Rafael Alberti

7,360 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
7,360
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3,439
Actions
Shares
0
Downloads
69
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Rafael Alberti

  1. 1. Rafael Alberti <ul><li>Andrea Coto Pérez 4ºB </li></ul>
  2. 2. Biografía <ul><li>Nació en Cádiz el 6 de diciembre de 1902. Fue un reconocido poeta español y está considerado como uno de lo mayores literarios españoles en la llamada Edad de Plata de la literatura española, cuenta con numerosos premios y reconocimientos. </li></ul><ul><li>En 1983 fue nombrado hijo predilecto de Andalucía. </li></ul>
  3. 3. Lírica albertiana Neopopularismo Gongorismo Surrealismo Poesía política Poesía de nostalgia
  4. 4. Obras del primer ciclo de su poesía <ul><li>Marinero en tierra , donde expresa la nostalgia que siente por su tierra natal. </li></ul><ul><li>La amante , refleja sus impresiones por distintos puntos de Castilla. </li></ul><ul><li>El alba de alhelí, el poeta se sitúa en la tradición de los Cancioneros, pero desde la posición de un poeta de vanguardia. </li></ul>
  5. 5. Obras del segundo ciclo de su poesía <ul><li>Cal y canto, el gongorismo está en la profunda transfiguración estilística a que se someten lo temas , en esta obra aparecen tonos sombríos que anticipan a su siguiente trabajo. </li></ul><ul><li>Sobre lo ángeles , abre la tercera etapa, nace como consecuencia de una grave crisis personal. Es el mayor libro del poeta. </li></ul>
  6. 6. Sobre los ángeles <ul><li>Es, seguramente, el libro mayor del poeta, que prolongará sus tonos apocalípticos en Sermones y moradas , escrito entre 1929 y 1930, para cerrar el ciclo surreal con el humor de Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos (1929), en donde se recogieron poemas dedicados a los grandes cómicos del cine mudo . </li></ul>
  7. 7. El último ciclo de Alberti <ul><li>En el destierro se inicia el último ciclo de Alberti. De la poesía no política cabe destacar Entre el clavel y la espada (1941); A la pintura (1948), retablo sobre los temas y figuras del arte pictórico; Retornos de lo vivo lejano (1952) y Oda marítima seguida de Baladas y canciones del Paraná (1953), vertebrados por el tema de la nostalgia, en los que el verso culto alterna con el neopopular, y con momentos de alta calidad, que reaparecen en Abierto a todas horas (1964) y en el primer libro «europeo», Roma, peligro para caminantes (1968). La última producción Albertina es muy copiosa, sin que falte el poeta erótico, como en Canciones para Altair (1988). Del libro &quot;Entre el clavel y la espada&quot;, el Museo del dibujo y la Ilustración atesora en su colección el original del dibujo principal y dos dibujos interiores; los que habitualmente son expuestos en sus muestras temáticas . </li></ul>
  8. 8. La obra dramática Albertiana <ul><li>La obra dramática Albertina está integrada por El hombre deshabitado (1930), Fermín Galán (1931), De un momento a otro (1938-39), El trébol florido (1940), El adefesio (1944), La Gallarda (1944-45) y Noche de guerra en el Museo del Prado (1956), además de adaptaciones y algunas piezas cortas . </li></ul>
  9. 9. Algunos de sus poemas:
  10. 10. Alba de noche oscura. <ul><li>Sobre la luna inmóvil de un espejo, celebra una redonda cofradía de verdes pinos, tintos de oro viejo, la transfiguración del rey del día. La plata blanda, ayuna del reflejo, muere ya. Del cristal -lámina fría- dice la voz del vaho en agonía: -Doró mi lengua el sol, ¿de qué me quejo? La puertas del ocaso, ya cerradas, tapina de luto el campo. Negros perros, a lo que nadie sabe, ocultos, gritan. Decapitando sueños, fatigadas, sobre el túmulo alto de los cerros las estrellas del valle se marchitan </li></ul>
  11. 11. La niña que se va al mar. <ul><li>La niña que se va al mar ¡Qué blanca lleva la falda la niña que se va al mar! ¡Ay niña, no te la manche la tinta del calamar! ¡Qué blancas tus manos, niña, que te vas sin suspirar! ¡Ay niña, no te las manche la tinta del calamar! ¡Qué blanco tu corazón y qué blanco tu mirar! ¡Ay niña, no te los manche la tinta del calamar! </li></ul>
  12. 12. Dime que sí. <ul><li>Dime que sí Dime que sí, compañera, marinera, dime que sí. Dime que he de ver la mar, que en la mar he de quererte. Compañera, dime que sí. Dime que he de ver el viento, que en el viento he de quererte. Marinera, dime que sí. Dime que sí, compañera, dime, dime que sí. </li></ul>
  13. 13. Muere Rafael Alberti. <ul><li>La madrugada del pasado, jueves, 28 de noviembre, fallecía de una parada cardiorrespiratoria el poeta portuense Rafael Alberti, en su domicilio de El Puerto de Santa María (Cádiz), a los 96 años de edad, cuando faltaba algo más de un mes para que, el día 16 de diciembre hubiese celebrado su 97 cumpleaños, junto a su mujer María Asunción Mateo, con la que se había casado en 1990.            Los restos mortales del poeta han sido incinerados, siguiendo los expresos deseos del poeta,  en el cementerio de Chiclana de la Frontera (Cádiz), para más tarde ser despedido por los vecinos de Santa María con un solemne homenaje que se le ha rendido en el Monasterio de la Victoria. Las palabras más emotivas han sido sin duda las de su hija Aitana: &quot;todos pensábamos que iba a vivir hasta el año 2015, como él aseguró en muchas ocasiones: no ha vivido hasta el año 2015, vivirá por toda la eternidad&quot;. </li></ul>
  14. 14. <ul><li>Sus cenizas serán esparcidas en las aguas de la Bahía de Cádiz: el espíritu de Alberti estuvo siempre unido a la mar de las costas gaditanas. La muerte del poeta y pintor supone la desaparición del último representante de la generación del 27,  considerada como el Siglo de Plata de las letras españolas, y la de una de las figuras que, con su vuelta, tras casi cuarenta años de exilio, simbolizó la reconciliación política en la transición española, ya que Alberti fue comunista, y había puesto sus versos al servicio de la causa republicana. </li></ul>
  15. 15. <ul><li>¡HASTA SIEMPRE! </li></ul>

×