Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
PROCESOS DE FORMACION DEL SUELO. Introducción          Extractado de Durán et al. 1997. Código 420. Facultad de Agronomía....
todos los suelos pero que según las condiciones, se manifiestan con mayor o menorintensidad. De la combinación particular ...
encuentran en realidad en los procesos físicos, químicos y biológicos que son operativosen ese perfil particular. Estos pr...
PROCESOS GENERALES DE FORMACION DEL SUELO  Crompton (1962) agrupa a los procesos de formación del suelo en cuatro grupos: ...
no detiene la meteorización, sino que los dos procesos pueden ser simultáneos”.Puntualizó además que “los procesos de mete...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Procesos suelos

2,391 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Procesos suelos

  1. 1. PROCESOS DE FORMACION DEL SUELO. Introducción Extractado de Durán et al. 1997. Código 420. Facultad de Agronomía. INTRODUCCION Las teorías sobre la génesis del suelo reflejan el nivel alcanzado en el conocimientocientífico de los suelos, en un momento dado, y en el fondo incluye el concepto mismo desuelo. Al aumentar el conocimiento de los suelos a lo largo del tiempo, han habido cambiosen el concepto de suelo y en consecuencia, han cambiado también las teorías sobre sugénesis. Hasta hace un siglo, era común considerar al suelo como roca desintegrada,mezclada con materia orgánica descompuesta. Esta idea fue reemplazada, primero enRusia y luego en otros pases, por el concepto de que los suelos eran más que rocameteorizada y que tenían perfiles, constituidos por horizontes relacionadosgenéticamente. En consecuencia, la antigua teoría sobre la formación del suelo, basadaen la meteorización exclusivamente, resultó insuficiente y se necesitó una nueva teoríapara explicar la formación del perfil del suelo y su diferenciación en horizontes. La formación del suelo pasó a ser considerada como el producto de la meteorización,más ciertos cambios adicionales que en Rusia se atribuyeron fundamentalmente, a laacción del clima y la vegetación, aunque la importancia del material madre del suelo, elrelieve y el tiempo, no fueron ignorados. Los estudios de Dokoutchaiev y sus discípulos y colegas se centraronfundamentalmente en grandes grupos, o tipos de suelos característicos, cada uno conuna morfología determinada. Los estudios edafológicos en Europa Occidental y enAmérica inspirados en los conceptos rusos, siguieron naturalmente la misma orientación.La consecuencia lógica fue que suelos muy diferentes en su morfología y en suspropiedades físicas, fisicoquímicas, químicas y biológicas deban originarse por procesosesencialmente diferentes, tanto en su naturaleza como en su intensidad. A estos procesosse les designó con nombres derivados de los nombres de los suelos que originaban; aveces el nombre del proceso no se derivó del nombre del suelo, sino de algunacaracterística prominente de él. La evolución posterior de la ciencia del suelo, particularmente en las últimas décadasdemostró que aquellas concepciones eran erróneas a veces, pero sobre todo muysimplistas. La sistematización de los procesos de la edafogénesis en compartimientosestancos resultó incongruente y francamente contradictoria con la distribución yasociación geográfica de los suelos. A medida que progresaron los estudios de levantamiento y caracterización de suelos,se comprobó que en todo el mundo eran comunes las formas transicionales entre tipos desuelos diferentes y que entre dos tipos cualesquiera, podían existir varios intergrados,constituyendo toda una gama entre los extremos. Si los suelos formaban pues un“continum” donde el pasaje gradual de unos a otros era lo normal los procesos que losoriginaban no podan tener límites netos y rígidos. Actualmente se acepta que en los procesos de formación y evolución de los suelosintervienen una serie de procesos simples (en términos relativos) que son comunes a
  2. 2. todos los suelos pero que según las condiciones, se manifiestan con mayor o menorintensidad. De la combinación particular de procesos simples o elementales existentes enun lugar dado, depender la naturaleza del suelo formado. Cada tipo de suelo no es puesel producto de un proceso específico distinto en su naturaleza a los que originan otrostipos de suelo, sino que es el resultado de una combinación particular de procesossimples que se caracteriza por la intensidad con que se manifiesta cada uno de estosúltimos. Cuanto mayores sean las diferencias entre dos tipos cualesquiera de suelos,mayores serán las diferencias en intensidad de los diversos procesos elementales que,actuando conjuntamente, les dieron origen a uno y otro. Este concepto, en apariencia simple, pero que es el resultado de análisis denumerosísimos estudios realizados en diversos pases, constituye la base del enfoquemoderno de la interpretación de los procesos de formación del suelo. Ha sido elaborado,desarrollado y expuesto por autores de diferentes nacionalidades. Simonson (1959), lo expuso en su “Esbozo de una Teoría Generalizada de Génesis delSuelo”. Gaucher, G. (1968), se expresó en términos similares al señalar que laidentificación de un tipo de suelo se basa en el análisis del “proceso tipogénico” que le daorigen; este último se define por la asociación de procesos elementales que loconstituyen. Wright y Bennema (1965), se han manifestado en términos similares alanalizar el concepto de renovabilidad del suelo como recurso natural. Cabe hacer aquí una acotación importante, referida al rol e importancia de lameteorización de las rocas, y formación y acumulación del material parental de los suelosy su ubicación en los procesos de edafogénesis. También aquí la concepción tradicionalresulta muy simplista. En efecto, ha sido habitual el considerar a la meteorización y laformación del material parental como procesos geológicos, diferentes y anteriores a losprocesos edafológicos de formación del suelo. Modernamente, se ha visto que esto no es así, y que a veces es hasta imposible,según las definiciones clásicas, la identificación del material parental de ciertos suelosformados a partir de rocas ígneas. Tal lo que demostró Brewer (1964), al estudiar unsuelo sobre diorita; este autor concluyó que la evaluación cuantitativa de los cambiosmineralógicos ocurridos durante la edafogénesis sólo era posible si se tomaba comomaterial original del suelo a la roca fresca. Naturalmente que este concepto choca con ladefinición clásica del material parental del suelo al que se consideró como “el materialsuelto producido por la alteración de las rocas”. En el caso de suelos formados sobrerocas ígneas o metamórficas la duda se plantea acerca de cual es el grado de alteraciónnecesario para aceptar que la roca se ha transformado en material parental. Comonormalmente hay una transición gradual entre la roca fresca y el producto de alteración, elmaterial parental es indefinido, salvo que se acepte la sugerencia de Brewer y entones nocabe duda que la meteorización es parte de la formación del suelo, más aún, si se tieneen cuenta, que aún después de formado el suelo puede continuar la alteración de losminerales. Volviendo a la concepción de Dokoutchaiev, que sigue siendo aceptada en laactualidad, sobre la importancia del clima, organismos vivos, roca madre, relieve y tiempo,en la formación del suelo, cabe sin embargo hacer una puntualización. Estos factores sonla causa última de la formación y evolución de los suelos; actuando simultáneamente, enmuy diversas y numerosas combinaciones, según sus intensidades y característicasrelativas, originan perfiles definidos por sus secuencias de horizontes y propiedadesfísicas, químicas y biológicas de cada uno de estos horizontes. Pero, las causasinmediatas del desarrollo de una sucesión particular de horizontes en el suelo, se
  3. 3. encuentran en realidad en los procesos físicos, químicos y biológicos que son operativosen ese perfil particular. Estos procesos dependen obviamente de los factores deformación, pero éstos establecen únicamente las condiciones en que aquellos van aactuar: los procesos son, en definitiva, los que “producen el perfil del suelo”. Según los conceptos expuestos precedentemente, existen procesos simples oelementales, que se asocian para dar lugar a otros más complejos, los procesostipogénicos. Los tipos de suelos que estos originan tienen una expresión geográficaregional y constituyen las grandes zonas de suelos del mundo, caracterizadasgeneralmente no sólo por sus suelos sino también por un clima y una vegetación propias. Así, la zona de suelos negros, oscurecidos por la materia orgánica con alto porcentajede cationes bivalentes (fundamentalmente calcio), coincide con el área bioclimática de laestepa. Algo similar ocurre en Francia donde los suelos Pardos Lixiviados (diferenciados)son característicos de bosques de hoja caduca de la zona húmeda. Pero a su vez, dentro de estas zonas bioclimáticas junto a los suelos típicos, existenotros suelos, que difieren de aquellos en uno o más rasgos importantes, debido a laacción preponderante de algún factor local; roca madre de composición “extrema”,hidromorfismo muy acentuado, concentraciones elevadas de sales o álcalis. En consecuencia el estudio de los procesos de formación del suelo puede analizarse atres niveles, en el entendido de que esto no responde más que a la necesidad de facilitaro simplificar la exposición, sin que signifique una jerarquización de unos procesos enrelación a otros: 1. Procesos generales de formación del suelo, también llamados simples o elementales, que son los que “prescindiendo de la intensidad variable y las modalidades particulares que pueden adoptar” alteran las rocas y minerales y originan el perfil del suelo con su secuencia de horizontes genéticos. 2. Procesos regionales de formación del suelo, también llamado tipogénicos (Gaucher, G., 1968), que no constituyen sino una asociación de procesos simples, caracterizada por la intensidad y modalidad particular que adopta cada componente elemental. Estos procesos producen los tipos o grandes grupos de suelos, que caracterizan las regiones principales de suelos del mundo, más o menos coincidentes con zonas bioclimáticas. 3. Procesos locales de formación del suelo, debidos a la acción predominante de un factor edafogenético local, que originan dentro de una región bioclimática, suelos que aún presentando numerosos caracteres en común con los suelos característicos del área, poseen algunas diferencias significativas con éstos. Son suelos, por ejemplo, mal drenados de las áreas deprimidas, o los suelos halomórficos desarrollados en condiciones que favorecen la acumulación de sales o álcalis. Todos estos suelos ocupan por lo común superficies restringidas dentro de la región donde aparecen. De los tres procesos expuestos más arriba, en este texto se tratará únicamente el quecorresponde a Procesos Generales de Formación del Suelo, los demás se tratarán enprofundidad en otras publicaciones.
  4. 4. PROCESOS GENERALES DE FORMACION DEL SUELO Crompton (1962) agrupa a los procesos de formación del suelo en cuatro grupos: 1. Meteorización 2. Translocación 3. Ciclo Orgánico 4. Erosión - Aporte Superficial Wright y Bennema (1965), consideran que estos procesos pertenecen a tresregímenes: 1. Descomposición 2. Orgánico 3. Rejuvenecimiento El primero, incluye los procesos de Meteorización y Translocación de Crompton, losotros dos corresponden al Ciclo Orgánico y a los procesos de Erosión - Aporte Superficialde Crompton. El enfoque de Wright y Bennema y el de Crompton son, pues, casiidénticos. Gaucher, G. (1968) distingue por una parte, los Procesos Elementales y los ProcesosTipogénicos, y por otro distingue, dentro de la edafogénesis, dos tiempos: la formación yla evolución del suelo. La formación del suelo incluye: – Desintegración y descomposición de la roca madre (meteorización). – Acumulación de materias minerales: aluvionamiento, coluvionamiento y aporte eólico. – Acumulación de materia orgánica. La evolución del suelo incluye: – Migración de materias orgánicas y minerales tanto solubles como coloidales, descendentes o ascendentes. – Acumulación de los productos de la migración, ya sea en un horizonte profundo (B o C) o en la superficie. Tiempo atrás, Robinson (1960) hizo una sistematización de los procesosedafogenéticos bastante similar. Separó la meteorización, de la formación del suelopropiamente dicha, aunque señaló lúcidamente que “la iniciación del desarrollo del perfil
  5. 5. no detiene la meteorización, sino que los dos procesos pueden ser simultáneos”.Puntualizó además que “los procesos de meteorización sólo cesan cuando el suelo cesade contener minerales meteorizables” y que “en muchos suelos rocosos superficiales laformación del suelo comienza con la meteorización”. Dentro de los procesos de desarrollodel perfil, el mismo autor incluyó la acumulación de materia orgánica y los fenómenos deeluviación (lavado de sustancias desde los horizontes superiores hacia los inferiores delperfil) e iluviación (acumulación de dichas sustancias). Aún distinguió eluviación mecánicaque afecta a la arcilla, y eluviación química, en la que estableció un orden de migraciónpara los distintos compuestos: sales solubles y medianamente solubles, basesintercambiables, sesquióxidos de hierro y aluminio, materia orgánica y sílice. AunqueRobinson no los llamó expresamente procesos simples o elementales, parece evidente noobstante que los consideró como tales y que los procesos complejos o tipogénicos eranlos que daban origen a los “grupos” de suelos. De acuerdo a lo expuesto por Crompton,Wright y Bennema, Robinson y Gaucher, los procesos elementales de formación del perfildel suelo son los siguientes: 1. Meteorización de las rocas y minerales. 2. Acumulación y evolución de la materia orgánica. 3. Translocación de compuestos solubles o coloidales en el perfil. 4. Rejuvenecimiento del suelo (aporte de material fresco) por distintas vas. A estos se les podría agregar al desarrollo de la estructura del suelo, reconocidoexpresamente por Brewer (1964), como proceso de formación del suelo. OTROS PROCESOS GENERALES DE FORMACION DEL SUELO Aparte de la meteorización, existen otros procesos generales de formación del sueloque ya fueron enumerados precedentemente y que serán considerados a lo largo delcurso según se indica a continuación. La acumulación y evolución de la materia orgánica se considera más adelante, junto ala identificación y caracterización de los diferentes tipos de humus del suelo y de loscompuestos orgánicos que los integran. El desarrollo de la estructura del suelo se tratar en el capítulo dedicado a propiedadesfísicas de los suelos. Finalmente, la translocación de compuestos solubles o coloidales en el perfil y elrejuvenecimiento del suelo se considerarán al analizar los factores y procesos de laformación del suelo.

×