Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Tema 34. Análisis y críticaESCRITO POR CARLOS RULLEl título completo del tema es Análisis y crítica literaria. Métodos ins...
1.2. Edad Media.* “Poetriae”, mezcla de manuales de versificación y libros de retórica.* Dante. De vulgari eloquentia: lit...
que la del genio individual: “la poesía es el espontáneo desborde de los sentimientos: seorigina en una emoción recordada ...
y “motivos” como unidades mínimas de cuya agregación resulta el texto narrativo.      MÉTODOS SOCIOLÓGICOS. (v. tema 33). ...
capacidad de observación y análisis. Y el tercero exige sensibilidad e intuición paracaptar y valorar las emociones que el...
a)El carácter histórico del producto literario (34) como reflejo -síntoma-, entre otros, delos patrones culturales de una ...
Aportado por Carlos Rull
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Tema 34 internet

839 views

Published on

  • Be the first to comment

Tema 34 internet

  1. 1. Tema 34. Análisis y críticaESCRITO POR CARLOS RULLEl título completo del tema es Análisis y crítica literaria. Métodos instrumentos ytécnicas.0. Introducción. Marchese y Forradellas: “se llama análisis al procedimiento o procedimiento quesirven para describir, caracterizar y comprender un texto, con la finalidad última de daruna valoración crítica de éste”. Como objeto científico, la lite supone la interrelación de tres disciplinas: la Teoríade la Literatura – como estudio de los principios generales que rigen la creación literaria-, la Crítica Literaria – como método de análisis y valoración de las obras particulares –y la Historia de la Literatura – como método de estudio de las obras en tanto integrantesde un proceso histórico -.1. Breve historia del análisis literario.1.1. Antigüedad clásica.* Platón concibe la poesía como algo irracional, peligroso para las costumbres, por sercopia degradada de los objetos. Sólo es válida si está controlada por el Estado. En ellibro III de su República entra en el problema de los género distinguiendo tres clases depoesía que luego contradice en el X.* Aristóteles: su Poética marca el inicio de los estudios literarios, “primera reflexiónhonda sobre la existencia y caracterización de los géneros literarios”. Elabora una teoríabasada en la idea de literatura como mímesis – imitación de la realidad. Elabora laprimera teoría de los géneros, separando, conforme a los objetos imitados, comedia detragedia y, según el modo de imitación, narración de drama.* Horacio defiende una distinción genérica basada en una cierta tradición formal (elmetro) y un tono. El poeta debe escoger, de acuerdo con el asunto tratado, el género quemejor se le adecue. De su Epístola ad Pisones se deriva también la noción de decoro –adecuación a lo que se espera de uno – que tanto peso tendrá en futuras tendenciasliterarias. De Horacio viene también la teoría de “docere et delectare”, o sea, la visiónutilitaria de la literatura a partir de la necesidad de unir lo útil con lo dulce.* Longino: “lo sublime es el elemento extraordinario y maravilloso del discurso, frutode la grandeza de la concepción, capaz de conmover y de exaltar el alma.”
  2. 2. 1.2. Edad Media.* “Poetriae”, mezcla de manuales de versificación y libros de retórica.* Dante. De vulgari eloquentia: lite como arte de enseñanza y delectación.1.3. Renacimiento y Barroco.Reivindicación de las lenguas vernáculas (Nebrija, Bembo). Tratados de retórica ypoética a imitación de los clásicos (el Brocense, Salinas, Baltasar de Céspedes, LópezPinciano),... A Ludovico Castelvetro se le debe la regla de las tres unidades. F.Robortello tradujo y comentó la Poéticaaristotélica y el De Sublime de Longino.Minturno refuerza la distinción entre los tres géneros básicos.Autores teatrales como Lope o Calderón rompen conscientemente las reglastradicionales. Desarrollan su arte de forma individual, con absoluta independencia delos preceptistas: Arte nuevo de hacer comedias de Lope o el Agudeza y Arte de ingeniode Gracián.Transición hacia la ilustración: Boileau formula en su poética una serie de reglasracionales de tipo preceptivo (tres unidades, decoro, verosimilitud, imitación). Su teoríatriunfa en toda Europa (Pope, Dryden, Milton) pero también encuentran rechazo (S.Johnson).1.4. Siglo XVIIICríticos neoclásicos intentan formular teorías explicativas de la función y naturaleza dela lite y el proceso creador. Se entiende el arte como imitación de la naturaleza yespecialmente de la sociedad y realidad humanas con una intención práctica: didáctica,moral, científica. Junto a ello, el ideal horaciano del decoro (que cada personaje secomporte y hable como corresponde a su situación). Críticos y escritores coinciden enideales como la verosimilitud, el orden, la armonía, la simetría.España: Poética de Luzán, fiel concepción neoclasicista. Sus modelos van desdeHoracio a los clasicistas franceses e italianos. Defiende las reglas preceptivas queencauzan la inspiración y el genio. En la 2ª mitad de siglo autores como Vico o Lessinginician la transición al romanticismo.1.5. Siglo XIX.ROMANTICISMO: va a marcar un hito fundamental en la teoría de la lite que va allegar hasta nosotros. Rechazo de toda norma o fórmula que constriña el procesocreador: libertad absoluta para la imaginación, la fantasía, la personalidad arrolladora delos poetas románticos. Wordsworth considera que el poeta no debe seguir más norma
  3. 3. que la del genio individual: “la poesía es el espontáneo desborde de los sentimientos: seorigina en una emoción recordada en momentos de tranquilidad”. Coleridge afirma queel fin último de la poesía no es el conocimiento sino el deleite estético de laimaginación. Otros, como Shelley, considerarán la poesía como forma de acceso a unconocimiento superior inaccesible para cualquier otro tipo de actividad humana.En la crítica nace el método autobiográfico que perdura hasta la actualidad: Herderformuló los principios de la necesidad del enfoque histórico. Eso más la nostalgiamedievalista propia de los románticos, disparó los estudios de contexto histórico, socialy biográfico del escritor. Matthew Arnold consideraba las grandes obras como un rangosuperior de conocimiento.REALISMO Y NATURALISMO: Taine aplicó a sus estudios literarios los métodos delas ciencias biológicas y sociales. Zola, partiendo del determinismo, creyó en una críticaque procediera experimentalmente como las ciencias naturales.MODERNISMO: división entre los partidarios del ARTE POR EL ARTE (simbolistas,modernistas, parnasianistas) y del ARTE UTILITARIO (realistas, sociólogos, políticos,ideólogos, freudianos, marxistas, anarquistas,...).2. El análisis literario en el siglo XX. ESTILISTICA (ver tema 33) ESCUELA DE FILOLOGÍA (Menéndez Pidal). Parte de 1) estudio científicodel lenguaje. 2) la lengua manifiesta el espíritu al que sirve de expresión.3) integraciónde materiales historiográficos. 4) edición de textos no sólo como tratamiento lingüísticosino también como exploración histórica. 5) influjo de la estilística (v. más arriba). FORMALISMO RUSO. “El objeto de la ciencia literaria no es la literatura, sinola literariedad, aquello que hace a una obra determinada una obra literaria” (Jakobson).Inicialmente enfatizaron la diferencia entre el lenguaje lite y el no literario o práctico apartir del concepto de extrañamiento. Más adelante el interés se desplazó hacia losaspectos formales de los textos lite en sí mismos. Shklovsky decía que la técnica del artees hacer las cosas “unfamiliar”, hacer las formas difíciles para prolongar el proceso depercepción, que es en sí mismo estético: “el arte es una manera de experimentar laartisticidad de un objeto: el objeto en sí no es importante.[...] El arte destruye elautomatismo de la percepción de varias maneras: desfamiliarización”. Bakhtin yMevdedev trataría de unir formalismo y marxismo bajo una concepción dialéctica de lalite. Acuñan el concepto de SKAZ como síntesis de los procedimientos del artificionarrativo (perspectiva, punto de vista, focalización, voz,...). Son fundamentales lasaportaciones de Propp en su morfología del cuento o de Tomashevsky acerca de “temas
  4. 4. y “motivos” como unidades mínimas de cuya agregación resulta el texto narrativo. MÉTODOS SOCIOLÓGICOS. (v. tema 33). Distinción entre A) teoría de laliteratura de base sociológica de inspiración marxista, que considera la obra lite comoreflejo de determinadas estructuras sociales para poner de relieve las contradicciones delsistema burgués (Lucaks), o como forma de compromiso u “opción para revelar elmundo y especialmente el hombre a los demás” (Sartre) o como “homología” de lasestructuras sociales en que se gesta (Goldmann). B) Sociología de los contenidos, queconsidera la lite como fuente de documentación histórica. C) Sociología de la lite:aplicación de métodos estadísticos y otros recursos de la sociología al análisis de lalite. [Podría incluirse aquí la crítica Marxista Post-Althusseriana o la crítica feminista]. ESTRUCTURALISMO. V. tema 33 estilística. OTROS. Son muchas las tendencias en que se ha diversificado la crítica literariadesde los 70 y 80 hasta la actualidad: Generativistas (Ohman), Lingüística textual (VanDijk, Petöfi, García Berrio), Semiótica (Eco, Kristeva, Bobes Naves, Blanchard),Desconstrutivista (Derrida, Barthes, Paul de Mann), Teoría de la Recepción (Jauss, Iser,Bleich,..), Crítica Psicoanalítica (Holland, Bloom, Felman), Feminista, EstudiosCulturales. Nuevas perspectivas para la relectura de clásicos y no tan clásicos queproporcionan una amplia red de estrategias, recursos y puntos de vista diferentes – todoscomplementarios – para entrar en la comprensión y disfrute de la obra literaria. Enpalabras de C. Belsey: “texts are plural, and their meanings are produced by bringing tobear on the raw material of the work itself discourses pertinent to the twentiethcentury”.3. Instrumentos y técnicas. Entenderemos como instrumentos las capacidades y procedimientos que debedominar la persona que pretende llevar a cabo un análisis literario, y por técnicas lasestrategias y recursos generales a los que puede acudirse para la comprensión del texto yel hecho literario. Marina Mayoral (1973)(Análisis de textos, Gredos, Madrid, 1982) decía que todopoema – y podemos extender su consideración a todo texto – es analizable en tressentidos:- como resultado de un trabajo de selección y organización de materiales lingüísticos.- como exponente de la actitud del autor antes unos determinados hechos que, a su vez,pueden incardinarse en las coordenadas más amplias de su actitud ante la vida.- a partir de la reacción que el texto provoca en nosotros. El primer sentido, exige del análisis literario la capacidad de reconstruir el procesocreador para entender el significado de frases a primera vista oscuras. El segundo exige
  5. 5. capacidad de observación y análisis. Y el tercero exige sensibilidad e intuición paracaptar y valorar las emociones que el texto transmite.3.1. Instrumentos y Técnicas. Una orientación didáctica.Ya hace unos veinte años, la lectura y el comentario de textos (30) se introducen comotareas fundamentales de la clase de literatura y como opción alternativa a una enseñanzaliteraria concebida casi exclusivamente como acumulación erudita de datos, -biografías,características, catálogos de obras,...- Posteriormente se cuestionan el enfoquehistoricista y el mismo comentario de textos. La nueva alternativa es el taller literario(31).Con todo, no podemos olvidar que todos los modelos descritos -erudición,historicismo, comentario estereotipado,...- conviven en las aulas y a ellos se añade laúltima corriente, que se centra también de forma casi exclusiva, en la producción de``literatura" por los alumnos y que ha generado abundante bibliografía, a partir de lapublicación del conocido libro de R. Quenau.Esta diversidad de enfoques se debe, en gran medida, a la intención de un mayor omenor acercamiento a los alumnos; pero también a un radical enfrentamiento entrequienes entienden la literatura solamente como transmisión cultural, -que lo es-, quehace predominar unos valores socialmente admitidos y quienes la entienden como merojuego formal, de estilo o en su dimensiones estrictamente sociológicas, en el sentido dela sociología de la literatura ``a lo G. Luckas". Una vez más, estos modelos parcialesson, en nuestra opinión, respuestas a una mala comprensión del fenómeno literario; sedeben a un intento desesperado de tirar por la calle del medio, ante la magnitud de lastareas implicadas en la formación literaria. En las polémicas metodológicas entrepartidarios de la animación a la lectura, el taller o el comentario, observamos más vecesluchas contra malos modelos o modelos mal interpretadosCon respecto al cultivo de la expresión escrita de los alumnos, nadie puede negar suimportancia en la formación lingüística de los alumnos. Gili Gaya lo anteponía en unconocido artículo a todas las demás actividades didácticas (33). Pero convieneplantearse lo que se pretende; si se trata de enseñanza literaria propiamente dicha o, másbien, de dar ocasión a los alumnos para que experimenten con el lenguaje en respuesta aestímulos literarios. En literatura, nos parece que hacer lectores es un objetivo general;hacer escritores, no tanto.Para abreviar, concebimos la enseñanza de la literatura como el trabajo con undeterminado tipo de textos que, como tales, son actos de comunicación de unadeterminada complejidad, pues intervienen problemas históricos, culturales, de tradición-intertextualidad-, etc. y requieren una competencia comunicativa literaria. Debetenerse en cuenta, por tanto:
  6. 6. a)El carácter histórico del producto literario (34) como reflejo -síntoma-, entre otros, delos patrones culturales de una época. Tal aspecto necesita ser tratado de formainterdisciplinar con los profesores de Historia, de Filosofía y de Arte. Es esta unacuestión sin resolver en todos los planes de estudio que hemos conocido y, sin embargo,la única manera adecuada de abordar el problema.b)El carácter autónomo de lo literario, su carácter de conocimiento metafórico delmundo, en la línea que parte de la distinción de Hjelmslev entre signo denotativo yconnotativo, pasa por la semiología de R. Barthes (35) y desemboca en las líneas másrecientes de la semiótica literaria (36).c)El estudio de las formas literarias, desde los géneros a las figuras de estilo, tienesentido en función de los dos puntos anteriores, nunca por sí mismo. La aplicación delestructuralismo lingüístico a la enseñanza literaria la hizo caer en un puro formalismo yprodujo la reducción de la literatura a la lengua literaria, lo que dejaría fuera muchoselementos de análisis.No negamos la perspectiva retórica, replanteada recientemente en algunas de lasaportaciones de la gramática textual; al contrario, sus aportaciones son necesarias, perono agotan el conocimiento de lo literario.Creemos que los textos, obras íntegras o fragmentos debidamente contextualizados,deben ser los protagonistas de la enseñanza. El comentario y el análisis no estánexcluidos, sino todo lo contrario. Pero no entendidos como recetas de análisispuramente formal, sino como pautas para la interpretación, que tengan en cuenta losfactores textuales y de intertextualidad que inciden en una determinada obra, Laenseñanza literaria es también uno de los campos que permiten la producción de textospor los alumnos, con fines analíticos críticos y de desarrollo de la expresión personal, encuanto obligan a experimentar con las posibilidades del lenguaje.También en la enseñanza de la literatura es necesario tener en cuenta los gustos denuestros alumnos. Lázaro Carreter desarrolló ya hace algún tiempo algunas reflexionessignificativas acerca de ello:``La literatura, considerada como simple sede de belleza, no posee fuerza penetrativa;menos, si se presenta como mera sucesión de hechos. Los alumnos no participan delsentimiento reverencial de la antigüedad, anejo a la cultura minoritaria burguesa...y nohemos de extrañarnos si un poeta clásico o moderno les resulta insufrible, y encuentranextraordinariamente hermosas las canciones de moda (37)".Pero tener en cuenta esos gustos es, ya se ha dicho, punto de partida y la educaciónliteraria debe plantearse también ofrecer a los alumnos la posibilidad de trascenderlos.
  7. 7. Aportado por Carlos Rull

×