Trabajo El Calendario

4,851 views

Published on

trabajo sobre la medición del tiempo

Published in: Education, Technology
1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
4,851
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
25
Actions
Shares
0
Downloads
79
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trabajo El Calendario

  1. 1. EL CALENDARIO
  2. 2. Asignatura: Religión y Cultura Profesor: Agustín Burgos Título del trabajo: EL CALENDARIO Grupo de trabajo: Sandra Mata Arnáiz Rita María Alonso Maté Mª Estela Arribas Alonso Universidad de Burgos, Enero de 2008
  3. 3. INDICE INTRODUCCIÓN Calendarios Lunisolares El calendario chino El calendario islámico La tradición judeocristiana Ajustes más recientes: julianos y gregorianos ORIGEN DE LAS MEDICIONES TEMPORALES Origen del nombre de los meses Origen de las semanas Origen de los días PRINCIPALES FIESTAS EN NUESTRO CALENDARIO CONCLUSIÓN Anexo: PROPUESTA DE ACTIVIDAD DIDACTICA BIBLIOGRAFÍA
  4. 4. INTRODUCCION <ul><li>El paso del tiempo… </li></ul><ul><li>entre la eternidad y un instante… </li></ul><ul><li>Los períodos aburridos o dolorosos </li></ul><ul><li>parecen extenderse para siempre… </li></ul><ul><li>En cambio, ante besos, risas, trabajo intenso, </li></ul><ul><li>juego divertido, compañía grata… </li></ul><ul><li>el tiempo vuela. </li></ul>El tiempo que vemos en nuestros relojes y calendarios, como el idioma mismo, no es más que un convencionalismo generalizado en el mundo. Esto quiere decir que si por alguna razón no hubiese un acuerdo universal, podríamos estar hoy mismo en cualquier momento. La realidad es que acabamos de celebrar el nacimiento del año 2008 y en la mayor parte del mundo, la gente ha conseguido calendarios nuevos como producto de este acuerdo. Pero para tomar grandes acuerdos como convenir el día en el que vivimos, la humanidad ha debido pasar diversas etapas que han durado milenios. Todo comenzó desde que las primeras civilizaciones miraron hacia el cielo y encontraron en los astros un movimiento continuo, uniforme y repetitivo. Ese movimiento les hizo pensar que hay tiempo e intentaron medirlo lo mejor posible y sin poder cambiar su marcha. Algunas personas observan los cambios en su cuerpo como evidencias del paso del tiempo. Otros usan como referencia rituales y otros eventos que marcan la memoria. Muchos somos esclavos de la agenda y el reloj, mientras que otros siguen indicadores ambientales. Pero en el área pública, casi todos funcionamos bajo un mismo calendario, el gregoriano , y a veces con horarios muy parecidos.
  5. 5. La palabra calendario proviene del latín kalendarium: libro de cuentas en el cual los prestamistas apuntaban los nombres de sus deudores y la sumas que debían. El interés de las sumas prestadas se pagaba en las Kalendae de cada mes, y el nombre Kalendarium se utilizaba para dicho libro. Este calendario divide el tiempo y lo agrupa en distintos intervalos (días, meses, años). Su evolución fue el resultado del seguimiento a los astros, paralelo al desarrollo matemático. A ello se sumaron tradiciones pasadas de una cultura a otra y ajustes realizados en su perfeccionamiento. La medición del paso del tiempo ha evolucionado ligada a tres ciclos astronómicos: el día , el mes y el año . El primero corresponde a una rotación de la Tierra sobre su eje. El mes fue el segundo referente y surgió en relación al ciclo lunar. Los primeros calendarios emergieron alrededor de 3.000 a.C. y tomaron al ciclo lunar como guía. Conocido científicamente como ”mes sinódico&quot; o &quot;lunación&quot; , es el tiempo que tarda la Luna en girar alrededor de la Tierra. Visto desde la Tierra, es el tiempo entre una Luna Nueva y la siguiente y tarda unos 29,5 días. El tercer referente es el año, una vuelta de la Tierra alrededor del Sol, tras la cual regresa a su punto de partida original y tiene una duración de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos (ó 365,2422 días). Desde la Tierra, lo que se percibe, además de cambios climáticos de las estaciones, son los cambios en la inclinación de los rayos solares y el desplazamiento -norte sur- del sol durante el año, medible a la salida y en el ocaso. Los puntos de máximo desplazamiento, los solsticios, y los puntos intermedios, equinoccios, son las marcas o &quot;mojones&quot; de este ciclo. La principal complejidad para desarrollar un calendario preciso surgió porque los ciclos (día, mes y año) no son números enteros y se superponen entre sí. Por esta razón y ante el hecho de que el mes dura aproximadamente 29,5 días y las fracciones son incómodas, muchos resolvieron alternar meses de 29 y 30 días. De esta y otras maneras, las culturas fueron desarrollando sus propias versiones del calendario, en anticipación a ciclos biológicos y climáticos ligados con su supervivencia.
  6. 6. Otros astros de referencia, además de la rotación de la Tierra (día y noche), del ciclo Lunar (de Luna Nueva a Luna Nueva) y de la traslación de la Tierra alrededor del Sol (de Equinoccio de primavera al siguiente Equinoccio de primavera), fueron la estrella Sirio para los Egipcios y el planeta Venus para los Mesoamericanos En base a los cambios ambientales, definieron tres estaciones en el año: la &quot;inundación&quot; de junio a septiembre; la segunda cuando el suelo estaba húmedo de octubre hasta febrero fue &quot;el retiro de las aguas&quot;; y la última estación de &quot;sequía&quot;, de febrero a junio. En el primer caso, los antiguos sacerdotes egipcios identificaron una relación temporal entre la aparición de la estrella Sirio, previa a la salida del sol en el verano y las inundaciones del Nilo. Esto les permitió determinar un ciclo, anticipando el fenómeno para desplazar animales y programar cultivos. Los Mesoamericanos desarrollaron un calendario ritual de 260 días que corresponde al año de Venus, el tiempo que tarda ese planeta en dar una vuelta al Sol. Los dos calendarios, el solar y el ritual, no coincidían sino cada 52 años según el solar, o aproximadamente cada 73 años de 260 días según el ritual; estos números, el 52 y el 73, resultaron sagrados para ellos. El tonalpohualli, o calendario sagrado, gobernaba la vida de los Mexicas. Contenía 260 días o 20 meses de 13 días. Tanto egipcios como Mesoamericanos construyeron pirámides y otras estructuras con orientaciones y orificios específicos para identificar la posición de sus astros especiales en un momento dado, y poder hacer ajustes a sus calendarios. El seguimiento a los equinoccios y los solsticios fue fundamental en el ajuste al ciclo solar.
  7. 7. Calendarios Lunisolares Los primeros registros de culturas antiguas, encontrados en el valle de los ríos Tigris y Éufrates, en Mesopotamia, evidencian el afinamiento de sus calendarios como una progresión a partir de ciclos lunares y posteriores ajustes solares. Los babilonios y sumarios finalmente desarrollaron un calendario lunisolar de doce meses, con meses alternos de 29 y 30 días y años bisiestos de trece meses. Debido a que usaban de base el número 12 y contaban en docenas, dividieron el día en 2 veces 12 partes, tradición que persiste hasta hoy. El calendario chino Este es el registro cronológico continuo más antiguo y es utilizado, aún hoy en día, como calendario ritual por una quinta parte de la población mundial. Sus inicios se asocian con el emperador Huang Ti, alrededor del año 2600 a.C., cuando introdujo el primer ciclo del zodiaco y los doce años regidos por animales distintivos: Rata, Buey, Tigre, Liebre, Dragón, Culebra, Caballo, Oveja, Mono, Gallo, Perro y Cerdo. El calendario chino también es lunisolar con meses alternos de 29 y 30 días. Cada mes se inicia en Luna Nueva. El inicio del año fue fijado por la segunda Luna Nueva posterior al solsticio del 21 de diciembre (conocido tradicionalmente como solsticio de invierno- hemisferio norte). Debido a ello, el Año Nuevo tiene lugar entre finales de enero y mediados de febrero, en nuestro calendario gregoriano. El calendario islámico Como el calendario chino, muchos otros usan la luna para marcar el inicio de año y cada mes. Este es el caso del islámico, aunque este inicia el mes con el primer cachito de luna visible, después de Luna Nueva. Cada mes inicia con el avistamiento del primer cachito de Luna. En contraste con los anteriores, el calendario islámico es puramente lunar y consta de 12 meses de 29 ó 30 días, o sea, 354 días en total, por lo que se desplaza 11 días en cada año solar. Con ello, sus celebraciones religiosas suceden en diferentes estaciones. Cada mes se inicia con el avistamiento del primer cachito de Luna.
  8. 8. La tradición judeocristiana El calendario religioso hebreo inicia todos los meses con la Luna Nueva y también es lunisolar. Ellos fueron los que aportaron el concepto de semana de siete días, más o menos una cuarta parte del mes. En el caso del cristiano, la fijación de algunas celebraciones religiosas mantuvo la tradición y observa fases lunares y parámetros solares. La Pascua Cristiana, por ejemplo, se celebra el domingo siguiente a la Luna Nueva que sucede al equinoccio de primavera. Por eso la celebración cambia de fecha todos los años, más no así la celebración de la Natividad, que es puramente solar y permanece en una fecha específica: 25 de diciembre. Ajustes más recientes: julianos y gregorianos En el año 64 a.C., Julio César impuso el calendario juliano entre los romanos, bajo la convicción de que el año duraba exactamente 365 1/4 días. Definió el año de 365 días e incluyó un año bisiesto de 366 días cada cuatro años. O sea, todos los años divisibles entre 4 eran bisiestos (como el año en el que estamos 2008). Con el tiempo, este calendario se fue desajustando con respecto a las estaciones. En el año 730 de la Era Moderna, los científicos ya sabían que el año duraba 11 minutos menos de lo establecido por César. Esos minutos se acumulaban para desajustar el calendario en un día cada 128 años. En 1582, ante un calendario juliano desfasado 10 días, el Papa Gregorio XIII, con la asistencia de Christopher Clavius, lo cambió, dándole nombre al siguiente: el calendario gregoriano . Hubo problemas, como en todos los cambios, ya que los países no católicos de Europa no aceptaron dicho proyecto. Hasta el año 1.700 Alemania, Dinamarca y Suecia no llevaron a cabo la reforma. Por su parte, Inglaterra no aceptó el calendario gregoriano hasta el año 1.752. Resultaron curiosas en este país una serie de protestas que alegaban una gran contrariedad ante el «robo» de esos días. Christopher Clavius
  9. 9. Pero no fueron los ingleses los últimos en aceptar los cambios propuestos por Gregorio XIII dos siglos antes. En el siglo pasado, Rusia y Grecia conservaban aún el antiguo calendario Juliano. La reforma gregoriana introdujo una serie de cambios que perfeccionaron el anterior calendario. Dejando a un lado el «salto» de 10 días para volver a poner los equinoccios y solsticios en su sitio, lo esencial de la modificación afectaba a los años bisiestos. Por otro lado, se hizo empezar el año en el 1 de enero, ya que existía una gran diversidad en este aspecto. De todas formas, las tradiciones y costumbres son difíciles de desarraigar. En la Edad Media solía ser la Primavera, la que coincidía con el primer día del año, y siguió así en muchas regiones europeas. No sólo se ajustó a la fecha correcta de un día para otro, sino que se definió el año bisiesto cada 4 años, con excepciones, tales como cuando termina un siglo, como sucedió en el año 2000. Algunos no aceptaron el cambio y mantuvieron el juliano, como la Iglesia Ortodoxa, que sigue realizando sus celebraciones de acuerdo a éste y con un desfase acumulado hoy de 13 días. Hoy en día, se ha perdido la costumbre de seguir a los astros principales: el sol, la luna y los planetas visibles a simple vista. Esta separación de los fenómenos naturales y sus ciclos nos ha distanciado de los principios astronómicos y matemáticos que dieron origen a la medición del paso del tiempo.
  10. 10. Ajustes del Calendario Gregoriano
  11. 11. ORIGEN DE LAS MEDICIONES TEMPORALES Los meses y sus nombres Origen del nombre de los meses La palabra MES proviene de la palabra latina mensis , y ésta del verbo mensurare, o sea &quot;medir&quot; en latín. Los nombres de los meses que tenemos actualmente provienen del Calendario Juliano, y su nomenclatura proviene en principio de la mitología romana, de la secuencia de cada mes y de las incrustaciones hechas por el Senado a los meses de Julio y Agosto. El comienzo del año en la era romana era marzo, y se llamó de esa manera en honor a Marte, dios de la guerra; abril, fue llamado por Aperire , en latín &quot;abrir&quot;, que significaba el renacimiento de la primavera; mayo, en honor a Maia, la diosa de la primavera; junio, en honor a Juno, esposa de Júpiter y diosa del matrimonio; Quinctilis , Sextilis , September , October , Nouember y December eran originalmente los nombres de los meses, siendo respectivamente el quinto, sexto, séptimo, octavo, noveno y décimo mes. Luego, en los años de Julio César, Quinctilis se cambió por julio en su honor, y un poco más tarde en los años del emperador Augusto se cambió Sextilis por agosto. Enero y Febrero, fueron añadidos después. Febrero (Febru): mes de Februa (Februus), el festival romano de la purificación (Februalia, que se llevaba a cabo el día 15). Posiblemente tenga un origen sabino. Intercalans: mes intercalado. Tenía 27 días y fue abolido por Julio César. Enero (Januarius): Mes del dios Jano (Ianus), dios romano de las puertas y los portales. El 1 de enero, los romanos ofrecían sacrificios a Jano para que diera un buen comienzo al nuevo año. Su símbolo era una cabeza con dos caras, una que miraba al Este y otra que miraba al Oeste, como quien ve el pasado y futuro en un punto de inicio.
  12. 12. Septiembre (September): Toma su nombre de la palabra latina &quot;septem&quot;, que significa &quot;siete&quot;. Marzo (Mars): mes de Marte (Martius), dios romano de la guerra y la agricultura. Era originalmente el mes que iniciaba el año y el momento para reiniciar la guerra. Fue con el Calendario Juliano, cuando se estableció que Enero sería el primer mes del año y Marzo pasó a ser el tercero. Abril (Aprilis): mes de Afrodita, diosa helénica del amor y la belleza. Para los romanos, su nombre era Venus. El nombre procede de la palabra latina “aperire” que significa “abrir”. Es probable que los romanos eligieran el nombre de abril porque iniciaba la estación en que la naturaleza se “abría” nuevamente. Mayo (Maius): mes de Maia (Maius), diosa de la primavera, hija de Fauno y esposa de Vulcano y la diosa romana de la primavera y los cultivos . Junio (Junius): Hay principalmente dos versiones sobre la etimología de este mes. Algunos historiadores creen que proviene del nombre de la diosa romana Juno, diosa del matrimonio y del bienestar de las mujeres y de la luz. Es la principal del panteón romano. Esposa y hermana de Júpiter. Otros proponen que el origen del nombre de este mes proviene de la palabra latina “iuniores” (jóvenes) en contraposición de “maiores” (mayores) para el mes de mayo, quedando así los dos meses dedicados a la juventud y a la vejez respectivamente. Ag o sto (Sextilis): Se le dio el nombre de Agosto en honor al emperador romano César Octavio Augusto, por lo que ya se explicó antes. Julio (Julios): Era el quinto mes del año en el calendario romano primitivo y por eso fue llamado “Quintilis”. En este mes nació Julio César.
  13. 13. Octubre (October): Viene del latín &quot;octo&quot;, que significa &quot;ocho&quot;. Octubre era el octavo mes en el antiguo calendario romano. Noviembre (November): Entre los romanos era el noveno mes del año (en latín, &quot;novem&quot;). Diciembre (December): Diciembre era el décimo mes (en latín, &quot;decem&quot;, significa &quot;diez&quot;) en el calendario romano. Origen de las semanas Cada sociedad inventó las SEMANAS o se la copió a otras; parece haber resultado siempre esencial para el ser humano una unidad de tiempo mayor que un día pero menor que un mes. Las semanas no tenían la misma duración para todos los pueblos de la antigüedad sino que variaban de una región a otra. Muchas culturas antiguas, entre ellas las centroamericanas usaban semanas de cuatro días, posiblemente en honor a los cuatro puntos cardinales. Los asirios , en cambio, tenían periodos de seis días. Babilonios y egipcios de la misma época, durante varios siglos, dividieron sus meses en tres &quot;decenios&quot; de 10 días cada uno. Antes de Julio César, e incluso por algún tiempo después, el calendario romano incluía ciclos repetitivos de letras -desde la A hasta la H- para representar su semana laborable de 8 días. Estos ciclos eran llamados nundinae y eran independientes de otras divisiones mensuales llamadas &quot;calendae&quot; (el primer día del mes lunar), &quot;idus&quot; (el día de la luna llena) y &quot;nonae&quot; (el día del cuarto menguante). &quot;...Y al séptimo día, descanso&quot;: Algunos atribuyen un origen bíblico a la duración de la semana de siete días. Según la tradición judeocristiana , ese fue el tiempo que le llevó a Dios la creación del mundo.
  14. 14. Pero, sin embargo, parece ser la observación del cielo la que fijó la duración de nuestras semanas. Los babilonios, que contaban el tiempo con los meses lunares, tenían destinados determinados días del mes para actividades particulares. Estos días coincidían con las cuatro fases de la luna (creciente, llena, menguante y nueva) y dividían al mes en cuatro períodos de siete días. Con el tiempo, esos períodos se separaron del mes lunar y constituyeron las semanas. Origen de los días La etimología de la mayoría de los DÍAS de la semana tiene una gran relación con la mitología romana. Los romanos vieron una conexión entre sus dioses y el cielo de la noche que iba cambiando, según los días, así que empezaron a utilizar de manera natural los nombres de sus dioses para los planetas. Aquellos que se podían seguir con la vista en el cielo eran el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. - La Luna: Selena - Diosa de la luna, famosa por sus amores. - Mercurio: Hermes - dios de los comerciantes, mensajero de los dioses, y planeta que está más cerca del sol. - Júpiter: Zeus - dios padre, por ser el segundo más brillante. - Venus: Afrodita - diosa de la belleza y el amor, por ser el planeta más brillante. - Saturno: Cronos - dios del tiempo, por ser el más lento. Selena Hermes Zeus Afrodita Cronos
  15. 15. No es ninguna coincidencia que el domingo tenga una relación con el sol y con Jesús. El emperador romano Constantino adoraba a Mitra (dios del Sol). El culto del dios Mitra -en la Roma imperial el mitraismo- fue un culto masculino de la fertilidad importado de Persia que rivalizaba en número de adeptos con el cristianismo. Pero un día tuvo un sueño en el que vio una cruz dentro de un sol con la inscripción &quot;vence con esto&quot;. Fue así que se declaró cristiano y dedicó el domingo como &quot;el día del señor&quot;. También prohibió hacer trabajos manuales ese día. Bajo el imperio de Constantino y durante gran parte del imperio romano, se nombró con algunos cambios, el primer día de la semana haciendo referencia a la Luna, seguido por Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno. En español se mantienen los nombres planetarios en los cinco días de la semana. Estos cinco días cuyos nombres terminan en -es una abreviación del latín para decir la palabra &quot;día” dies. De este modo, lunes viene de la palabra luna y la conexión planetaria se encuentra también aparente con martes (Marte), miércoles (Mercurio), jueves (Júpiter) y viernes (Venus). Sin embargo, sábado viene de la palabra de origen hebreo, que se refiere al &quot;Shabat&quot;, haciendo referencia al día de descanso. En la tradición judía y cristiana, Dios descansó el séptimo día de su creación. Y domingo tiene su origen en una palabra latina, que significa “el día del señor”.
  16. 16. PRINCIPALES FIESTAS EN NUESTRO CALENDARIO ENERO Entre las fiestas celebérrimas de los antiguos romanos está la del dios Jano, celebrándola el primer día del año que ahora es en el mes de enero; porque los hebreos comenzaban su año en principio de marzo y los romanos el año nuevo. Sin embargo en nuestro calendario la fiesta más destacada de este mes es el día 6 de enero : Epifanía del Señor - Adoración de los Santos Reyes- Melchor, Gaspar y Baltasar. Según una de las más bellas y fecundas tradiciones, Melchor, Gaspar y Baltasar, tres magos que representaban los tres mundos entonces conocidos: el europeo, el asiático y el africano, fueron a adorar a Jesús recién nacido y le ofrecieron sus dones. Melchor era, según la tradición conservada y transmitida por san Beda el Venerable, un anciano de blancos cabellos y barba larga que ofreció a Jesús oro, como señal de reconocimiento de su realeza. En cuanto al nombre, Melkior, &quot;rey de la luz&quot;, hay quien supone que se lo dio la tradición en su calidad de representante de los pueblos del Mediodía, egipcios y etíopes, hijos de Kam. Gaspar representaba a los descendientes de Jafet. &quot;Joven, lampiño y rubio&quot;, según la descripción de Beda. Cuenta la tradición que unió su suerte durante el resto de su vida a la de Melchor y Baltasar y que les sobrevivió a ambos, alcanzando la edad de 109 años. Otras tradiciones sostienen que los tres sufrieron el martirio. Baltasar (del hebreo Belsha'tstsar, que significa el dios Bel protegerá al rey) representaba a los descendientes de Sem (semitas). Era &quot;negro y de espesa barba&quot;, según Beda. La riquísima iconografía sobre la Adoración de los Magos o Epifanía empieza en las catacumbas, con trece representaciones, y continuará en el románico, llegando a convertirse en el tema más frecuente a lo largo del gótico, el renacimiento y el barroco.
  17. 17. Los Reyes Magos son personajes reales, de cuya existencia nos da cuenta el Evangelio: &quot;He aquí que unos magos de Oriente llegaron a Jerusalén diciendo: ¿Dónde está el recién nacido rey de los judíos?... Y he aquí que la estrella que habían visto en Oriente, iba delante de ellos, hasta posarse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella tuvieron un gozo indecible. Entraron en la casa y encontraron al niño con María su madre, e inclinándose le adoraron. Y abriendo sus tesoros, le ofrecieron oro, incienso y mirra.&quot; (Mateo 2, 1-12). Las más antiguas tradiciones, fijaron en tres su número y les dieron el rango de reyes. Es muy verosímil que fuesen de casta sacerdotal, dedicados a la ciencia, en especial a la astronomía, y que procedieran de Persia o Babilonia, donde a causa de las deportaciones eran conocidas las creencias de los judíos y su espera del Mesías. La piadosa tradición cuenta que los Magos fueron instruidos en la fe por Santo Tomás apóstol y que murieron mártires. En tiempos de Constantino se trasladaron sus restos de Palestina a Constantinopla y de ahí a Milán, de donde los sacó el emperador Federico Barbarroja en 1164 para regalárselos al obispo de Colonia, quien construyó sobre ellos una preciosa catedral, el más bello monumento de la arquitectura ojival. El mayor regalo que han hecho los Reyes Magos a la humanidad, es haberse convertido en la gran estrella que ilumina y revive nuestra infancia año tras año. Aquellas personas llamadas Adoración, Dora, Dori, o Reyes, celebran este día su onomástica. FEBRERO Valentín, del latín valens , fuerte, vigoroso, derivó el nombre Valente, hoy en desuso, y de ahí su gentilicio Valentinus, es decir, de Valente, y luego el definitivo Valentín. La forma femenina es Valentina. San Valentín fue un sacerdote romano (según algunos hagiógrafos fue obispo) martirizado el 14 de febrero del año 270. Tras su detención, se le azotó y luego se le decapitó. Se le acusó de haber casado en secreto a decenas de parejas, desobedeciendo así las órdenes del emperador Claudio II, que le había prohibido celebrar estas ceremonias porque disuadían a los jóvenes del Imperio romano de dedicar su vida al servicio de la milicia en el ejército.
  18. 18. MARZO - ABRIL Tras la Cuaresma de Marzo, viene la Pascua. Marzo fue desde antiguo el mes de inicio del año. En este mes se iniciaban las campañas bélicas y todo volvía a la vida. En España, hablar de Marzo es hablar de Fallas, tradicionales fiestas en honor de San José , patrón de los carpinteros. Estas fiestas tienen como culminación la crema (quema) de los efímeros monumentos que les dan nombre, en la noche del 19 de marzo. También hay que hablar de la inevitable Cuaresma del mundo cristiano. Es una época que recuerda los 40 días que Jesús pasó en el desierto, haciendo oración y penitencia. Es éste un periodo clave que le sirvió de preparación para comenzar su intensa vida pública de sermones, parábolas y milagros. La fiesta de San Valentín, Día de los Enamorados, es la cristianización de las fiestas de la fertilidad, tan antiguas como la humanidad. El cristianismo tomó el testigo de las Lupercales, celebradas por los romanos ya en el siglo IV a.C. El 15 de febrero, ante la cueva consagrada al dios Luperco, los sacerdotes inmolaban corderos y perros, los desollaban y cubiertos con sus pieles, y blandiendo látigos de cuero, emprendían la persecución de la multitud que había asistido al sacrificio, azotando a diestro y siniestro, en particular a las mujeres para atraer sobre ellas la fecundidad. Estas fiestas fueron condenadas definitivamente por el papa Gelasio I en el 494, lo que dio lugar a su transformación en fiesta cristiana, desplazada al 14 de febrero , fiesta de San Valentín . Los anglosajones volcaron en esta fiesta las ancestrales costumbres de los primitivos pobladores de Inglaterra y de Escocia, que celebraban la fiesta de la fertilidad, como antesala de la primavera; en ella los jóvenes de cada tribu elegían pareja por sorteo. Los nombres de Valentín y Valentina tienen gran predicamento en nuestra cultura, por estar íntimamente asociados a la celebración y exaltación del amor y a las bellas tradiciones que la acompañan.
  19. 19. Cuaresma significa Cuarenta Días, los inmediatamente anteriores a la Semana Santa; por eso comienza el Miércoles de Ceniza . Es un periodo de recogimiento, penitencia y preparación a los hechos simbólicos que tendrán lugar durante la Pascua. La cifra Cuarenta era, en las culturas tradicionales, sinónimo de gran duración: 40 días y 40 noches de Diluvio; 40 años durante los que Moisés y los judíos anduvieron por el desierto alimentados con maná; 40 días estuvo Jesús con sus discípulos desde la Resurrección hasta la Ascensión. Esta cifra casi mágica ha pasado a las actividades humanas más dispares: el periodo de aislamiento de ciertas enfermedades contagiosas (cuarentena). En la Tradición cristiana, hay un periodo de noventa y siete días que comienza con el Miércoles de Ceniza y finaliza con el Domingo de Pentecostés. Las festividades de este periodo se fijan contando hacia atrás desde la fecha de la Pascua: la Septuagésima se celebra nueve domingos antes de aquel en el que comienza la Pascua. La Quincuagésima, o Domingo de Carnaval, tiene lugar siete semanas antes. El Miércoles de Ceniza se celebra tres días después del Domingo de Carnaval, iniciando la Cuaresma (40 días, que no incluyen los domingos). Y otras festividades se fijan contando hacia adelante; Pentecostés se celebra siete domingos después de Pascua. Y diez días antes de Pentecostés, un jueves, se celebra la Ascensión; y diez días después -otro Jueves- tiene lugar el Corpus Christi. La Semana Santa se sitúa después de la irrupción de la primavera. Es el tiempo comprendido entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección. Son ocho días dedicados a conmemorar la Pasión y Muerte de Jesucristo en el siglo I (I Anno Domini). Cada pueblo, cada región, cada zona, tiene su peculiar manera de sentir y vivir estas fechas. Por estas fechas de Pascua, los niños suelen recibir dulces en forma de huevos y conejos, especialmente de chocolate. El uso del conejo y de los huevos como símbolos de Pascua se remonta a los ritos de fertilidad anglosajones.
  20. 20. También es el símbolo de Cristo resucitado. Esto no nos debe sorprender, puesto que en todas las tradiciones el huevo es símbolo de nacimiento y resurrección. Omne vivum ex ovo , dice un proverbio latino. Un antecedente de estos Huevos de Pascua lo encontramos en los griegos, que pintaban huevos y los comían en sus festivales de Primavera. En la Alemania medieval se siguió esta costumbre; y cuando emigrantes de este origen se asentaron en Pennsylvania (EE.UU.), introdujeron la costumbre del conejo de Pascua y la de pintar de colores los huevos. Luego escondían estos regalos para que los niños los buscaran y se los comieran como premio. Según una tradición muy antigua de la Europa medieval, los huevos puestos por las gallinas en Viernes Santo se debían cocer el Domingo de Resurrección. Así se obtenía mayor fertilidad en las cosechas y protección contra la muerte repentina. Esta sería una muestra más de cómo una práctica, de origen pagano, y cuya finalidad era dar fertilidad a los campos, es cristianizada para entrar en el nuevo universo simbólico que se creó en Europa tras la caída de la Civilización Romana. MAYO El origen de la fiesta litúrgica de San José Obrero se remonta al 1 de Mayo de 1955. Ese día, Roma era un hervidero de gentes venidas de muchas partes del orbe, y era un encuentro multitudinario y gozoso de más de 200.000 obreros con el Papa Pío XII. En el incomparable marco de la plaza de San Pedro repleta de trabajadores, el Papa proclamaba la Fiesta del Trabajo, y en el calendario de la Iglesia universal nacía la fiesta de San José Obrero , patrono de los trabajadores. El mes de mayo, con el atractivo de la primavera, la temperatura templada, las flores, la vida que brota en la naturaleza y un sin fin de cosas para reconocer al Creador y darle gracias, es dedicado a la Virgen María . En todas las partes del mundo se invoca a María, la Madre de Dios y nuestra, la conocemos con advocaciones diferentes pero es siempre la misma, la única, la que intercede por nosotros, por cada uno, con lo que somos, con nuestro nombre. Esto hace que en nuestro calendario, se celebre el día de la madre, el primer domingo de mayo.
  21. 21. JUNIO JULIO 25 de julio: Día de SANTIAGO (año jacobeo si tiene lugar en domingo) Yago fue la forma que tenía en la Edad Media el nombre bíblico &quot;Jacob&quot;, ilustre porque lo llevó el patriarca que arrebató la primogenitura a su hermano Esaú, y que a partir de sus doce hijos fundó el pueblo de Israel organizado en las doce tribus; pero mucho más ilustre entre nosotros porque éste es el nombre del apóstol al que llamamos Santiago (Sant + Yago) el Mayor , que según la tradición vino a predicar el Evangelio a España. La universalidad de este nombre es extraordinaria. A ello contribuyeron en especial las peregrinaciones al sepulcro del Apóstol en Santiago de Compostela, desde todos los rincones de la cristiandad. Santiago fue, con Roma y Jerusalén, uno de los tres grandes lugares de peregrinación de la cristiandad. Las fiestas del solsticio se celebran entre tres y cuatro días después de que este hubiera pasado. Nada tiene de particular este desfase, pues los elementos que han caracterizado a las fiestas de San Juan también estaban presentes en todas las fiestas que se celebraban de Pascuas a San Pedro. Se ofrece una perfecta relación entre los dos elementos que caracterizan la fiesta de San Juan: el fuego y el agua. San Juan Bautista es el príncipe del santoral cristiano: es el único santo del que se celebra el nacimiento y no la muerte, y su fiesta, el 24 de junio , es una fiesta solar, de luz y de fuego, decantación de los más antiguos ritos de la humanidad en la más grande de todas las fiestas. Desde tiempo inmemorial el ser humano ha rendido culto al fuego, siendo abundantes las muestras de festejos pre-cristianos basados en purificaciones donde también intervenía el agua. Hacer hogueras al comienzo del estío ha tenido mucho que ver con la adoración al sol. La palabra solsticio procede del latín y significa “parada del sol”.
  22. 22. Tal era la multitud de peregrinos que en los tres siglos de esplendor pululaban por los caminos que llevaban a Santiago, que los devotos empezaron a llamar a la ruta luminosa de la Vía Láctea, Camino de Santiago, por la semejanza entre las innumerables estrellas de ésta con las riadas de peregrinos al sepulcro del Apóstol. Santiago el Mayor , apóstol, es hermano mayor de san Juan Evangelista, llamados ambos los hijos del Zebedeo. Estos eran, junto con san Pedro, los tres apóstoles preferidos, a los que Jesús concede un mayor protagonismo en su vida. Santiago fue el primero que sufrió martirio. Fue decapitado en Jerusalén por orden del rey de Judea, Herodes Agripa. De sus largos viajes, su predicación en España y el traslado de su cuerpo desde Jerusalén, nos informan las tradiciones, algunas de ellas muy antiguas. AGOSTO De acuerdo a la Tradición y teología de la Iglesia Católica, el cuerpo y alma de la Virgen María fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra. Este traslado es llamado Assumptio Beatæ Mariæ Virginis ( Asunción de la Bienaventurada Virgen María ) por los católicos romanos, cuya doctrina fue definida como dogma (verdad de la que no puede dudarse) por el Papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. La Iglesia Católica ha celebrado esta fiesta en honor de la Virgen María, en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII celebrándose el 15 de agosto. SEPTIEMBRE Es el séptimo mes, en la antigua Roma, en la cuenta de Rómulo, de ahí su nombre de septiembre. Germánico, hijo de Claudio Nerón, le puso su nombre, pero éste no perduró más que hasta los tiempos de Domiciano, que recuperó para el mes su segundo nombre.
  23. 23. En la antigua Grecia, es el mes dedicado a la iniciación en los poderes y la sabiduría otorgados por Deméter, rituales que van muy unidos al culto a Dionisos, popularmente el dios del vino, al que se celebra en la vendimia propia de este mes. Homero escribe que la vendimia comporta danzas y la recitación de un &quot;hermoso lamento&quot;, en el que se cantan los sufrimientos y la muerte del dios del racimo. En nuestro calendario no celebramos ninguna fiesta en especial en este mes. OCTUBRE Día 12 de octubre : Nuestra Señora del Pilar , patrona de España. La Virgen del Pilar es el nombre de la imagen que se venera en el templo del Pilar. Su antigüedad registrada nos sitúa con seguridad este templo en el primer milenio. Pero teniendo en cuenta las oleadas de invasiones que sufrió Zaragoza con la consiguiente desaparición de documentos, es razonable creer que esta iglesia ya existía durante la época visigótica. Cuenta la tradición que habiendo venido el apóstol Santiago a predicar a España antes de que fueran enviados los siete varones apostólicos, estando el apóstol en Zaragoza, desalentado por los pobres resultados obtenidos de su predicación, se retiró a orar junto a las aguas del Ebro. Y que durante la oración se le apareció la Virgen Santísima, que le alentó a seguir predicando sin desfallecer y le dejó una pequeña imagen en recuerdo de su visita, pidiéndole que construyese allí un templo en su honor. Esto ocurría, según la tradición, en el año 40, cuando la Virgen aún vivía en la tierra. Igual que el sepulcro del apóstol Santiago en Compostela se convirtió en uno de los grandes centros de peregrinación de España.
  24. 24. NOVIEMBRE Día 1 de Noviembre : Festividad de Todos los Santos . Este nombre está tomado directamente de la festividad de Todos los Santos, instituida por la Iglesia para rendir homenaje a todos aquellos hombres y mujeres que habiendo vivido santamente, no han alcanzado la dignidad de los altares. El nombre Santos procede del latín sanctus, que es participio del verbo sancire (&quot;sancionar&quot; cuyo primer y principal significado es dar validez y firmeza a una ley o un pacto). Sancire era en la Roma primitiva depositar los tratados en el templo del dios Sancus y hacer ante él los juramentos. Sancus Dius Fidus (del que deriva sanctus) es el dios de la fidelidad, el que garantiza la fiabilidad de una persona y de su palabra. DICIEMBRE Día 6 de diciembre : Día de la Constitución Española . Día festivo nacional declarado para conmemorar la instauración de la carta magna. Día 8 de diciembre : Festividad de la Inmaculada Concepción . La Conmemoración de los Fieles Difuntos, es una celebración cristiana que tiene lugar el día 2 de noviembre , cuyo objetivo es orar por aquellos fieles que han acabado su vida terrena y que se encuentran aún en estado de purificación en el Purgatorio. La tradición de asistir al cementerio para rezar por las almas de quienes ya abandonaron este mundo, está acompañada de un profundo sentimiento de devoción, donde se tiene la convicción de que el ser querido que se marchó pasará a una mejor vida, sin ningún tipo de dolencia, como sucede con los seres terrenales. Las tradiciones del Día de los Fieles Difuntos no son más que una cristianización de antiguos ritos paganos, como los que celebraban los antiguos celtas, de la que derivó el Halloween, tradición que continúa en los países anglosajones; mientras que la celebración religiosa no lo es.
  25. 25. El dogma de la Inmaculada Concepción es un artículo de la fe católica que sostiene la creencia en que María, madre de Jesús, a diferencia de todos los demás seres humanos, no fue alcanzada por el pecado original sino que, desde el primer instante de la creación de su alma, estuvo libre de todo pecado o mancha de pecado. No debe confundirse esta doctrina con la de la maternidad virginal de María, que sostiene que Jesús fue concebido sin intervención de varón y que María permaneció virgen antes, durante y después del parto. Día 25 de diciembre La Navidad (latín: nativitas, ”nacimiento”) es una de las fiestas más importantes del Cristianismo, junto con la Pascua y Pentecostés, que celebra el nacimiento de Jesucristo en Belén. Esta fiesta se celebra el 25 de diciembre por la Iglesia Católica, la Iglesia Anglicana, algunas otras Iglesias protestantes y la Iglesia Ortodoxa Rumana; y el 7 de enero en otras Iglesias Ortodoxas, ya que no aceptaron el calendario juliano, que reformó el Papa Gregorio XIII. Los angloparlantes utilizan el término Christmas , cuyo significado es ‘misa (mass) de Cristo’. En algunas lenguas germánicas, como el alemán, la fiesta se denomina Weihnacht , que significa ‘noche de bendición’. Las fiestas de la Navidad proponen, como su nombre indica, celebrar la natividad (o sea, el nacimiento ) de Jesús de Nazaret en este Mundo. Para el catolicismo la Navidad no sólo es un día de fiesta, sino una temporada de fiestas, y de la misma forma que la Pascua, contiene un tiempo de preparación, llamado Adviento, que se inicia cuatro domingos antes del 25 de diciembre. Por esto la liturgia católica llama a esta fiesta La Natividad de Nuestro Señor Jesucristo . Es costumbre que se celebren varias misas en Navidad, con distinto contenido según su horario. Así, la noche anterior (24 de diciembre: Nochebuena) aunque sea domingo, se reza la famosa Misa de Gallo o Misa de Medianoche ; en algunos lugares hay incluso una Misa de la Aurora que se celebra precisamente al amanecer del 25 de diciembre; y la Misa de Mediodía , en la que es costumbre que antes o después de ella, el Papa dé un mensaje de Navidad a todos los fieles del mundo, este mensaje es conocido como Urbi et Orbi (en latín: a la Ciudad de Roma y al Mundo ).
  26. 26. Algunos ortodoxos celebran la Navidad junto con la Epifanía. Adoración de los Magos de Oriente y los pastores. Posterior a la celebración del 25 de diciembre de Navidad, tienen lugar las fiestas de san Esteban (mártir) (26 de dic.), san Juan Evangelista (27 de dic.), los Santos Inocentes (28 de dic.), la Sagrada Familia (domingo siguiente a la Navidad o 29 de dic. si Navidad cae en domingo), María Madre de Dios (1 de enero) y la Epifanía (2° domingo después de Navidad). Pese al origen cristiano de la Navidad, esta fiesta ha ido mezclando su carácter religioso con la tradición de convivencia familiar, debido en gran medida a la mercadotecnia y a la popularidad de esta celebración. Es desde el siglo XIX cuando la Navidad empieza a popularizarse con el carácter que tiene hoy en día, pues en ese siglo se popularizó la costumbre del intercambio de regalos, se creó a Santa Claus y regalar tarjetas de Navidad. Costumbres que con el tiempo la mercadotecnia (en especial la norteamericana) aprovecharía para expander la Navidad por el mundo dándole un carácter distinto al religioso, y con temas que poco o nada tienen que ver con la verdadera celebración navideña, tal y como sucede con los osos polares, pingüinos y focas de la Coca-Cola. Por tal razón la Navidad no sólo es celebrada por cristianos, pues incluso los no cristianos y algunos ateos celebran la Navidad, como mera celebración de convivencia.
  27. 27. CONCLUSIÓN Exponer la historia de los calendarios que a lo largo del tiempo han utilizado las civilizaciones que nos han precedido, ocuparía cientos de páginas. Por ello, nos hemos ocupado solamente de tratar ciertos aspectos de nuestro calendario relacionados con la historia, la religión y la cultura. El calendario marcaba las fiestas propias de cada región, y también las de todo el país. Religiosas, funerarias, agrícolas... todas ellas con un mismo sentido final: alzarse de la vida vulgar, unirse con el Tiempo, con la Naturaleza y el Cosmos. Es por esto que hoy en día, el calendario está salpicado de fiestas de diverso signo. La mayoría tienen en común que incluyen manifestaciones religiosas y populares. El término «fiesta» ha pasado a ser sinónimo de vacaciones, ocio, días de diversión y, como mucho, un simple espectáculo, sin conciencia de su significado original. Sin embargo siguen celebrándose atávicamente siglo tras siglo, con diferentes nombres pero con el mismo simbolismo. De alguna forma, parecen esperar su redescubrimiento, quizá por aquellos que se sientan ahogados por la artificialidad de nuestros días y busquen algo más. En lo que se refiere al ajuste del calendario, al parecer queda mucho que perfeccionar. Después de estos datos históricos, hay que observar que, a pesar del perfeccionamiento progresivo del calendario que utilizamos todavía no es «perfecto». Prueba de ello son las casi 200 propuestas y proyectos de reforma que existen en los archivos de la Organización de las Naciones Unidas pendientes aún de estudio. En definitiva, el gran valor del Calendario es ofrecernos un soporte cronológico a través del cual, recordar los momentos más importantes de nuestra historia, de nuestra vida, pero sobre todo nos ofrece la posibilidad de fijar los momentos adecuados para unirnos a la Naturaleza, y de esta manera renovarnos y armonizarnos. No sólo con nosotros mismos, sino también con los demás, y con el mundo que nos rodea.
  28. 28. PROPUESTA DE ACTIVIDAD DIDACTICA A continuación adjuntamos una propuesta de actividad didáctica para alumnos de primaria. La actividad está formada por: 1- La explicación de los diferentes calendarios más importantes a lo largo de la historia. El objetivo es conocer e introducir el tema de la medición del tiempo y el establecimiento de las fechas más destacadas. 2- Una actividad para desarrollar por parejas o grupos. El tema son los días festivos en España. Consta de tres partes: fecha, nombre de la fiesta y los actos a celebrar.
  29. 31. BIBLIOGRAFÍA Recursos bibliográficos - Lledó, Joaquín : Calendarios y medidas del tiempo - Madrid : Acento, [1999] - Muñoz Box, Fernando: Las medidas del tiempo en la historia. Calendarios y relojes - Valladolid : Universidad de Valladolid, Secretariado de Publicaciones e Intercambio Editorial, 2003 - Pérez Higuera, Teresa: Calendarios medievales : la representación del tiempo en otros tiempos - Madrid : Encuentro, 1997 - Nuestros santos : de enero a diciembre y de la &quot;A&quot; a la &quot; Z&quot;. - Burgos : Monte Carmelo, [2003] - El santo de cada día [textos, equipo técnico de Susaeta Ediciones ; ilustraciones, Fernando Sáez]. - Madrid : Susaeta, 1983 - Cappelli, A. Cronología, cronografía e calendario perpetuo - Milano : Ulrico Hoepli Editore, 1983 - Castiñeiras González, Manuel Antonio (1964-): El calendario medieval hispano : textos e imágenes, siglos XI-XIV - [Valladolid] : Consejería de Educación y Cultura, 1996 - Castro García, Lázaro: Sermones panegíricos de los santos principales por el orden del calendario - Madrid : Librerías de Angel Calleja, 1861 (Imp. de Cipriano Lopez) - Duncan, David Ewing: El calendario - Barcelona : Emecé, 1999 - VV.AA. Calendario Zaragozano 2008. - Revista Juguettos . Noviembre 2007 Recursos web - www.cientec.or.cr/matematica/calendarios.html Calendarios (consideraciones astronómicas y matemáticas en la medición del tiempo) - www.iag.csic.es/museo/docs/calendario_origenes.pdf (el calendario actual en occidente y sus orígenes) - www.historiaclasica.com/2006/10/el-origen-romano-de-nuestro-calendario.html (El origen romano de nuestro calendario) - www.astronomos.org/articulistas/Articulospanish/Calendario_Origen.htm (el origen del calendario) - http://elalmanaque.com (santoral) - http://www.nueva-acropolis.es (origen e historia de las festividades de cada mes) - http://es.wikipedia.org - http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario#Calendarios_de_uso_generalizado_en_mundo - www.spain.info/TourSpain/Informacion+practica/Consejos+Practicos/Horarios+y+festivos/0/Cuales+son+los+dias+festivos+en+toda+Espana?Language=es - www.inspain.org/es/sgc/diasfestivosenespana.asp - www.comunidad.ciudad.com.ar/argentina/santa_fe/diego74/1parte.html#B - www.infj.ulst.ac.uk/~jcaug/origenca.htm - www.corazones.org/biblia_y_liturgia/liturgia/pascua.htm#La%20fecha%20de%20la%20pascua. - www.ihmadrid.com/comunicativo/Destrezas/dias_festivos.pdf - www.dias-festivos.com/holidays_2007_229.htm - www.babylon-idiomas.com/es/htm/fechas-dias-festivos.htm - www.google.es

×