Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Evaluación de las Dimensiones de Apoyo Social en pacientes Oncológicos.

El objetivo de este trabajo es comprobar la aplicabilidad de la Escala de Apoyo Social Percibido (E.A.S.P. Rodrigllez-Marín et al., 1989) para el estudio de este constructo en el área de salud y en concreto, en el caso de los pacientes oncológicos.

  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Evaluación de las Dimensiones de Apoyo Social en pacientes Oncológicos.

  1. 1. ¡ • RJE.VISTA DI PSICOLOGÍA SOCIAL APLICADA Un estudio comunitario sobre la salud mental en poblaciones de alto riesgo: Determinantes sociales, fisicos y psicológicos Vicente Javier Abril Chambó y Gonzalo Musitu Ochoa Un modelo integrado de Compromiso e Identificación con la Organización: análisis del Cuestionario ASH-ICI. Santiago D, de Qu(jano, José Navarro, José Manuel Cornejo Evaluación de las dimensiones de apoyo social en pacientes oncológicos. M Carmen Terol; Sajía López-Roig; Maite Martín-Aragón; M Angeles Pastor; Jase Ignacio Leyda; AL Carmen Neipp y Jesús Rodríguez-NJarín Aproximación Psicosociaí al Estudio de la Discapacidad: Aportaciones desde ía Teoría de la Acción Planeada. MA. Pastor, N. Pons, S. López-Roig y NI. Martín-Aragon SOCIEDAD VALENCIANA DE PSICOLOGÍA SOCIAL
  2. 2. 1 63 Evaluación de las dimensiones de apoyo social en pacientes oncológicos. Assessmellt ofsocial sllpport dimellsiolls ill ollcologicalpaliellts. !vi Carmen Terol; Sofia López-Roig; Maite Martín-Aragón; M Angeles Pastor; Jase Ignacio Leyda; M Cannen Neipp y Jesús Rodríguez-Marín. Universidad "Miguel Hernández" de Elche. Alicante RESUMEN El objetivo de este trabajo es comprobar la aplicabilidad de la Escala de Apoyo Social Percibido (E.A.S.P. Rodrigllez-Mal'Ín et al., 1989) para el estudio de este constructo en el área de salud y en concreto, en el caso de los pacientes oncológicos. Analizamos las dimensiones del apoyo social percibido (proveedores, adecuación y tipos o acciones de apoyo), así como, su estructllra factorial, estabilidad, y el grado en que éstas están afectadas por la percepción del paciente y el' clima ¡am.iliar. Entrevistamos a 109 pacientes oncológicos y a sus acompaífantes, utilizando: un Cuestionario de datos Sociodemográficos y Clínicos; la Escala de Apoyo Social Percibido (EASP, Rodríguez Marln et al.,1989); y ia de Clima Familiar (CES-F,' Moos R. y Moos, B; 1981). El instrumento utilizado permitió diftrellciar entre Proveedores Reales de Apoyo, No Proveedores, y Proveedores no disponibles. Los elevados índices de satisfacción reflejan la adecuación del apoyo prestado. Proveedores y Acciones de apoyo se est11lcturan coherentemente en redes (VE~68%) y categorias. de apoyo (VE~51%). Se constata la estabilidad de proveedores y satisfacción, y de las relaciones con el clima familiar. Los resultados sugieren mayor variabilidad en las dimensiones de apoyo percibido cuando este se compara con la información ofrecidapor el acompañante sobre el apoyo que se le provee. Palabras clave: apoyo socia!, clima familiar. apoyo provisto, evaluación, psico-oncologfa ABSTRACT Tbe aun of this work is to test the Social Suppor! Pereeived Seale (EAS.P, Rodrlguez-Marin et al., 1989) for assessing social support construct in heaUh settings, specifically, in oncological patients. We analysed the dimensions of perceived social support (providers, adequaey and types or support actions), as well as, their stability, structure, and how these dimensions are affected by patient perception and family environmenta1. We interviewed .109 oncological patients and accompanying person using: 1) Sociodemographie and Clínieal questiollilaire, 2) Social Support Perceived Seale (EASP, Rodrígnez Marín et al., 1989) and 3) Family Envirorunental Seale (CES-F; Moos R. y Moos, B; 1981). Family and Health Professionals were mentioned as support providers with high levels of satisfaetion. This seale allowed us to eolleet data about Provider dimension defming Real Providers of Support, Non Providers not available Providers. The satisfaction index test corroborates the leve1 of social suppor! adequaey. Providers and Suppor! actions were coherentIy structured in networks (EV~68%) and global categories of suppor! (EV~51 %). Results showed providers and satisfaction stability and their relations to Environmental Fami1y. However, there is greater variability when perceived support is compared with infonnation received from accompanying person on provided support. Key words: social support, family enviromnental, provided support, assessment, psycho-oncology Dpto. Psicología de la Salud Facultad de Medicina. Universidad "Miguel Henzández". Campus de S. Juan. Cfra. Alicante-Valencia, K1Il87-03550. SANJUAN DE ALICANTE E-mail: macarmelt@umh.es Revista de Psicología Social Aplicada. Vol] 0, ntJ.2, 2000
  3. 3. 64 Evaluación de las dimensiones de apoyo..... INTRODUCCIÓN La investigación psicosocial aplicada al ámbito de la salud aporta resultados sobre los efectos beneficiosos del apoyo social en el ajuste y adaptación de los enfermos crónicos y en particular, oncológicos (Bloom y Kessler, 1994; Gracia Fuster et al., 1995; Barrón, 1996, Mathieson et al., 1996; entre otros). Actualmente, el término "apoyo social" sigue vinculado a diferentes aspectos como la cantidad y existencia de relaciones sociales, estructura y propiedades de las mismas, y funciones que cumplen. Además, se refiere tanto a los recursos que se le proporcionan al individuo desde centros institucionales (servicios, instalaciones comunitarias, prestaciones económicas...), como a los que surgen de las relaciones sociales (Rodriguez-Marin, 1992). Todos éstos aspectos ponen de manifiesto su complejidad, los diferentes conceptos que abarca y las distintas variables en que se ha operativizado. Distintos autores (Gottlieb, 1981; Cohen y Syme, 1985; House y Kban, 1985) coinciden en definir y analizar el constlUcto de "apoyo social" desde tres niveles: 1) el de las Relaciones sociales, atendiendo al nivel de integración y participación social, 2) el de Redes Sociales, definiendo las características estructurales específicas de una red social, y 3) el de Apoyo social, siendo éste último el que se identifica con el contenido y funciones que cumplen las relaciones sociales (House y Kban, 1985; Diaz Veiga, 1987). Desde este tercer nivel de análisis se puede evaluar el "apoyo social" atendiendo a tres dimensiones: 1) quiénes proveen de apoyo (miembros de la familia, amigos etc.) 2) la cantidad y/o calidad del apoyo (satisfacción y adecuación) y 3) las acciones o tipos de apoyo (de carácter emocional, informativo ect..) (House y Kban, 1985). La literatura sugiere que es la calidad de las relaciones y la percepción del apoyo que ofrecen, lo que explica sus efectos sobre la salud (Gracia Fuster et al., 1995; Barrón, 1996). Pero además, el apoyo social entendido como un proceso dinámico e interactivo, debe atender en su evaluación a otros aspectos contextuales: naturaleza del estresor (ej: padecer cáncer), estabilidad o cambios en el proceso de apoyo, características de los participantes (proveedores y receptor) y de la relación entre ellos (conflictivalcohesionada), así como, comparar el apoyo ofrecido por los proveedores y el percibido por el receptor en la situación específica de la interacción (Sarason et al., 1994; Gracia Fuster et al., 1995; Barrón, 1996). Todas estas cuestiones han puesto de manifiesto el carácter multidimensional del apoyo social, y dada su complejidad, la necesidad de unificar criterios conceptuales y metodológicos que permitan comparar resultados y establecer conclusiones más precisas acerca de sus efectos en salud (House y Kban, 1985; Winemiller, 1993). En este sentido, se señala, además, la importancia de utilizar instrumentos específicos para evaluar el apoyo social en pacientes Revista de Psicología Sociaí Aplicada. Vol] O, n"2, 2000 ]
  4. 4. lo,! C. Tero!, S. López-Roig, Al. Martín-Arag6n; Al A. Pastor; /. Ignacio Leyda; Me. Neipp y J. ROdriglleZ-Mari~ oncológicos, que por su brevedad pennitan ser aplicados en ámbitos de salud y a su vez, recabar información de las variables y dimensiones implicadas (Broadhead y Kaplan, 1991). Por esta razón este trabajo tiene como objetivo comprobar la pertinencia de la Escala de Apoyo Social Percibido (E.A.S.P. Rodríguez-Marin et al., 1989) para el estudio de este constructo en el área de salud y en concreto, en el caso de los pacientes oncológicos. En este sentido, esperamos que este instrumento diseñado para medir las diferentes dimensiones de apoyo descritas en el tercer nivel de análisis, nos pennita: 1) describir las dimensiones del apoyo social percibido (proveedores, adecuación y acciones de apoyo) en un glUpo de pacientes oncológicos, 2) analizar la estabilidad y estructura de estas dimensiones y 3) comparar el apoyo percibido por el paciente con el que le es provisto según el informe del acompañante, y su relación con variables del clima familiar. MÉTODO MUESTRA Entrevistamos a 109 pacientes atendidos en la Sección de Oncología del Hospital de San Juan de Alicante del S.V.S y a sus acompañantes (N=77). Un 38.5% eran varones (N=42) y un 61.5% mujeres (N=67). La media de edad es de 58.9 años (dt=12.3) con un rango entre 20 y 81 años. La mayoría estaban casados (72.5%) En cuanto al nivel educativo, un 43.1% de los sujetos ha realizado estudios primarios, un 33.0% sólo leen y escriben, y un 23.9% se distribuye entre el resto de niveles (0.9% iletrados, 10.2% estudios medios, y un 12.8% son diplomados o Titulados Superiores). Respecto a la situación laboral, un 38.5% están en activo y un 33% son jubilados. Del total de la muestra, un 47.4% (N=46) estaba diagnosticada de cáncer de mama, un 20.6% (N~20) de colón y el resto de otras patologías neoplásicas. Un 42.2% (N=46) recibían tratamiento de quimioterapia, un 4.6% (N=5) de Radioterapia, 6 pacientes recibían ambos tratamientos, y el resto (N=52) no recibían tratamiento, pues estaban en situación post-quirúrgica o en seguimiento. INSTRUMENTOS Y PROCEDIMIENTO Cuestionario de Datos Sociodemográficos y Clínicos con el que recogemos información acerca de edad, sexo, estado civil, situación laboral, nivel educativo diagnóstico; y tipo/s de tratamiento/s actual/es: ' Escala de Clima Social en la Familia: (Moos y Moos, 1981, Adaptación: T.E.A. (Seisdedos et al., 1989). Utilizamos la dimensión de relaciones integrada por tres subesealas: 1) Cohesión: 2) Expresividad; y 3) Conflicto: Cada una de ellas se compone de 9 iteros de respuesta dicotómica ("Verdadero", "Falso"). El Revista de Psicología Social Aplicada. Vol 10, n'2, 2000
  5. 5. 66 Evaluación de las dimensiones de apoyo..... rango de puntuaciones oscila entre Oy 9;.indicando las puntuaciones más elevadas, mayor nivel de cada una de las características evaluadas de la relación familiar. Escala de Apoyo Social Percibido (EA8P), (Rodriguez-Marín, López- Roig, y Pastor, 1989). La escala se compone de tres ítems medíante los que se pueden evaluar las dimensiones de "Proveedores", "Calidad o Adecuación" y "Acciones de apoyo" Para ello, se presenta un listado de 9 proveedores representativos de la red familiar social y profesional, y para cada uno de los Proveedores del listado (ver Anexo) se pide al sujeto que informe de: 1) qué proveedores tienen disponibles (si tiene hijos, padres, etc.); y de cada proveedor disponible se le pregunta si percibe apoyo o no. La dimensión "Proveedores" incluye entonces, n° de Proveedores Reales (aquéllos que están en la red y de los que el paciente percibe apoyo), n° de No Proveedores (aquéllos que están en la red pero de los que el paciente no percibe apoyo), y Proveedores No disponibles (quiénes no están en la red, por ejemplo, si no tiene hennanos) 2) el grado de satisfacción con el apoyo percibido de cada proveedor de apoyo real mencionado, (1= Nada y 5= Mucho) 3) las diferentes acciones de apoyo percibidas de cada proveedor real. El total de acciones de apoyo que pueden ser percibidas de cada proveedor oscila entre Oy 12 (ver Anexo). Dichas acciones coinciden con las referidas en otros trabajos, y muestran las diferentes formas de apoyo que hau sido señaladas por los pacientes oncológicos como importantes: "Escuchar", "Animar", "Acompañar" (presencia fisica o "estar ahí"), "Infonnar", "Aconsejar" y "Distraer" entre otras (Krhisnasamy., 1996 y Dakof y Taylor, 1990). Con el objeto de comparar el apoyo que es percibido por el paciente y el que le es ofrecido o provisto, esta escala se administró al paciente y acompañante mediante entrevista individual con cada uno de ellos. Asimismo, para evaluar la estabilidad de las dimensiones de apoyo se realizó una segunda entrevista con el paciente entre quince dias y un mes después, coincidiendo con su próxima cita en el Hospital. Revista de Psicología Sociaí Apíicada. VallO, n"2, 2000 l
  6. 6. 1 M C. Terol, S. López~Roig, M Martín-Aragón; ).1 A. Pastor;], Ignacio Leyda; Me. Neipp y.l Rodríguez~Marín 67 Tabla 1. InstlUmentos y Variables ( ) Aplicada al familiar o acompanante INSTRUMENTOS VARIABLES Cuestionario Datos Sexo, Edad, Estado Civil, Hijos, Nivel Sociodemográficos y Clinicos Educativo, Situación Laboral,. Diagnóstico, Tratamientols actualles I(Quimioterapia, Radioterapia, Otros), Escala de Clima Social en la Familia: Cohesión Dimensión de Relaciones. Expresividad (Moas, R. V Moas, B.; 1981) Conmcto Escala de Apoyo Social Percibido Proveedores: (EASP), (Rodriguez-Marín y cols. Proveedores de Apoyo Reales 1989) (*) No Proveedores de Apoyo No Disponibles Adecuación: Satisfacción Acciones de Apoyo: Escuchar, Animar, Distraer ,Informar, Aconsejar, V/s/tar, Ofrecerse, Hacer tareas Económicamente, Interesarse Acompañándole, Otras, * .. - RESULTADOS DIMENSIÓN PROVEEDORES, ADECUACIÓN Y ACCIONES DE APOYO Proveedores: Los resultados de la Tabla I describen los proveedores reales de apoyo social, no proveedores y proveedores no disponibles en la red. La media de proveedores reales percibidos por paciente era de 5.9 (dt=1.64; Rango=O-9) Los porcentajes de frecuencia de proveedores reales y no proveedores se han calculado sobre el total de los disponibles. Así, de los pacientes que tienen pareja un 95.1% recibe apoyo y de los que tienen hijos, un 92.6%. Los pacientes se sienten apoyados tanto por el grupo de médicos (92.7%) como por el de enfermería (94.5%).De Padres (47.1%) y VecillOs(41.1%) es de los que con mayor frecuencia no se percibe apoyo a pesar de estar disponibles: Un 68.8% menciona a los padres y un 46.7% a los compañeros de trabajo. como proveedores no disponibles. Revista de Psicología Social Aplicada. VallO, n"2, 2000
  7. 7. 68 Evaluación de las dimensiones de apoyo.. lI i, Tabla 2, Proveedores N 109, ( ) Frecuencia relativa al total de pacientes con ese proveedor disponible, PROVEEDOR REAL NO PROVEEDOR NO DISPONIBLE N' % %(') N' % %n N % PAREJA 77 70.6 95.1 4 3.7 4.9 28 25.7 HIJOS 87 79.8 92.6 7 6.4 7.4 15 13.8 PADRES 18 16.5 52.9 16 14.7 47.1 75 68.8 HERMANOS 68 62.4 72.3 26 23.9 27.7 15 13.8 COMPANEROS 37 33.9 64.9 20 18.3 35.1 52 47.7 AMIGOS 84 77.1 79.2 22 20.2 20.8 3 2.8 VECINOS 63 57.8 58.9 44 40.4 41.1 2 1.8 MEDICOS 101 92.7 92.7 8 7.3 7.3 O O ENFERMERAS 103 94.5 94.5 6 5.5 5.5 O O - .. N1+ N2 ::: N pacientes con ese Proveedor Disponible Calidad o Adecuación: La satisfacción con el apoyo de los proveedores reales mostró que más del 50% de los pacientes está "Muy Satisfecho" con el apoyo de la pareja, hijos, hermanos, amigos, médicos y ellfermeras. Los niveles de satisfacción más elevados se perciben de la pareja y los hijos, y. entre las puntuaciones de satisfacción más bajas ("Poco" y "Regular"), 4 pacientes mencionan a los padres y 13 a los vecinos. La satisfacción media con el apoyo fue muy elevada (X~4.4, dt~0.6), ESCI ANIN DISTI INFO ACO/ V18rr Tipos o Acciones de Apoyo: "Hacer Tareas" y "Acompañar" son las acciones de apoyo más comunes que percibe el paciente de la pareja, junto con la de "Acompañar". Ésta última también es la más frecuentemente percibida en el caso de los hijos; y los padres. La acción de "Interesarse", tiene la frecuencia más alta en el caso de Hermanos, Compañeros de trabajo, Vecinos, y Amigos. "Informar "se percibe con mayor frecuencia del personal médico y "Animar" del personal de enfermería OFRf TARE Ecm INTEf Acm R<Nista de Psicología Social Aplicada. Valla, n'2, 2000 Re,
  8. 8. l! Al C. Terol, S. López-Roig, Al. MarfÍn-Aragón; AlA. Pastor; J.Ignacio Leyda; Me. Neipp y J. Rodríguez-Afarín 69 Tabla 3. Grado de Satisfacción con el Apoyo por Proveedor Real NADA poco REGULAR BASTANTE MUCHO N % N % N % N % N % N PAREJA 1 1.3 2 2.6 1 1.3 14 18.2 59 76.6 77 HIJOS O O 1 1.1 4 4.6 16 18.4 66 75.9 87 PADRES O O 1 5.6 3 16.7 6 33.3 8 44.4 18 HEMANOS O O 2 2.9 6 8.8 22 32.4 38 55.9 68 CaMPANEROS 1 2.7 2 5.4 3 8.2 16 43.2 15 40.5 37 AMIGOS O O O O 2 2.4 28 33.3 54 64.3 84 VECINOS O o 4 6.3 9 14.3 25 39.7 25 39.7 63 MEDICQS o o 1 0.9 3 3.0 38 37.6 59 58.5 101 ENFERMERAS o O O O 2 1.9 43 41.7 58 56.3 103 Tabla 4. Acciones de Apoyo por Proveedor Real Sumatono de Yo es supenor al 100% puesto que un proveedor puede dar más de un Ilpo de apoyo. PAREJA HlJOS PADRES HERMANO COMPANER MlIGOS VECINOS. MEDIcas. ENFERM. N 75 % N"85 % N=17 % N:67 % N37 % N=83 % N=62 % N::99 % N 101 % ESCUCHA 3 4.0 3 3.5 1 5.9 O 0.0 O 0.0 3 3.6 5 8.1 15 15.2 13 12.9 ANIMA 23 30.7 26 30.6 4 23.5 14 20.9 7 18.9 25 30.1 10 18.1 26 26.3 41 40.6 DISTRAE 9 12.0 10 11.8 2 11.8 3 4.5 O 0.0 17 20.5 5 8.1 1 1.0 15 14.9 INFORMA O 0.0 2 2.4 O 0.0 O 0.0 O 0.0 O 0.0 1 1.6 32 32.3 17 16.8 ACONSEJ. 10 13.3 10 11.8 2 11.8 6 8.9 2 5.4 8 9.6 7 11.3 23 23.2 10 9.9 VISITA O 0.0 17 20.0 2 11.8 24 35.8 14 37.8 29 34.9 15 24.2 2 2.0 1 0.9 OfRECE 16 21.3 19 22.4 5 29.4 12 17.9 4 10.8 16 19.3 16 25.8 2 2.0 5 4.9 TAREAS 29 38.7 28 32.9 4 23.5 13 19.4 8 21.6 13 15.7 14 22.6 5 5.1 8 7.9 ECONDMI. 3 4.0 5 5.9 O 0.0 3 4.5 1 2.7 2 2.4 1 1.6 O 0.0 o 0.0 INTERESA 17 22.7 28 32.9 4 23.5 34 50.7 20 54.1 43 51.8 35 5tt4 24 24.2 28 27.7 ACOMPAN 29 38.7 30 35.3 8 47.1 21 31.3 4 10.8 16 19.3 6 9.7 O 0.0 O 0.0 • • Revista de Psicología Social Aplicada. Vol 10, na 2, 2000
  9. 9. 70 Evaluación de las dimensiones de apoyo..... ESTABILIDAD Y ESTRUCTURA DE LAS DIMENSIONES DE APOYO Estabilidad de Proveedores SatisfacCión y AcCiones Para analizar la estabilidad de las dimensiones de apoyo se entrcvistó a 66 pacientes en dos ocasiones. Los análisis de conelación del número de Proveedores Reales, el de No Proveedores, y el de miembros No Disponibles presentaron indices superiores a .69 (pS .001). La SatisfacCión media con el apoyo mostró conelaciones de .50 (pS .001). En cuanto a la variable Proveedores, No Proveedores, y miembros No disponibles comprobamos el número de coincidencias respecto de las personas mencionadas en ambas entrevistas y los indices de Solapamiento (Veiel, 1990) fueron superiores al 89% De las AcCiones de apoyo, "Distraer", mostró el coeficiente de conelación más elevado (r=.53, p$ .001); otras como "Visitar", "Interés", y "Acompañar" presentaron coeficientes superiores a .30 (p S .01). El resto no mostró relaciones significativas. Estructura de Proveedores y Acciones de Apoyo: Los resultados en cuanto a Proveedores mostraron una primera solución factorial que explicó un 63% de la varianza total e incluía 4 factores. Un primer factor compuesto por los proveedores de la red profesional (médicos y enfermería). El segundo factor 10 componían la pareja e hijos, junto con "otros proveedores"; éste último ítem saturaba en negativo. El tercer factor lo componían los proveedores de la red social (compañeros de trabajo, amigos, y vecinos). Por último, los padres y hermanos componían el últhno de los factores. Todos los ítems presentaban saturaciones superiores a .62. Debido a la diversidad en cuanto al tipo de proveedores incluidos en la categoría de otros, adscrita a un factor formado fundamentalmente por el núcleo familiar, decidimos comprobar una nueva solución factoríal eliminando esta categoría de proveedores. Los resultados mostraron un 68% de la varianza total explicada y mantuvieron la misma solucióu de 4 factores definidos por la red Profesional, SoCial, Nuclear Familiar, y Familiar. Ésta última solución factorial mostró, en primer lugar, saturaciones similares de los ítems en cada uno de los factores; en segundo lugar, un incremento en la varianza total explicada; y en tercer lugar, cumplía con los criterios de coherencia teórica. En cuanto a las Acciones de apoyo, su estructura inicial mostró 5 factores con saturaciones de los ítems superiores a .40 y un total de varianza explicada de .64. Sin embargo, Otras acciones de apoyo saturaba en negativo con puntuaciones similares en más de un factor dada la diversidad de acciones de apoyo que engloba. Por otro lado, un factor estaba constituido por un único ítem Revista de Psicología Sociai Aplicada. Voi la. n"l, 1000 1 j i ! ( p P I P F n n p R
  10. 10. l! Jo,[ C. Tero!. S. López-Roig, M. Martín-Aragón; AlA. Pastor;]. Ignacio Leyda; Me. Neípp y J. Rodríguez-Afarln 71 (Interés) y otro, no cumplía el criterio de coherencia teórica mezclando fonnas de apoyo de carácter fundamentalmente emocional e instrumental. Deci dimos en primer lugar eliminar "Otras" acciones de apoyo, y la nueva solución factorial mostró de nuevo los mismos factores y dificultades de interpretación. Asi, comprobamos una nueva solución factorial en la que, además de la acción Otras, se eliminó la de Interés puesto que en nuestra primera solución factorial aparecía aislado en un solo factor; y además, en la matriz de correlaciones presentaba una única correlación de índice muy bajo con otra acción de apoyo. Tomaudo como punto de referencia las categorías de apoyo que hau sido mencionadas en la literatura con mayor frecuencia: Emocional, InfOlwativo e Instrumental. (Bloom, 1982; House y Khan, 1985; Tardy, 1985; Wills, 1985; Diaz Veiga, 1987; Lemos-Giraldez y Femández-Hennida, 1990), en esta segunda solución factorial forzamos a 3 el número de fuctores esperados. Los resultados, aunque mostraron una varianza total explicada más baja (.51), definieron tres grupos de acciones de apoyo representadas por ítems con cargas factoriales superiores a .SO. Un primer factor que definimos de carácter Informativo recoge las acciones de Informar, Aconsejar, y otras del tipo Escuchar y Animar. El segundo factor Emocional, incluye las acciones de Visitar, AcompaHar, y Distraer, cuyo objetivo es paliar de algún modo el impacto emocional. Por último, una categoría de apoyo Instrumental incluía las acciones de Ofrecerse, Hacer Tareas, y apoyo Económico, relacionadas con la prestación de servicios y el apoyo material o taugible. DIMENSIONES DE APOYO: CLIMA FAMILIAR, APOYO PERCIBIDO Y PROVISTO. Clima Familiar: Cohesión, Expresión y Conflicto: Los análisis con el Clima Familiar incluyen las puntuaciones totales de proveedores reales, No proveedores, satisfacción media y acciones de apoyo de pareja e hijos, y de padres y hennanos. Cuando la Pareja e Hijos eran No Proveedores, menor grado de Cohesión (F-.22 p";.OS) y Expresión (F-.22 p";.OS), y mayor de Conflicto (F.2l p";.OS). Por sU parle, cuando ambos eran Proveedores Reales, mayor grado de Expresión (F.24, p";.OS). La Satisfacción media con el apoyo de pareja e hijos se relacionó con el grado de Cohesión (F.32, p";.Ol). Cuando Padres y Hermanos eran Proveedores Reales de apoyo se mostraron relaciones con Expresión (F.22, p";.OS); y cuando eran No Proveedores en negativo con Cohesión (F-.27 p";.OS). Revista de Psicología Social Aplicada. VallO. na2, 2000
  11. 11. l 72 Evaluación de las dimensiones de apoyo..... Tabla 5. Estructura , ~ J-. (N-107, KMO..57. Barletl .000)(N 109. KMO..60, Indlce de Barletl..000) PROVEEDORES . 1 2 3 4 ACCIONES 1 2 3 Enfermeras .88 -.07 -.03 -.01 Informar .79 -.13 .17 Médicos .85 .17 -.09 -.03 Aconsejar .68 -.19 -.24 Escuchar .66 .24 .34 Animar .43 .31 -.39 Compañeros -.07 .74 -.04 -.05 Visitar -.11 .71 .03 Vecinos -.01 .71 -.15 -.04 Acompañar -.19 .66 .25 Amigos .32 .63 .26 .18 Distraer .27 .61 -.15 Pareja -.04 -.03 .84 .18 Hijos -.07 -.02 .82 -.18 Padres -.28 .12 -.03 .80 Ofrecerse .03 .05 .72 Hermanos .43 -.03 -.04 .72 Hacer Tareas -.02 -.03 .59 Económico .32 .31 .51 - - - Apoyo Percibido del paciente y Provisto según Acompañante: Recogimos infonnación sobre el apoyo que le era ofrecido al paciente entrevistando a sus Acompañantes; a la pareja o hijos de 64 pacientes y a familiares cercanos de otros 13 pacientes. Analizamos si la infonnación del Acompañante (N=77) sobre el apoyo que recibía el paciente se correspondía con la del paciente sobre su apoyo percibido. Igualmente, comprobamos si coincidían los Proveedores, No Proveedores, y miembros No disponibles mencionados por ambos. Los índices de Solapamiento superaron al 87%. Los resultados mostraron, además, correlaciones siguificativas del total de Proveedores Reales (r=.52, p"; .01), de No Proveedores (r=.35, p"; .01) y de miembros No disponibles en la Red (r=.9l, p"; .001). La Satisfacción media con el apoyo percibido no presentó relaciones, y el l¡lnálisis de diferencias mostró que el paciente refería puntuaciones de satisfacción con el apoyo más elevadas que las del familiar (z=-2.52 p"; .01) Los auálisis de correlación para cada una de las acciones de apoyo percibida por el paciente e infonnada por el acompañante sólo mostraron relaciones significativas en dos de ellas: Escuchar (r=.34, p"; .01) e Interés (r=.24, p"; .01). Por su parte, la acción "Animar" mostró diferencias , I-, , 1 J ¡ 1 1 , 1 t tf; ~ < 1 1,, ! ".... í 1 I 1, Revista de Psicología SocialAplicada. Vol 10, n"2, 2000 t~! I l Ji
  12. 12. j', 1- , ! ¡ J M C. Tero!. S. López-Roig, M. Martín-Aragón; AlA. Pastor; J.lgnacio Leyda; Me. Nefpp y J. Rodríguez-Marín 73 significativas (z=-2.53 p~ ,01) siendo percibida en mayor medida por el paciente de 10 que el familiar informaba. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES De la dimensión de Proveedores, hemos obtenido información tanto de los Proveedores Reales como de los No Proveedores y de los No estaban disponibles. La pareja e hijos y los profesionales de la salud, segnido de amigos y hermanos son los "proveedores reales" mencionados con mayor frecuencia en el grupo estndiado. Estos resultados coinciden, con los aportados en la literatura sobre evaluación del apoyo social en pacientes oncológicos dónde se resalta la figura de la pareja y los profesionales de la salud como proveedores de apoyo (Dakofy Taylor, 1990; Neuling y Winefield, 1988; Slevin et al., 1996). Conforme al acuerdo común de una mayoría de autores, este trabajo subraya la utilidad de las medidas de Satisfacción a la hora de evaluar la dimensión de Calidad o Adecuación del apoyo social (Saranson et al., 1983; Tardy, 1985; Lemos-Giraldez y Femández-Helmida, 1990; Durá y Garcés, 1991; Winemiller et al., 1993; Barrón, 1996). Así, nuestros resultados muestran índices más elevados de satisfacción con el apoyo percibido de la pareja e hijos y, al igual que en otros trabajos, evidencian lo importante que es la familia nuclear a la hora de prestar apoyo al paciente oncológico (Neuling y Winefie1d, 1988; Pistrang y Barker, 1995; Walker et al., 1996; Mathieson, 1996; Broomfield et al.,1997; Silliman et al.,1998 y Budin, 1998). En cuanto a la dimensión de Acciones de apoyo, los resultados de las acciones percibidas coinciden con los obtenidos en otros trabajos y son coherentes en términos de la relación proveedor-paciente (Krhisnasamy., 1996 y Dakof y Tay10r, 1990). De la pareja e hijos se percibían con mayor frecuencia acciones como hacer "TareasH , "Acompañae' y "Animar"; y otras como "Interesarse" y "Visitar" se percibían de hennanos, amigos y compañeros de trabajo,. En el mismo sentido, "Animar" era percibida sobre todo de enfermería, e "Informar" se percibe exclusivamente por parte del personal médico. Dakof y Tay10r (1990) aportan resultados similares siendo la "asistencia práctica" y la "compañía" las formas de apoyo prestadas con mayor frecuencia por la pareja y la familia mientras que era de los profesionales de la salud de los únicos que se percibían acciones de apoyo informativo. Aunque el apoyo social es entendido como un proceso dinámico e interactivo, las dimensiones de este constructo evaluadas en población sana o enferma, y durante breves periodos de tiempo, mantienen relativamente su Estabilidad. (Henderson et al., 1980; Barrera et al., 1980,1981; McFarlane, 1981; Norbeck et al., 1981; Sarason et al, 1983; Coumeya y McACuley, 1995; Revista de Psicología Social Aplicada. Vol la, n"2. 2000
  13. 13. 74 Evaluación de las dimensiones de apoyo..... Veiel, 1990; Vázquez-Morejón y García Bóveda, 1997). En particular, Bottomley (1995) encontró puntuaciones muy elevadas de la estabilidad del apoyo con un grupo de pacientes de cáncer evaluados en dos ocasiones durante un intervalo de un mes. En este trabajo la estabilidad de las dimensiones de Proveedores y Satisfacción es más elevada, frente a una mayor variabilidad de las acciones de apoyo. Los pacientes identifican claramente a sus proveedores de apoyo, mientras que quizá les sea más dificil concretar las acciones específicas que perciben de cada uno de ellos, entre otras cosas, porque de cada proveedor percibían una gran variedad de ellas. Además, éstas pueden estar en mayor medida influidas por el contexto; cambios en las necesidades del enfenno y en la provisión de unas ú oh'as acciones de apoyo en díferentes situaciones. En la literatura se proponen diferentes agrupaciones de los proveedores de apoyo según el grado de cercanía de los miembros (pattison, 1991; Lin, 1986; Gottlieb, 1981; Pearlin, 1985). Así, una mayoría de autores evalúa el apoyo diferenciando la red familiar frente a otras: social, amigos y compañeros entre otras (Procidano y Heller,1983; Vaux et al.,1986; Vaux et al,1987; Veie!., 1990, Mestre et al., 1993., Eker y Akar., 1994; Vazquez-Morejón y Gracia Bóveda, 1997). Nuestros resultados confirman cómo los. proveedores de apoyo se Estructuran manteníendo dicha afinídad entre sus miembros y la relación de éstos con el receptor de apoyo. Sin embargo, cabe resaltar la distinción entre la Red del núcleo familiar y la de otros miembros de la familia. Este resultado subraya la importancia de evaluar el apoyo social diferenciando este tipo de proveedores (pareja e hijos) frente a evaluaciones de la familia como proveedora global de apoyo. Por su parte, las acciones de apoyo se agrupan en categorías que designamos como de Apoyo, Instrumental, Emocional, e lnfonnativo. Esta última engloba acciones representativas también del Apoyo Emociona!. Sin embargo, pensamos que esta agrupación "mixta" podría reflejar la secuencia o pautas de infonnación o consejo, en el que el proveedor acompaña dichas acciones con otras como Escuchar, y dar Ánimos. Así, aunque quizá otras definiciones podrían representar igualmente el contenido de los factores obtenídos, optamos por las que mayoritariamente se mencionan en la literatura para agrupar las diferentes formas de apoyo (Bloom, 1982; House y Khan, 1985; Tardy, 1985; Wills, 1985; Diaz Veiga, 1987; Lemos-Giraldez y Femández-Hennida, 1990; Cutrona y Russel, 1990; Winemiller et al., 1993; Krishnasamy, 1996; Barrón, 1996). Una de las variables que determina la Percepción de apoyo es la calidad de la relación entre el receptor y el proveedor. Características como el grado de cohesión o conflicto se relacionan con una mayor o menor percepción de apoyo y, Revista de Psicología Social Aplicada. VallO. 11"2, 2000 1 1 1 1 r 1 b P a p 11 B R,
  14. 14. j Al C. Tero!. S. López-Roig, M. Martfn~Aragón; AlA. Pastor; J. Ignacio Leyda: Me. Neipp y J. Rodríguez-Marin 75 en particular, el número de acciones de apoyo percibidas de la pareja dependía de aspectos como la satisfacción marital (Vaux et al.,1987; Vaux, 1987; Cutrona y Shur, 1994; Courneya y McAuley, 1995). Concretamente, este trabajo muestra que son las dimensiones de Proveedores y Satisfacción con el apoyo las que en mayor medida están influidas por las carecterísticas de la relación Familiar (Expresión, Conflicto y Cohesión). En cuanto a las acciones específicas, es probable que el paciente perciba su intencionalidad de apoyo, sin que, en este caso, las características de la relación entre proveedor y rcceptor sean determinantes paro que el paciente pueda informar de dichas acciones. Sin embargo, las caractensticas de la relación y la cercanía con los miembros de su familia influirla en mayor medida en la calidad del apoyo y en considerar a determinadás personas como proveedores reales. Actualmente, las investigaciones en el área de apoyo social sugieren profundizar en los procesos de percepción del apoyo evaluando, por ejemplo, e! apoyo que prestan los familiares o utilizando variables objetivas que permitan su contrastación (Wills et al., 1974; Dakof y Taylor, 1990; Sareson et al., 1994; Cutrona y Shur, 1994). Por esta razón, en este trabajo nos planteamos comparer la percepción del paciente con e! informe del familiar acerca del apoyo que se le presta. El familiar confirmó que la percepción de apoyo de! paciente parte de la participación activa de los proveedores y de la transferencia real de acciones de apoyo. Sin embargo, son las acciones especificas y la satisfacción las que parecen estar más afectadas por los procesos de percepción subjetiva del paciente. El paciente refierc estar más satisfecho con e! apoyo que percibe de lo que informa e! familiar. Podria ocurrir que e! familiar tuviere, en términos genereles, expectativas más elevadas acerca del apoyo que deberían prestar al paciente y en este sentido, minimizaría la calidad del apoyo y la frecuencia de las acciones prestadas. Estos resultados sugieren la necesidad de un mayor número de investigaciones que permitan, por 1m lado, precisar aún más en qué greda ocurre la transferencia de los recursos de apoyo, y por otro lado, concretar la influencia de los procesos de percepción en la recepción del apoyo. Para terminar y a la vista de los resultados, cabe resaltar que el E.A.S.P se ha mostrado como un instrumento breve y flexible, que mediante entrevista, permite obtener la información necesaria de las dimensiones y variables del apoyo social funcional, en condiciones especiales: ámbito hospitalario y pacientes crónicos. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Barrera, M.J. (1980). A method for the assessment of social support nerworks in community survey research. COllllecfiolls, 3 (3), 8-13. Revisia de Psicología Social Aplicada. Vol] O, n"2, 2000
  15. 15. 76 Evaluación de las dimensiones de apoyo..... Barrera, M. J.R(1981). Social Support in the adjushnent of pregnant adolescents: Assessment issues. In B. Gottlieb (Ed.) Social NetlVorks and Social Slipport. Beverly Hills: Sage. Barrón, A. (1996):Apoyo Social: Aspectos teóricos y Aplicaciones. Ed: Siglo Veintiuno Bloom, R (1982). Social Support Systems and Cancer: A conceptual View. En J. Cohen, J.W. Cullen, RL. Martin. Psychosocial Aspects of Cancer. New York: Raven Press. Bloom, JR. y Kessler, L. (1994). Emotional support following cancer: A Test of the stigrna and social activity hypothesis. Annual Meeting of the American Sociological Asociation. JOllrnal of health and Social Behavior, 35 (2), 118-133. Bottomley, A. (1995). The Deve10pment of lhe Bottmley Cancer Social Support Scale. ElIr-J. Cancer-Care Engl., 4 (3), 127-132. Broadhead, W.E. y Kaplan, B.H. (1991). Social Support and lhe cancer patien!. Implications for future research and clinical care. Cancer, 1, 794-799. Broomfield, D., Humphris, G.M., Psychol, M.C., Fisher, S.E., Vaughan, D. et al. (1997). The orofacial canccr patien!'s support from the general practtitioner, hospital teams, family, and friends. JOllrnal of cancer Edllcation, i2 (4), 229-232. Budin, WC. (1998). Psychosocial Adjushnent to Breast Cancer in Unmarried Women. Research in NlIrsing and Health, 21, 155-166. Cohen, S. y Syme, S.L. (1985). Social SlIpport and Health. London: Academic Press. Cutrona, C.E. y Russell D.W. (1990). Type of social support and specific stress toward a theory of optimal matching. En B.R. Sarason, 1.G. Sarason and G.R Pierce (Eds.) Social SlIpport: An intemctional point ofview (pp. 319-336). NewYork: John Wiley. Cutrona, C.E. y Shur, J.A. (1994). Social support comunication in the context of marriage. An analysis of couples, supportive interactions. En B. R. Burleson, T.L. Albrecht, 1.G Sarason (Ed.) Commllnication of Social Support, Messages, interactions Relatioships and Community. (pp.1l3- 135) London: Sage. Courneya, K.S. y McAuley (1995). Reliability and discriminant validity of subjective norrn, social support and cohesion in an exercise setting. Journalofsport and Exercise Psychology, 17 , 325-337. Dakof, G.A. y Taylor, S.E. (1990). Victims's perceptions of soica1 support: What is he1pful forrn whom? Journal of Personality and Social Psychology, 58, 80-89. Revista de Psicología Social Aplicada. Vol]O, n'2, 2000 l,
  16. 16. ]o.{ C. Tero!, S. Lépez-Roig, M. Martín-Aragón; AlA. Pastor; J. [gnacio Leyda; Me. Neipp y J. Rodríguez-Marín 77 Diaz Veiga, P. (1987). Evaluación del apoyo social. En R. Femández- Ballesteros. (Ed). El Ambiente. Análisis Psicológico. (125-149). Madrid: Pirámide. Durá, E. y Garcés (1991). La teoría del apoyo social y sus implicaciones para el ajuste psicosocial de los enfermos oncológicos. Revista de Psicología Social, 6 (2), 257-271. Eker, D. y Arkar, H. (1994). Perceived social support: Psychometric propierties of the MSPSS in normal and pathological groups in a developing country. Soc Psycltiatly-Psychich. Epidemiol., 30 (3), 121-126. Gracia Fuster, E., Herrero Olaizola, J. y Musitu Ochoa, G. (1995). El Apoyo Social. Barcelona: ppu. Gottlieb, B.H. (1981). Social networks and social support. Studies in Community Mental Health, 4, 304-310. Henderson, S., Duncan-Jones, P., Byrne D.G. y Scott, R. (1980). Measuring of social relationships: The interview schedule for social interaction. Psycltological Medicine, 10, 723-734. House, J.S. y Kahn, RL. (1985). Measures and concepts of social support. En S. Cohen y L.S. Syrne. (1985). Social Support and Healtlt. London: Academic Press. Krishnasamy, M (1996). Social support and the patient with cancer: A considertion of the literature. Journal 01Advanced Nursing, 23, 757- 762. Lemos-Giraldez, S. y Fernández-Hermida, J.R (1990). Redes de Soporte Social y Salud.Psicothema 2 (2), 113-135. Lin, N. (1986). Conceptualizing social support. En N. Lin, A. Dean y W. Ensel (Eds.). Social Support, life events, and depression. New York: Academic Press. McFarlane, A.H., Neale, KA., Norman, G.R, Roy, RG. y Streiner, D.L. (1981). Methodological issues in developing a scale to Measure Social Support. Schizophrenia Bul!etin, 7 (1), 90-100. Mathieson, C.M., Logan-Smith, L.L., Macphee, M. y Attia, E.L. (1996). Caring for head and neck oncology patients. Does social support lead to better quality oflifu? Canadian Family Pltysician, 42, 1712-1720. Mestre, v., Frías Garcia-Ros, R y Moreno, C. (1993). "Análisis psicométrico y factorial de la Escala de Apoyo Social (escolar, familiar y social) para adolescentes". Psicológica 14, 193-208. Moos, R. y Moas, B. (1981). Family Enviroment Scale Manual. (2nd Edn.). Palo Alto: Consulting Psychologists' Press. Revista de Psicología Social Aplicada. Vol] O, n"2, 2000
  17. 17. 78 Evaluación de las dimensiones de apoyo..... Neuling, S.J. y Winefie1d, H.R. (1988). Social support and recovelY afier surgery for breast cancer: fi-equency and correlates of supportive behavioursby family, friends and surgeon, 27, 385-3292. Norbeck, J.S., Lindsey, A.M. y Carrieri, V.L (1981). The development of an instrument to measure social support. Nursing Research, 30 (5), 264- 69. Partison, E.M.; Llamas, R. y Hurd, G. (1991). Social network mediation of anxiety. Psychiatly Annals, 9, 56-67 Pearlin, L.L (1985). Social Stucture and Pracesses of Social Support. En S. Cohen y S.L. Syme. Social Support and Healtlz. pp. 43-60. London: AcadeInic Press. Pistrang, N y Barker, C. (1995). The Partner relationship in psychological response to breast cancel'. Soco Sci. Med., 40 (6), 789-797. Procidiano, M.E. y Heller, K. (1983). Measures of perceived social support from fi'¡ends and from family: Three validation studies. American Journal of COllllllunity Psychology, 11 (1), 1-24. Rodriguez-Marín, J., López-Roig, S. y Pastor, M.A. (1989). Escala de apoyo percibido en lIlarcos de cuidado de salud. Departamento de Psicología de la Salud. Universidad de Alicante. Rodríguez-Marin, J. (1992). Afrontamiento, apoyo social, y calidad de vida en enfermos crónicos. Psicothema (en prensa). Sarason, I.G., Levine,H.M., Bashrnan,R.B. y Sarason, B.R.(1983). Assessing social support: the Social support Questionnire. Journal ofPersoanlity and Social Psychology. 44, 127-139. Sarason, LG., Sarason, B.R. y Pieree G.R. (1994). Toward a model for the analysis of supportive interaerions. In. B.R. Burleson, T.L. Albrecht; LG Sarason (Ed.). Communication of Social Support, Messages, Interactions Relatioships and Community. (pp 91.113). London: Sage. Seisdedos et al. (1989). Escala de Climafamiliar. Madrid: TEA. Silliman, RA., Dukes, KA., Sullivan, LM y Kaplan, SH. (1998). Breast cancer eare in oIder women: Sourees of informarion, social support, and emorional health outcomes. Cancer, 83 (4), 706-711. Slevin, MI.., Nichols, SE., Downer, SM., Wilson, P et al. (1996). EmotionaI support for Cancer Patients: What do Parients Really Want? British JounralofCancer, 74, 1275-1279. Tardy, CH.H. (1985). Social Suport Measurernent. American Journal of Community Psycology, 13 (2), 187-202. Vaux, A., Phillips, J., Holly, L., Thornson, B., WiIliams, D. y Stewart, D. (1986). The Social Support Appraisals (SS-A) Scale: Studies of Revista de Psicologla Social Aplicada. Vol}O, n'2, 2000 l
  18. 18. l j M C. Terol, S. López·Roig. Al. Afartin-Aragón; M A. Pastor; J. Ignacio Leyda: Me. Neipp)'J. Rodrfguez-Marin 79 Reliability and Validity. American JOl/rna/ of Commllllity Psyclz%gy, 14 (2), 195-219. Vaux, A, Riedel, S. y Stewart, D (1987). Modes of social support: The Social Support Behaviours (SS-B) Scale. American JOl/l'Ila/ of Commllnity Psyclz%gy, 15, (2), 209-237 Vázquez-Morejón, AJ. y García- Bóveda R.J. (1997). "The MANNHEIM interview on social support :Psychometric Characteristics of a Spanish version". Soc Psyclziatry and Psyclziatty Epidemi%gy. 32 , 208-214. Veiel, R.O.F. (1990). The Manheimm Interview on Social Support. Reliability and Validity data from tbree samples. Soco Psyclz. and Psych. Epidemi%gy. 25,250-259. Walker, B.L., Nail, L.M., Larsen, L., Magill, J. y Schwartz, A (1996). Concems, affect, and cognitive disruption fol1owing completion of radiation treatment for localized breast or prostate cancer. ONF, 23 (8), 1181-1187. WiIls, T.A (1985). Supportive Functions of Interpersonal Relationships. En: Cohen y Syme. Social SlIpport and Healtlz. London: Acdemic Press. WiIls, T., Weiss, R. y Patterson, G. (1974). A behavioral analysis of the determinants of marital satisfaction. JOlll'lla/ of Consulting and Clínica/ Psyclz%gy, 42, 802-811. Winemiller, D.R., Mitchell, M.E., Sutliff, J. y Cline, D.J. (1993). Measurement strategies in social support: A descriptive review of the literature. Journa/ ofClínical Psych%gy, 49(5). Revista de Psicologia Social Aplicada. Vol] O, nlJ), 2000

×