Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La vaca

519 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

La vaca

  1. 1. 2012 LA VACA AUTOR: CAMILO CRUZ ANALISIS CRÍTICO ASIGNATURA: GERENCIA EN SALUD II DOCENTE: LIC. ISABEL DURAND GONZALES. ALUMNA: YUNQUE MORALES LISETT JAQUELINE. VIII CICLO FACULTAD DE MEDICINA HUMANA – E.A.P. DE ENFERMERIA
  2. 2. LA VACA 2012 ANALISIS CRÍTICOLa historia de la vaca es un relato sobre cómo deshacernos de los hábitos, excusas y creencias quenos mantienen atados a la mediocridad. Siempre se dice que el peor enemigo del éxito es elconformismo, ya que produce efectos tan devastadores sobre nuestra vida.Es asique podemos decir que el mayor enemigo del éxito no es el fracaso mismo sino elconformismo, lo que el autor desea lograr es que las personas traten de olvidarse de ataduras,creencias y autoengaños para así poder lograr éxito en todo lo que queramos, a su vez Trata demostrar los efectos devastadores que el conformismo puede tener sobre nuestra vida, y losgrandes cambios que ocurren cuando finalmente decidimos deshacernos de todas nuestrasexcusas.Cada uno tenemos una “vaca” en la vida, muchas veces nos comportamos como mediocres yconformistas, estamos posicionados en un estatus de confort, no vemos lo que realmentepodemos alcanzar y esto nos impide aprovechar nuestro potencial al máximo, es por ello quetenemos que ver cómo podemos obtener mejores cosas, sin tener que depender de una solafuente de ingresos y pasarnos la vida solo intentando sobrevivir en el día a día.Una vaca también puede ser un pensamiento ilógico que nos paraliza y no nos deja actuar, incusoen ocasiones las vacas toman la forma de falsas creencias que no permiten utilizar el potencial queposeemos al máximo. Es así que las vacas pueden adoptar diferentes formas y disfraces que lashacen perceptibles en mayor o menor grado. En general, toda idea que nos debilite, que o que nosdé una salida para eludir la responsabilidad por aquello que debemos hacer, es seguramente unavaca.Las excusas son las vacas más comunes. Éstas no son más que maneras cómodas de eludirnuestras responsabilidades y justificar nuestra mediocridad buscando culpables por aquello quesiempre estuvo bajo nuestro control y no nos fijamos en nosotros mismos que podemos ser losresponsables verdaderos.La buena noticia es que así en el pasado hemos permitido que nuestro entorno, o aquellaspersonas que se encuentran a nuestro alrededor, nos hayan condicionado para el fracaso, hoypodemos cambiar de actitud y reprogramar nuestra mente para el éxito.Los pensamientos negativos son vacas que no sólo nos mantienen atado a la mediocridad, sinoque poco a poco destruyen nuestra vida. Sin embargo, nadie nace con estas emociones ysentimientos negativos; ellas son vacas que inadvertidamente adoptamos a lo largo de nuestraGERENCIA EN SALUD II 2
  3. 3. LA VACA 2012vida. Ahora bien, las vacas más recurrentes, y las que peores resultados traen a nuestras vidas, sonlas falsas creencias. La razón es muy sencilla: estas limitaciones son falsas, pero las creemosverdaderas, y al creerlas ciertas, no vemos la necesidad de cambiar nada en la vida, es por ello quela decisión de nosotros es ser lo que creamos ser y no solo imitar a los demás.Las justificaciones son otro tipo de vaca que nos paralizan y no nos dejan actuar. Ya que la razón esmuy sencilla: mientras podamos justificar algo, no nos verás en la necesidad de remediarlo.Sin embargo la forma de eliminar este tipo de vaca es ser creativo e ingenioso, buscar la manerade involucrarnos en actividades; buscar compartir el tiempo con aquellos que nos pueden ayudar yorientar hacia un mejor éxito. No basta satisfacer las necesidades básicas a costa de privarnos deotros afectos pues el apoyo condicional de las personas que nos estiman y rodean es una fortalezapara buscar un mejor progreso y no ser conformistas.Muchas personas no son conscientes de las vacas que tienen; otras son conscientes de ellas, pero,igual, las siguen cuidando y alimentando, por una sencilla razón, porque las vacas nos proveen unazona de confort, una excusa.Por lo general las vacas depositan la culpabilidad por nuestra situación fuera de nosotros mismos.La culpa de nuestra mala suerte es de otras personas, de las circunstancias o del destino. Sinninguna vaca que justifique nuestra mediocridad, no seríamos más que unos incapaces de aceptarla responsabilidad por nuestro éxito. Sin embargo, la vaca nos convierte en personas con buenasintenciones, a quienes infortunadamente la suerte no le ha sonreído y nos convertimos envíctimas del destino.Entonces, la mediocridad es peor que el fracaso total. Éste al menos nos obliga a evaluar otrasopciones. Cuando hemos tocado fondo, y nos encontramos en el punto más bajo de nuestra vidala única opción es subir. Así para justificarnos en nuestra vacas echamos la culpa de lo sucedido alos demás o simplemente las excusamos y en fin las vacas que se presentan en nuestra vida se vanfortaleciendo mas sin darnos cuenta hasta el punto en que somos totalmente dependientes deella, pero para evitarlas debemos creer en nosotros mismos y la actitud y esfuerzo que lepongamos para eliminar estas vacas ya que somos capaces de cambiar nuestras costumbres,aprender de nuestros errores, y estar seguros de lo que hacemos, es por ello que de esta maneraevitaremos e iremos borrando de nuestras vidas a las vacas que tenemos dentro para asísuperarnos y no quedarnos en el conformismo aún solo porque pensamos que es todo lo quepodamos conseguir con nuestro esfuerzo, es decir, nos sentimos inferiores y dudamos de nuestrascapacidades de seguir perseverantes ante cualquier situación por as difícil que esta pueda serPara eliminar Nuestra vaca depende de: reconocer que tenemos muchos dones y somos buenosen muchas cosas, lo que nos da cierto sentido de tranquilidad, porque Saber que por lo menospara una cosa somos bueno es un gran paso para eliminarlas. Pero lo cierto es que nosotrosGERENCIA EN SALUD II 3
  4. 4. LA VACA 2012tenemos la capacidad de ser bueno para muchas otras cosas. Sin embargo, nunca lo vamos adescubrir a menos que matemos nuestra vaca de “para esto es que sirvo”Las vacas no existen en la realidad, sólo en el pensamiento. En otras palabras, las vacas no sonrealidades físicas sino ideas que albergamos en la mente. Si creemos que nuestra vaca es unapersona, estamos equivocados. La vaca no es esa persona, sino es una idea o un concepto quepodemos tener sobre esta persona.La vaca es creer que sin el apoyo de las personas no seremos capaces de hacer algo con nuestravida, lo cual es absurdo.Así que es importante entender que las vacas sólo existen en el pensamiento. De manera quecuando se habla de matar la vaca, se refiere a eliminar una excusa, cambiar un hábito o establecerun nuevo comportamiento en nuestra vida. En otras palabras, cambiar nuestra manera de pensary actuar.Para eliminar las vacas, lo único que necesitamos hacer es despertar a la realidad de que quizás losprogramas y creencias que nos han guiado a nuestras acciones y expectativas no son los correctos.Debemos darnos cuenta que es posible que hayamos sido programados para aceptar lamediocridad. Es preciso tomar la decisión de no continuar viviendo una vida de negación,pretendiendo que todo está bien e identificar aquellas vacas que nos están deteniendo en nuestrocamino al éxito.Para ello además debemos entender que a pesar de haber sido programados para la mediocridad,hemos sido creados para la grandeza; que a pesar de ser personas comunes y ordinarias podemoslograr cosas extraordinarias. Es abrir nuestra mente a la posibilidad de cambiar y crecer. Esentender que nuestro futuro no tiene por qué ser igual a nuestro pasado y que es posible cambiary construir así un nuevo futuro: ¡Libre de vacas!No esperemos que ellas nos salten al frente, esperando ser sacrificadas; recordemos que las vacassiempre vendrán disfrazadas de excusas, justificaciones, pretextos, mentiras, disculpas, evasivas,escapatorias, falsas creencias, limitaciones y miedos para ello, examinando una lista y analizandoque creencias limitantes o paradigmas errados yacen bajo estas excusas. Pensemos si estasrazones son reales o no. Muchas de estas vacas las adquirimos durante nuestros años deformación escolar, durante la niñez y adolescencia y las hemos venido cargando por tanto tiempoque hemos terminado por aceptarlas como verdades incuestionablesSi encontramos que cierta excusa, justificación o generalización que utilizamos frecuentemente norepresenta una creencia real en la vida, eliminémoslas inmediatamente de nuestro vocabulario.De esta manera podremos deshacernos de la mitad de las vacas que hoy pueden encontrarse ennuestra mente.GERENCIA EN SALUD II 4

×