Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Trabajo de imagen i

298 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Trabajo de imagen i

  1. 1. Trabajo de imagen I Por Juan Pablo Sepúlveda Posso Docente: Luis Orcasitas Universidad Pontificia Bolivariana 2013
  2. 2. Arte románico El periodo románico del arte fue un movimiento surgido en Europa alrededor de los siglos XI, XII y parte del XIII, en plena alta edad media. El arte románico fue un estilo predominantemente cristiano, que recogió tanto las tradiciones como las técnicas de distintos periodos y lugares de la temprana edad media, como herencia de las sociedades romanas, prerrománicas, bizantinas, germánicas y árabes. Es considerado que el periodo románico del arte no surgió específicamente en un país de la edad media, sino que se fue originando de manera paulatina y prácticamente simultanea en países como Alemania, Francia, Italia y España; y aunque en cada uno de estos sitios fue desarrollado de manera particular y con algunas características propias, se fue popularizando al tratar de una temática en específico y se terminó convirtiendo en un estilo internacional en el marco europeo. Siendo un movimiento surgido en plena edad media, antes del renacimiento, fue una consecuencia inmediata a la prosperidad material que se veía en los feudos de esta época, y se vio manifestado en la construcción de edificios –la mayoría religiosos- como las iglesias. Se vivía en un contexto donde las clases sociales estaban completamente marcadas, y el dinero estaba distribuido de manera que la iglesia y los nobles poseían la mayor cantidad del mismo. La iglesia estaba en uno de sus topes de credibilidad e influencia como institución, y esto valió un creciente fenómeno de relaciones entre religiosos y nobles, reyes, obispos y abades. Dichas relaciones, que generalmente se daban por el poder, la influencia, el dinero y la religión, impulsaron la edificación de grandes templos, construidos en la mayoría de los casos por la mano de obra y los impuestos de los aldeanos y los campesinos. En esta época, fuera de los trabajos manuales y del campo, había una gran tendencia por profesiones como las de arquitectos, picapedreros y pintores, lo cual impulsó que mucha gente tuviera el protagonismo tanto en la construcción como en la decoración y adecuación de las estructuras que se edificaban y que servían como punto de reunión de una fe que estaba en el pedestal de la gente. Hay que tener en cuenta que la época era eminentemente religiosa, y toda la gente tendía a considerar la religión como una de las cosas más importantes de sus vida, por la influencia enorme que la iglesia ejercía y el recién oscurantismo
  3. 3. por el que la humanidad acababa de pasar. No había aún renacimiento, ni explosión en grandes descubrimientos ni la llegada a América, por lo que la vida en Europa se centraba en los feudos y reinos, bajo la dominación de clérigos y nobles. También hay que mencionar las cruzadas, las cuales se llevaban a los ejércitos a oriente y fomentaba el sentimiento nacional en torno al religioso. La religión católica era la bandera de estos pueblos. Dicho esto, y teniendo en cuenta que el arte de una época siempre representa todos los aspectos culturales que el pueblo de dicha época está viviendo, el arte románico fue sobre todo un arte religioso que reflejó completamente los valores de la sociedad feudal cristiana y guerrera. En la arquitectura se veían construcciones bastante austeras y oscuras, lo que se puede considerar como una representación del pensamiento de que Dios era un Dios justiciero combatiente, y no uno cercano al pueblo y que perdonara fácilmente. El término “románico”, como concepto que definió un estilo artístico, lo empezó usando Charles de Gerville alrededor de 1820 (muchos años después de la mencionada manifestación artística), incluyendo en este término todo el arte que se realizó anterior al estilo gótico y posterior a la caída del imperio romano, principalmente en la alta edad media, luego del siglo X. Se puede considerar que esta palabra se acuñó a esta época por la herencia del lenguaje, en el que las lenguas románicas fueron las sucesoras del latín. Pintura al fresco en la época rómanica. Como se mencionó anteriormente, el arte románico estuvo principalmente enfocado a la religión, y es muy difícil pensar en una iglesia de la edad media que no estuviera pintada, tanto en el interior como, en ocasiones, también en sus exteriores. Hoy en día, por el paso del tiempo, ciertas de estas obras se han ido perdiendo, aunque otras se han sabido conservar para su estudio en la actualidad. Las paredes en la época románica se pintaban con la técnica del fresco, mediante colores acuosos sobre una pared húmeda preparada con varias capas de cal y arena fina. Cada una de estas capas absorbía el color, y al secarse, adquirían la solidez de la piedra. Pintar al fresco exigía una gran rapidez de ejecución y
  4. 4. además no había forma de corregir o de rectificación. Se estima que los pintores disponían de alrededor de siete horas para poder realizar un tramo de pintura. Algunas características de la pintura románica: - El estilo es esquemático y lineal, alejándose de la realidad naturista. - Se puede observar que en muchas ocasiones los rostros son muy parecidos unos a otros cuando fueron pintados por el mismo maestro. - Las pinturas románicas carecen de perspectivas y fondos, además de líneas de fuga. - Se pueden encontrar muchas imperfecciones, bien sea por la rapidez en la que las obras fueron realizadas o porque la filosofía de la época dictaba que el hombre es imperfecto, y por lo tanto se debía representar como tal en algunas ocasiones. - El color es sumamente reducido, se usa principalmente el ocre-amarillo, rojo, negro, blanco; así, un tono más oscuro indicará sombra y uno más claro indicará luz. - La figura del ser humano tiene una presencia constante y la de Dios da fe a la teoría de que el hombre fue hecho “a su imagen y semejanza”. - El desnudo no es considerado como algo bello o estético, y en el caso de que se representara por ejemplo a Adán y Eva, u otra escena que tuviera que implicar necesariamente el desnudo, se tapaban sus partes con una hoja de parra o simplemente con un cruce de piernas. El vestido, en cambio, otorgaba dignidad y riqueza, y se usaba para distinguir entre clases sociales. - Es difícil encontrar a los cuerpos pintados en la pintura románica sintiendo, pues se los encuentra más actuando. Pantócrator de sant Climent de Taüll El pantócrator del ábside de Sant Climent de Taüll es considerado una de las obras maestras en la pintura románica. Su datación corresponde, según estimaciones, a la fecha en la que el templo fue construido, el 10 de diciembre de
  5. 5. 1123, tal como aparece en una inscripción que se haya en una columna de la edificación. El ábside, que es el espacio más importante de la iglesia , al ser el lugar donde se manifiesta el poder absoluto y completo de la divinidad, está representada la “Maiestas Domini” (Cristo en majestad) en medio de ángeles portadores de algunos símbolos, y se eleva sobre el colegio apostólico y la Virgen, que están dispuestos en un friso seguido. Cristo aparece sentado, inscrito en una mandorla mística, que es un símbolo que representa su gloria y majestad. Sus pies están sobre una semiesfera con algunas runas vegetales que se supone que representa la tierra. Con la mano izquerda está sujetando “El libro de la Vida y la Sabiduría”, en el que se puede leer “Ego sum lux mundi”, que significa “Yo soy la luz del mundo”; mientras que la mano derecha la tiene levantada y haciendo la señal de bendecir. Esto, en la obra, indica el carácter divino del personaje en cuestión, y resalta su condición de Dios supremo e omnipotente. Dentro del círculo divino se puede observar la primera y la última letra del alfabeto griego (alfa y omega) como símbolos del principio y el fin de todas las cosas. En los tramos de la bóveda inmediata al ápside se observa la Mano de Dios (Dextera Domini) inscrita en un círculo y la imagen del cordero místico (Agnis Dei) con siete ojos. Esto se presume que sigue de manera explícita algo de la narración del apocalipsis. También, es de destacar la sutil geometrización de las formas. Destaca la simetría de la cabeza de Cristo, con cabellos escalonados y simétricos, que caen hasta los
  6. 6. hombros. Este tipo de características marcan la distancia esencial de su divinidad respecto al ser humano. En su figura se puede denotar autoridad. El artista ha conseguido imbuir a los animales emblemáticos de Marcos y Lucas, el león y el toro, en una gran potencia energética a partir de la seguridad de la línea en el dibujo de curvas cargadas de tensión. La brillantez y la amplia gama de colores es otro de los puntos a resaltar del llamado Maestro de Taüll. Azules, rojos y amarillos constituyen una gama cromática equilibrada que dotan al conjunto de una elegante belleza que realza aún más el valor de los seres representados que forman parte del cortejo de la teofanía. Debajo, la irregularidad de los arcos y algún detalle menor, como la extraña figura de María, perjudicada por el excesivo geometrismo, ha hecho pensar a algún investigador que hubo otro pintor o que esta zona fuese obra del taller del artista. La calidad e intensidad de colores empleados, la extraordinaria belleza del dibujo, la habilidad de la composición, el uso de la línea para enriquecer las formas, así como la geometrización de las facciones, son muestras claras de la maestría del artista, pocas veces igualada. Este formidable fresco, procedente de la valle de Boí, en Lleida, acredita uno de los mejores pintores del románico hispánico. Actualmente se conserva en el Museu Nacional d'Art de Catalunya, en Barcelona, considerado el más rico del mundo en pintura románica. Webgrafía - https://es.wikipedia.org/wiki/Arte_ - http://arteparaninnos.blogspot.com/2012/09/pintura-al-fresco-en-epoca- romanica.html - http://www.historiadelarte.us/romanico/pantocrator-de-sant-climent-de- taull.html

×