Dialectica

8,645 views

Published on

0 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,645
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
104
Comments
0
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Dialectica

  1. 1. La dialéctica es un método de razonamiento, de cuestionamiento y de interpretación,que ha recibido distintos significados a lo largo de la historia de la Filosofía.Algunos de estos significados son:Arte del diálogo y la discusión.Lucha de los contrarios por la cual surge el progreso de la Historia.Técnica de razonamiento que procede a través del despliegue de una tesis y su antítesis,resolviendo la contradicción a través de la formulación de una síntesis final.Arte de ordenar los conceptos en géneros y especies.Modo de elevarse desde lo sensible hacia lo inteligible, es decir partiendo de la certezade los sentidos hacia el desarrollo de conceptos de un mayor grado de universalidad yracionalidad.Teoría y método de conocimiento de los fenómenos de la realidad en su desarrollo yautomovimiento, ciencia que trata de las leyes más generales del desarrollo de lanaturaleza, de la sociedad y del pensamiento humano que surge en oposición a laMetafísica.Hegel llamó "dialéctica al principio motor del concepto que disuelve, pero tambiénproduce, las particularidades de lo universal. (...) La más elevada dialéctica del conceptoconsiste en no considerar la determinación meramente como límite y opuesto, sino enproducir a partir de ella el contenido positivo y el resultado, único procedimientomediante el cual la dialéctica es desarrollo y progreso inmanente. No es por lo tanto laacción exterior de un pensar subjetivo, sino el alma propia del contenido lo que hacecrecer orgánicamente sus ramas y sus frutos" Fundamentos de la filosofía del derecho,parágrafo 31.La dialéctica, en todos estos casos, designa un movimiento propio del pensamiento (ydel ser en general en el caso de Hegel).Es “la doctrina de la unidad de los contrarios”. ( V.I. Lenin. Resumen del libro de Hegel“Ciencia de la Lógica”. O.C., t.29, p.128)Es la concepción de que toda la naturaleza “se halla en un estado perenne de nacimientoy muerte, en flujo constante, sujeto a incesantes cambios y movimientos” (F. Engels,Introducción a la Dialéctica de la Naturaleza)Tabla de contenidos [ocultar]1 Historia1.1 Dialéctica Espontánea en la Antigüedad1.2 Dialéctica de los conceptos de Platón1.3 Dialéctica de la Filosofía Clásica Alemana1.4 La dialéctica de Hegel1.5 Dialéctica Materialista2 La Crítica de Sartre3 Bibliografía4 Véase tambiénHistoria [editar]
  2. 2. Dialéctica Espontánea en la Antigüedad [editar]Dialéctica, en filosofía, método queinvestiga la naturaleza de la verdad mediante el examen crítico de las percepciones yteorías, cada una de las cuales pretende referirla, por su parte.Para el Hinduismo, la diversidad de cosas y eventos contradictorios que nos rodean, noson sino diferentes manifestaciones de la misma realidad última, llamada Brahman. Así,a los diversos aspectos de lo Divino, dieron en la India antigua distintos nombres devariados dioses que no son más que reflejos de una única realidad última, de maneraque, por ejemplo, la fuerza destructora y la fuerza creadora son dos manifestaciones deesa misma realidad.Heráclito de Éfeso formuló dos proposiciones que fueron incorporadas como pilares dela estructura del pensamiento dialéctico: 1) todo fluye, todo está en movimiento y; 2)todo está formado por opuestos que siempre están en estado de tensión dinámica, demanera que cualquier forma determinada es el resultado del equilibrio entre fuerzasopuestas. Dialéctica de los conceptos de Platón [editar]Uno de los primeros ejemplos deaplicación del método dialéctico lo ofrecen los Diálogos del filósofo griego Platón,quien además reflexiona sobre el funcionamiento y el alcance de este procedimiento,notablemente en sus obras Gorgias y Teetetes.El examen usualmente lo lleva a cabo Sócrates, quien dirige a su interlocutor una seriede preguntas para explorar si hay inconsistencias en las opiniones de éste. Estaspreguntas son, pues, críticas y comprometedoras, y puede considerarse que equivalen aobjeciones; pues naturalmente, una teoría que muestra ser contradictoria no puedeaceptarse como verdadera. Por otra parte, en muchos diálogos de Platón puedeconstatarse cómo los interlocutores de Sócrates se defienden de sus objeciones. Elprocedimiento de preguntas y respuestas da lugar así a una discusión o controversiaracional. En cualquier caso, mediante la detección y eliminación de errores, elprocedimiento tiende a la identificación de la verdad -o al menos, de lo queracionalmente puede aceptarse como tal. La refutación (en griego: elenchô) se convierteen un método de prueba.Casi todos los filósofos presocráticos habían escrito como profetas iluminados, sinpensar siquiera en hacer el intento por dar alguna prueba de la validez de sus puntos devista. Una excepción importante es Zenón de Elea, quien introduce en la filosofía la ideade refutar racionalmente las teorías de sus adversarios, mostrando que conducen aparadojas. Este es el antecedente del que parten Sócrates y Platón, el último de loscuales lleva la idea un paso más lejos. Es notable que en el Parménides Platón hayautilizado el procedimiento de preguntas comprometedoras, para poner a prueba teoríasde su propia factura (concretamente, la teoría metafísica de las Formas), convirtiéndoseasí en el primer filósofo que practica la autocrítica. Tal vez Platón intenta mostrar asícuánto más le interesa la búsqueda de la verdad, que la defensa de sus posiciones. Entodo caso, la dialéctica (i.e., la controversia, y más fundamentalmente, la exposición a lacrítica) queda perfilada por él como un procedimiento de investigación. A este gesto delclásico puede atribuirse el que la filosofía sea hoy un campo de investigaciónacadémica, y no una rama de la mitología o de la literatura fantástica.
  3. 3. Para Aristóteles, la búsqueda de la base filosófica de la ciencia (y de la propia filosofía)requiere un ejercicio dialéctico. En la Metafísica, Libro IV (Gamma), Cap. 4,Aristóteles explica por qué la búsqueda de una prueba de los "principios" debe hacersemediante una demostración refutativa, y en cambio sería imposible dar una prueba,digamos, positiva de ellos. (Aristóteles también trata de la dialéctica en los Tópicos.)Esta clase de justificaciones, que la actividad dialéctica permite conseguir según losclásicos, sólo pueden desarrollarse gracias a la confrontación de puntos de vistaopuestos. Sin embargo, a partir de la Ilustración se difundió ampliamente, sin muchadiscusión de por medio, un juicio contrario, de David Hume, quien en la Investigaciónsobre el Entendimiento Humano Cap. 4 , afirma sin más que todo razonamiento humanoes inductivo (en sus términos, "probable", o "moral") o deductivo ("demostrativo"); ensuma, monoléctico. Es decir que toda prueba científica o filosófica debe ser construíbleen su integridad desde un único punto de vista. Esta idea no ha sido suficientementediscutida, y puede considerarse como una hipótesis (tanto como la idea contraria)Parece que a los estoicos se debe el uso posterior (concretamente, medieval) deltérmino, con el que Dialéctica pasa a referirse al conjunto de la lógica. Junto con laGramática y la Retórica, constituye el Trivium. Dialéctica de la Filosofía Clásica Alemana [editar]El filósofo alemán Georg WilhelmFriedrich Hegel aplica el término dialéctica a su sistema filosófico. Hegel pensaba quela evolución de las ideas se produce a través de un proceso dialéctico, es decir, unconcepto se enfrenta a su opuesto y como resultado de este conflicto, se alza un tercero,la síntesis. La síntesis se encuentra más cargada de verdad que los dos anterioresopuestos. La obra de Hegel se basa en la concepción idealista de una mente universalque, a través de la evolución, aspira a llegar al más alto límite de autoconciencia y delibertad.El filósofo alemán Karl Marx aplicaba el concepto de dialéctica a los procesos socialesy económicos. El llamado materialismo dialéctico de Marx, con frecuencia consideradocomo una revisión del sistema hegeliano.Este proponía una solución a un problema generalizado de extremos económicos pormedio de tres conceptos:tesis, antítesis y síntesis. La primera era la fuente del problemaen este caso la mala distribución del capital, dado que la mayor parte de este iba a lasclases burguesas. La segunda proponía que los proletarios debían ser dueños de losmedios de producción y un reparto equitativo del capital económico. Estas dos dieroncomo síntesis el comunismo. La dialéctica de Hegel [editar]El acto mismo del conocimiento es la introducción de lacontradicción. El principio del tercero excluido, algo o es A o no es A, es la proposiciónque quiere rechazar la contradicción y al hacerlo incurre precisamente en contradicción:A debe ser +A ó -A, con lo cual ya queda introducido el tercer término, A que no es ni +ni - y por lo mismo es +A y -A. Una cosa es ella misma y no es ella, porque en realidadtoda cosa cambia y se transforma ella misma en otra cosa. Esto significa la superaciónde la lógica formal y el establecimiento de la lógica dialéctica.
  4. 4. Todas las cosas son contradictorias en sí mismas y ello es profundo y plenamenteesencial. La identidad es la determinación de lo simple inmediato y estático, mientrasque la contradicción es la raíz de todo movimiento y vitalidad, el principio de todoautomovimiento y solamente aquello que encierra una contradicción se mueve.La imaginación corriente capta la identidad, la diferencia y la contradicción, pero no latransición de lo uno a lo otro, que es lo más importante, cómo lo uno se convierte en lootro.Causa y efecto son momentos de la dependencia recíproca universal, de la conexión yconcatenación recíproca de los acontecimientos, eslabones en la cadena del desarrollode la materia y la sociedad: la misma cosa se presenta primero como causa y luegocomo efecto. Es necesario hacer conciencia de la intercausalidad, de las leyes deconexión universal objetiva, de la lucha y la unidad de los contrarios y de lastransiciones y las transformaciones de la naturaleza y la sociedad. La totalidad, de todoslos aspectos del fenómeno, de la realidad, de los fenómenos y de sus relacionesrecíprocas, de eso está compuesta la verdad.La realidad es la unidad de la esencia y la existencia. La esencia no está detrás o másallá del fenómeno, sino que por lo mismo que la esencia existe, la esencia se concreta enel fenómeno. La existencia es la unidad inmediata del ser y la reflexión. Posibilidad yaccidentalidad son momentos de la realidad puestos como formas que constituyen laexterioridad de lo real y por tanto son cuestión que afecta el contenido, porque en larealidad se reúne esta exterioridad con la interioridad en un movimiento único y seconvierte en necesidad y así lo necesario es mediado por un cúmulo de circunstancias ocondiciones.La cantidad se transforma en calidad y los cambios se interconectan y provocan los unoscon los otros. Las matemáticas no han logrado justificar estas operaciones que se basanen la transición, porque la transición no es de naturaleza matemática o formal, sinodialéctica.Las determinaciones lógicas anteriormente expuestas, las determinaciones del ser y laesencia, no son meras determinaciones del pensamiento. La lógica del concepto seentiende ordinariamente como ciencia solamente formal, pero si las formas lógicas delconcepto fueran recipientes muertos, pasivos, de representaciones y pensamientos, suconocimiento sería superfluo; pero en realidad son como formas del concepto, elespíritu vivo de lo real y por tanto se requiere indagar la verdad de estas formas y suconexión necesaria.El método del conocimiento no es una forma meramente exterior, sino que es alma yconcepto del contenido. Por lo que se refiere a la naturaleza del concepto el análisis eslo primero, porque debe elevar la materia dada a la forma de abstracciones universales ,las cuales luego mediante el método sintético son puestas como definiciones. El análisisresuelve el dato concreto, aísla sus diferencias y les da forma de universalidad o, deja loconcreto como fundamento y por medio de la abstracción de las particularidades queaparentan ser inesenciales, pone de relieve un universal concreto o la fuerza y la leygeneral. Esta universalidad también es determinada mediante la síntesis del concepto ensus formas, en definiciones.
  5. 5. La actividad humana une lo subjetivo con lo objetivo. El fin subjetivo se vincula con laobjetividad exterior a él, a través de un medio que es la unidad de ambos, esto es laactividad conforme al fin. Así, con sus herramientas el hombre posee poder sobre lanaturaleza exterior, aunque en lo que respecta a sus fines se encuentra con frecuenciasometido a ella. Dialéctica Materialista [editar]La más simple e influyente formulación delmaterialismo dialéctico se halla en Engels, que creyó con ello no desviarse de Marx o,en todo caso, creyó completar a Marx. La formulación de Engels se ha incorporado almarxismo calificado de «ortodoxo», del cual hemos dado cuenta en Marxismo (II) y enFilosofía Soviética. Esto no quiere decir que sólo los marxistas «ortodoxos» seanmaterialistas dialécticos. Es posible sostener el materialismo dialéctico dentro de formasde marxismo «no ortodoxo» –cuando menos no ortodoxo respecto al marxismoortodoxo aludido–. Ello puede ocurrir de varios modos, entre los cuales sobresalen dos:como un intento de suplementar y sistematizar el marxismo en forma distinta delconglomerado hoy tradicional «Marx-Engels-Lenin», o «marxismo-leninismo»; o biencomo una posibilidad para el futuro, cuando se haya «absorbido» por completo la razónanalítica y positiva que se supone caracteriza aún las ciencias y éstas puedanconstituirse dialécticamente, o materialística-dialécticamente.Engels desarrolló el materialismo dialéctico en la obra "La transformación de lasciencias por el Sr. Dühring" (Herrn Dühring Umwälzung der Wissenschaften, 1878;publicada como una serie de artículos en Vorwärts, 1877), conocida con el nombre deAnti-Dühring, y también en una serie de [2148] manuscritos procedentes de 1873-1883y publicados por vez primera en 1925 con el nombre Dialektik der Natur (hayposteriores ediciones, más fidedignas; trad. esp. con introducción por ManuelSacristán). Aunque Engels se opuso al idealismo, incluyendo el idealismo de Hegel,encontró en este autor apoyo para una «filosofía de la Naturaleza» que descartara ysuperara el materialismo mecanicista, característico de gran parte de la física (mecánica)moderna y en particular de las interpretaciones filosóficas de la ciencia moderna queproliferaron en el siglo XIX por obra de Ludwig Büchner y otros autores. Estematerialismo es, según Engels, superficial y no tiene en cuenta que los modelosmecánicos no se aplican a nuevos desarrollos científicos, tales como los habidos enquímica y en biología, y especialmente tal como se manifiestan en la teoría de laevolución de las especies. El materialismo «vulgar» mecanicista no tiene tampoco encuenta el carácter práctico del conocimiento y el hecho de que las ciencias no sonindependientes de las condiciones sociales y de las posibilidades de revolucionar lasociedad.Mientras el materialismo mecanicista se apoya en la idea de que el mundo estácompuesto de cosas y, en último término, de partículas materiales que se combinanentre sí de un modo «inerte», el materialismo dialéctico afirma que los fenómenosmateriales son procesos. Hegel tuvo razón en insistir en el carácter global y dialécticode los cambios en los procesos naturales, pero erró en hacer de estos cambiosmanifestaciones del «Espíritu». Hay que «invertir» la idea hegeliana y colocar en labase la materia en cuanto que se desarrolla dialécticamente. La dialéctica de laNaturaleza procede según las tres grandes leyes dialécticas: ley del paso de la cantidad ala cualidad, ley de la interpenetración de los contrarios (u opuestos) y ley de la negaciónde la negación. Negar que hay contradicciones en la Naturaleza es, según Engels,
  6. 6. mantener una posición metafísica; lo cierto es que el movimiento mismo está lleno decontradicciones. Son contradicciones «objetivas» y no «subjetivas». Sin la constantelucha de los opuestos no pueden explicarse los cambios.El carácter de lucha y oposición de contrarios es, según Engels, universal. Se manifiestano sólo en la sociedad y en la Naturaleza, sino también en la matemática. La negaciónde la negación se manifiesta en que de un germen procede una planta que florece ymuere, produciendo otro germen que vuelve a florecer. También se manifiesta en que lanegación de una cantidad negativa da una positiva. El materialismo dialéctico no es,según Engels, contrario a los resultados de las ciencias; por el contrario, explica,justifica y sintetiza estos resultados. A despecho del ejemplo citado en la matemática seha preguntado a menudo hasta qué punto las ciencias formales, y específicamente lalógica, son dialécticas y están sometidas a las leyes enunciadas por el materialismodialéctico. Engels se expresó al respecto de un modo un tanto ambivalente, puesmientras las leyes de referencia tienen, a su entender, un alcance verdaderamenteuniversal, por otro lado las leyes dialécticas mismas constituyen un elemento invariable.Puesto que la lógica misma es dialéctica, parece que no cabe preguntar si la propialógica dialéctica es o no dialéctica; no parece que se pueda negar la lógica dialéctica porotra lógica no dialéctica. Por otro lado, la negación de la negación de esta lógicadialéctica daría una lógica dialéctica supuestamente «superior». Son muchas lasdiscusiones sobre la autonomía o heteronomía de la lógica formal dentro delmaterialismo dialéctico.Muchos autores después de Engels han seguido a este autor en el camino delmaterialismo dialéctico, si bien han modificado éste de varios modos. Tal sucede conLenin, con quien se inicia una tradición de materialismo dialéctico llamada «marxista-leninista». Para él la dialéctica es la doctrina del desarrollo en su forma más completa,profunda y libre de unilateralidad, la doctrina acerca de lo relativo del conocimientohumano, que nos da un reflejo de la materia en perpetuo desarrollo.Lenin insistió inicialmente menos que Engels en la noción de «materia» como realidadsometida a cambios de acuerdo con un proceso dialéctico, porque le interesaba defenderel realismo materialista contra el idealismo y el fenomenismo de los que seguían aautores como Mach y Avenarius. En Materialismo y empiriocriticismo, de 1909, Leninequiparó la realidad material con la realidad del mundo real «externo», reflejado por laconciencia, la cual «copia» este mundo mediante las percepciones. Éstas no sonsímbolos o cifras, sino reflejos de «la realidad (material) misma». Esto no quiere decirque las percepciones, o las sensaciones, describan el mundo real físico tal como éste es.El verdadero conocimiento de este mundo es el conocimiento científico, pero lapercepción no es incompatible con este conocimiento. El materialismo dialéctico y laepistemología «realista» y «científica» que lo acompaña es, según Lenin, la doctrina quedebe adoptarse para luchar en favor del comunismo. Esto parece convertir elmaterialismo dialéctico en una ideología cuya verdad depende de la situación histórica.El materialismo dialéctico es, en suma, «partidista». Sin embargo, este partidismo nopuede equipararse al de las ideologías no proletarias y no revolucionarias; si es unaideología, es una que contribuye a traer al mundo la «teoría verdadera», que es la quecorresponde a la sociedad sin clases.En las discusiones entre los materialistas dialécticos ha surgido con frecuencia elproblema de si, y hasta qué punto, hay que destacar el aspecto materialista o el
  7. 7. dialéctico. En escritos posteriores al citado antes, y especialmente en los Cuadernosfilosóficos (1915), Lenin subrayó considerablemente el aspecto dialéctico y, con ello, loque interpretó como el verdadero método hegeliano, pero ello no equivale aún a dejar delado el materialismo, sin el cual se desembocaría en un idealismo:"La dialéctica como conocimiento vivo, multilateral (con el número de aspectos siempreen aumento), de innumerables matices en el modo de abordar, de aproximarse a larealidad (con un sistema filosófico qué, de cada matiz, se desarrolla en un todo): he aquíel contenido inconmensurablemente rico, en comparación con el materialismometafísico, cuya desgracia principal es la de no ser capaz de aplicar la dialéctica a laTeoría de Reflejo, al proceso y desarrollo del conocimiento."Así, mientras la dialéctica en el materialismo dialéctico pone de relieve aspectos«idealistas» y «hegelianos», el materialismo en la misma doctrina pone de relieve, opuede terminar por poner excesivamente de relieve, aspectos puramente «mecanicistas»o «superficiales». El equilibrio entre dialéctica y materialismo en el materialismodialéctico es por ello uno de los desiderata de muchos de los autores adheridos a estatendencia.En ocasiones se ha procurado resolver el conflicto entre los dos componentes delmaterialismo dialéctico acentuándose los aspectos «prácticos». Así sucede, por ejemplo,con el maoísmo y con varías tendencias políticas más interesadas en la realización de unprograma que en discutir las bases filosóficas subyacentes en el mismo. Mao escribió en1937 el ensayo Sobre la Contradicción, que además de partir de la universalidad de lacontradicción y las particularidades de cada contradicción, se centra en determinar lacontradicción principal y el aspecto principal de una contradicción, así como elantagonismo, la lucha y la identidad de contrarios, de manera que los militantesrevolucionarios tuvieran un manual de lógica para la solución de los problemas políticosconcretos. La Crítica de Sartre [editar]La Crítica de la razón dialéctica, del filósofo francés Jean-Paul Sartre, fue publicada en 1960 con el título original de Critique de la raisondialectique (précédé de Questions de méthode).En ella, Sartre se preguntaba cómo constituir una antropología estructural e histórica,que no sacrifique la concreción del objeto estudiado en un sistema fijo de conceptos.Subrayaba entonces que sólo la antropología marxista puede servir para tal propósito,pero con la condición de que ésta se fundamente en la comprensión de lo humano quesupone el existencialismo, la dialéctica fenomenológica del Ser y la Nada. No obstante,si el materialismo histórico de Karl Marx es cierto, entonces la historia es dialéctica, unatotalización: ¿pero hay una razón dialéctica? ¿O bien la racionalidad positivista de lasciencias es suficiente para estudiar al hombre y a la existencia humana? Estas son laspreguntas fundamentales planteadas por Sartre en Crítica de la razón dialéctica. Aunqueel "ejercicio dialéctico" entendido a la manera clásica, como aquello que pertenece a undebate o controversia, no fue el objeto de su estudio, Sartre fue ante todo un polemista yun defensor de la importancia de la confrontación de opiniones como condición delconocimiento y de las transformaciones conscientes de la vida y la sociedad.Bibliografía [editar]Parménides, Platón
  8. 8. Teeteto, PlatónGorgias, PlatónTópicos, AristótelesCrítica de la razón pura, KantCiencia de la Lógica, G.W.F. HegelCrítica de la razón dialéctica, Jean-Paul SartreTratado de la argumentación, Chaïm Perelman y L. Olbrechts-TytecaA Systematic Theory of Argumentation, Frans Eemeren y Rob GrootendorstThe New Dialectic, Douglas WaltonVéase también [editar]Lógica¿Qué es la dialéctica?En Platón y entre los estoicos, así también en la filosofía medieval, el concepto dialéctica serefería indistintamente a toda lógica.En el caso particular de Aristóteles consideraba dialéctica a aquellos silogismos que partiendode premisas no ciertas son simplemente probables (lógica de lo probable). Para Kant, será ladialéctica la lógica de la apariencia y su objeto son las tres iIdeas de: alma, mundo y Dios,sobre las cuales la mente no puede sino construir paralogismos y antinomias.En todos estos casos, la dialéctica es una lógica basada en la identidad y la inclusión deconceptos. Aún no en la oposición o contradicción, operación que se introduce a partir de ladialéctica hegeliana.En cuando a la dialécitca como ontologia (tal como aparece en hegel), los antecedentes sonHeráclito, Proclo, Böhme y Fitche. |dialectica| |hegel| |marx| |marxismo| |platon| |aristoteles| |kant| |heraclito|¿Qué es la dialéctica? Anterior: ¿Qué es la dialéctica? La dialéctica en Hegel: ontología y método ← UD. ESTÁ AQUÍDialécticaCiencia que trata de las leyes más generales del desarrollo de la naturaleza, de la sociedad ydel pensamiento humano. Una larga historia ha precedido a la concepción científica: de ladialéctica, y el concepto mismo de dialéctica ha surgido durante la reelaboración y hasta lasuperación del sentido inicial del término. Ya la filosofía grecorromana subrayó con gran fuerzael carácter variable de todo lo existente, concibió la vida del mundo como un proceso, elucidó elpapel que en este proceso desempeña la transformación de toda propiedad en su contraria(Heráclito, en parte los materialistas de Mileto, los pitagóricos). A tales investigaciones no seaplicaba todavía el término «dialéctica». Al principio, con este término (dialektikh1 técnh –«artede la dialéctica») se designaba el arte del diálogo y de la discusión: 1) la capacidad de sosteneruna discusión por medio de preguntas y respuestas; 2) el arte de clasificar los conceptos, de
  9. 9. dividir las cosas en géneros y especies. Aristóteles, que no comprendió la dialéctica deHeráclito, consideraba que el inventor de la dialéctica fue Zenón de Elea, quien sometió aanálisis las contradicciones que surgen cuando se intenta comprender el concepto demovimiento y de multiplicidad. El propio Aristóteles distingue la «dialéctica» como ciencia de losargumentos probables, de la «analítica», ciencia de la demostración. Platón, siguiendo a loseleatas (Escuela eleática) define el ser verdadero como idéntico e invariable, mas en losdiálogos «El Sofista» y «Parménides» fundamenta las conclusiones dialécticas en el sentido deque los géneros superiores de lo que es sólo pueden concebirse de modo que cada uno deellos sea y no sea, resulte igual a sí mismo y no igual, sea idéntico a sí y se transforme en su«otro». Por esto el ser incluye en sí contradicciones: es uno y múltiple, eterno y transitorio,invariable y variable, reposa y se mueve. La contradicción es la condición necesaria para incitarel alma a la cogitación. El arte de hacerlo es, según Platón, el arte de la dialéctica. Siguierondesarrollando la dialéctica los neoplatónicos (Plotino, Proclo). En la escolástica, la filosofía de lasociedad feudal, se empezó a dar el nombre de dialéctica a la lógica formal que fuecontrapuesta a la retórica. En los estadios iniciales del desarrollo de la sociedad capitalista,formulan ideas dialécticas acerca de la «coincidencia de contrarios», Nicolás de Cusa y Bruno.En [119] la Época Moderna, a pesar del predominio de la metafísica, Descartes y Spinozaofrecen ejemplos de pensamiento dialéctico; el primero, en su cosmogonía; el segundo, en lateoría sobre la substancia como causa de sí misma. En el siglo XVIII, descuellan en Francia,por la riqueza de sus ideas dialécticas, Rousseau y Diderot. El primero investiga lascontradicciones como condición del desarrollo histórico; el segundo, además, estudia lascontradicciones en la conciencia social de su tiempo («El sobrino de Rameau»). Constituye unaetapa importantísima en el desarrollo de la dialéctica antes de Marx, el idealismo clásicoalemán, el cual, a diferencia del materialismo metafísico, veía en la realidad no sólo el objetodel conocimiento, sino que además la consideraba como objeto de actividad. Por otra parte, eldesconocimiento de la base verdadera, material, de la cognición y de la actividad del sujeto,llevó a los idealistas a tener una concepción limitada y de la dialéctica. El primero en unabrecha en la metafísica fue Kant, quien señaló el valor de las fuerzas contrarias en los procesosfísicos y cosmogónica, introdujo –por primera vez después de Descartes– la idea desarrollo enel conocimiento de la naturaleza. En epistemología, Kant desarrolla las ideas dialécticas en lateoría de las «antinomias». No obstante, la diléctica de la razón, según Kant, es ilusoria y seelimina tan pronto como el pensamiento vuelve a sus límites circunscriptos al conocimiento delos fenórnenos y nada más. Más tarde, en epistemología (en «Teoría de la ciencia»), Fichteexpuso el método «antitético» para la investigación de las categorías, método que contieneimportantes ideas dialécticas. Siguiendo a Kant, Schelling amplía la concepción dialéctica delos procesos de la naturaleza. En la cima de la dialéctica anterior a Marx, se encuentra la deHegel. Independientemente de su falsa concepción, en Hegel «por vez primera se concibe todoel mundo de la naturaleza, de la historia y del espíritu como un proceso, es decir, en constantemovimiento, cambio, transforación y desarrollo, intentando además poner de relieve la conexióninterná de este movimiento y desarrollo». (F. Engels, Anti-Dühring, pág. 23 - Ibíd., E.P.U., 1961,págs. 33-34). A diferencia e las determinaciones abstractas del entendimiento, la dialéctica,según Hegel es el paso de una determinación a otra en el cual se pone de manifiesto que talesdeterminaciones son unilaterales y limitadas, es decir, contienen la negación de sí mismas. Poreste motivo la dialéctica, según Hegel, es «el alma motriz de todo despliegue científico delpensar y constituye el único principio que introduce en el contenido de la ciencia una conexióninmanente y la necesidad». El resultado de la dialéctica de Hegel rebasó en mucho elsignificado que él mismo le había asignado. En la doctrina hegeliana sobre la necesidad conque todo se transforma en su negación, se hallaba contenido el principio que revoluciona lavida y el pensamiento, por lo que los pensadores avanzados veían en la dialéctica de Hegel «elálgebra de la revolución» (Herzen). La concepción verdaderamente científica de la dialécticafue creada sólo por Marx y Engels. Después de desechar el contenido idealista de la filosofíade Hegel, Marx y Engels estructuraron la dialéctica sobre la base de la concepción materialistadel proceso histórico y del desarrollo del conocimiento, generalizando los procesos reales queocurren en la naturaleza, en la sociedad y en el pensar. En la dialéctica científica, se combinanorgánicamente las leyes del desarrollo tanto, del ser como del conocer, dado que tales leyes,por su contenido, son idénticas, y sólo se diferencian por la forma. De ahí que la dialécticamaterialista sea no sóló una doctrina «ontológica», sino, además, gnoseológica, una lógica queexamina el pensamiento y la cognición tanto en su devenir como en su desarrollo, pues lascosas y fenómenos son lo que devienen en el proceso de su desarrollo, y en ellos estácontenido, como tendencia, su futuro, es, decir, aquello que devendrán. En este sentido, la
  10. 10. dialéctica materialista ve también la teoría del conocimiento como generalización de la historiadel conocimiento, y, cada concepto, cada categoría, a pesar de su carácter de máximagéneralidad, llevan la impronta de la historicidad. La categoría principal de la dialécticamaterialista es la contradicción. En la teoría de las contradicciones, la diáléctica materialistadescubre la fuerza motriz y la fuente de todo desarrollo; en ésta categoría se encuentra la clavede todos los demás principios y categorías del desarrollo dialéctico: el desarrollo por medio dela transformación de los cambios cuantitativos en cualitativos, la interrupcion de la gradualidad,los saltos, la negación del momento inicial del desarrollo y la negación de esta misma negación;la repetición, sobre [120] una base superior, de ciertas facetas y rasgos del estado inicial.Precisamente, es esta manera de concebir el desarrollo lo que distingue la dialéctica de todogénero de concepciones evolucionistas vulgares, tan características de las teoríascontemporáneas burguesas y reformistas. La dialéctica materialista constituye un métodofilosófico para investigar la naturaleza y la sociedad. Sólo con un criterio dialéctico es posiblecomprender el camino complejo y lleno de contradicciones por el que se va formando la verdadobjetiva, la conexión de los elementos de lo absoluto y de lo relativo en cada escalón delavance de la ciencia, los pasos de unas formas de generalización a otras formas, másprofundas. La esencia revolucionaria de la dialéctica materialista, inconciliable con todoestancamiento e inmovilidad, hace de la propia dialéctica un instrumento de la transformaciónpráctica de la sociedad, una ayuda para tomar objetivamente en consideración las necesidadeshistóricas del desenvolvimiento social, la falta de conformidad de las viejas formas respecto alnuevo contenido, la necesidad de pasar a formas superiores que faciliten el progreso de lahumanidad. La estrategia y táctica de la lucha por el comunismo se elaboran en plenacorrespondencia con la concepción materialista dialéctica del mundo (Lógica dialéctica).«Dialéctica de la Naturaleza»Obra de Engels, publicacla por primera vez en la U.R.S.S. (1925). Se compone de una serie deescritos (1873-86) sobre los problemas más importantes, de la dialéctica de la naturaleza.Engels consideraba que la filosofía del materialismo dialéctico debía basarse en elconocimiento de las ciencias naturales en todos sus aspectos, y que estas ciencias, a su vez,sólo pueden desarrollarse fecundamente sobre la base del materialismo dialéctico. En la«Dialéctica de la naturaleza» se halla una profunda investigación filosófica de la historia y delos problemas capitales de la ciencia natural. Una crítica del materialismo mecanicista, delmétodo metafísico, así como de las concepciones idealistas en la ciencia natural. Muy versadoen la ciencia de su época. Engels mostró cómo la concepción metafísica de la naturaleza sequiebra interiormente debido al propio avance de la ciencia y ha de ceder su puesto al métododialéctico: señaló, asimismo, cómo los naturalistas se ven obligados cada día más a pasar delpensamiento metafísico al dialéctico, lo cual se refleja muy fecundamente en la misma ciencianatural. Engels expuso, dándole un amplio y sólido fundamento, la teoría materialista dialécticasobre las formas del movimiento de la materia; en consonancia con esta teoría, investigó losprincipios relativos a la clasificación de las ciencias naturales, estableció su clasificaciónconcreta, a la que se atuvo al estructurar su trabajo. Engels sometió a una circunstanciadainvestigación filosófica las leyes fundamentales de la ciencia natural y puso de manifiesto elcarácter dialéctico de dichas leyes. Así mostró el auténtico sentido de la ley de la conservacióny transformación de la energía, a la que denominó ley absoluta de la naturaleza. Examinótambién el llamado segundo principio de la termodinámica e hizó ver la falsedad de laconclusión según la cual el universo se encamina hacia su muerte térmica («Muerte térmica»del universo). Luego, analizó Engels con gran profundidad la teoría de Darwin sobr el el origende las especies y demostró que el contenido principal de la misma –la teoría del desarrollo-concuerda por completo con la dialéctica materialista. Al mismo tiempo, descubrió en la teoríadarviniana ciertas lagunas e insuficiencias. Dedicó mucha atención al estudio del papel deltrabajo en la formación y desarrollo del hombre. Demostró, asimismo, que los conceptos yoperaciones matemáticos son un reflejo de las relaciones que se dan entre cosas y procesosen la naturaleza misma, donde aquellos tienen sus prototipos reales; señalo que la introducciónde la magnitud variable en la matemática superior significa que entra en ésta la dialéctica.Engels investigó la relación entre casualidad y necesidad. Con admirable maestría dialécticapuso de relieve el error tanto de la posición mecanicista como de la idealista en el enfoque de
  11. 11. este complejo problema y le dio una solución, marxista; puso de manifiesto, tomando comoejemplo la teoría darviniana, que la propia ciencia natural confirma y concreta las tesis de ladialéctica. Claro está que algunas cuestiones particulares que se relacionan con problemasespeciales de la ciencia natural y que fueron tratados por Engels en su «Dialéctica de lanaturaleza» han envejecido, y no podían dejar de envejecer, dado el enorme progreso de laciencia; pero la manera materialista dialéctica de proceder análisis de las cuestiones científicasy generalizarlas filosóficamente, e por entero su actualidad en ni días. Muchas de las tesis de laobra [121] se han anticipado en decenios al desarrollo de la ciencia natural. El libro constituyeun modelo de cómo han de enfocarse díalécticamente los complicados problemas de dichaciencia. Engels no había preparado para la imprenta su «Dialéctica de la naturaleza», queconsta de artículos independientes, notas y fragmentos, hecho que se ha de tener en cuenta alproceder al estudio de laLa dialéctica en Marx: inversión a la dialéctica hegelianaMi método dialéctico no sólo es fundamentalemtne distinto al método de Hegel, sino que es, entodo y por todo, la antítesis de él. Para Hegel, el proceso de pensamiento, al que el convieneincluso, bajo el nombre de Idea, en sujeto con vida propia, es el demiurgo de lo real; y lo realconstituye únicamente la forma externa en que la idea toma cuerpo. En cambio, para m í loideal no es más que lo material transferido y traducido en el cerebro de los hombres (...) Elhecho de que la dialéctica sufra en manos de Hegel una mistificación no obsta para que hayasido él quien primero supiera exponer de un modo amplio y consciente sus formas generalesde movimiento. Lo que ocurre es que en la dialéctica aparece en él invertida, puesa de cabeza.No hay más que darle la vuelta, mejor dicho, ponerla de pie y en seguida se descubre bajo lacorteza mística la semilla racional. La dialéctica mistificada llegó a ponerse de moda enAlemania porque parecía transfigurar lo existente. Pero en su forma racional provoca la cólerade la burguesía (...) ya que en la comprensión y explicación positiva de lo existente incluye lainteligencia de su negación y muerte forzosa: al ser esencialmente crítica y revolucionaria,capta las formas actuales en pleno movimiento sin omitir su caracter perecedero" Marx, Elcapital |dialectica| |hegel| |marx| |marxismo|La dialéctica en Marx: inversión a la dialéctica hegeliana Anterior: La dialéctica en Marx: inversión a Siguiente: La teoría critica y el razonamiento diálectico ← la dialéctica hegeliana UD. ESTÁ AQUÍ → La dialéctica en Hegel: ontología y métodoBuscador especializado en Filosofía SearchLa dialéctica en Hegel: ontología y métodoLa dialéctica como ontología, implica una concepción de la realidad en proceso circular de tresmomentos cuyo motor es la contradicción. El ser infinito es pues, una totalidad ya que nadaestá aislado y todo está en relación. Pero se trata de una relación de oposición y no deindentidad.Los tres momentos de proceso dialéctico son:Primer momento: Tesis. Posición. Inmediatez. Indeterminación. Estar en sí. (an sich)
  12. 12. Segundo momento: Antítesis. Negación o contradicción. Mediación. (Vermittlung).Determinación. Ser para sí (f[ur sich) es decir, objetivación. Podría añadirse alienación.Tercer momento: Síntesis. Negación de la negación y superación (aufhebung)La dialéctica como método, consiste en descubrir y seguir racionalmente en movientio de laIdea, de modo que la razón y la realidad expresen su verdadera coincidencia. Hegel, en efecto,propone una nueva lógica diferente a la forma aristotélica que está basada en el principio deidentidad. |dialectica| |hegel| |marx| |vermittlung| |aufhebung|La dialéctica en Hegel: ontología y método Anterior: La dialéctica en Hegel: Siguiente: La dialéctica en Marx: inversión a la dialéctica hegeliana ← ontología y método UD. ESTÁ AQUÍ → ¿Qué es la dialéctica?Dialéctica Término que deriva del verbo griego dialogizomai, que significa discutir, dialogar,razonar juntos. La palabra se usó al principio como adjetivo en expresiones como "artedialéctico" o "poder dialéctico".La dialéctica en Platón Al decir que la dialéctica fue inventada por Zenón de Elea, Aristóteles se estabarefiriendo presumiblemente a las palabras de Zenón, que refutó algunas hipótesis de susoponentes extrayendo consecuencias inaceptables de ellas. Pero primero fue aplicada deuna manera general por Sócrates, quien, según es presentado en los primeros diálogosde Platón, practicaba constantemente la técnica de refutar el enunciado de un oponentehaciendo que, en el curso del interrogatorio, tuviera que aceptar como consecuenciaúltima del suyo un enunciado contradictorio o contrario a su primera postura. La dialéctica es para Platón la actitud propia del verdadero filósofo, de aquel quetrata de llegar a la verdad por medio del diálogo (tal y como hacía Sócrates), encontraposición a la erística, técnica orientada a hacer triunfar una tesisindependientemente de su verdad. La dialéctica era para Platón el método filosóficosupremo, el modo de las ciencias, y había de ser el estadio final de la educación formaldel rey-filósofo. El diálogo permite contraponer argumentaciones aparentementeopuestas y frecuentemente complementarias, para posibilitar un ascenso a la verdadmediante la explicación de tales argumentaciones. En algunos de sus diálogos, Platón identifica la dialéctica con la filosofía misma, yla considera constituida por dos movimientos lógicos inversos: el primero de ellos es lacomposición o unificación, que consiste en captar la esencia inmutable (en Platón, idea)de las cosas mediante una elevación progresiva desde los objetos de experienciasensible hasta los conceptos más generales; es decir, lo que comúnmente llamamosabstracción o universalización a partir de lo particular. El segundo es la división (oparticularización), mediante el cual se llega a lo particular siguiendo las diferenciasinternas de los distintos géneros; por ejemplo, de "animal" pasamos a "animal bípedo",y de aquí a "animal bípedo sin plumas", que constituye una posible definición dehombre y, por lo tanto, una particularización de éste en el marco de "lo animal" en
  13. 13. general. En sus diálogos tardíos (Parménides, Sofista), Platón presenta a la dialéctica comola ciencia que sabe distinguir qué ideas están relacionadas entre sí y cuáles no lo están;en estos diálogos tiene especial relevancia el posible acercamiento entre el ser y el no-ser, posibilidad que había sido rechazada radicalmente por toda la metafísica eleática:toda idea es idéntica a ella misma y, a la vez, diferente del resto de las ideas; toda idea,entonces, participa tanto de la identidad (con ella misma) como de la diferencia (con elresto de las ideas), y en ese sentido es y no es a la vez. El no ser se convierte así en unconcepto meramente relativo, que se resuelve al indicar la alteridad de una cosamediante la confrontación con aquello de lo que difiere; de lo contrario, dice Platón,cualquier tipo de discurso sería imposible, al no poderse admitir ninguna proposición(atribución de un predicado a un sujeto), salvo las tautologías.La dialéctica en Aristóteles La concepción que Aristóteles tiene de la dialéctica difiere en algunos puntos de laanteriormente expuesta. El estagirita considera esta disciplina como una secciónparticular de la lógica expuesta en sus Tópicos; concretamente, se trata de aquellaciencia que se ocupa del estudio de los razonamientos que son sólo "probables" y quepueden reconstruirse según los esquemas silogísticos. A diferencia del silogismodemostrativo (aquel que da lugar al saber científico por partir de premisas cuya verdades evidente o universalmente aceptada), el silogismo dialéctico parte de premisas cuyaverdad no ha sido comprobada o aceptada previamente, y que son sólo posibles, esdecir, admitidas con relativa amplitud. Este tipo de silogismo encuentra su uso típico enla discusión y la controversia (razonamiento crítico), pero no en el razonamientodemostrativo. Los estoicos identificaron completamente la dialéctica con la lógica, pero elsentido aristotélico de este término se recuperó con el auge del escolasticismo yprevaleció en el Renacimiento, época en la que fue frecuentemente identificada con laretórica o con la invención lógica.La dialéctica en Kant "La dialéctica trascendental" es el título de la sección de la Crítica de la razón puradedicada a la crítica de las tres ideas metafísicas de la razón, a saber, la de alma, la demundo y la de Dios. Las tres designan totalidades que se encuentran más allá de losfenómenos accesibles a la experiencia humana, por lo que Kant refuta su pretensión devalidez teorética y los considera distintos tipos de sofismas; por ello, define la dialécticade la razón como un tipo de "sofística", aunque de algún modo connatural a lanaturaleza humana e inevitable para nuestra mente: son engaños no deliberados en losque la razón cae espontáneamente dada su tendencia a sobrepasar los límites de lascapacidades cognoscitivas propias del hombre. La crítica de la idea de mundo, entendido como totalidad absoluta de losfenómenos físicos, es especialmente relevante en la noción kantiana de dialéctica: larazón, a la hora de analizar esta idea, se topa con antinomias, esto es, contradiccionesentre dos proposiciones (tesis y antítesis) igualmente demostrables respecto a variascaracterísticas del mundo. Para Kant, la tarea de la filosofía crítica es resolver talesantinomias, lo cual puede hacerse de tres formas posibles: mostrando que son ilusorias omeramente aparentes, mostrando que tanto la tesis como la antítesis son falsas o,finalmente, mostrando que ambas son verdaderas, aunque desde distintos puntos de
  14. 14. vista.La dialéctica en Hegel El esquema opositivo kantiano de tesis y antítesis será desarrollado por Hegel,aunque con una notable diferencia: para él, la dialéctica es constitutiva de la razónhumana porque ésta reproduce en el pensamiento las oposiciones que se dan en larealidad objetivamente; por lo tanto, la dialéctica no se basa en ilusiones o falacias, sinoen la realidad misma. El no reconocer esas oposiciones que se encuentran en la realidades una actitud típica del intelectualismo, guiado por una lógica de la identidad quetiende al estatismo. La tarea de la razón es, para Hegel, doble: por una parte, la razón seenfrenta con la tarea negativa de desbaratar dicho estatismo conceptual; por otra, se topacon la tarea positiva de mostrar la unidad de los opuestos o contrarios, es decir, hacerpatente cómo uno no puede darse sin el otro y cómo juntos constituyen, en su momento,un determinado concepto o ente. Es posible encontrar reminiscencias de los diálogostardíos de Platón en la afirmación hegeliana de que ninguna cosa es solamente ser;cualquier cosa es también negatividad, al estar íntimamente constituida por la relacióncon las otras cosas que ella no es. Si algo fuese únicamente ser, no sería nadadeterminado y se convertiría en una especie de divinidad impensable por estar privadade cualidades. Lo "positivo" tiene en sí mismo lo "negativo" correspondiente; los entesno son meramente distintos entre sí, ya que cada uno es definido por su no ser el otro y,al mismo tiempo, es lo que es sólo en conexión con el otro: el bien es bien respecto delmal, la vida se define en la tensión continua con aquello que la amenaza, es decir, con lamuerte, etc. Cuando hablamos de este tipo de tensiones u oposiciones, hablamos deoposiciones dialécticas. Con Hegel, la dialéctica vuelve a identificarse plenamente con la filosofía, pero seestablece una diferencia fundamental con Platón: en éste, la dialéctica requeriría elsacrificio del principio de no contradicción para poder pensar realmente la unidad de losopuestos. Para Hegel, sin embargo, la contradicción ya no es un ocasional error derazonamiento, sino una estructura objetiva frente a la cual la razón no tiene por quéretroceder. Esto último no debe hacernos pensar que cualquier absurdo es admisible; lascontradicciones reconocidas por Hegel son sólo aquellas que se definen mediante losdiversos pares de opuestos analizados en su forma pura en la Ciencia de la lógica, queposteriormente se llenarán de contenido con el tránsito a la objetividad, en el mundo dela naturaleza y en el del espíritu. Consecuentemente, la resolución de estascontradicciones, o lo que Hegel llama superación de las mismas, no significa sudesaparición, sino que indica el momento de la síntesis de las múltiples determinacionesde los opuestos y la constitución de lo concreto (el concepto o realidad) mediante launidad de los contrarios. La contradicción tiene en Hegel, por lo tanto, una función dinámica y constructiva;de este pensador deriva la noción de contradicción para indicar tensiones, conflictos yantagonismos, difundida incluso en el lenguaje común. A partir de Hegel, se habla dedialéctica para denotar una actitud de pensamiento contrario al atomismo y almecanicismo, guiado por nociones como las de totalidad, acción recíproca, desarrollo,etc. También se utiliza el término, tal y como hizo el propio Hegel, para denotardeterminadas posiciones filosóficas del pasado: la filosofía de Heráclito, algunosaspectos de la metafísica aristotélica, el pensamiento de Nicolás de Cusa y el de Fichte.La dialéctica en Marx
  15. 15. La influencia de Hegel sobre Marx se pone de manifiesto en toda la obra de esteúltimo; él mismo reconocía que Hegel había sido el primero en exponer con amplitudlas formas generales del movimiento de la dialéctica, pero afirma que "es necesariodarle vuelta, para descubrir así el núcleo racional que se oculta bajo la envolturamística". El método dialéctico de Marx, según expone en El capital, no sólo difiere ensus fundamentos del de Hegel, "sino que es su antítesis directa. Para Hegel el procesodel pensar, (...) es el demiurgo de lo real (...). Para mí, a la inversa, lo ideal no es sinolo material traspuesto y traducido en la mente humana". Esto no ha sido obstáculo paraque Marx utilizara como herramienta conceptual la dialéctica hegeliana en varios de susanálisis, pero la superación de Hegel, entendida como síntesis de los contrarios, no cabeen el discurso marxiano. Marx imprime a su pensamiento una dirección práctico-revolucionaria que se refleja en el núcleo de la dialéctica; el movimiento dialéctico noconduce a la recuperación o restauración de una supuesta unidad perdida, sino, enprimer lugar, a subrayar el momento de lo negativo como destrucción (la conciliaciónentre los términos de la contradicción -capital y trabajo- es imposible) y, en segundolugar, a la construcción o producción de una nueva sociedad en donde sea posible laemancipación social. Esta dialéctica fue posteriormente elaborada y sistematizada por Engels, para serrechazada posteriormente por el revisionismo de la II Internacional.La dialéctica en el pensamiento contemporáneo Actualmente, la dialéctica tiene cabida en posiciones empiristas o positivistas,acusadas frecuentemente de cientificismo o chato objetivismo; por ejemplo, la escuelade Frankfurt o el último Sartre. La epistemología anglosajona contemporánea refuta las bases lógicas y lapretendida utilidad hermenéutica de la dialéctica, mientras que la otra vertiente críticafundamental, representada por el existencialismo, reanuda la polémica contra elracionalismo y el optimismo que caracterizaba a la dialéctica hegeliana, polémica queKierkegaard ya había emprendido en su momento.

×