Descartes

976 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
976
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
27
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Descartes

  1. 1. DESCARTESEL MÉTODO CARTESIANO Y SU FUNDAMENTACIÓNA) R. Descartes: VIDA Y OBRAVIDA:Nació en La Haye, en la Turena francesa, en 1596. De familiaacomodada estudió en el colegio de los jesuitas de La Flèche, siguiendola filosofía escolástica, junto al cultivo de las ciencias y lasmatemáticas. No conforme con la educación recibida, decide aprenderen el “gran libro del mundo”, para lo que vende las propiedadesheredadas tras la muerte de su padre, se alista en el ejército y participaen la Guerra de los Treinta Años. A partir de 1629 vive en Holanda,donde encuentra un ambiente de pensamiento libre que no halla enFrancia ni Inglaterra.Comparte las ideas de Copérnico y Galileo, aunque prefiere no hacerlaspúblicas para protegerse.En 1637 publica su Discurso del Método que le proporciona fama portoda Europa. A raíz de ello, es llamado por la reina Victoria de Sueciapara que sea su profesor de filosofía. Antes de un año enferma y muereen 1650.Es conocido como científico y matemático, además de como filósofo.OBRAS PRINCIPALES:Discurso del MétodoMeditaciones MetafísicasLas pasiones del alma.B) MÉTODO INTUITIVO – DEDUCTIVO. LAS REGLAS DEL MÉTODODefinición de método: entiende por método el conjunto de reglas ciertasy fáciles que hacen imposible para quien las sigue estrictamente tomarlo falso como verdadero, y que conducen ordenadamente al más altosaber posible.El método de la filosofía al igual que el de las ciencias exactas debepartir de principios sólidos, claros y evidentes, directamente intuidos, yde ellos derivan otras verdades menos conocidas que esos principios, alas que llamamos conclusiones.Este método intuitivo-deductivo debe someterse a cuatro rigurosasreglas:1ª ) Regla de la evidencia (momento intuitivo):Descartes define primero que entiende por intuición un concepto de lamente pura y atenta que brota de la sola luz de la razón y es másverdadero que la misma deducción. Seguidamente enuncia la regla de laevidencia: “He decidido no aceptar nunca cosa alguna como verdadera ano ser que se presente con tanta claridad y distinción que sea imposibledudar de ella.”COLEGIO ECOLE. DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA Pág. 1
  2. 2. DESCARTES2ª) Regla del análisis (momento intuitivo):Descomponer cualquier problema o cuestión compleja en sus partes oelementos para poder examinarlos por separado, aplicando así a esoselementos simples la regla 1ª.3ª) Regla de la síntesis (momento deductivo):Iniciar el examen por los elementos más simples y fáciles de conocer(principios) para desde ellos ir avanzando poco a poco al conocimientode los elementos más difíciles y complejos (conclusiones).4ª) Regla de la enumeración:Hacer revisiones tan amplias y enumeraciones tan profundas que estéseguro de no haber omitido nada. Diseñadas así las reglas de su método, Descartes inicia la difíciltarea de aplicarlas a la Filosofía, encontrándose con una dificultadinicial que parece insuperable: no encuentra en toda la Historia de laFilosofía una sola verdad o principio que pueda servir de punto departida a su método, teniendo que imaginar su sistema de la dudametódica para resolver este problema.C) LA DUDA CARTESIANACARACTERÍSTICAS de la DUDA: Hiperbólica o exagerada a propósito. Metódica: camino o método para alcanzar la verdad. Universal: afecta a todos mis conocimientos. Fértil: llega a generar o producir una verdad originaria o primera.MOMENTOS DE LA DUDA: 1º momento: teórico: reconocer el carácter incierto y problemático de todos mis conocimientos. 2º momento: práctico: decisión de prescindir de todos esos conocimientos, al menos provisionalmente.NÚCLEO DE LA DUDA CARTESIANA: Descartes no duda de la existencia en su mente de valores o contenidos plurales y diversos. De lo que duda es de la existencia de los correlatos externos de tales ideas, contenidos mentales o esencias. La duda cartesiana tendrá éxito y quedará superada si alguna vez encuentro en mi mente una idea, contenido o esencia a la cual corresponda necesariamente en el mundo externo una determinada existencia. ÉSE ES EL CASO DEL COGITO, ERGO SUM.LOS MOTIVOS DE LA DUDA CARTESIANA: 1º) Las falacias o engaños del conocimiento sensible: los sentidos nos engañan muchas veces; ¿Por qué no puede ser todas lasCOLEGIO ECOLE. DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA Pág. 2
  3. 3. DESCARTES veces? Pues no, ya que existen evidencias sensibles de las que parece imposible dudar. 2º) Los sueños: esas evidencias sensibles tendrían valor, si no fuera que “soy hombre y tengo por costumbre dormir”, y la misma evidencia se me presenta durmiendo y no tengo criterio para diferenciar vigilia y sueño. No obstante, dormido o despierto la adición de 2+305, y el cuadrado tiene cuatro lados. Estas verdades matemáticas superan el motivo de los sueños. 3º) El Deus deceptor o Dios engañador: ¿Quién me dice que no existe un ser sumamente poderoso y astuto que emplea toda su industria en engañarme incluso en esas verdades matemáticas? Pues no, porque ese mismo ser todopoderoso es suma bondad y no puede disfrutar engañándome. 4º) El genio maligno: No obstante lo anterior, también puedo imaginar ese mismo ser todopoderoso pero sumamente maligno que sí puede disfrutar engañándome. D) EL “COGITO”: LA VERDAD PRIMERA E INDUDABLE. Esta primera verdad o certeza que Descartes encuentra al final de la duda metódica tiene las siguientes características: 1ª) es una intuición no una deducción. A pesar de su enunciado (ergo consecutivo) lo que hace es intuir o evidenciar que mientras piensa, existe. Por ello es más correcto expresar esta primera verdad como COGITANS SUM (pensando existo) 2ª) esa primera verdad originaria se transforma en criterio futuro e certeza “todo lo que se me presente con igual claridad y distinción lo aceptaré sin dudar como verdadero”. 3ª) a pesar de lo anterior, Descartes reconocer que esta primera unidad es totalmente estéril y no le permite por sí misma salir de su pensamiento hacia la exterioridad del mundo exterior. E) LAS IDEAS, OBJETO DIRECTO DE CONOCIMIENTO. Constatada la esterilidad del cogito (que encierra a Descartes dentro de su propio pensamiento) éste vuelve sobre sí mismo y analiza todo tipo de ideas que tiene en su mente o espíritu: 1ª) insiste en el hecho de que las ideas (todo contenido de conciencia) son el objeto directo del conocimiento: pensamos directamente ideas no cosas. 2º) clasifica estos contenidos mentales o ideas en tres clases: a) ideas adventicias: que parecen “provenir del mundo externo” b) ideas facticias: producidas por mi mente combinando ideas adventicias (p.ej. sirena) c) ideas innatas: que ni proceden del exterior ni son construidas aleatoriamente como las facticias. Estas ideas innatas son algo connatural (congénito) a todos los hombres y las posee elCOLEGIO ECOLE. DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA Pág. 3
  4. 4. DESCARTES entendimiento desde su nacimiento sin necesidad de aprendizaje alguno. Examina a continuación qué ideas innatas tiene en su mente y descubre una sumamente interesante: la idea innata de substancia. F) LA IDEA INNATA DE SUBSTANCIA Descartes define el concepto o idea de substancia: “por substancia entiendo aquello que existe de tal manera que no precisa de ninguna otra cosa para existir” (nulla res indegeat ad existendum). Tomada la definición literalmente, sólo habría una substancia infinita e increada: Dios o la res infinita. Pero Descartes admite también otras dos substancias finitas y creadas que aunque no existen por sí, existen en sí, y no en otra cosa como accidentes. Tales son: La mente, alma o espíritu: substancia pensante: res cogitans Lo corpóreo y extenso: substancia externa o mundo: res extensa Seguidamente define el atributo de una substancia como “aquello que percibimos como formando parte de su esencia”. El atributo de la res cogitans es el pensamiento, y el atributo de la res extensa es la extensión. Añade que entre substancia y atributo se da sólo una distinción de razón o racional, no real. Por último define los modos como afecciones o modificaciones particulares y accidentales de la substancia y los atributos. Cita como más representativos los modos siguientes: Modos el pensamiento: odiar, amar, desear, juzgar Modos de la extensión: posición, figura/forma; tamaño/volumen; movimiento. Caracterizado ya el concepto de substancia, atributo y modos, justificada con anterioridad la existencia de la substancia pensante (res cogitans) así como sus características, Descartes al darse cuenta de que es imposible pasar directamente del “yo” (res cogitans) al mundo (res extensa) da un rodeo a través de Dios (res infinita): si consigue demostrar que Dios existe, que es suma bondad y fuente suprema de verdad (Deus veracissimus), consigue una garantía o aval perfectos para legitimar la existencia externa de cuerpos (incluido el propio), que causan con él las ideas o impresiones respectivas. Para demostrar la existencia de Dios argumenta lo siguiente: 1º) Tengo en mi mente finita e imperfecta la idea de un ser infinito y sumamente perfecto al que llamo Dios. Tal idea no puede proceder del exterior (adventicia) ni ser creada ni tener su origen en mi mente (facticia); sólo un ser perfecto e infinito pudo ponerla en mí. A ese ser lo llamo Dios. 2º) Si yo me hubiera dado el ser, me habría hecho perfecto, omnipotente, omnisciente, etc. Estas cualidades no se dan en mí,COLEGIO ECOLE. DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA Pág. 4
  5. 5. DESCARTES de lo que concluyo que no me he creado el ser, sino que es un ser superior la causa de mi existencia, al que llamo Dios. 3º) Acepta Descartes la prueba a priori u ontológica de S. Anselmo (S. XI) sobre la existencia divina: “un ser sumamente perfecto, aquello mayor que lo cual nada puede imaginarse” debe existir tanto en el entendimiento como en la realidad; la inexistencia de Dios restaría perfección a tal ser y ya no sería el más perfecto de todos. Probada así la existencia divina, Descartes recobra la confianza en sus sentidos, admite que ese Dios es veraz y bondadoso (fuente última de verdad), no le engaña, con lo que puede asegurar que la causa inmediata de sus percepciones de cosas exteriores existe: es decir que existen las cosas externas o mundo (res extensa). LA RES EXTENSA: EL MECANICISMO CARTESIANO El mecanicismo de la res extensa: Los cuerpos caracterizados por su extensión y modos respectivos (figura, posición, movimiento, etc.) se estructuran y actúan mecánicamente, es decir, como una máquina. Esta máquina que es el mundo se asemeja a un inmenso billar en el que, iniciado el movimiento por el Dios creador, éste se transmite automáticamente entre todos los cuerpos (“bolas”). Cada cuerpo actúa como causa agente o principio del movimiento de otro cuerpo y así sucesivamente, en una cadena inexorable de causas y efectos. La unión alma/cuerpo: La res cogitans, alma o espíritu, no está sujeta a las leyes mecánicas del universo; tiene sus propias leyes de pensamiento, por lo que Descartes encuentra graves dificultades para explicar las relaciones entre alma y cuerpo (dualismo cartesiano). Descartes imagina que el influjo alma/cuerpo se da a través de la glándula pineal. El automatismo de los animales: Los animales (no humanos) carecen de alma, de conciencia y pensamiento, son sólo seres corpóreos sometidos exclusivamente a las leyes mecánicas del universo, que en su caso actúan mediante el mecanismo estímulo (causa)/ respuesta (efecto). Son pues meros autómatas, seres articulados que ni sienten ni padecen pues de realizar estas funciones también pensarían, algo imposible en estos seres.COLEGIO ECOLE. DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA Pág. 5

×