Letra de Cambio

15,581 views

Published on

A. Puelma
La letra de cambio: Formalidades de la letra; Los principios cambiarios de la Ley Nº 18.092; Reglas aplicables a todo acto cambiario; Del libramiento o giro; Del endoso; Del portador legítimo; La aceptación; El aval; Del vencimiento y pago; De los protestos; Formalidades del protesto; Reglas comunes a todo protesto; Las acciones cambiarias y la prescripción; El extravío; Materias no reglamentadas por la Ley Nº 18.092. Del pagaré: Otras reformas de la Ley Nº 18.092.

Published in: Education
3 Comments
8 Likes
Statistics
Notes
  • disculpen que no responda luego, generalmente no reviso los comentarios, nuestros libros estan en la pagina. www.enunapagina.tk para poder bajarlos es necesario estar logueado con una cuenta de facebook, si deseas hacer aportes a nuestra pagina son muy bien recibidos, hazlo a deunapagina@gmail.com
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Te hago un intercambio de libros... tengo mas de 500. Y necesito este fracjon@hotmail.com
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Buen texto! :) me ayudará con mi trabajo
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
15,581
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
30
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
3
Likes
8
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Letra de Cambio

  1. 1. ALVARO PUELMA ACCORSI 2
  2. 2. 3 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGARE ALVARO PUELMA ACCORSI LETRA DE CAMBIO Y PAGARE LEY N° 18.092 EXPOSICIÓN, TEXTO, FUENTES Y CONCORDANCIAS EDITORIAL JURÍDICA DE CHILE
  3. 3. ALVARO PUELMA ACCORSI 4 ALVARO PUELMA ACCORSI EDITORIAL JURÍDICA DE CHILE Av. Ricardo Lyon 946. Santiago de Chile Se terminó de imprimir esta primera edición de 2.000 ejemplares en el mes de abril de 1984 IMPRESORES: Alfabeta. Lira 140, Santiago IMPRESO EN CHILE / PRINTED IN CHILE
  4. 4. 5 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGARE LEY Nº 18.092 SOBRE LETRA DE CAMBIO Y PAGARE1. Propósito de este trabajo. La Ley Nº 18.092 modifica aspectos fundamentales sobre laletra de cambio y pagaré, lo que constituye parte importante de nuestro Derecho Comercial.Habiendo participado, el autor, en la redacción de dicha ley, hemos creído de utilidadefectuar un trabajo sobre ella tendiente a señalar las que estimamos principalesinnovaciones, sin pretender hacer un estudio acabado del alcance de las reformas, ni menosaún una obra sobre Derecho Cambiario.2. Antecedentes generales. El proyecto de la ley se redactó por la Comisión de Reformadel Código de Comercio y leyes complementarias designada por el Ministerio de Justicia,que fue presidida por don Julio Chana Carióla. Participaron, como miembros de estaComisión, los señores Rafael Eyzaguirre Echeverría, Miguel Ibáñez Barceló, PabloLanglois Délano, Luis H. Merino, Tristán Molina, Luis Morand, Enrique Munita Becerra,Alberto Pulido Morgan y Carlos Urenda Zegers. Actuó de Coordinador de la mismaComisión Alvaro Puelma Accorsi y fueron secretarios de ella don Carlos CourtAstaburuaga, don Jorge Delpiano, don Luis Oscar Herrera Larraín y don Manuel José Vial.La Comisión funcionó desde el 1º de agosto de 1975 hasta el 30 de mayo de 1978,realizando 98 sesiones, en que su trabajo principal lo constituyó el estudio del proyectosobre la letra de cambio y pagaré.Después de su despacho por la Comisión, fue presentado por el Ministerio de Justicia a lasComisiones Legislativas de la H. Junta de Gobierno, en las cuales el proyecto sufrióalgunas modificaciones de importancia.3. Objetivo y fuentes. Sobre este particular es ilustrativo transcribir la parte general de laexplicación del proyecto, que envió la Comisión de Reforma del Código de Comercio alMinistro de Justicia:"La Comisión de Reforma del Código de Comercio acordó, como su primera labor, redactarun proyecto de decreto ley sobre letra de cambio y pagaré, para cuyo efecto tuvo presentelo siguiente:La importancia de la materia a tratar, fundamental para las relaciones de comercio interno yexterno;El atraso de la actual legislación contenida en el Código de Comercio y su falta deconcordancia con las reformas que le introdujo el DL. Nº 777 de 22 de diciembre de 1925;Facilitar las relaciones comerciales internacionales con una ley moderna concordante con lamayoría de las legislaciones vigentes en la materia en estudio.Se tomó como base, para la redacción del proyecto, el "Proyecto de Ley Uniforme sobre
  5. 5. ALVARO PUELMA ACCORSI 6Letra de Cambio y Pagaré" aprobado por la Conferencia de Ginebra de 13 de mayo de1938, que es ley en todos los países del Mercado Común Europeo, en la mayoría de losdemás países de Europa y en gran parte de los de América Latina, entre otros Argentina yBrasil.El Proyecto de Ley Uniforme de Ginebra sirvió de base directriz, pero el proyecto contieneinnovaciones y normas emanadas de nuestra propia experiencia y tradición jurídica ytambién inspirada en otras legislaciones. Además del proyecto indicado, se tuvieron a lavista e influyeron en algunos aspectos en la redacción del proyecto, entre otras, lassiguientes legislaciones: la Ley de Instrumentos Negociables de los Estados Unidos deNorteamérica, el Código de Comercio Colombiano de reciente promulgación, laslegislaciones francesa y argentina, que son ginebrinas, y los comentarios doctrinalesfranceses e italianos y argentinos, aparte de la doctrina y jurisprudencia nacionales".4. Metodología. Estudiaremos la materia, en lo posible siguiendo el mismo orden de losartículos de la ley.En el Apéndice I se incluye el texto de la Ley Nº 18.092, con concordancias con losartículos de la legislación preexistente, fundamentalmente el Código de Comercio, y conaquellas normas de otras legislaciones que sirvieron de base a la redacción del proyecto.Además, en el Apéndice II se transcribe íntegro el texto del proyecto sobre Ley Uniformesobre Letra y Pagaré, elaborado por la Cámara Internacional de Comercio, llamadacomúnmente proyecto de Ley Uniforme de Ginebra, que fue la principal fuente consideradaen la elaboración del proyecto por la Comisión.
  6. 6. 7 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGARE I LA LETRA DE CAMBIO 5. Definición y determinación de elementos que debe contener la letraLas legislaciones modernas en general y en particular el proyecto de Ley Uniforme deGinebra no contienen definiciones de los diversos títulos-valores, y en especial, de la letra yel pagaré, por la dificultad que existe en determinar cuáles son elementos esencialesteóricos de cada documento en sí y cuya existencia o falta lo diferencia de otros títulos-valores.Para los efectos prácticos, los nuevos ordenamientos jurídicos estiman suficiente establecerciertas enunciaciones a menciones que de faltar le privan al título valor del carácter de tal,sin perjuicio de que el documento pueda tener validez de acuerdo con otras normas oconforme a las reglas generales de derecho.El legislador de la Ley Nº 18.092 siguió estos principios. Señala, en su artículo primero, lasenunciaciones que debe contener la letra, indicando, con respecto a algunas, las reglassupletorias que rigen su omisión y estableciendo, en el artículo 2º, que el documento que nocumpla con las exigencias del artículo precedente no valdrá como letra de cambio.Evidentemente que esas exigencias que no pueden faltar son aquellas que no tienen reglasupletoria que reemplace su omisión.No opera a este respecto la teoría de la nulidad en cuanto a que ésta es la sanción civil a lafalta de requisitos que la ley exige para el valor del acto, según su especie. La Ley Nº18.092 establece un caso de conversión del acto nulo. En efecto, se establece que eldocumento al cual faltan algunos de los requisitos exigidos y no suplidos por la ley, no seconsidera letra de cambio; pero debe tenerse presente que si cumple con los requisitoscorrespondientes a otro documento reglado por la ley o la costumbre, será un documentoválido. Por último, el documento podría ser considerado un simple instrumento privado conel valor probatorio que le reconocen a tales instrumentos el Código Civil y el Código deProcedimiento Civil. Pero, insistimos, no será considerado letra, sin necesidad dedeclaración judicial que así lo establezca. Al no ser letra, no es posible protestarla como tal,ni endosarla, de acuerdo con las normas cambiarías, ni en general produce ninguna de lasconsecuencias o efectos propios de esta clase de documentos. 6. Distinción entre la letra como título y los actos jurídicos que ella contieneLa letra de cambio es un título-valor en que pueden estar contenidos diversos actosjurídicos independientes entre sí, tales como el giro del documento, su aceptación, su aval,endosos.Para que exista giro, aceptación, aval o endoso cambiario, se requiere que en todo caso eldocumento sea una letra, un pagaré o un cheque. Evidentemente que no tendrá el valor de laaceptación cambiaria, para los efectos que le otorga la Ley Nº 18.092, aquella que seotorgue en un documento que no puede ser calificado como letra de cambio. Pero estos
  7. 7. ALVARO PUELMA ACCORSI 8diversos actos cambiarios, además de tener que cumplir con los requisitos específicos quela ley prescribe para su validez, deben cumplir con los requisitos que el Derecho Comúnestablece para los actos jurídicos unilaterales abstractos, tales como capacidad, voluntad sinvicio, mas los eventuales vicios que pudieren afectar a la validez de un acto cambiariodeterminado no afectan ni empecen a la validez de la letra misma y ni a los demás actosestampados en el artículo. A. FORMALIDADES DE LA LETRA 7. Exigencias formales de la letraLa letra de cambio está sujeta al cumplimiento de ciertas exigencias formales, que podemosclasificar de la manera siguiente: a) requisitos generales inherentes a su calidad de ser undocumento; y b) enunciaciones o menciones obligatorias. Estas últimas, a su vez, puedensubclasificarse en: 1) Enunciaciones o menciones obligatorias que no pueden faltar en eltexto de la letra y cuya omisión no es suplida por la ley, de manera que su ausencia originaque el documento no valga como letra de cambio (art. 2º). Estas constituyen las verdaderasformalidades de la letra; y 2) Enunciaciones o menciones que pueden faltar en la letra, encuyo caso la ley suple la falta de designación estableciendo el contenido de la mención.Finalmente, aunque no constituyen formalidades de la letra, existen enunciaciones omenciones accidentales, las que, como su nombre lo indica, pueden o no estamparse en eltítulo, sin que su falta o existencia determine que el documento deje de ser letra. 8. Requisitos generales inherentes a su calidad de ser un documentoLa letra de cambio, como título-valor o título de crédito, no existe jurídicamente si no secontiene materialmente en un documento. La ley no señala la substancia y demáscondiciones de calidad o aspecto externo que debe cumplir el documento como tal, por locual él podría estar hecho de papel, plástico u otra materia apta para cumplir lasnecesidades de circulación del título. El texto de la letra puede ser manuscrito,mecanografiado o impreso; o combinando las diversas formas de escrituración.Además, se deduce de lo prescrito en el art. 1º Nº 1 de la ley, en cuanto exige que laindicación de ser letra de cambio debe ser escrita en el mismo idioma empleado en el título,que éste puede ser cualquiera, pero el idioma usado debe ser uno solo para todo el texto deldocumento. 9. Enunciaciones necesarias no suplidas por la leyEstas son:a) Indicación de ser letra de cambio (Nº 1 del art. 1º), escrita en el mismo idiomaempleado en el título. Se trata de un requisito exigido en el proyecto de Ley Uniforme de
  8. 8. 9 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREGinebra, que tiende a uniformar nuestra ley con la mayor parte de la legislación universal.Dados los términos del artículo, esta indicación que el documento es "letra de cambio" nopuede ser suplida por otra, aunque ella se considere equivalente.b) La orden, no sujeta a condición, de pagar una cantidad determinada o determinableen dinero (Nº 3 del art. 1º).No existe orden de pago y por consiguiente letra de cambio, si el librador no otorga unainstrucción de pago de una cantidad de dinero al librado. No es orden de pago aquella quese sujeta a una condición de cualquier clase para su cumplimiento. La misma conclusión seobtiene de lo que prescribía el art. 632 del Código de Comercio, en cuanto dichadisposición prescribía que la letra es un mandato escrito. Se evita, en la nueva redacción,dar a la letra de cambio una naturaleza jurídica impropia, en muchos casos, de mandato.Se aclaró, en la redacción de la ley en comento, que sólo es posible dar órdenes de pago, endinero, sea la cantidad librada determinada o determinable, pero no es posible dar la ordenpagadera en otras cosas de género o cuerpos ciertos. Es dinero la moneda nacional oextranjera de curso legal; y es cantidad determinable en dinero, aquella que es equivalenteen dinero, a una cierta cantidad de Unidades de Fomento o quintales de trigo u otrasequivalencias en dinero, de valores o productos. Es para la nueva ley cláusula facultativa, lade establecer un reajuste de la suma librada, pero en virtud de la norma en estudio, lacantidad de la letra puede ser determinable, lo que importa también un sistema de ajuste dela cantidad librada sin necesidad de pactar la cláusula accesoria de reajuste. La ley deja alos interesados el riesgo de que una cantidad sea determinable y exista en el caso concretoel título ejecutivo correspondiente o éste no sea líquido. A este último problema nosreferiremos en el Nº 13. Nótese que la nueva ley, al igual que la de Ginebra y el Código deComercio, no requieren que la cantidad librada se exprese en números o en letras. Bastacualquiera de estas indicaciones. De acuerdo con el art. 69 de la ley, sólo se regula el casode disconformidad entre la suma expresada en palabras y cifras, haciendo predominar laprimera.c) El nombre y apellido de la persona a que debe hacerse el pago o a cuya orden debeefectuarse (Nº 4 del art. 1º y art. 18).Debe individualizarse al beneficiario, que es la persona natural o jurídica a que debehacerse el pago o a cuya orden debe efectuarse, mediante la indicación del nombre yapellido, en el caso de las personas naturales, para lo cual basta un apellido y el nombrelegal tratándose de las personas jurídicas.No es requisito de la letra que ella sea girada a la orden; en consecuencia, puede omitirsedicha cláusula, caso en el cual, no obstante faltar, es transferible por endoso como lo señalael art. 18. Pero si el librador inserta en la letra las palabras "no endosable" u otra expresiónequivalente, la letra en referencia sólo podrá transferirse o constituirse en prenda, deconformidad a las reglas aplicables a los créditos nominativos mercantiles. En todo caso,vale decir, incluso en el caso de la letra con cláusula "no endosable" puede ser endosada encomisión de cobranza (parte final del art. 18 e inciso tercero del art. 29).d) El nombre, apellido y domicilio del librado (Nº 5 inciso final del art. 1º).En este punto, nuestro legislador se separó del Proyecto Uniforme, que no exige este
  9. 9. ALVARO PUELMA ACCORSI 10requisito, que sí prescribía el Código de Comercio en el Nº 7 de su art. 634; Ginebraestablece, como requisito, el lugar de pago y dispone que, a falta de designación especial, eldomicilio que aparezca al lado del nombre del librado es el lugar del pago y domicilio dellibrado. El librado se individualiza de la misma manera que el beneficiario, agregando eldomicilio.Nuestra ley prefirió mantener la regla del Código de Comercio, que no exige comomención establecer cuál es el lugar del pago, que es suplido por el del domicilio del libradoseñalado en el documento.Se agrega, en el inciso final, que si existen varios librados, debe indicarse un domicilioúnico para todos ellos, con lo cual se pretende solucionar el problema de determinar cuál esel lugar del pago y del protesto si varios librados tienen domicilios diversos.e) La firma del librador (Nº 7 del art. 1º).Se trata de un requisito indispensable para que exista orden de pago. La ley autoriza,además, que la firma del librador pueda estamparse con otros procedimientos, bajo laresponsabilidad del librador, en los casos que se autorice en el Reglamento, aún no dictado.La ley no ha precisado en qué lugar debe firmar el librador.f) Fecha de la emisión (Nº 2 del art. 1º).Puede tener importancia para determinar la ley aplicable a la letra, en cuanto al tiempo, enrelación a la capacidad del librador y al vencimiento, si está girada a un plazo contadodesde la fecha del giro. Además, en el caso de las letras a la vista es necesaria la fecha degiro para determinar el plazo de su presentación, como lo veremos más adelante.10. Enunciaciones suplidas por la leySe trata de menciones que pueden o no estamparse en la letra, pero se diferencian de lasmenciones accidentales en que la ley suple su falta y establece el contenido de la mención,las que, por lo tanto, jamás pueden faltar en la letra.Estas menciones son:a) Lugar de la emisión (Nº 2 del art. Iº).Determina la ley aplicable a la forma de giro de la letra. No siempre la misma legislaciónsobre la letra es aplicable a los diversos actos cambiarios, ya que si el lugar del pago es, porejemplo, otro Estado, se aplicará la ley de éste en cuanto al pago.Era insubsanable la omisión de esta mención en el Código de Comercio. Ginebra la suplepor el lugar que se indica al lado del nombre del emisor (librador), pero si no existe laindicación de dicho lugar, al título le faltaría un requisito legal, todo ello siguiendo elprincipio de la literalidad, esto es, que los requisitos deben cumplirse y constar en la letramisma.Nuestra ley, por el contrario, suple la falta del lugar de emisión y considera la letra comogirada en el domicilio del librador, lugar que tampoco requiere indicarse en la letra y cuyoestablecimiento es una cuestión de hecho que puede acreditarse en pleito por cualesquierade los medios legales de prueba.b) Lugar del pago (art. 1º Nº 6).
  10. 10. 11 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGARESi no se señala el lugar del pago, éste debe hacerse en el domicilio del librado señalado enla letra, que constituye una mención esencial.1c) Vencimiento (art. 1º Nº 6).Si la letra no contiene la época del pago, la letra se considera pagadera a la vista. 11. ¿Quién debe llenar las enunciaciones de la letra? ¿Cuándo ellas deben estar completas?Bajo la vigencia del Código de Comercio, alguna doctrina y juris-prudencia afirmaba que laletra era un mandato escrito del librador al librado; y, por lo tanto, sólo al primero le cabíallenar las enunciaciones del documento; y, además, se agregaba que las enunciacionesdebían estar completas al momento del giro o libramiento.Ginebra, en el art. 10 del Proyecto Uniforme, no invalida las letras incompletas a la épocade su emisión y hace inoponibles al portador las inobservancias de acuerdos para llenar laletra, salvo que la haya adquirido de mala fe o incurriendo en culpa grave.Por su parte, las secciones 13, 14 y 15 de la Ley de Instrumentos Negociables de losEstados Unidos de Norteamérica también permiten llenar el documento incompleto; lasviolaciones del pacto sobre la forma de llenar la letra sólo son oponibles a las partes que locelebraron, pero no lo son a la persona que se le transfiere el documento.El art. 622 del Código de Comercio Colombiano permite a cualquier tenedor legítimollenarlo, conforme a las instrucciones, antes de ejercer el derecho derivado del documento;y si es negociado después de llenado, es inoponible la violación de instrucciones respectodel adquirente de buena fe.Nuestro legislador, teniendo a la vista, entre otras, la legislación comparada indicada,encontró más atendible dar mayores reglas que las dadas en el texto de Ginebra, inspiradasen las legislaciones de Estados Unidos y de Colombia, y en el art. 11 estableció: "Artículo11: Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 29, si la letra de cambio no contiene lasmenciones de que trata el artículo 1º, cualquier tenedor legítimo podrá incorporarlas antesdel cobro del documento, sujetándose en todo ello a las instrucciones que haya recibido delos obligados al pago de la letra. Si se llenare en contravención a las instrucciones, elrespectivo obligado podrá eximirse de su pago probando tal circunstancia. Esta exoneraciónde responsabilidad no podrá hacerse valer respecto del tenedor de buena fe.Todo lo anterior no obsta al ejercicio de las acciones penales que fueren procedentes".De acuerdo con la norma transcrita, no es requisito legal que las menciones establecidas enel artículo 1º sean llenadas por el mismo librador. Cualquier portador legítimo puedehacerlo, pero siempre que ello se realice antes del cobro del documento y que si se llenandespués, el documento no es letra. Evidentemente que esta norma no autoriza para falsificarla firma del librador, la cual no es propiamente una mención.Al llenar estas menciones, el portador legítimo debe ajustarse en todo a las instruccionesrecibidas de los obligados. Si se prueba violación de las instrucciones la sanción es drástica;el respectivo obligado queda eximido del pago. La inobservancia de las instrucciones debe1 Véase letra d) del número anterior.
  11. 11. ALVARO PUELMA ACCORSI 12ser probada por quien la alega. Frente al tenedor de buena fe del documento, no puedealegarse exoneración de responsabilidad fundada en haberse infringido las instruccionesdadas.Nótese que las únicas menciones que podrían llenarse, de acuerdo con el texto del art. 11,son las del art. 1º, no así las accidentales de que trata el art. 13; y pueden concebirseinstrucciones de llenar letras con cláusulas accidentales, vgr., el reajuste o el interés.La facultad que se otorga de llenar la letra no afecta la responsabilidad penal que puedaexistir por llenar abusivamente un documento en blanco o por la comisión de otros delitos.El artículo 11, al exigir "instrucciones" para llenar la letra incompleta, y declarar que lanorma legal no obsta al ejercicio de las acciones penales que fueren procedentes, presuponeque la letra ha sido entregada por el respectivo obligado al portador. Por ello, consideramosque este artículo no se aplica al documento firmado en blanco, robado o hurtado oextraviado, y llenado con posterioridad, que queda enteramente regido por el Código Penal.La inexistencia de obligaciones cambiarías derivadas de firmas en una letra incompleta, queno ha sido entregada a la circulación por el obligado, se trata en forma expresa en el art. 66,inciso 2º del Código de Comercio de Colombia y Secc. 15 de la legislación norteamericana,reglas que estimamos vigentes en nuestro ordenamiento, por las razones citadas.Debe agregarse que la ley no exige la existencia de instrucciones escritas. Estas, segúnnuestra opinión, pueden ser expresas o tácitas. La entrega voluntaria del documentofirmado en blanco importa instrucción tácita para llenarlo, al arbitrio de quien lo recibe,significando un acto de confianza equivalente al otorgamiento de un mandato general.Por último, es interesante destacar que la Comisión de Reforma del Código de Comercioacordó dejar expresa constancia en actas que la buena o mala fe del adquirente de la letraincompleta y llenada abusivamente se refiere a su conocimiento de que el documento habíasido llenado contra instrucciones y no al hecho de haber conocido la circunstancia de que eldocumento fue firmado incompleto2. 12. Menciones accidentalesLas menciones accidentales a que nos estamos refiriendo, son aquellas que puede insertar ellibrador al momento del giro del documento, pues hay enunciaciones que puedenintroducirse en otras oportunidades, tales como en la aceptación, el aval y el endoso, que setratarán más adelante. Asimismo, en ciertos casos, que se señalarán oportunamente, algunascláusulas que puede estampar el librador también pueden ser estampadas por otrosobligados.El proyecto de Ginebra trata y regula ciertas cláusulas. El Código de Comercio en el inciso1º del art. 640 empleaba el mismo procedimiento y, además, daba una noción general de lasmenciones admisibles, al establecer que podían acordarse pactos accesorios, siempre queno alteren la esencia de la letra. En realidad, en materia cambiaria, es difícil concebir pactoso acuerdos de voluntades, ya que cada firmante de la letra contrae una obligación autónomae independiente. El librador gira la letra y contrae las obligaciones correspondientes, por su2 Ver sesiones IV, del 13-VIII-1975 y V del 20-VIII-1975, en que se discutió el art. 11 y los textos de DerechoComparado que aparecen como fuentes de este articulo en Apéndice I
  12. 12. 13 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREsola firma, sin necesidad de pactos o acuerdos con otras personas, al igual que los demásobligados. El art. 640 del Código de Comercio, lo que reglamentaba no eran las cláusulasaccidentales del giro, sino que las modificaciones que pueden hacerse a la letra después degirada, lo que evidentemente requiere pacto.La nueva ley señala, en el Nº 5 del artículo 13, que la letra puede contener menciones queno alteren su esencia. En los demás números de dicho artículo y en otros preceptos, regula yautoriza diversas cláusulas accidentales.Las cláusulas accidentales que puede estampar el librado al momento del giro, autorizadasexpresamente por la ley, son:a) Indicación de la comuna del lugar del pago (Nº 1 del art. 13). En realidad, no se tratade una cláusula accidental, sino de unamayor precisión en el domicilio del librado, que constituye normalmente el lugar de pago.Fue introducida en la ley, en las Comisiones Legislativas, y se relaciona con el art. 70 deesta ley, que establece como obligación del protestador de constatar si existen o nodepósitos en Tesorería destinados al pago de la letra. Lo anterior sólo rige si el documentoindica la comuna del lugar del pago.b) Cláusula devuelta sin gastos o sin obligación de protesto (Nº 4 del art. 13 y art. 14).Los términos "devuelta sin gastos" o "sin protesto" son sinónimos, pero, en ningún modoson sacramentales. Esta cláusula puede insertarla el librado o algún otro obligado al pagode la letra. Si la estampa el librador, no procede el perjuicio de la letra de que trata el art.79, inciso 2º de la ley, esto es, no caducan las acciones cambiarías en contra de todos losobligados de la letra, aunque no haya protesto en tiempo y forma; pero si la estampa otroobligado sólo produce efecto respecto de éste. Debe recordarse que el perjuicio de la letrano afecta al aceptante y a aquellos obligados que responden en los mismos términos queaquel. Volveremos sobre esta materia al tratar del perjuicio de la letra y efectos de iosprotestos.c) Las enunciaciones sobre intereses y reajustes en la letra, por su mayor importancia, lastrataremos separadamente en los números siguientes, y la letra domiciliada al tratar laaceptación. 13. Cláusula de interesesEl Nº 3 del artículo 13 de la ley permite estampar en la letra la cláusula de intereses, los quecorrerán desde la fecha de emisión de la letra hasta su efectivo pago, a menos que en eldocumento se indiquen otras fechas. Se calculan sobre el capital reajustado, en su caso,salvo mención expresa en contrario. Al vencimiento y a partir de la fecha de éste regirá elinterés corriente, que es el moratorio legal, si es mayor que el estipulado en la letra, deconformidad a lo que señala el art. 80.Sobre la forma de pactar los intereses, la ley ha dado plena libertad, pudiendo establecerseuna tasa fija en tanto por ciento anual o mensual, o referirse al interés corriente, al máximolegal para operaciones de crédito, al "Libor" inglés o al "prime rate" norteamericano u otrasformas lícitas de determinar intereses. El problema que se preciso solucionar, al establecercláusulas de intereses, es que ella no prive de liquidez al documento para los efectos del
  13. 13. ALVARO PUELMA ACCORSI 14título ejecutivo, lo que no está resuelto en la ley cambiaria, pues se trata de un problemaprocesal y respecto del cual hay que atenerse a lo prescrito en el artículo 6º del D.L. Nº1.533, que señala que los intereses se considerarán líquidos cuando en el título o en la leyse establece la forma para determinarlos.De otra parte, los intereses en la letra de cambio están sujetos a la limitación establecida enel art. 6º, inciso final de la Ley Nº 18.010; porque las obligaciones cambiarías estáncomprendidas dentro del concepto de operaciones de crédito de dinero, que establece elartículo 1º de dicho cuerpo legal. Si se estipula un interés mayor al legal, operará lareducción de intereses establecida en el art. 89 de la Ley Nº 18.010. La amplia libertad deestablecer intereses en la letra está limitada entonces a que no se puede establecer un interéssuperior en un 50% al interés corriente que corresponda, vigente a la época del giro deldocumento.Para los efectos de liquidez y título ejecutivo, si se pacta una tasa de interés no líquida porsí misma, el propio título tendrá que establecer la forma de liquidarla, bajo la sanción de noexistir título ejecutivo por los intereses.En materia de intereses, nuestra ley se separó notablemente del Proyecto Uniforme, quesólo permite interés en la letra a la vista o pagadera desde un plazo contado desde la vista ycon tasa de interés fijada en el documento. 14. Cláusula sobre reajusteSe encuentra permitida en el Nº 2 del art. 13 de la ley y reglamentada en el art. 14 de lamisma.Debe recordarse que la corrección monetaria de la cantidad librada, de conformidad a laLey Nº 18.010, puede consignarse librándola en moneda extranjera o en una cantidaddeterminable de dinero3, o también estableciendo una cláusula de reajuste de la cantidadlibrada; a este último punto nos referiremos a continuación.La Comisión de Reforma del Código de Comercio, en su proyecto, sólo admitía reajuste enla letra, en los mismos casos en que se permite el reajuste en las operaciones de crédito dedinero. En las Comisiones Legislativas de la Junta, se estimó que la letra podía ser uninstrumento de pago o de crédito, no sólo de operaciones de crédito de dinero, sino de otrasoperaciones que admiten la libertad en materia de reajustes, tales como las compraventas, ysiguiendo estos conceptos dio libertad para establecer en la letra el reajuste que se estimaramás conveniente de la cantidad librada.Consecuente con lo anterior, la primera regla de la ley es que la cantidad librada se reajusteconforme a las reglas que el mismo documento señale. Estas reglas deben ser suficientespara hacer líquido el reajuste, de acuerdo con los términos del art. 6º del D.L. Nº 1.533, paraque pueda existir título ejecutivo por el reajuste. Si el sistema de reajuste empleado en laletra no es suficientemente claro para determinarlo, o no habrá reajuste o él será el quedetermine el juez, en juicio ordinario, interpretando la voluntad de las partes. Si sólo seseñala que la letra es "reajustable" y no se indica el sistema de reajuste, se aplica el vigente3 Ver Nº 9, letra b) y art. 20 de la Ley Nº 18.010.
  14. 14. 15 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREpara las operaciones de crédito de dinero vigente a la época de la letra4.La indicación de sistemas de reajustes prohibidos por la ley se tiene por no escrita,considerándose, en esta materia, la inexistencia jurídica de la cláusula, pero la letra esválida. Esta podría ser la sanción que se aplicaría a la estipulación de un reajuste nopermitido para operaciones de crédito de dinero, en una letra en que se documenta este tipode operación. 15. Modificaciones de enunciaciones de la letra en circulaciónMientras la letra sólo tenga la firma del librador y se encuentre en su poder, podrá éstehacerle todas las modificaciones que estime convenientes, siempre que no afecten laclaridad de las menciones, ya que dos menciones contradictorias en la letra pueden originarel efecto de destruirse mutuamente y originar la sanción de no ser considerada letra decambio.La ley ha contemplado dos casos, la adulteración y la modificación lícita, de que tratamos acontinuación:a) Modificación lícita. El art. 16 de la ley señala: "cualquiera de los obligados al pago deuna letra puede, mediante una nueva firma, consentir en una alteración de su texto,quedando obligado en los nuevos términos que se indiquen".Esta regla quiere decir que cada obligado puede consentir, bajo su nueva firma, en elcambio de una mención de la letra, pero esta modificación sólo afecta al obligado que laaceptó expresamente bajo su firma; los demás quedan obligados en los términos originales.Aunque no lo señale directamente la ley, hay que entender que la alteración sólo la puedehacer el obligado con el consentimiento expreso o tácito del portador del documento, yaque de otra manera estaríamos en presencia de falsificación de un instrumento privado. Estaaquiescencia del portador debe presumirse, ya que él tiene o debe tener la tenencia materialdel documento.El propósito de la Comisión, al redactar el artículo en comento, fue establecer ideassimilares a las contenidas en los incisos 2, 3, 4 y 5 del art. 640 del Código de Comercio,modificados por el art. 26 del D.L. Nº 455, pero en forma más simple y clara.La reaceptación de la letra, empleada por la costumbre chilena para establecer un nuevoplazo y cantidad librada, que consagró legalmente el inciso 5º del art. 640 del Código deComercio, está también permitida, de acuerdo al nuevo texto, pues se trata de unaalteración de la letra, consentida por la firma de un obligado.b) Adulteración de la letra. Siguiendo el texto del Proyecto Uniforme de Ginebra, el art.15 de la ley expresa: "En caso de adulteración de una letra de cambio los signatariosanteriores se obligan conforme al texto original y los posteriores conforme al nuevo texto".Este precepto no legaliza el delito de falsificación de instrumento privado y los derechos delos obligados anteriores a pagar la letra de acuerdo con el texto original, si así puedenprobarlo en juicio.4 Hoy es el reajuste de la U.F. Ver art. 3º de la Ley Nº 18.010.
  15. 15. ALVARO PUELMA ACCORSI 16La novedad consiste en que los obligados, que han firmado el documento después de suadulteración, quedan obligados de acuerdo con el texto alterado. En efecto, si una letra segiró por $ 5.000, posteriormente se alteró la cantidad librada a $ 50.000 y una persona laendosa o avala, cuando el texto indicaba $ 50.000, esa persona no puede hacer valer lafalsificación en su favor, ya que él consintió en obligarse en los nuevos términos de la letra. B. LOS PRINCIPIOS CAMBIAMOS EN LA LEY Nº 18.092 16. GeneralidadesLa doctrina general sobre Títulos-Valores o Títulos de Crédito y los principios que lainforman, nacieron de los comentarios a las legislaciones cambiarías, semejantes a lascontenidas en nuestro Código de Comercio, en las que no se establecen ni consagran enforma directa estos principios, sino que ellos se deducen de sus disposiciones o de suaplicación práctica.Las legislaciones modernas, que regulan la materia mediante normas generales sobretítulos-valores, reglamentan en forma más específica estos principios, pero el texto delProyecto Uniforme y la Ley Nº 18.092 no lo hacen en forma orgánica y sistemática.A continuación examinaremos los principios cambiarios fundamentales en relación con lapreceptiva de la Ley Nº 18.092. 17. Los actos cambiarios son unilaterales, independientes y abstractosSe entiende que los actos cambiarios, tales como el giro, la aceptación, el endoso y el aval,son actos jurídicos unilaterales, en el sentido de que, para su perfeccionamiento, sólorequieren de la voluntad del obligado manifestada en la forma determinada por la ley, queconsiste generalmente en la mera firma del obligado, estampada en el documento. Esteprincipio está ampliamente reconocido en la Ley Nº 18.092, al expresar que, para la validezde los distintos actos cambiarios, basta la firma del respectivo obligado5.En cuanto a que los actos cambiarios son independientes entre sí, lo que derivadoctrinariamente de su carácter unilateral, la Ley Nº 18.092 lo establece en forma bastantedirecta en el art. 7º y se deduce, también, de lo prescrito en el art. 28, que se refiere a lasexcepciones que se pueden oponer en materia cambiaria. Este mismo principio de laindependencia ya se encontraba expresado en nuestro Código de Comercio en su artículo635, si bien restringido al evento de falsificación de las firmas.En relación con el carácter de abstractos de los Títulos-Valores, esto es, que no requierende causa para su validez, ella se infiere de la eliminación en los textos legales de lasrelaciones causales entre librador y librado (provisión de fondos) que existía en el Códigode Comercio, y de la relación entre librador y beneficiario (cláusula valuta) ya eliminada ennuestro Derecho por el D.L. Nº 777 del año 1925. También confirma la vigencia de este5 Respecto al giro, art. 1º Nº 7; a la aceptación, art. 33; al endoso, art. 17, inc. 2º; al aval, art. 46.
  16. 16. 17 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREprincipio en nuestra legislación lo dispuesto en el art. 79 de la ley, que consagra lasolidaridad cambiaria en el pago del documento de todos los obligados por el solo hecho desu firma. 18. Independencia del negocio causal con el negocio cambiarioEn razón de que los actos cambiarios son unilaterales, independientes y abstractos, sededuce doctrinariamente que ellos son jurídicamente independientes del negocio causal quele dio origen, principio que se justifica por las necesidades de circulación y pago deldocumento, pues obstan a ellos que la validez y el cumplimiento de los actos cambiarios sesubordinen o dependan del cumplimiento o validez del negocio causal que le dio origen.Como este principio deriva del carácter unilateral independiente y abstracto de la letra,sirven para sustentarlo las mismas disposiciones legales citadas en el número anterior yademás lo prescrito en el art. 12 de la ley que dispone: "El giro, aceptación o transferenciade una letra no extinguen, salvo pacto expreso, las relaciones jurídicas que les dieronorigen, ni produce novación"."El pago de una letra emitida, aceptada o endosada para facilitar el cobro de una obligacióno para garantizarla, la extingue hasta la concurrencia de lo pagado".El precepto señala, en forma clara, la no interferencia recíproca de los actos cambíanos enlos actos jurídicos que originaron la relación cambiaria, y tanto es así que se establece,además, que la celebración de un acto cambiario ni siquiera causa novación, salvo pactoexpreso en contrario. Por ello es que se derogaron, en el artículo 108 de la ley, los artículos123 y 124 del Código de Comercio, que establecían complicadas reglas sobre novación sise daban en pago instrumentos negociables. Como la legislación sobre letra de cambio seaplica supletoriamente al pagaré y al cheque pago, de acuerdo con el texto en comento, elgiro, endoso o aceptación de una letra, pagaré o cheque, no causa novación de la obligacióncausal, salvo pacto expreso, o bien si esos documentos fueren al portador, en conformidadcon lo que dispone el art. 125 del Código de Comercio, que continúa vigente, con unapequeña modificación.Pero esta independencia, entre el negocio causal y el cambiario, no es absoluta. En el incisosegundo del art. 12, el legislador señaló que el pago del documento dado para facilitar elcobro de una obligación o para garantizarla, la extingue hasta la concurrencia de lo pagado.La Comisión redactora estimó no conveniente establecer más reglas, por estimar suficienteslas del derecho común6. 19. La inoponibilidad de excepcionesDoctrinariamente se entiende, por el principio cambiario de inoponibilidad de excepciones,que el demandado por acciones cambiarías sólo puede oponer a la demanda las excepcionesreales y las personales suyas, entendiéndose por excepciones reales las que constan deldocumento y por personales todas las demás, y no puede oponer las excepcionesexclusivamente personales que correspondan a otros obligados.6 Ver sesión LX del 29-9-76 de la Comisión de Reforma del Código de Comercio
  17. 17. ALVARO PUELMA ACCORSI 18El legislador estableció este principio en el art. 28, en los siguientes términos:"La persona demandada en virtud de una letra de cambio no puede oponer al demandanteexcepciones fundadas en relaciones personales con anteriores portadores de la letra".Creemos que el legislador mejoró notablemente el texto de Ginebra establecido en el art. 17del texto Uniforme, que se refiere al endoso, pero se echa de menos la disposiciónginebrina que limita la inoponibilidad de excepciones en caso de endoso fraudulento, estoes, el realizado a sabiendas y en perjuicio del deudor, precisamente para privarle de lasexcepciones, lo que en nuestra legislación y a falta de regla expresa sólo podría establecerseen Chile basado en las reglas generales de la simulación. 20. Literalidad y derecho incorporado al títuloLa literalidad en materia cambiaria consiste en que el documentó debe bastarse a sí mismo;y por incorporación del derecho al título, se entiende que los derechos derivados de la letrasólo pueden ejercerse acompañando el título mismo; y a que a este último se le aplican lasreglas de transferencia y garantía de las cosas corporales, ya que se confunden,indisolublemente, los derechos incorporales con la materialidad del documento.El principio de literalidad en nuestro Derecho opera sólo como regla general no absoluta. Ellegislador exige que las diversas menciones y actos cambiarios se realicen en el documentomismo, o en ciertos casos en una hoja de prolongación adherida a éste. Por excepción ellegislador se aparta de estos principios, por ejemplo, al admitir en el art. 46, inciso 2º, elaval por instrumento separado. Recordemos que anteriormente el artículo 670 facultabapara que la aceptación constara en documento separado.En cuanto a la incorporación del derecho al título, consta de la ley que para el ejercicio delos derechos derivados de la letra, tales como requerir la aceptación, el protesto y ejercer lasacciones cambiarías, se necesita la materialidad del documento; y que en caso de extravío,sólo pueden ejercerse derechos luego de dictada una sentencia, que requiere de unprocedimiento especial7. También la letra se transfiere de acuerdo con normas similares alas existentes en el derecho de las cosas corporales. Se transfiere y da en prenda la letra porel endoso del documento, no necesitándose gestiones particulares de notificación yaceptación de cada obligado al pago del documento, como en el caso de los créditosnominativos. C. REGLAS APLICABLES A TODO ACTO CAMBIARIO21. Representación y agencia oficiosaEl art. 8º de la ley, que sigue muy de cerca al art. 89 del Proyecto Uniforme de Ginebra,establece que los problemas de falta o insuficiencia de personería o representación en lacelebración de actos cambiarios, no invalidan éstos. La falta de representación importa queel acto no obliga al presunto representado, sino que al supuesto representante. El supuestorepresentante que paga, en los casos tratados en este artículo, pasa a tener los mismosderechos que tendría el supuesto representado, en especial, en cuanto a las acciones7 Arts. 37, 64, 75, 88 y siguientes de la ley.
  18. 18. 19 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREcambiarías. En atención a que, por el solo efecto de la ley, el obligado lo es el supuestorepresentante, derecho que queda radicado en el patrimonio del portador legítimo; unaratificación posterior no puede liberar al supuesto representante sin el consentimiento delportador legítimo, y de los endosantes si los hay. 22. Reemplazo de la firmaEl art. 9º de la ley, que no tiene orígenes foráneos, establece que la firma en los actoscambiarios puede sustituirse por la impresión digital efectuada ante notario o ante unOficial del Registro Civil, en la localidad donde no hubiere notario. Puede sustituirse lafirma por la impresión digital, otorgada en la forma señalada, sin necesidad de invocarcausal o impedimento. La disposición tiende a facilitar el uso de los instrumentoscambiarios a los analfabetos y a los impedidos de firmar por cualquier causa. D. DEL LIBRAMIENTO O GIRO 23. Aspectos generalesEl giro o libramiento es la orden de pago, estampada en el documento, bajo la firma dequien la da, llamado librador, que se hace responsable de ella. Pueden ser libradores una omás personas.Las legislaciones decimonónicas, tales como el Código de Comercio chileno, reglaban, encada acto cambiario, la posibilidad de actuar por mandato o por cuenta; por eso estaslegislaciones trataban del ordenador y el librador por cuenta. Las legislaciones modernasestiman que las cuestiones de mandato o representación se consideran extracambiarias,bastando que ellas estén regidas por las disposiciones del mandato comercial, salvo la reglaque hemos comentado en el Nº 21.El Código de Comercio francés y sus seguidores los Códigos de Comercio Español yChileno, reglamentaban las relaciones entre librador y librado como cambiarías,estableciendo una especie de presunción, de derecho de existencia de un mandato entreambos, y la existencia, propia del mandato, de la obligación legal del librador de proveer defondos al librado, al vencimiento del documento. Pero ocurre que, en la realidad, en muypocas ocasiones las relaciones entre librador y librado corresponden a las del mandato, sinoque normalmente derivan de una compraventa o un préstamo, se estableció que laobligación de provisión de fondos se entendía cumplida, si el librado recibía valores obienes en propiedad o si había autorizado al librador para girar en su contra, según lodispuesto en el art. 639 del Código de Comercio. Esta artificiosa construcción jurídicanunca fue aceptada universalmente; así las legislaciones de corte germánico no laadmitieron. En la Convención de Ginebra quedó como facultativo para los países, insertar ono la reglamentación de la provisión de fondos; Francia lo hizo, pero la mayor parte de lospaíses que han adoptado legislaciones inspiradas en Ginebra, entre ellos nuestro país, noreconocen como cambiarías la regulación de las relaciones entre librador y librado.
  19. 19. ALVARO PUELMA ACCORSI 20En la actual legislación, las relaciones entre librador y librado son una materiaextracambiaria, regida por las reglas legales que le correspondan. Por lo tanto, el negociocausal que origina el giro podría ser, entre otros, una compraventa, un mandato, un mutuo ylas relaciones entre librador y librado no están regidas por el Derecho Cambiario, sino porel Código de Comercio, si se trata de una compraventa comercial, o por la legislación quecorresponda. 24. Giro a la propia orden del librador o a su cargoLo normal es que el librador gire la letra con cargo a un tercero, pero las prácticas chilenasy las extranjeras admiten la situación excepcional en que el librador gire la letra contra símismo, o sea, que se autoordene el pago, lo que establece el art. 39 de la Ley Nº 18.080, deuna manera similar a la señalada en el art. 3º del Proyecto Uniforme. El Código deComercio, en el art. 638, autorizaba para girar la letra en contra de un comisionista dellibrador o de un mandatario en otra casa de comercio o de una sociedad que tenga interés.Cuando la relación causal inicial sólo interesa a dos personas, lo lógico es usar del pagaré yno una letra, pero las costumbres comer-, cíales no están motivadas por la lógica jurídica.En ciertas épocas fue más conocida la letra que el pagaré. Con respecto a la primera sepublicaba su protesto en el Boletín Comercial; hubo además, en ciertos períodos,diferencias tributarias. Por ello, el Proyecto Uniforme y la actual ley permiten que girador ylibrado sean la misma persona. También es justificable jurídicamente esta situación cuandola letra es pagadera en plaza distinta a la de su emisión.El mismo artículo 3º contempla la situación más corriente en que el librador gira la letra asu propia orden, coincidiendo la calidad de librador y beneficiario del documento. 26. La letra domiciliadaEl art. 5º de la ley, siguiendo lo prescrito en el art. 4º del proyecto ginebrino permite, enforma expresa, que el lugar de pago que indique el librador sea un lugar distinto al deldomicilio del librado, siendo discutible la necesidad de la norma, pues el Nº 6 del art. 1ºpermite señalar un lugar de pago diverso del domicilio del librado. Veremos, al tratar de laaceptación, que el aceptante también puede, en cierta medida, variar el lugar del pago. 25. Giro contra varias personasEl librador puede girar la letra contra varias personas, sea señalándolos a todos en unamisma calidad (librados alternativos) o indicando uno o más librados, en subsidio losposteriores de los anteriores, llamados librados subsidiarios. Además, puede designar"intervinientes", esto es, personas a las cuales se requiere la aceptación o el pago a falta onegativa de los librados.La Ley Nº 18.092 suprimió la reglamentación especial sobre intervención en la aceptación,institución prácticamente desconocida en nuestro país, reemplazando dicha reglamentaciónpor lo prescrito en el art. 4º de la ley, que expresa: "Si una letra se girare contra variaspersonas, todas ellas se considerarán librados, a menos que expresamente se hubiere
  20. 20. 21 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREdesignado algún orden, en cuyo caso se entenderá como librado sólo al que aparezca enprimer lugar en el documento y los demás, como librados subsidiarios en el ordenseñalado".De acuerdo con esta regla, si se gira la letra en contra de varias personas, aunque a algunasde ellas se las denomine como intervinientes, a todas ellas la ley las considera "librados". Sino se señala un orden de prelación entre ellas o la calidad que tienen, o sea, si los libradosson alternativos o subsidiarios, o el orden entre los subsidiarios, al que aparezcamaterialmente en primer lugar en el documento la ley lo considera librado y a los demáslibrados subsidiarios. 27. Las obligaciones cambiarías del libradorEl librador garantiza al portador de la letra la aceptación y el pago de la misma. El art. 10de la ley permite eximirse de la garantía de aceptación, pero tiene por no escrita todacláusula que le exima o limite su responsabilidad de pago, todo ello en muy parecidostérminos al art. 99 del Proyecto de Ley Uniforme.La Ley Nº 18.092, siguiendo a Ginebra, resolvió la discusión doctrinaria acerca de si ellibrador, que es el creador o emisor de la letra, puede eximirse por su sola voluntad de laresponsabilidad del pago del documento que él mismo crea, pronunciándose por lanegativa. Ello no obsta que, a posteriori, el portador lo puede liberar de esta responsabilidado no hacerla efectiva. Puede eximirse por su propia voluntad de la garantía de aceptación,pues ello sólo significa que está dispuesto a pagar la letra a su vencimiento y no antes,como ocurriría si respondiera de la garantía de aceptación y el librado no aceptara la letra.Es libre el portador de recibir y cobrar un documento extendido en estas condiciones, queen realidad es un instrumento que contiene una obligación de pago. Si se admitiera que ellibrador por su propia voluntad pueda eximirse de la garantía de pago y el librado noacepta, no habría instrumento que contenga un derecho incorporado al título, porque nohabría derecho u obligación alguna, salvo la existencia de endosantes.Siguiendo el orden de la ley, el alcance de la garantía de aceptación y pago loexaminaremos al tratar de las acciones cambiarías y los protestos. E. DEL ENDOSO 28. Concepto y requisitosLa ley, apartándose de Ginebra y siguiendo al art. 655 del Código de Comercio, en su art.17, inciso primero, define el endoso expresando que: "es el escrito por el cual el tenedorlegítimo transfiere el dominio de la letra, la entrega en cobro o la constituye en prenda".De los arts. 17 y 19 se desprenden las siguientes reglas aplicables a todo endoso:a) Requisitos de forma. Se exige la firma del portador legítimo estampada en el dorso deldocumento o en una hoja de prolongación adherida a la letra. La firma puede serreemplazada por la impresión digital autorizada por notario u Oficial del Registro Civil, en
  21. 21. ALVARO PUELMA ACCORSI 22la forma establecida en el artículo 9º. Bajo la responsabilidad del endosante, su firma puedeestamparse por otros procedimientos que autorice el Reglamento de la ley, el que hasta lafecha no ha sido dictado.b) Requisitos de fondo. El art. 19 dispone que el endoso debe ser puro y simple, o sea, suexistencia o exigibilidad pueden estar sujetas a modalidades. Si se le subordina a unacondición, sea en cuanto a su exigibilidad o existencia, dicha condición se tiene por noescrita, manteniendo plena validez el endoso. Si el endoso se ve afectado en cuanto a suexigibilidad por otras modalidades, tales como el plazo y el modo, la existencia de dichasmodalidades viciaría el endoso de nulidad aplicando las reglas generales de derecho.El endoso debe ser total. Ello importa dos ideas: El endoso debe ser de un solo tipo o clase,o sea, una letra cuya cantidad librada es $ 500 no puede ser endosada en dominio por $ 100y en garantía por $ 400 y, además, no puede transferirse, darse en prenda o encargar elcobro de partes alícuotas de ella. La sanción a la infracción de esta regla consiste en que elendoso parcial no produce efecto alguno, como lo prescribe el art. 19, o sea, no hay endoso,sin necesidad de resolución judicial que lo declare.c) Personas que intervienen en el endoso. Como el endoso es un acto jurídico unilateral,sólo interviene en su creación el endosante, que debe tener la calidad de portador legítimo odueño del documento, salvo el caso del endoso en cobro que también puede realizarlo elendosatario en garantía. El endosatario no interviene en la creación del acto, sólo es subeneficiario y puede tener tal calidad cualquier persona, aún el librador y el librado oaceptante, no produciendo en estos casos efecto alguno en la circulación como lo señala elart. 20, o sea, que aunque la letra pase al dominio del propio aceptante o librador, no seextingue el documento, el que puede seguir circulando. 29. Clasificación de los endososLa Ley Nº 18.092 establece las siguientes clases de endosos en sus artículos 17, 21, 23 y24, a saber:a) El endoso traslaticio de dominio. Si no se indica otra calidad en el endoso, se entiendeser traslaticio de dominio.b) Endoso en prenda o garantía. En virtud de este endoso, el portador da en prenda ogarantía el documento. Requiere indicación expresa de ser tal.c) Endoso en cobro. Es una forma de otorgar un mandato especial para cobrar eldocumento. Requiere indicación expresa de ser tal.d) Endoso en blanco. Endoso en blanco es aquel que no señala el nombre del endosatarioo aparece escrito en favor del "portador" (arts. 19, inciso 2° y 23). El endoso en blancoautoriza al portador del documento para llenarlo, anteponiendo a la firma del endosante supropio nombre o el de un tercero, y para transferir la letra, sin llenar el endoso, por la solaentrega del documento, y lo faculta también para endosarlo en comisión de cobranza o enprenda, según lo señala el art. 24. 30. Otras enunciaciones del endoso
  22. 22. 23 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREDe conformidad con el art. 22 de la ley, el endoso de cualquier clase que sea puedecontener, además de la firma, las siguientes:a) Lugar de otorgamiento. Si se omite, se entiende realizado en el domicilio delendosante. El lugar de otorgamiento tiene importancia para determinar la ley aplicable alendoso. En caso de faltar la designación, constituye una presunción simplemente legal, quesu realización se ha efectuado en el domicilio del endosante, susceptible, por consiguiente,de prueba en contrario.b) Fecha de otorgamiento. Si se omite esta mención, se entiende efectuado antes delvencimiento, tratándose de una presunción simplemente legal que admite la prueba encontrario. La fecha puede tener importancia en caso de quiebra o incapacidad del portadorlegítimo; y tratándose del endoso traslaticio de dominio, en cuanto a los efectos del endoso,pues el realizado después del vencimiento sólo produce los efectos de una cesión ordinaria,como lo veremos más adelante.c) La calidad o clase de endoso. Si nada expresa sobre este particular, de conformidad alart. 21, es endoso traslaticio de dominio.d) Nombre del endosatario. Si no se le señala, se le considera como endoso en blanco,con los efectos indicados en la letra d) del número anterior. 31. Endoso traslaticio de dominioEs aquel que transfiere el dominio del documento y todos los derechos que emanan de él.Como formalidad basta la firma del portador legítimo estampada de la manera ya indicadaen la letra a) del Nº 28. Importa un modo de adquirir el dominio de la letra, la tradición deella y no requiere de entrega del título. Produce sus efectos, aunque la letra no estéextendida a la orden, salvo si el librador ha estampado en la letra la cláusula "no endosable"u otra equivalente, según lo señala el art. 18. Deben anotarse en relación a este último puntodiferencias con la legislación anterior, la que no permitía el endoso de la letra que no era ala orden y no reglaba los efectos de la cláusula no endosable estampada por el librador.
  23. 23. ALVARO PUELMA ACCORSI 24 32. Efectos del endoso traslaticio de dominioEllos pueden consistir:a) Transferencia del dominio de la letra. Entendemos que la transferencia comprendetambién las garantías que puedan caucionar obligaciones estampadas en la letra, ya que laley no limita tal efecto y corresponderá, por tanto, aplicar las reglas generales del DerechoCivil8. Es un efecto consubstancial a esta clase de endoso.b) Hace responsable al endosante solidariamente con el librador y demás obligados,frente al portador legítimo de la aceptación y pago de la letra, salvo estipulación encontrario estampada en el dorso del documento, según lo señala el artículo 25 de la ley o sise trata de una letra vencida o protestada en que tampoco existen estas responsabilidades,como lo indica el artículo 32. La estipulación en contrario se acostumbra señalarla con laspalabras "sin garantía" o "sin responsabilidad" u otras equivalentes.c) El endosante responde frente a su endosatario de la llamada garantía de derecho.Aunque no lo señalan las legislaciones cambiarías, de acuerdo con las reglas generales seha entendido que el endosante responde frente a su endosatario de la llamada garantía dederecho, esto es, de ser el portador legítimo, de tener facultad para transferir el documentoy de la existencia jurídica del mismo.d) La inoponibilidad de excepciones. Tradicionalmente se la ha estimado un efecto deendoso traslaticio. Para nuestra ley no se trata, solamente, de un efecto del endoso, sino deuna regla general aplicable a todos los actos cambiarlos9, aunque esté ubicada la regla en elpárrafo de los endosos. 33. Cláusulas accidentales en el endoso traslaticioEl art. 665 del Código de Comercio permitía que el endosante y endosatario pudierancelebrar convenios que modifiquen los efectos jurídicos del endoso. Esta regla no laestableció la nueva ley ni está en Ginebra. Estas legislaciones reglamentan algunascláusulas accidentales. De otra parte, el art. 32 de la ley, al tratar del endoso de la letravencida o protestada, permite, en dicho caso, que cedente y cesionario ajusten los pactosque les convengan.Estimamos que, en el endoso como en cualquier otro acto cambiario, es impropio referirse apactos, ya que se trata de actos jurídicos unilaterales. Pero, en todo caso, ¿puede elendosante estampar otras menciones en el endoso además de las permitidas por la ley?El texto del artículo 19 que no admite modalidades en el endoso, y del art. 22, que señalacuáles otras menciones puede contener, y el art. 32 ya comentado, nos llevan a laconclusión negativa. De otra parte, puede estimarse contraria a la circulación de la letrapermitir el uso de cláusulas o indicaciones poco comunes en el endoso. 34. Cláusula de prohibición de endoso8 Arts. 1906 y 1612 del Código Civil; así se ha fallado en reciente juicio arbitral entre Financiera Regional de Valores conAtom, siendo el juez don Julio Phillipi.9 Ver Nº 19.
  24. 24. 25 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREYa examinamos el valor de la cláusula "no endosable" estampada por el librador 10. Ahoranos corresponde examinar esta cláusula cuando ella la estampa un endosante. El inciso 2°del art. 25 de la ley establece que en este caso no responde el endosante ante losendosatarios posteriores de la letra. Relacionando este precepto con el art. 18 que estableceregla general de la transferibilidad de la letra, puede concluirse que en el caso de que lacláusula "no endosable" la introduzca un endosante, la letra puede siempre volver aendosarse válidamente, pero los posteriores endosatarios carecen de toda acción contra elendosante que la estampó. 35. Endoso en prenda o pignoraticioEl endoso de la letra importa constitución en prenda de la misma, cuando se incluye lacláusula "valor en prenda", valor en garantía" u otra equivalente, según lo señala el art. 28de la ley. Esta prenda requiere cumplir con los requisitos generales de todo endoso que yahemos señalado, más la agregación de la cláusula indicada. No puede constituirse enprenda, mediante este endoso, sino de acuerdo a las reglas mercantiles de la prenda decréditos nominativos, la letra que contiene la cláusula "no endosable" estampada por ellibrador, de acuerdo con lo que prescribe el art. 18 de la ley.Como se trata de la constitución del derecho real de prenda que importa un principio deenajenación, el representante del portador legítimo debe tener las facultades consiguientes. 36. Efectos del endoso en prendaEllos son:a) Constituye en prenda la letra en favor del endosatario en garantía siendo este efectoconsubstancial en esta clase de endosos.Cabe preguntarse ¿qué obligaciones garantiza? Al no señalar la ley determinadasobligaciones debemos entender que la letra cauciona todas las obligaciones que, almomento del endoso, tenga el endosante en favor del endosatario en garantía ¿Comprendeesta prenda obligaciones futuras? Entendemos, que, por regla general, ellas no quedancomprendidas, salvos los endosos en garantía en favor de los bancos, porque así lo expresanlos arts. 29 y 59 de la Ley Nº 4.287 sobre Prenda de Valores Mobiliarios en favor de losbancos. ¿Puede constituirse esta prenda para caucionar obligaciones ajenas? No estandoprohibido por la ley, nos inclinamos por la respuesta afirmativa, siempre que ello conste delpropio endoso. La misma solución la propiciamos en el caso de limitaciones en la prenda adeterminadas obligaciones, sean propias o ajenas del endosante,b) Salvo estipulación en contrario, el endosante en garantía no responde por el hecho delendoso, de la aceptación o pago de la letra. Así lo señala en forma expresa el art. 30 de laley, ya que esta responsabilidad sólo es propia del endoso en dominio, y no de laconstitución de un gravamen real. Por lo demás, en la mayoría de los casos, el endosante engarantía es deudor del endosatario por otro título, por ejemplo, ha aceptado una letra opagaré en favor del endosatario.10 Ver Nº 31.
  25. 25. ALVARO PUELMA ACCORSI 26c) El endosatario en garantía está premunido de la inoponibilidad de excepciones. Ellosignifica que no pueden oponerse al endosatario en garantía las excepciones que tendría elobligado con el endosante en garantía. Así lo señala el inciso final del art. 30, al haceraplicables las reglas del art. 28 a este endoso. Se consagró legislativamente una soluciónque había tenido consagración en la jurisprudencia y la doctrina.d) El endosatario en garantía está obligado a practicar todas las diligencias necesariaspara conservar los derechos emanados de ella, como lo señala el art. 30, inciso 1º, partefinal, lo que importa que debe protestar la letra en caso de no aceptación o pago, si existe laposibilidad de caducidad de acciones y de efectuar los trámites pertinentes en caso deextravío. Esta obligación rige mientras el endosatario en garantía mantenga la letra en supoder.e) Puede el endosatario en garantía endosar la letra en cobranza, y todo endoso querealice sólo vale como endoso en cobranza según lo señalan los arts. 18, parte final y 30,inciso 2º de la ley. 37. Forma de ejecutar la prendaLa establece el inciso 1º del art. 30 de la ley, en forma muy similar a la que establecía el art.660 del Código de Comercio, agregando algunas ideas del texto de Ginebra.A diferencia del Código de Comercio, que se limitaba a dar el derecho a cobrar la letra, eltexto de la nueva ley, siguiendo a Ginebra, le permite al endosatario en garantía, ejercer"todos los derechos emanados de la letra", por ejemplo, hacer valer la garantía deaceptación, hacer los trámites en caso de extravío de la letra, etc.El portador, endosatario en garantía, puede cobrarla judicial o extrajudicialmente a supropio nombre y aplicar sin más trámite su valor al pago del crédito, con obligación derendir cuenta al endosante.El hecho de que un acreedor acepte que su crédito está garantizado por una prenda, noimporta de por sí la obligación de realizar la prenda, pero, tratándose de letras de cambio, elendosatario debe hacer todas las diligencias necesarias para conservar los derechosemanados de ellas, entre otras el cobro del documento para evitar la prescripción; y sirecibe pagos debe aplicarlos "sin más trámite al pago del crédito" o sea, debe siempreabonarlos a la obligación principal caucionada, aun cuando ésta no se encuentre vencida.Además, la nueva ley le impone expresamente al endosatario en garantía la obligación derendir cuenta, ya establecida en nuestra legislación por el art. 12 del D. L. Nº 776 del año1925. 38. Endoso en cobroEs una forma especial y no excluyente de otras formas de constituir un mandato para cobraruna letra de cambio. Se constituye, adicionando al endoso la frase "valor en cobro", "encobranza" u otra equivalente.Subsidiariamente, a las reglas de la Ley Nº 18.092 se aplican a este mandato las reglas de lacomisión mercantil, porque las operaciones sobre letras de cambio son siempre actos de
  26. 26. 27 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREcomercio formales, y se les aplica tanto la legislación mercantil, cualesquiera sean lacalidad de las personas que en ella intervienen o su causa u objeto (art. 39 Nº 10 del Códigode Comercio). 39. Efectos del endoso en cobroProduce, entre el endosante y endosatario, los efectos de todo mandato, materia que no espertinente tratar en este trabajo. Debemos señalar, en todo caso, que el art. 29 de la nuevaley establece como facultades del comisionista, las de ejercer todos los derechos derivadosde la letra, salvo transferirla o darla en prenda, incluso cobrarla judicialmente, con lasfacultades del mandato judicial que, de acuerdo a la ley, requieran mención expresa. Lanueva ley, siguiendo a Ginebra, varió una tendencia jurisprudencial, que determinaba que elendoso en cobro sólo facultaba al endosatario para la cobranza judicial del documentocuando era hecho a un abogado habilitado para el ejercicio de la profesión (art. 659 delCódigo de Comercio). 40. El endoso de la letra vencida o protestada por falta de pagoLa justificación de que el endoso traslaticio de dominio tenga características especiales, encuanto a que el endosante tenga responsabilidad en el pago, diversas a las de la cesión dederechos ordinaria, se encuentra en que así se facilita la circulación del documento,situación que no existe cuando el documento ya ha vencido o ha sido protestado por falta depago. Por ello es que los endosos de estas letras en lo formal no varían, pero sí en susefectos. Sólo producen aquellos que acarrea la cesión ordinaria.Como en esta clase de endoso traslaticio no hay responsabilidad de pago del endosante, ycomo mediante él se realiza una cesión de derechos, las partes, vale decir, cedente ycesionario, pueden ajustar los pactos que estimen convenientes, como lo señala el art. 32 dela ley. El Código de Comercio en su art. 664 restringía la reglamentación sólo a la letra"perjudicada", esto es, a la no protestada en tiempo y forma, excluyendo de su normativa ala letra vencida y protestada. Ginebra, por su parte, en su art. 20 establece complicadasreglas que, en suma, se limitan a aplicar las reglas de la cesión de derechos al endosoposterior al protesto o aquel realizado después de transcurrido el plazo para protestar eldocumento. F. DEL PORTADOR LEGITIMO
  27. 27. ALVARO PUELMA ACCORSI 28 41. Quién es portador "legítimo"La nueva ley, siguiendo al Proyecto Uniforme, no define a las personas que intervienen enla letra, entre ellos al portador, como lo hacía el art. 623 del Código de Comercio, porestimarlo innecesario.El portador "legítimo", o simplemente portador, es el dueño del documento; y como tal lecorresponde naturalmente ejercer los derechos emanados de la letra.El inciso primero, del art. 26 de la nueva ley, que proviene del inciso primero del art. 16 delProyecto de Ley Uniforme, señala: "El tenedor de una letra de cambio se consideraportador legítimo si justifica su derecho por una serie no interrumpida de endosos, aunqueel último esté en blanco". Por su parte, el art. 27 de la misma ley, derivado del inciso 2 9 delart. 16 de Ginebra, prescribe: "El portador legítimo de una letra no puede ser privado deella, salvo que se pruebe que la adquirió de mala fe o que no pudo menos de conocer suorigen irregular".Si una persona detenta la posesión de una letra por una serie ininterrumpida de endosos, sele presume portador legítimo o dueño del documento, y no puede ser privado de ella, salvoque la haya adquirido con culpa o dolo. Por "serie ininterrumpida de endosos" se entiendela cadena ininterrumpida de endosos, que aparente o formalmente está correcta. Porejemplo, la letra endosada a la orden de A debe aparecer a su vez endosada por A a B y asísucesivamente hasta llegar al portador. En el fondo la única exigencia es que exista unacadena o continuidad de firmas que correspondan a los sucesivos endosantes de la letra,puesto que la firma es el único requisito formal del endoso. Este orden aparente sedenomina en doctrina "Regularidad formal del título". Si en la cadena existe un endosofalso, el portador no puede ser privado del documento si existe una aparente regularidad enél y no puede probarse su mala fe o culpa. La mala fe o culpa debe referirse alconocimiento del portador de que la o las transferencias o endosos no se hicieron conformea derecho, por haber sido, por ejemplo, falsificado un endoso o haberse robado o hurtado eltítulo. La existencia de estos vicios debe ser apreciada en cada caso. Puede haberconveniencia en publicitar la falsificación, pérdida o extravío de la letra, a fin de poderreivindicar el título, alegando culpa consistente en el hecho de que el endosatario no pudomenos que conocer su origen irregular.Habiendo "regularidad formal del título" existe una presunción de ser portador legítimo enfavor del tenedor material; y su oponente deberá acreditar, además de la culpa o mala fe, lafalsificación, nulidad o ineficacia del endoso.Cuando a un endoso en blanco sigue otro endoso, de acuerdo a lo prescrito en el inciso 2 9del art. 26, se reputa que el firmante de éste ha adquirido la letra por endoso en blanco, enconcordancia con la facultad que otorgó el art. 24, al portador de una letra endosada enblanco, de transferirla sin agregar su nombre.El punto que tratamos es de aquellos en que existe una divergencia importante entre laslegislaciones ginebrinas con el derecho angloamericano. Según lo señala la sección 59 de laley de los EE.UU. sobre instrumentos negociables, se presume que el tenedor es portadorlegítimo, pero si se comprueban defectos en la transferencia, incumbe al tenedor acreditarsu calidad de portador legítimo. Esta es la razón de que es muy común la exigencia porbancos norteamericanos de hacer certificar por otros bancos la autenticidad y personería enlos endosos.
  28. 28. 29 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGARE 42. Tacha de endososEl inciso 2º del art. 26 señala que los endosos tachados o borrosos se tienen por no escritos.Por su parte, el art. 84 de la ley, faculta a cualquier endosante que ha pagado la letra paratachar su endoso y los que le siguen.Sólo puede tachar endosos el portador legítimo. Los efectos de la tacha son de suresponsabilidad. Si tacha precisamente el endoso que habilita su dominio, y el anteriorendoso es a la orden de otra persona, dejará de ser portador legítimo y transferirá eldocumento a dicha persona.Es conveniente dejar constancia de quién es la persona que tacha un endoso en la letra, paraevitar dudas sobre la regularidad formal del título.Nuestra ley equiparó a la tacha de endosos, los endosos "borrosos" o sea aquellosdifícilmente detectables a simple vista o que pueden ser borrados fácilmente (endososefectuados con lápiz grafito). 43. La regularidad formal del título y el pagoEl art. 31 de la ley señala: "El pagador de una letra de cambio no está obligado a cerciorarsede la autenticidad de los endosos; ni tiene facultad para exigir que ésta se le compruebe;pero debe verificar la identidad de la persona que la presente al cobro y la continuidad delos endosos, so pena de quedar responsable si paga a portador ilegítimo del documento".Este precepto es concordante con la materia recién tratada. Verificando la identidad delportador y la continuidad de los endosos; y pagando al vencimiento, de conformidad al art.56, queda válidamente liberado el pagador, salvo que el pago lo haya hecho a sabiendas,para consumar un fraude, o sea, se le compruebe que pagó con pleno conocimiento a quienno correspondía. 44. Embargo y retención de la letraEl art. 57 de la ley señala:"No puede prohibirse ni entrabarse por resolución judicial el pago o circulación de la letrasalvo en caso de quiebra de su portador o de cualquier otro suceso que prive a éste de lalibre administración de sus bienes, sin perjuicio de lo que se dispone en los arts. 86 ysiguientes para el caso de extravío o sustracción. Sin embargo, podrá decretarse laretención, prohibición o embargo sobre el crédito, conjuntamente con la aprehensión deldocumento mismo, en juicio o gestión judicial seguida contra su tenedor legítimo y siempreque el documento se encuentre en sus manos o en las de un mandatario de éste para sucobranza".El origen de este artículo se encuentra en el inciso segundo del art. 716 del Código deComercio, que establecía normas similares, en cuanto limitaba el embargo del importe de laletra.El nuevo texto aclara que la prohibición legal se refiere no sólo al pago, sino también a la
  29. 29. ALVARO PUELMA ACCORSI 30circulación de la letra, esto es, a embargos o medidas precautorias que recaigan sobre laletra misma.No obstante, como la inembargabilidad se establece para resguardar la circulación deldocumento y no los intereses del portador, se permiten, por excepción, estas medidascoercitivas, en juicios o gestiones judiciales dirigidas contra el portador legítimo y siempreque en la diligencia se obtenga la aprehensión material del documento que debe estar en supoder o en el de un mandatario suyo, pero no si él se encuentra en poder de un tercero, aúnel endosatario en garantía. G. LA ACEPTACION 45. Concepto y formalidadesLa aceptación no ha sido definida por la ley, pero puede señalarse que es el acto escrito dellibrado, estampado con su firma en el anverso de la letra de cambio, en que manifiesta suvoluntad de aceptar el giro o libramiento y en cuya virtud se transforma en el principalobligado al pago del documento.La única formalidad de la aceptación consiste en la firma del librado en el anverso de laletra, de manera que su sola firma importa aceptación. Puede agregarse la frase "acepto","aceptado" u otra equivalente. Esta firma puede ser suplida por la impresión digitalautorizada por notario, conforme a la regla general establecida en el art. 99, pero adiferencia del libramiento y endoso, no se autorizan otros procedimientos.Lo anterior se desprende de lo prescrito en el art. 33 de la ley. 46. Promesa de aceptaciónA diferencia del Código de Comercio11, la nueva ley no regló la promesa de aceptación porconsiderarla un asunto extracambiario. Por consiguiente, la promesa de aceptación quedaregida por las reglas generales del Código Civil, en especial por su art. 1554. 47. Requisitos de fondo de la aceptaciónDe acuerdo con el art. 42 de la ley, la aceptación debe ser pura y simple, pero el libradopuede restringirla a una parte de la suma librada. Cualquier otra reserva o declaración por lacual se modifique el contenido original del título equivale a un rechazo de la aceptación. Elaceptante, sin embargo, queda obligado en los términos de su aceptación.Ello significa que si el librado no acepta pura y simplemente, cualesquiera sean lostérminos de su aceptación o la falta de ella, nace para el portador la garantía de aceptaciónque puede hacer valer en contra del librador y endosantes, y que consiste en poderles cobrar11 Art. 666.
  30. 30. 31 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREanticipadamente la letra, previo protesto por falta de aceptación de conformidad a lo quedispone el art. 81 N9 1 de la ley.La sanción legal a la falta de este requisito es la indicada en el párrafo anterior. No haynulidad de la aceptación, quedando en todo caso obligado el aceptante en los términos enque otorgó su aceptación, de manera que el portador legítimo, además de poder hacer valerla garantía de aceptación, puede accionar en contra del aceptante por la obligación quesurge de los términos de su aceptación.En esta materia la ley siguió a Ginebra, derogando las complicadas reglas del Código deComercio12 48. Designación de lugar de pago por el aceptanteEl art. 43 de la ley faculta al aceptante para señalar, en su aceptación, un lugar para el pagodiverso del indicado en el texto de la letra, siempre que éste se encuentre ubicado en lamisma provincia. Si la designación de lugar del pago no cumple con ese requisito, elportador puede protestar la letra por falta de aceptación, y así demandar el pago anticipadoal librador y endosantes y también requerir y hacer protestar por falta de pago la letra alaceptante en el domicilio por él señalado.La ley es más amplia en las facultades que se otorgan al aceptante que el artículo 27 delproyecto de Ginebra, que sólo faculta al aceptante para designar al tercero que hará el pagoen el lugar fijado en la letra y para dar otra dirección en el mismo lugar de pago. 49. Quién debe requerir la aceptaciónReproduciendo los términos del art. 690 del Código de Comercio, el art. 34 de la ley facultaal propietario de la letra, por sí o por mandatario, para requerir la aceptación. La meratenencia material del documento hace presumir el mandato sin necesidad de ningún endosou otra formalidad, quedando además facultado el tenedor para requerir el protesto por faltade aceptación. 50. Plazo para presentar la letra a la aceptaciónHay que distinguir según la forma de vencimiento del documento.a) Letra girada a día fijo y determinado o a un plazo contado desde la fecha del giro.Debe presentarse a la aceptación dentro del plazo de su vencimiento.b) Letra girada a un plazo contado desde la vista. Debe presentarse a la aceptación12 Ver art. 26 de Ginebra y arts. 672 y 694 del Código de Comercio.
  31. 31. ALVARO PUELMA ACCORSI 32dentro del plazo de un año a partir de la fecha de emisión, bajo sanción de quedar sin valorsi dentro de ese plazo no se acepta o no se protesta oportunamente por falta de fecha deaceptación o por falta de aceptación. Si se ha fijado un plazo determinado en estas letraspara presentarlas a la aceptación, el librado debe fechar ésta. También debe requerirse elprotesto de esta clase de letras, aunque no exista plazo especial en ambos casos, bajosanción de perder sus derechos en contra del librador y endosantes. O sea, la aceptación enlas letras giradas, para vencer a un plazo desde la vista, debe fecharse siempre, sea por elaceptante o mediante el protesto por falta de fecha, que suple ésta.Si transcurre un año contado desde la suscripción de la letra y ésta no se acepta en ese plazoo no se protesta por falta de aceptación, la letra deja de ser tal, o sea, que se pierde la acciónde garantía de aceptación y pago en contra de todos los obligados. Si la letra es aceptada,pero no es fechada ni es protestada por falta de fecha, sólo se conserva la acción contra elaceptante y su avalista, pero se pierden las acciones contra el librador y endosantes.La fecha de aceptación deberá ser la del día en que ella fuere dada, a menos que elrequirente exija que se ponga la del día de la presentación.Las normas señaladas en las dos letras anteriores están establecidas en los arts. 35 y 36 dela ley, que siguen de cerca los arts. 22 y 23 del texto Uniforme, con la salvedad que nuestraley no contiene normas sobre la letra cuya aceptación está prohibida por el librador,situación que nuestro legislador no reglamentó, por considerar que era escasa o nula suaplicabilidad en la práctica nacional.c) Letras a la vista. No existe plazo para requerir su aceptación, salvo que él se indiqueen el documento (art. 74), pues en esta clase de letras la aceptación se confunde con elpago. Hay que presentarla, en todo caso, para su pago, o el documento debe pagarse dentrodel plazo de un año a contar desde su fecha de emisión, de conformidad a lo que dispone elart. 49, bajo la sanción de quedar sin valor. 51. Días y horas hábiles para requerir la aceptaciónPuede requerirse la aceptación cualquier día que no sea feriado, sábado o 31 de diciembre,y las horas de aceptación son entre las 9 y 18 horas, salvo que el lugar de la aceptación seauna institución bancaria o financiera, en cuyo caso la diligencia debe efectuarse dentro delhorario de funcionamiento de la institución para atención de público. Así lo señala el art.38. 52. Lugar para requerir la aceptaciónSegún el art. 37 de la ley, debe ella requerirse en el domicilio o residencia del librado, salvoque se señale en la letra un lugar determinado para este efecto. 53. Aceptación en la letra incompleta o protestadaNuestra ley, en esta materia, se separó del texto de Ginebra y se inspiró en la sección 138de la Ley de Instrumentos Negociables de EE.UU. de América, pues estimó que, dada la
  32. 32. 33 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREcostumbre chilena de aceptar la letra antes de su giro, el legislador debía reglar estasituación.En efecto, el art. 39 de la ley de muy parecido tenor al precepto norteamericano citadoexpresa: "La letra puede ser aceptada antes que el girador haya estampado su firma, omientras el título esté incompleto; también puede serlo después del protesto por falta deaceptación, o después de vencida o de haber sido protestada por falta de pago", y el artículo40 agrega:"Si una letra es pagadera a un plazo de la vista se protesta por falta de aceptación y ellibrado posteriormente la acepta, el vencimiento de la letra se contará desde la fecha delprotesto". 54. Época en que el librado debe declarar si acepta o no la letraEl art. 41 de la ley, siguiendo el art. 24 de Ginebra expresa: "El librado debe prestar o negarsu aceptación en el día en que el portador le presente la letra al efecto, salvo que aquél exijaque se le haga una segunda presentación al día siguiente,"Los interesados sólo pueden alegar que tal exigencia ha quedado incumplida si así constaen el protesto. El librado carece de facultad para exigir este segundo requerimiento, si elprimero se efectuó en el último día del plazo en que la letra puede ser presentada a suaceptación.El requirente no está obligado a dejar la letra en poder del librado". 55. Retiro de la aceptaciónEl art. 44 de la ley expresa:"El librado que ha estampado en la letra de cambio su aceptación, puede borrarla o tacharlaantes de restituir la letra, debiendo en tal caso agregar la expresión "retiro mi aceptación" yvolver a firmar. Cumplidos estos requisitos se considerará que la aceptación ha sidonegada". Esta regla importa una novedad con respecto al artículo 669 del Código deComercio que no reconocía la retractación de la aceptación.Nuestro legislador, que no permite la aceptación por instrumento separado, no estableció,consecuencialmente, una regla similar a la contemplada en el inciso 2º de la Ley Uniforme,que autoriza, en cierta medida, la aceptación por instrumento separado13. 56. Existencia de varios libradosSi existen varios librados, cualquiera que sea la forma en que estén designados, el queacepta se obliga al pago de la letra, según lo señala el art. 45. Esta disposición es sinperjuicio de que el portador, en su caso, haga valer la garantía de aceptación, por ejemplo,si el girador garantizó la aceptación conjunta de varias personas.13 Ver art. 26, inc. 2o del Proyecto Uniforme en Apéndice II.
  33. 33. ALVARO PUELMA ACCORSI 34 H. EL AVAL 57. Concepto y formalidadesEl inciso primero del art. 46 de la ley señala que:"El aval es un acto escrito y firmado en la letra de cambio, en una hoja de prolongaciónadherida a ésta, o en un documento separado, por el cual el girador, un endosante o untercero garantiza, en todo o en parte, el pago de ella".De conformidad a lo prescrito en el inciso 2° del art. 46 de la ley, "la sola firma en elanverso de la letra o de su hoja de prolongación constituye aval, a menos que esa firma seadel girador o del librado. Otorgado en el dorso debe contener, además de la firma delavalista, la expresión "por aval" u otra equivalente".Otorgado en instrumento separado, de conformidad a lo que dispone el inciso 3º del art. 46,debe contener, además de la firma del avalista, la indicación de que el acto es aval eidentificar la letra a la cual concierne. Los derechos que emanan de un aval otorgado porinstrumento separado no se transfieren por endoso, requiriendo los trámites de cesión decréditos nominativos comerciales.El art. 46, en estudio, es una curiosa mezcla de disposiciones del Código de Comercio, connormas de la ley Uniforme. Por influencia del Código se definió el aval, eliminándose lareferencia a la fianza que hacía el art. 680 del Código de Comercio, pues el aval es un actojurídico unilateral diverso del contrato de fianza. También deriva del Código el aval porinstrumento separado. Proviene de Ginebra que el avalista pueda ser no sólo un tercero a laletra, sino también el endosante, librador o librado. Según nuestro texto, el aceptante nopuede serlo, lo que sí permite Ginebra. Las reglas sobre requisitos del aval otorgado en laletra también provienen del Texto Uniforme.La sanción al incumplimiento de estos requisitos se señala en el inciso final del art. 46 enreferencia, esto es, el acto no constituye aval. 58. Efectos del avalEl art. 47 de la ley señala:"El aval puede ser limitado a tiempo, caso, cantidad o persona determinada; y en tal evento,sólo producirá la responsabilidad que el avalista se hubiere impuesto."Concebido el aval sin limitaciones, el avalista de la letra de cambio responde del pago deella en los mismos términos que la ley impone al aceptante".El legislador, en cuanto permite que el aval tenga las responsabilidades que se hubiereimpuesto, siguió al Código de Comercio14 y no a Ginebra, que establece en sus arts. 31 y 3214 Art. 682 Código de Comercio.
  34. 34. 35 LEY Nº 18.092 SOBRE LETRAS DE CAMBIO Y PAGAREque el avalista responde siempre en los términos de la persona que avala, la cual debedesignarse y que a falta de designación se considera otorgado por el librador.La ley dispone que el avalista cuyo aval se otorgó sin limitaciones responde del pago de laletra como un aceptante, solución diversa a Ginebra y al Código de Comercio. Durante lavigencia del Código de Comercio, rigió su art. 683 que señalaba que, concebido el aval entérminos generales e ilimitados, el avalista responde del pago en los mismos términos dellibrador o endosante, pero si el aval se otorgaba por el aceptante se aplicaba el art. 682, quele impone la misma responsabilidad de la persona avalada. Ello originó el problemaconsistente en determinar en el caso del aval otorgado en términos generales si lebeneficiaba o no al avalista el perjuicio de la letra. Sobre el particular hubo fallos disparesde los Tribunales, pero la jurisprudencia más moderna se inclinaba a equiparar laresponsabilidad del avalista a la del aceptante, pues en la letra con más uso en Chile, en queel librador y beneficiario son la misma persona, no cabe duda que el avalista, aunque no seseñala explícitamente, lo es del único obligado que existe en esa clase de letras, esto es, elaceptante. Nuestra ley, consciente de estas prácticas, optó en primer lugar a que el avalistasólo tuviera la responsabilidad que él mismo se imponga y a falta de esta designación,ordenó que responde del pago de la letra en los mismos términos que el aceptante, lo quetiene por consecuencia, en este último caso, que no le beneficia el perjuicio de la letra, valedecir, no caduca su responsabilidad si la letra no se protesta en tiempo y forma.Evidentemente que las reglas de la aceptación sólo se aplican al aval en materia deresponsabilidad de pago y no, por ejemplo, para los efectos de las acciones de reembolso,protesto y otras. I. DEL VENCIMIENTO Y PAGO 59. Modos de señalar el vencimientoEl art. 48 de la ley dispone:"La letra de cambio puede ser girada:A la vista;A un plazo de la vista;A un plazo de la fecha del giro, yA día fijo y determinado.No vale como letra de cambio la girada a otros vencimientos o a vencimientos sucesivos".La nueva ley, siguiendo el art. 33 del Proyecto Uniforme de Ginebra, contemplataxativamente las formas como puede establecerse el vencimiento de las letras, prohibiendootras formas de vencimiento o los vencimientos sucesivos, y establece como sanción, encaso de inobservancia, que el documento no se considera letra. Ya sabemos que de faltar laindicación de vencimiento, la letra se entiende a la vista15.Las reglas legales sobre los distintos vencimientos que establece el art. 50 son las15 Ver Nº 10.
  35. 35. ALVARO PUELMA ACCORSI 36siguientes:a) Vencimiento de la letra a la vista. Según lo señala el art. 49, en relación con el incisosegundo del art. 52, la letra a la vista es pagadera a su presentación al librado, debe serpresentada al pago, esté o no aceptada, dentro del plazo de un año a contar desde el giro ydebe ser pagada o protestada por falta de pago, en el mismo plazo bajo sanción de quedarsin valor. Se entiende que queda sin valor como letra de cambio desde que transcurre elplazo del año, sin perjuicio de constituir un instrumento privado, o sea, poder ser un mediode prueba para acreditar el negocio causal.A diferencia de nuestra ley, el art. 34 del Proyecto ginebrino no establece en forma expresala sanción a la falta de protesto oportuno de la letra a la vista, pero señala la facultad para ellibrador y endosantes de ampliar o limitar el plazo para presentar la letra a la vista al pago.Al suprimir estas reglas, la Comisión Redactora de la ley dejó constancia en actas que elgirador y endosantes pueden abreviar el plazo legal de un año para la presentación de laletra y que el girador de una letra a la vista puede establecer que ella no puede serpresentada al pago antes de un plazo determinado, siempre que este plazo no sea superior aun año16.b) Vencimiento de la letra girada a un cierto plazo a contar desde la vista. Según el art.50, inciso 1º en relación con el art. 36, ambos de la Ley Nº 18.080, el vencimiento de estasletras corre desde el día de la aceptación, si es fechada, o del día del protesto por falta deaceptación o del protesto por falta de fecha17.c) Vencimiento de la letra girada a un plazo desde la fecha de giro. Corre el plazo desdela fecha de su giro (art. 50, inciso 2º).d) Vencimiento a día fijo y determinado. Es pagadera en el día designado (art. 50, inciso3º).60. Época del pago de la letraDe acuerdo con el Código de Comercio, y con las reglas del proyecto Uniforme de Ginebra,el pago de la letra correspondía realizarlo al vencimiento, regla que contenía el proyecto dela Comisión del Código de Comercio. En las Comisiones Legislativas de la Junta seintrodujo al art. 55 que expresa:"El pago de las letras de cambio antes de su vencimiento se regirá por las normas sobreoperaciones de crédito de dinero, vigentes a la época de emisión de la letra".De acuerdo con esta norma y lo que prescriben los arts. 52 y 87 de la ley, hay que distinguirlo siguiente:a) El portador sólo puede exigir el pago al librador o aceptante a su vencimiento;b) Cualquier obligado al pago o un tercero aun contra la voluntad del portador, puedenpagar la letra en cualquier tiempo si cumplen con las disposiciones de la ley sobreOperaciones de Crédito de Dinero, hoy Ley Nº 18.010, que en su art. 10 permite anticiparel pago, siempre que, tratándose de letras no reajustables, se pague el capital y los interesesque correrían hasta el vencimiento de la letra, o tratándose de letras reajustables, solucioneel capital reajustado hasta la época del pago efectivo, más los intereses calculados hasta el16 Sesión XXXVII de 21 de enero de 1976.17 Ver Nº 50, letra b).

×