrutia Vivanco, Domingo, HJS  Valenzuela, Faustino HJS I/122 I/118  Vargas, José Ceferino, HJS I/126  del Pozo, José María, HJS I/91 (XLVI/240)  del Solar, Vicente HJS I/110  Verdugo, José HJS I/129  Díaz Zaldívar, Santiago, HJS I/33  Vial, José Antonio, HJS I/130  Ferreira, Pablo, HJS I/35  Luco, José Santiago, HJS I/65 Tomo II  Lezaeta, Miguel María, HJS I/64  Luna, Lorenzo, HJS I/66 (XVI/14)  Aguayo, Juan, HJS II/122  Muñoz, Pedro, HJS I/78  Ancieta, Francisco HJS II/93  Mujica, José Tomás, HJS I/79  Anguita, José HJS II/155
  22. 22.  Araneda, Juan de la Cruz HJS II/86  Ruiz, Juan de Dios HJS V/82  Araya, Juan HJS II/94  Aresti, Juan Antonio HJS II/121 Tomo VI  Arévalo, Gregorio HJS II/80  Acosta, Tomás, HJS VI/18  Artiga, José María HJS II/97  Alvarado, José, HJS VI/26  Asenjo, Pedro HJS II/96  Antón, Isidoro HJS VI/31  Arriagada, Manuel José HJS II/90  Argomedo, Juan Ramón HJS VI/36  de el águila, Ramón, HJS II/91  Arteaga, Juan HJS VI/39  Pérez de Arce, Francisco HJS  Ballesteros, Pedro HJS VI/42 II/116  Bravo, Felipe HJS VI/47Tomo III  Bustos, José Santos HJS VI/52  Corpancho, Francisco HJS VI/77  Gutike, Eduardo, HJS III/16  Contreras, Benito HJS VI/73  Grandon, José Antonio, HJS III/56  Cofre, Bernardo HJS VI/71  Gómez Garfias, Antonio, HJS III/8  Cayca, Anacleto HJS VI/67  García, José HJS III/51  Caris, Narciso HJS VI/60  García, Francisco Javier HJS III/29  Cabrera, Juan HJS VI/55  Gallardo, José María, HJS III/63  Cabrera, Anselmo HJS VI/53  Gana, Francisco HJS III/53  Donoso, José HJS VI/86  Garrido, Victorino HJS III/7  Dosaguas, José HJS VI/87  del Solar, Marcos HJS VI/12Tomo IV  Espinoza, Victorino HJS VI/90  Valdivieso, Agustín, HJS IV/17  Espinosa, Félix HJS VI/88  Varela, José Joaquín HJS IV/52  Espinosa, Valentín HJS VI/89  Vega, Guillermo HJS IV/15  Fuentes, Manuel HJS VI/97  Vergara, Isidro, HJS IV/55  Fonseca, Pascual HJS VI/95 (XXII/125)  Ferreira, Marcelo HJS VI/93  Vergara, Pedro Nolasco HJS IV/50  Guzmán, Juan de Dios HJS VI/121  Gutiérrez, Pedro HJS VI/119Tomo V  Gonzáles, Pablo HJS VI/112  Garrido, Francisco HJS VI/103  Ramírez, Francisco Ángel HJS V/6  Garrido, Tomás HJS VI/104  Ramírez, Pedro Antonio HJS V/68  García, José María, HJS VI/102  Ramos, Francisco HJS V/40  Henríquez, Andrés HJS VI/123  Reveco, José Antonio HJS V/84  Ibieta, José Manuel HJS VI/7  Riquelme, Amaro HJS V/85  Jordan, Enrique HJS VI/131  Roa, Andrés HJS V/80  Jara, Francisco HJS VI/129  Rodríguez, José, HJS V/127  Jaramillo, Juan HJS VI/130  Rodríguez, Manuel, HJS V/78  León, José Santos HJS VI/133  Rodríguez, Manuel HJS V/48  Lara, Pedro HJS VI/132  Rojas, Joaquín HJS V/47  Muñoz, Bernardino HJS VI/10  Rojas, José María, HJS V/77  Muñoz, José María HJS VI/165
  23. 23.  Morla, Francisco HJS VI/9  Alvarado, Manuel, HJS VII/13  Mondaca, Silvestre HJS VI/154 (XXXI/254)  Molina, José María HJS VI/152  Amunátegui, Gregorio, HJS VII/7  Martínez, Marcelino HJS VI/146  Anguita, Pablo José HJS VII/36  Navalon, José Antonio HJS VI/169  Angulo, José, HJS VII/12  Navarrete, Bernardo HJS VI/171 (XXXVII/4)  Olguin, Isidro HJS VI/177  Ancieta, Juan de Dios HJS VII/8  Ollararte, José HJS VI/180  Apolonio, José HJS VII/33  Poblete, Eugenio HJS VI/197  Arancibia, Ramón, HJS VII/34  Piñones, José Manuel HJS VI/196  Arredondo, Andrés, HJS VII/30  Pinto, José María HJS VI/195  Arrengren, Juan HJS VII/39  Parra, Jerónimo HJS VI/187  Arrizaga, José Antonio HJS VII/35  Quintana, José María HJS VI/206  Arteaga de las Cuevas, Joaquín  Ruz, Santiago HJS VI/227 HJS VII/10  Ruida, José Manuel HJS VI/225  Asagra Pérez, Bartolomé HJS  Rodríguez, Santiago HJS VI/222 VII/18-1  Rodríguez, Isidoro HJS VI/218  Astete, Julián HJS VII/37  Rocha, Juan de Dios HJS VI/216  de Aldunate, Ambrosio, HJS VII/11  Robles, José HJS VI/214  de Arriagada, Pedro Ramón HJS  Riveros, Francisco HJS VI/211 VII/3  Riquelme, Ventura HJS VI/212 Tomo VIII  Reyes, Victorino HJS VI/210  Salgado, Pablo HJS VI/232  Mandujano, Santiago HJS VIII/37  San Martín, José María HJS VI/241  Manzor, Pedro, HJS VIII/61  Sánchez, Juan de la Cruz HJS  Marguti, Felipe HJS VIII/18 VI/238  Márquez, Domingo, HJS VIII/30  Torres, Pascual HJS VI/253  Martínez, Manuel Tomás, HJS  Urra, Justo HJS VI/255 VIII/10  Ugarte, José Miguel HJS VI/14  Martínez, Francisco Antonio HJS  Viveros, Manuel HJS VI/271 VIII/19  Villagrán, Juan Agustín HJS VI/267  Maruri, Nicolás, HJS VIII/5  Varas, Francisco HJS VI/258  Maures, José Antonio, HJS VIII/21  Millán, Antonio HJS VIII/9Tomo VII  Molinet, Juan Pablo, HJS VIII/12  Aguayo, Norberto, HJS VII/40  Montenegro, José Antonio HJS  Águila, Santander, José, HJS VIII/62 VII/38  Morán Isidro, HJS VIII/40 (XII/323  Aldunate Toro (Larraín?), José (324)) Santiago, HJS VII/1  Morán Nicolás HJS VIII/39  Alemparte Vial, José Antonio, HJS  Moreno, Pedro, HJS VIII/66 VII/15  Moya, Nicolás, HJS VIII/59
  24. 24. Tomo IX  de la Cruz Goyeneche, Luis, HJS XI/1  Salamanca, José, HJS IX/1  de la Cavadera, Ramón HJS XI/6Tomo X Tomo XII  Domínguez, Victorio HJS X/51  Lorca, Venancio, HJS XII/367  Donoso, Antonio HJS X/52  La Rosa, Rafael, HJS XII/233 (160-  Dueñas, Rafael HJS X/20 222)  Delso, Manuel HJS X/41  Montecinos, José María, HJS  Díaz, Claudio, HJS X/46 XII/327  Díaz, Domingo HJS X/42  Rojas, Mariano, HJS XII/383 (334)  Díaz, Francisco, HJS X/23  Reyes, José Manuel HJS XII/228  Díaz, Justo HJS X/19  Terran, Manuel, HJS XII/341  Díaz, Lorenzo José HJS X/40  Villarroel, José HJS XII/258  Díaz, José María, HJS X/21  Dalbe, José Alberto HJS X/8 Tomo XIII  Echeñique, Manuel Narciso HJS  de la Fuente, Francisco HJS XIII/80 X/71  Ferreira, Pedro HJS XIII/42  Escala, Manuel HJS X/66  Fierro, Francisco, HJS XIII/10  Espinoza, José HJS X/74  Figueroa, Cayetano HJS XIII/17Tomo XI  Flores, Lorenzo, HJS XIII/18  Florín, Santiago HJS XIII/81  Coo, Manuel HJS XI/50  Fragua, Matías HJS XIII/30  Corvalán, José Mateo, HJS XI/13  Francino, José Antonio HJS XIII/48  Cofre, Mariano HJS XI/52  Frutos, Domingo HJS XIII/4  Contreras, Fernando HJS XI/48  Fuenzalida, Bautista HJS XIII/29  Chocano, Francisco HJS XI/53  Fernández, Juan José HJS XIII/47  Cid, Marcos, HJS XI/64  Castro, José Patricio HJS XI/12 Tomo XIV  Castañeda, Antonio HJS XI/44  Badilla, José María HJS XIV/108  Casanueva, Agustín HJS XI/24  Bahamondes, Manuel, HJS XIV/51  Casanueva, Francisco HJS XI/49  Balaguer, Juan HJS XIV/47  Canto, Claudio HJS XI/54  Ballarna, Santiago HJS XIV/8  Camino, Estevan HJS XI/14  Barainca, Rafael HJS XIV/25  Callejas, José Félix HJS XI/45  Barboza, Mauricio, HJS XLIV/189  Cáceres, José Bernardo HJS XI/5 (XLVII/40)  del Canto, José María, HJS XI/16  Barceló, Ramón HJS XIV/77 (XII/302 (367))  Barraza, Francisco HJS XIV/80  del Castillo, José HJS XI/47  Barril, José María HJS XIV/82  del Castillo, José Lino Manuel HJS XI/28  Barroso, Antonio María HJS XIV/81  de la Cruz, Luis, HJS XI/15
  25. 25.  Bastón, Pedro Pablo HJS XIV/78  López, José Antonio HJS XVI/78  Beltrán, Vicente HJS XIV/43  Lovaton, Juan HJS XVI/101  Benavente y Roa, Juan Miguel HJS  Luengo, José María, HJS XVI/27 XIV/15  Lujan, Lucas HJS XVI/46  Bermud, José Manuel HJS XIV/109  Luna, Justo Pastor HJS XVI/21  Bieyte, José María HJS XIV/13  Luque, José Manuel, HJS XVI/50  Bisama, Bartolomé HJS XIV/50  Maldonado, Pascual HJS XVI/128  Bisama, Sebastián HJS XIV/107  Borcosque, Francisco HJS XIV/14 Tomo XVII  Boubi, Angel HJS XIV/26  de Noya, Fernando José, HJS  Boza, Ramón HJS XIV/16 XVII/33  Bravo, Bernardino HJS XIV/106  Naranjo, Francisco, HJS XVII/52  Bravo, José del Carmen HJS  Navarrete, Ramón HJS XVII/22 XIV/79  Navarrete, José María, HJS  Briceño, Casimiro HJS XIV/46 XVII/53  Briceño, José HJS XIV/54  Navarro, Francisco, HJS XVII/46  Bustamante, Pedro, HJS XIV/66  Navarro, Juan, HJS XVII/8  Bustamante, José Antonio HJS  Navarro, Pedro, HJS XVII/20 XIV/5  Navarro, Manuel HJS XVII/15  Bulnes Prieto, Francisco, HJS  Necochea, Eugenio, HJS XVII/1 XIV/7  Nieto, Guillermo, HJS XVII/14Tomo XV  Nieto, Ramón, HJS XVII/35  Noaylle, Pedro HJS XVII/18  Cabezón, Santiago, HJS XV/21  Nogareda, Juan Antonio, HJS XVII/50Tomo XVI  Nogueira, Melchor, HJS XVII/19  de Luna, Juan HJS XVI/6  Novoa, José Antonio, HJS XVII/60  Landa, Agustín HJS XVI/22  Noya, Francisco Ezequiel, HJS  Landaeta, Ramón HJS XVI/92 XVII/38  Lara, José HJS XVI/97  Núñes, José María HJS XVII/39  Latham, Thomas, HJS XVI/44  Oliva, Joaquín, HJS XVII/73  Latus, Manuel José HJS XVI/11  Oñate, José María, HJS XVII/69  Laureda, Vicente HJS XVI/76  Oportos, Fernando HJS XVII/72  Leal, Antonio HJS XVI/98  Ortiz, Francisco, HJS XVII/77  Lencina, Francisco Borjas HJS  Ortiz, José HJS XVII/87 XVI/80  Ovalle, José del Carmen, HJS  Lermanda, Jacinto HJS XVI/49 XVII/76  Lesama, Juan Diego HJS XVI/79  Ovejero, Tomás HJS XVII/63  Lezana, Carlos HJS XVI/24  Oviedo, Francisco, HJS XVII/86  Lizama, Bartolomé HJS XVI/96 Tomo XVIII  López, Andrés HJS XVI/100  López, Félix HJS XVI/64  Pérez, Fermín, HJS XVIII/24
  26. 26.  Pérez García, José Santiago HJS  Meneses, José Domingo HJS XVIII/13 XIX/84  Pinuer, Isidro HJS XVIII/94  Merlo, Pedro HJS XIX/122  Piña, Luciano, HJS XLVIII/77  Mellado, Narciso HJS XIX/119  Pizarro, Buenaventura, HJS  Maruri, Juan HJS XIX/75 XVIII/48 (67)  Martínez, Cristián HJS XIX/121  Pizarro, Lucas HJS XVIII/30  Manzano, José HJS XIX/100  Pradel, Francisco HJS XVIII/38  Marquez, José, HJS XIX/99  Prado, Pedro José HJS XVIII/16  Marquez, Juan HJS XIX/160  Prieto, Bartolomé HJS XVIII/75  Martel, Fernando HJS XIX/95  Prieto Vial, Joaquín HJS XVIII/1  Provoste, José Manuel HJS Tomo XX XVIII/87  Huerta, Joaquín HJS XX/17  Puga, José María HJS XVIII/43  Huerta, Pablo HJS XX/31  Puga, Salvador HJS XVIII/15  Hurtado, Antonio, HJS XX/21  Pachecho, Joaquín HJS XVIII/92  Henríquez, Manuel, HJS XX/52  Padilla, José Vicente, HJS XVIII/44  Hernandez, Antonio HJS XX/18  Paéz, Lorenzo HJS XVIII/65  Hernandez, Francisco, HJS XX/27  Peña, Nicolás HJS XVIII/93  Hidalgo, Eugenio HJS XX/30  Peña, Pascual HJS XVIII/74  Hinojosa, José, HJS XX/8  Quinteros, José María HJS  Icarte, Bartolomé HJS XX/15 XVIII/15  Iñiquez, Juan María HJS XX/14  Quinteros Gomez, Justo HJS  Jofré, Juan Erasmo HJS XX/4 XVIII/16  Jímenez, Alejo HJS XX/15  Quiroga, Manuel Gregorio HJS  Jímenez, José María HJS XX/32 XVIII/10  Jímenez, Miguel HJS XX/10  Quiroga, Pedro HJS XVIII/21  Quezada, Tadeo, HJS XVIII/11 Tomo XXI  Quijada, José HJS XVIII/20  Quevedo, Miguel HJS XVIII/12  Contreras y Pacheco, Joaquín HJS XXI/175Tomo XIX  Cabrera, José Miguel HJS XXI/125  Calderón, Demetrio HJS XXI/115  de Mercado, José Agustín HJS  Calderón, José María HJS XXI/128 XIX/124  Cantin, Pedro Nolasco HJS  Montero, Bartolomé HJS XIX/74 XXI/126  Montoya, Cayetano, HJS XIX/114  Carballo, Narciso HJS XXI/93  Morán, Pedro HJS XIX/88  Carrasco, Severino HJS XXI/136  Morote, Ignacio HJS XIX/123  Carreño, José Alejo HJS XXI/86  Moya, Francisco HJS XIX/116  Carrillo, José María HJS XXI/87  Muñoz, Juan HJS XIX/98  Carvajal, Felipe HJS XXI/116  Muñoz, Rafael HJS XIX/118  Casanueva, José María HJS  Mena, Antonio HJS XIX/85 XXI/127
  27. 27.  Castañeda, Juan de Dios HJS  Gaspar, Juan Manuel HJS XXI/119 XXVII/242  Castro, Facundo HJS XXI/130  Loyola, Joaquín HJS XXVII/24  Cazorla, Juan HJS XXI/117  Lantaño, Clemente, HJS XXVII/16  Ruiz, José María, HJS XXVII/288Tomo XXII (374)  de la Vega, Martín HJS XXII/99  Sutil, Eduardo HJS XXVII/8  Valdovinos, Lorenzo HJS XXII/128  Soto, José, HJS XXVII/294?  Vallejos, Francisco HJS XXII/118  Valenzuela, Fernando, HJS  Vargas, Andrés HJS XXII/123 XXVII/386  Vega, José Manuel, HJS XXII/105 Tomo XXVIII  Vega, Vicente, HJS XXII/86  Velásquez, Cipriano HJS XXII/96  Zúñiga, Manuel HJS XXVIII/30  Vera, Pedro HJS XXII/101  Zañartu, Vicente HJS XXVIII/21  Villegas, Luis HJS XXII/127  Zañartu, Alejo, HJS XXVIII/18  Verdugo, Luis HJS XXII/104  Yañez, José Antonio HJS XXVIII/9  Vergara, José Manuel, HJS XXII/97  Yorcin, Santiago HJS XXVIII/10  Vicencio, José, HJS XXII/132  Zalazar, Felipe, HJS XXVIII/28  Videla, Francisco HJS XXII/95 Tomo XXIXTomo XXV  Godoy, Juan José HJS XXIX/164  Thompson, Isaac HJS XXV/8  Godoy, Rafael HJS XXIX/130  Toledo, José Antonio HJS XXV/14  Gómez, Bernardo HJS XXIX/90  Torres, Hermenjildo HJS XXV/40  Gonzáles, Gregorio HJS XXIX/129  Torres, Juan HJS XXV/4  Gonzáles, Lucas HJS XXIX/106  Torres, Pedro HJS XXV/62  González, Manuel, HJS XXIX/110  Torres, Santiago HJS XXV/39  Gonzáles Hidalgo, Manuel HJS  Trujillo, Francisco HJS XXV/47 XXIX/110  Tupper, Guillermo HJS XXV/15  Granadina, Rudecindo HJS  Tagle, Agustín HJS XXV/26 XXIX/91  Tenorio, José María HJS XXV/34  Gutiérrez, Manuel HJS XXIX/107  Urrejola, Juan de Dios HJS XXV/46  García, Luciano HJS XXIX/108  Urriola , Pedro, HJS XXV/1  García, Luis HJS XXIX/105  Urquizo, Manuel HJS XXV/11  Garay, José Pastor HJS XXIX/128  Uriondo, Domingo HJS XXV/23  Garay, Lucas HJS XXIX/104  Ugarte, Juan de Dios HJS XXV/24  Gallegos, Andrés, HJS XXIX/113  Uribe, José HJS XXV/33 Tomo XXXTomo XXVII  Silva, Pedro, HJS XXX/5  Briceño, Manuel, HJS XXVII/398  Solís de Obando, Ramón HJS XXX/44
  28. 28.  Sotomayor, Francisco HJS XXX/41  Sayago, Manuel Vicente HJS  Sotomayor, Vicente HJS XXX/42 XXXV/14  Sepúlveda, José Antonio HJS  Segovia, Cipriano HJS XXXV/5 XXX/31  Solís de Obando, Lucas HJS  Silva, Pablo HJS XXX/9 XXXV/41  Solís, Juan de Dios HJS XXX/43  Soza, José Antonio, HJS XXXV/12  Sayago, Joaquín HJS XXX/51  Salinas, Pascual HJS XXXV/23  Santuchos, Simón Antonio HJS  Saes, Juan HJS XXXV/27 XXX/39 Tomo XXXVI  Santibáñez, Juan José HJS XXX/26  Salcedo, Mateo HJS XXX/27 Gazmuri, Manuel, HJS XXXVI/175  Saavedra, Manuel HJS XXX/25  Saavedra, Rafael HJS XXX/35 Tomo XXXVIITomo XXXI  Barcelo Salazar, José Ignacio, HJS XXXVII/48 (XLIII/54)  Gana, Gerónimo, HJS XXXI/52  Contreras, José María, HJS (XXVII/101) XXXVII/108  Gaona, Gerónimo HJS XXXI/162  Fernández, Melciades HJS  Villarroel, Lorenzo, HJS XXXI/244 XXXVII/147 (111-387)  Jofré, José Erasmo, HJS XXXVII/253Tomo XXXII  Levancini, Marcos, HJS XXXVII/262  Beauchemen, Leoncio HJS  López Alcázar, Agustín HJS XXXII/163 XXXVII/258  Gana, Agustín, HJS XXXII/32 (4)  Mazuela, Antonio, HJS XXVII/18 (VII/45)Tomo XXXIII Tomo XXXVIII  Díaz de Valdés, Ignacio, HJS XXXIII/247 (31)  Maturana, Marcos, HJS XXXVIII/1  Maffet, David Roberto HJSTomo XXXIV XXXVIII/3  Peña, Santiago, HJS XXXVIII/79  del Castillo, José Manuel, HJS  Ruiz, Bentura, HJS XXXVIII/110 XXXIV/266 (10-106)  Venegas, Juan HJS XXXVIII/228  Sanchez, José Antonio Segundo, HJS XXXIV/203 (342) Tomo XLTomo XXXV  Davila, Miguel, HJS LX/97  Sanhueza, José HJS XXXV/43  Martínez, Victoriano, HJS XL/34  Santiago, José HJS XXXV/51  Quezada, Agustín, HJS XL/107  Santibáñez, Pedro Antonio HJS  Zúñiga, Guillermo HJS XL/196 XXXV/15
  29. 29. Tomo XLI Tomo LIII  Anguita, Pedro, HJS XLI/1  Jarpa, Juan Manuel, HJS LIII/223  Latapiat, Francisco de Paula, HJS XLI/73 Tomo LVII  Roca, José Antonio HJS XLI/106  García, José María, HJS LVII/157  Zañartu, Bernardo HJS XLI/146 Tomo LIXTomo XLII  Urizar, Pablo HJS LIX/209  de la Cruz Prieto, José María, HJS XLII/72 Tomo LXXI  García, Anacleto, HJS XLII/199  Holley Jacinto, HJS LXXI/122Tomo XLIII Tomo LXII  Banderas, José María, HJS XLIII/55  Sanchez, José Mónico, HJSTomo XLV LXII/157  Saes, Rufino, HJS XLV/209 Tomo LXXIIITomo XLVII  de Uriarte, José Bernardo, HJS LXXIII/105 (106)  Cienfuegos, Pablo, HJS XLVII/71  Vargas, Juan Félix, HJS LXXIII/191  Guzmán, José María, HJS  Zañartu, Manuel, HJS LXXIII/220 XLVII/204  Hinojosa, José, HJS XLVII/237 Tomo LXXVITomo XLVIII  Roa, José Antonio, HJS LXXVI/180  Burgos, José Seferino HJS Tomo LXXVII XLVIII/195  Murillo, Gregorio, HJS XLVIII/18  Larenas, Antonio, HJS LXXVII/209  Martínez, Juan de Dios HJS XLVIII/4 Fuente: Archivo Nacional, FondoTomo LI Ministerio de Guerra, Vol. N° 150, Expediente N° 36, Foja 136.  Melo, José Francisco, HJS LI/19  Salvo, Domingo, HJS LI/133 A  Vargas Y., Juan Antonio HJS LI/205Tomo LII  León, Juan Anselmo, HJS LII/249
  30. 30. Anexo N° 3 LISTADO DE ANTIGUEDADES 1820Brigadier.Coronel efectivo.Coronel graduado.  Borgoño Núñez, José Manuel 01/08/1820Teniente Coronel efectivo.  Borgoño Núñez, José Manuel 20/04/1820Teniente Coronel graduado.  Acosta, Ambrosio 19/12/1818  Beaucheff, Jorge 24/04/1820Sargento Mayor efectivo.Sargento Mayor graduado.  Arguelles Valenzuela, Ángel María 21/07/1820Capitán efectivo.  Baquedano, Fernando. 06/09/1820  Bulnes Prieto, Manuel 20/11/1820Capitán graduado.  Bulnes Prieto, Manuel 24/04/1820Ayudante Mayor.  Bulnes Prieto, Manuel 06/09/1820Teniente 1º.  Bascuñan, Francisco A. 09/05/1820Teniente 2º efectivo.  Barceló, José Ignacio 30/12/1819  Arteaga Cuevas, Justo 14/02/1820  Bascuñan, José Joaquín 06/03/1820  Blanco Pareja, Manuel 10/07/1820
  31. 31. Teniente 2º graduado.  Bascuñan, José Joaquín 16/02/1820Teniente.  Bustamante, Pedro 26/03/1818  Ávila, Juan Francisco 23/12/1820Subteniente.  Ávila, Juan Francisco 06/03/1820Sargento 1º.  Cabrera, José Ignacio 23/12/1820Sargento 2º.  Cabrera, José Ignacio 15/12/1820Sargento  Ayala, José María 10/12/1820  Aguilera, Pedro 15/12/1820Cabo 1º.  Andrade, José Antonio 31/03/1820Cabo.  Aguilera, Pedro 12/05/1820  Ayala, José María 16/08/1820Soldado.  Bueno, Francisco 24/12/1819  Aguilera, Pedro 18/02/1820 LISTADO DE ANTIGUEDADES 1821Brigadier.Coronel.  Borgoño Núñez, José Manuel 01/08/1820Teniente Coronel efectivo.  Beaucheff, Jorge 08/07/1821
  32. 32. Teniente Coronel graduado.  Acosta, Ambrosio 19/12/1818Sargento Mayor efectivo.Sargento Mayor graduado.  Arguelles Valenzuela, Ángel María 21/07/1820Capitán.  Baquedano, Fernando 06/09/1820  Bulnes Prieto, Manuel 20/11/1820Teniente 1º.  Bascuñan, Francisco A. 09/05/1820  Blanco Pareja, Manuel 18/01/1821  Arteaga Cuevas, Justo 09/05/1821  Bascuñan, José Joaquín 15/05/1821  Barrera, Juan Bautista 09/07/1821  Barceló, José Ignacio 31/12/1821Teniente 2º.  Barrera, Juan Bautista 09/05/1821Teniente.  Bustamante, Pedro 26/03/1818  Ávila, Juan Francisco 23/12/1820Cadete.  Barril, Gregorio 01/10/1821Sargento 1º.  Cabrera, José Ignacio 23/12/1820Sargento.  Ayala, José María 10/12/1820  Aguilera, Pedro 15/12/1820Cabo 1º.  Andrade, José Antonio 31/03/1820Soldado.  Bueno, Francisco 24/12/1819
  33. 33. LISTADO DE ANTIGUEDADES 1822Brigadier.Coronel efectivo.  Borgoño Núñez, José Manuel 01/08/1820Coronel graduado.  Beaucheff, Jorge 13/03/1822Teniente Coronel efectivo.  Acosta, Ambrosio 14/05/1822Teniente Coronel graduado.  Arguelles Valenzuela, Ángel María 03/02/1822Sargento Mayor efectivo.  Arguelles Valenzuela, Ángel María 14/03/1822Sargento Mayor graduado.  Bulnes Prieto, Manuel 04/03/1822Capitán.  Baquedano, Fernando 06/09/1820Teniente 1º.  Bascuñan, Francisco A. 09/05/1820  Blanco Pareja, Manuel 18/01/1821  Arteaga Cuevas, Justo 09/05/1821  Bascuñan, José Joaquín 15/05/1821  Barrera, Juan Bautista 09/07/1821  Barceló, José Ignacio 31/12/1821Teniente.  Bustamante, Pedro 26/03/1818  Ávila, Juan Francisco 23/12/1820Alférez graduado.  Aguilera, Pedro 14/03/1822
  34. 34. Cadete.  Barril, Gregorio 01/10/1821Sargento 1º.  Cabrera, José Ignacio 23/12/1820Sargento.  Ayala, José María 10/12/1820Cabo 1º.  Andrade, José Antonio 31/03/1820Soldado.  Bueno, Francisco 24/12/1819 LISTADO DE ANTIGUEDADES 1823Brigadier.Coronel efectivo.  Borgoño Núñez, José Manuel 01/08/1820  Beaucheff, Jorge 13/09/1823Coronel graduado.  Arguelles Valenzuela, Ángel María 14/03/1823Teniente Coronel.  Acosta, Ambrosio 14/05/1822  Bulnes Prieto, Manuel 07/08/1823Sargento Mayor efectivo.  Bulnes Prieto, Manuel 10/05/1823Sargento Mayor graduado.  Baquedano, Fernando 28/09/1823Capitán efectivo.  Blanco Pareja, Manuel 25/04/1823  Bustamante, Pedro 10/05/18233434 Obtuvo licencia absoluta con goce de fuero y uso de uniforme el 21 de mayo de 1823. Posteriormenteel 24 de diciembre del mismo año obtuvo una nueva licencia absoluta que sería definitiva.
  35. 35.  Arteaga Cuevas, Justo 28/06/1823  Bascuñan, Francisco A. 01/07/1823  Barrera, Juan Bautista 07/08/1823Capitán graduado.  Blanco Pareja, Manuel 20/03/1823Ayudante Mayor.  Bascuñan, Francisco A. 02/01/1823  Arteaga Cuevas, Justo 07/01/1823Teniente 1º.  Bascuñan, José Joaquín 15/05/1821  Barceló, José Ignacio 31/12/1821Teniente 2°.  Barril, Gregorio 26/09/1823Teniente.  Ávila, Juan Francisco 23/12/1820Subteniente.  Barril, Gregorio 26/05/1823Alférez.  Ayala, José María 22/01/1823Alférez graduado.  Aguilera, Pedro 14/03/182235Sargento 1º.  Cabrera, José Ignacio 23/12/1820Cabo 1º.  Andrade, José Antonio 31/03/1820Cabo.  Bueno, Francisco 01/05/182335 Si bien en su Hoja de Servicios figura como Porta Estandartes, según las Ordenanzas Militares deCarlos III, el empleo de Porta Estandarte se debía asimilar al empleo de Alférez graduado.
  36. 36. LISTADO DE ANTIGUEDADES 1824Brigadier.Coronel efectivo.  Borgoño Núñez, José Manuel 01/08/1820  Beaucheff, Jorge 13/09/1823  Arguelles Valenzuela, Ángel María 09/08/1824Coronel graduado.Teniente Coronel.  Acosta, Ambrosio 14/05/1822  Bulnes Prieto, Manuel 07/08/1823Sargento Mayor efectivo.Sargento Mayor graduado.  Baquedano, Fernando 28/09/1823Capitán.  Blanco Pareja, Manuel 25/04/1823  Arteaga Cuevas, Justo 28/06/1823  Bascuñan, Francisco A. 01/07/1823  Barrera, Juan Bautista 07/08/1823  Barceló, José Ignacio 16/09/1824Teniente 1º.  Bascuñan, José Joaquín 15/05/1821Teniente.  Ávila, Juan Francisco 23/12/1820Ayudante Mayor.  Barril, Gregorio 11/10/1824Subteniente.  Cabrera, José Ignacio 28/10/1824Alférez efectivo. 

×