Pedagogico web

1,047 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,047
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
21
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Pedagogico web

  1. 1. Primer encuentroHacia un movimiento pedagógico Latinoamericano AA
  2. 2. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva Organizaciones Afiliadas en América Latina Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), Argentina Confederación de Educadores Argentinos (CEA), ArgentinaInternacional de la Educación Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), ArgentinaPresidenta Secretario General Confederación Nacional de Maestros de Educación Rural de Bolivia (CONMERB),Susan Hopgood Fred van Leeuwen Bolivia Confederação Nacional dos Trabalhadores em Educação (CNTE), BrasilComité Regional de la Internacional de la Educaciónpara América Latina Fórum de Professores das Instituições Federais de Ensino Superior (PROIFES), BrasilPresidente Cargos Regionales Confederação Nacional dos Trabalhadores de Estabelecimento de Ensino (CONTEE), Hamer Villena BrasilHugo YaskyCTERA, Argentina SUTEP, Perú Colegio de Profesores de Chile (CPC), Chilehugoyasky@yahoo.com.ar hamerloboca@gmail.com Jaime Gajardo Federación Colombiana de Educadores (FECODE), ColombiaVicepresidentes Colegio de Profesores, Chile Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Costa Rica jgajardo@colegiodeprofesores.clFátima Da Silva Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Costarricense (SEC),CNTE, Brasil Rosalba Gómez FECODE, Colombia Costa Ricafatima@cnte.org.br rosalbagomez2004@yahoo.com Sindikato di Trahadó den Edukashon na Kòrsou (SITEK), CuraçaoBrígida Rivera Denise MoraCGTEN/ANDEN, Nicaragua ANDE, Costa Rica Unión Nacional de Educadores (UNE), Ecuadorbrigidarivera@yahoo.es dmora@ande.cr Asociación Nacional de Educadores Salvadoreños (ANDES 21 de Junio), Israel Montano El Salvador ANDES 21 DE JUNIO, El Salvador escorpion240380@gmail.com Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG), Guatemala Joviel Acevedo Colegio Profesional “Superación Magisterial” Hondureño (COLPROSUMAH), Honduras STEG, Guatemala joviel.steg@hotmail.com Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH), Honduras Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (COPRUMH), HondurasMiembros del Comité Ejecutivo Mundial Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma), Honduraspor América Latina Confederación General Nacional de Trabajadores de la Educación de NicaraguaVicepresidenta Mundial por América Latina (CGTEN/ANDEN), Nicaragua Federación de Profesionales Docentes de la Educación Superior (FEPDES), NicaraguaJuçara DutraCNTE, Brasil Magisterio Panameño Unido (MPU), Panamájucara@cnte.org.br Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP), ParaguayMiembros del Comité Ejecutivo Mundial por América Latina Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (SUTEP), PerúMaría Teresa Cabrera Federación Nacional de Docentes Universitarios del Perú (FENDUP), PerúADP, República Dominicanamariatcabrera@gmail.com Asociación Dominicana de Profesores (ADP), República DominicanaSenén Niño Asociación Nacional de Profesores y Técnicos de la Educación (ANPROTED),FECODE, Colombia República Dominicanapresidencia@fecode.edu.co Federación de Asociaciones de Profesores de la Universidad Autónoma deStella Maldonado Santo Domingo (FAPROUASD), República DominicanaCTERA, Argentinasecgeneral@ctera.org.ar Federación Democrática de Maestros y Funcionarios de Educación Primaria (FEDMYFEP), UruguayOficina Regional América Latina Federación de Trabajadores de la Enseñanza y Afines (FETRAENSEÑANZA), VenezuelaTel: +506 22 23 78 10 Federación de Educadores de Venezuela (FEV), VenezuelaTel/fax: 22 22 08 18america.latina@ei-ie-al.org Federación Venezolana de Maestros (FVM), Venezuela,Apartado Postal: 1867-2050 Federación Uruguaya del Magisterio – Trabajadores de Educación PrimariaSan José, Costa Rica (FUM-TEP), Uruguaywww.ei-ie-al.org AB
  3. 3. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva Comité Regional de la Internacional de la Educación para América LAtinaHacia unmovimientopedagógicolatinoamericano5 al 7 de diciembre, 2011 1
  4. 4. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva Oficina Regional de Internacional de la Educación para América Latina Tel: +506 22 23 78 10 Tel/fax: 22 22 08 18 Apartado Postal: 1867-2050 america.latina@ei-ie-al.org www.ei-ie-al.orgDerechos reservados:Internacional de la Educación para América LatinaEl contenido de esta publicación está destinado a la formación sindical.Puede ser reproducido total o parcialmente sin fines de lucro y citando lafuente. Se agradece notificación y envío de ejemplares.Disponible para descargar en formato electrónico en:www.ei-ie-al.org/publicacionesImpresión: Naso, Costa Rica.Primera edición: febrero 2012Segunda edición: abril 20122
  5. 5. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico LatinoamericanoContenidoPresentación 5Hugo YaskyUn proceso de construcción 7Carlos Augusto AbicalilHacia un Movimiento Pedagógico Latinoamericano 11JuÇara DutraLa pedagogía emancipadora, una ciencia plural 23María Teresa CabreraLa tarea más importante del Comité Regional 27Senén NiñoLa defensa del sentido y derecho a la educación pública 29Stella MaldonadoPolítica pública y el movimiento pedagógico 32Trabajo en grupos 35Temario-eje del encuentro 371 Hacia un Movimiento Pedagógico Latinoamericano 43 1.1 Cómo concebimos el Movimiento Pedagógico Latinoamericano 44 1.2 Para qué el Movimiento Pedagógico Latinoamericano 49 1.3 Cómo se organiza el Movimiento Pedagógico Latinoamericano 52 1.4 Qué agenda plantear para consolidar el Movimiento Pedagógico Latinoamericano 54 1.5 Debates pendientes 562 El papel del estado en la garantía del derecho sociala una educación pública de calidad 57 2.1 ¿De qué Estado estamos hablando? 58 2.2 El papel del Estado neoliberal en la educación 59 2.3 El papel del Estado en la educación con gobiernos progresistas 61 2.4 El papel del Estado en la educación que queremos 62 2.5 Debates pendientes 63 3
  6. 6. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva 3 Política pública educativa: educación pública, democracia y justicia social 65 3.1 Alcances de la reforma educativa neoliberal 66 3.2 Proyecciones y perspectivas para una política educativa alternativa 69 3.3 Debates pendientes 72 4 El currículo en el movimiento pedagógico 75 4.1 El currículo en el neoliberalismo 76 4.2 El currículo alternativo como instrumento de oposición al neoliberalismo 78 4.3 Aspectos relevantes a tener en cuenta en la construcción del currículo 80 5 Calidad de la evaluación, condiciones, factores, currículo y evaluación 81 5.1 El concepto de evaluación en el neoliberalismo 82 5.2 Elementos para un concepto alternativo de calidad de la evaluación 84 5.3 Proyecciones en relación con la evaluación 86 5.4 Debates pendientes 88 6 Formación y valoración de las trabajadoras y los trabajadores de la educación 89 6.1 El concepto neoliberal del trabajador docente y de la trabajadora docente 90 6.2 La formación del personal de los centros educativos en una pedagogía alternativa 91 6.3 Valoración del trabajo docente en la pedagogía alternativa 94 6.4 Debates pendientes 95 Declaración Primer Encuentro: Hacia un Movimiento Pedagógico Latinoamericano 97 Programa, 5 al 7 de diciembre del 2011 100 Grupos de trabajo 102 Organizaciones participantes 1034
  7. 7. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico LatinoamericanoPresentaciónEl Comité Regional de la Internacionalde la Educación para América Latina havenido promoviendo junto con las organi-zaciones afiliadas, la necesidad de impulsar unareflexión y un debate encaminados a elaborar pro-puestas pedagógicas propias, que sean alternativas a laimpuesta por los neoliberales. Se hace urgente plantearuna pedagogía alternativa en defensa de la educaciónpública, debilitada y en proceso de comercialización,consecuente a la implementación de políticas neolibera-les en América Latina.Uno de los desafíos del sector sindical de la educación enAmérica Latina implica desarrollar su capacidad de propuesta.El período de aplicación de las políticas neoliberales le impli-có al movimiento sindical invertir mucho tiempo en resistir ycontener la aplicación y efecto de dichas políticas, como hansido el proceso de privatización, descentralización y comer-cialización a la cual se le sometió a la educación pública, asícomo la desvaloración permanente del trabajo docente.En síntesis, el movimiento sindical debió enfrentar y contenerel proceso de deterioro de la educación pública. Por tal razón, el sindi-calismo promovió como eje la protesta y la movilización.Ahora se abre una nueva etapa en la cual nuestras organizaciones debendesarrollar un nuevo elemento y es la propuesta de políticas públicaseducativas. La combinación de propuesta, protesta y movilización seránfactores claves en el futuro próximo para el sindicalismo de la educa-ción. En esto consiste el movimiento pedagógico. Se trata de desarrollarcapacidad organizativa y desarrollo de propuesta de política educativaalternativa a la propuesta neoliberal, a fin que las organizaciones sindi-cales de la educación estén en condiciones de actuar con capacidad deincidencia política frente a la estructura educativa institucional públicay frente a la sociedad.Las políticas privatizadoras y de reducción del Estado han convertido 5
  8. 8. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva a la educación pública en una mercancía más a comercializar y han desvalorado el rol docente en el desarrollo social de nuestras países. Los sindicatos afiliados a la Internacional de la Educación han luchado en la defensa de una educación pública, gratuita, de calidad, garantizada por el Estado y socialmente referenciada. En el marco de la solidaridad sindical internacional, se pudo desarrollar un proceso subregional y continental de reflexiones en las que las or- ganizaciones sindicales discutían su propia visión sobre política pública educativa y gestión democrática, presupuesto, formación docente, cu- rrículo incluyente, valoración del trabajo docente, otra evaluación no estandarizada, etc. Presentamos este documento memoria que recoge los debates sosteni- dos y las propuestas presentadas durante los talleres subregionales y el Primer Encuentro Regional: “Hacia un Movimiento pedagógico Latino- americano”, llevado a cabo en diciembre de 2011, enLa combinación Bogotá Colombia. de propuesta, Poco a poco las discusiones iban depurando la visión protesta y sobre cómo la educación pública no es neutral, no es apolítica, la educación tiene contenido social-ideo- movilización lógico, desde el aula estamos construyendo identi- dad, ideología, valores, política. También quedó claro serán factores que debemos evidenciar el vínculo permanente en- claves en tre condiciones de trabajo y de vida docente y cali- dad educativa, para que todas las actoras y actores el futuro involucrados comprendan que las reivindicacionespróximo para el laborales también son reivindicaciones pedagógicas. sindicalismo de Con una fuerte presencia de mujeres y de análisis y la educación. debate de la Red de Trabajadoras de la educación, los diferentes espacios y encuentros, priorizaron queEn esto consiste las propuestas pedagógicas, de la mano con reivin- el movimiento dicaciones laborales, hechas por nuestros sindicatos nacionales, contemple paridad y equiparamiento de pedagógico. derechos y condiciones para las mujeres del magis- terio. América Latina inicia un proceso de construcción colectiva, que deberá continuar desarrollándose y sumando fuerzas para defender la educa- ción pública, gratuita, laica y de calidad en todos nuestros países y para recuperar un trabajo docente comprometido con conocer la realidad y la transformación social. Este documento de memoria pertenece a todas las personas y las or- ganizaciones que han participado en estos debates y reflexiones y que continuarán profundizando el proceso.6
  9. 9. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico LatinoamericanoUn proceso de construcción Hugo Yasky Presidente del Comité Regional de la Internacional de la Educación para América LatinaM e siento muy distin- mente contradictorio, en un mundo guido en este momen- en el que como decía Senén al prin- to de poder hablar en cipio, la crisis del capitalismo en su nombre de mis com- etapa financiera da muestras claras de pañeras y compañeros que no es una crisis coyuntural, quedel Comité Regional de América Lati- no es un episodio que se va a resolverna, porque todo lo que diga ahora va a en el corto plazo.ser en nombre de todos ellos. Los pueblos de los países del NorteMuy conmovido de estar en esta her- empiezan a sentir en carne propia lasmosa tierra, con esta hermosa gente. políticas que nosotros sufrimos, conCuando hace 3 años dijimos que había las dictaduras genocidas que despuésque impulsar el Movimiento Pedagó- fueron heredadas por los gobiernosgico Latinoamericano y que había que que asumieron el discurso único delelegir el lugar que simbólicamente neoliberalismo. Eso que, como decíasignificara por sí sólo una definición, Senén, expresó a rajatablas el consen-no dudamos en que ese lugar era Co- so de Washington.lombia, por la lucha, por la historia, Uno mira para atrás y es verdad, for-por la dignidad con que enfrentaron malmente la decisión de llegar a estelas políticas privatizadoras y con que punto fundacional con el Movimientoenfrentaron, y enfrentan cotidiana- Pedagógico, la idea de iniciar el pro-mente la violencia que ha tomado a ceso de construcción del mismo, for-los docentes y a los sindicalistas y a malmente esa decisión la gestamoslos trabajadores y trabajadoras como hace tres años. Pero en realidad haceblanco de las políticas de los grupos, 20 años, hace dos décadas que desdeque con la violencia, el autoritarismo la Internacional de la Educación y des-y el genocidio pretenden dominar el de la Internacional de la Educación deansia de liberación de este pueblo. Por América Latina venimos luchando, poreso para nosotros es un orgullo decir la educacion publica.presente acá en Colombia. Al principio desde la resistencia, huboEstamos en un momento absoluta- 7
  10. 10. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva una primera etapa donde el Movimien- Esto es así porque los mercados, o sea to Sindical trataba de cavar trincheras el capital conoce una sola ley, que es y de resistir uno a uno los embates que la ley de la selva, ese darwinismo so- se iban dando desde los gobiernos cial que ellos promueven y que inten- de prácticamente todo el continente. taron justificar filosóficamente, cuan- Justo es decir que hubo una sola ex- do decían que había que modernizar cepción históricamente: Cuba, la úni- a los docentes, cuando decían que ca excepción. El resto de los gobiernos había que introducir las nuevas ideas. desde México hasta Tierra del Fuego, Nos pretendían meter en la cabeza la en América Latina y el Caribe, aplica- idea de que la desigualdad es buena, ron al pie de la letra los dictados del esas fueron las épocas en las que el experimento neoliberal, que por su- modelo educativo chileno era la pana- puesto, puso en la mira rápidamente a cea, a todos nosotros nos decían ha- la educación pública, porque destruir brán dicho que si queríamos ingresar la educación pública era destruir una al primer mundo, que si queríamos ser herramienta de lucha de la clase tra- naciones modernas, que si queríamos bajadora y de los movimientos popu- progresar, el modelo estaba ahí, era el lares, destruir la educación pública era modelo que Pinochet había impuesto apuntarle al corazón de la democracia, a sangre y fuego en Chile. destruir la educación pública y golpear Por suerte los estudiantes que hoy a los estudiantes y a los docentes, era marchan en Santiago de Chile y en desactivar uno de los sectores más di- todo Chile, los que ocuparon las plazas námicos en la lucha para resolver el y las calles, los que dieron una lección principal problema que tuvo y que tie- de vida, no se olvidaron qué significó ne este continente, que no es la falta el modelo de Pinochet e hicieron lo de inversiones, que no es la falta de re- posible para recordarlo. glas jurídicas claras para que inviertan los capitalistas, que no es la existencia Hace 200 años Bolívar y San Martín de gobiernos populistas. y los otros liberadores de América pensaban naturalmente en una patria El principal problema de este conti- grande que iba desde el Río Grande nente fue y sigue siendo la desigual- hacia Tierra del Fuego. Esa era la idea, dad social, desigualdad social que no la idea de una sola nación de Améri- se justifica, en una tierra como esta ca Latina y el Caribe y en esta tierra que lo tiene todo. Por eso es que noso- de García Márquez hay que decir que tros decimos que la pobreza que existe después de ellos vinieron no 100 años, todavía en nuestro continente, es el in- 200 años de soledad. Porque nuestros vento de las oligarquías, del imperialis- pueblos fueron divididos, enfrentados mo y de los sectores que construyeron entre sí, como decía un historiador de sociedades, basadas en la desigualdad mi país, “Tuvimos naciones porque no social y en la entrega de nuestros re- supimos tener patria”. cursos naturales. Eso acompañado con las políticas de exclusión, porque El chauvinismo de las clases dominan- cuando hay distribución de la riqueza tes nos empujó incluso al extremo de hay distribución del conocimiento, y la guerra entre hermanos de las na- cuando la riqueza se concentra, el ac- ciones de América Latina y del Caribe. ceso al conocimiento se convierte en Sin embargo, soplan buenos vientos un privilegio para pocos. de cambio. Hace poco recordábamos8
  11. 11. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico Latinoamericanoen Mar de Plata el sexto aniversario de momento, esta iniciativa y esta con-un momento histórico, crucial para los vocatoria. No es la convocatoria parapueblos de América Latina y del Ca- decir a qué nos oponemos, ya no nosribe. basta con decir que estamos en contra de las reformas educativas que han to-El momento en que frente a Bush reu- mado al docente como un objeto, quenidos en la cumbre de Mar de Plata, estamos en contra de la manipulaciónlos presidentes del continente deci- mediática que nos pretende responsa-dieron decirle no al proyecto del área bilizar de la crisis y del fracaso de lasde Comercio Libre en América Latina, políticas educativas, no basta con de-el ALCA, y decidieron decirle no al pro- cir que estamos en contra de la impo-yecto de seguir convirtiendo América sición autoritaria, de las pruebas PISA,Latina en su patio trasero. Esto abrió de la regimentación en las escuelasuna perspectiva nueva, porque hoy para que el maestro se convierta enhablar de la unidad de los pueblos de un autómata que administra conteni-América Latina no es una utopía como dos y que forma como lo decían acá,lo fue en esos años de oscuridad, en mano de obra barata, y que segmentaesos años de sombras y en esos años a la sociedad de acuerdo a la capaci-de dolor. dad de obtener conocimiento segúnLa única unidad que concebían en- la condición y clase social a la que setonces los poderosos era la unidad pertenezca. No basta con decir queen el sometimiento. La unidad era la estamos en contra de eso.unidad del plan cóndor para promo- Es el momento de asumir como partever golpes de Estado, la unidad era la de esa historia de lucha que tenemosunidad de la Escuela de las Américas en común, como parte de esa resis-para formar castas militares que supie- tencia, el compromiso de ponernosran disciplinar a sus pueblos, la unidad de pie, como docentes con el manda-era la unidad del Fondo Monetario In- to de Paulo Freire y decir qué sistematernacional y de los grandes negocios educativo, qué docente, qué escuela,a expensas del hambre de la mayoría. qué alumno, qué sociedad, qué país,Hoy la unidad es otra. Es la unidad en que continente queremos los latinoa-manos de los pueblos, es la unidad mericanos y los caribeños.de la construcción de un destino enel que se juega el futuro de nuestros Tenemos que empezar a decir ahorahijos, el futuro de nuestra tierra, el fu- hacia dónde vamos, cómo construirturo de nuestra historia, el futuro de un sistema educativo que exprese estanuestra identidad y estamos en el mo- transición, que estamos protagoni-mento justo de esa disputa, porque en zando los pueblos de América LatinaAmérica Latina más allá de que existan en busca de un sistema social que re-todavía países donde el neoliberalismo ponga la fuerte presencia del Estado,aparece como una propuesta hege- que vuelva a plantear al sector públicomónica, más allá de eso, en América como protagonista de la construcciónLatina el neoliberalismo está hoy con- de sociedades en las que ya no seandenado a ser una pieza del pasado, Esa los mercados y los empresarios y loses parte de la lucha que tenemos por dueños de los multimedios quienesdelante. definan las reglas del juego.Por eso adquiere relevancia en este Nosotros no queremos ser condes- 9
  12. 12. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva cendientes ante la hipocresía de los ca, ni venimos a pretender realizar un que vienen a hablar de pruebas PISA simposio educativo. No se trata de eso. y hablan de evaluaciones en todo el Los que estamos acá somos militantes mundo, sabiendo que nosotros esta- de la lucha cotidiana, somos militan- mos evaluando es a niños y jóvenes, tes sociales, y lo que necesitamos es victimas de la desigualdad, niños y construir una base de propuestas, y jóvenes. Que no han resuelto ese di- que nos permita tener un instrumento lema elemental de poder levantarse a para la lucha política contra ese mo- la mañana y saber que es lo que van a delo educativo neoliberal que todavía comer cuando se acuesten a la noche. los chicago boys de la economía quie- ren imponer a pesar de las desastrosas Aún con las contradicciones que se consecuencias de las reformas educa- pueden plantear, aún sabiendo que tivas que supuestamente nos iban a no son procesos lineales, los trabaja- eyectar al primer mundo. dores y trabajadoras, el movimiento estudiantil, los movimientos sociales Hoy es el paso inicial, apenas el punto y los sindicatos docentes tenemos un de partida. Porque esto tenemos que papel fundamental a jugar para definir entenderlo como proceso de cons- el rumbo educativo de esta etapa. Esto trucción colectiva alumbrada por las es lo que propone la construcción del experiencias de lucha y por la capa- movimiento pedagógico. cidad propositiva de ese sujeto social clave en la defensa de la educación No queremos construir un decálogo pública en que se han constituido los de cómo tiene que ser la educación, gremios de trabajadores de la educa- no queremos construir los nuevos 10 ción en el continente. mandamientos de la educación sur- gida de los gremios docentes, no nos Es sabido que venimos de experiencias sentimos dueños de la verdad. Nada de construcción sindical y de tradicio- de eso. Pero sí tenemos claro algo. nes políticas diversas. Pero reconocido Debatir un proyecto educativo que re- esto debemos tener la grandeza y la presente una propuesta superadora de inteligencia de saber que la unidad del las recetas del neoliberalismo requiere campo popular dentro de cada nación elegir entre escuchar lo que dicen los y la unidad de los pueblos de América estudiantes y lo que dicen los tecnó- Latina en el continente es el elemento cratas, demanda priorizar el aporte de estratégico para ganar la batalla que los trabajadores de la educación o se- hay que ganar para poder decir a el guir atados a los dictados de las con- mundo que en América Latina esta- sultoras y las fundaciones al servicio mos pugnando por avanzar hacia un de las corporaciones empresarias. sistema social en el que la explotación, la muerte, la violencia sean parte de Ante esta disyuntiva no tenemos nin- un pasado negro oscuro que ya nunca guna duda de que son los educadores, más va a estar entre nosotros. los estudiantes y los padres de nues- tros alumnos quienes tienen que ser Tenemos la convicción de que esto lo escuchados. Por eso es que nosotros vamos a construir en el debate colec- no venimos Por eso que nosotros no tivo. venimos a construir una receta mági-10
  13. 13. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico LatinoamericanoHacia un movimientopedagógico latinoamericano Carlos Augusto Abicalil Secretario de Educación Especial, Ministerio de Educación de BrasilC reo que una buena ma- na: Voltar a los dezessete (Volver a los nera de saludarlos al ini- diecisiete). En este instante fecundo es ciar nuestra conversación como convertirse en niño delante de es contarles un pequeño la grandeza del significado que tiene diálogo que sucedió hace esta convocatoria. Sí, realmente fui-poco, al llegar para nuestro encuen- mos llamados para este como si fueratro. Todavía en la escalera, uno de los el primer encuentro, eso significa quecompañeros que me recibió me pre- ya estamos convocados para próxi-guntó si yo estaba nervioso. Yo le dije mos. Entonces significa que, al dibu-que sí, que estaba congelado. Pero jar esta posibilidad de hoy, ya estamosle dije también, que mi corazón latía vislumbrando las venideras.como laten los corazones que luchan. Pero eso no basta. El título de la con-Por eso, sea en portugués, en inglés o vocatoria incluye la expresión “hacia”.en español, todos nosotros iremos a La expresión “hacia”, que en la lenguaentendernos. portuguesa es una preposición indi-Es una alegría muy grande poder cativa de una dirección de tiempo oaceptar esta convocación, inaugu- de lugar, trae el sentido de una con-rando una condición que jamás tuve vocatoria para alcanzar hoy un puntojunto a la Internacional de la Educa- determinado, el cual encontrará mu-ción (IE). Ya participé de actividades de chos otros más adelante y por eso, elnuestra Internacional como militante, “hacia” es un abrazo al movimiento, nocomo dirigente, como parlamentar. es un lugar estático, no es una prue-Hoy tengo el reto de comparecer aquí ba de estándard, no es una estadística,como representante del Ministerio de no es un momento. Es constitutivo deEducación del gobierno de la Repúbli- muchos pasos, incluso, de tropiezos;ca Federativa del Brasil. es constitutivo de mucha osadía, de terquedad, de derecho a la duda; deIniciando mi discurso, un poco fue- curiosidad, de cariño, de coraje. Lara del guión que había programado, convocatoria, además de decir queaprovecho un pequeño fragmento de “hacia” es movimiento, afirma que éluna conocida canción latinoamerica- 11
  14. 14. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva es pedagógico: una atención a los pri- nos une por la misma disposición de meros pasos, a los primeros sonidos, tener identidades, de tener trayectoria, a las primeras emociones. Y si es ver- de tener historias, lenguas, culturas, dad que nosotros estamos cuidando pero sobretodo, de tener una misma de niños, es verdad que tal cuidado sensibilidad. siempre apunta para otro momento. Y Confieso que además del frío también es más: tiene sentido cuidar de niños, tengo otra sensación: ¡estoy tamba- cuidar de nuestros niños porque cree- leante! por el reto de estar frente a una mos que vale la pena amanecer. Otros platea como esta. amaneceres vendrán, aun cuando los días hayan sido difíciles. Quiero permitirme, además del saludo a toda la dirección de la Internacional Pero la convocatoria no se detiene en de la Educación, sea del Comité Ejecu- la pedagogía. Una pedagogía que no tivo Mundial, sea del Comité Regional es apenas la versión del conocimien- para América Latina, saludar a nues- to científico, de la atención al cuidado tros colaboradores y participantes para desenvolver las potencialidades que vinieron de España, de Noruega, humanas en cada niño, sin importar su de Suecia y de Canadá. Entre noso- origen, con apellidos blancos traídos tros, podemos contar con presencias de Europa a partir de la colonización, o importantes proyectadas a lo largo con apellidos aimaras, quechuas, ma- del tiempo en que hubo una acción yas, aztecas, guaranís, tupis y de tantas estratégica de iniciativa por parte de otras centenas de tradiciones que, se- nuestros sindicatos, acción de aproxi- guramente, en los próximos encuen- mación y de composición, que dan tros estarán con sus colores, sus soni- significado a la convocatoria: un hacia dos, sus frases, sus rezos, todos ellos un movimiento amplio. Así, saludo a presentes entre nosotros. Camila Crosso, que está entre noso- No. ¡Este no es solamente un movi- tros y es, no solo la presidenta de la miento pedagógico! Este encuentro Campaña Global por el Derecho a la nuestro tiene otra identidad. Convierte Educación, como también la coordi- la comprensión de la preposición, que nadora de la Campaña Latinoamerica- supuestamente podría separar dos su- na por el Derecho a la Educación. Lo jetos –la Internacional de la Educación que se ve aquí es más una alianza so- y la América Latina– elevándola a otro cial amplia que una alianza entre sin- nivel, sobre el cual yo digo lo contrario: dicatos, pues tiene como presupuesto verdaderamente la preposición une la afirmación del derecho a la educa- los dos sujetos –¡La Internacional de ción universal. la Educación para la América Latina!–. Saludo también a Dalila Andrade, que Significa que la preposición “para“ es representa a la coordinación general un camino que tiene ida y vuelta, y de nuestra Red Estrado, también pro- por tanto, no es unidireccional. Por yectada hace más una década, como eso, amigas y amigos que vinieron del centro de una alianza fundamental hemisferio Norte, nosotros queremos entre el movimiento sindical –que nos decir, que todos somos muy bienve- caracteriza en una sociedad de clases, nidos a ese camino de ida y regreso, y desigual, en la defesa y en la consti- que la preposición “para”, así como el tución de derechos– y el movimiento Ecuador no nos separa por oposición, académico stricto sensu, íntimamente12
  15. 15. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico Latinoamericanovinculado con la historia y el cambio Colombiana de Educadores (FECODE),que se hace en ella a partir de los di- sabiendo de los límites del gobierno,versos movimientos sociales, y parti- pero al mismo tiempo, portando la di-cularmente, con la reflexión académi- rección indicada, conociendo el hiloca sobre nuestro papel para constituir conductor trazado por la señora, que-políticas públicas. rida senadora.Permítanme señoras y señores, se- Ya hablamos en diversas ocasionescretarias y secretarios generales, pre- –aquellos que me antecedieron tam-sidentas y presidentes, saludar a mi bién– de luces y de sombras. Inspirán-delegación, además de dar un abrazo dome en esa contradicción, cuestionoa todos de parte de la presidenta de a cada uno de nosotros: ¿será posibleBrasil, Dilma Rousseff. Soy afiliado a la un movimiento pedagógico latinoa-Confederación Nacional de los Traba- mericano?jadores en Educación y quiero saludar A propósito, tratando de luces y som-a toda nuestra delegación de la CNTE, bras, Eduardo Cavallieri escribió:en nombre de Roberto Leão, nuestropresidente. Pero además de ella, tam- Vaya a saber por qué tengo certeza Que el fuegobién saludo a los demás integrantes de Nunca se conviertela delegación brasileña, así como a las Del todo en cenizas.otras organizaciones y demás repre-sentaciones sindicales aquí presentes. Eduardo Cavalheri ya ha fallecido y bajo su inspiración nos podemosPermítanme también dirigirme a una cuestionar junto a él: ¿cuántas otraspersona en particular, con la cual me cenizas de militantes listos para elsiento muy cómodo después de lo cambio y para la lucha, decidieron nosucedido hoy en la mesa de inaugu- ceder, decidieron ser necesarios –yración. Hablo de la querida senadora es– ir todavía más allá?colombiana Gloria Ramirez, y lo hagocon la evidencia de que, aún, reverbe- Atentos a las declaraciones escucha-ra entre nosotros la manera como el das hoy, percibimos que ellos no solosecretario de educación de la munici- afirman que es posible, sino tambiénpalidad de Bogotá se refirió a su hilo que el movimiento y el cambio obten-conductor, cuando hizo referencia a drán forma, cuerpo, visibilidad a partirla toma de decisión y a su responsa- de esa afirmación. Recuerdo que enbilidad como secretario en responder, los años noventa, en el período en quejustamente en la mañana de hoy, a la se hizo el compromiso de Educaciónconvocación del Consejo Municipal para todas y todos, la IE nos convo-–en Brasil, correspondiente a las Cá- caba para decir “listos para el cambio”.maras Municipales o a las Asambleas En lengua portuguesa: “prontos para aLegislativas– afirmando que, habiendo mudança!”.plazas vacantes en escuelas privadas, Nosotros respondemos aquí, en lano hay razón para desviar el dinero América Latina: ¡si! ¡Listos para elpúblico y financiar el negocio privado. cambio contra las dictaduras! ¡ListosLa posición del secretario está orien- para el cambio contra condiciones detada por lo que en el movimiento, fue trabajo tan precarias! ¡Listos para elconstruido a partir de las pautas y fruto cambio contra el autoritarismo! ¡Lis-de las deliberaciones de la Federación tos para el cambio por la expansión 13
  16. 16. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva de derechos, por la promoción de la ser dueño, propietario – muchas veces equidad, por condiciones de vida dig- usan ese valor como un valor de cam- nas, que necesariamente, incluían al- bio en el mercado. Por esa razón, así teraciones profundas en la economía como decíamos en la época de la con- y en la política! vocación, listos para el cambio, también insistimos en que no, no, no nos move- Eso nos costó en muchas ocasiones, rán. Nosotros estamos hablando de la en función de la misma convocación, Educación como un derecho público, listos para el cambio, también respon- no registrable en cualquier notaria, que der: ¡no! Comprometidos con la lu- no es patrimonio de ningún gobierno cha, no nos movieron ni nos moverán o partido de turno, pero que significa – como muchos militantes sandinistas una afirmación universal: la garantía de en comunidades de base, pronuncian- acceso para cada hombre, cada mujer, do el mismo no del tiempo de mi ju- cada niño, cada muchacha, cada joven, ventud, al final de los años setenta. cada anciano, cada anciana, a lo largo Vuelvo a cuestionar si será posible un de su vida, como siendo algo inaliena- movimiento con identidad latinoame- ble. Y si es inalienable, no es pasible de ricana, y en busca de respuesta, conti- negocio, de concesión o de sujeción al nuo buscando inspiración en nuestros mercado. osados pensadores. Al afirmar tal distinción, podemos Luces y Virtudes Sociales, escrito en también recordar nuestra América, de 1840, es el título de un libro del cara- José Martí: queño Simón Rodríguez que afirma: Estos tiempos no son para acostarse (...) lo que no es general sin excepción con el pañuelo a la cabeza, sino con no es verdaderamente público las armas (...) del juicio, que vencen y lo que no es público, no es social. a las otras. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra (...) no hay proa que taje una nube de ideas Hoy son muchas las expresiones oriun- (...) Los pueblos que en él se conocen das del movimiento migradas para do- han de darse prisa para conocerse cumentos oficiales, para agencias in- como quienes van a pelear juntos. ternacionales. Entre esas expresiones, Con eso, José Martí es más uno a lle- algunas no nos permiten confundir. Es varnos a cuestionamientos: ¿qué leerá verdad que estamos lidiando con un aquel que no entienda los libros? ¿De servicio público; pero también es ser- qué hablará aquel que no tiene ideas? vicio público la limpieza de las calles, es servicio público el tratamiento del Osamos afirmar: una identidad la- agua, es servicio público la generación tinoamericana es posible en el mo- y la distribución de energía eléctrica, es vimiento pedagógico. Hasta porque servicio público la administración de Paulo Freire, ya invocado en nuestras documentos y archivos, etc. En nuestra memorias de hoy, afirmaba: área, hay que cuidar bien el sentido de (...) la Educación popular también pos- las expresiones. Los que ahora buscan tula el esfuerzo de movilizar y organizar decir que la Educación es un bien pú- las clases populares, con el objetivo de concebir un poder popular. blico – y sabemos que en el idioma la- tino lo bueno tiene vinculación íntima Por intermedio de Hugo Yasky, presi- con el patrimonio, con el registro nota- dente de la Internacional de Educa- rial, y por tanto, con el hecho de alguien ción para América Latina, la expresión14
  17. 17. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico Latinoamericanopoder popular, poder de los pueblos la trayectoria de lucha de los sectoresfue traída reiteradamente a nuestra de Educación campesina, existentepresencia. Eso nos lleva a que nuestra hasta hoy en todos nuestros países; yactividad y movimiento tiene como por las calles de Bogotá, los escenariosbase de conocimiento una Educación de manifestación, la movilización decomo derecho público y no puede los estudiantes universitarios de diver-permitir, conforme invocaba la Carpa sos lugares, reclamando el derecho deBlanca, tantos años atrás: Ningún niño los campesinos; ¿qué significan?, ¿quésin clases, ninguna memoria olvidada, respuesta tienen a nuestra preguntaningún conocimiento ocultado. principal?Repetimos: ¡es posible una pedago- La propuesta de creación de la Univer-gía latinoamericana! Confirmando tal sidad del Sur, además de la Red Estra-perspectiva, muchas son las expresio- do que estamos construyendo, es otranes de resistencia. Me refiero particu- respuesta afirmativa, del punto de vis-larmente, a las organizaciones solida- ta de la posibilidad de una identidad.rias de Suecia, de Noruega, de Canadá Sin hablar de las experiencias de lasy de España, que durante los períodos universidades interculturales que su-más duros de las dictaduras militares, ceden en Ecuador, en Bolivia, en Co-en varios de nuestros países, fueron lombia y en México.soportes fundamentales para que la ¿Y que decir del cuestionamiento al-dureza del enfrentamiento en relación tivo de la Educación autónoma zapa-a los gobiernos autoritarios de aque- tista, para mencionar la diversidad dellos tiempos, no eliminara de la me- políticas oficiales e instituciones ya le-moria popular la capacidad de lucha, galizadas, y aquellas que todavía sonde resistencia y de afirmación de otras prácticas al margen de la ley, pero lle-posibilidades democráticas. nas de legitimidad por la demanda delTodavía en los años cincuenta, en derecho de que son portadoras?Cuba, contábamos con las campañas El Instituto Agroecológico Latinoame-de alfabetización que hasta hoy dejan ricano de Estudios Campesinos, Indí-recuerdos. El método de alfabetización genas y Afrodescendientes, tambiéncubano, recientemente fue copiado es una política que expresa con vigorcomo tema de campaña en los Estados la existencia de una pedagogía latinoa-Unidos: Yes, we can! (¡Sí, podemos!) Se mericana. Por otra parte, la presenciatrata de la posibilidad de cualquier per- de afrodescendientes en el continentesona, con cualquier condición social, no respetó fronteras, y todavía hoy, eseconómica o familiar, tener el derecho a una basta fuente de demanda por lala educación. Poder ejercitarlo y hacerlo legitimación de políticas públicas, for-en movimiento. No como una copiado- mando esa identidad rigurosamentera; no como ventanas de información irrenunciable.del sistema Windows o de sus competi-dores; no como un iPod o un iPhone de Las experiencias de las misiones Ro-cuarta generación. Sino como persona, binson, Suc y Rivas, en el territorio ve-como ciudadano, como sujeto. nezolano, y la creación de la Universi- dad de las Madres de la Plaza de Mayo,Las experiencias de Educación popu- son también reveladoras de las accio-lar de Nicaragua, incluso, las que fue- nes afirmativas en relación a la cues-ron fruto de la revolución sandinista; 15
  18. 18. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva tión que nos propusimos responder. ser homosexual asumido, que como artista, insistió en revelar su condición; ¡Realmente son numerosas las evi- y Rita Lee, roquera de los años sesenta dencias! Prosigo: la experiencia de y setenta, hoy con setenta años, inco- los círculos de alta Educación docen- modada profundamente con el cuadro te en Perú; la Universidad Luso-Afro- vigente – autoritario de fiscalización y Brasileira – UNILAB – y la Universidad control de la vida de las personas. Federal de la Integración Latinoameri- cana – UNILA –, por iniciativa del ex Dicen que soy loco por pensar así, si soy muy loco por ser feliz, presidente Lula, también señalan indi- más loco es quien me dijo, cios, demonstraciones e indicadores que no es feliz. de un proyecto emancipador que se entrecruza, se va encontrando y ren- La locura de desafiar la felicidad perte- contrándose por una Educación, que nece a ese movimiento, es la raíz de ese sea firmemente libertaria y que indi- movimiento, todavía que, en muchos que alternativas necesariamente en momentos continúen llamándonos de plural, no en singular. Pues no se trata locos, incomodados, indignados, que de pensamiento único, no es la única incluso enfrentan a Wall Street. razón, no es la única lógica, no es el ¿Cuál es el impacto dejado por la único modelo, no es la única prueba comprensión de que otro mundo es de satisfacción, no es la única certifi- posible, del punto de vista de los ni- cación. ños, de la pedagogía, del cuidado, del Proclamábamos en el Fórum Social cariño, de la atención, de la construc- Mundial, que otro mundo es posible. ción de futuro? No hay pedagogía si Quien acompañó la reunión de la IE no hay futuro. No hay pedagogía si no – como yo – para decidir se participa- hay esperanza. No hay movimiento si ríamos o no del Fórum Social Mundial, no existe el próximo paso. Otro mun- sabe lo que significó afirmar aquella do es posible, es la afirmación de una preposición entre dos sujetos: la In- pedagogía latinoamericana. ternacional para la América Latina, la En mi tarea de hoy aquí, trayéndole a América Latina para la Internacional los grupos de trabajo algunas referen- y de que manera fue decisiva para la cias conceptuales que debatirán en constitución de políticas sindicales y de los próximos dos días, me intereso por actuación global de nuestra representa- algunas formulaciones muy simples y ción sindical, en el sentido de prever lo puntuales. En esa dirección no puedo que hoy es conocido como crisis, crisis olvidarme, que muchas fueron y aún donde subsiste el liberalismo, crisis de son las voces que permanecen silen- quien patrocinó el neoliberalismo, crisis ciadas en la cultura colonial. Como en cuyos efectos en los años noventa eran el poema inaugural de hoy, sé que las apuntados solamente del paralelo del cenizas no ponen fin al fuego; si quie- Ecuador para el sur. ro buscar las cenizas, si todavía quiero En mi tiempo de juventud en Brasil, un encontrar en ellas el pabilo que humea, artista muy conocido internacional- tengo que prepararme, a veces, para mente, llamado Ney Matogrosso, can- ensuciarme las manos. También a ve- taba un poema de Rita Lee y Arnaldo ces, para quemarme, para asumir ries- Baptista, ambos muy estigmatizados gos y no omitirme delante de los retos. en aquella época: Ney Matogrosso por16
  19. 19. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico LatinoamericanoAdemás de las voces silenciadas y de bras, sin profesores, sin nutricionistas,la cultura colonizada, también necesi- sin funcionarios de la Educación? Porto auscultar la realidad que viene del tanto, otro origen además de la sobre-modo como convivimos en deter- vivencia, la de la resistencia para pre-minadas fases de la organización de servar la propia dignidad, trae la nece-nuestros sindicatos, gremios y colegios: sidad de estar presente en la pauta dehablo de la práctica de la disimulación, muchas de nuestras conductas comu-del silencio, de la ocultación de hechos nes, la necesidad de superar una ciertade la memoria, de la interpretación, de inferioridad. Por otra parte, fue graciasformas de decir y de registrar las mani- a Hugo que pude hacer el feliz descu-festaciones, asumiendo por momentos brimiento de interpretar nuestro cartel,lo que se muestra más cómodo, más percibiendo en él la Internacional de laagradable, aproximándonos del modo Educación para América Latina, dondede pensar el mundo donde la riqueza la expresión para, como ya expliquéindividual, la capacidad de consumo anteriormente, aparece significandoy el disfrute del placer presente, sur- movimiento para los dos sentidos. Congen como la única regla de conducta, eso superamos un cierto sentimien-el único valor a ser seguido. Así, como to de inferioridad latinoamericana ydijimos tantas veces, no, no, no nos afirmamos que sí, nosotros podemos,moverán, reafirmo todo lo que el mo- también sin inferioridad, portadores devimiento, que apuntó el camino de la la misma dignidad, del mismo mododisimulación, precisaba y precisa ser que afirmamos tantas veces a nuestrosenfrentado permanentemente. gobernantes, alcaldes, gobernadores y gobernadoras, presidentes y presiden-En ese conjunto de referencias, buscar tas, primeros ministros, sea cual sea loslas voces silenciadas, la cultura coloni- títulos que tengan, generalísimos, vita-zada, haciendo crítica al silencio, a la licios o no (pues, felizmente, la muertesimulación, buscando parámetros de no tiene segregación y también se losverdad, de transparencia, de publicidad, lleva, sólo los títulos quedan). La su-de dar conocimiento, de participar, de peración de la inferioridad es esencialarriesgar, es una exigencia en nuestro para no tener nuestra emancipacióncotidiano y se hace necesario asumir otorgada por otro, sino una emanci-la comprensión de que el pensamiento pación conquistada por nosotros mis-popular es constituido por una amal- mos, como sujetos colectivos. Nuestragama de experiencias de múltiples orí- lucha – que fue por sobrevivencia, quegenes que dan significado al cambio, fue por preservación y resistencia, queque dan sentido al movimiento. fue por superación de la inferioridad –Movido por razones muy diversas, entre también es por emancipación, para po-ellas aquella más elemental, la de so- der decir como Paulo Freire: nosotrosbrevivencia, Hugo Yaski, en su pronun- creemos en el poder popular...ciamiento de inauguración, pregunta- “Si hay que firmar un credoba: ¿Cómo el PISA ve al niño si no sabe que sea un credo de poder popularsi él tendrá una, dos, tres o ninguna co- y de su dinámica”.mida al día? ¿Cómo el proyecto global Las estrategias de resistencia y dede una computadora por alumno ve enfrentamiento que desenvolvemos,nuestras escuelas sin energía eléctrica, fueron expresadas por medio de múl-sin baños, sin sillas, sin libros, sin pala- tiples matices. En su momento fueron 17
  20. 20. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva estrategias pedagógicas y didácticas eso, más allá de los partidos y de los clandestinas en el interior de las es- gobiernos, sigue la clase trabajadora1. cuelas. Con seguridad eso sucede en virtud de la autonomía sindical y de la liber- ¿Cuántos registros que no correspon- tad de organización y de expresión, den a lo que hicimos como acto pe- características del movimiento sindi- dagógico creamos para las dictaduras? cal y que conforman una pedagogía ¿Cuántas veces, siendo perseguidos latinoamericana. por el control del estado autoritario, burlamos la ley como inconfidentes La misma pedagogía desarrolló otros y en muchas ocasiones renunciamos vínculos fundamentales. Entre ellos, el al silencio, yendo a buscar en las ex- rescate de lo que es popular. En Brasil, periencias fuera de los muros escola- lo popular era tratado muchas veces res, fuera de los libros de licenciatura, como inferior, inculto, desprovisto de fuera de las certificaciones universita- conocimiento, incapaz de proyectar rias, fuera de los concursos públicos, su propia historia. Popular era lo que idiomas y culturas, las formas de ex- no se debía tener como referencia. La presión, de memoria y de lectura, evi- referencia debería ser la élite, los pro- denciando aquello que Paulo Freire pietarios, quien posee bienes, quien anunciaba: la gente aprende a leer si tiene tarjeta de crédito internacional, la gente aprende a leer el mundo? quien vuela en primera clase. La reden- ción de lo popular como expresión de Las pedagogías de sobrevivencia y de lo que es referencia de conducta, trae resistencia están presentes todavía otra dimensión a esa misma referencia hoy: en el campo, en los palenques a los pueblos, a las personas. Ese re- contemporáneos, en las poblaciones dimensionamiento nos indica un en- tradicionales, en aquellos que viven raizamiento: ¡queremos plantar raíces situaciones de vulnerabilidad extre- en el seno popular, queremos alianzas mas en los grandes centros urbanos, con otros movimientos, oímos el sufri- en ciudades (capitales como Bogotá miento, gritamos! Pero también, cele- o Brasilia), que expresan la misma di- bra la alegría y la esperanza en relación mensión de desigualdad como cual- a otros sectores del pueblo, a otras de- quier punto más remoto de esos cen- mandas de la ciudadanía. tros de poder. De ahí viene otra referencia con con- La centralización en la conformación secuencias al movimiento: exigimos de una agenda programática, otra re- a todo momento participación de- ferencia conceptual de esa dinámica, mocrática. Sea en las tensiones inter- fue no renunciar a la política: sea por nas del sindicato; sea en los partidos la denuncia, sea por la afirmación. políticos en los cuales eventualmente Aunque la afirmación pareciera para participemos; sea en los gobiernos, algunos la vigencia de prácticas de aunque estemos contra sus proyectos. corporativismo, de ceguera, de pro- tección de la incompetencia, o de pi- Fuimos impulsados en nuestras refe- cardía, enfrentamos todo eso diciendo rencias conceptuales, a comprender que sí, ¡nosotros hacemos política! que no hay como renunciar al ejer- Nosotros proponemos políticas públi- cicio del poder, a manejar el poder, a cas para cualquier gobierno, en cual- 1 Palabras de Pepe, pronunciadas en la actividad anterior, de la cual participó el conferencista/ quier partido en que militemos y por autor.18
  21. 21. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico Latinoamericanoentender sus herramientas, su estrate- uno de nuestros países en la Américagia, su lógica, a actuar en un campo Latina y del planeta.de batalla. Ese aprendizaje nos llevó Ese mosaico de referenciales lleva a loa constituir informalmente, conse- que es conceptuado por la sociologíajos y fórums. Es verdad que algunos como movimientos populares o mo-por cierto tiempo, fueron entendidos vimientos sociales. Muchos quisieroncomo desorden, confusión, protesta usar ese concepto de movimientossin finalidad. Sin embargo, tales con- populares, de movimientos sociales osejos y fórums informales, antes de su de organizaciones no gubernamen-existencia legal, fueron fundamentales tales para decir que la Historia habíapara desarrollar características consti- acabado: las clases se disolvieron, lostuyentes del propio movimiento. sindicatos no tienen más función.En el movimiento también apren- ¡Erraron! Erraron porque seguimos dedemos la relación entre lo local y lo pie. Apostaron en las cenizas. Noso-global. Aquí la Columbia Británica tros apostamos en la brasa que toda-de Canadá dice, que los asuntos que vía humea, aunque pequeña, rota, sintratamos son asuntos analizados allá, embargo, viva, caliente, incómoda, ar-porque no estamos hablando del pa- diente. Brasas o llamaradas que resis-trimonio de Canadá, ni del patrimonio ten si son activadas, si son sopladas, side la Columbia, ni del patrimonio de son tocadas, si son movidas. Luego laBrasil. Hablamos del derecho de las llama reaparece.personas: el derecho a la Educación. La Historia no acabó, no quedamosRevisamos la idea de sujeto y una vez trancados en el acto del presente, enmás, aquel cartel de la Internacional la soberanía del capital financiero. No,de la Educación nos viene a la men- no. Incomodamos y nos desacomo-te: un sujeto es un sujeto y también damos, formamos procesos que sonpara América Latina él es sujeto, no potencialmente procesos de lucha,hay como admitir uno ser sujeto y de visibilidad, de manifestación, deotro ser objeto, o uno ser substantivo rebeldía, de expresión. Ellos mismosy otro ser complemento nominal. La son pedagógicos, los propios movi-preposición para significa la insurgen- mientos, más allá de las pautas y de lascia de alguien que se afirma desde su agendas que sustentan.condición de igual dignidad, como unprincipio pedagógico en la relación Prácticas pedagógicas son también lasentre iguales. Se refiere a nuestros sin- prácticas que atraviesan la enseñanzadicatos y a sus direcciones; se refiere a pública: prácticas que no caben en ellos gobiernos electos o que tomaron currículo, no son certificadas, no po-el poder; se refiere a las alianzas con seen autorización gubernamental,otros sectores de la población de cada pero son fundamentales para afir-Brasas o llamaradas que resisten si son activadas, sison sopladas, si son tocadas, si son movidas. Luegola llama reaparece. 19
  22. 22. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva marnos que no estamos tratando de privatizando el derecho, confundien- un bien patrimonial. Tratamos de un do, o pensando que la educación es derecho que transciende los tiempos un mero servicio, como el de energía de mandato, transciende gobiernos y o de limpieza urbana. fronteras. A esa condición, a esa ilusión de liber- Esas prácticas emergentes recibieron tad de elección, respondemos perma- diversos nombres. En Brasil las llamá- nentemente identificando espacios, bamos de Educación libertadora, no tiempos y posiciones que todavía in- bancaria, no contable, que no cabe en dican la existencia de silencios que ne- las estadísticas ni en los estándares, cesitan ser rescatados y transformados que no puede convertirse en bonos de en escenarios sonoros. Urge la exis- desempeño profesional y no corres- tencia del despertar de las ignoran- ponde al valor financiero en la hoja de cias en relación a aquello que aun no pagamento captada individualmente. conocemos, porque todavía no con- Tratan de un proceso colectivo, de seguimos verbalizar, ni transformar congreso, de asamblea, de construc- en proyecto, en planos de trabajo, en ción común. Por tanto, no es propie- planos de acción. Cualquiera que sea dad privada. nuestra postura, no será completa. Es siempre portadora de algo incomple- Vivimos por un lado, la sociología de to. Se incompleta, admite la pluralidad, las emergencias – siempre corriendo la diversidad – a no ser confundida ni detrás del prejuicio – y por otro lado, con homogeneización, ni con pasteu- denunciamos la sociología de las au- rización, ni con uniformidad. sencias. Hicimos y hacemos la lista del que nos falta. Listamos nuestras rei- La unidad no se confunde con la uni- vindicaciones y sabemos que para al- formidad. Así como la diferencia es un canzarlas es necesario dar el próximo derecho y la desigualdad es un crimen, paso. Gusten o no de oír a las autori- la resistencia y la construcción de al- dades de turno. ternativas (en plural), de acuerdo con las trayectorias que nuestros pueblos En este ejercicio es necesario saber, viven y vivieron, no perdieron el rum- junto con la experiencia del avan- bo. Cazuza, un poeta brasileño de los ce democrático y popular en varios años ochenta ye noventa, en uno de de nuestros gobiernos (es el caso del sus poemas reveladores de su desilu- gobierno del cual yo participo, el go- sión en relación a las condiciones de bierno de la presidenta Dilma, en Bra- convivencia, de sobrevivencia y con la sil), que los gobiernos no se mueven política, gritaba en uno de sus versos: por dádiva de las autoridades consti- ideología, yo quiero una para vivir. tuidas. Los gobiernos se mueven por la presión social y por la disputa del Muchos usan la ideología para no mo- fondo público. No es por casualidad rir. Queremos una ideología para vivir. que, cuando hay plazas vacantes en Eso significa no confundir las condi- las instituciones privadas, el primer ciones ideológicas con las condicio- auxilio que los privatistas buscan no nes programáticas de partidos o de es en el mercado, ni en los bancos: es gobiernos. Significa decir que ideolo- en presupuesto público para los “vou- gía tiene una vinculación expresa con chers”. Alegan, por otro lado, la ilusión la preposición para de nuestro cartel: de elección, por los padres y madres, es para un otro lugar. Así, hoy, tal vez,20
  23. 23. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico Latinoamericanodebiéramos repetir: ideología, yo quie- de que aquello que no se haga ahoraro una para vivir; utopía, yo quiero una será una promesa no cumplida, y pue-para caminar, para moverme. de atraer a aquellos que son nuestros enemigos de clase para que regresen.El movimiento pedagógico de la Amé-rica Latina no renuncia a la utopía. Hemos visto a la reversión de políti-No finge que no hay ideologías. Jus- cas de derecha en la conducción detificaciones, principios, valores de la los países desarrollados, con muchosconducta humana y de la convivencia matices xenofóbicos, con la disemina-forman parte del proyecto, componen ción de prejuicios, con la vigencia deuna ideología y se dirigen a otro lugar: proteccionismo interno. Tales prácti-el movimiento es intrínseco a él. cas son llevadas a cabo, incluso si de- nunciando el nivel de protección deNuestro encuentro es el primero por- nuestros mercados, de nuestra activi-que en el próximo ya estaremos en dad productiva, de nuestra condiciónotro punto y eso, en la dirección que de desarrollar riquezas y distribuirlastengamos proyectado a partir de la son factores que obstaculizan el de-síntesis que haremos hoy. Diversas sarrollo. De vez en cuando, la Orga-políticas públicas concebidas en el nización Mundial del Comercio estámundo fueron y son, antes que nada, llevando nuestros gobiernos al cues-gritos. Fueron y son, antes que nada, tionamiento en relación a lo siguien-denuncias de dolor y de sufrimiento. te: ¿el desarrollo de políticas internasSon, sobretodo, afirmación de que no- para proteger el empleo, el mercadosotros merecemos amanecer y vivir. de consumo, la ampliación y la dis-Podemos invocar nuevamente a José tribución de renta de nuestros paísesMartí: despertar la América Latina para son las razones de la crisis global? Enpensarse a si misma desde la perspec- realidad, en el interior de sus bloques otiva latinoamericanista. Es un argu- de sus países, para preservar sus eco-mento, que no es tan nuevo, porque nomías, asumen exactamente el pro-fue dicho por José Martí. La trayectoria teccionismo denunciado.de lucha latinoamericana muestra que Universalizar la educación básica es laconseguimos construir horizontes de pauta de listos para el cambio. No deresistencia, de enfrentamiento, de afir- manera direccionada, como si el de-mación, impidiendo, al mismo tempo, recho de niños y niñas fuese apenasque nuestros pueblos fracasaren y que en la educación primaria, desconside-proyectáramos la trayectoria para que rando el desarrollo de las capacidadesvarios de ellos pudieran conmemorar: plenas, la educación como proceso depor tener gobiernos populares, demo- inclusión social, cultural, política, fami-cráticos, sensibles, aunque no tengan liar, económica, afectiva, intelectual.poder absoluto; porque su poder es Sin reducirla apenas a la economía.limitado, su tiempo es transitorio, su Considerarla en las múltiples dimen-mandato es conferido. siones del ser humano. En esa perspec-A veces, sólo el movimiento social, y, tiva, la educación infantil, no como unen particular, el movimiento sindical, accidente, como la sobra, sino comoes capaz de mirar para los que tienen una política de punto de partida paraposiciones de gobierno y llamarles la un desarrollo mejor de la razón huma-atención, alertándolos en el sentido na. No se trata del desarrollo apenas 21
  24. 24. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva del niño que pasa su tiempo en el jar- maestrías profesionales. Ese es un de- dín de la infancia o en el preescolar. Ni bate candente. tampoco de una política para sacarlo Amigas y amigos, yo sé que nos lla- de la calle o para atender a la madre ma el compartir la mesa y combatir que trabaja. Se trata de educación por- el hambre. Sé que debemos abreviar, que ella tiene derecho, porque genera sobre aquello que vamos considerar valores para la sociedad. La integrali- transitoriamente. Si nuestra convoca- dad es una ampliación del derecho toria estuviera correcta, estamos ha- hasta llegar a la enseñanza superior. blando de una trayectoria, de un reco- En ese sentido, es importante recor- rrido, de un currículo: un camino, un dar que las alteraciones legislativas, en proyecto societario. Proyecto societa- muchos de nuestros países, nacieron rio constituido por valores de convi- de las asambleas de los sindicatos. Es vencia humana, por la relación de los el caso de dispositivos completos de la hombres y mujeres con la naturaleza, Constitución o de leyes de educación, con el pasado, con el presente, con el de financiamiento, de carrera. futuro, con las mismas direcciones de No se hace nada sin protesta, sin reto. tiempo y de espacio de la existencia No obstante, cada conquista de esas humana; y tendremos que conformar no pone fin a nuestras agendas de lu- este proyecto societario con un plano cha. estratégico que haga el proyecto del movimiento. El desafío de la formación profesional no es apenas de los licenciados, pro- Encierro con una alusión que podría fesores y docentes, también está in- ser firmada por cualquiera de noso- dicando la necesidad de la formación tros. Tal vez por prejuicio, tengo que continuada en el propio proyecto peda- registrar que es un manifiesto zapa- gógico. El diagnóstico indica relevancia tista. Algunos dirán: ocupó la tribuna baja de articulación de la formación sindical para hacer política. Yo la cito continuada con los retos concretos de con mucha serenidad: es una declara- la profesión; impacto bajo de la mayo- ción que todos podríamos firmar, pues ría de las políticas emprendidas por los nuestra apuesta es por la vida: cual- gobiernos, sin articulación con la reali- quiera que fuera e que sean las ame- dad concreta del desarrollo profesional; nazas, presentes o futuras, no serán las desconocimiento de la heterogeneidad amenazas, las persecuciones injustas, de la práctica docente, sea en el campo a calumnia, los asesinatos, las infamias y en la ciudad, sea en las diversas regio- y difamaciones públicas que imputan nes de nuestros países, sea la diferencia sobre nosotros, sobre os dirigentes, so- entre nuestros países; poca considera- bre aquellos compañeras y compañe- ción de la realidad de las escuelas y su ros nuestros, militantes, sobre los que condición de creación colaborativa y no renuncian a condición de perder el colectiva, desconsiderando la escuela amanecer de pie, tengo seguridad de como un lugar de aprendizaje y de tra- que para nosotros lo fundamental es bajo, un lugar de creación y de formu- que no creemos que la muerte es vic- lación de conocimiento. toriosa, y no acreditamos que el fuego se deshace en ceniza. Es evidente la temática alrededor de la posgraduación, especialmente con ¡Viva el brasero que aún humea! relación a la profusión de MBAS o de22
  25. 25. Primer encuentro Hacia un movimiento pedagógico LatinoamericanoPor una pedagogíaemancipadora parauna América Latina entransformación Juçara Dutra Vieira Vicepresidenta mundial de la Internacional de la Educación1 Durante mucho tiempo, la edu- cación procuró afirmarse comoun área de conocimiento con está- La manera en que la pedagogía hace su acumulación es diferenciada, plu- ral, no definitiva y ningún abordajetus de ciencia. Las dificultades en- reivindica ser el aglutinador de todocontradas para ese reconocimiento el conocimiento producido hasta elderivaron, paradójicamente, por la momento. En ese caso, la síntesis se-gran capacidad de la educación por ría contradictoria, no dialógica ni dia-ser transversal a, prácticamente, to- léctica.das las otras ciencias. De cualquiermodo, el conocimiento científico dela educación está reunido en la Pe- 2 Pedagogía es, también, un hecho social. Como hecho social, la pe- dagogía es una mediadora entre losdagogía. saberes, las vivencias y las percepcio-Pedagogía es, así, una ciencia que nes culturales de determinados gru-presenta una diferencia sustantiva en pos sociales en determinados con-relación a otras, inclusive las huma- textos históricos. Quizás Pablo Freirenas: su acopio no se produce sobre había llevado a la pedagogía social aluna base común universal. Cuando nivel de ciencia. El comprendió quehablamos de la fórmula H2O todos el acceso al conocimiento, que debesaben a lo que nos referimos. Cual- ocurrir para combatir a la alienación,quier descubrimiento partirá de ese no podría realizarse por medio deconcepto para ampliarlo o para cues- procesos y métodos alienantes.tionarlo. Pero cuando hablamos delconstructivismo no significa que nosestamos refiriendo a un sucedáneo de 3 Por otra parte, el tema del método también fue pensado por Demer- val Saviani, que hizo una diferencia-Piaget, Vigoski o de Paulo Freire. Esos ción entre las ideas educacionales ypensadores realizaron notables con- las ideas pedagógicas. Para este au-tribuciones pedagógicas partiendo, tor, las primeras tienen a la educaciónclaro, de conocimientos disponibles, como objeto y lo que clásicamente hapero sin pretender limitar sus lógicas constituido el campo de la filosofía dey posibilidades. la educación. Las segundas constitu- 23
  26. 26. MEMORIA de un proceso de debate, reflexión y elaboración colectiva yen la propia sustancia de la práctica es que la “pedagogía emancipadora” educativa, debido a que la propia pa- estará, necesariamente, cargada de labra “pedagogía” tiene un significado contenido político. metodológico. 4 Cuando la Internacional de la Educación se propone construir 6 Cuando se habla de contenido político no se refiere a una simple retórica, ni a una educación en abs- una pedagogía emancipadora, está tracto. Tampoco pretende ser una siendo mucho más osada. Nuestra educación sin consistencia teórica o formulación sindical probablemente metodológica. Por contenido político está mucho más cercana de las ideas debe entenderse una tentativa de res- -y las políticas- educacionales que ponder, al menos, a tres preguntas bá- de las ideas pedagógicas. Sin embar- sicas. ¿A quién educamos?, ¿por qué go, el desafío que se nos presenta educamos? y ¿para qué educamos? diariamente en las escuelas y uni-Educamos porque consideramos a educação umdireito humano e um direito social. versidades es predominantemente pedagógico. Entonces, sería equivo- cado pensar las políticas educacio- 7 En verdad, no existe uno que educa y otro que “se” educa. El razonamiento es que nuestra tarea nales colectivamente en nuestros es promover la educación y el suje- congresos y eventos y pensar indivi- to de ese proceso es el alumnado/ dualmente las políticas pedagógicas estudiantado. ¿Quién es ese alumno en nuestro quehacer cotidiano. Este, o alumna? Es un niño, niña, ado- tal vez, sea el gran desafío a que nos lescente o joven que nació bajo la estamos enfrentando. influencia de las políticas neolibera- les del capitalismo depredador y ex- 5 Reflexionar sobre la pedagogía ahora no es fácil. Traducir lo que sería una “pedagogía emancipadora” cluyente. Un sistema que responde a estímulos de competencia, indi- más difícil aún. Creo que esa peda- vidualismo, consumismo y el lucro, gogía debe ser contra hegemónica, así como el irrespeto a la naturaleza tal como sucedió, en su tiempo, con y al patrimonio colectivo. Por otro la “educación popular”, la “pedago- lado, es un estudiantado contempo- gía crítico-social de los contenidos” ráneo de las tecnologías de la infor- y la “pedagogía histórico-crítica”. Esas mación, la robótica y la informática propuestas contra hegemónicas fue- que influyen, además de en su com- ron reacciones a la concepción pe- portamiento, en sus habilidades, sus dagógica “productivista” de los años procesos mentales y sus formas de setenta, que se expresó en la “peda- enfrentarse al conocimiento. gogía tecnicista” vigente en Brasil en ese período que, de acuerdo con Sa- viani, retornaría en los años noventa 8 ¿Por qué educamos a esa gene- ración? Educamos porque consi- deramos la educación como un de- como “neotecnicismo”. Así, la segunda recho humano y un derecho social. idea que quiero trazar para el debate Educamos porque, incluso sabiendo24

×