Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez

267 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
267
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
22
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez

  1. 1. Espíritu Santo: Dios Manuel Sánchez Introducción: Es prudente que nuestro punto de partida debe ser una expresión encontrada en el libro: Creo en el Espíritu Santo, de Michael Green pagina 14: “Importante es recordar que somos simples seres humanos hablando acerca de Dios. Nos resultara imposible conocer nada acerca de Él a menos que el propio Espíritu tenga la generosidad de revelarse a si mismo.” Contando con la revelación general y con la revelación especial, aquí inicio: el Espíritu Santo es Dios. Después de la reflexión teológica sobre la generación eterna, espiritual, del Hijo a partir del Padre se planteo la cuestión de cómo debe concebirse teológicamente la procedencia del espíritu Santo del Padre y (a través del) Hijo, testimoniada en las Escrituras.1 Una debida comprensión del Dios uno y su pluralidad personal requiere, por lo tanto, una consideración cuidadosa del testimonio bíblico de Dios el Espíritu Santo.2 Desarrollo: La palabra usada para designar Espíritu Santo tanto en hebreo como en griego es altamente significativa. Ruach en hebreo y pneuma en griego tienen tres principales significados: “viento”, “aliento” y “espíritu”3. Cabe destacar que el termino espíritu ruach en el hebreo tiene acepciones mas allá de la referencia a la deidad. Se han identificado cuatro variantes diferentes que aparecen 378 veces en el Antiguo testamento4:  Ruach, en sentido físico, como referencia al viento o al poder violento en la naturaleza. Por ejemplo: Salmo 55:8, “Me apresuraría a buscar refugio del viento tempestuoso de la tempestad”.5  Ruach, con un carácter fisiológico, que se refiere al principio de la vida en los seres humanos, se utiliza 38 veces en este sentido. Por ejemplo: Job 27:3, “Que mientras haya aliento en mi y el hálito de Dios esté en mi nariz”.6  Ruach, con sentido psíquico, que se refiere al tipo de mente y carácter humano, se utiliza unas 74 veces. Por ejemplo: Salmo 32:2 “Bienaventurado el hombre a quien Jehová no atribuye iniquidad y en cuyo espíritu no hay engaño”.7 1 Franz K. Mayr, La unilateralidad de la doctrina tradicional sobre Dios. Para una relación entre antropología y pneumatologìa, pp. 322-323 2 Canale, Teología fundamentos de nuestra fe II, p. 89. 3 Green, Creo en el Espíritu Santo, p. 14 4 Garrett, Teología sistemática, Bíblica, histórica y evangélica II, p. 141 5 Ibíd., p.141 6 Ibíd., p.141
  2. 2.  Ruach, se refiere a lo sobre natural, significa la vida y la fuerza de Dios en contraposición con la debilidad y mortalidad humana, en 134 ocasiones parece expresar este sentido. Por ejemplo: Génesis 6:3 “Entonces Jehová dijo: no contenderá para siempre mi espíritu con el hombre, por cuanto él es carne…”.8 ¿Qué actividades se le atribuyen en el Antiguo Testamento al Espíritu de Dios? A. La creación y su sustento: El Espíritu de Dios participo activamente en la creación del universo y actúa sustentándolo. Génesis 1:2, Salmo 104:30, Job 33:4, Job 27:3, Job 34:14.9 B. Talentos artísticos y entendimiento humano: En el Antiguo Testamento a veces se atribuye al Espíritu de Dios el otorgamiento de talentos artísticos o entendimiento en seres humanos específicos. Éxodo 31:3-5, Job 32:8.10 C. Dotación de ciertos individuos para el liderazgo en la vida corporativa de Israel: La actividad más mencionada en el A.T. en relación con el Espíritu Santo era el donar a ciertos individuos, por lo menos por un tiempo, para el liderazgo dentro de la nación de Israel. Tal dotación les fue atribuida a ciertos jueces y a los profetas: Otoniel; Jueces 3:10, Gedeón; Jueces 6:34, Jefte; Jueces 11:29, Sansón, Jueces 13:25.en cuanto a los profetas se cita a: Moisés; Números 11:25, Balaám; Números 24:2,3, Saúl; 1 Samuel 10:6, David; 1 Samuel 16:13, Miqueas; Miqueas 3:8. 11 D. Vida religiosa individual: estar en la presencia de Dios en el sentido amplio es tener el ineludible Espíritu de Dios; estar en su presencia en el sentido de una relación significa el perdón del pecado y el hecho de que el Espíritu no se aleja, como lo dice el Salmo 51. 12 Naturaleza del Espíritu Santo según el Antiguo Testamento. El Antiguo testamento presenta el Espíritu de Dios como la presencia, la vida y el poder de Dios mismo en la vida humana y en el universo creado. 13 El Antiguo Testamento insiste en que este pujante misterioso Espíritu pertenece a Dios y solamente a Dios. Esencialmente se trata del Dios personal, Jehová, en acción.14 7 Ibíd., p.141 8 Garrett, Teología sistemática, Bíblica, histórica y evangélica II, p. 141 9 Ibíd., pp. 141-142 10 Ibíd., p. 142 11 Ibíd., pp. 142-143. 12 Ibíd., p144 13 Ibíd., p. 144
  3. 3. Mientras prevaleció el esquema del Antiguo Testamento según el cual Yahvè tiene un Espíritu y que ese espíritu no puede distinguirse claramente de Yahvè, no era necesario afirmar que el Espíritu Santo era Dios o era divino.15 Se afirma vigorosamente la divinidad del Espíritu Santo cuando se lo identifica con el Jehová del Antiguo Testamento como ocurre con Cristo. Hechos 28:25-27 y Hebreos 3:7-9 atribuyen a la directa actividad del Espíritu Santo declaraciones que en el Antiguo Testamento se informan explícitamente como declaraciones de Jehová (Isaías 6:8-10 y Salmo 95:7-11). Parece no haber ninguna duda de que los escritores del Nuevo Testamento entendían que el Espíritu Santo es Dios.16 La divinidad del Espíritu Santo se atestigua en varios contextos:  Espíritu Santo, poseedor de características divinas17:  Santo: Mateo 1:20 (NRV), “Pensando en esto, un ángel del Señor se le apareció en sueño y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque lo que ella ha concebido es del Espíritu Santo”.  Espíritu de nuestro Dios: 1 Corintios 6:11 (NRV), “Esto erais algunos. Pero habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados en el Nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.  Espíritu de Jesús: Hechos 16:7 (NRV), “Al llegar a Misia, intentaron ir a Bitinia; pero el Espíritu de Jesús no les permitió”  Espíritu Santo con atributos divinos18:  Omnisciencia: 1 Corintios 2:10 (NRV), “Pero Dios nos lo reveló por el Espíritu, por que el Espíritu lo explora todo, aun profundo de Dios”.  Verdad: 1 Juan 5:6 (NRV),”Este es Jesucristo, que vino por agua y sangre; no vino solo por agua, sino mediante el agua y la sangre. El Espíritu es el que testifica, porque el Espíritu es la verdad”.  Vida: Romanos 8:2 (NRV), “Mediante Cristo Jesús, la ley del Espíritu que da vida, me ha librado de la ley del pecado y de la muerte”.  Sabiduría: 1 Corintios 2:11 (NRV), “Porque, ¿Quién de los hombres conoce lo intimo del hombre, sino el espíritu del hombre que esta en 14 Green, Creo en el Espíritu Santo, pp. 20-21 15 Garrett, Teología sistemática, Bíblica, histórica y evangélica II, pp. 146-147 16 Canale, Teología fundamentos de nuestra fe II, p. 96. 17 Ibíd., p. 95. 18 Ibíd., p. 95.
  4. 4. él? Así también nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios”.  Poder: Lucas 1:35 (NRV), “El ángel respondió: el Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el que ha de nacer será llamado Santo, el Hijo de Dios”.  Eternidad: Hebreos 9:14 (NRV), “¡Mucho mas la sangre de Cristo, quien por el Espíritu eterno se ofreció a si mismo sin mancha a Dios, purificara vuestra conciencia de las obras que llevan a la muerte, para que sirváis al Dios vivo!”.  Amor: Romanos 15:30 (NRV),”Pero os ruego hermanos, por el Señor nuestro Jesucristo y por el amor del Espíritu, me ayudéis orando por mí a Dios”. 19  Omnipresencia: Salmo 139:7 (NRV), “¿Adónde me iré de tu Espíritu? ¿Y adónde huiré de tu presencia?”.20 Sus títulos revelan sus atributos Divinos21 De la misma manera como al Padre y al Hijo se le da una variedad de nombres o títulos diferentes en las Sagradas Escrituras, el Espíritu es denominado por una variedad de títulos y estos revelan sus atributos: o Espíritu de Santidad. Romanos 1:4. o Espíritu de Sabiduría. Isaías 11:2. o Espíritu de Verdad. Juan 14:17. o Espíritu de Gracia. Hebreos 10:29. o Espíritu de Gloria. 1 Pedro 4:14. o Espíritu de Vida. Romanos 8:2. o Espíritu de Promesa. Efesios 1:13. Otra línea de evidencia de que el Espíritu Santo no es inferior a Dios, sino que es una Persona totalmente divina, es su accionar. El espíritu desarrolla actividades que son propias de Dios22:  Crea: Job 26:13.  Regenera: Juan 3:5-8.  Resucita: Romanos 8:11.  Revela el futuro: Juan 16:13.  Inspiro las Sagradas Escrituras: 2 Pedro 1:20-21.  Reparte dones a la iglesia: 1 Corintios 12:7-11.  Poder para obrar milagros: Hebreos 2:4. 19 Terreros, Teología Sistemática Concisa, p.107. 20 Ibíd., p.107 21 Ibíd., p.108 22 Ibíd., p.109
  5. 5. Interviene en la Salvación.23 Al igual que lo hace el Padre y el Hijo, el Espíritu Santo participa de modo activo en las actividades relacionadas con la salvación de los pecadores:  Invita al pecador. Apocalipsis 22:17.  Enseña, guía a la verdad. Juan 14:26; 16:13.  Convence de pecado, de justicia, de juicio. Juan 16:7-11.  Justifica. 1 Corintios 6:11.  Bautiza. 1 Corintios 12:13.  Santifica. 2 Tesalonicenses. 2:13, 1 Pedro 1:2.  Renueva. Tito 3:5.  Transforma. 2 Corintios 3:18.  Intercede. Romanos 8:26.  Guía la verdad del creyente. Romanos 8:14. Conclusión: El nuevo testamento subraya la divinidad del Espíritu Santo al referirse a Él como quien realiza acciones divinas concretas, como hablar a los padres a través de los profetas (Hechos 28:25), inspirar las escrituras (2 Pedro 1:21), iluminar (Juan 15:26), regenerar ( Juan 3:7,8) y santificar (2 Tesalonicenses 2:13).24 El Espiritusanto Santo es una de las personas de la Deidad. Habitualmente nos referimos al Espíritu Santo como la tercera persona de la Trinidad. La fundamentación bíblica para esta practica la encontramos en la formula bautismal establecida por el Señor Jesucristo en Mateo 28:19, único pasaje donde las tres Personas de la Deidad aparecen en ese orden.25 Tal ves una de las evidencias neo testamentarias mas contundente es la declaración de Pedro en el libro de Hechos 5:3-5 señalando la divinidad y la personalidad del Espíritu Santo.26 En la primera parte de este capitulo trata acerca del caso trágico de Ananías y su esposa, Safira. Los cristianos primitivos habían hecho un voto a Dios para donar todos los ingresos de la venta de sus propiedades para las necesidades de la naciente iglesia. El relato gira sobre el hecho de que la pareja secretamente “guardo parte de los ingresos” para ellos. Cuando fueron a dejar la ofrenda parcial a los pies de los apóstoles, murieron. La explicación que da Pedro para su ejecución sumaria por el poder de Dios fue: “Y dijo Pedro: Ananías, ¿Por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?... ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios” (versículos 3,4). En primer lugar, Pedro esta diciendo que podemos mentirle al Santo Espíritu. Es evidente que solo se le puede mentir a una persona o personalidad. En segundo lugar, Pedro no solo le informa a 23 Terreros, Teología Sistemática Concisa, pp.109-110. 24 Canale, Teología fundamentos de nuestra fe II, pp. 95 y 96. 25 Terreros, Teología Sistemática Concisa, p.103. 26 Canale, Teología fundamentos de nuestra fe II, p. 95.
  6. 6. Ananías que ha mentido al “Espíritu Santo”, sino que luego procede a informarle que no ha “mentido a los hombres sino a Dios”.27 La evidencia bíblica indica firmemente que el Espíritu Santo es profundamente sensible, ayudador, y una presencia personal poderosa para guiar y dirigir. 28 Mateo 12:31, 32, habla claramente de la blasfemia contra el Espíritu Santo. Es claro que la blasfemia es solo contra Dios.29 También de forma contundente Jesús presento el Espíritu Santo como “otro Consolador” (Juan 14:16). Puesto que la palabra griega allos significa “otro de la misma clase”, se desprende que el Espíritu Santo era de la misma clase que Cristo, a saber una persona divina.30 De esta manera concluyo citando las palabras con las cuales enmarque la introducción, el Espíritu Santo es Dios. La pluma inspirada tiene algunas expresiones en relación a la trinidad y por lo tanto hacen referencia al Espíritu Santo, y los coloca como divinos, me permito citarla: “Hay tres personas vivientes en el trió celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes –el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo- son bautizados los que reciben a Cristo mediante la fe, y esos poderes colaboraran con los súbditos obedientes del cielo en sus esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo(El Evangelismo, p. 446). 27 Whidden, Moon, Reeve, La Trinidad, pp. 33-34. 28 Ibíd., p. 74. 29 Ibíd., p. 74. 30 Canale, Teología fundamentos de nuestra fe II, p. 95.

×