Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Curriculum crisis mito y perspectiva..[1]

10,608 views

Published on

Alicia de Alba presenta una perspectiva crítica sobre el currículum.

Published in: Education

Curriculum crisis mito y perspectiva..[1]

  1. 1. ! I La línea de trabajo que abrió Alicia de Alba en el Centro de Investigaciones sobre la Universidad (CESU), de la Universidad Na­ cional Autónoma de México tiene importan~ 1 !: I ~. .~ 1, I I CURRICULUM: cia por convacar a la discusión y abrir cuestio-_ 1 .~ ; .~ .u f _ Crisis, Milo y Perspectivas namientos innovadores. , ~ J La publicación de este libro en la Ar~ gentina es auspicioso porque existe en -18; l., I ¡ ~ actualidad un interés extendido entre docen­ i Alicia de Alba rtn¡ tes y educadores en general por alternativas a ~ las visior,es pedagógicas dominantes tanto ~ 01l5!l1 1!W Prólogo de: como a sus tradicionales críticas. En los úiti­ U mas años los cursos para docentes son multi­ ~ Adriana Puiggrós [~ f· tudinarios aún en los lugares más alejados del ~ i!IoiII país, especialmente cuando se trata de confe­ m, rencistas críticos o innovadores. Los docentes ~ no reducen su lucha al reclamo salariál, sinO ~ que, como en las primeras décadas del siglo, han unido sus rtúvindicaciones laborales y 0_ = ,W profesionales al reclamo por mejores condi­ ciones pedagógicas de trabajo. Tal es la razón I por la cual la literatura educativa tiene hoy un lugar. importante en la industria editorial ar­ o~ 1 el Instituto de Investigaciones gentina. u¡ en Ciencias de la Educación at>j , Facultad de Filosofía y Letras ~I Universidad de Buenos Aires I &..:1 !=»¡ U¡ ­ , /l>!II8 .~ ~ = c.Ni;io 1 DiÍ,,;la EJifo?eJ ~I ~I,,-. 18- -:. _-.."i ":..-:> ,",~";,,,,-4.~:::~~" M. **-~r:rY.-::c:..:I-~T..--,~_ ...~c_---- -_._-_. -------_. --_.--- ---_.~_.-
  2. 2. (1) t:l ...o (1) o ~ • .-< ........ c:: ro • .-< +-O U H O s:: u ......• .-< +- (l) +- U U (1) d -< (1) H......... o U H o ...... .........u d o ...o ro .- O u A-< ro u ;:j "O ~
  3. 3. CURRÍCULUM: La corrección de la edición estuvo CRISIS, a cargo de Claudio Daniel Mignini La composición y armado de MITO Y PERSPECTIVAS Andrea Tarantino. Alicia de Alba© Miño y Dávila editores S.R.L.Bolívar 547, 2do. A c.P.: 1066 Tel: 342-2474 -Buenos AiresQueda hecho el depósito que previene la ley 11.723 ·1La reproducción total o parcial de este libro en forma idéntica o Imodificada por cualquier medio mecánico o electrónico, incluyendofotocopia, grabación o cualquier sistema de almacenamiento y recupera­ción de información no autorizada por los editores, viola derechosreservados. j I jDISBN 950-9467-52-9 í;jo , DtÍ"¡la EJiffJlfJS IMPRESO EN ARGENTINA > 1
  4. 4. PrólogoA Edgar e Iván:a Angel, a Q. K. Y al CESU La pedagogía latinoamericana tuvo entidad teóri ­ ca desde la época de la hegemonía liberal, es decir, desde la segunda mitad del siglo pasado hasta media ­ dos del siglo XX. A partir de entonces la problemática educativa ha carecido de suficiente reflexión El practicismo de izquierda rechazó la producción de Leoría durante los 3l10S 70 y 80, a fines de los cuales el pragmatismo de derecha lo sustituyó en el lugar del antiteoricismo. En ambos casos la separación entre la teoría y la práctica traj o consecuencias sobre el desen­ volvimiento de la educación, operando un empobreci ­ miento de la práctica de los docentes y una descalifica­ ción de su formación profesional. Los currícula llegaron a ser reducidos a series encadenadas de acciones en pos de objetivos, a operaciones de control de la conduc ­ ta. La producción pedagógica se empobreció, aparente ­ . mente despojada de toda teoría. Cabría, sin embargo, preguntarse si tal teoría era realmente inexistente, o bien su forma de existencia era precisamente la de negar su propia necesidad, actuan ­ do sobre el discurso curricular de manera de limitarlo, empobrecerlo. Esa forma de actuar es típica de las 5
  5. 5. Prólogo Alicia de Alba No existen contenidos previos o externos al proceso deconcepciones tecnocráticas, a las cuales es un error producción del currículum, porque eseproceso modi­restar capacidad de producción discursiva, es decir de fica los discursos disciplinarios, los amasa formandoproducir efectos políticos y, en el caso de nuestro tema, un nuevo producto, que está orientado hacia la cons ­político-pedagógicos. titución de sujetos. La pedagogía, cosificada durante Alicia De Alba se colocó, precisamente, en el lugar varias décadas, recupera su derecho a la autonomíadel conflicto que acabo de anunciar, para iniciar sus intelectual porque deja de ser un campo reflejo dereflexiones sobre el currículum, la modernidad y la disciplinas externas y manifiesta su propia lógica.postmodernidad. Cambió la ubicación del investigador, La monotonía que caracterizó durante demasiadoy encaminó su lucha contra la forma de construcción tiempo los trabajos sobre currículum queda rota por losdiscursiva que encerró el término currículum en la cuestionamientos que cruzan el libro que presentamos.discusión de los últimos años. En cierta medida puede A partir de la duda sobre la noción tradicional dedecirse que Alicia De Alba comenzó a realizar su currículum surgen los personajes antes aplanados pordeconstrucción y, por lo tanto, abre una catarata de el lenguaje tecnocrático, pero aún vivos. Son los suje ­interrogantes. tos, con los cuales ningún programa normalizador de la El enfoque pone en crisis la limitación de currícu­ enseñanza y el aprendizaje ha logrado jamás acabar. Lalum al plan de estudio, pero también las críticas que se propia normalización tecnocrática del currículum no esle han hecho. La noción de "currículum oculto" mues ­ otra cosa que una modalidad de constitución de suje­tra sus limitaciones, dado que supone la existencia de tos. Subvertir la noción clásica de currículum es hacer­una "verdad" que sería en última instancia lo que en la lo con el programa de formación de los sujetos que talescuela se transmite, a la cual se opone una construc ­ noción proyecta.ción falsa, mitificadora. De Alba propone analizar al La línea de trabajo que Abrió Alicia De Alba en elcurrículum como un entretejido de problemas prove­ Centro de Investigaciones sobre la Universidad (CES U) ,nientes de la sociedad, entendiendo a esta ultima como de la Universidad Nacional Autónoma de México tieneun conjunto de antagonismos. importancia por convocar a la discusión y abrir cuestio ­ El currículum se abre así como un campo proble­ namientos innovadores.mático, del cual surgen líneas de análisis distintas, se La publicación de este libro en la Argentina esperfilan objetos de organización variados, surgen tra ­ auspiciada porque existe en la actualidad un interésmas complejas en las cuales se gestan sujetos, se los extendido entre docentes y educadores en general porrecorta, se los reprime o se habilita su desarrollo. alternativas a las visiones pedagógicas dominantes Según nuestra interpretación, el interés del currí ­ tanto como a sus tradicionales críticas. En los últimosculum, en este enfoque, está en las articulaciones antes años los cursos para docentes son multitudinarios aúnque en los c~mtenidos, al contrario de las teorías en los lugares más alejados del país, especialmenteclásicas, que adjudican a los contenidos un valor cuando se trata de conferencistas críticos o innovado ­esencial, sustancial. Los contenidos curriculares se res. Los docentes no reducen su lucha al reclamoconstituyen como consecuencia de la relación discur­ salarial, sino que, como en las primeras décadas delsiva que se produce en el proceso de determinación siglo, han unidos sus reivindicaciones laborales ycurricular, noción valiosa que introduce Alicia De Alba. 7 6
  6. 6. Alicia de Albaprofesionales al reclamo por mejores condiciones peda ­gógicas de trabajo. Tal es la razón por la cual la Presentaciónliteratura educativa tiene hoy un lugar importante enla industria editorial argentina. Seguramente este libro contribuir~l a que los edu ­cadores se pregunten acerca de los secretos que encie ­rra el proceso ele cnseJ1.anz;l-apren(liz;~je. dcsprenclkn­close ele lo evidente, tratando ele entender y revalorizan ­do su propia práctica. encontrando el sentido que tieneS11 coUclíano quehacer. En esta época es lllUY importan­t<" estudiar las operaciones de construcción de losdiscursos pedagógicos Ji. en particular, de los currícula.Los rniSUlOS conceptos son utilizados por interesescontrarios. aunqllc articulaclos de maneras distintas yproduci. >r1clo, por lo tanto. efectos clirerentcs. f 11uchws ele los término~ que forrnmon parte ele!lcngu::Ij(; pedagógico progresista han sido acaparados Al inicio de la década de los noventa, nos encon ­ por ,el discurso neoliberal. que usa descentralízación. tramos ante una situación compleja en cuanto a la ela!l.uación, participación para producir efectos antide­ orientacióri, el diseño, el desarrollo y la evaluación democráticos. para desplegar un discurso que desmovili ­ los currícula escolares y, de manera específica, de losza y dispersa~ Tales mecanismos han sido también universitarios. Desde nuestro punto de vista el campo usados para la construcción de los currícula en el del currículum en el momento actual en México tiene marco de los proyectos educativos neoliberales. Poner las siguientes características: en crisis el significado de currículum es una operación necesaria para no quedar atrapados en los sentidos que -Se encuentra en crisis. afectando, tanto a los le otorga el neofuncionalismo pedagógico. Esperamos discursos como a las prácticas. en múltiples que este libro ayude a los lectores en tal tarea y les abra aspectos y dimensiones. posibilidades para pensar la educación de una manera -:Cuenta hoy en día con un acervo de experien­ nueva. cias curriculares y de producción discursiva, que data de las dos últimas décadas, que exige de un acucioso análisis y recuperación crítica Adriana Puiggrós que funcione como parte del sustento de nuevas propuestas. Buenos Aires. 3 de octubre de 1994 -Se encuentra ante la exigencia conceptual. social, institucional e histórica de analizar pers ­ pectivas que le permitan desarrollarse de lll(lJ 1(" ra cualitativa, tal como lo exige la s(l(i<<1;l(! ~l() 8 9
  7. 7. Presentación Alicia de Alba les propios, con los cuales no se contaba al inicio de la bal en este momento, ante los cambios acelera- investigación en 1986. dos y trascendentes que estamos viviendo en La crisis a la cual se refirió Schwab en 1969, con este fin de siglo y ante los retos que éstá plan- diferentes matices y particularidades, atraviesa hoy en teando el siglo XXI. día al campo del currículum en países como el nuestro. En el terreno de los discursos y de las prácticas El presente volumen explora estas características, educativas se han debatido una postura técnica y otray su organización responde al tratamiento específico de crítica que se han afectado de diversas maneras y quecada una de ellas, por lo que lo hemos dividido en tres han ocasionado que en el momento actual podamospartes, dedicándoselas a cada una de las característi- hablar de una crisis del currículum, en el cual secas señaladas, las cuales responden al subtítulo del observan dos tendencias, una a su superación cualita-trabajo: crisis para la primera parte, mito para la tiva, lo cual requiere de la generación de nuevossegunda, y perpectivas para la tercera. paradigmas y nuevas prácticas, y otra hacia la reitera- El volumen viene a ser un momento de cierre de un ción circular y paralizante de este momento crítico.período prolongado de investigación sobre el campo del Esta problemática se aborda en la primera parte delcurrículum, en el cual hemos participado a través de volumen.diversas actividades institucionales, interinstituciona- En la segunda mitad de la década de los setentasles, nacionales e internacionales que han permitido el yen la década de los ochentas, y debido a factores tantoavance de esa investigación, y su socialización a través académicos como geopolíticos, México fue una sedede la generación de múltiples productos vinculados a importante en América Latina en cuanto a la gestaciónella. Sin embargo, lo que ahora se presenta es aquella y el desarrollo incipiente de un discurso crítico en elparte que responde más a la necesidad de elaboración, campo del currículum. Sin embargo, la complejidadde confrontación con el propio pensamiento y con los misma del discurso y la inercia de las prácticas educa-supuestos hipotéticos iniciales de los que se parte tivas institucionales, entre otras cuestiones, han pro~generalmente cuando se quiere comprender algún as- piciado que este discurso crítico funja en muchaspecto o dimensión de la realidad. Necesidad de elabo- ocasiones como un mito que obstaculiza las transfor-ración que requiere del trabajo prolongado, individual maciones curriculares, apacigua a las mentes inquie-y solitario del estudioso de cualquier campo, me refiero tas y permite a muchos portar un emblema de cambioa ese trabajo que demanda retiro y aislamiento. el y transformación, que en la práctica se ha traducidoencuentro del investigador consigo mismo, para gene- fundamentalmente en la obtención de espacios derar y exponer su trabajo para su análisis por parte de poder en los cuales el discurso cobra sentido en sísus pares yde sus lectores. mismo y no en su capacidad de afectación y transforma- El volumen es una síntesis que recupera elemen- ción de las prácticas y las instituciones.tos conceptuales de importantes trabajos de las dos No obstante la situación crítica que se ha señaladoúltimas décadas por autores mexicanos, de otros paí- y el mito al que nos hemos referido, México se encuentrases de América Latina y norteamericanos e ingleses; los con una importante riqueza en materia de currículum, que se articulan y presentan con elementos conceptua- 11 10
  8. 8. Alicía de Alba que ha heredado de las dos últimas décadas; ante tal 1. La Crisis riqueza, y afrontando la crisis y el mito, se encuentra la exigencia conceptual, sodal, institucional e histórica de analizar perspectivas que permitan el desarrollo cualitativo del campo del currículum, tal y cómo lo exige la sociedad global en este momento, reconociendo los cambios acelerados y trascendentales que estamos viviendo en este fin de siglo y ante los retos que está planteado el siglo XXI. Dedicamos la tercera parte del volumen al plan- teamiento inicial de algunas de estas perspectivas. desarrollamos nuestra propia concepción de currículum y de determinación curricular, exponemos algunas de las coincidencias existentes entre el pensamiento crí- tico que se ha desarrollado en México y la pedagogía 1. Currículum: discurso y práctica, ¿hacia los límites radical de Giroux y McLaren; por último esbozamos o la transformación? algunas cuestiones sobre el carácter político de los currícula universitarios en este momento de cambios y crisis en múltiples ámbitos de la vida social. De hecho, esta tercera parte se constituye en el En septiembre de 1987, analizando la problemáti- cierre del volumen yen la apertura de un proyecto de ca del campo curricular con un grupo académico ele la investigación, a través del cual pretendemos abordar la ENEP Zaragoza de la UNAM, 1 éste seüaló los siguientes problemática de los retos que el siglo XXI está plantean- aspectos, preocupaciones y tópicos de interés: do en materia de determinación curricular a las univet-. sidades públicas de países como el nuestro, ya que si 1. Falta ele socialización de la fundamentación bien es cierto que los avances de la ciencia y la tecno- de las propuestas curriculares en relación con logía, y la preponderancia actual del. libre comercio amplios sectores de docentes, autoridades y como base de organización social son innegables como estudiantes. tendencias y como desarrollos sociales actuales, es cierto también que para asumir tales tendencias. o para 2. Problemática metodológica-técnica (instru- colaborar en la construcción de una nueva utopía mentación)de los currícula, desde una perspec- social deseable y posible, el currículum universitario tiva critica. debe constituirse en una posibilidad pflIa desarrollar una de las mas complejas e importantes capacidades humanas: la capacidad de pensar. 1Escuela Nacional de Estudios Profesionales Zaragoza (ENEP-Zj de la " Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 12 13
  9. 9. Alicia de Alba La Crisis3. Impottancia de la relación evaluación A este equipo le hice notar que de entre suscurricular-investigación. intereses y preocupaciones se lograba apreciar una ausencia central: la problemáticafonnativa.4. Problema de la historización de los currícula. En el seminario sobre el origen y el desarrollo del campo curricular, llevado a cabo en Jalapa en octubre5. Ausencia de análisis particulares y concretos de 1987, se señalaron como puntos problemáticos o dede las distintas relaciones y problemáticas de los interés fundamental en el campo del currículum loscurrícula. siguientes:6. El asunto de la participación de docentes y -Falta de conceptualización del currículum,alumnos en los procesos de la evaluación -la desarticulación entre el campo de trabajo y locurricular. que se contempla en el currículum, -el monismo metodológico frente al reclamo de7. Tendencia a medir, más que a identificar, la diversidad de métodos,problemas en las investigaciones curriculares. -los ámbitos de poder y las confrontaciones de hegemonía y contrahegemonía en el campo del8. Complejidad de la relación plan de estudios currículum,modelo-plan de estudios vivido. -falta de procesos de evaluación en los planes ya establecidos, .9. Relación entre la confrontación teórico-con- -los documentos que son los productos termina-ceptual de un campo y la definición de los les del estudio y desarrollo del currículum nocurrícula que con él se vinculan, así como del son lo suficientemente explícitos para transmi-sistema de enseñanza-aprendizaje que a éstos tir las ideas y objetivos a los catedráticos y a loscorresponda. alumnos que lo llevarán a la práctica, -desconocimiento del campo del currículum,10. La problemática de adentrarse en el campo -falta de participación,curricular de manera casual. -la influencia de la antigua corriente cuyo éxito se debe, en gran medida, a que da "recetas" (no11. Desvinculación de los especialistas y los hay que buscar pensar),equipos académicos que se dedican a los proyec- -el desconocimiento de las implicaciones deltos curriculares en las universidades y demás eurrículum,instituciones educativas del país. -la desvinculación e incongruencia de los conte- nidos curriculares con la realidad social,12. La ausencia de un trabajo más conSistente -las materias que conforman los planes de estu-entre los aspectos económicos y el currículum. dio no corresponden a las necesidades de la sociedad en este momento. 14 15
  10. 10. Alicia ele Alba La Crisis Por otro lado y refiriéndonos a la situación del desde la cual el campo curricular en nuestro país se ve campo en Estados Unidos, Phillips Jackson (1981: 18- afectado por lo que sucede en el campo del currículum 19) en su trabajo "El currículum y sus descontentos", en el resto del mundo y, de manera específica, en los seüala los siguientes corno los puntos principales de Estados Unidos. descontento en el campo del currículum: El intentar comprender las características y las formas de expresión particulares de la crisis del -"El razonamiento de T!:Jler es caduco y tenemos currículum en nuestro país, se vincula con el carácter poco o nada con qw~ reemplazarlo." político-académico de toda propuesta curricular, y no -"Nuestras maneras actuales de pensar y hablar así con un afán de erudicción academicista. de las escuelas y de la educación no hacen Lo cierto es que a través de los currícula universi- justicia a la complejidad y dignidad de la condi- tarios estamos formando a las nuevas generaciones de ción humana." profesionales que se están incorporando al mercado de -"El control del currículum está en manos de los trabajo, ya la sociedad civil en general, en un momento tecnólogos, elahoradores de pruebas, editores de crisis en distintos ámbitos. de los Libros de texto y administradores escola- En este sentido, se intenta en seguida un acerca- res." miento a la situación que hoy se vive en el campo del -"Nuestras escuelas están perdiendo de vista los currículum. valores y metas humanisticas." En cuanto al discurso sobre el currículum pueden -"Los trabajadores del currículum tienen poco diferenciarse dos tendencias: una de corte crítico, que que Qlrecer a los proJesores que les sea de ayuda se ha venido desarrollando en los últimos diez años. la directa." cual es relativamente consistente en sus planteamien- -"Se están ignorando la..s dimensiones estéticas y tos, pero tiene un incipiente arraigo en los procesos espirituales de la experiencia educativa" curriculares concretos. Y otra de corte técnico, dura- -"Nuestras escuela.."> están dañando a muchos mente criticada, pero con un fuerte arraigo en los estudiantes, particulam!-ente a los niños y a las procesos curriculares concretos, la cual ha intentado minorias ele pobres y oprimidos". recuperar las criticas refuncionalizando sus aportes al incorporarlos a su lógica interna.En la primera: Los problemas señalados, en tres momentos dis-tintos y por tres diferentes portavoces, apuntanhacia "se critica el diseño curricular por objetivos, sela necesidad de asumir la crisis en la cual se encuentra propone el trabajo de programación a partir deel campo del currículum. las estructuras conceptuales; en esta tarea se Esta crisis, desde luego, se expresa y desarrolla de subraya el papel del docente; se intenta lamanera distinta en los países altamente industrializados reconceptualización de la noción misma de obje-y en los nuestms; sin embargo, el hacer referencia a tivos y de su vinculación con el problema de laaquélla en éstos se debe tanto a la influencia que ejer- acreditación y la evaluación: el modelo curricularcen sobre nosotros como a la interrelación e interde- de las UAMs (especialmente el modelo Xochimilco)pendencia mundial en todos los campos, perspecUa impacta de manera s ig11 Ukatiua al campo; des ta- .~ 16 17
  11. 11. Alicia de Alba La Crisis ca La discus ión sobre Las divers as nocion es de ción se sostie ne no sólo como impor tante, sino como prácti ca profes ionaL entre La UAM-AzcapozaLco y indisp ensab le y funda menta l. La UAM-XochimíLco; eL plan A-36 de Medic ina Las nocio nes de innov ación y cambi o ocupa n un tambi én impac ta aL camp o curricu Lar; se desar ro- lugar privile giado, aunqu e se manti ene oculto el porqu é LLan intent os para traba jar desde una persp ecti- y el para qué de éstos. Tamb ién ocupa un lugar impor - va ampli a de partic ipació n en Los proce sos tante la idea de model o o propu esta. Se sostie ne el curricu Lares; se LLeva a cabo una reLectura de Los carác ter neutr al del camp o. autore s dásico s (espec íficam ente de TyLer y Taba) ; El camin o hacia la eficie ncia y la efecti vidad se se expre san de mane ra incipie nte aLgunos inten- sigue privile giand o, a propó sito de la urgen cia de la tos por de veLar eL origen y eL desarroLLo deL campo crisis en el país. a partir de su recon strucc ión históri co-con cep- Las grand es ausen cias sigue n siendo la teoria y el tuaL; se habLa de curríc uLum oculto ; se difere ncia carác ter polític o-soci al de las propu estas curric ulares . el curríc uLum forma L del cunicu Lum vivido ; se En cuant o a los proce sos y las prácti cas curric ulares eLabo ran autoc riticas por parte de aLgunos auto- nos encon tramo s con una situac ión en la cual se res; se incorp ora La persp ectiva deL anáLis is de Lo puede n recon ocer los siguie ntes rasgo s o aspec tos. cotidi ano aL campo deL cunicu Lum en educa ción super ior; se critica La búsqu eda deL modeLo; se "Si bien La prácti ca domin ante sigue siend o aque- postuL a La impor tancia del st-Yeto; se reconoce aL LLa que se carac teriza -entre otras cuesti ones curríc uLum como prácti ca sociaL; se traba ja sobre impor tantes - porqu e La eLabo ración y evaLu ación La reLacíón entre eL curríc uLum y La forma ción de Los curríc uLa sigue estan do en unas cuant as docen te, se empie za a señaL ar La impos ibiLida d mano s, así como por La ausen cia de invest igacio - deL desarroLLo deL discur so curricu Lar, se señaLa nes, anáLis is y reflex iones sobre La vída escoLar su agota miento ". gener ada en tomo aL currícu Lum, es cierto tam- (De Alba: 1987; 2-3) bién que se han multip licado Los espac ios institu cionaL es que dan cabid a a equip os acadé - En la tende ncia técnic a, despu és del auge del micos y espec iaLista s dedic ados a Lo curricu Lar".diseño por objeti vos se obser van como influe ncias y -"En Las institu ciones educa tivas se han increm en-rasgo s impor tantes : el énfas is en el anális is del conte - tado Las prácti cas sobre Lo curricuLar, no sóLo Lasnido, la preem inenc ia de la noció n de planif icació n en prácti cas profes ionaLe s, sino Las prácti cas esco-el camp o educa tivo y en el curric ular, así como, en Lares en gener al."estrec ha vicula ción con ésta, la noció n de evalu ación . -"Esto es, en eL terren o de Los proce sos socioe du- En esta línea cobra impor tancia la evalu ación de cativo s y de Las prácti cas educa tivas en Lo concre -progr amas. El probl ema del curríc ulum se conci be to, Lo curríc uLar ha cobra do prese ncia en Los Icomo una tarea de reade cuaci ón a los nuevo s fines y último s Lustros."como un camin o hacia el logro de las metas establ eci- -"De taLfor ma, nos encon tramo s con institu cione sdas en los progr amas; en esta direcc ión, la partic ipa- educa tivas atrave sadas por prácti cas escoLares Jo 18 HJ
  12. 12. La Crisis Alicia de Alba -la ausen cia del anális is sobre el probl ema y profes ionale s dedic adas al campo curricular o forma tivo, así corno de espac ios forma tivos so ­ en estrec ha vinculación con éste". bre lo curric ular. en las institu cione s educa ti ­ (De Alba: 1987b ). vas; .. ]a ausen cia. del <lnúllsis de la proble mátic a Un aspec to sustan tivo es la incorp oració n fortui ta teóric o-epis temol ógica del emnp o educa tivo en de profes ionale s de todas las áreas al camp o del generc tl y Si.l ine1udi.blc rclí-:lCión con la del currí­ curríc ulum. C1¡[1;Il II. las implíc acicm es elel ahistoric.isl11 Otro aspec to impor tante es la incorp oració n con ­ o y el I1wca nisl1lo que. lé:1 t(~nclcrlia tcclw logicis la han fusa, desar ticula da y contra dictor ia del discu rso curri ­ cular en la cual se desta ca el mecan icism o, el ahisto ri­ propic iado: -la ausen cia de anális is partic ulares que per­ cisma y el acritic ismo. De tal forma que, en las prácti cas mitan comp rende r la compl Ejidad ele los distin ­curric ulares , es comú n obser var una suerte de eclect icis ­ l.os cllrríc ula -en esto es espec ialme nte int.ere­mo en la tarea de retom ar aspec tos discur sivos. sante el estud io de las implic acione s del nuevo En cuant o a aquel los grupo s que tiende n a incor ­ mode lo de desarr ollo econó mico (terce ra revolu ­porar los aport es del discu rso crítico , esta forma de ción indus trial, auge de la micro electr ónica .incorp oració n, mecan icista , ahistó rica y acrític a, no se prepo ndera ncia mund ial de la econo mía dehasup erado ; porel contra rio, ha contri buido a instau rar merca do) en el camp o del curric ulum -la desca ­en el ámbit o de la relaci ón entre el produ ctor del lWcac ión de óptica s analít icas afines y compl e ­discu rso y el protag onista -escu cha el mito del curríc u­ menta rias a partir ele privile giar una sola óptica :lum, al cual nos referi mos en la segun da parte de este -la ausen cia de reflex ión y elabo ración sobre lavolum en. dimen sión metod ológic a desde una persp ectiva Se obser va tambi én cierta lucha en las institu cio­nes en cuant o a los espac ios legítim os que han de ase~ critica . Esta dificil situac ión en la que se encue ntra elsorar o coord inar los proce sos curric ulares . Oscila ndo camp o del curric ulum tiende , o bien hacia los límite séstos entre las instan cias de plane ación y aquel las más del desarr ollo discur sivo y la reiter ación circul ar de lacerca nas al ámbit o espec íficam ente acadé mico (por prácti ca, ü bien hacia una transf ormac ión profu nda..ejemp lo, las que depen den de la secre taría acadé mica El camin ar hacia los límite s discur sivos y lade una unive rsidad ). circul aridad prácti ca apunt a a la repro ducci ón funcio ­ Cabe enfati zar que se obser va en la prácti ca un nal y m~canicista del camp o, en la cual sus probl emasprobl ema centra l: la ausen cia de espac iosfo rmati vos centra les perma necen ausen tes y obscu ros: inten tarsobre lo curri cular . su transf ormac ión implic a transf ormar el discu rso, la Como ha podid o adver tirse, la crisis del camp ocurric ular en. México afecta -por divers as razon es- al pi"áct ica y su relaci ón. Esta transf ormac ión requie re de ir a la comp ren-discu rso tecno logici sta y al discu rso crítico . sión de sus probl emas princi pales, tanto en lo que En el conte xto de esta crisis cabe desta car los conci erne al desarr ollo social ampli o en el plano inter­sigu}c ntes aspec tos: 21 20
  13. 13. Alicia de Alba La Crisis nacional y su influencia en la determinación de ciertos aspectos de los currícula, como el análisis de las mecanismos ocultos y específicos de dominación. trans- particularidades de nuestros países (y de cada uno de mitidos en el seno de la institución escolar, acordes con éstos) v su influencia en lo curricular. las necesidades sociopolíticas de dominación en la De acuerdo a lo anterior se consideran impor- sociedad actual. Si bien sus análisis se centran en la tan tes -entre otros- los siguientes puntos de reflexión. sociedad estadounidense, el alcance de sus críticas Un aspecto central es lafonnación de los equipos toca la esencia del funcionamiento de la institución de trabajo en las instituciones educativas, así como la escolar en las sociedades afectadas por el proceso de la de los especialistas. En esta línea formativa sería im- industrialización. portante incorporar los aspectos centrales de la polémi- ca en torno a la teoría pedagógica o ciencia(s) de la "Los procesos sociales de muchas aulas militan educación, así como el asumir la influencia determi- contra desarrollar en los estudiantes un sentido nante de los teóricos norteamericanos y europeos en el de comunidad. Como en el orden social global la pensamiento curricular, y la necesidad de enriquecer el competitividad y eL esfuerzo individuaL se en- campo con los aportes del pensamiento latinoamerica- cuentran en eL corazón de la escoLaridad ameri- no. cana. En términos ideoLógicos, la colectividad y Esta asunción implica llevar a cabo tanto un La solidaridad social representan poderosas esfuerzo por lograr un mejor nivel de actualización en amenazas al ethos del capitalismo. Este ethos el campo, y de difusión del trabajo que se hace en está construido no sólo sobre la atomización y La nuestros países, como el lograr una incorporación división deL trabajo. sino en Lafragmentación de verdaderamente crítica y analítica de este pensamiento La conciencia y de las reLaciones sociaLes. La que nos influye de manera determinante. estructura de La escolaridad reproduce el ethos En este momento es relevante la incorporación del de la privatización y La postura moral del egoísmo pensamiento crítico que se ha estado desarrollando en en casi cualquier nivel de los curriculaformales Estados Unidos e Inglaterra. Y ocultos". Nos parece que de los autores de estos países son (Giroux-Penna: 1981) especialmente significativos para nosotros aquellosque incorporan en sus posiciones el análisis de la Si bien es importante la no negación de la influen-problemática cultural, social, política, ideológica y eco- cia del pensamiento norteamericano y del europeo, esnómica a través de las mediciones propias de los fundamental, como ya se senaló, el conocimiento de losprocesos educativos, nos referimos en particular a autores latinoamericanos que han desarrollado traba-autores como Giroux, Apple, McLaren yWillis (entre los jos en el campo del curriculum, específicamente los quemás destacados). han escrito en México en los últimos diez años, por la Para nosotros Giroux y McLaren cobran una sig- importancia geopolítica y académica de nuestro país ennificación especial en la medida en que en el centro de esta producción.su pensamiento se encuentra un real interés Este pensamiento desarrollado en México se haemancipador. Sus trabajos se esfuerzan por develar los caracterizado. tanto por la crítica al pensamiento de ". corte técnico como por la búsqueda de un pensamiento 22 23
  14. 14. La Crisis Alicia de Alba "dependerá de todos los miembros del campo, de curricular capaz de responder a necesidades sociales amplias, emancipatorias. acuerdo al papel que cada quien desempeñó en él, el que las elaboraciones conceptuales, los Otro aspecto fundamental, vinculado con los an- análisis y las propuestas en esta línea, se inscri- teriores, es el esfuerzo por historizar, tanto los currícula ban en un movimíento de transjonnación consis- particulares (lo cual se ha venido señalando desde hace tente, que tienda al enriquecimiento ya la conso- casi diez aüos) como la construccion misma del campo, lidación del campo, o que se convíerta en el nuevo concibiéndolo como un espacio de intervención canto de la sirena que nos apacigüe en este institucional y un campo de estudio específko. Esto es. momento crítico". recuperar un sentido histórico al interior del campo del currículum yen relación a cada currículum específico. (De Alba: 1987b). La tarca de historizar -tanto los curricula especi- ficas como el campo mismo del currículul1l- se ubica en En esta tarea reflexiva parece interesante apuntar la inquietud de que se pueda negar el pasado, en las siguientes cuestiones. sentido hegeliano, al objetivarlo como historia. Lo cual Hace algunos años Roberto Follari (1983) YÁngel nos permite asumirnos corno sujetos sociales que Díaz Barriga (Díaz Barriga-Barrón Tirado: 1983/1984), devienen de dicho pasado histürico o hislorizado. El con distintos énfasis señalaban la importancia de pri- historizador permite y posibilita la cUlllprension de los vilegiar una sólida formación teórica ante el embate de procesos sociales desde la perspectiva de: su devcnir la tendencia curricular que pugnaba por diseñar los concreto. currícula de acuerdo a las funciones profesionales o Ahora bien, en este momento, ante la instauración tareas desempeñadas por los egresados en el mercadode un nuevo modelo económico en el cual nuestros de trabajo. Hoy en dia ante los acelerados avances de lapaises están destinados a cumplir funciones subordi- microelectrónica y de la tecnología de punta en general,nadas pero dificilmente esquivables, ante la inminente esta formación teórica básica se empieza a exigir amodernización, expresión última del proyecto de la partir de las necesidades mismas del mercado de traba-modernidad, ¿en qué tipo de curriculum podemos jo en los países altamente desarrollados.pensar? Esto nos obliga a plantear una diferencia impor- Intentaren este momento respuestas relativamen- tante entre una formación teórica básica y una crítico-te acabadas a tal interrogante no sólo resultaría arries- social. Esto es, parece fundamental sostener la impor-gado, sino ingenuo; sin embargo, es necesario esforzar- tancia de una formación teórica básica en la universi-se por pensar en esta compleja relación: currículum- dad; sin embargo, también es importante reflexionarmodernidad (en su expresión actual como moderniza- sobre la necesidad de una formación crítico-social queción). le permita al egresado la comprensión del papel que Alguno~ auto.res han iniciado un trabajo intere- juega su profesión en el contexto social amplio y, porsante en esta línea, es importante escuchar sus voces; tanto, del que juega él, como profesional, sujeto socialsin embargo, cabe señalar que parte constitutiva del tejido social. or 24 25 !
  15. 15. La Crisis Alicia de Alba En esta formación crítico-social cabría un énfasis y dimensiones. Esto es, en el momento actual, en el cualespecial en la dimensión ideológico-cultural específica se prevén cambios en los currícula, es importanteo particular de nuestro país. Nociones como cultura volver la mirada a sus aspectos formales-estftlcturales,autónoma, cultura apropiada. cultura enajenada y al tiempo que se siga insistiendo en la)mportancia decultura impuesta (Bonfil Batalla: 1984) parecen tener conocer los procesales-prácticos Y la interrelación en-hoy más que nunca un espacio potencial explicativo en tre ambos.cuanto a las relaciones con la ciencia y la tecnología en De acuerdo a esta complejidad conceptual, a partirpaíses como el nuestro. Traerlas del ámbito de la teoría de la cual se piensa hoy en día en el currículum, esde la cultura y de la antropología, en los cuales han sido importante superar la tendencia a asumir una únicapensadas para el análisis de los sectores populares e óptica analítica desvalorizando las demás. Esta situa-indígenas, parece una tarea no sólo importante sino ción se vincula directamente con la tendencia a asumirnecesaria. tendencias y metodologías en el campo del currículum En esta misma línea, la revisión del proyecto más como modas que como alternativas consistentes;ideológ~co-culturalpor el cual están jugando las uni- desde luego, el nexo de esta asunción de modas con elversidades parece una posibilidad enriquecedora. El grave problema formativo -al que nos hemos referido entrabajo de Bonfil Batalla (1986) en el cual analiza los reiteradas ocasiones- es claro y directo.tres proyectos culturales que se atisban en el horizonte En la crisis del currículum se concreta la luchanacional (proyecto Televisa, cultural único y pluri- entre una racionalidad tecnocrática, encubridora decultural) aporta elementos centrales. los verdaderos problemas del campo del currículum. la Parecería caprichoso y con cierta vocación de cual ha mostrado sus límites discursivos (enmarcadosfracaso el dejar de considerar en los currícula univer- en una lógica formal-lineal) Ysus escasoS alcances en sitarios actuales la incorporación de una vigorosa área los procesos prácticoS, que tiende actualmente a unatecnológico-práctica. circularidad funcional y engañosa, y una razón etítico- En síntesis, reflexionar en este momento sobre un transformadora que se le opone colocando en el corazón currículum que p¡;opicie una sólida formación teórica de su pensamiento el carácter político-ideológico Ybásica, una formación crítico-social (en la cual se sociocultural de toda propuesta curricular, razón que incorpore la dimensión ideológico-cultural) y una vigo- se empeña en conocer Ydevelar los complejos procesos rosa formación tecnológico-práctica parece una tarea sociales de dominación Y resistencia de los cuales que tiende a cobrar importancia. Esto, tanto en los forman parte los procesos curriculares y en los cuales-aspectos estructurales-formales del currículum como se desarrollan. los procesales-prácticos2 • Con el último señalamiento se quiere enfatizar la importancia de concebir al curículum de manera am- plia, así como de intervenir en él en todos sus aspectos]Sobre esto volveremos en la tercera parte del volumen, cuando se abordala prohlemática de la determinación curricular. • " 26 27
  16. 16. II. El mito Nadie piensa solo. El pensamiento está posibilitado y marcado por el lenguaje que es radicalmente sociaL interpersonal (.. .) los diversos lengua- jes hay que comprenderlos como jue- gos lingüísticos", que poseen sus pro- pias reglas de acuerdo a su contexto o forma de vida (. ..) el sentido de las palabras supone algo más que defi.- I nirlas convencionalmente. El sigrüJi- cado de las palabras se obtiene a partir de reglas de uso o de comunica- ción. Estas reglas no son de origen I individual, se forjan en un contexto social determinado (forma de vida) ~J tienen un carácter normativo para la I conducta ele las personas allí implica- das. Mardones y Ursúa Se parte de dirigir la mirada hacia la situación en el campo del currículum a finales de la década de los setentas, momento clave en el cual se gesta y empieza a expresarse en México -como sede geopolítica y acadé- mIca- un movimiento de corte critico en contraposición a la tendencia tecnologicista dominante en el campo de la educación superior en el país. Aquellos elementos concretos que funcionaron como disparadores de este movimiento de corte crítico han sido señalados por autores como Díaz Barriga (l985b); sin embargo, cabe enfatizar que en América "I1 29IIj1
  17. 17. Alicia de Alba El mitoLatina en las décadas de los sesentas y de los setentas de las ciencias y las humanidades. En el campose viven momentos de desarrollo económico-social y de educativo los aportes de éstos han sido la sedeapertura ideológico-política. aunque también se obser- geopolítica y académica de cierta producciónva la imposición de regímenes autoritarios y dictatoria- intelectual en el campo del currículum durante lales. Esto provocó una situación generalizada de des- década pasada y esta, es válido afirmar quecontento, así como de búsqueda de nuevos caminos en dícha producción es de carácter latinoamericano,todos los órdenes e intentos constantes de lucha por ya que en ella se ubica, tanto el trabajo especificosuperar la dominación tanto interna como la sufrida de académicos mexicanos como el de académi-por las desigualdades e injustas relaciones que privan cos de otros países latinoamericanos. El énfasisen el orden internacional. puesto en México responde más a estefenómeno Este clima de inconformidad, búsqu.eda y lucha es de producción conceptual latinoamericano, gene-la clave del rechazo a la tecnología educativa en nues- rado en México, que a una referencia sólo geográ-tros países, asunto que los teóricos norteamericanos fico-nacionalista". (De Alga: 1986).tuvieron como punto central en sus preocupaciones yen sus análisis!. Y es también en este clima deinconformidad y de búsqueda de explicaciones y solu- Es también importante el flujo editorial haciaciones a nuestros problemas educativos que se inicia la México, el cual se incrementó considerablemente en laconstrucción del discurso crítico en el campo del década de los setentas. La conformación del discurs0 2 ,currículum en México. a lo largo de más de una década, pasa por distintos "El énfasis que se hace en México no es ahistórico, 1 Cabe acotar que e/~ este trabajo el análisis se centra en la producción obedece a razones históricas. Debido a las dicta- del discurso crítico y en la relación constructor de la palabra-protagonista- duras militares a las que se ha sometido a escucha, y no así en las prácticas educativas; en todo caso, lo que aquí díversos países latinoamericanos en las últimas se plantea puede propiciar y permitir el análisis de éstas. Esto es, nos décadas -entre éstos a Chile, Uruguay y Argen- estamos refiriendo a prácticas sociales distintas: la producción di lo que "podemos denominar saber discursivo " saber teórico, saberobjetivado, tina-, se produjo en México unfenómeno intelec- saber acerca de la práctica, distinto del saber práctico, no objetivado, tual particular al converger en el país (a causa del conciencia práctica, etcétera. Mientras que el primero es producido exilio) destacados pensadores en distintas áreas conscientemente por especialistas, el segundo es poseído por los agentes enforma no discursiva, y sólo se manifiesta en su puesta en práctica. EnI Esta preocupación por el rechazo de los educadores latinoamericanos el campo que nos interesa, el primero es producido-poseído por losal proyecto de la tecnología educativa puede apreciarse en trabajos tales científicos de la educación, es decir investigadores, especialistas, y todocomo: Claudia Zaki Dib "Transferencia de la tecnología de la educación tipo de sujetos autorizados para hablar de educación. El segundo esen el área cientifÍ<;a ", conferencia magistral presentada en elll Congreso poseído y puesto en práctica como saber hacer, por los maestros) todosNacional de Tecnología y Educación, Toluca-México, noviembre de aquellos agentes que producen elfenótneno educativo. Mientras que para1980; Clifton Chadwick, "¿Por qué está fracasando la tecnología los primeros la realidad educativa (prácticas, instituciones y agentes) eseducativa?", e Hipólito González. "Tecnología educativa: ¿hacia una prioritariamente un objeto de conocimiento, para los segundos es unoptimización del proceso de subdesarrollo?", en Revista de Tecllología I ámbito de acción e intervención". (Tenti: 1983)Educativa, 2, 4, 1976. i 31 30 .1
  18. 18. AlicÍ<l de Alba El mita 1I1Omentos, COlUO se scúa16 en la primclél parte de este protagonista-escucha, 10 ha abandonado en la medida volumen>. en que ha descuidado la intención del discurso para En síntesis, cabe afirrn,ll que a partir de la déCC:lda establecer la comunicación con él. Esto es, ha descui­ de los sdcnLas el currículum ha sido un i. : 111 po priori­ dado el diálogo desde la perspectiva de las condiciones lario y privilegiado en el universo edl.lcativu ;:ololarizac!o de posibilidad de dicho diálogo, de manera implícita le del país, en las preocupaciones académico-científlcas demanda seguir su camino, sus cambios bruscos o no del constructor de la palabra del discurso cri tico yen las en éste, y no así la comprensión, el análisis y la crítica preocupaciones político-institucionales del protagonis­ de sus planteamientos; le demanda ser su "seguidor", ta que construye cotidianamente el currículum en las en el sentido de adherirse a su discurso de manera instituciones educativas. dogmática y doctrinal y no crítica. El desarrollo de esta tendencia crítica! ha sido Tal demanda se encuentra implícita en las condi­ profundamente vertiginoso, turbulento, precipila.do y ciones de posibilidad de la comunicación y se inscribe múltiple en sus txpn~siollesy el cambio de sus rumbos. en el terreno de la forma y la estructura del discurso, En estos afws el protagonista-escucha se ha encontra­ más que en sus contenidos. do realrnente en el centro de una vorágine discursiva, La comunicación se ha roto, la comprensión se ha el con~;trucLor de la palabra se ha ido alcj:Jnclo dei dificultado, el discurso crítico, desde la perspectiva de la relación entre el constructor de la palabra y el 3 En los 1Il(lIlori([j de dus e:eu({)s e/ove se expresa UllU Il({ne :,igllijico!iJu protagonista-escucha, se ha ido transformando en el del 1I(s(/rro/lo de eSlc discurso, ({un que desde luego exislell otrus mito del curriculum5 . dOCIUilC/!tos básico,). Lstu aCOlación intP/lf({ ubicor alleelur ell re/acián ({ la telllporalidoc/ y los linde ros del discurso aílicu en m/Cítisis: Ellcuclltru sobre diseiio curricular (II,elllOliuj, ENEP-Araéióli, UNAM, AIéxico, 5 El planteallliento de la tranlformación del discurso crítico en el 111 ita del 1982; Simposio Experiencias Curriculares el1 la Última Déc({c/a currículum se ha expresado formalmente en el proyecW de investigación (I/lemoria; DIE-CINVESTA V, Inslituto Politécnico NGciol1al, México, "Evaluación curricular: onálisis de concepciones y experiencias en 1983). Mhico". El tema se abordó también en Alicia de Alba: "Consideraciones sobre la illllJOrtalicia de la expliótación de referentes teóricos en el 4 Los prillleros que trabajaron sobre el desarrollo de esta tendencia campo del desarrollo curricular (currículum y teoría) ", UNA.M. México, intentando fina periodizació/l a tmvés de las caracteríslÍms básicas de 1984 (mecCl/wgrama). el proyecto de investigación contiene los siguientes coda mOl/lcnto júcron: Angel Dím. Barriga CI1 su pouicipoción (u el "Supuestos hipotéticos iniciales: Se liGrtefundamentalmente del desarrollo documento que se presentó COI/lO reslmesto ul doculllellto base SO!JIC de experiencias conceptllalesformuladas en los países latinoamericanos, currícululll del COllgreso Nacional de Investigación Educativa (j 981, porticulnrlllente en el campo de la educación superior ell México, en elj CONACYT-México, publicado en sus Ensayos sobre la problemática que se han generado aportes significativos tanto en el área del análisis" curricular, 1984, Trillas) y Roberto Fa llarien su "ReslJllestaal documento y elaboraciólI conceptuales COIlIO en el de las prácticas educotivas; en base de la Comisión sobre Desarrollo Circular", en Foro Universitario, este sentido se obsen·(1I7 los siguientes aspertos: 15, 1J, México, febrero de 1982, pp.48-53. Posteriurmente Angel Díaz 1. Se pueden diferenciar a gmndes rasgos dos posiciones en cunllto al Barriga retoflla este tópico en "La evolución del discurso curricalnr en análisis del currículum:I México (1970-1982). El caso de la educación superior y universitaria", a) (Ulue!las Finculadas directamente con los teóricos en Revista Latinoamericana de Estudios Educativos, XV, 2, 1985, norte(// /le ricanos, México . pp. 67-79. (continúa) 32 33
  19. 19. Alicia de Alba El mito "Nadie piensa soLo. EL pensamiento está posibi­ requerido para establecer el diálogo entre los construc­ Litado y marcado por eL Lenguaje que es radicaL­ tores de la palabra sobre algo -en este caso sobre el mente sociaL, interpersonaL" discurso crítico del currículum-, y los sectores sociales (Mardones y Ursúa: 1982; 196) que son protagonistas de aquello sobre lo cual se habla, a partir de lo cual se construye la palabra: maestros, Si bien existen distintos lenguajes sobre las mis­ alumnos, funcionarios, sectores sociales que presio­ mas cosas, es importante considerar el lenguaje como nan para determinar la orientación de un currículum, el vehículo privilegiado de comunicación, o como el especialistas en educación y autoridades, que coti ­ obstáculo central de ésta: ...el "diálogo es la base de la dianamente construyen en la práctica del currículum ciencia, el díálogo interpersonal, intersubjetivo, que concreto de cada nivel educativo, de cada modalidad. convierte al escucha en interlocutor. El diálogo en sus Esto es, lenguaje mediador de la relación entre cons ­ múltiples posibilidades y expresiones, los lenguajes tructor del discurso y protagonista social. Protagonista que estas posibilidades y expresiones requieren. El social: ¿escucha, interlocutor o seguidor? lenguaje necesario para la discusión y el diálogo entre Entre constructor de la palabra y escucha el los constructores de la palabra (en el ámbito de la diálogo se ha roto, se ha producido el vacío, vacío que investigación formal-científica), construido bajo deter ­ se va tornando en mito, mito que demanda "seguido ­ minadas reglas deljuego (dominio de un saber, rigor en res", no demanda interlocutores y dialogantes , sólo el manejo del sentido de las palabras de acuerdo a su "fieles seguidores". contexto conceptual-discursivo), distinto del lenguaje En la relación señalada el discurso crítico del currículum se ha transformado en el mito del currícu­ lum, los fieles se congregan en torno a la imagen, la b) aquellas que lum intentado la construcción de nuevos paradigmas a partir del análisis crítico de estos teóricos} del análisis particular consigna implícita es seguir a la encarnación de la de nuestra realidad. imagen, la importancia de la comprensión del problema se desavanece, la rebeldía e incorformidad que dan[1 2. Se observa un cambio súbito de enfoques en las posiciones críticas en origen al discurso crítico se tornan en vehemencia fiel, relación al currículum. Esto manifiesta una preocupación seria por el la lucha se centra en el ataque al espacio socioinstitu ­ campo, así como para proponer opciones alternativas. Sin embargo, la cional desde el cual los distintos sujetos sociales cons ­ gran mayoría de docentes, autoridades y alumnos carecen de los elementos truyen la palabra del discurso crítico y no el contenido formativos básicos que les permitan comprender estos cambios de posi­ y significado de la palabra. Se vive un momento agudo ción, de talforma que el mismo discurso crítico tiende a volverse "mítico" de lucha por el poder, por el poder construir legítima­ para Los legos en la materia pero actores de La problemática, generándose un vacío de comunicación entre los productores del discurso y los actores mente la palabra del discurso crítico. Esta situación de del problema. Se reconoce la necesidad de comunicación y diferenciación lucha se ha soslayado, el protagonista, el escucha se de Illensafes ¿Ji todos [os ámbitos del conocimiento. El problema aquí encuentra atraído por las voces contradictorias y vehe ­ pareciera ser que la discusión en un alto nivel no encuentra canales mentes del discurso crítico, del mito del currículum. En adecuados para comunicar las ideas centraLes del debate a los sectores esta lucha se requieren más bien segUidores que amplios de profesores y alumnos". (De Alba: 1984; 3-4). 34 35
  20. 20. Alicia de Alba El milointerlocutores. La comunicación se ha roto, el mito se l. El constructor de la palabraha instauradot~. Estas notas intentan aportar algunos elementos .. .pero, sobre todo, el lengL!:je pierdepara comprender esta instauración del mito del currícu­ su lugar de privilegio y se convierte, alum -desde la perspectiva de la relación constructor de su vez. en una figura de la historiala palabra-escucha- en el devenir del discurso crítico coherente con la densidad de su pasa­del currículum en México desde finales de la década de dolos setentas y durante la presente. La inquietud central se ubica en la percepción de Michel Foucault,una sensible separación entre discurso crítico (mito del Las palabras y las cosascurrículum) y las prácticas curriculares concretas quese desarrollan en nuestras instituciones de educaciónsuperior, las cuales sufren un impacto de las presiones El que habla, el que tiene el poder de la palabra ensociales, de la aguda crisis que se vive, y se desarrollan el campo del currículum, es un sujeto social que seen una especie de inercia en la cual el discurso crítico mueve y se desarrolla en el contexto de las contradic­funciona más como una banda de transmisión ideoló­ ciones y las luchas propias de éste, esto es, de lagico-reproductora y legitimadora que como un bagaje producción conceptual sobre lo educativo: del campoconceptual-critico que permita enfrentar las presiones de la investigación educativa en México:;,y los conflictos sociales desde la particularidad de las Producción conceptual, formación académica yprácticas curriculares, y a partir de esto aportar algu­ contexto social se constituyen en una relación indiso­nos elementos en el sentido en el que se decida 7 . luble y nada!. Algunos aspectos centrales que permiten(¡El problema, asíplanteado, se ha ido cOflstrutyendo desde lu subjetividad la comprensión de ésta, en el inicio del discurso criticode quim lo expone, qúien el1una tarea de comlllúcacjón inlersubjetiva, sobre el currículum en México, son los siguientes:durante aproxillladalllellle·die::. aFios. f¡a sido l)(Irte dil desarrollo del a) Se recibió como influencia dominante la delC(l{IIPO curricular ell México desde dilersos espacios, ineO/porando la discurso tecnologista9 ,I)roblelflótic{( desde la pClspeclim del cOllstruclOr de lo I)(/Ia/)ra deldiscurso crítico y desde lo perspectiva del escuellO al problema no le esaieuo. es parte df él. La autora h(/ frrtl)oindo (n el campo del cllrríCltlulIl delerlllinados salares sociales, grUIJOS de poder. elc" a partir de 1111desde 1979, En una <talJa inicial su PIIÍClicu l)fofesiollal se desarrolló deter/llinado currículum) ell el cOlllexlo social amplio de UIl proyeclocoordinando o asesorando procesos curriculares en el álllhilo dI lo I Jol íl ico -socia 1.educación superior. ell la UNAM -principall/lente- y ell olgul!os Ol{(i.instituciones de eduulCi(i1l superior; (/ I)({rtir de 1982 se /io declin/(Io (( la s A partir de la [(míu de lo COl1slÍlllción de los (alllpos científicos, deilJ.leSligaciáll, siendo Sil líllea iJásiw de trabajo el ¡UIIíCII!UIII, y l1ourdicII, EI/lilio Telltireu/i;.a un il1teresWlle llllálisis sobre lascspecíjico/llenle (1 C(l/II¡J;) de lit cluluucián. cllrric/llur, curaclcrísticus del ((í;;1f10 de lu investigaciólI edllculÍlo (11 A1éxico, Cfr, Imlnuo Cillldo, diciLIIIhre de 1983,i CU({l1da se l!(Ihlo dú Il¡JOIHII e!nlLCl1to) "ell el ,,("/lido ellllne se decido" J Esto ha sic/o sei/ulado ¡Jor "(Jrios ([U lores, elllre otros 1v1. E. Aguirre Loro,se es Iú ({lud i ewl(J uI corrí el l ,{!ol (1 ico -socio I de IUd, ¡ I Ji~ í ,/(, si (1 ,/I!Iicu!(/ 1,esl(I es, ({ los "ÚCU/O,I que .1( prclellden eSlObíccl! ¡ 01/ I co!/lillÚIl i Angel f)ío~ Uorrigll r I~oh(/to FolloJÍ. ~>6 ~37
  21. 21. Alicia de Alba El mito b) Ante esta influencia dominante, desarrollada cer y enfatizar que, así corno algunos se conso- en un contexto sociopolítico latinoamericano lidaron en esta posición, otros se destacaron por signado por las dictaduras militares y la repre- la búsqueda y construcción de espacios sión social, se generó una situación generaliza- formativos alternativos conformando y/O for- da de descontento -ya mencionada- en los paí- mando parte de grupos académicos que empeza- ses latinoamericanos. México juega un papel ron a tornar distancia de los planteamientos privilegiado en cuanto a posibilidades de expre- tecnologicistas. La influencia de estos intelec- sión de tal descontento, debido a la política de tuales mexicanos en el surgimiento del discurso apertura social que se genera en el país corno crítico es determinante. respuesta al movimiento del 68. d) La formación de intelectuales dedicados a la e) Los currícula a formar especialistas en educa- educación, procedentes del Cono Sur, se carac- ción (pedagogos, licenciados en ciencias de la terizó en ese momento, en unos casos, por la educación, etc.), formalizados en la década de filiación acrítica al pensamiento educativo de los cincuenta con una visión histórico-huma- .corte tecnologicista; en otros, por la crítica a las nista y técnico-aplicativa (de corte normalista), concepciones tradicionales de la didáctica in- se vieron influidos por la tendencia tecno- corporando elementos de sociología, de psicolo- logicista, conservando, sin embargo, aspectos gía social y de psicoanálisis l l (o concepciones de su estructura iniciapo que perdían fuerza y que en él encuentran su origen y pertenencia sentido ante la nueva corriente. La influencia del teórica); en otros más -probablemente la mayo- pensamiento crítico, en la mayoría de los casos, ría- coexistían aspectos formativos con un sóli- se ha ido incorporando a estos currícula a través do contenido socialjunto con una visión educa- del cambio en los contenidos de las materias, tiva tecnologicista, principalmente en las pro- más que de cambios estructurales. En este puestas metodológico-técnicas. Es importante contexto egresaron de las universidades mexi- señalar que no habían iniciado en sus países canas en la década de los setentas especialistas una crítica al pensamiento educativo tecnologi- en educación con serios problemas formativos, cista norteamericano -específicamente en el cam- algunos de los cuales se incorporaron al campo po curricular-, aunque es importante reconocer curricular en espacios socio-institucionales de- sus planteamientos críticos sobre la situación dicados a la producción conceptual, o que hacia de dominación político-social interna, sus reper- esta producción devinieron. Si bien la mayoría cusiones en la educación y su vínculo con la de los egresados que trabajaron sobre el situación de desigualdad y dominación en el currículum se incorporaron a este campo desde plano internacional (específicamente en el caso la posición tecnologicista, es necesario recono- 11 Angel Díaz Barriga ha afirmado que las universidades argentinas de/OEste aspecto ha sido trabajado entre otros, por M. E. Aguirre Lora y Tucumán, Buenos Aires y Córdoba dieron pie en el periodo 1970-73 a unaRosa Ma. Sandoval (1986). renovación del pensamiento didáctico. 38 39
  22. 22. Alicia ele Alba El mito de América Latina), así como la influencia de educativa desde nuevas perspectivas, y no así en las estos planteamientos en el origen del discurso teorías de la construcción del objeto educativo (plano crítico sobre el currículum desarrollado en Méxi- epistemológico)l2. En este trabajo se sostiene que la ausencia señalada ha afectado a los sujetos sociales co. constructores de la palabra del discurso crítico. e) Estos grupos academicos -formados por inte- En esta situación (relación producción concep- lectuales latinoamericanos (mexicanos y proce- tual, formación académica y contexto social) es que sa . dentes del Cono Sur principalmente)- empeza- ha dado la producción del discurso crítico sobre el ron él consolidarse en las instituciones de edu- currículum en México. cación su perior del país, especialmente en aque- El discurso se va construyendo, se inicia la discu- llas ubicadas en la zona metropolitana de la . sión entre los autores que intentan trabajar desde una ciudad de México. pugnando por la incorpora- óptica crítica. Discusión y espacios sociales para CLJÜ::·- ción de aportes teóricos que se caracterizaron truir el discurso se entremezclan, se va gestando una por el rechazo de los paradigmas empírico- lucha por consolidar espacios legítimos para construir analíticos propios de la corriente tecnologicista. la palabra. Se perfila la conformación incipiente de grupos que luchan por el poder en este campo. Es en este contexto, y a partir de la interacción de . Los escenarios de esta lucha son principalllll:lltelos aspectos señalados, que se inicia la producción del eventos académicos en los cuales hay una ::-:d!.~~r:­discurso critico sobre el currículum en México. Esta minación en los niveles de discusión entre los cons-producción. tanto en sus orígenes como ahora, se ha tructores de la palabra, y entre éstos y los protagonis-caracterizado por la incorporación de nuevas teorías en tas-escuchas. Discusión que demanda espacios dife-el campo de la educación. Esta incorporación no ha sido renciados e intenciones de comunicación distintas.privativa del campo curricular, se ha consolidado y El énfasis en la calidad y el sentido de la comuni-difundido a través de los centros de formación de cación se encuentra en la discusión entre los produc-profesores y de los espacios de investigación educativa tores del discurso; la comunicación con el protagonis-y, en menor medida, en los currícula dedicados a formar ta-escucha se ve relegada en la intención de la comu-especialistas en el campo educativo (licenciatura, maes- nicación 13 •trías y doctorados), Tal incorporación conceptual se Las características de la formación académica deconstituYt: como uno de los aportes más significativos los productores del discurso, en especial la ausenciaen el campo de la educación. Sin embargo, en este señalada en cuanto al análisis de la polémica sobre laaporte resalta como una ausencia básica la discusión teoría pedagógica o ciencia (s) de la educación, propiciósobre la re aria de la construcción del objeto en el campo 11 Es/([ proiJ/el11ática se ha planteado, entre otros trabajos, en de Alba:educativo, esto es, del conocimiento y el análisis de la I 986b; 1986c.problemática acerca de la teoría pedagógica o ciencia (s)de la educación. El énfasis se hace en la incorporación 1: Esta indiscrilllillación e¡¡ los espacios de discusión y diálogo se acentúade las teorías del objeto, o sea, en los aportes concep- por la carencia de medios diferenciados de comunicación que sean tuales que permitan la comprensión de la problemática llropius de este call1po (revistas cienlíficas ) de divulgación). 40 41

×