Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
What to Upload to SlideShare
What to Upload to SlideShare
Loading in …3
×
1 of 93

Estudio exploratorio de necesidades del Canindeyú

1

Share

Download to read offline

Estudio exploratorio de las necesidades del departamento de Canindeyú a diciembre del 2013, en los ejes: económico, social, político, institucional y de infraestructura.

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Estudio exploratorio de necesidades del Canindeyú

  1. 1. Fundación ARANDURÃ Estudio exploratorio de necesidades del departamento de Canindeyú Diciembre del 2013
  2. 2. Estudio exploratorio de necesidades
  3. 3. Estudio exploratorio de necesidades Estudio exploratorio de necesidades del departamento de Canindeyú, diciembre del 2013. Dirección general Mariano Adolfo Pacher Morel, Rector de la Universidad Nacional de Canindeyú (UNICAN). Supervisión técnica Arnaldo Martínez Mercado, Vicerrector y Director del INCISO (Instituto de Ciencias Sociales de la UNICAN). Coordinación ejecutiva Gustavo Brítez Miranda, Presidente de la Fundación Arandurã. Dirección técnica Guido B. Alarcón Corrales, Director Ejecutivo del CETI S.A. (Centro de Estudios, Tecnología e Investigación S.A.) Consultores Mariano Damián Escurra Vicesar, Coordinador José Félix Bogado Tábacman Gilda Espínola Orrego Equipo Técnico Marcelo Martín Pesallaccia Zaldívar Leopoldo Hugo David Alarcón Corrales
  4. 4. Estudio exploratorio de necesidades
  5. 5. Estudio exploratorio de necesidades Agradecimiento a las instituciones gubernamentales y privadas que brindaron información: Gobernación de Canindeyú; Municipalidades de Canindeyú; Universidad Nacional de Canindeyú (UNICAN); Asociación Rural del Paraguay (A.R.P.) Regional Canindeyú; Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC); Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC): Dirección de Vialidad; Ministerio de Educación y Cultura (MEC); Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS); Instituto de Previsión Social (IPS); Instituto Forestal Nacional (INFONA); Banco Nacional de Fomento (BNF); Cooperativa Canindé;
  6. 6. Estudio exploratorio de necesidades
  7. 7. Estudio exploratorio de necesidades Índice 2 Introducción 13 3 Alcances 16 4 Contextualización 17 4.1 Situación geográfica y características físicas ............................................................... 17 4.2 Situación demográfica.................................................................................................. 17 4.3 Infraestructura económica ............................................................................................ 23 4.4 Infraestructura social .................................................................................................... 25 4.4.1 Salud ................................................................................................................... 25 4.4.2 Educación............................................................................................................ 28 4.4.3 Vivienda y servicios básicos............................................................................... 31 4.5 Infraestructura vial y medios de transporte .................................................................. 34 4.5.1 Otras iniciativas en infraestructura: .................................................................... 36 4.6 Tejido social ................................................................................................................. 38 4.7 Consideraciones generales............................................................................................ 40 5 Bases estructurales 42 5.1 Factores......................................................................................................................... 42 5.1.1 Procesos endógenos ............................................................................................ 42 5.1.2 Asociativismo ..................................................................................................... 42 5.1.3 Previsibilidad social y económica....................................................................... 42 5.1.4 Ejercicio del liderazgo ........................................................................................ 43 5.2 Identidad cultural.......................................................................................................... 43 5.2.1 Concepto ............................................................................................................. 43 5.2.2 Contexto identitario del Canindeyú .................................................................... 44 5.2.3 Necesidad del fortalecimiento de la identidad social.......................................... 45 6 Visión de futuro 47 7 Análisis por eje 49 7.1 Conceptualización ........................................................................................................ 49 7.2 Eje social ...................................................................................................................... 49 7.2.1 Salud ................................................................................................................... 49 7.2.2 Educación............................................................................................................ 51 7.2.3 Medio ambiente .................................................................................................. 52 7.2.4 Comunidades indígenas ...................................................................................... 53 7.3 Eje económico .............................................................................................................. 55
  8. 8. Estudio exploratorio de necesidades 7.3.1 Consideraciones preliminares ............................................................................. 55 7.3.2 Dificultades comunes.......................................................................................... 55 7.4 Eje político.................................................................................................................... 59 7.5 Eje infraestructura ........................................................................................................ 61 7.5.1 Vialidad............................................................................................................... 61 7.5.2 Medios de transporte........................................................................................... 62 7.5.3 Energía eléctrica.................................................................................................. 62 7.6 Eje institucional............................................................................................................ 62 8 Análisis de la situación: matriz FODA 64 8.1 Consideraciones preliminares....................................................................................... 64 8.2 Análisis interno............................................................................................................. 64 8.2.1 Fortalezas ............................................................................................................ 64 8.2.2 Debilidades ......................................................................................................... 65 8.3 Análisis externo............................................................................................................ 67 8.3.1 Amenazas............................................................................................................ 67 8.3.2 Oportunidades..................................................................................................... 67 8.4 Definición de estrategias FA, FO, DO, DA.................................................................. 68 9 Construcción de la visión de futuro 76 9.1 Generalidades ............................................................................................................... 76 9.2 Acciones y áreas prioritarias ........................................................................................ 78 9.2.1 Salud ................................................................................................................... 78 9.2.2 Vialidad y energía eléctrica................................................................................. 79 9.2.3 Seguridad ............................................................................................................ 80 9.2.4 Educación............................................................................................................ 80 9.3 Lineamientos para acción futura .................................................................................. 80 10 Conclusiones 82 11 Recomendaciones finales 86 12 Definiciones, abreviaturas y siglas 87 13 Referencias 90 14 Anexos 93
  9. 9. Estudio exploratorio de necesidades Índice de figuras Figura 1 .........................................................................................................................................14 Figura 2 .........................................................................................................................................16 Figura 3 .........................................................................................................................................19 Figura 4 .........................................................................................................................................20 Figura 5 .........................................................................................................................................26 Figura 6 .........................................................................................................................................27 Figura 7 .........................................................................................................................................27 Figura 8 .........................................................................................................................................37 Figura 9 .........................................................................................................................................37 Figura 10 .......................................................................................................................................61 Índice de tablas Tabla 1...........................................................................................................................................15 Tabla 2...........................................................................................................................................18 Tabla 3...........................................................................................................................................21 Tabla 4...........................................................................................................................................21 Tabla 5...........................................................................................................................................22 Tabla 6...........................................................................................................................................22 Tabla 7...........................................................................................................................................23 Tabla 8...........................................................................................................................................23 Tabla 9...........................................................................................................................................24 Tabla 10.........................................................................................................................................25
  10. 10. Estudio exploratorio de necesidades Tabla 11.........................................................................................................................................26 Tabla 12.........................................................................................................................................26 Tabla 13.........................................................................................................................................28 Tabla 18.........................................................................................................................................28 Tabla 15.........................................................................................................................................29 Tabla 17.........................................................................................................................................30 Tabla 19.........................................................................................................................................31 Tabla 20.........................................................................................................................................32 Tabla 21.........................................................................................................................................33 Tabla 22.........................................................................................................................................34 Tabla 23.........................................................................................................................................35 Tabla 24.........................................................................................................................................35 Tabla 25.........................................................................................................................................36 Tabla 26.........................................................................................................................................47 Tabla 27.........................................................................................................................................68 Tabla 28.........................................................................................................................................70 Tabla 29.........................................................................................................................................71 Tabla 30.........................................................................................................................................74 Tabla 31.........................................................................................................................................78 Tabla 32.........................................................................................................................................79
  11. 11. Estudio exploratorio de necesidades 1 PRESENTACIÓN La política, en cuanto práctica de construcción del poder, se legitima en la medida en que propende al bien común, se sustenta en principios éticos y se fundamenta en la ciencia, núcleo de la cultura contemporánea. Una política disociada de la inteligencia tiende a mera demagogia y traiciona los altos fines que la razón iluminista le concediera a la democracia en los albores de la modernidad, de manos de la ilustración europea. Los pilares de la sociedad occidental y cristiana: libertad, igualdad y fraternidad, solo serán posi- bles en la medida en que las tomas de decisiones con respecto a la res pública se sostengan en los aportes de las instituciones encargadas de la producción y sistematización del conocimiento, es- pecialmente la Universidad, centro motor del pensamiento y de la creatividad. Es por ello que, en mi carácter de rector de una Universidad Pública, quiero saludar con regocijo la feliz iniciativa de las autoridades departamentales recientemente electas, de solicitarnos un aporte en el cual sustentar los planes de desarrollo del Canindeyú. Consecuentemente, he asumido el pedido como una evidencia de la responsabilidad de quienes son depositarios de las legítimas esperanzas colectivas y he comprometido el esfuerzo de la comunidad educativa que presido, sin distingos de tipo alguno, considerando el deber ineludible de la Universidad ante necesidades de esta naturaleza, cometido claramente establecido en la declaración de principios (misión, visión y valores) de la institución. De hecho, la UNICAN nació para aportar a la significativa mejora de la calidad de vida de una región cuya paradójica realidad conjuga una exuberante riqueza en recursos naturales y gran po- tencialidad humana con llamativas carencias y contrastantes desigualdades. El desafío de construir una sociedad diferente, superadora de estos conflictos y asimetrías, compromete a todos los que creen en una patria justa y generosa con todos sus hijos, y constituye un especial aliciente para quienes, por los misteriosos azares del desarrollo profesional, tenemos el honor de estar en una instancia que nos permita afrontar este tipo de emprendimientos de alto contenido social y tre- menda relevancia humana. Al felicitar la iniciativa de vincular a las instituciones en un esfuerzo común para bien de todos los habitantes de la región, auguro que este sea el primer humilde paso del despertar de un gigante, cuyo nombre nativo, Canindeyú, desde los albores de nuestra cultura nos convoca, con la inapela- ble voz de nuestros ancestros, a hacer posible en la tierra la utopía del yvy marane’y. Mariano Adolfo Pacher Morel Rector de la Universidad Nacional de Canindeyú
  12. 12. Estudio exploratorio de necesidades 13 2 INTRODUCCIÓN Los países de Latinoamérica presentan asimetrías significativas en diversos aspectos, tales como la dimensión de su economía, los respectivos grados de desarrollo, el tamaño de la población y el del mercado (Bouzas, 2005; Moncarz, y Vaillant, 2006; Sanguinetti, y González, 2006; Venables, 2003). Esta configuración trae dos consecuencias: por un lado, la multiplicidad de necesidades básicas insatisfechas (NBI) y, por otro, la insuficiencia de recursos para cubrir dichas necesidades. La incapacidad técnica y financiera para administrar la realidad antes citada se agrava por la au- sencia de condiciones para impulsar el desarrollo regional en aquellas comunidades que más lo precisan. Consecuentemente, surge la necesidad de una planificación estratégica como herramienta para el desarrollo regional, cuya primera etapa ha sido abordada en este trabajo denominado “Estudio Exploratorio de Necesidades del Departamento de Canindeyú”. El mismo tiene por objeto identi- ficar las necesidades diferenciadas por áreas, establecer los ejes y las acciones prioritarias, cuyo análisis debe profundizarse en una segunda etapa de la planificación. Durante los meses de marzo a junio del año 2013, la Diputación departamental, el Rectorado de la Universidad Nacional de Canindeyú (UNICAN), el Instituto de Ciencias Sociales de la Universi- dad, la Fundación Arandurã y la Gobernación del Departamento, con el Centro de Estudios, Tec- nología e Investigación CETI S.A., coincidieron en la necesidad de auscultar la realidad regional para caracterizar objetivamente las potencialidades y las carencias más sentidas por los pobladores del departamento, de manera a diseñar una línea de base sobre la cual, posteriormente, elaborar planes de desarrollo estratégico para el Canindeyú. La primera etapa del trabajo se programó como una aproximación a los referentes locales de todos los sectores, con objeto de sensibilizarlos sobre la necesidad de generar un consenso para la defi- nición de estrategias de desarrollo, considerando una visión de largo plazo que permita la imple- mentación de políticas de Estado sobre la base del acuerdo de los actores sociales y de las fuerzas políticas que actúan al interior de la región. La convocatoria, que congregó a representantes sociales, intendentes municipales, industriales, profesionales de diversos sectores, funcionarios, productores y fuerzas del orden, respondió a la premisa de que los poderes públicos se deben a los ciudadanos y sus organizaciones, fundamen- tándose en razones de interés social que deben contribuir al bienestar colectivo. Cada uno de los participantes fue considerado un portavoz del interés público y expuso, desde el punto de vista de su sector, las necesidades más resaltantes del departamento.
  13. 13. Estudio exploratorio de necesidades 14 En este trabajo se presentan los resultados obtenidos de los 4 (cuatro) talleres y 16 (dieciséis) visitas a localidades en las que se entrevistó a 109 (ciento nueve) referentes claves de los diversos sectores del quehacer departamental. Si bien se especifica claramente el alcance exploratorio del trabajo, cada taller ha buscado cen- trarse en la revalorización de las visiones de largo plazo, en la necesidad de consensos intersecto- riales en torno a lineamientos generales de las políticas de desarrollo y en enfatizar la necesidad imprescindible de una planificación estratégica departamental como herramienta básica de cohe- sión social. Con el fin de sistematizar la recolección de datos se han establecido 5 (cinco) ejes de necesidades1 que sirvieron de guía para formar grupos específicos en los cuales se expusieron las potencialida- des y carencias con las que cada uno de los referentes se enfrenta en el quehacer cotidiano. En la Figura 1 se expone el diseño adoptado en la construcción del informe, a partir de las bases estructurales, donde se describe la visión de futuro de los consultados y se desarrollan los ejes de necesidades en los que fueron agrupadas. Estos ejes constituyen los pilares que sustentan las ac- ciones prioritarias. Figura 1 Estructura del documento 1 Las tablas y figuras que no cuentan con fuente referida han sido elaboradas por los consultores responsables de la redacción del presente documento.
  14. 14. Estudio exploratorio de necesidades 15 Los 5 (cinco) pilares corresponden a los ejes de necesidades auscultadas. 1. Eje social a. Salud; b. Educación; c. Medio ambiente. d. Comunidades indígenas. 2. Eje económico 3. Eje político a. Seguridad física b. Seguridad jurídica 4. Eje de infraestructura a. Vialidad b. Energía eléctrica 5. Eje institucional Además del establecimiento de los ejes de necesidades, durante la recolección de la información han sido identificadas 3 (tres) regiones claramente diferenciadas por la actividad económica pre- dominante. Para un mejor entendimiento de estas situaciones, se dividió el departamento, como se observa en la Mapa de zonas productivas, donde se resaltan estas regiones. La Tabla 1 Zonas Productivas ilustra las referencias, a cuya luz se puede interpretar el mapa. Tabla 1 Zonas Productivas A Predominantemente de ganadería extensiva B Predominantemente de pequeños productores C Predominantemente de agricultura intensiva * Reserva Mbaracayú
  15. 15. Estudio exploratorio de necesidades 16 Figura 2 Mapa de zonas productivas El documento concluye con los lineamientos para la acción futura, en los que se señalan algunas sugerencias para la definición de las estrategias de desarrollo que fortalezcan la cohesión social al interior del departamento. Asimismo, se exponen los ejes centrales sobre los que debería cons- truirse una agenda general que permita superar las principales asimetrías del departamento. 3 ALCANCES Este estudio ha enfrentado dos limitaciones importantes: la escasez de datos de fuente secundaria y la estrechez del tiempo asignado para la tarea. A la fecha de la redacción del informe, todavía no están disponibles ni siquiera los datos preliminares del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012; por tanto, las estimaciones se basan en los datos del censo 2002, en informaciones propor- cionadas por el MEC, el MSPyBS y otras instituciones, además de los datos recabados en el trabajo de campo.
  16. 16. Estudio exploratorio de necesidades 17 4 CONTEXTUALIZACIÓN 4.1 SITUACIÓN GEOGRÁFICA Y CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Canindeyú2 es un departamento fronterizo que se encuentra ubicado al noreste de la región Orien- tal. Ocupa un área de 14.667 km2 , está dividido en 13 distritos y tiene a Salto del Guairá como capital. El departamento, que está separado del Brasil por la cordillera de Mbaracayú y el río Paraná, ha perdido una de las más grandes caídas de agua del mundo, los Saltos del Guairá, que desaparecie- ron para dar lugar al embalse de la hidroeléctrica binacional de Itaipú. En Canindeyú, específicamente en Villa Ygatimí y bajo la administración de la Fundación Moisés Bertoni, se encuentra una de las reservas naturales más grandes del país: la Reserva Ecológica del Mbaracayú, una de las muestras más ricas de la biodiversidad del bosque de la ecorregión. En Salto del Guairá se encuentra el Refugio Biológico de Mbaracayú, que depende de la entidad Itaipú Binacional. En el subsuelo de Canindeyú se encuentra el Acuífero Guaraní, una de las principales reservas subterráneas de agua dulce del planeta, que es compartida por Paraguay con Brasil, Argentina y Uruguay. Los 13 distritos antes mencionados están distribuidos en dos zonas. Por un lado, la de mayor in- fluencia migrante, que incluye a la capital, Salto del Guairá, además de La Paloma del Espíritu Santo, Francisco Caballero Álvarez, Corpus Christi, Katueté, Ybyrarobaná y Nueva Esperanza, y la otra parte, en donde se encuentran las ciudades de Curuguaty, Villa Ygatimí, Ypejhú, Itanará, Yvy Pytã y Yasy Cañy, habitadas en su mayoría por paraguayos autóctonos. 4.2 SITUACIÓN DEMOGRÁFICA Si bien el censo 2002 hablaba de 140.137 habitantes, los datos recogidos muestran la notable ob- solescencia de esta información y sugieren una estimación más precisa de 220.000 habitantes, lo 2 Nombre del departamento en honor al cacique guaraní Canindé, quien habitaba la zona. Canindé = loro, yú = apócope de amarillo. El nombre proviene de la denominación de un loro muy grande, una especie de guacamayo llamado canindé, cuyo plumaje varía entre las tonalidades azules, rojas y un amarillo metálico que se asemeja a dorado. Pero en vez de canindé, otros escriben canendí, aglutinación quizás adulterada de AN-CAN (cabeza en guaraní) NANDI (pelada o descubierta). El guacamayo tiene ca- beza pelada en ambos lados. Estos loros viven en las cercanías del Mbaracayú. Prensa escrita nacional - Así es nuestro Paraguay – XIV Canindeyú.
  17. 17. Estudio exploratorio de necesidades 18 que representaría una densidad poblacional de 14,99 habitantes por Km2 . Las variables señaladas como explicación de este crecimiento han sido la movilidad horizontal de la población hacia la región de Curuguaty, llamada a ser un polo de desarrollo debido a su ubicación estratégica, al igual que hacia Salto del Guairá, que ha experimentado un rápido crecimiento de la actividad comercial y de servicios. Habitan el departamento decenas de comunidades indígenas de las etnias Avá Guaraní, Aché, Mbyá y Paí Tavyterã, cuyas poblaciones suman más de 13.000 habitantes. Entre ellas, algunas han logrado conservar sus costumbres y una vocación artesanal que se manifiesta en la talla de made- ras, la confección de bolsos y pantallas de hojas de palmas, así como la fabricación de flechas y arcos. La Tabla 2 muestra la distribución de la población por etnias. Tabla 2 Distribución de la población indígena por etnias. ETNIA 2002 2012 Aché 687 1.051 Avá Guaraní 7.133 9.448 Mbyá 803 1.803 Pai Tavyterâ 1.065 1.182 Otros 131 TOTAL 9.819 13.484 Nota: DGEEC, STP (2012), III Censo Nacional de Población y Vivienda para Pueblos Indígenas Resultados preliminares 2012.
  18. 18. Estudio exploratorio de necesidades 19 Figura 3 Comunidades, aldeas/barrios y núcleos de familias, 2012. Nota: DGEEC, STP. III Censo Nacional de Población y Vivienda para Pueblos Indígenas. Resultados preliminares 2012.
  19. 19. Estudio exploratorio de necesidades 20 Figura 4 Variación en la población del departamento Nota: Adaptación de DGEEC (2002), Censo Nacional de Población y Vivienda. En la actualidad, además de Salto del Guairá, la capital departamental, en el departamento existen otras dos ciudades que cuentan con servicios, infraestructura y población similares. Se trata de Curuguaty, que fuera capital del Paraguay durante la guerra contra la Triple Alianza, y Katueté, nueva y próspera ciudad. Estas últimas están estratégicamente ubicadas, y en la medida en que mejore la infraestructura, habrán de convertirse en referentes de la producción de materia prima, manufactura y servicios del departamento. El Censo Nacional de Población y Vivienda 2002 analizó en el departamento cuatro carencias (NBI): infraestructura sanitaria, capacidad de subsistencia, calidad de vivienda y acceso a la edu- cación. Dicho censo arrojó los siguientes resultados: con 1 (una) necesidad insatisfecha, el 34,7% de los hogares; con 2 (dos), el 20%; con 3 (tres), el 9%, y con 4 (cuatro), el 2,2%. Esto revela un alto porcentaje de pobreza, superior a los nacionales en 3,6; 6,2; 3,9 y 1,1 puntos porcentuales respectivamente. Evidentemente, se han dado grandes cambios desde aquel entonces, pero aún no se cuenta con los datos oficiales. El porcentaje de hogares de Canindeyú con tres y cuatro NBI es de 11,2%, índice que excede al nacional en 5 puntos porcentuales. Itanará, Ypejhú y Villa Ygatimí, registran las mayores propor- ciones de hogares con NBI. En el otro extremo, Katueté, Salto del Guairá y Nueva Esperanza
  20. 20. Estudio exploratorio de necesidades 21 tienen las menores proporciones de hogares con tres y cuatro NBI, y menos de la mitad de sus hogares con una y dos carencias (DGEEC, 2002). Demográficamente, Canindeyú exhibe una pirámide poblacional “progresiva o joven”, con altas proporciones en las fajas etarias de jóvenes y reducidos porcentajes de adultos mayores. Tabla 3 Población por faja etaria. GRUPOS DE EDAD POBLACIÓN TOTAL % Menores de 15 años 61.675 44,0 De 15 a 29 años 36.836 26,3 De 30 a 59 años 35.882 25,6 De 60 años y más 5.744 4,1 Nota. DGEEC (2002) Tríptico del Censo. Canindeyú ha registrado altas tasas netas migratorias positivas en los últimos 30 años. La realidad en los polos urbanos se ha modificado con el auge comercial en el distrito de Salto del Guairá, donde se estima que la población aumentó a 60.000 habitantes aproximadamente. Tabla 4 Porcentaje de migración neta por periodo. MIGRACIÓN NETA 1977-1982 1987-1992 1997-2002 CANINDEYÚ 24,00 14,23 6,54 Nota. DGEEC (2002). Censo Nacional de Población y Vivienda. En la zona de Katueté existen colonias de inmigrantes; la mayoría de ellos desciende de italianos y alemanes venidos del Brasil. El 83% de las tierras de Canindeyú se encuentra bajo dominio de brasileños (Glauser, 2009) y registrado a nombre de sus hijos.
  21. 21. Estudio exploratorio de necesidades 22 Tabla 5 Distribución de la población. POBLACIÓN 1962 1972 1982 1992 2002 2013 Estimación1 Urbana - - 13.064 17.434 35.035 43.719 220.000 Rural - - 53.345 86.331 105.082 127.043 Nota. DGEEC (2002) Atlas Censal. 1 Corresponde a la estimación de los consultados durante el trabajo de campo. Tabla 6 Distribución de la población por distrito (1982 – 2013). POBLACIÓN DISTRITO 1982 1992 2002 Proyección 20131 Estima- ción2 Total Urbana Total Urbana Total Urbana Total Urbana Total Salto del Guairá 21.899 7.181 15.809 4.563 11.298 6.653 13.767 9.124 60.000 Corpus Christi 19.228 936 17.071 1.579 13.303 1.336 16.210 2.144 s/d Curuguaty 17.243 2.316 32.902 6.264 57.387 9.493 69.928 13.600 s/d Villa Ygatimí 3.688 988 8.235 1.156 17.483 2.342 21.304 997 s/d Itanará 1.905 402 2.233 421 2.076 284 2.530 265 s/d Ypejhú 2.446 1.421 3.692 1.272 5.893 1.761 7.181 905 s/d Caballero Álvarez s/d s/d 23.843 2.199 8.884 2.692 10.825 2.830 s/d Katueté s/d s/d s/d s/d 7.489 3.545 9.126 4.756 s/d La Paloma s/d s/d s/d s/d 6.373 3.929 7.766 5.529 s/d Nueva Esperanza s/d s/d s/d s/d 9.951 3.018 12.126 3.570 s/d Ybyrarobaná3 s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d Yasy Cañy3 s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d Yvy Pytã3 s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d s/d Totales 66.409 13.244 103.785 17.454 140.137 35.053 170.762 43.719 220.000 Nota. Adaptación de DGEEC (2002) Atlas Censal. 1 Proyección matemática. 2 Estimación de los consultados. 3 Distritos creados posteriormente al Censo 2002.
  22. 22. Estudio exploratorio de necesidades 23 Entre los 25 distritos del país con mayor afluencia de migrantes, 4 son de Canindeyú. 4.3 INFRAESTRUCTURA ECONÓMICA En la Tabla 7 se observan las superficies destinadas a cada tipo de actividad sobre el total de 1.386.747 hectáreas. Canindeyú presenta un suelo apto para la agricultura y ha logrado destacarse en la producción de soja, maíz, trigo y algodón, además de ser gran productor de ganado bovino y porcino. Tabla 7 Uso de la tierra DESCRIPCIÓN Há. Superficie total 1.386.747 Superficie con cultivos agrícolas 581.266 Superficie con pastura natural y cultivada 508.312 Superficie con montes naturales y forestales cultivados 221.126 Superficie en barbecho y en descanso 45.499 Superficie destinada a otros usos 30.543 Nota. UE, STP, MAG (2009). Atlas del Censo Agropecuario Nacional 2008. Cuatro productos se destacan en cuanto a los cultivos en el departamento. Tabla 8 Cultivos temporales SOJA MAÍZ TRIGO ALGODÓN CANTIDAD DE FINCAS 2.918 11.173 367 1.311 SUPERFICIE CULTIVADA (Há) 469.834 208.201 39.814 1.668 PRODUCCIÓN OBTENIDA (TON) 1.241.487 606.594 81.292 1.729 Nota. UE, STP, MAG (2009). Atlas del Censo Agropecuario Nacional 2008.
  23. 23. Estudio exploratorio de necesidades 24 El modelo económico cuyo ciclo productivo se basa en industrias, como la madera, la yerba mate y la pequeña agricultura de sustento, se ha agotado en Canindeyú, al igual que en los demás de- partamentos del país. Los descendientes de inmigrantes instalados en la zona son conocedores de la agricultura tecnifi- cada y han dado a la región un aspecto de adelanto y orden que contrasta positivamente con el que tenía anteriormente. La capital, Salto del Guairá, es una ciudad con alto potencial de crecimiento como punto de atrac- ción del turismo comercial, en los rubros de perfumería, electrónica, neumáticos, informática, ropa deportiva y bebidas alcohólicas. El índice ocupacional es elevado (97,3%); sin embargo, son marcadas las diferencias entre hom- bres y mujeres para los casos de desempleo oculto y total. Tabla 9 Tasa de desempleo. TOTAL HOMBRES MUJERES TASA DE OCUPACIÓN 97,3 97,7 96,4 TASA DE DESEMPLEO ABIERTO 2,7 2,3 3,6 TASA DE DESEMPLEO OCULTO 3,4 1,7 7,3 TASA DE DESEMPLEO TOTAL 6,0 4,0 10,6 Nota. DGEEC (2002). Censo Nacional de Población y Vivienda. Estos datos pudieron haber cambiado considerablemente en los últimos 10 años, más aun consi- derando las variaciones del comercio fronterizo que registra la ciudad capital. El 33,7% de la población trabaja por cuenta propia; el 28,7% es trabajador familiar no remunerado y el 22,3% es obrero privado.
  24. 24. Estudio exploratorio de necesidades 25 Tabla 10 Porcentaje de ocupados por sexo, según categoría de ocupación. CATEGORÍA TOTAL HOMBRES MUJERES Empleado público 4,2 2,6 8,0 Empleado privado 3,7 3,6 4,0 Obrero público 0,5 0,4 0,6 Obrero privado 22,3 29,3 5,0 Empleador o patrón 2,4 3,1 0,6 Trabajador por cuenta propia 33,7 36,2 27,7 Trabajador familiar no remunerado 28,7 24,5 38,8 Empleado doméstico 4,7 0,4 15,2 Nota. DGEEC (2004). Encuesta Permanente de Hogares. 4.4 INFRAESTRUCTURA SOCIAL 4.4.1 SALUD La atención de la salud presenta carencias en esta zona del país, tanto en infraestructura física como en personal. En este último aspecto, la relación es de 3,11 profesionales por mil habitantes (incluyendo médicos, enfermeras, paramédicos y personal administrativo). La distancia, sumada a la ausencia de vías de comunicación adecuadas, es una de las principales dificultades para el acceso a la salud. El Hospital Distrital de Curuguaty se ha convertido de hecho en un Hospital Regional por el flujo de pacientes y las atenciones brindadas, con un plantel total de 15 profesionales médicos; en tanto, en la localidad de La Paloma, el puesto de salud cuenta con 17 profesionales, y Katueté cuenta con un centro de salud y dos centros privados. El Consejo de Salud de Salto del Guairá, órgano de apoyo del Hospital Regional, recibe del MSPyBS 40 millones de guaraníes mensuales, que se suman a los 7 millones que aporta mensual- mente la Municipalidad, cuyo monto total se aplica al pago de funcionarios.
  25. 25. Estudio exploratorio de necesidades 26 En cuanto a la cantidad de recursos humanos, los mismos se encuentran distribuidos de la siguiente manera: Tabla 11 Cantidad de funcionarios de salud (2013). FUNCIONARIOS CANTIDAD PERSONAL DE BLANCO1 512 PERSONAL ADMINISTRATIVO 174 TOTAL 686 Nota. MSPyBS - XIV REGIÓN SANITARIA DE CANINDEYÚ. 1 De los cuales 102 son médicos. Tabla 12 Crecimiento porcentual anual del número de médicos con respecto al año anterior 2007 2008 2009 2010 2011 2012 TOTAL % DE MÉDICOS 8% -43% 104% 79% 2% 6% 156% Nota. MSPyBS (2012). Análisis de Situación de Salud de las 18 Regiones Sanitarias de Paraguay: Eje Centro Oriental. Por otro lado se expone el número de camas y su razón por habitantes en Canindeyú, comparado con otros cuatro departamentos del Eje Centro Oriental, según clasificación del MSPyBS. Figura 5 Número de camas hospitalarias en el Eje Centro Oriental por Región Sanitaria. Nota. MSPyBS, Dirección de Bioestadística (2010). Análisis de Situación de Salud - Eje Centro Oriental.
  26. 26. Estudio exploratorio de necesidades 27 Figura 6 Razón de camas hospitalarias por 1.000 hab. Eje Centro Oriental por Región Sanitaria. Nota. MSPyBS, Dirección de Bioestadística (2010). Análisis de Situación de Salud - Eje Centro Oriental. En cuanto a la tasa de mortalidad, tanto general, materna e infantil, el índice del departamento es similar al promedio país (39,13%), que sitúa al Paraguay entre los países clasificados con morta- lidad media para este indicador de salud (entre 20 y 49 defunciones de menores de un año por mil nacimientos). Figura 7 Tasa de mortalidad infantil (neonatal y postnatal) Nota. MSPyBS Dirección de Bioestadística (2012). Subsistema de Información de Estadísticas Vitales (SSIEV).
  27. 27. Estudio exploratorio de necesidades 28 Cuando se observa la esperanza de vida al nacer, se verifica que las mujeres tienen una mayor esperanza de vida, de aproximadamente 5 años, por encima de los varones. Tabla 13 Esperanza de vida al nacer AMBOS SEXOS VARONES MUJERES 68,82 años 66,67 años 71,08 años Nota. DGEEC (2002). Serie Condiciones de Vida en Paraguay, Mortalidad, Evolución y Tendencias 1970 - 2000. 4.4.2 EDUCACIÓN Con relación a la tasa de analfabetismo, se expone la evolución a escala departamental, así como los datos por distrito. Tabla 14 Canindeyú: Tasa de analfabetismo por distrito. DEPARTAMENTO SALTODEL GUAIRÁ CORPUSCHRISTI CURUGUATY YGATIMÍ ITANARA YPEJHÚ CABALLERO ÁLVAREZ KATUETÉ LAPALOMA NUEVA ESPERANZA 14,48 13,24 19,66 8,92 15,19 29,12 25,12 18,75 16,43 19,32 18,49 Nota. DGEEC (2002), Encuesta Nacional de Población y Vivienda.
  28. 28. Estudio exploratorio de necesidades 29 La tabla que sigue presenta la distribución de alumnos por región y por nivel de enseñanza del departamento. Tabla 15 Cantidad de alumnos por región. Nº REGIÓN E. E. B. N. M. E. P. 1 Francisco Caballero Álvarez (Puente Kyha) 5.121 682 455 2 Curuguaty 8.016 1.162 620 3 Villa Ygatimí 3.680 528 157 4 Yasy Cañy 6.327 715 50 5 Corpus Christi 955 216 83 6 Maracaná 3.543 391 8 7 Ypejhú e Itanará 782 111 105 8 Nueva Esperanza 2.319 307 94 9 Salto del Guairá 4.579 928 324 10 Ybyrarobaná 4.545 408 303 11 Yvy Pytã 3.567 291 40 12 La Paloma S/D S/D S/D 12 Katueté S/D S/D S/D 13 Indígena Zona I 3.002 230 555 14 Indígena Zona II 720 65 80 15 Indígena Etnia Aché 354 61 9 TOTAL 47.510 6.095 2.883 Nota. MEC. Coordinadora Departamental de Educación (2013).
  29. 29. Estudio exploratorio de necesidades 30 En la siguiente tabla se aprecia el crecimiento de estudiantes matriculados desde el año 1982 al 2002, y un comparativo porcentual con respecto al total nacional. Tabla 16 Estudiantes matriculados 1982 1992 2002 Población total de Canindeyú 66.409 103.785 140.137 Nivel primario 10.001 18.460 31.749 % sobre el total nacional 1,9% 2,5 3,3% Nivel secundario 625 1.811 7.857 % sobre el nivel nacional 0,5% 1,0% 1,7% Número de locales (primaria y secundaria) 113 221 433 % sobre el total nacional 2,7% 3,8% 4,4% Número de cargos docentes en primaria 369 904 1.828 % sobre el nivel nacional 1,8% 2,8% 3,8% Nota. DGEEC, (2002). Atlas Censal. La educación superior universitaria ha madurado en el departamento con la apertura de la Univer- sidad Nacional de Canindeyú, que en apenas 3 años de funcionamiento tiene un millar de matri- culados, entre sus dos sedes, cinco facultades y siete carreras (Veterinaria, Enfermería, Ingeniería Agronómica, Análisis de Sistemas, Administración, Contabilidad y Derecho). La sociedad departamental valora la esencial función que esta institución pública de educación superior cumple, así como su liderazgo en el desarrollo económico, social y cultural. Se reclama el fortalecimiento de esta universidad como una instancia de análisis de la problemática departa- mental y foco de irradiación de ideas, producción de conocimientos y generación de respuestas a las demandas sociales. Se valora la universidad como un espacio en el que la sociedad se piensa y se analiza a sí misma, y se pondera el involucramiento de la naciente institución con la realidad departamental. Asi- mismo, hay conciencia de que el bono demográfico del departamento no tendrá un impacto signi- ficativo con un promedio de escolaridad exiguo, como el que exhibe hasta ahora, por lo que se
  30. 30. Estudio exploratorio de necesidades 31 resalta la necesidad de una fuerte apuesta del Estado al fortalecimiento de la universidad pública, de modo de apuntalar un sostenido crecimiento de la media de escolaridad formal y proveer al departamento de los recursos humanos necesarios para su desarrollo. Aunque existen también en el departamento propuestas de cursos de las universidades privadas (UTIC, UTCD, UniNorte, San Carlos), las mismas responden a la lógica del lucro que caracteriza a este tipo de iniciativa, la que ejerce una fuerte presión sobre sus posibilidades de exigencia aca- démica e impone una oferta de carreras de bajo costo, que no supongan una fuerte inversión en equipamientos, laboratorios, lo que incide en la pertinencia de sus propuestas, por su disociación con las verdaderas necesidades del sector productivo, además de restringir su acción solamente a aquella parte de la población en condiciones económicas de solventar los costos que implican tales servicios. La Universidad Nacional de Canindeyú nació en un proceso de transición ordenada y racional, a partir de la filial de la Universidad Nacional del Este, que actualmente está en vías de desafectación y a punto de concluir su cierre definitivo en el departamento. 4.4.3 VIVIENDA Y SERVICIOS BÁSICOS En el departamento de Canindeyú existen alrededor de 34.000 viviendas particulares y el 75,5% de las mismas es propiedad de sus ocupantes. Tabla 17 Vivienda CARACTERÍSTICA % Propia 75,5 Inquilino o arrendatario 4,8 Ocupante de hecho 2,3 Cedida 17,4 Nota. DGEEC (2004), Encuesta de Población y Hogares.
  31. 31. Estudio exploratorio de necesidades 32 El servicio de distribución de energía eléctrica suministrado por la ANDE es deficiente, por la insuficiencia de los servicios de transmisión, transformación y distribución para atender satisfac- toriamente la demanda actual y proyectada. La ciudad históricamente más perjudicada con el embalse de la hidroeléctrica binacional Itaipú es la más desatendida en sus requerimientos energéticos, a tal punto que a la fecha es muy probable que si alguien solicitare el suministro reciba una respuesta negativa. Hay una veintena de genera- dores diésel; cuya energía, además de ser económicamente más costosa que la producida por la hidroeléctrica, resulta altamente contaminante para el medio ambiente y perjudicial para la salud humana. Sin embargo, a la fecha de este informe, dicho sistema es utilizado para satisfacer, míni- mamente y con cortes permanentes en horario pico, la demanda energética de la ciudad, por lo que se requiere la atención y solución de los citados problemas mediante la provisión, por parte de la ANDE, de una línea de alta tensión, una subestación y mejoras en la distribución que aseguren calidad y disponibilidad en el suministro de energía eléctrica. Algunos de los centros comerciales han recurrido a la producción de energía alternativa, lo que también eleva los costos iniciales de los emprendimientos. Tabla 18 Porcentaje departamental de cobertura histórica de electricidad. 1982 1992 2002 6,4 16,9 67,4 Nota. DGEEC (2002), Atlas Censal.
  32. 32. Estudio exploratorio de necesidades 33 La cobertura del servicio de agua potable en el departamento se encuentra entre las más bajas de la región Oriental, por falta de infraestructura instalada. Tabla 19 Distribución de agua potable. Departamento Cantidad de Prestadoras Cantidad de conexiones Total ESSAP SENASA Otros Total ESSAP SENASA Otros Total 2.972 28 1.982 962 781.824 265.000 361.037 155.787 Asunción 1 1 - - 139.521 139.521 - - Concepción 244 1 174 69 25.808 5.183 15.841 4.784 San Pedro 421 1 335 65 46.501 1.311 40.736 4.454 Cordillera 285 3 236 46 51.037 7.302 40.310 3.425 Guairá 155 1 140 14 26.688 6.841 18.665 1.182 Caaguazú 366 2 254 110 49.225 8.066 29.802 11.357 Caazapá 96 - 90 6 12.410 - 12.159 251 Itapúa 206 2 160 44 50.757 10.061 34.211 6.485 Misiones 74 1 54 19 26.619 2.608 15.899 8.112 Paraguarí 180 1 130 49 30.149 1.639 25.189 3.321 Alto Paraná 217 1 73 143 39.170 2.108 13.623 23.439 Central 435 8 105 322 228.474 62.622 85.129 80.723 Ñeembucú 21 2 17 2 10.210 7.006 3.204 - Amambay 57 2 19 36 17.693 6.622 4.296 6.775 Canindeyú 105 - 70 35 13.652 - 12.173 1.479 Pdte. Hayes 69 1 66 2 9.845 3.374 6.471 - Boquerón 34 1 33 - 261 736 1.885 - Alto Paraguay 6 - 6 - 1.444 - 1.444 - Nota: ERSAN.
  33. 33. Estudio exploratorio de necesidades 34 Tabla 20 Porcentaje departamental de la cobertura histórica de agua corriente. 1982 1992 2002 1,6 4,7 24,7 Nota: DGEEC (2002). Atlas Censal. En lo referente a saneamiento básico, con excepción de Salto del Guairá, en el departamento no se cuenta con servicio de desagüe cloacal. Viviendas, hoteles y hospitales utilizan pozos ciegos, que son desagotados por camiones cisterna en dos plantas de tratamiento existentes en Salto del Guairá. En el departamento no existe sistema alguno de tratamiento de residuos domiciliarios. Todos los sistemas de disposición de la basura son a cielo abierto y algunos han sido clausurados, obligando el cambio de sitio de la disposición. Esta falencia constituye un problema de alta prioridad ambiental, dados los riesgos de contamina- ción de las capas freáticas y el Acuífero Guaraní. 4.5 INFRAESTRUCTURA VIAL Y MEDIOS DE TRANSPORTE En cuanto a obras viales, se pudo constatar una falta de coordinación entre lo realizado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), la Gobernación, los municipios y las comisiones vecinales. La red vial en su conjunto, a excepción de los tramos pavimentados, no se encuentra en buen estado debido a la carencia de recursos financieros, humanos y equipamiento. Los caminos de tierra son reparados constantemente; no obstante, con cada lluvia se vuelven in- transitables, con lo que el mero raspado usual constituye una erogación poco rentable. La construcción de empedrados y enripiados se ha ejecutado a través del MOPC con el proyecto Caminos Rurales 2ª etapa, y algunas vías están concluidas, otras en ejecución, y otras, licitadas. Se han observado puentes de madera en condiciones muy precarias, que requieren permanente reparación y cuyo uso representa un riesgo.
  34. 34. Estudio exploratorio de necesidades 35 Tabla 21 Red vial departamental. Extensión en Km. Tierra Capa Asfáltica Total Nacional 140,58 272,22 412,80 Departamental 427,25 0 427,25 Total 567,83 272,22 840,05 Nota: Adaptado de MOPC. Dirección de Vialidad. Tabla 22 Rutas nacionales de Canindeyú Km Tipo Ruta X - de Asunción a Salto del Guairá De Río Corriente a Ruta X 8,2 Asfalto De Río Corriente a Cruce Carumbey 137 Asfalto De Cruce Carumbey a Francisco Caballero Álvarez 29,79 Asfalto De Francisco Caballero Álvarez a Salto del Guairá 31,93 Asfalto Cruce Curuguaty 4,2 Asfalto Ruta XIII Ruta X - Límite departamental con Caaguazú 18,1 Asfalto Súper Carretera Cruce Carumbey - Límite departamental con Alto Paraná 43 Asfalto De Curuguaty a Villa Ygatimí 52,81 Tierra De Villa Ygatimí a Ypejhú 29,21 Tierra De Arroyo Itanará a Ypejhú 58,56 Tierra TOTAL 412,8 - Nota. MOPC. Dirección de Vialidad.
  35. 35. Estudio exploratorio de necesidades 36 Tabla 23 Rutas departamentales de Canindeyú Km Tipo Troncal 4 De Nueva Esperanza a Puerto Marangatú 63,8 Tierra Troncal 5 De La Paloma a Puerto Adela 57,3 Tierra Troncal 6 De Ruta X a Guadalupe 24,7 Tierra De Francisco Caballero Álvarez a Corpus Christi 36,59 Tierra De Katueté a Puerto Adela 52 Tierra De Corpus Christi a Cruce Guaraní 23,48 Tierra De Villa Ygatimí a Ruta III - Límite departamental con San Pedro 48 Tierra De Nueva Esperanza a Cerro Ysaú 34 Tierra De Pindoty Porã a Corpus Christi 19,18 Tierra De Cruce Curuguaty a Límite departamental con San Pedro 72,8 Tierra De Colonia Itambey a Nueva Esperanza 47,4 Tierra TOTAL 479,25 Nota: MOPC. Dirección de Vialidad. El departamento cuenta con varios aeropuertos para naves pequeñas y un aeropuerto en Salto del Guairá, con infraestructura mínima, insuficiente para recibir aviones de gran porte, por la que no existen vuelos regulares de líneas aéreas comerciales. 4.5.1 OTRAS INICIATIVAS EN INFRAESTRUCTURA: Se han constatado iniciativas aisladas, lo cual refuerza la necesidad de un plan de largo plazo para el departamento. Tal es el caso del planteamiento de la construcción de un puente sobre el río Paraná, que una las ciudades de Salto del Guairá, Canindeyú, Paraguay, y Guaira, Paraná, Brasil, y la construcción de una terminal ferroviaria en la ciudad paraguaya, iniciativa impulsada por la Multisectorial de Salto del Guairá en el año 2007 ante el entonces presidente de la república del Paraguay. La concreción de este proyecto posibilitará un empalme con la red ferroviaria brasileña, facilitará el tránsito de los productos agropecuarios nacionales hasta los puertos francos de Paranaguá y Santos, aumen- tará el desplazamiento de personas entre ambas márgenes del río Paraná e impulsará una mayor
  36. 36. Estudio exploratorio de necesidades 37 integración social y económica entre el Paraguay y el Brasil, con énfasis en las regiones que unirá el puente. Figura 8 Por otro lado, la entidad binacional Itaipú está llevando a cabo el proyecto ejecutivo final de ar- quitectura, diseño y coordinación de actividades de planificación para la construcción del “Museo de las Aguas” y costanera en Salto del Guairá. Figura 9
  37. 37. Estudio exploratorio de necesidades 38 El “Museo de las aguas” pretende constituirse en un centro de interés mundial y referencia en Latinoamérica. Incluirá, entre otros atractivos, un acuario de gran envergadura, así como un centro de documentación, investigación y análisis ambiental. Con la implementación del Museo de las Aguas y la costanera, la Itaipú Binacional pretende miti- gar los efectos de la desaparición de los siete saltos, como consecuencia de la construcción de la hidroeléctrica, mediante la creación de un nuevo símbolo de identidad para la población que hoy ya no cuenta con ese bien extraordinario de la naturaleza. Además, la concreción del proyecto fortalecerá en forma significativa el turismo comercial propio de la zona. 4.6 TEJIDO SOCIAL Un estudio de la realidad de la región quedaría incompleto sin el análisis del tejido social, para explicar los distintos fenómenos que se desarrollan en un determinado espacio geográfico. La expresión utilizada hace referencia a relaciones significativas que determinan formas particu- lares de ser, producir, interactuar y proyectarse en los ámbitos familiar, comunitario, laboral y ciudadano (Romero Picón, 2005). Lo que denominamos tejido social, en consecuencia, funciona como una intrincada serie de rela- ciones y de acciones entre los individuos, las familias, las comunidades, y entre estas y sus insti- tuciones, de manera que se retroalimentan mutuamente a través de una red de vasos comunicantes. Esta compleja estructura de relaciones influye decisivamente en el comportamiento de los indivi- duos y en su identidad como parte de un grupo, cultura, tradición o nación, y asimismo establece las reglas condicionantes de la interacción. La sociedad, sus normas y costumbres son la expresión del tejido social de sus ciudadanos, que nace, crece, se desarrolla y se expresa a través de ellos; es un activo para los individuos y los grupos cuya presencia indica la existencia de una comunidad participativa, unida y coherente. La estructura de la que hablamos presenta dos vertientes contrarias: fortalecimiento y deterioro. El primer caso es sinónimo de solidaridad y de respeto a los derechos de todos los miembros del grupo, es el ambiente propicio para la creación de metas comunes y beneficiosas para las grandes mayorías nacionales. En el segundo, su debilitamiento lleva al aislamiento del individuo debido a la pérdida de sus principales redes sociales y de valores como la confianza y la solidaridad. El tejido social también se debilita cuando las normas de convivencia ciudadana son violentadas im-
  38. 38. Estudio exploratorio de necesidades 39 punemente o cuando las leyes son fácilmente trasgredidas (Sandoval, M. 2012). Consecuente- mente, tal estructura sociológica abarcará desde la cooperación de un barrio hasta el contrato social que se instituye en un país. Un fenómeno que dificulta la cohesión social es el ingreso de nuevos pobladores, lo que es usual en Canindeyú, pues esto tiende a configurar nuevas redes y nodos de producción que deben inte- grarse de una manera coordinada a la visión de desarrollo que idealmente exista en la región. Diversos estudios indican que el proceso de fragmentación de las comunidades en torno a diferen- cias de clase, etnia, raza, religión, procedencia, estatus migratorio o nacionalidad polarizan a las personas y grupos, que pierden la capacidad de reconocer sus similitudes y diferencias y de crear un futuro compartido (Cantle, 2001) a través de la interacción. Se han diseñado diversas metodo- logías e indicadores para medir y evaluar la cohesión social y comunitaria. Los enfoques que priorizan la cohesión comunitaria comprenden ocho dimensiones interconecta- das, que incluyen los siguientes aspectos: derechos y valores democráticos; confianza y solidari- dad; igualdad de oportunidades; sentido de pertenencia y noción de futuro compartido; reconoci- miento de la diversidad; gestión y solución de conflictos; empoderamiento y participación, y rela- ciones positivas entre personas, grupos, comunidades y localidades. Un proyecto de desarrollo que estructure la cohesión comunitaria facilita la colaboración entre diferentes sectores, ámbitos espaciales y grupos sociales. Permite potenciar y catalizar la diversi- dad de los bienes sociales, así como identificar y enfrentar los problemas colectivos cuando las diferencias entre grupos se expresan en desigualdad, desventaja, exclusión y discriminación. En coherencia con lo visto en el apartado de identidad regional, se puede plantear la necesidad de diseñar programas que utilicen este enfoque para integrar a los diferentes actores del quehacer socioeconómico de Canindeyú. Durante el desarrollo del presente estudio, los actores sociales señalaron la necesidad de una coor- dinación de las diferentes acciones orientadas al progreso del departamento. Se han identificado varios ejemplos de emprendimientos que apuntan a mejorar aspectos específi- cos del quehacer socioeconómico, los que por falta de una mayor vinculación regional tienen un impacto menor al esperado cuando no quedan simplemente en los papeles. Por la ausencia de una buena coordinación, los esfuerzos de los sectores público y privado se limitan a determinados problemas, dejando otros sin atender.
  39. 39. Estudio exploratorio de necesidades 40 4.7 CONSIDERACIONES GENERALES La ubicación geográfica del departamento constituye una de sus características más destacadas. La frontera seca con el Brasil abre posibilidades significativas de relación inmediata con uno de los principales protagonistas del quehacer económico regional en la última década. Efectivamente, el Brasil ha alcanzado un sitial sobresaliente en virtud de una serie de elementos que pueden servir a la región como punto de referencia; el principal de ellos reside en su política exterior, que es de largo plazo y altamente profesionalizada. Itamaraty, el Ministerio de Relaciones Internacionales brasileño, cuenta con un cuerpo diplomático y servicio exterior competente y en sintonía con los intereses estratégicos del Estado. Brasil evi- dencia una larga y activa presencia en foros, negociaciones e instituciones internacionales; es parte importante de la OMC; por su iniciativa se creó el grupo denominado G20, e integra, junto con Rusia, China e India, el más poderoso bloque de países emergentes: los BRIC. También reclama un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU; es líder natural del Mercosur y Unasur, y par- ticipa en las principales misiones internacionales de paz creadas por la ONU y la OEA. Históricamente, la proximidad con nuestros vecinos más desarrollados ha sido ventajosa para las cuestiones fronterizas, aunque ese dinamismo no haya sido necesariamente el resultado de una acción concertada y planificada del Estado paraguayo (Borda; Masi, Edit. 2002). Este potencial, unido a las proyecciones de desarrollo del Paraguay3 , configura una ventana de oportunidades de gran atractivo para los próximos años. El departamento ha experimentado en los últimos años un aumento sustantivo de población debido a la migración interna estimulada por el crecimiento del comercio y el desarrollo de infraestructura vial de mayor alcance. Con la llegada de nuevos pobladores, Canindeyú accede a un capital hu- mano y técnico renovado, mayoritariamente joven, lo que constituye un elemento significativo para el desarrollo de programas y proyectos de desarrollo. La industria es uno de los sectores que se benefician del contingente de técnicos que recientemente han elegido esta región para desarrollar sus actividades; si bien todavía en una etapa incipiente, esta se presenta como una alternativa atractiva para el desarrollo de las distintas zonas del depar- tamento. 3 Según un informe hecho por la consultora británica Consensus Economics, dedicada a recopilar información de los bancos y consultoras para elaborar proyecciones, Paraguay crecería 11,1% este año.
  40. 40. Estudio exploratorio de necesidades 41 Una característica distintiva que puede determinar un diferencial cualitativo es la existencia de dos polos urbanos referenciales; a saber: Salto del Guairá y Curuguaty. La posibilidad de articular programas que prioricen estrategias que atiendan a las características específicas de cada zona, encuentra en esta configuración una primera línea de descentralización que es de por sí auspiciosa. El turismo es un aspecto que, si bien tropieza con las dificultades generales mencionadas en otros ejes, presenta un potencial que no debe subestimarse. La Reserva Ecológica del Mbaracayú, de- pendiente de la Fundación Moisés Bertoni, y el Refugio Biológico Mbaracayú, dependiente de la Itaipú Binacional, constituyen una muestra de las posibilidades en lo que al turismo ecológico se refiere. La barrera constante para muchas aproximaciones de desarrollo, y en distintas áreas, es la inexis- tencia de caminos de todo tiempo que unan los distintos distritos del departamento con sus centros de referencia, con otros departamentos, con la capital y con el Brasil. La gran diversidad y multiculturalidad de la región podría constituirse en el marco característico que proporcione una base a la identidad cultural de la región. En este momento, esas características todavía no consiguen conjugar complementariedades y más bien configuran compartimientos es- tancos desde donde se destacan las diferencias más que la riqueza de la diversidad. No se perciben elementos de cohesión social que aúnen a los diferentes espacios socioeconómicos, como se ven, por ejemplo, en ciudades como Luque o Atyrá, donde un elemento de interés ma- yoritario consigue focalizar el esfuerzo de sus habitantes y gradualmente va construyendo un sen- tido de pertenencia e identificación con la región.
  41. 41. Estudio exploratorio de necesidades 42 5 BASES ESTRUCTURALES 5.1 FACTORES Antes de iniciar la toma de datos, sean estos de fuentes primarias o secundarias, se impone conocer las bases estructurales que deben marcar el norte de todo análisis que tienda a la elaboración de la planificación estratégica de una determinada región. Tal paso resulta imprescindible porque la presencia real o potencial y el grado de integración de los factores de estas bases estructurales son determinantes para el desarrollo regional. Por tanto, resulta indispensable señalar que los principales factores que conforman las bases es- tructurales para el desarrollo regional, entre otros, son: procesos endógenos, asociativismo, previ- sibilidad social y económica, y ejercicio del liderazgo. 5.1.1 PROCESOS ENDÓGENOS Es fundamental que existan capacidades reales y/o potenciales que permitan apuntalar un creci- miento desde dentro para afuera, con las alternativas de uso eficiente y eficaz de los recursos lo- cales, y que el mismo pueda ser articulado por al menos un actor local relevante, preferentemente gubernamental, sin desconsiderar a los actores privados. 5.1.2 ASOCIATIVISMO Ningún proyecto aislado genera confianza, y mucho menos identidad cultural, necesaria para con- formar una marca registrada atractiva y diferenciada. Se impone el trabajo en equipo, proyectos compartidos (públicos/privados), pymes trabajando con criterios de asociación y autoridades gubernamentales que impulsen, gestionen, implementen, apo- yen y evalúen el impacto de los proyectos en cuanto a la elevación y mejora de la calidad de vida de la población. 5.1.3 PREVISIBILIDAD SOCIAL Y ECONÓMICA Se requieren criterios claros y dinámicos de diagnóstico, control y monitoreo de las principales actividades y proyecciones en los dos aspectos citados, de manera a propiciar un empresariado fortalecido y que la cobertura de la necesidades sociales básicas esté garantizada. Las estrategias de proyectos integradores y solidarios (redes productivas), clusters, agregan valor significativo, en cuanto a una mejor imagen de la previsibilidad social y económica de la región.
  42. 42. Estudio exploratorio de necesidades 43 5.1.4 EJERCICIO DEL LIDERAZGO Las favorables condiciones climatológicas y la riqueza de recursos naturales, como elementos dis- ponibles para cimentar el desarrollo regional, no llegan a ser mínimamente aprovechados sin la intervención de un fuerte y decidido liderazgo institucional con soporte político, pues, en defini- tiva, los grandes cambios en las regiones requieren una decisión política. Precisando la idea, existe la necesidad de la intervención de personas que forman parte de institu- ciones (públicas o privadas) reconocidas; que, en lo posible, gocen de la confianza de los habitan- tes; que sean capaces, a través de una constante comunicación, de lograr la motivación participa- tiva de los principales actores sociales, en principio, para luego proyectar y ejecutar proyectos de bien común que, generalmente, buscan la reducción de la pobreza, creando oportunidades susten- tables que afecten positivamente el nivel y la calidad de vida de los habitantes de la región. Es posible pensar en agentes que impulsen los cambios desde los emprendimientos e instituciones privadas; no obstante, la historia ha demostrado que los procesos de desarrollo regional con éxito han estado cimentados, en la mayoría de los casos, por la aparición de actores sociales en el ámbito gubernamental, con el ejercicio de un fuerte liderazgo percibido en la investidura de una autoridad pública local (diputados, gobernador, intendente, concejal, etc.). 5.2 IDENTIDAD CULTURAL 5.2.1 CONCEPTO En todo relacionamiento humano existe un elemento que puede facilitar o dificultar la empatía y, a partir de ahí, la eficacia de las transacciones que podrían tener efecto entre las partes. Ese ele- mento es la identidad. Existe, pues, una necesidad de identificar al otro e identificarnos ante el otro para establecer puntos en común o buscar relaciones. En términos generales, se cree que el individuo asume una identidad desde su nacimiento; si bien categorías como “sexo”, “edad”, “etnia” son clasificaciones con las que “se nace” y poco a poco se van construyendo, apropiando o rechazando, estas “etiquetas” son construcciones sociales, y las instituciones gubernamentales y civiles coadyuvan a la instauración o legitimación de ellas. Los actores sociales se organizan en categorías y grupos que utilizan una amplia gama de criterios de identificación, similitudes y distinciones consideradas social y/o culturalmente relevantes. Este reconocimiento de similitudes y diferencias constituye la piedra angular de la interacción social y la base para la autodefinición, como para la formación de grupos. Los criterios que se utilizan en estos procesos de identificación varían en cada cultura, y son resultantes de la sociedad, el contexto
  43. 43. Estudio exploratorio de necesidades 44 situacional, la interacción y el contexto histórico en el que se producen. Hay, por lo tanto, diferen- tes tipos de identidad (Rummens, 2004), de entre las cuales nos interesa, inicialmente, la identidad social. 5.2.2 CONTEXTO IDENTITARIO DEL CANINDEYÚ Al ensayar una aproximación a lo que podría ser un conjunto de características que describan al canindeyuense, y suponiendo que exista, se identifica un territorio en el que coexisten identidades muy diversas. Por un lado, los campesinos paraguayos nativos del departamento o provenientes de otras regiones del Paraguay, con sus usos y costumbres insertas en una historia y un contexto específicos. Mientras que, por otro lado, los inmigrantes brasileños y sus hijos, algunos ya nacidos en el Paraguay, sin perder por ello el marco de referencia cultural de sus lugares de origen. Aunque la ubicación geográfica en que se encuentran estos grupos sociales en forma mayoritaria está delimitada, la convivencia plantea retos significativos. El histórico abandono que, en la opi- nión de los pobladores, sufrió esta región de parte de las instituciones del Estado se refleja en la ausencia de estrategias de desarrollo pensadas para Canindeyú, y la consecuente desconfianza del canindeyuense hacia las propuestas originadas en el ámbito político. Quienes tienen la suerte de estar ubicados cerca de la frontera recurren a las instituciones brasileñas para paliar sus necesidades de educación, salud y, en algunos casos, hasta de seguridad. Estas prácticas, unidas al importante influjo de los medios de comunicación brasileños, contribuyen a la gran difusión de elementos culturales provenientes del Brasil; desde su idioma, pasando por sus prácticas socioculturales más idiosincráticas hasta los no pocos casos de adopción de la naciona- lidad brasileña, que permite acceder a los beneficios sociales disponibles al “otro lado de la calle”. El predominio de elementos culturales foráneos, unido al espacio socioeconómico ocupado por los inmigrantes de origen brasileño dedicados mayoritariamente a la agricultura intensiva, tiende a desdibujar sistemáticamente la ya escasa identidad nacional de los pobladores de origen para- guayo, quienes dicen sentirse muchas veces como extranjeros en su propia tierra. En el otro lado de la ecuación, se observa a la población de hijos de inmigrantes brasileños nacidos en Paraguay que, por los mismos motivos expuestos en el párrafo anterior, exhiben bajos niveles de adopción de elementos culturales paraguayos. El idioma predominante para la comunicación endógena familiar sigue siendo el portugués, lo que se extiende a las transacciones comerciales con el entorno circundante. Los interlocutores paraguayos terminan adoptando el idioma extran- jero pues de esa manera aceleran el proceso de intercambio de bienes y servicios.
  44. 44. Estudio exploratorio de necesidades 45 Existen aspectos muy generales que, si bien subrayan las características ya mencionadas, pueden orientar una primera exploración a la identidad canindeyuense. Al buscar algún elemento que sea compartido por los diferentes actores sociales del departamento, es casi obligatorio mencionar el sentimiento de indignación por la pérdida de los Saltos del Guairá, sin que eso, siempre en la opinión de los lugareños, haya traído ventaja alguna para el departamento. Aparentemente, esta percepción es un punto común en todas las regiones, unida al disgusto hacia la institución que es vista como principal responsable de ese hecho, la entidad binacional Itaipú. Otro aspecto que se presenta de manera constante, independientemente de la región, es la sensación de abandono por parte de las instituciones del Estado; desidia evidenciada en carencias que van desde lo más ele- mental, como el acceso a educación básica o caminos en las regiones más aisladas, hasta la falta de provisión de energía eléctrica confiable en las zonas urbanas. 5.2.3 NECESIDAD DEL FORTALECIMIENTO DE LA IDENTIDAD SOCIAL La identidad social es la conciencia que tenemos las personas de pertenecer a un grupo o categoría social, unida a la valoración de dicha pertenencia (Tajfel, 1979). La misma no puede entenderse al margen de las interacciones entre las personas a lo largo del tiempo en un contexto cultural determinado, pues es fruto de ellas. El ciudadano del departamento se percibe a sí mismo como perteneciente a tal o cual grupo porque comparte una historia, una memoria colectiva y un conjunto de experiencias de aprendizaje con su entorno de referencia. Así vemos con frecuencia la alusión a la gente de la “zona alta o la zona baja”, lo que para el lugareño contiene significados más pro- fundos que la simple ubicación geográfica. El concepto de zona o región se entiende aquí como una abstracción dada desde la relación entre la acción del poblador de un determinado lugar y la respuesta que el entorno produce a esa acción. Un ejemplo de este fenómeno es el alto grado de adherencia de los naturales de Villarrica a su identidad regional, pues a la ciudad se atribuye la fama de ser cuna de grandes intelectuales, artistas de renombre y referentes importantes de casi todo el quehacer sociocultural del país. Como la identidad social deriva de la pertenencia a un grupo, resulta necesario que ese grupo se diferencie favorablemente para contribuir a una identidad social positiva. El carácter positivo o negativo se establece en el contexto social por la comparación con otros grupos y la competición social. La existencia de divisiones en términos de ciudadanos de tal o cual nivel debe llamar la atención sobre posibles asimetrías internas en el departamento, al tiempo que, ante su existencia, la construcción de una identidad positiva se hace sustancialmente más complicada.
  45. 45. Estudio exploratorio de necesidades 46 ¿Cuál es la necesidad de insistir en la construcción de una identidad social positiva? En términos pragmáticos, la importancia radica en que los estudios indican que los habitantes cuidarán mejor la sostenibilidad y el desarrollo de su entorno si su identidad social está suficientemente establecida (Jiménez-Domínguez y López Aguilar, 1997). El desarrollo de la identidad en una comunidad facilita la implementación de procesos de sosteni- bilidad; el sentido de identidad colectiva contribuye a los procesos de desarrollo participativo y sostenible e impulsa acciones comunitarias tendientes a la mejora de la calidad de vida. Aunque el alcance del presente trabajo no profundiza programas o acciones específicas, no se puede dejar de mencionar la idea de una aproximación basada en el deporte, como factor de cohe- sión y fortalecimiento de la identidad. Esta idea ya fue utilizada con éxito en otras latitudes. Un buen ejemplo es el Campeonato Mundial de Rugby, que ayudó a unificar la identidad sudafricana durante el gobierno de Nelson Mandela. Otro ejemplo se ve en el elevado nivel de adhesión que genera un club de fútbol como catalizador de la identidad local, como es el caso de la ciudad de Luque; donde, independientemente de la afiliación a otros clubes, los lugareños comparten una preferencia mayoritaria hacia el equipo que lleva el nombre de su ciudad.
  46. 46. Estudio exploratorio de necesidades 47 6 VISIÓN DE FUTURO Uno de los primeros temas abordados en el proceso de toma de datos en el campo, trata lo relativo a cuáles son las características que los actores sociales consultados desean encontrar en el depar- tamento, en el corto, mediano y largo plazos, extendiendo el horizonte de largo plazo hasta los 20 años inclusive. Se exponen, a continuación, los principales anhelos de la población. Tabla 24 Visión de futuro Salud 1. Calidad de la salud fortalecida; con el sistema de atención básica a la salud familiar asegurado. 2. Especialidades básicas instaladas y funcionando bien. 3. Recursos financieros necesarios asegurados y aplicados conforme a programas preestableci- dos e informados. Educación 1. Estándar de competitividad comparable con el existente en las regiones fronterizas del Brasil, en los distintos niveles; 2. Educación escolar básica disponible y asegurada, una educación técnica fortalecida formando excelentes mandos medios. 3. Universidades que, como instituciones imparciales formadoras de masa crítica, oferten carre- ras de calidad, brindando salidas intermedias y tecnicaturas acordes a las necesidades de la región, y se integren proactivamente a la sociedad a través de programas de investigación y extensión universitaria aplicables a la región. Infraestructura vial 1.Infraestructura vial disponible y suficiente para uso en todo tiempo; 2.Aeropuerto equipado para vuelos nacionales e internacionales. Energía eléctrica 1.Provisión garantizada de energía abundante, barata y confiable que soporte el desarrollo in- dustrial, comercial y residencial. Seguridad física y jurídica 1.Que el departamento sea reconocido como polo turístico, industrial y comercial desarrollado; por su seguridad física y jurídica, y con todos los derechos ciudadanos garantizados. Medio Ambiente 1.Que se promueva un desarrollo sustentable, con protección de la biodiversidad y de los demás recursos naturales.
  47. 47. Estudio exploratorio de necesidades 48 Infraestructura económica 1.Que el desarrollo dinámico de la agroindustria impacte positivamente en la generación de ingresos y empleos competitivos. 2.Un desarrollo rural inclusivo, con distribución de tierras, capacitación, asistencia técnica y financiera; disposición de canales de comercialización adecuados y asegurados. 3.Clusters de productos agropecuarios cada vez más sólidos en el departamento, y que este sea reconocido en el mundo como referente de dicho rubro. Comunidad indí- gena 1.Asentada en terrenos propios titulados, con viviendas y servicios básicos de salud y educación garantizados. 2.Necesidades cubiertas mediante la implementación de sistemas de producción sin agresión a su hábitat y cultura. 3.Integrada positivamente al nuevo modelo del departamento. Infraestructura organizacional 1.Gestión proactiva del Plan Estratégico de Desarrollo Regional del departamento, liderada por las autoridades de los municipios y del departamento y con la participación de los actores sociales claves a través del Consejo Multisectorial Departamental (o equivalente). 2.Ejecución de acciones coordinadas entre gobierno central, gobierno departamental y distrital, así como con organismos no gubernamentales, en todo lo que respecta a la detección, priori- zación y atención a las necesidades del departamento.
  48. 48. Estudio exploratorio de necesidades 49 7 ANÁLISIS POR EJE 7.1 CONCEPTUALIZACIÓN En este apartado se presentan en forma descriptiva las necesidades manifestadas con mayor énfasis por los consultados; las mismas se encuentran estructuradas en cinco ejes ya conocidos (ver Figura 1), con sus respectivos subejes, cuando el análisis así lo amerita. Además, cabe mencionar que en cada eje y subeje desarrollados se exponen primeramente aquellas necesidades que son comunes en las tres áreas productivas ya señaladas (ver Tabla 1) para luego, si corresponde, enunciar por separado las necesidades diferenciadas por dichas áreas. 7.2 EJE SOCIAL 7.2.1 SALUD Uno de los problemas mencionados en la mayoría de los municipios es la distancia existente entre las diferentes localidades del departamento. La excepción la constituyen algunas comunas que cuentan con servicios de salud en condiciones de dar una respuesta de nivel intermedio. Generalmente, los pacientes se ven obligados a trasladarse para la realización de pruebas sencillas, tales como ecografías, radiografías o simples análisis. La ya aludida dificultad que se enfrenta debido a las distancias entre localidades, sumada a la falta de caminos de todo tiempo, adquiere carácter crítico cuando se presentan situaciones de urgencia, pues, en el caso de muchas patologías, la ‘primera hora’ es esencial para el curso de la situación. A modo de ejemplo, se puede mencionar que atender un ictus o un infarto en la primera hora es crucial, y si se considera el tiempo que lleva recorrer caminos con barro en tramos de 15 a 20 km de distancia del hospital más cercano, esta carencia de vías rápidas significa una desventaja deter- minante para la eficiente y efectiva atención médica. Asimismo, las falencias a nivel infraestructura se pueden percibir tanto en las condiciones edilicias que presentan los diferentes centros asistenciales como en la ausencia de equipos e instrumentos que permitan realizar los procedimientos médicos de manera adecuada, tanto a nivel de diagnóstico como en la gestión del tratamiento y seguimiento de los pacientes. Esta situación se vuelve aún más compleja cuando se considera la existencia de segmentos de población que, por sus características particulares, se constituyen en grupos de mayor riesgo en lo
  49. 49. Estudio exploratorio de necesidades 50 referente a la salud. Sería el caso de las más de 100 comunidades indígenas repartidas en los 13 municipios y los varios asentamientos diseminados por todo el departamento. Igualmente, la escasa dotación de personal de blanco en la zona es un factor que compromete significativamente los resultados de cualquier programa de salud, independientemente del nivel de que se trate. Para todo el departamento se cuenta con un contingente de 102 médicos que, en su mayoría, son clínicos generales. Consecuentemente, son muy pocos los especialistas que pueden hacerse cargo de situaciones que requieran mayor profundidad en la intervención. En cuanto a la capacitación del personal de blanco, se ha de destacar la escasez de programas, además de no considerarse estrategias de vinculación con otros estamentos u organizaciones del Estado. Tal acción podría fortalecer estrategias de formación, tanto para los recursos humanos destinados a esta área de servicio como para la misma comunidad. Ello sería posible a través de programas de salud preventiva o de certificación de personal de apoyo a la salud (parteras, prime- ros auxilios, salud preventiva) que enlacen las capacidades del Ministerio de Salud Pública y Bie- nestar Social (MSPyBS) y el Ministerio de Educación y Cultura (MEC). Finalmente, cabe atender a un aspecto citado constantemente por los referentes del área de salud: el alto grado de descoordinación entre los diferentes organismos del Estado que cuentan con ca- pacidad para atender programas vinculados a la salud pública. Tal circunstancia implica solapa- miento o superposición de programas mientras que, por otra parte, ciertas necesidades no son aten- didas (IPS, MJT, Itaipú, etc.). Existen situaciones que reflejan cuestiones culturales ampliamente extendidas en todo el territorio nacional. En varias localidades se mencionó la existencia de médicos que obtuvieron la ayuda económica ofrecida por el MSPyBS para estimular la ida de galenos a regiones más necesitadas del interior; profesionales que, después de cierto tiempo, regresaron a sus lugares de origen des- atendiendo los puestos a los que fueron asignados. En el análisis del factor salud, más allá de las necesidades tópicas del sector, se impone mencionar el impacto de las carencias verificadas en otros aspectos de la realidad del departamento sobre la gestión de salud. La falta de infraestructura vial es, sin dudas, uno de los elementos que inciden de manera signifi- cativa en la eficacia de muchos sectores socioeconómicos de la región y la salud no es una excep- ción, lo que de nuevo demuestra la necesidad de abordar el tema de desarrollo regional siempre desde la óptica de un conjunto y no en forma aislada.
  50. 50. Estudio exploratorio de necesidades 51 La limitada cooperación entre diferentes instancias gubernamentales que podrían atender conjun- tamente las carencias del área de salud pública se traduce en la aplicación desordenada de recursos, comprometiendo consecuentemente el impacto real sobre las situaciones de carencia. Para ejemplificarlo puede citarse la perforación de pozos y habilitación de tanques de agua por parte de una institución en asentamientos cercanos a pozos instalados por otra institución, mientras los habitantes de otros asentamientos no tienen acceso a ningún beneficio parecido y deben reco- rrer grandes distancias para proveerse de agua. La insuficiencia de profesionales de la salud con especialidades médicas constituye un problema significativo y la formación específica que podría atender a esa situación no está disponible en el departamento o en la región. Los costos para el traslado a las ciudades que sí cuentan con cursos de especialización deben ser considerados no solamente en términos de dinero sino también en tiempo. Al considerar la ya mencionada falta de profesionales, sumada a las frecuentes dificultades generadas por el déficit de infraestructura vial, el traslado a cualquier ciudad fuera del departa- mento para realizar un curso de especialización puede traducirse en la desatención de los centros de atención por periodos importantes de tiempo. Como en otros ejes, la falencia más percibida en muchos casos no es más que un síntoma de situa- ciones de mayor envergadura que, si fuesen atendidas, tendrían un impacto verdaderamente signi- ficativo en el conjunto de necesidades de la región. 7.2.2 EDUCACIÓN Para destacar los aspectos más deficitarios en el área de educación, se individualizan dos líneas; por un lado, lo concerniente a instalaciones, recursos humanos y equipos y, por otra parte, lo rela- tivo a la enseñanza misma. Resulta insuficiente la cantidad de docentes especializados en las diferentes áreas, así como la posibilidad de capacitación de los mismos, incluyendo a directivos y funcionarios de instituciones educativas, dentro de un programa de educación continua desarrollado en el departamento, con énfasis en el uso de herramientas tecnológicas. Por otra parte, existe insatisfacción de los docentes a causa de los salarios desactualizados, y algu- nos incluso se encuentran trabajando sin rubro.
  51. 51. Estudio exploratorio de necesidades 52 También se ha de indicar la escasez de formación profesional en el nivel técnico para el área de pequeños productores y, de modo transversal, la falta de programas de formación de formadores y emprendedores con objetivos direccionados a la realidad y al potencial del departamento. En lo que a la segunda línea se refiere, es decir, la enseñanza propiamente dicha, cabe alertar sobre el alto grado de deserción escolar en todas las regiones y la migración de alumnos al Brasil, en zonas fronterizas. Lo mencionado obedece a diversas razones, tales como la falta de medios de transporte con precios accesibles, la insuficiencia de programas de merienda escolar de buena calidad, baja oferta de opciones para formación terciaria y el alto costo de las existentes. Para que la región tenga un desarrollo sustentable en el tiempo y perciba sus propios problemas con claridad, precisa una masa crítica de gente con formación universitaria; de lo contrario, ni siquiera se captan con claridad y solidez profesional los problemas. No pueden separarse causas de efectos, sin la capacitación del factor humano, no se tendrán las personas para acompañar el progreso departamental. El nivel de formación de su gente (la media de escolaridad formal) será un motivo de estanca- miento de su propio desarrollo, si no se atiende a tiempo. La potenciación de la universidad como formadora de la clase dirigente y como generadora de los espacios de reflexión y promoción de ideas para el bien común, es fundamental. Tampoco se cuenta con programas de fuerte impacto para la concienciación sobre la necesidad de educarse y otros de extensión universitaria e investigación, en línea con la realidad de la comuni- dad, que contemplen articulaciones con instituciones secundarias (enseñanza media y técnica) y empresas. Por último, la comunidad tiene una percepción negativa de la eficiencia y eficacia de gestión del Consejo Departamental de Educación. 7.2.3 MEDIO AMBIENTE Para una mejor exposición de los problemas ambientales de determinadas zonas o regiones, se han de separar específicamente los ámbitos urbano y rural. En el ámbito urbano de Canindeyú, las dificultades en este aspecto son, por lo general, comunes a todos los municipios e independiente-
  52. 52. Estudio exploratorio de necesidades 53 mente del tamaño o población. También están relacionadas con la capacidad institucional de pro- visión de los servicios que la población busca al asentarse en comunidades numerosas, ya que la ciudad es, cada vez más, el hábitat natural del ser humano. Las situaciones que se observan son: crecimiento poblacional por migración rural o de otros de- partamentos; insuficiencia de cobertura de servicios básicos; urbanización desordenada; proble- mas de accesibilidad y transporte público; surgimiento de villas miseria; aumento de la informali- dad laboral y criminalidad; dificultad de gestión de residuos sólidos urbanos y dificultad de gestión de efluentes cloacales. Por otra parte, los problemas ambientales en zonas rurales están relacionados con los sectores productivos y el incumplimiento de la normativa propia de la materia. En nuestro país, esta normativa tiene como actor principal a la SEAM, institución que trabaja directamente con las municipalidades y gobernaciones; sin embargo, no se alcanzan niveles de coordinación que resulten efectivos, principalmente para el control y seguimiento de la implemen- tación de las medidas de gestión ambiental. Esto limita su accionar a procedimientos administra- tivos y gestión de documentos y permisos. Además, en la sociedad misma no se observa una actitud positiva hacia las exigencias legales respecto al medio ambiente; tanto es así que se toman las obligaciones como impuestas desde organismos foráneos y no como disposiciones que intentan resguardar un derecho enunciado en la Constitución Nacional y que puede generar diversas oportunidades en el ámbito económico. A nivel departamental, los aspectos más resaltantes son: la degradación del agua, por contamina- ción con agroquímicos, nutrientes orgánicos y por sedimentación y colmatación de cauces, princi- palmente; la pérdida de fertilidad o degradación del suelo debido al empleo de técnicas inadecua- das en la producción agrícola o ganadera, y la disminución de los recursos forestales causada por la sobreexplotación maderera, la expansión indebida de la frontera agropecuaria y el desconoci- miento del valor económico de los bosques. 7.2.4 COMUNIDADES INDÍGENAS El departamento de Canindeyú cuenta, como parte de su rico patrimonio social, con la mayor po- blación indígena de la región Oriental. Los pueblos indígenas, diseminados a lo largo y ancho del departamento, suman un total de 13.484 personas, descendientes de los pobladores originarios de la región y pertenecientes, entre otras, a las etnias Avá Guaraní, Mbyá, Paí Tavyterã Y Aché.
  53. 53. Estudio exploratorio de necesidades 54 La modernización sistemática y el avance de los territorios urbanizados han tenido consecuencias nefastas para los pueblos originarios, históricamente dedicados a la caza y a la pesca, y acostum- brados a transitar libremente sin los inconvenientes de las fronteras que separan a los estados. Actualmente, los diferentes grupos indígenas se ven obligados a permanecer dentro de los límites de un territorio dado. Los radicales cambios que el medio ambiente sufrió en los últimos años, debidos a la agricultura intensiva y a la instalación de la represa de Itaipú, constituyen factores de riesgo significativos para el modo de vida y la cultura de estos pueblos, al punto que muchos de sus jóvenes se trasladan a las ciudades y terminan engrosando los cinturones de pobreza. El principal problema que enfrentan los asentamientos indígenas se relaciona con la tenencia de la tierra; algunos están en terrenos propios titulados y otros, que representan la mayoría, se encuen- tran sobre ocupaciones no reconocidas. Si bien los indígenas tienen derecho a las tierras, la posi- bilidad de legalizar la ocupación depende de la presencia efectiva en el local y el uso de las mismas. A su vez, los grandes agricultores ejercen fuerte presión sobre los ocupantes de estos asentamien- tos, ya que buscan transformar la condición boscosa en cultivo intensivo, y para el efecto formulan promesas de progreso y dinero. El procedimiento que plantean es extraer la madera, realizar el desmonte, mecanizar la tierra, preparar el suelo y ejecutar el cultivo intensivo por dos años, para tan solo después de este periodo iniciar el pago en concepto a arrendamiento. Mientras tanto, la población indígena se queda sin la tierra y, en consecuencia, sin medios de subsistencia. La falta de orientación de los indígenas para hacer frente a estas propuestas, sumada a la falta de escrúpulos de ciertos grandes agricultores, hace que los primeros consideren como suyo el terreno que cultivan y ocupan, sin tener en cuenta los linderos ni dimensiones; sin embargo, cuando se arrienda la tierra, ellos ya no pueden circular por esas parcelas y todo se convierte en un efectivo desalojo pasivo. Las actuales circunstancias transformaron sustancialmente la situación de los indígenas, puesto que con anterioridad a la destrucción de los bosques su economía se basaba en la agricultura de subsistencia, la recolección de frutos del bosque y la cacería, y, además de los alimentos, su me- dicina e incluso sus vestimentas eran obtenidas en el mismo lugar. Actualmente, la actividad agrícola con rubros tradicionales no genera suficientes ingresos y los indígenas requieren dinero en efectivo para todas sus actividades, tales como salud, educación y transporte.
  54. 54. Estudio exploratorio de necesidades 55 Para paliar los inconvenientes que se presentan, algunas comunidades están cultivando sésamo y chía, actividad que se realiza con técnicas manuales poco agresivas para el medio ambiente, y al respecto faltaría mayor promoción e incentivo que posibilite el desarrollo de este tipo de rubros. Por último, se ha de destacar que en situación extrema se encuentran algunos indígenas que buscan un poco de dinero en los vertederos a cielo abierto que poseen los municipios y que son quienes terminan trasladándose a las ciudades. En lo que a educación se refiere, se ha de destacar la existencia de escuelas indígenas que cuentan con material didáctico elaborado en guaraní y con profesores de las mismas comunidades. Para el efecto se dispone del apoyo de entidades religiosas que preparan y distribuyen los elementos de estudio, aunque falta apoyo para lograr publicaciones para todos los cursos y que ellas estén dis- ponibles en todas las comunidades. En cuanto a la situación habitacional, solo se puede mencionar que gobiernos anteriores iniciaron la construcción de viviendas para las comunidades indígenas; no obstante, muchas obras quedaron inconclusas. 7.3 EJE ECONÓMICO 7.3.1 CONSIDERACIONES PRELIMINARES Canindeyú se destaca como uno de los eslabones de la producción paraguaya. Es el cuarto produc- tor de ganado bovino; tiene una gran producción de granos, con rubros como soja, maíz, trigo, girasol, sorgo, etc.; extensiones importantes de caña de azúcar altamente productivas, además de los rubros de la agricultura familiar de las colonias, las cuales ocupan menor extensión en super- ficie pero absorben la mayor parte de la mano de obra rural en el departamento. 7.3.2 DIFICULTADES COMUNES Entre las dificultades percibidas, que son comunes en todo el departamento, se mencionan:  Falta de infraestructura vial.  Falta de infraestructura y medios para almacenamiento, transformación y transporte de la producción.  Escasa aplicación de tecnología a la producción.  Falta de créditos adecuados para la producción y para la renovación de tecnológica.
  55. 55. Estudio exploratorio de necesidades 56  Incumplimiento de disposiciones ambientales.  Escasez de productos de consumo de origen nacional o local. La actividad ganadera ocupa predominantemente la zona aledaña a la frontera con el Brasil. Principalmente se practica la ganadería de corte, extensiva y sobre pasturas mejoradas en propie- dades de mediano a gran tamaño. La ganadería lechera es realizada en menor proporción, general- mente involucrando a establecimientos del tipo familiar (principalmente menonitas y colonias pa- raguayas). En los últimos años, la apertura de nuevos mercados, y las exigencias internacionales han motivado esfuerzos por modernizar los sistemas de producción, concretados en inversiones para el mejora- miento genético de los animales, la provisión de suplementos minerales y forraje adicional, así como un control sanitario estricto y bien documentado. Se tienen identificadas las necesidades de mejoramiento de la productividad de los campos, con la utilización de pasturas mejoradas, el empleo de fertilización y técnicas de manejo de praderas; no obstante, las inversiones para recuperación y manejo de las praderas son mínimas y la degradación de las mismas es creciente y notoria. Por otro lado, la demanda de mano de obra e insumos por parte de la ganadería no es significativa para las economías locales, ya que normalmente las fincas son autosuficientes en productos horti- granjeros, y la provisión de insumos proviene de los grandes centros urbanos. De la misma manera, la mano de obra especializada (veterinarios, agrónomos, administradores) procede de otras locali- dades, en muchos casos sin entrar en contacto con la población local. En la actividad agrícola se deben destacar dos zonas de importancia: una zona en donde predo- mina la agricultura intensiva mecanizada y cuyos rubros principales son la soja (con los granos que conforman su rotación: maíz, trigo, canola, sorgo, avena, etc.), y la caña de azúcar, y una zona en la cual predomina la agricultura familiar, escasamente tecnificada y asistida, y con una variedad de rubros agrícolas y ganaderos en pequeña escala. En la zona donde predomina la agricultura intensiva, la población es mayoritariamente originaria del Brasil. Los cultivos poseen un alto nivel de tecnificación y productividad; la actividad principal es la producción de granos, como soja, maíz, trigo, avena, canola, girasol y otros, los cuales se complementan en rotaciones muy exitosas de cultivos de invierno y verano, y emplean grandes cantidades de insumos, como semillas mejoradas, fertilizantes, agroquímicos, etc.
  56. 56. Estudio exploratorio de necesidades 57 Esta dinámica moviliza la economía local mediante la activación del comercio para proveer pro- ductos de consumo, insumos para la producción y todo tipo de servicios (provisión de maquinarias, vehículos, repuestos, lubricantes, combustibles, asistencia mecánica, etc.). En menor escala incide la producción de caña de azúcar, la cual, al igual que la producción de granos, emplea alta tecnología, pero por las características mismas del cultivo (ocupa grandes ex- tensiones de tierra y no propicia la rotación de cultivos y el empleo de insumos variables) y la autosuficiencia de las industrias en cuanto a provisión de materia prima, moviliza en menor escala la economía local. Algunas dificultades relacionadas con este tipo de producción son:  La falta de créditos adecuados para inversiones en tecnología;  La falta de infraestructura, como rutas, silos, puertos, etc., lo que encarece el costo de los fletes y resta competitividad con países vecinos.  La falta de infraestructura y la inseguridad jurídica, que limitan la inversión en industrias para la transformación de los productos agrícolas. En la zona de la colonización manejada por el INDERT (ex IBR) predomina la agricultura fami- liar sobre tierras con superficies de entre 7 y 14 Há, obtenidas del Estado paraguayo en un como- dato a largo plazo. La distribución típica de las fincas se da sobre una estructura de caminos rurales trazados cada 2.000 metros, de manera de poder fraccionar los terrenos en lotes de 100 x 1.000 metros. Esta estructura de caminos y dispersión de la población también determina el acceso a los servicios: por ejemplo, la distribución de agua potable exige instalar grandes extensiones de tubos para cubrir poca población; de igual manera, las escuelas, centros de salud, etc., quedan distantes de las casas de los colonos. En la actualidad, el modelo productivo de la familia campesina paraguaya sigue los lineamientos establecidos en el pasado; pequeñas superficies de varios tipos de rubros como mandioca, maíz, tabaco, maní, ganadería menor, etc., en donde el objeto principal de la producción es el autocon- sumo; en cuanto a la comercialización, ella depende de la existencia de excedentes (no siempre obtenidos debido a la baja productividad). Este modelo ya no permite generar ingresos suficientes ni proporcionar satisfacción a la población rural; la cual, luego de sucesivos fracasos, cae en el desánimo y, finalmente, abandona las zonas rurales.

×