Nutrición en la edad preescolar

3,276 views

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,276
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
52
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Nutrición en la edad preescolar

  1. 1. 1 La nutrición en la edad preescolar Búsqueda realizada por: Eugenia Beltrán Coto Asesora Pedagógica de Preescolar Resumen Este documento refiere la importancia de organizar hábitos alimentarios adecuados para el niño en edad presscolar. Palabras claves: preescolar, nutrición. El crecimiento en la infancia Durante el segundo año de vida, la velocidad de crecimiento es menor. El nuevo tejido sintetizado contiene poca grasa, en esta edad menos del 2% del requerimiento es destinado al crecimiento. Aunque el crecimiento es un proceso continuo que se prolonga hasta el final de la adolescencia, el ritmo de velocidad varía a lo largo de la edad infantil y se pueden separar tres períodos bien definidos: el período de crecimiento rápido de la primera infancia, el período de crecimiento estable de la edad preescolar y escolar y la fase de aceleración con el crecimiento propia de la pubertad. Valoración del crecimiento físico La valoración del crecimiento físico se puede hacer en función de dos aspectos : A.-Talla y peso (crecimiento) B.-Fuerza, coordinación muscular y salud mental. A.-Crecimiento
  2. 2. 2 La manifestación clínica más conocida del efecto de una dieta deficiente en niños es la detención del crecimiento y resulta el indicador de desnutrición más sensible en los grupos humanos. El método más práctico para clasificar el grado de desnutrición de acuerdo con la deficiencia es la clasificación de Gómez que compara el peso de un niño con el normal para su edad. El crecimiento es bastante sensible a la deficiencia calórica, y su evaluación, por tanto, es buen indicador de las posibles alteraciones nutricionales pero existen otros factores importantes como la herencia, ya que, un niño tiende a crecer de acuerdo con el programa que existe en sus genes, por ello en un caso específico que presenta algún retraso es difícil saber en que medida se debe a un problema hereditario y en que medida han faltado nutrientes. Las deficiencias de peso al nacer son importantes para el crecimiento futuro. Otro factor que dificulta el juicio del impacto nutricional sobre el crecimiento es la edad biológica y cronológica, ya que, las deficiencias de nutrientes afectan de manera diferente según la edad biológica a la que se presenten. Su efecto es mayor cuanto más temprano comienzan. Según un estudio realizado en el Tercer Mundo, los niños desnutridos están afectados en su crecimiento y en su maduración ósea, es decir, crecen despacio y maduran despacio, de tal manera, existe la posibilidad, que avance en su crecimiento y luego, en su pubertad alcance a los nutridos. Los niños mal alimentados tienen las piernas más cortas lo cual significa que la mala alimentación afecta, sobre todo, al crecimiento de los huesos largos, aunque los huesos cortos también se ven afectados. B.-Fuerza, coordinación muscular y salud mental Las pruebas para medir el cociente intelectual y otros aspectos psicológicos, más empleados en América del Norte, incluyen aspectos culturales y solo son de validez en países que han alcanzado al mismo nivel de desarrollo. Varios estudios ponen de manifiesto la relación entre el funcionamiento del sistema nervioso central y la nutrición, esto se comprueba al ver los signos físicos de subnutrición respecto a la talla, peso y circunferencia craneal de aquellos lugares donde la desnutrición es endémica, siendo el retraso mental por desnutrición proteica y calórica de mayor gravedad y, una menor capacidad intelectual, en los casos menos graves.
  3. 3. 3 Recomendaciones nutricionales por grupos específicos de edad Preescolar Se ha demostrado que por término medio las niñas de 6 meses y niños de 9 meses disminuyen el ingreso de leche de forma marcada. En las niñas este descenso persiste hasta los 2 ó 3 años y luego aumenta lentamente, en los niños disminuye de forma más notable pero lo recuperan rápidamente y, a los 2 años y medio alcanzan mayor nivel que las niñas. Los alimentos no los toman con la misma facilidad, e incluso algunos los rechazan de forma permanente y esto no debe interpretarse como anorexia sino como una disminución del apetito en dicha edad. Esta disminución del apetito se debe a la disminución en la rapidez del crecimiento y al interés por el medio ambiente ( presenta mayor atención hacia la familia y enseres domésticos ). Desea jugar con el alimento por lo que lo rechaza cuando se le da con la cuchara. Conviene que la madre comprenda que los cambios de aceptación de alimentos y necesidad de exploración del niño son parte del crecimiento normal. 1º año - 1/2 litro de leche al día (luego se irá aumentando, al cabo de los años, hasta un litro diario ) - machacar los vegetales y frutas y no colarlos. - comenzará a tomar alimentos como rebanadas de pan, tostadas o pan dorado. - zanahoria cruda o manzana de cuando en cuando. - yema de huevo. Ingreso en el ritmo familiar (3 comidas diarias ), además de un bocadillo a media mañana y, un jugo de fruta o leche a media tarde. Suplantar el biberón por la taza y la cuchara. 2º año
  4. 4. 4 - alimentos sólidos: frutas y verduras finamente picadas en vez de machacadas. - sustituir alimentos colados por cereales calientes, hígado picado, carne de res sin grasa, pescado y ave. - sustituir yema de huevo por huevo entero ( a estas edades ya puede tomar uno al día ). - requesón, queso amarillo y mantequilla fortificada untada en pan dorado. - flan y pudines. - evitar alimentos como frituras, pastas y pastelerías, así como café, té y bebidas gaseosas con cafeína. A la hora de servir los alimentos, se recomienda utilizar vasos de plástico, sin llenarlos del todo, para evitar que se derramen y, además trocear bien la comida con el propósito de prevenir accidentes. La frecuencia es de 3 comidas al día junto con el resto de la familia además un bocadillo a media mañana, a media tarde, o bien, al acostarse puede ser galletas y jugo. No es conveniente que tomen galletas, pasteles o dulce solos, sin embargo, sí se le pueden dan trocitos como postre al final de cada comida. A esta edad es conveniente la vitamina D, la cual se obtiene con leche enriquecida con 400 unidades por litro. También puede recibir este aporte a partir de cereales, dulces u otros alimentos enriquecidos. Se recomienda no dar más de 400 unidades por el riesgo de exceso de dosis ( aunque no hay prueba de que dosis de tres a cinco veces superiores sean nocivas, ya que, se desconoce su efecto a largo plazo ). 2-4 años Este intervalo de edad se caracteriza por el "melindre o remilgo" que le ponen a los alimentos y por la `preferencia a mordisquearlo. 5-6 años Suelen rechazar los platos caseros, mezclas de cualquier clase, carnes grasas y salsas. Prefieren alimentos sencillos: carne, papas, leche, verduras crudas y fruta. Les agradan los alimentos nuevos: arroz, frijoles, entre otros. •De 500 a 700 mililitros de leche por día (sopas cremosas y flanes, entre otros). •Frutas, verduras enteras cocidas o crudas.
  5. 5. 5 •Carne en pedazos. Come con agrado zanahorias o lechuga cruda con sus manos, rechazando cuchara o tenedor. Hay que tener en cuenta que el gasto energético basal va a depender de ciertos aspectos: sexo, tamaño corporal, estado de salud y situaciones ambientales. Proteínas En niños normales y más allá del primer año de desarrollo, el requerimiento proteínico, para el metabolismo basal, aumenta cuanto mayor es el tamaño del individuo, y el destinado al desarrollo es menor que en lactantes. Su ingreso aumenta con el ingreso calórico si se ingieren cantidades variadas de alimento. Las necesidades de proteínas quedan cubiertas con el ingreso de leche, carne, pescado, huevos, queso y mantequilla de maní. Si provienen sus calorías en su mayor parte de los hidratos de carbono ( dulces y bebidas carbonatadas ) habrá deficiencia cualitativa y cuantitativa con respecto al ingreso de proteínas. Calcio y Hierro La leche es una fuente de calcio, vitaminas esenciales y proteínas de buena calidad. El hierro se suple por el consumo adecuado de carne, huevos, verduras, hojas verdes, cereales y papas. Vitaminas Al incluir alimentos variados en la dieta es probable que se satisfagan los requerimientos vitamínicos. • Leche, mantequilla, margarina, frutas y verduras.Vitamina A • Leche enriquecida con vitamina D.Vitamina D • Dieta con proteínas de buena calidad, panes y cereales enriquecidos.Vitamina B • Cítricos, tomates, papas, repollo y otras hojas verdes.Vitamina C Patologías
  6. 6. 6 Los resultados de las encuestas nutricionales realizadas en preescolares y escolares muestran resultados que revelan importantes errores. Entre ellos destacamos los siguientes. •Existe gran dispersión de valores en el aporte calórico y una distribución calórica inadecuada a lo largo del día con desayuno escaso y muchos picoteos. •El consumo de carbohidratos es bajo, con disminución de los hidratos de carbono complejos y excesivo aporte de azúcares refinados. •El consumo de grasa es alto, fundamentalmente por exceso de ingesta de grasa de tipo saturado ( carne y repostería ). •Ha disminuido el consumo de leche, siendo esta descremada con mucha frecuencia y, ha aumentado el de bebidas y jugos azucarados. •Existe una creciente preocupación por la figura corporal desde edades tan tempranas como los cinco y seis años, sobre todo en el caso de las niñas. Ello se traduce en ocasiones por una tendencia a consumir los denominados "alimentos sanos", leche descremada, dietas vegetarianas y otros. La nutrición infantil determina en gran medida la salud futura del niño. Una dieta inadecuada y la adquisición de hábitos alimentarios dan lugar a: Obesidad Produce efectos directos en el niño: torpeza, dificultad en la respiración al hacer esfuerzo, irritación de la piel y problemas causados por el calor. A menudo el niño obeso es molestado por sus compañeros que se burlan de él excluyéndole de actividades de grupo. No conviene ser muy riguroso con el niño. No se le debe obligar a terminar su comida y esta no debe ser un premio o un castigo por su conducta. Se aconseja no servir porciones adicionales ni dos o más postres, sustituyendo alimentos de más calorías por fruta cruda y alentar al niño a realizar mucha actividad física. Arterosclerosis No se deben modificar las dietas para impedir la arterosclerosis, excepto si existe una elevada carga genética que le lleve a tener mayor probabilidad de padecerla. No se sabe si la modificación de la dieta da buenos resultados. Los datos experimentales muestran que se origina en la lactancia o niñez. Salud dental
  7. 7. 7 Hacia los cuatro/cinco años tienen ya su dentición temporal y se sustituye de seis a catorce años. La dieta y la higiene son decisivas para la salud dental. La estructura química y calidad de las piezas dentales mejora con la ingesta de las vitaminas A, C, D, además Calcio, Fósforo y Flúor. Con la fluoración del agua y dentífricos fluorados se favorece la conservación de la dentadura. No deben ingerirse alimentos con elevado contenido de azúcar y, si se ingieren debe ser en pequeñas cantidades y nunca entre comidas. Los alimentos fibrosos (fruta y verdura cruda) favorecen la salivación y tienen acción detergente para neutralizar la acidez de la placa causante de la caries. Se recomienda, después de cada comida, el uso del cepillo de dientes e hilo dental. Empleo excesivo de leche Algunas madres se preocupan porque los niños disminuyen su ingesta de leche en estas edades. Algunos expertos opinan que si la ingesta de leche se continúa como alimento de mayor empleo en la dieta del niño de uno a dos años de edades puede producir anemia nutricional porque el hierro comienza a ser importante a partir de los tres meses y la leche aporta pocas cantidades de este elemento. Pica Se define como el deseo de ingerir sustancias no alimenticias ( tiza, yeso y tierra). Suele ocurrir en niños de 18 a 24 meses, pero no se ha hallado correlación entre este y la deficiencia nutricional. Se debe a factores ambientales, culturales y psicológicos, y es más frecuente en aquellos cuya madre sufre ese mismo trastorno. No se ha conseguido eliminar el consumo, suplementando la dieta con minerales y vitaminas. Con base en estos datos se pueden realizar unas recomendaciones para corregir las principales deficiencias: •Garantizar un aporte calórico suficiente, según la edad y actividad física. •Cuidar que sea correcta la proporción de los distintos principios inmediatos. •Distribuir el aporte calórico a lo largo del día en cuatro o cinco tomas, potenciando el desayuno, evitando picoteos y desaconsejando el consumo de calorías vacías. •Asegurar que la dieta sea variada, dando un aporte adecuado de vitaminas y oligoelementos. •Limitar el consumo de proteínas animales y favorecer el de grasas insaturadas. Se recomienda el consumo de pescado, aceite de oliva y frutos secos frente a mantequilla y grasas saturadas usadas en pastelería industrial.
  8. 8. 8 •Procurar que el aporte de hidratos de carbono se haga preferentemente en forma de carbohidratos complejos con buen aporte de fibra. •Evitar exceso de sal y consumo de alcohol. •Adaptar la dieta en lo posible a los gustos, costumbres y los condicionamientos sociales y económicos. Valores y Actitudes Sensibilidad hacia los alimentos y su importancia para el desarrollo y buen funcionamiento del organismo. Actividades complementarias Elabore tarjetas con las siguientes láminas de alimentos para conversar con los niños acerca de su valor nutritivo. Bibliografía La nutrición en la edad preescolar. “Preescolar” (17-03-99) <http://147.96.33.165/cursos/nutricion_ii/Apuntes/Edad_escolar_y_adolescencia/ Edad_preescolar_y_escolar.html> (09-03-00)

×