<Agradezco a mis compañeras Trabajadoras Sociales y alas Tanatologas del Hospital General Regional No.25por sus comentario...
INTRODUCCIONEl mundo actual se enfrenta a un proceso de envejecimiento como resultado del cualcada día son más las persona...
Se realizo un estudio observacional descriptivo transversal y analítico, durante el mes deMayo al mes de Octubre del 2007,...
RESULTADOS*El total de la muestra en estudio fue de 60 cuidadores primarios los cualesrepresentaron el 57.53% de los cuida...
*Se reportaros 14 estados como lugares de origen de los cuidadores entrevistadosaunque predomino el DF en un 33.3% siguien...
tradicionales que llevan a la relativa falta de alternativas económicas, ya que el hechode no contar con ingresos económic...
por lo que se tendría que realizar programas de atención social y consejeríatanatologica al cuidador directamente en su do...
Madrid. Evaluación del medio y del cuidador del Demente. En T del ser J. Peña J eds.Evaluación neuropsicologica y funciona...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Factores Asociados al Nivel de Sobrecarga del Adulto Mayor del Programa Atención Medica en Domicilio. IMSS

519 views

Published on

Trabajo de Investigacion social presentado en la 1a Jornada Nacional de Investigacion de Trabajo Social del IMSS Ixtapan de la Sal 2007.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
519
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Factores Asociados al Nivel de Sobrecarga del Adulto Mayor del Programa Atención Medica en Domicilio. IMSS

  1. 1. <Agradezco a mis compañeras Trabajadoras Sociales y alas Tanatologas del Hospital General Regional No.25por sus comentarios críticas y sugerencias las cualesmotivaron a la realización del presente trabajo el cualse titula:.FACTORES ASOCIADOS CON EL NIVEL DE SOBRECARGA DELCUIDADOR PRIMARIO DEL ADULTO MAYOR DEL PROGRAMAATENCION MÉDICA A DOMICILIO DEL HOSPÌTAL GENERALREGIONAL NO 25 DELEGACION NORTE DEL DF. DEL INSTITUTOMEXICANO DEL SEGURO SOCIALT.S. ALMA SONIA SAMPEDRO MENDOZAsonia _ alfa 1@ hotmail.comNoviembre 2007
  2. 2. INTRODUCCIONEl mundo actual se enfrenta a un proceso de envejecimiento como resultado del cualcada día son más las personas que sobrepasan los 60 años de edad. Al aumentar elporcentaje de adultos mayores en una sociedad, aparece el rol del cuidador, el tema delcuidador se ha convertido en un tema principal de la gerontología, la literaturagerontologica refiere que se debe considerar al cuidador primario como objeto deestudio ya que el cuidador, constituye una pieza clave en la triada terapéutica “Equipode salud – paciente- cuidador primario.La familia, es la principal fuente de apoyo a las personas mayores que tienen dificultadpara cuidar de si mismas. Cuando una persona adulta mayor tiene algún tipo dedependencia, generalmente un miembro de la familia asume el rol del cuidador. Seentiende por cuidador primario a la persona del hogar o de la familia que se encargahabitualmente de cuidar la salud de las personas dependientes, sin recibir retribucióneconómica a cambio, se debe considerar que se trata de un recurso vulnerable, ya que elcompromiso de cuidar, tiene generalmente importantes costos materiales, emocionalesy de salud para los cuidadores que dedican su capacidad de cuidar de forma tan intensay continuada como generalmente lo hacen.Diversos estudios hablan del síndrome del cuidador como una sobrecarga física yemocional, que conlleva el riesgo de que el cuidador se convierta en un paciente y seproduzca la claudicación familiar. . O sea la manifestación implícita o explicita de laperdida de capacidad de la familia para ofrecer una respuesta adecuada a las demandasy necesidades del enfermo a causa de un agotamiento o sobrecarga.Prevenir la ocurrencia de este fenómeno es una responsabilidad que trabajo social nopuede eludir. Se ha planteado en este sentido y como objetivo principal de este trabajoIdentificar los factores asociados con el nivel de sobrecarga del cuidador primario deladulto mayor del programa AMED y a si mismo Determinar el nivel de sobrecarga delcuidador primario de nuestra población derechohabiente para que de esta manera serealicen estrategias educativas de orientación y prevención las cuales nos ayudaran amejorar la calidad de vida de los cuidadores primarios y se disminuirá el riesgo de quedesarrollen alguna enfermedad.
  3. 3. Se realizo un estudio observacional descriptivo transversal y analítico, durante el mes deMayo al mes de Octubre del 2007, se eligió un muestreo no probabilístico porselección de casos consecutivos dando un total de 60 casos los cuales representaron el57.53 % del total de cuidadores primarios del programa Amed que cumplieron con loscriterios de inclusión. A los cuales se les realizo visita domiciliaria aplicando la técnicade entrevista dirigida cara a cara al cuidador,Una vez explicado el objetivo del estudio y obtenido la firma del Consentimientoinformado, se procedió a la aplicación del instrumento el cual fue realizado en dosaspectos fundamentales:1.- L a recopilación de datos sociodemográficos2.- La aplicación de la escala de Zarit.Esta escala esta recomendada por la sociedad española de Medicina Familiar ycomunitaria como instrumento de valoración del programa de atención a domicilio , yha sido demostrada su utilidad para estimar la claudicación familiar en cuidadospaliativos : Tiene una sensibilidad del 100%, una especifidad del 90.5%, un valorpredictivo positivo del 95.4 % un valor predictivo negativo del 100% y una kappadel 0.879 con una significancia del 0.005.Cabe aclarar que antes de la aplicación del instrumento se aplico la técnica de Raport, esdecir se estableció una relación anímica adecuada al cuidador para crear un ambiente deconfianza.
  4. 4. RESULTADOS*El total de la muestra en estudio fue de 60 cuidadores primarios los cualesrepresentaron el 57.53% de los cuidadores primarios del programa AMED.*La edad fluctuó entre 21 – 85 años con una media de 52.85 + -15.16*El 82% de la muestra en estudio correspondió género femenino.*En relación al estado civil mas frecuente fue el estado civil casado en un72%.*En cuanto a la relación por escolaridad predomino la educación primaria incompletaen un 27%*La distribución por ocupación fue de un 73.3% de amas de casa.*En cuanto a la distribución por parentesco figuro el parentesco de hijo en un 54%.*El 77 % de los cuidadores primarios no perciben ingresos económicos.*En relación a las patologías de los pacientes que los cuidadores primariosentrevistados atienden, las más comunes fueron las enfermedades neurológicas.*En cuanto a la distribución por UMF correspondiente predomino la UMF no 75 enun 47 %.
  5. 5. *Se reportaros 14 estados como lugares de origen de los cuidadores entrevistadosaunque predomino el DF en un 33.3% siguiendo el Edo. de México en un 16.7%.*La parte neurálgica de esta investigación comprendió determinar el nivel desobrecarga del cuidador primario. Al aplicar la escala de Zarit se encontró que el 15%de los cuidadores primarios no mostraron sobrecarga, el 25% refirieron datos desobrecarga leve y el 60% presenta sobrecarga intensa.Al realizar el análisis de O R encontramos que los factores que se asocian en eldesarrollo del nivel de sobrecarga fueron:La escolaridad menor de secundaria con un factor de riesgo de 3.14,La ocupación de ama de casa con un factor de riesgo de 2.43. Y el que el paciente acuidar tuviera enfermedades neurológicas con un factor de riesgo de 3.24,CONCLUSIONESEl elevado porcentaje de cuidadores que presentan sobrecarga intensa (60%) resultainteresante, mas aun el de cuidadores con sobrecarga leve (25%); los cuales representandatos significativos dando un total de 85% de cuidadores primarios que presentansobrecarga.Esta situación de sobrecarga en El cuidador, no solo repercute en la atención delpaciente cuidado, sino que hace más propensos a los cuidadores a desarrollar patologíassecundarias al estrés lo que a la larga incrementara el número de pacientes a atendercomo los recursos necesarios para ello.El bajo nivel escolar de la muestra en estudio se asocia con el intenso nivel desobrecarga.Esto nos hace reflexionar sobre la necesidad de que los cuidadores primarios cuentencon información precisa y actualizada sobre el padecimiento del paciente adulto mayor;involucrar a otros miembros de la familia o amigos en la atención al mismo; recordarque solo es una persona mas en el grupo de individuos que rodean al paciente yhacerles ver que si todos ellos actúan de manera conjunta podrán lograr beneficiostanto para el paciente como al cuidador primario.El grupo social mujeres amas de casa son altamente vulnerables a ser cuidadoresprimarios.El predominio del sexo femenino entre los cuidadores se deriva de la tradición históricacon respecto al rol femenino dentro del hogar, en nuestro caso particular consideramosademás que guarda una relación con ciertas costumbres que existen en nuestrasociedad, las tasas generalmente mas bajas de alfabetización de la mujer, los papeles
  6. 6. tradicionales que llevan a la relativa falta de alternativas económicas, ya que el hechode no contar con ingresos económicos, condiciona cierto grado de dependencia quellega a favorecer situaciones de estrés que se suman a la actividad de la cuidadoraocasionando que el nivel de sobrecarga sea intenso.Los resultados de este estudio señalan que el perfil de nuestros cuidadores es similar alencontrado en la literatura en donde los cuidadores primarios suelen ser mujeres conuna edad media de 53 años e hijas como parentesco y con niveles escolares bajos loscuales se asocian con el nivel intenso de sobrecarga.Este fenómeno requiere atención ya que la situación demográfica y epidemiológicaactual que lleva asociado al envejecimiento de la población y por lo tanto al aumentodel número de adultos mayores dependientes, convierte a los cuidadores primarios enun grupo vulnerable con necesidades preventivas y terapéuticas que requierensoluciones de intervención social.SUGERENCIASRealizar estrategias de intervención para disminuir la sobrecarga de loscuidadores primarios los cuales deberán focalizarse en programas psicosociales queincluyan componentes de apoyo tanatologico geriátrico y educativo.Es urgente y necesario que los cuidadores cuenten con la ayuda de personas con las quepuedan compartir las responsabilidades del cuidado, en este sentido, involucrar a losmiembros de la familia a elaborar un plan de ayuda en el que se vea con claridad quepersonas van a participar en el cuidado, pudiendo así tener el cuidador momentos derespiro y también periodos de descanso.Como solución alternativa , una estrategia seria realizar programas de formación degrupos de ayuda mutua para el cuidador primario en donde se les proporcioneinformación y conocimiento ya que la tarea del cuidar suele ser nueva para ellos, no seha planificado previamente, ni la persona esta preparada para llevarla a cabo . Sinembargo se ha observado que el cuidador debido a su situación no acudiría a un grupo
  7. 7. por lo que se tendría que realizar programas de atención social y consejeríatanatologica al cuidador directamente en su domicilio.El cuidador primario, debe ser sujeto de nuestra atención, es necesario cuidar alcuidador, y es de nuestra estricta incumbencia encarar este fenómeno. En el HGR 25anticipamos la sobrecarga en cuidadores de manera estratégica a través de la educacióne información, e insistimos que la sobrecarga en el cuidador es una realidad social y nosimplemente una cuestión médica, cuidemos entre todos al cuidador.El presente trabajo fue difundido en la primera jornada nacional de trabajo socialen Ixtapán de la sal Edo. De México en noviembre 2007, en el XV foro nacionalde la región sur de investigación en salud en Tuxtla Gutiérrez Chiapas en juniodel 2008 y en la jornada delegacional norte del D.F. Agosto 2008.T. S .ALMA SONIA SAMPEDROMENDOZABIBLIOGRAFIA1.-Bayes R. Descripción del perfil psicológico del cuidador y la importancia de laeducación sanitaria y el soporte emocional. En: Congreso Nacional de Hospitalización aDomicilio. http:// www.fehad.org/valhad/default.htm;19982-Diez J. Redondo MJ, Arroniz C. Malestar psíquico en cuidadores de familiares depersonas confinadas en domicilio Medfam 1995, 5: 124-303.- Poulshock, SW, Deimling, GT. Families caring for elders in residence: issues in themeasurement of burden . J of Gerontology 1984. 39: 230-239.4.- Montorio I, Izal M. López, A., Sánchez M. La Entrevista de carga del Cuidador.Utilidad y Validez del Concepto de Carga. Anales de Psicología 1998; 14(2): 229-2485.- Strull, D.E. The Multidimensional Caregiver Strain Index (MCSI) its measurementJornal of clinical and structure. Gerontology 1996., 2 (3): 175-196.6. - Zarit, SH, Reeverk E., Bach- Peterson J. Relatives of the impaired elderly:correlates of feelings of burden. Gerontology 1980. 20: 649-655.7.-Pérez JM Abanto J, Labarta .El Síndrome del Cuidador en los Procesos conDeterioro Cognoscitivo (demencia) Aten primaria 1996; 18(4): 194-202.8.-. Hooker K, Manoogian- O´’Dell M, Monahan D, Frazier L. Does Tripe of diseasematter? Gender differences among Alzheimer’s and parkinson´s Disease spores caregivers. Gerontologist 2000;40: 568-73.9.-Izal Fernández M. Montorio Cerrato L. Cuidados en la vejez, el apoyo informal.
  8. 8. Madrid. Evaluación del medio y del cuidador del Demente. En T del ser J. Peña J eds.Evaluación neuropsicologica y funcional de la demencia. Barcelona 1994. p 201-2210. Pearlin LI. The careers of caregivers Gerontologist 1991:32 ; 647-5211.-Zarit SH, Cheri A. Boutselis M Interventions with caregives of demefia patients :Comparison of two approaches. Psychol Againg 1987; 2: 225-32.12.- Rodríguez A, Valcarce, MA, Libro Blanco Dependencia. Cuidador Informal yPersona Cuidada. IMSERSO Madrid. Secretaria Social Familias y discapacidad.(2004), Vol 3.13.- Shulz R,Newso J ,Mittelmark M, The caregiver health effects study an ancillary ofthe cardiovascular Health Study. Ann Behar Med 1997; 19: 110-6.14.- Navale-Waliser M. Spriggs A, Feldman PH. Informal Caregiving. Differentialexperiences by gender. Med Care 2002; 40: 1249-59.15.-Chappell NL, Reid RC. Burden and well-being among caregivers. Examining thedistinction. Gerontologist 2002; 42: 772-8016.-Ocampo J, Herrera J, Rodríguez J. Sobrecarga asociada con el cuidado de ancianosdependientes. Colomb Med 2007; 38: 40-4617.-Biurrun A, Artaso B, Goñi A. Apoyo Social en cuidadores familiares de enfermoscon demencia. Geriatrika 2003; 19:1818.- Regueir-Martínez AA, Alberto Pérez Vásquez, Sonia M. Gomara Villabona, M.Carmen Ferreiro Cruz, Escala de Zarit reducida para la sobrecarga del cuidador enatención primaria: Publicación oficial de la Sociedad Española de Familia yComunitaria ISSN 0212-6567, vol. 39 No 4, 2007, pags 185-1819.- Balleste J, Mariano de Miguel, Joana Barbera, Ana M. Gora, Xavier Gómez, SilviaMazarico, Uso de la escala de Zarit en la valoración de claudicación en cuidadospaliativos, Medicina clínica, ISSN 0025-7753, No. 4,2003, Vol. 121, Págs. 132-133.

×