Successfully reported this slideshow.
 



                                  2 de febrero:
                          LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR

               J...
 


                                         2 de febrero:
                                LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR

    ...
 


        •   SALMODIA  
      
      
     Ant. 1: Sus padres llevaron a Jesús a Jerusalén, para presentarlo al Señor. ...
 


     
    Ant. 2: Adorna tu morada, Sión, para recibir al Mesías, Rey. 
     
    Salmo 147  
                        ...
 


     Ant.3 : Dichoso eres, Simeón, hombre justo, porque has recibido a Cristo, el Señor, 
libertador de su pueblo. 
  ...
 


    MAGNIFICAT , ant.: El anciano llevaba al niño, el niño guiaba al anciano. La Virgen 
lo dio a luz, y permaneció vi...
 


   PRECES 
          
Adoremos a Cristo, nuestro Salvador, presentado en el templo y supliquémosle diciendo:  
       ...
 


                                     2 de febrero:
                            LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR

    Jornada ...
 


                ¿A quién sostienes en tus manos, 
                dinos, anciano Simeón, 
                por qué te s...
 


                
               Toda mi vida te bendeciré 
               y alzaré las manos invocándote. 
           ...
 


                                                Fieras y ganados, bendecid al Señor, 
Lluvia y rocío, bendecid al Seño...
 


Ant. 3. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel. 
 
SALMO 149

                                 ...
 


 
LECTURA BREVE:
                                                                                    (2 Tim 1, 12) 
  ...
 


      • PRECES 
    
    
   Adoremos a nuestro Salvador, que hoy fue presentado en el templo y supliquémosle: 
    
 ...
 


                                      2 de febrero: 
                                 LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR 

    ...
 


    
       Oráculo del Señor a mi Señor: 
        quot;siéntate a mi derecha, y haré de tus enemigos estrado de tus p...
 


SOLISTA: Es preciso recuperar la claridad en la mirada. Si algo tienen en común los profetas 
   de  todos  los  tiemp...
 


         LECTURA BREVE:  
                                                                        M. Úrsula‐ Dedicator...
 


vista, por las que permanecen “ en la trastienda “ de nuestras comunidades… Por sus detalles, 
por su delicadeza, por ...
 


                                                                                                  
                   ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Liturgia Horas para el 2 de febrero de 2009

3,605 views

Published on

Liturgia de las horas del 2 de febrero de 2009. Jornada Mundial de la Vida Consagrada y FIESTA TEATINA.

Published in: Education
  • Be the first to comment

Liturgia Horas para el 2 de febrero de 2009

  1. 1.   2 de febrero: LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR Jornada Mundial de la Vida Consagrada  Fiesta Teatina         “…Ha llegado ya aquella luz que viniendo a este mundo ilumina a todo hombre. Dejemos que esta luz nos penetre y nos transforme, ninguno de nosotros ponga obstáculos a esta luz y se resigne a permanecer en la noche; al contrario, avancemos todos llenos de resplandor, todos juntos iluminados salgamos a su encuentro y cantemos un himno de acción de gracias al engendrador y Padre de la luz que ha arrojado de nosotros las tinieblas y nos ha hecho participes de la luz verdadera.quot; Página1  (San Sofronio, Obispo)       
  2. 2.   2 de febrero: LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR Jornada Mundial de la Vida Consagrada y Fiesta Teatina  I Vísperas    • MONICIÓN INICIAL:     El 2 de febrero de 1616, “llegada la fiesta de la Purificación de la Santísima Virgen –  son palabras de la Fundadora ‐ , aquel Señor que cuida del cielo y la tierra y de l todas las  cosas, se dignó acordarse de nosotras... y quiso darme a entender lo que Su Majestad y su  Santísima Madre quieren que sea este lugar... Era de comunión aquel día. Como un cuarto  de hora después de recibir al Señor, me hizo entender mentalmente, con mucha claridad y  certeza, que quiere este lugar par Sí y para su Santísima Madre. Quiere que haya aquí dos  edificios: uno para la Congregación, y otro para un Monasterio de clausura... “   ( ANTONIO VENY BALLESTER: Úrsula Benincasa o una experiencia de Dios. Zaragoza, 1967‐ Pág. 268 )     • HIMNO  De una Virgen hermosa   celos tiene el sol,   porque vio en sus brazos   otro sol mayor.   Cuando del Oriente   salió el sol dorado,   y otro sol helado   miró tan ardiente,   quitó de la frente   la corona bella,   y a los pies de la estrella   su lumbre adoró,   porque vio en sus brazos   otro sol mayor.   «Hermosa María,   dice el sol vencido,   de vos ha nacido   el sol que podía   dar al mundo el día   que ha deseado».   Esto dijo humillado   a María el sol,   Página2  porque vio en sus brazos   otro sol mayor.   
  3. 3.   • SALMODIA       Ant. 1: Sus padres llevaron a Jesús a Jerusalén, para presentarlo al Señor.    Salmo 112   (A dos coros )    Alabad, siervos del Señor,  alabad el nombre del Señor.  Bendito sea el nombre del Señor,  ahora y por siempre:  de la salida del sol hasta su ocaso,  alabado sea el nombre del Señor.    El Señor se eleva sobre todos los pueblos,  su gloria sobre los cielos.  ¿Quién como el Señor, Dios nuestro,  que se eleva en su trono  y se abaja para mirar  al cielo y a la tierra?    Levanta del polvo al desvalido,  alza de la basura al pobre,  para sentarlo con los príncipes,  los príncipes de su pueblo;  a la estéril le da un puesto en la casa,  como madre feliz de hijos.    Ant. : Sus padres llevaron a Jesús a Jerusalén, para presentarlo al Señor.    SOLISTA: Tres veces, con insistencia apasionada, resuena quot;el nombre del Señorquot; en  el centro de la oración de adoración. Todo el ser y todo el tiempo ‐quot;desde la salida del  sol  hasta  su  ocasoquot;,  dice  el  Salmista  (v.  3)‐  está  implicado  en  una  única  acción  de  gracias.  Es  como  si  se  elevara  desde  la  tierra  una  plegaria  incesante  al  cielo  para  ensalzar al Señor, Creador del cosmos y Rey de la historia.    El  Señor  se  abaja  con  solicitud  por  nuestra  pequeñez  e  indigencia…Él,  con  su  mirada  amorosa  y  con  su  compromiso  eficaz,  se  dirige  a  los  últimos  y  a  los  desvalidos  del  mundo:  quot;Levanta  del  polvo  al  desvalido;  alza  de  la  basura  al  pobrequot;  (v.  7).  Por  consiguiente, Dios se inclina hacia los necesitados y los que sufren, para consolarlos; y  esta palabra encuentra su mayor densidad, su mayor realismo en el momento en que  Dios  se  inclina  hasta  el  punto  de  encarnarse,  de  hacerse  uno  de  nosotros,  y  Página3  precisamente uno de los pobres del mundo.    (Benedicto XVI ‐ Miércoles 18 de Mayo de 2005)   
  4. 4.     Ant. 2: Adorna tu morada, Sión, para recibir al Mesías, Rey.    Salmo 147   ( Solistas voluntarias )    Glorifica al Señor, Jerusalén;  alaba a tu Dios, Sión:  que ha reforzado los cerrojos de tus puertas,  y ha bendecido a tus hijos dentro de tí;  ha puesto paz en tus fronteras,  te sacia con flor de harina.    El envía su mensaje a la tierra,  y su palabra corre veloz;  manda la nieve como lana,  esparce la escarcha como ceniza;    Hace caer como el hielo como migajas  y con el frío congela las aguas;  envía una orden, y se derriten;  sopla su aliento, y corren.    Anuncia su palabra a Jacob,  sus decretos y mandatos a Israel;  con ninguna nación obró así,  ni les dio a conocer sus mandatos.      Ant. : Adorna tu morada, Sión, para recibir al Mesías, Rey.    SOLISTA:  La  obediencia  religiosa  arraiga  en  la  actitud  obediente  y  humilde  de  Jesús:  Jesús llegó a la libertad del Señor a través de la obediencia del siervo, solidarizándose  con  los  hombres  esclavos.  Marcada  por  estos  rasgos,  la  obediencia  exige  a  los  religiosos  la  renuncia  real  y  efectiva  al  propio  querer,  al  auto‐servicio…  Nuestra  obediencia  no  es  simplemente  una  estrategia  temporal  o  coyuntural;  define  el  proyecto  total  de  nuestra  vida...  hasta  la  muerte.  Quien  no  asume  esta  condición  dentro de la vida religiosa no sigue radicalmente los pasos de Jesús.  Cantemos,  pues,  el  himno  de  la  humillación  glorificadora  de  Jesús,  paradigma  de  nuestra vocación.  Página4       
  5. 5.   Ant.3 : Dichoso eres, Simeón, hombre justo, porque has recibido a Cristo, el Señor,  libertador de su pueblo.    Cántico                                                                                                                            Flp. 2,6‐11  (Rezado por la Asamblea)  Cristo, a pesar de su condición divina,   no hizo alarde de su categoría de Dios,   al contrario, se anonadó a sí mismo,   y tomó la condición de esclavo,   pasando por uno de tantos.       Y así, actuando como un hombre cualquiera,   se rebajó hasta someterse incluso a la muerte   y una muerte de cruz.       Por eso Dios lo levantó sobre todo   y le concedió el “Nombre‐sobre‐todo‐nombre”;   de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble   en el cielo, en la tierra, y en el abismo   y toda lengua proclame:   Jesucristo es  Señor, para gloria de Dios Padre.     Ant. : Dichoso eres, Simeón, hombre justo, porque has recibido a Cristo, el Señor,  libertador de su pueblo.    SOLISTA:  “Si  la  comunidad  de  Filipos  está  en  la  necesidad  de  cerrar  filas  para  oponerse  a  los  adversarios,  debe  comenzar  por  hacerse  fuerte  en  sí  misma,  procurando la verdadera armonía entre sus miembros. Peligro y seria amenaza contra  esa armonía es la búsqueda indigna y egoísta del favor ajeno, el espíritu de rivalidad y  la  vanagloria.  Pablo  condena  este  espíritu  opuesto  al  bien  comunitario,  y  exige  la  humildad.  Y  el  ejemplo  más  elevado  y  obligante  que  Pablo  puede  presentar  a  los  filipenses es el de Cristo: revestíos de los mismos sentimientos de Cristo… una llamada  aun vigente ante cualquier intento de protagonismo vacío…” ( K. Staab )    LECTURA  BREVE                                                                                                Hb. 10, 5‐7                                      Cuando Cristo entró en el mundo, dijo: <<Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, pero me  has preparado un cuerpo; no aceptas holocaustos ni víctimas expiatorias. Entonces yo dije lo  que está escrito en el libro: “ Aquí estoy, Señor, para hacer tu Voluntad.”>>      RESPONSORIO BREVE                                                Página5  R:‐El Señor ha dado a conocer * A su Salvador. El Señor.  V:‐ A quien ha presentado ante todos los pueblos. A su Salvador. Gloria al Padre.     El Señor.                                                               
  6. 6.   MAGNIFICAT , ant.: El anciano llevaba al niño, el niño guiaba al anciano. La Virgen  lo dio a luz, y permaneció virgen después del parto; adoró al mismo que engendró.                                            ( Semitonado )  Él hace proezas con su brazo:  dispersa a los soberbios de corazón,    derriba del trono a los poderosos  y enaltece a los humildes,  Proclama mi alma la grandeza del Señor,  a los hambrientos los colma de bienes  se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;  y a los ricos los despide vacíos.   porque ha mirado la humillación de su esclava.   Auxilia a Israel, su siervo,   Desde ahora me felicitarán todas las  acordándose de la misericordia  generaciones,  ‐como lo había prometido a nuestros padres‐  porque el Poderoso ha hecho obras grandes  en favor de Abrahán y su descendencia por  por mí:  siempre.   su nombre es santo,  y su misericordia llega a sus fieles  de generación en  generación.                                                     Página6         
  7. 7.   PRECES    Adoremos a Cristo, nuestro Salvador, presentado en el templo y supliquémosle diciendo:     QUE NUESTROS OJOS, SEÑOR,  VEAN TU SALVACIÓN   Redentor nuestro y gloria de tu pueblo Israel, haz que tu Iglesia sea la luz de las naciones.   Señor Jesucristo, deseado de todos los pueblos y contemplado por los ojos del Justo Simeón,  haz que todos los hombres puedan alcanzar tu salvación.   Señor, que dispusiste que, al ser tú presentado en el templo, el justo Simeón anunciara a tu  madre  que  una  espada  atravesaría  su  alma,  da  fortaleza  a  quienes  sufren  persecución  a  causa de tu Evangelio.   Señor,  que nos  has  llamado  a  vivir  nuestra  consagración  en  la  Familia  Teatina,  te  pedimos  por  todas  las  Religiosas  que  formamos  la  Congregación.  Concédenos  “entendimiento  y  caridad “para poder servirte con corazón sincero.   Cristo Salvador, tú que eres la luz que ilumina el corazón del hombre, enciende la esperanza  de los que están cansados y agobiados. En especial te pedimos por todas nuestras religiosas  enfermas.     ........................     Cristo, felicidad de los santos, a quien Simeón pudo contemplar antes de la muerte como  tanto había deseado, te pedimos por todas nuestras hermanas difuntas. Que al contemplar  tu Rostro intercedan por las necesidades de nuestra Congregación.   PADRENUESTRO       ORACIÓN:   Dios todopoderoso y eterno, que en este día en que tu Hijo único fue  presentado en el templo con un cuerpo como el nuestro, te pedimos nos  concedas a nosotros poder ser presentados ante ti, plenamente renovados en  nuestro espíritu. Por nuestro Señor Jesucristo.             Página7         
  8. 8.   2 de febrero: LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR Jornada Mundial de la Vida Consagrada y Fiesta Teatina  Laudes      Ant. Mirad en su templo santo el Señor, soberano de todo.  Venid, adorémosle con alegría.      Aclama al Señor, tierra entera,  servid al Señor con alegría,  entrad en su presencia con vítores.    Sabed que el Señor es Dios:  que él nos hizo y somos suyos,  su pueblo y ovejas de su rebaño.     Entrad por sus puertas con acción de gracias,  por sus atrios con himnos,  dándole gracias y bendiciendo su nombre:    «El Señor es bueno,  su misericordia es eterna,   su fidelidad por todas las edades.»    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.  Como era en el principio, ahora y siempre,  por los siglos de los siglos. Amén.      HIMNO    Iglesia santa, esposa bella,   sal al encuentro del Señor,  adorna y limpia tu morada  y recibe a tu Salvador.    Abre tus brazos a María,  Virgen Madre del Redentor,  puerta del cielo siempre abierta  Página8  por la que vino al mundo Dios.       
  9. 9.   ¿A quién sostienes en tus manos,  dinos, anciano Simeón,  por qué te sientes tan alegre?  quot;Porque ya he visto al Salvador.    Este Niño será bandera   y signo de contradicción,  con su muerte, traerá la vida,  por la cruz, la resurrecciónquot;.    Jesús, el hijo de María,   es el Hijo eterno de Dios,  la luz que alumbra a las naciones  los caminos de salvación.    La Virgen Madre ofrece al Niño  como una hostia para Dios;  la espada de la profecía  atraviesa su corazón.    Honor y gloria al Padre eterno,  y al Hijo eterno que engendró,  y que, por obra del Espíritu,  de la Virgen Madre nació. Amén.      Ant. 1. Simeón, hombre justo y piadoso, aguardaba el consuelo de Israel, y el Espíritu  Santo moraba en él.    SALMO 62, 2-9 ( Varias solistas )  Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,  mi alma está sedienta de ti;  mi carne tiene ansia de ti,  como tierra reseca, agostada, sin agua.    Cantamos:  Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos, invocándote. Aleluya.    ¡Cómo te contemplaba en el santuario  viendo tu fuerza y tu gloria!  Tu gracia vale más que la vida,  te alabarán mis labios.  Página9    Cantamos:  Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos, invocándote. Aleluya.   
  10. 10.     Toda mi vida te bendeciré  y alzaré las manos invocándote.  Me saciaré como de enjundia y de manteca,  y mis labios te alabarán jubilosos.    Cantamos:  Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos, invocándote. Aleluya.    En el lecho me acuerdo de ti  y velando medito en ti,  porque fuiste mi auxilio,  y a la sombra de tus alas canto con júbilo;  mi alma está unida a ti,  y tu diestra me sostiene.    Cantamos:  Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos, invocándote. Aleluya.    Ant.  Simeón, hombre justo y piadoso, aguardaba el consuelo de Israel, y el Espíritu  Santo moraba en él.    Solista:  También  nosotros,  aunque  quizá  hoy  nos  encontremos  como  tierra  reseca,  agostada, sin agua, contemplamos la fuerza y la gloria de Dios en la carne del Resucitado; y  este recuerdo alienta nuestra esperanza. Nuestra alma está sedienta de Dios, de felicidad, de  vida,  pero,  como  el  salmista,  estamos  ciertos  de  que  en  el  Reino  de  Dios  nos  saciaremos  como de enjundia y de manteca; y, si por un momento hemos de vivir aún en la dificultad y la  noche, a la sombra de las alas del Señor esperamos tranquilos. En palabras de Úrsula, hoy  más que nunca es tiempo de permanecer” con gran paz a los pies del Señor” porque “Él no  nos abandona nunca, es amante fiel que nos lleva escritas en las palmas de sus manos…”.      Ant. 2. Simeón tomó al niño en brazos, dio gracias y bendijo a Dios.    CÁNTICO DE LOS TRES JÓVENES, DN 3, 57-88.56 ( A dos coros, cada seis estrofas cantamos: LAUDATO SI,, OH, MI SIGNORE…‐ sólo el estribillo ‐)  Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor,  ensalzadlo con himnos por los siglos.    Ángeles del Señor, bendecid al Señor;  cielos, bendecid al Señor.    Página10  Aguas del espacio, bendecid al Señor;  ejércitos del Señor, bendecid al Señor.    Sol y luna, bendecid al Señor;  astros del cielo, bendecid al Señor. 
  11. 11.     Fieras y ganados, bendecid al Señor,  Lluvia y rocío, bendecid al Señor;  ensalzadlo con himnos por los siglos.  vientos todos, bendecid al Señor.      Hijos de los hombres, bendecid al  Fuego y calor, bendecid al Señor;  Señor; bendiga Israel al Señor.  fríos y heladas, bendecid al Señor.      Sacerdotes del Señor, bendecid al  Laudato si…  Señor; siervos del Señor, bendecid al    Señor.  Rocíos y nevadas, bendecid al Señor;    témpanos y hielos, bendecid al Señor.  Almas y espíritus justos, bendecid al    Señor; santos y humildes de corazón,  Escarchas y nieves, bendecid al Señor;  bendecid al Señor.  noche y día, bendecid al Señor.      Ananías, Azarías y Misael, bendecid al  Luz y tinieblas, bendecid al Señor;  Señor, ensalzadlo con himnos por los  rayos y nubes, bendecid al Señor.  siglos.      Bendiga la tierra al Señor,  Laudato si…  ensálcelo con himnos por los siglos.      ( ASAMBLEA )  Montes y cumbres, bendecid al Señor;    cuanto germina en la tierra, bendiga al  Bendigamos  al  Padre  y  al  Hijo  con  el  Señor.  Espíritu  Santo,  ensalcémoslo  con    himnos por los siglos.  Manantiales, bendecid al Señor;    mares y ríos, bendecid al Señor.  Bendito el Señor en la bóveda del cielo,  Cetáceos  y  peces,  bendecid  al  Señor;  alabado y glorioso y ensalzado por los  aves del cielo, bendecid al Señor.  siglos.  Laudato si…  Laudato si…    Ant.. Simeón tomó al niño en brazos, dio gracias y bendijo a Dios.                  Página11           
  12. 12.   Ant. 3. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.    SALMO 149 ( Una solista reza los dos  primeros versos del salmo   y la asamblea responde con los dos últimos.   La última estrofa la rezamos juntas.)   ¡Aleluya! Cantad al Señor un cántico nuevo,  resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;  que se alegre Israel por su Creador,  los hijos de Sión por su Rey.  Alabad su nombre con danzas,  cantadle con tambores y cítaras;  porque el Señor ama a su pueblo  y adorna con la victoria a los humildes.    Que los fieles festejen su gloria  y canten jubilosos en filas:  con vítores a Dios en la boca  y espadas de dos filos en las manos:    para tomar venganza de los pueblos  y aplicar el castigo a las naciones,  sujetando a los reyes con argollas,  a los nobles con esposas de hierro.    Ejecutar la sentencia dictada  es un honor para todos sus fieles.    Ant. 3. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.    SOLISTA: San Agustín, tomando como punto de partida el hecho de que el salmo habla  de «coro» y de «tímpanos y cítaras», comenta: «¿Qué es lo que constituye un coro?  (...) El coro es un conjunto de personas que cantan juntas. Si cantamos en coro  debemos  cantar  con  armonía.  Cuando  se  canta  en  coro,  incluso  una  sola  voz  desentonada  molesta  al  que  oye  y  crea  confusión  en  el  coro  mismo»  .  Luego,  refiriéndose  a  los  instrumentos  utilizados  por  el  salmista,  se  pregunta:  «¿Por  qué  el  salmista  usa  el  tímpano  y  el  salterio?».  Responde:  «Para  que  no  sólo  la  voz  alabe  al  Señor, sino también las obras. Cuando se utilizan el tímpano y el salterio, las manos se  armonizan con la voz. Eso es lo que debes hacer tú. Cuando cantes el aleluya, debes  dar  pan  al  hambriento,  vestir  al  desnudo  y  acoger  al  peregrino.  Si  lo  haces,  no  sólo  canta  la  voz,  sino  que  también  las manos  se  armonizan  con  la  voz,  pues  las  palabras  concuerdan con las obras» (Enarr. in Ps. 149: CCL 40, 7, 1‐4), (ib., 8,1‐4).  Página12           
  13. 13.     LECTURA BREVE: (2 Tim 1, 12)      Sé  de  quién  me  he  fiado  y  estoy  firmemente  persuadido  de  que  tiene  poder  para  asegurar hasta el último día, en que vendrá como juez justo, el encargo que me dio.    “ El Señor ha querido que yo, que soy nada, tuviera  la compañía de muchas siervas de  Dios. En él he puesto mi confianza…” ( Reglas‐ Preámbulo )    RESPONSORIO BREVE:  R.‐ Estamos al Servicio de Nuestra Señora, * habitamos en su casa. Estamos.  V.‐ Sea pues santa nuestra vida. * Habitamos en su casa. Gloria al Padre.Estamos.    BENEDICTUS , ant. Cuando entraban con el Niño Jesús, sus Padres, Siméon lo tomó en  brazos y bendijo a Dios.  ( semitonado )  Bendito sea el Señor, Dios de Israel,  Para concedernos que, libres de temor,  porque ha visitado y redimido a su  arrancados de la mano de los  pueblo, suscitándonos una fuerza de  enemigos, le sirvamos con santidad y  salvación en la casa de David, su siervo,  justicia, en su presencia, todos nuestros  según lo había predicho desde antiguo  días.   por boca de sus santos profetas.   Y a ti, niño, te llamarán profeta del  Es la salvación que nos libra de  Altísimo, porque irás delante del Señor  nuestros enemigos y de la mano de  a preparar sus caminos,  todos los que nos odian; realizando la  anunciando a su pueblo la salvación,  misericordia que tuvo con nuestros  el perdón de sus pecados.   padres, recordando su santa alianza  Por la entrañable misericordia de  y el juramento que juró a nuestro  nuestro Dios,  padre Abrahán.   nos visitará el sol que nace de lo alto,  para iluminar a los que viven en  tinieblas y en sombra de muerte,  para guiar nuestros pasos por el camino  de la paz.      BENEDICTUS , ant. Cuando entraban con el  Niño Jesús, sus Padres, Siméon lo tomó en  Página13  brazos y bendijo a Dios.         
  14. 14.   • PRECES      Adoremos a nuestro Salvador, que hoy fue presentado en el templo y supliquémosle:    Que nuestros ojos, Señor, vean tu savación.    • Por Su Santidad, el Papa Benedicto XVI, por los obispos, sacerdotes, diáconos y todos los que  formamos la gran familia de la Iglesia, para que nos dejemos iluminar por Cristo, verdadero  Sol que nace de lo Alto y nos comprometamos a ser testigos de su luz en nuestros ambientes.     • Por Madre General y su Consejo. Por todos los que en la Iglesia ejercen el servicio de  la autoridad. Que encuentren en ti su fuerza, Señor y que toda su vida sea un reflejo  de tu amor y tu justicia.      • Por Todas las Teatinas que en diferentes ambientes y culturas intentamos hacer vida  el ideal de Madre Úrsula;  por las que empiezan su andadura y por las que llevan años  en el servicio del Señor. Que todas encontremos  en Cristo nuestro único bien y  manifestemos al mundo la plenitud y el gozo de haber puesto en Él nuestro corazón.    • Por  todos  los  jóvenes  que  sienten  la  llamada  del  Señor,  para  que  no  apaguen  la  voz  del  Espíritu y sean dóciles a sus inspiraciones.     • Por quienes estamos participando en esta plegaria de acción de  gracias por la Vida  Consagrada Teatina, por nuestra Comunidad de……………………que el Señor nos conceda  aquello que más necesitamos para crecer en la comunión fraterna.         ORACIÓN  Dios todopoderoso y eterno, te rogamos humildemente que así como tu Hijo Unigénito , revestido de  nuestra humanidad, ha sido presentado hoy en el templo, nos concedas, de igual modo, a nosotros,  la gracia de ser presentados ante ti con el alma limpia. Por Jesucristo, nuestro Señor.                            Página14     
  15. 15.   2 de febrero:  LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR  Jornada Mundial de la Vida Consagrada y Fiesta Teatina  II Vísperas      • HIMNO:   ( Recitado por solistas voluntarias. Cantamos el estribillo )     Cubierta por la túnica de las luces de Dios habló Úrsula así:   Vamos al monte, hijas. Olvidaos de todo   cuanto aquí, tan inútil, entorpece los pasos   del camino. Y seguidme. Hay que encontrar la luz.   Verificar la lumbre de la estrella perdida.   Dios nos alumbrará los callejones íntimos.     SEÑOR, TÚ ERES NUESTRA LUZ.   SEÑOR, TÚ ERES LA VERDAD,   SEÑOR, TÚ ERES NUESTRA PAZ.     De qué nos servirían estos pies en las tierras   de los hombres. Los venda el Señor y acaricia   como cuando de niños tropezábamos, pies   para ir por los rastros del esplendor. Subamos   hijas mías. La luz no consiente esperar.     SEÑOR, TÚ ERES NUESTRA LUZ…    Sólo en la luz vivía. No te estaban las sombras reservadas.   ¿ Qué hacemos mientras tanto nosotros?   Abrid los Evangelios por donde tiene el sol   sus mansiones o el huerto de las amanecidas.   ¿ De qué sirven sus páginas si se quedan cerradas?   Nunca es pronto, Sor Úrsula. Jamás nunca es temprano.   Siempre es el tiempo justo para poder subir.     SEÑOR, TÚ ERES NUESTRA LUZ…    SALMODIA  Página15    Ant. 1.: El Espíritu Santo había revelado a Simeón que no moriría sin haber visto antes al  Ungido del Señor.     CANTAMOS: Tú eres sacerdote eterno según el rito de Melquisedec  
  16. 16.     Oráculo del Señor a mi Señor:   quot;siéntate a mi derecha, y haré de tus enemigos estrado de tus piesquot;.   Desde Sión extenderá el Señor el poder de tu cetro:   somete en la batalla a tus enemigos.     quot;Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,   entre esplendores sagrados;   yo mismo te engendré, como rocío, antes de la auroraquot;.     CANTAMOS: Tú eres sacerdote eterno según el rito de Melquisedec     El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:   quot;Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedecquot;.   El Señor a tu derecha, el día de su ira, quebrantará a los reyes.   En su camino beberá del torrente,   por eso, levantará la cabeza. Gloria...     CANTAMOS: Tú eres sacerdote eterno según el rito de Melquisedec     Ant. : El Espíritu Santo había revelado a Simeón que no moriría sin haber visto antes al  Ungido del Señor.     SOLISTA: Ninguno de nosotros ponga obstáculos a esta luz y se resigne a permanecer en la  noche; al contrario, avancemos todos llenos de resplandor; todos juntos, iluminados,  salgamos a su encuentro y, con el anciano Simeón, acojamos aquella luz clara y eterna...     Ant. 2: Ofrecieron por él al Señor un par de tórtolas o dos pichones.   Salmo 129   Lo reza una solista   Desde lo hondo a ti grito, Señor;   Señor, escucha mi voz;   estén tus oídos atentos a la voz de mi súplica.     Si llevas cuenta de los delitos, Señor,   ¿quién podrá resistir?   Pero de ti procede el perdón, y así infundes respeto.     Mi alma espera en el Señor, espera en su palabra;   mi alma aguarda al Señor, más que el centinela la aurora.     Aguarde Israel al Señor, como el centinela la aurora;   Página16  porque del Señor viene la misericordia, la redención copiosa;   y él redimirá a Israel de todos sus delitos.   Ant. 2 : Ofrecieron por el Señor un par de tórtolas o dos pichones.  
  17. 17.   SOLISTA: Es preciso recuperar la claridad en la mirada. Si algo tienen en común los profetas  de  todos  los  tiempos  es  el  hecho  de  ver  señales  de  vida  allí  donde  el  común  de  los  hombres sólo vislumbra sombras de muerte. El anciano Simeón, la profetisa Ana, Úrsula,  la vidente... todos tienen la mirada llena de luz, el espíritu invadido por la gracia. Es por  eso  que  son  también  ellos  “signos  de  contradicción”.  Es  por  eso  que  saben  descubrir  el  paso de Dios por su propia historia... y lo agradecen.   Ant. 3: Mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos.     Cántico Col 1, 12. 20     Asamblea:   Damos gracias a Dios Padre, que nos ha hecho capaces de compartir   la herencia del pueblo santo en la luz.     Solista1:   Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas,   y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido,   por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados.   Asamblea:   Él es imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura;   porque por medio de Él fueron creadas todas las cosas:   celestes y terrestres, visibles e invisibles,   Tronos, Dominaciones, Principados, Potestades;   todo fue creado por Él y para Él.   Solista 2:   Él es anterior a todo, y todo se mantiene en Él.   Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia.   Él es el principio, el primogénito de entre los muertos,   y así es el primero en todo.   Asamblea:   Porque en Él quiso Dios que residiera toda la plenitud.   Y por Él quiso reconciliar consigo todos los seres:   los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.   Gloria al Padre...   Ant. Mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos.       Página17         
  18. 18.   LECTURA BREVE:   M. Úrsula‐ Dedicatoria de las Reglas   A  ti,  ¡  Oh  poderosa  Señora  !,  que  iluminaste  mi  mente  desde  los  primeros  años  de  mi  juventud para que dejando el mundo me acogiera a tu amable protección en una vida retirada y  pusiera  los  fundamentos  de  la  Congregación  bajo  el  nombre de  tu  Concepción  Inmaculada.  Te  ruego como madre amorosa que quieras establecer lazos de caridad entre todas aquellas que en  el futuro servirán al Señor voluntariamente y por amor...   Te suplico finalmente que nos des entendimiento y caridad para poder servir y amar a Dios  nuestro  Señor,  al  que  esperamos  glorificar  eternamente  mientras  gozamos  de  tu  amable  presencia en el Cielo .       RESPONSORIO BREVE     V. Feliz el que te ama, dichoso el que te sirve, Señor.   R: Feliz el que te ama, dichoso el que te sirve, Señor.   V: A Ti que eres el Sol que naces de lo alto, que guías nuestros pasos por el camino de la paz.   R: Feliz el que te ama, dichoso el que te sirve, Señor.   V: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.   R: Feliz el que te ama, dichoso el que te sirve, Señor.   SOLISTA: Del mismo modo que la Virgen Madre de Dios tomó en sus brazos a la luz  verdadera y la comunicó a los que yacían en tinieblas, dejemos, hermanos, que esta Luz nos  penetre y nos transforme...   • CÁNTICO EVANGÉLICO:     Ant. Estamos al servicio de la Santísima Virgen. Sea, pues, santa nuestra vida.     MAGNÍFICAT ( cantado )     PRECES    “ Este es mi testamento: que améis a este gran Señor... y que os améis unas a otras...”  (Prólogo de las Reglas )      Gracias, Señor, por las todas hermanas  que  nos han  precedido.  Tengamos un  recuerdo  especial por las que durante estos últimos meses partieron a tu encuentro. Haz que intercedan  por  nuestras  necesidades  y  sostengan  nuestra  misión.  Porque  el  amor  es  más  fuerte  que  la  muerte,  tu Espíritu nos une en una comunión que no termina. GRACIAS, SEÑOR.    Página18  “  La  experiencia  mística  con  que  fue  favorecida  Madre  Úrsula  y  su  profunda  intimidad  con Cristo, la hicieron más humana y más sensible a las necesidades de los hermanos...” (Const. 1 )      Gracias, Señor, por nuestras hermanas que con su servicio cotidiano hacen nuestra vida  más humana y fraterna. Por todas aquellas que trabajan en las labores que no se ven a simple 
  19. 19.   vista, por las que permanecen “ en la trastienda “ de nuestras comunidades… Por sus detalles,  por su delicadeza, por su humildad sincera. GRACIAS, SEÑOR.    “  Que  la  caridad  os  mantenga  unidas,  de  manera  que  el  sufrimiento  de  una  lo  compartan todas y el de la comunidad lo sienta cada una personalmente como suyo...”  (Reglas, cap. XIX )     Gracias,  Señor,  por  el  ejemplo  y  testimonio  de  nuestras  hermanas  mayores  y  enfermas.  Que  podamos  reconocer  que  cuanto  somos  y  tenemos,  material  y  espiritualmente,  es  un  legado  recibido  del  sacrificio  de    todas  ellas.  Por  sus  vidas  fecundas, por su entrega generosa, paciente y sostenida. GRACIAS, SEÑOR.    “  Convencidas  de  que  el  sacrificio  es  uno  de  los  fundamentos  de  la  vida  comunitaria,  ya  que  el  amor  fraterno  exige  la  liberación  del  egoísmo,  procuraremos  aceptarnos mutuamente en una entrega generosa al servicio de los hermanos..” ( Const. 36 )      Por las hermanas que sufren en el cuerpo o en el espíritu. Por las que dudan  en su fe, por las que vacilan en su esperanza, por las que han perdido la ilusión. Que tu  Espíritu haga renacer en su corazón aquél amor primero que un día las puso en camino  tras tus huellas. Por su coherencia y honestidad de vida, GRACIAS, SEÑOR.    “Siendo María nuestro modelo de entrega a Dios, queremos, a imitación de Ella,  vivir la consagración como “ servicio gozoso “ para ser testigos en el mundo del amor del Padre  y fermento renovador en la vida de la Iglesia.    Gracias,  Señor,  por  todas  las  hermanas  que  tienen  la  responsabilidad  y  el  don  de  animar  y  conducir a nuestras comunidades. Por nuestros superiores mayores, por su “servicio gozoso“  ofrecido en gratuidad;  por sus proyectos; por sus cansancios; por sus sueños de fraternidad  sobre cada una de nosotras… GRACIAS, SEÑOR.      PADRENUESTRO       ORACIÓN:   Dios  todopoderoso  y  eterno,  que  en  este  día  en  que  tu  Hijo  único  fue  presentado  en  el  templo  con  un  cuerpo  como  el  nuestro,  te  pedimos  nos  concedas  a  nosotros  poder  ser  presentados  ante  ti,  plenamente  renovados  en  Página19  nuestro  espíritu.  Por  nuestro Señor Jesucristo.      
  20. 20.         392º aniv. Aparición de Nuestra Señora   a la Ven. Úrsula Benincasa.     Carta  de  la  Secretaria  de  Madre  Úrsula  al  Padre  Mateo Santomango, informándole sobre lo qué fue  y cómo fue la “visión” del 2 de febrero de 1617.     “Yo,  dijo  la  Madre,  en  este  año  de  1617,  a  dos  de  febrero,  día  de  la  Purificación  de  la  Virgen,  en  habiendo  comulgado,  fui  llevada  al  jardín  que  hemos comprado al Obispo de Ísola y ahora, que me  ha  llevado  el  Señor,  he  visto  mejor  el  lugar  que  cuando  me  habíais  llevado  vosotras,  hermanas  mías…   Y cuando llegué al lugar donde está aquella estatua  de mármol, que duerme, ví claramente en el aire a  la Madre de Dios portando a su Santísimo Hijo en  el  brazo.  Y  era  la  Santísima  Concepción,  pues  iba  vestida  de  blanco,  con  escapulario  y  manto  azul  celeste.  Y  el  Señor  Jesús  tenía  en  mano  la  veste  de  Teatino.     Vi, al lado derecho de la Virgen, a una gran muchedumbre de monjas y, en el lado izquierdo, a una  gran multitud de hermanas de la Congregación.    Y  la  Bienaventurada  Virgen  me  consolaba,  dándome  a  entender  que  había  recibido  mis  lágrimas  y  oraciones  por  las  necesidades  del  Mundo.  Y  razonando  juntos  el  Señor  con  la  Virgen,  se  ofrecían  mutuamente regalos el uno al otro.     El Señor daba a su Madre Santísima treinta tres Eremitas en memoria de los 33 años que Él estuvo en  la tierra y la Madre daba muchas de estas hermanas vestidas de negro (como andáis ahora) al Señor  en memoria de los años que Ella había estado en la tierra. Y, mientras se intercambiaban estos dones,  vi,  en  un  instante,  a  todas  aquellas  monjas  de  la derecha  vestidas  de  blanco  y  azul,  de  la  misma  manera  que  la  Santísima  Virgen,  y  las  del  lado  izquierdo,  vestidas  de  negro,  y  el  Señor  decía:  “Madre mía, las oraciones de estas treinta y tres Eremitas aplacarán el justo desdén que siento por el  mundo… Dos serán sus continuos desvelos: la salvación de las almas y estar muertas a la carne pero  unidas a Mí. Después ví a la Beatísima Virgen que donaba a vosotras, hermanas mías, a su Santísimo  Hijo, en memoria de su vida, rogándole que, por amor suyo, librara al Mundo de los castigos con que  merecidamente lo había amenazado. Y habiéndose hecho el uno al otro estos regalos, ví a una gran  multitud de Ángeles, vestidos con hábito blanco y azul, que andaban volando por todo el mundo,  pero  en  particular  por  toda  la  Ciudad  de  Nápoles  ofreciéndole  ayuda  en  todas  sus  necesidades  y  también en las necesidades de personas particulares. Veía a dichas Romitas resplandecer como si  fueran ascuas de Amor, verdaderas llamas de fuego.    Página20   Y en este mismo instante el Señor me dio la Religión de los Padres Teatinos, diciéndome: Esta religión  ha de gobernar estos dos lugares; han de heredad el Espíritu que te he dado a ti y que ellos, a su vez,  heredarán a estas Eremitas cuando haya tomado sobre mis hombros el peso de hacer esta obra de  Dios… “ 

×