Successfully reported this slideshow.

El inconsciente

2,947 views

Published on

Ensayo sobre el inconsciente

Published in: Education, Travel, Technology
  • Be the first to comment

El inconsciente

  1. 1. Lic. Adriana Lutrillo Pérez La revolución del Inconsciente y el aprendizaje¿Cuántas veces hemos escuchado frases como: “te traiciona el inconsciente” o“creo que actuó su inconsciente”? Se habla en cualquier ámbito de este fenómenoque causa muchas preguntas, pero antes de comenzar a explicar el origen de estarevolucionaria idea, más adelante diré el porqué le llamo así, expondrébrevemente una definición de esta palabra. Puesto que definir es delimitar, piensoque es importante hacerlo, ya que sabremos de dónde partir y qué entendemosexactamente por “inconsciente”.Se llama inconsciente a lo que no ha penetrado, o acaso no pueda penetrar, en elcampo de la conciencia… lo inconsciente es el conjunto de hechos, estados oprocesos que no son aprehendidos por la conciencia, que tienen lugarefectivamente en la zona psíquica, pero que no son advertidos por el sujeto1 Enpocas palabras, puedo decir, es que lo que está oculto en la mente, sin embargo,nos constituye fuertemente, pues en él se albergan tanto nuestros deseospositivos como negativos.Existen pensadores que rechazan esta idea, pero más allá de eso, estén deacuerdo o no, el inconsciente ha sido una idea revolucionaria, tan revolucionariacomo las ideas de Copérnico sobre el centro del universo. La Tierra no es elcentro, el Sol lo es, dice la teoría. Hoy sabemos que es el centro de un sistema ydesconocemos qué cosas nos podemos topar más allá de él. Copérnico escribeen 1543 De revolutionibus donde plantea varias tesis, una de ellas que la Tierra semueve, no sólo sobre su propio eje, también alrededor del Sol. En su tiempo sepasó de una teoría teocéntrica a una heliocéntrica, eso provocó que el hombre sesintiera amo y señor del universo y se proclamara autónomo en todos los sentidos,con el tiempo su razón era quien dominaba todo.1 Cfr. J. Ferrater Mora, Diccionario de Filosofía, Tomo II, Ariel, Barcelona, 2004, pp. 1790-1792
  2. 2. Tiempo después, a mediados del siglo XIX aparece en escena Sigmund Freud,hasta ese momento se había intentado dominar los afectos irracionales delhombre por la razón, sin conocerlos, o más bien sin conocer sus fuentesprofundas.2 Freud creó el psicoanálisis y con él se abrió paso la revoluciónfreudiana. El hombre ya no era libre de pensar y actuar, había “algo” que lodominaba y había que investigar qué era. Eso le quitó poder a los hombres, sonvulnerables; la razón, ahora esclavizada es la única arma para volverlos aemancipar, pero el cómo aún se estaba gestando. Freud, entre las muchasaportaciones que hizo a la psicología y al mundo, están el descubrimiento delinconsciente y el concepto de determinismo psíquico, es decir que la conductaestá determinada; no hay casualidad, sino causalidad.Cuando el hombre nace, es como una “hoja en blanco” que va escribiéndosegracias a experiencias, sensaciones, conocimientos, emociones y demáselementos; muchas de esas cosas que aprende y vive es material desagradable,doloroso, agresivo; todo ese material es reprimido y guardado en la región de lamente que llamamos inconsciente; éste es atemporal, contradictorio y todo en élestá profundamente vinculado con los instintos. Sólo se puede llegar a esainformación reprimida cuando el consciente está débil, como en el caso de lossueños.Existen muchos estudios que prueban que las motivaciones inconscientes ejercenuna influencia fundamental sobre la conducta, los sentimientos, las decisiones ylas relaciones interpersonales3. Como se puede suponer, la conducta y elinconsciente están fuertemente relacionados, incluso no se puede separar uno dela otra.La pregunta que se plantea sobre la importancia que tiene para una persona quepretende ser buen aprendedor que se conozca a sí mismo, la podemos responderdiciendo que es básico tener una buena salud mental y con ello una mejorcapacidad de aprendizaje, que podamos adentrarnos hacia nuestro inconsciente2 Erich Fromm, La misión de Sigmund Freud, Fondo de Cultura Económica, México, 2005, p. 923 A. Reyes Zubiría, Persona y espiritualidad, AMTAC, México 2001, p. 25
  3. 3. para poder conocer lo que hay en él, en esta caso Freud recomendaría unapsicoterapia que te ayuda a trabajar todo ese material reprimido que sale y quemuchas veces no sabemos qué hacer con él. Se puede comenzar por elautoconocimiento, tarea muy difícil y reto de toda la vida, el “Conócete a ti mismo”inserto en el templo de Delfos acuñado también por Heráclito en su sentencia: “Mebusco a mí mismo” tiene muchas implicaciones éticas pues nos exhorta a vivir deacuerdo a quienes somos, a irlo descubriendo y para eso es necesario indagar enel inconsciente, pues como ya lo mencioné, ahí se encuentra gran parte de lo quesomos.En ese conocerse a sí mismo se encuentra inscrita la necesidad de aprender delo que somos y de lo que no somos; habilidades y carencias, capacidades ylimitaciones, que nos harán más conciente la experiencia epistemológica. ¿Quépuedo conocer? ¿Qué puedo conocer? ¿Qué haré con ese conocimiento?Platón dice que “aprender es recordar” y la experiencia es básica para eserecordar; la mente juega un papel fundamental pues en ella se guarda muchainformación que si la sabemos utilizar adecuadamente hará de nuestroaprendizaje una experiencia auténtica.

×