Capítulo i rev-oct-08

597 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
597
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Capítulo i rev-oct-08

  1. 1. INTRODUCCIÓN Muchos de los docentes que están en ejercicio actualmente, recibieron una formación pensada para la escuela de mediados del siglo XX y nuestra sociedad ha cambiado vertiginosamente, de manera que la formación permanente que nuestra sociedad actual impone a sus ciudadanos también resulta indispensable para los profesores de todos los niveles educativos. Un aspecto muy estudiado actualmente es el conjunto de cualidades que determinan el éxito de las personas, usualmente se observa que el más inteligente de la clase no es, años después, el sobresaliente de su profesión. Las teorías cognitivas no podían explicar por qué no había relación entre las buenas notas y el éxito en la vida, hoy día la teoría de la inteligencia emocional proporciona esa explicación. Educar la inteligencia emocional se ha convertido en una tarea necesaria en el ámbito educativo, tal como lo refieren Extremera y Fernández-Berrocal (2002). Se ha recopilado bastante evidencia científica que vincula una adecuada inteligencia emocional con mejores niveles de ajuste psicológico. Estos autores sostienen que el docente debería aprender el conjunto de habilidades que conforman la inteligencia emocional porque las aulas son el modelo de aprendizaje socio-emocional adulto de mayor impacto para los alumnos y porque investigaciones diversas están demostrando que niveles adecuados de inteligencia 1
  2. 2. emocional ayudan a afrontar con mayor éxito los contratiempos cotidianos y el estrés laboral al que se enfrentan los profesores en su praxis educativa. La mayoría de los trabajos relacionados con la inteligencia emocional están centrados en la promoción de la inteligencia emocional y su repercusión en la vida escolar y personal de los alumnos; por lo tanto, es razonable trasladarla a la otra parte que constituye el proceso de enseñanza-aprendizaje: los docentes. Al ser el docente un modelo de aprendizaje a través del cual el alumno aprende a razonar, pensar y regular todas esas pequeñas incidencias y frustraciones que se dan en el aula, el conocimiento emocional del docente es un aspecto fundamental, sostienen Extremera y Fernández-Berrocal (2002). De igual manera afirman que aquellos docentes emocionalmente más inteligentes, tendrán los recursos necesarios para afrontar mejor los eventos estresantes de tipo laboral y manejar más adecuadamente las respuestas emocionales. En este mismo orden de actualización docente, Orellana (2003) señala la necesidad de actualizar la actuación del docente frente al alumnado, tanto en su desempeño como en actitudes y en la promoción y estimulación de un verdadero pensamiento creativo, para adecuar el sistema educativo a las exigencias actuales y del futuro de la sociedad. En atención a lo señalado, el propósito de esta investigación es elaborar una propuesta didáctica, basada en la teoría de la inteligencia emocional, creatividad y la reflexión crítica sobre la praxis educativa, que contribuya a capacitar al docente en las 2
  3. 3. dimensiones emocional y creativa, con la intención de mejorar su desempeño educativo. La investigación se presenta estructurada en capítulos que describen de manera sistemática el estudio, tal como se refiere a continuación. En el capítulo I se describe el contexto, incluye la Aproximación al contexto, el objetivo general y los objetivos específicos y la importancia de la investigación. El capítulo II comprende la Fundamentación referencial, constituido por reseña de algunos trabajos relacionados con la investigación, los aspectos teóricos sobre las teorías de inteligencia emocional, creatividad, el desempeño educativo, entre otros. El capítulo III, muestra la Fundamentación metodológica, que detalla cómo se hizo la investigación, es decir aquí se sitúa el diseño de la investigación; incluye el Diseño de la investigación, el Escenario y Participantes de la Investigación, la Recolección de la información, el Procedimiento para interpretar y analizar los resultados, el Método utilizado, los Elementos para la evaluación del investigador y las Etapas de la investigación El capítulo IV contempla la Presentación y el análisis de los resultados, incluye el Análisis e Interpretación de la información de los participantes tomando en consideración las dimensiones generadas en la investigación: Inteligencia Emocional y Creatividad, Inteligencia Emocional, Creatividad y Praxis Educativa y Capacitación en las Dimensiones Inteligencia Emocional y Creatividad El capítulo V contiene las conclusiones y recomendaciones, se incluye un resumen de todo lo realizado, los hallazgos más importantes 3
  4. 4. del proyecto, las recomendaciones para proyectos futuros y el cumplimiento de los objetivos iniciales. En el capítulo VI se describe la Propuesta Didáctica producto de este trabajo de investigación. Adicionalmente se colocan las referencias utilizadas en el estudio, ordenadas alfabéticamente; los anexos correspondientes a información que ayudó a profundizar y sirvió de apoyo en el tema tratado y el currículum vitae de la autora de esta investigación. El estudio de teorías tan relevantes y actuales como son las asociadas a la Inteligencia Emocional y la Creatividad ayudará a elevar la calidad del desempeño deL docente del Área de Matemática, lo que por ende repercutirá en el desempeño de los alumnos, si bien no son la panacea de este siglo, son constructos que están haciendo repensar la actuación docente. Por ser teorías emergentes falta mucho por hacer, investigar, relacionar y aplicar en estos aspectos,. Lo importante es que los docentes se familiaricen con ellas para buscar soluciones alternativas, pues tal vez dentro las mismas encuentren respuesta a muchas dificultades que enfrenta en su praxis diaria. 4
  5. 5. CAPÍTULO I EL CONTEXTO En este capítulo se describe el contexto donde se ubica la situación investigada, los objetivos, tanto el general como los específicos y la importancia del estudio. Aproximación al contexto El principal proceso a través del cual la sociedad actual transforma a sus individuos en herederos de su saber es la enseñanza, el mismo es un proceso complejo e intencional, a partir del cual se obtienen aspectos relevantes como humanización, profesionalización y desarrollo personal. Implica considerar las intencionalidades del plan de estudio, la dinámica socio-afectiva del aula, los procesos de enseñanza, el tipo de sociedad que se espera ayudar a construir, el saber del profesor y sus modos de aplicarlo en cada contexto. El docente es el elemento fundamental que tradicionalmente se ha vinculado a la enseñanza, por ser él quien proporciona al estudiante la mayor cantidad de situaciones y actividades con el propósito de que los estudiantes desarrollen sus competencias de la forma prevista. Entre los factores que afectan a la enseñanza, de acuerdo a lo expresado por Neira (2003), los que dependen del 5
  6. 6. docente son los más numerosos, entre ellos didáctica del docente, motivación del docente, conocimiento de la asignatura y características humanas. Una gran parte de la construcción del sentido en la educación se anida en el papel y en la relación pedagógica que establece el maestro con los estudiantes. Como lo afirma en su informe Delors (1996): …los profesores desempeñan un papel determinante en la formación de actitudes –positivas o negativas– ante el estudio. Deben despertar la curiosidad, desarrollar la autonomía, estimular el rigor intelectual y crear las condiciones necesarias para el éxito de la educación formal y de la educación permanente (p. 9). En este mismo sentido, desde la década de los ochenta, de acuerdo a García y Rojas (2003), ha aumentado el interés por el estudio de problemas educativos centrados en el profesor; donde se reconoce que en el aprendizaje de los estudiantes, además de intervenir factores dependientes de ellos, también inciden diversos aspectos relacionados con la actuación del docente, como por ejemplo, lo que éste hace cuando planifica, desarrolla las actividades de clase, evalúa e interactúa con los estudiantes en el entorno sociocultural y afectivo donde se desarrollan los eventos de enseñanza-aprendizaje. De la participación docente, particularmente interesa su praxis educativa, puesto que en la misma se presentan diversas situaciones que pueden generar en ellos inquietudes o emociones como miedo, angustia, alegría o felicidad y rabia, las cuales requieren tener control de sí mismos, autoestima y motivación elevada; habilidades cuyo desarrollo no se contempla en el proceso de su formación inicial ya 6
  7. 7. que en el mismo reciben poca o ninguna preparación para manejar las emociones. Es tan importante el manejo adecuado de las emociones por parte del docente, que en ocasiones puede conducir al éxito o fracaso de sus alumnos; de acuerdo con Froufe y Colom (2005) el profesor enseña en su práctica docente básicamente su propia personalidad y según Guatarasma (2000) la personalidad del docente es importante como elemento estimulador, para incentivar a los educandos a obtener el aprendizaje y la confianza que los alumnos puedan depositar en sus profesores, es un factor decisivo para el éxito del proceso educativo. En este sentido Extremera y Fernández-Berrocal (2002), consideran que en esta sociedad actual, que ha trasladado gran parte de sus responsabilidades a la escuela, por ejemplo, enseñanza de hábitos de higiene, nutrición, sexualidad y moral, el educador es el único que puede generar y liderar el cambio emocional en los estudiantes, y para que estas habilidades sean adquiridas por los alumnos es necesario que el educador posea un nivel mínimo de inteligencia emocional. De igual forma no debe perderse de vista que el alumno pasa bastante tiempo en la escuela y que su profesor se convierte en su referente más importante en cuanto actitudes, comportamientos, emociones y sentimientos; compartiendo la opinión de Extremera y Fernández-Berrocal (2002) el docente, lo quiera o no, es un agente activo de desarrollo afectivo y debe hacer uso consciente de estas habilidades en su trabajo, (responsabilidad compartida con la familia de los alumnos). Sin embargo, son muy pocas las instituciones educativas que tienen establecidos programas específicos con 7
  8. 8. contenidos que fomenten en el profesorado las habilidades necesarias para llevar a cabo un estilo educativo que enfatice el desarrollo emocional. Se agrega a lo anterior, el creciente porcentaje de profesores con problemas de estrés, ansiedad y trastornos de salud mental, relacionado, entre otros factores, con las habilidades emocionales que posean para afrontar inteligentemente situaciones con alto grado de emocionalidad que toquen el límite de sus recursos; por lo que el uso de la inteligencia emocional puede disminuir el desgaste psicológico que agota al docente y ayudarle a disfrutar la labor fascinante de educar. En el caso específico de la enseñanza y aprendizaje de la matemática, las cuestiones afectivas juegan un papel esencial. En este sentido, Gómez-Chacón (2000), refiere experiencias en clase de docentes de matemática, que mencionan el entusiasmo u hostilidad o apatía de sus alumnos hacia esta asignatura y alumnos que refieren interés o aburrimiento por la clase. Igualmente describe que, los frecuentes fracasos en el aprendizaje de la matemática en los diversos niveles educativos y edades, puede explicarse, en gran medida, por la presencia de actitudes negativas causadas por diferentes factores personales y ambientales. Últimamente la importancia de la dimensión afectiva en la enseñanza y aprendizaje de la matemática está creciendo, siendo un tema prioritario de investigación en didáctica de la matemática, en este sentido Gómez-Chacón (op.cit.) acota que está emergiendo un debate interesante en cuanto a los criterios y propuestas que deben guiar un objetivo de alfabetización emocional en la enseñanza de la matemática. 8
  9. 9. De igual manera Guatarasma (2000), refiere que el profesor de matemática, específicamente, no debe dejar de lado los aspectos socio-afectivos y motivacionales de la educación matemática que favorecen el aprendizaje. En la práctica también podemos observar situaciones que favorecen la forma memorística, determinaciones absolutistas, respuestas automáticas, rígidas, ajenas a la construcción, que generan en el alumno frustración personal, distorsión en el desarrollo de su personalidad, actitud apática, indiferente y conformista que no permite el desarrollo de sus potencialidades como ser humano. La matemática se considera un filtro selectivo fundamental de todos los sistemas educativos debido a múltiples razones. Orsini (1999) establece que socioculturalmente tiene fama de difícil, por su alto grado de complejidad, pocos logran formas de dominio que proporcionen satisfacción, contrariamente, la gran mayoría logra insatisfacciones, frustraciones y un bajo nivel de autoestima, generando una actitud negativa hacia esta disciplina y hacia todo aquello en cuya formación o relación ella intervenga. En este mismo orden de ideas, en su informe Delors (1996) afirma que la Educación Emocional es un complemento indispensable en el desarrollo cognitivo y una herramienta fundamental de prevención, ya que muchos problemas tienen su origen en el ámbito emocional, de los cuatro pilares básicos recogidos en el informe: aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a convivir, los dos primeros se refieren a la educación intelectual, conocimientos y procedimientos, ciencia y tecnología, respectivamente; los dos últimos tienen que ver con las actitudes, con la formación humanística y se pueden ubicar dentro de la Educación Emocional. Si se alcanza 9
  10. 10. en concilio esas cuatro aspiraciones, entonces la educación formará personas plenamente desarrolladas, competentes y en armonía con el mundo, la naturaleza y el resto de la sociedad. Aprender a ser, es el desarrollo total y máximo posible de cada persona, es posible lograrlo con la educación integral de la que se viene hablando desde finales del siglo XIX y comienzos del XX; la del pensamiento autónomo. En el Informe se asegura que uno de los retos más importantes del siglo XXI es aprender a convivir y a trabajar en proyectos comunes. Nunca en la historia de la humanidad se había llegado a tener tanto poder destructivo como actualmente; ante esta situación, debemos aprender a descubrir progresivamente al otro y ver que tenemos diferencias con los otros, pero sobre todo observar que dependemos los unos de los otros. Y para descubrir al otro, debemos conocernos a nosotros mismos: cuando sepa quién soy yo, sabré plantearme la cuestión de la empatía, entenderé que el otro piensa diferente de mí y que tiene razones tan justas como las mías para discrepar. Destaca también el valor y la importancia del desarrollo emocional de los individuos y de cómo debemos fomentar los aprendizajes en este sentido, además de defender que cada persona debe ser ella y que la única forma de superar tensiones es que cada uno sea como es. Este Informe también ratifica que los sistemas educativos en general, han dado prioridad a las dimensiones cognitivas, a las que están relacionadas con el conocimiento, y han olvidado las dimensiones afectivas. Tomando en cuenta las tensiones de angustia a las que se refiere el Informe Delors, es obligante hacer un tratamiento sistemático de las emociones de los estudiantes, pero esto sólo es posible con 10
  11. 11. una educación emocional de los padres y de los profesores. En el mundo occidental, afirma Delors (1996), se ha hecho una división: por un lado, todo lo que es el conocimiento, la ciencia, el saber y el poder; y por el otro, todo lo que son las emociones, la vida familiar, las amistades, la vida privada, la ausencia de poder. En este justo momento la escuela está ante la gran oportunidad de promover un cambio, un cambio en el cual la persona sea el referente más decisivo de la educación. De ahí que el gran objetivo de la educación esté dirigido al desarrollo integral de la persona, dentro del cual no se puede obviar la importancia del bienestar emocional de la persona. Ante esta cuestión la escuela tiene un amplio abanico de posibilidades de intervención educativa, es necesario repensar la escuela y quizás no haya un tema en que la cualidad del profesor cuenta tanto como su competencia emocional. Es necesario formar educadores con nuevas técnicas y estrategias que propicien el desarrollo de las potencialidades humanas, la inteligencia y la creatividad, pero en la realidad se observa que aún es insuficiente la preparación de algunos profesores para realizar transformaciones y pocos currículos de las instituciones educativas abordan estos problemas con especificidad y solidez, esto trae como consecuencia que desarrollen actividades didácticas que no siempre aportan los resultados esperados. En este orden de ideas, el Informe Delors plantea la necesidad de realizar cambios que van desde la concepción de educación, modificaciones curriculares y la labor de cada uno de los involucrados en el proceso educativo. Otro aspecto que destaca el Informe Delors es la creatividad, al considerar que en un mundo altamente inestable, donde una de las 11
  12. 12. principales fuerzas parece ser la innovación económica y social, la imaginación y la creatividad deben tener sin duda un lugar privilegiado; la preocupación por desarrollar la imaginación y la creatividad deben también restaurar el valor de la cultura oral y del conocimiento obtenido a partir de las experiencias de los jóvenes y adultos. En los últimos 50 años se ha incrementado, cada vez más, el interés por el estudio, la investigación y la profundización de esta temática. También podemos decir que son muchos los logros que han sido obtenidos por los diversos investigadores que han dedicado su tiempo al estudio de este fenómeno, tanto desde el punto de vista teórico, como práctico. Durante mucho tiempo se consideró a la creatividad como un don que sólo había sido depositado en algunas personalidades del arte. En estos momentos, gracias a la preocupación de muchos científicos sobre el que hacer humano, es posible decir que la creatividad es una herramienta a la que todos tienen acceso y que podría ser mejor si se le toma en consideración diariamente, para alcanzar niveles más elevados en cada uno de los alumnos. La escuela tiene que constituirse en un entorno provocador de la expresión creativa, para ello se requieren contextos abiertos a la opinión de todos los participantes, consignas claras y ambiciosas que generen ideas diferentes. Nadie puede negar la importancia del contexto en el desarrollo de la creatividad y la escuela tiene que modificarse para lograr incorporar a la creatividad como una de sus principales metas. Tomando en consideración a Sternberg y Lubart(1996), todos los docentes deben incorporar a sus prácticas, técnicas que 12
  13. 13. desarrollen la creatividad contextualizándolas con lo establecido, buscando el desarrollo del pensamiento creativo y tomando como materia prima lo contemplado en el currículum; es decir, la estructura organizativa de los contenidos temáticos no es un obstáculo para trabajar creatividad, se pueden llegar a los mismos objetivos y metas de una manera diferente, logrando experiencias más significativas y más enriquecedoras. Estos autores también señalan que la creatividad es necesaria en todas las actividades educativas, porque permite el desarrollo de aspectos cognoscitivos y afectivos importantes para el desempeño productivo. Su incorporación a las aulas representa la posibilidad de tener en el recurso humano el agente de cambio capaz de enfrentar los retos de una manera diferente y audaz; esta meta es un reclamo de la sociedad a la escuela como institución formadora de individuos. En este sentido el pensamiento creativo debe trabajarse desde la edad temprana hasta los niveles superiores, estar presente en todas las estrategias metodológicas que diseñe y ejecute el docente, debe estar directamente relacionado con las metas y objetivos de la educación, es importante que se considere como un hábito de la forma en que operamos nuestro pensamiento; sólo de esa manera comprenderemos que es importante que la creatividad ocupe un mejor lugar en nuestra práctica profesional. El desarrollo de la creatividad constituye una meta prioritaria de la educación. Aguirre y otros (2002) sugieren que para lograrla, se requiere que el docente sistematice el desarrollo creativo propio y de sus alumnos, se comprometa a profundizar en la práctica la investigación y la creación de nuevas herramientas, conozca y comprenda los mecanismos, se familiarice con los métodos, 13
  14. 14. estrategias diseñadas y genere formas propias para estimularla. El ser humano es creativo por naturaleza, y en toda actividad creadora convergen tres factores: intelectual (reflexionar, asociar, básicamente), emocional (carga afectiva, junto a otros aspectos dentro de esta faceta) y por último inconsciente (inspiración, no siempre controlable por la voluntad). La formación actual está centrada principalmente en el desarrollo de contenidos disciplinares, en asignaturas diseñadas por los profesores en función, no solo pero si de manera importante, de sus puntos de vista y, de sus intereses. El resultado es una acumulación de contenidos, un currículo muy denso que convierte el trabajo del estudiante en un ejercicio de repetición de lo explicado por el profesor dejando apenas espacio y tiempo para el desarrollo de su creatividad. En este sentido, el investigador Perkins (1990), observa que una barrera fundamental para el desarrollo de la creatividad en la educación, es el atomismo en la instrucción, caracterizada por el predominio de tareas que requieren respuestas únicas y de sencilla solución y Csikszentmihalyi (1998) sostiene que al contrario de lo que generalmente se cree, las restricciones a la creatividad no se ubican en la falta de ideas o procedimientos sino en la falta de interés en ellos. "La restricción no está en la oferta, sino en la demanda" (Csikszentmihalyi, 1998: 459). El profesorado en general, necesita pautas de intervención para poder desarrollar una labor educativa donde la creatividad sea una perspectiva de futuro diferenciadora y portadora de nuevos valores edificantes, partiendo de la convicción de una necesaria reestructuración de nuestra educación. 14
  15. 15. Esto trae como consecuencia que algunos profesores, al desconocer las formas para evaluar la efectividad de sus estrategias metodológicas y carecer de un sistema de indicadores y técnicas para evaluar el desarrollo de la creatividad en sus estudiantes, desarrollan acciones didácticas que no se corresponden con la verdadera complejidad de la creatividad y del proceso de su desarrollo, las cuales no aportan los resultados esperados. Aunque ha iniciado ya un nuevo milenio, persiste en la escuela un conjunto de fuerzas que inhiben el desarrollo de la creatividad y dificultan su expresión. En la escuela es común el predominio de una educación volcada excesivamente para el pasado, con un énfasis en la reproducción del conocimiento y en la memorización de contenidos, muchas veces, obsoletos. Además es necesario que la educación avance al ritmo de la sociedad, se observa que los alumnos ven la repetición de los pasos y contenidos didácticos año tras año puesto que los docentes repiten las sesiones de aprendizaje y se trabaja un mismo esquema desde que el niño va a la escuela infantil hasta que llega a la educación secundaria. Hoy en día los procesos creativos en el aula, en las sesiones de las áreas de aprendizaje son mínimos, establece Davis y Scout (1992), pues las actividades orientadas a la enseñanza son, muchas veces, expositivas, ya que el docente explica los conocimientos que quiere que el alumno obtenga sobre estas áreas y así cumplir con lo que la programación determina; mientras, el alumno escucha, toma apuntes y al final de la sesión desarrolla las actividades de afianzamiento, como contestar el cuestionario que le da el profesor o resolver los ejercicios propuestos en el texto o en la pizarra. 15
  16. 16. En la actualidad existe la necesidad de formar a los educadores con nuevas técnicas y estrategias; es indispensable que el valor de la educación tome nuevamente su rumbo y por ello las contribuciones de la creatividad en la formación de docentes pueden ser tan sustanciales como los procesos de investigación, es decir, que el perfil creativo puede ser tan importante como el perfil del profesor que es investigador o un profesional reflexivo. La inclusión de la creatividad tiene mucho que aportar, tanto como la investigación - acción, la tecnología, la didáctica crítica y otras corrientes que han imperado en los procesos de formación docente. Investigadores como Romo (1998) señalan que el panorama de la formación en creatividad es desalentador, lo que se hace es por actitud voluntaria. En algunos centros el logro se reduce a conseguir una materia optativa, como es el caso de la Universidad Autónoma de Madrid donde se dicta Psicología de la Creatividad en segundo ciclo y un doctorado en Creatividad Aplicada. De la misma manera, otros en sus centros han conseguido ciertos logros, pero falta el reconocimiento institucional que permita una proyección de las enseñanzas en creatividad dentro de los planes de estudios en algo tan importante como es la formación de los docentes. En el caso de Venezuela se destaca una alta producción de investigaciones en esta área, observable en el alto número de ponencias en eventos relacionados con la creatividad como Creatividad UPEL-2006, lo que permite inferir la necesidad urgente de tomar medidas o políticas que incluyan la creatividad como eje fundamental dentro de los currículos de la formación docente. En la UPEL, se observa apenas una materia electiva para los estudiantes de pregrado denominada Pensamiento Creativo en el 16
  17. 17. IPMJMSM y dos materias relacionadas con el área, en el Doctorado del IPC, como son Estudio y Evaluación de la Creatividad e Inteligencia Emocional, a pesar de que en el doctorado funciona la Línea Estudio y Evaluación de la Creatividad, dirigida por el Doctor David Vivas con aproximadamente 26 miembros activos y en el IPMJMSM el Núcleo de Creatividad Dr. David Vivas. Según Prado (2002), el profesor que ha tenido un entrenamiento significativo en creatividad es más abierto a las innovaciones y está constantemente experimentando nuevos métodos o consolidando algunos que lo han convencido de sus bondades pedagógicas. Entre las exigencias didácticas para la estimulación y el desarrollo de la creatividad, Marín (1976) señala, entre otras, desarrollar la creatividad en los directivos y profesores para que sirva de modelo al estudiante, ya que la institución educativa necesita directores y profesores creativos, que dirijan científicamente el aprendizaje de los estudiantes con un enfoque de sistema del proceso pedagógico en función de la creatividad. En sus investigaciones el autor referido ha constatado, que los profesores altamente creativos generan el desarrollo de una alta creatividad en los estudiantes, por lo que es necesario capacitar a los docentes para que logren desarrollar la creatividad en sus estudiantes, tal como indica Martínez (1990) al sostener que un maestro que no es creador no puede enseñar a sus estudiantes a ser creadores. Es relación a la influencia que tienen los factores afectivos en la estimulación y expresión de la creatividad, en correspondencia con Harte (1993), es posible apreciar su influencia en dos sentidos: Las personas que tengan mayor confianza en sí mismas podrán expresar 17
  18. 18. más fácilmente su potencial creativo que aquellas que la poseen en menor grado y las personas que logren expresar su capacidad creativa en mayor proporción, tenderán a adquirir cada vez mayor seguridad y confianza en sí mismos. Es necesario que la educación, y particularmente la escuela y sus actores, fomenten, desarrollen y lo más importante, vivencien la creatividad. Las clases deben fomentar un ambiente agradable en el cual los alumnos se desempeñen de forma armónica. Por ello trabajar la creatividad en la educación supone un reto que el profesor debe afrontar haciendo de sus clases un ambiente diferente y ser no sólo el profesor sino también el animador dinámico en la clase que logre resaltar las expresiones creativas y humanas, así como el desarrollo de las potencialidades creativas. La educación superior está inmersa en esta realidad descrita, la autora de esta investigación durante su desempeño como profesora, en el área de Matemática ha observado la preferencia, por parte de profesores y alumnos, de técnicas y métodos con énfasis en la exposición magistral, la comunicación unidireccional, la respuesta dicotómica, el uso de materiales convencionales, en general la ausencia de una estrategia clara dirigida a cultivar y promover la creatividad en el proceso educativo. En otro orden de ideas, en la especialidad Matemática en la UPEL a nivel general se puede observar el bajo número de aspirantes y egresados, la alta tasa de repitencia y bajo nivel de rendimiento, lo que conduce a determinar causas y alternativas que solventen esta situación. El Instituto Pedagógico de Miranda “José Manuel Siso Martínez”, tiene matemática dentro de sus especialidades y especialidades como electrónica, mecánica, electricidad, física e 18
  19. 19. integral tiene asignaturas que se relacionan con matemáticas. Su realidad no es muy diferente a la descrita, siendo para los profesores del mismo una fuerte preocupación, como se evidencia en reuniones departamentales, de área y de cátedra. Adicionalmente se observa en estas especialidades que las materias del área de matemática, contribuye al represamiento matricular en los semestres iniciales, por la alta tasa de repitencia, siendo prioritario proporcionar estrategias que permitan corregir esta anomalía. El conocer y utilizar aspectos de las teorías de Inteligencia Emocional y Creatividad, pueden proporcionar vías alternativas, que si bien no resuelvan totalmente la situación descrita, por lo menos contribuyan a minimizarla. Es posible apreciar la influencia que tienen los factores afectivos en la estimulación y expresión de la creatividad, en correspondencia con Harte (1993), en dos sentidos: Las personas que tengan mayor confianza en sí mismas podrán expresar más fácilmente su potencial creativo que aquellas que la poseen en menor grado y las personas que logren expresar su capacidad creativa en mayor proporción, tenderán a adquirir cada vez mayor seguridad y confianza en sí mismos. Una forma de hacer más atractiva la tarea educativa es la utilización de todos los modelos que se necesiten para cada caso, sin abandonar totalmente la tradicional clase magistral, unidireccional. Deben activarse todos aquellos modelos que hacen participar a los alumnos en forma interesada y dinámica. En vista de que la calidad del sistema educativo depende en definitiva de la calidad de las personas que lo desempeñan, 19
  20. 20. coincidiendo con Orsini (1999), y dentro de él, el docente por ser ente promotor de todo el proceso, donde todos los demás recursos interactúan bajo su guía y supervisión, y que en la mayoría de las circunstancias se reconoce al docente como el factor más influyente en el aprendizaje del alumno, que la educación superior es un factor de primordial importancia para el desarrollo de la sociedad del conocimiento y que, por lo tanto, las instituciones encargadas de la enseñanza, la investigación y la formación de profesionales deben estar atentos a las necesidades de dicha sociedad, no vivir de espaldas a ellas y por lo tanto deben ser innovadoras en sus tareas y en su organización, se plantean las siguientes preguntas de investigación: ¿Cuáles aspectos sobre las teorías de Inteligencia Emocional y Creatividad manejan los profesores de de matemática del IPMJMSM? ¿Cuáles aspectos de las teorías de Inteligencia Emocional y Creatividad prevalecen en la praxis docente, de los profesores de matemática del IPMJMSM? ¿Cuáles opciones se pueden proponer para contribuir con la capacitación de los docentes de matemática, en las dimensiones emocional y creativa, tomando en cuenta las teorías de Inteligencia Emocional y Creatividad, a fin de mejorar su praxis docente? Objetivos de la Investigación Objetivo General 20
  21. 21. A partir de un diagnóstico documental y de campo, diseñar y evaluar una propuesta didáctica, basada en las teorías de Inteligencia Emocional, Creatividad, la reflexión crítica y el análisis sobre la praxis educativa, que contribuya con la capacitación de los profesores de matemática en las dimensiones emocional y creativa, a fin de mejorar su praxis docente. Objetivos Específicos 1. Analizar a partir de observaciones, entrevistas y encuestas realizadas a profesores de matemática del Instituto Pedagógico de Miranda “José Manuel Siso Martínez”, los aspectos de las teorías de Inteligencia Emocional y Creatividad presentes en la praxis educativa. 2. Caracterizar de acuerdo con la información obtenida, el desempeño actual de los profesores de matemática del Instituto Pedagógico de Miranda “José Manuel Siso Martínez”, en atención a las dimensiones emocional y creativa. 3. Construir una propuesta didáctica, a partir de los propios actores, basada en la Inteligencia Emocional, la Creatividad y la reflexión crítica en relación con la praxis educativa, que favorezca la capacitación de los profesores matemática del Instituto Pedagógico de Miranda “José Manuel Siso Martínez”, en las dimensiones emocional y creativa a fin de mejorar su praxis docente. 4. Valorar la propuesta didáctica, como factor de capacitación docente, en las dimensiones emocional y creativa, con el propósito de mejorar su praxis educativa. 21
  22. 22. Importancia A pesar del reconocimiento actual que se observa en el campo educativo de la influencia de las teorías de la inteligencia emocional y la creatividad en el hecho educativo, también es notorio que en la mayoría de las instituciones educativas no se aplican. Por lo que es necesario iniciar acciones que contribuyan a enmendar esta situación. La investigación realizada aporta modos de reflexión y participación sobre mecanismos precisos para brindar a los profesores de matemática nuevas alternativas que incrementen y mejoren la praxis, en el proceso educativo y personal, y de esta forma realizar un mejor y mayor intercambio productivo con sus alumnos. Constituye un aporte institucional, que apoya al profesor de matemática, en el logro del éxito de sus alumnos, a la vez que proporciona herramientas con orientaciones precisas para estimular el aprendizaje significativo mediante estrategias del desarrollo de las teorías de Inteligencia Emocional y Creatividad. La propuesta es relevante, pues tiene impacto a corto plazo, porque promueve cambios en las prácticas tradicionales del proceso de enseñanza-aprendizaje de docentes y alumnos, suscita intercambios permanentes y aporta un clima que favorece el éxito en el ambiente educativo. Esta investigación también puede servir de base a los administradores del currículo para que de acuerdo a los resultados, conclusiones y recomendaciones que se obtengan, implementar una programación que contribuya a retroalimentar al docente en su praxis 22
  23. 23. educativa y lograr individuos capaces de enfrentar nuevos retos en la ciencia y la tecnología. Por último, la investigación constituye un aporte teórico a otros investigadores que estudien aspectos relacionados con teorías de Inteligencia Emocional, Creatividad y praxis educativa. 23

×