Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Cuaderno de pedagoga y educacin no. 1

353 views

Published on

Published in: Education, Career
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Cuaderno de pedagoga y educacin no. 1

  1. 1. Ministerio de Educación de El Salvador Escuela Superior de Maestros (ESMA) Agosto 2011 CUADERNO DE PEDAGOGÍA Y EDUCACIÓN Educador: ¿facilitador o problematizador? Edición No. 1HACIA UNA CULTURA DE DIGNIFICACIÓN DEL MAGISTERIO NACIONAL
  2. 2. PresentaciónLa Escuela Superior de Maestros (ESMA) pone a disposicióndel magisterio nacional el primer número de los Cuadernosde pedagogía y educación, destinados a ser un espacio dedebate académico, serio, riguroso y crítico, en torno a temaspedagógicos, educativos y culturales de implicacionesnacionales e internacionales. Este primer número recoge elensayo ―Educador: ¿facilitador o problematizador?‖,elaborado por Luis Armando González –Director General dela ESMA— en el cual se cuestiona la reducción del educadora ―facilitador‖ y se someten a una revisión crítica las tesis delconstructivismo radical. Este primer número de losCuadernos de pedagogía y educación quiere ser el punto departida de una línea de producción intelectual animada desdela ESMA, en la que están invitados a participar todos losacadémico vinculados a la misma. Los autores que deseensometer sus trabajos a la consideración del Comité Editorialpara su publicación deberán remitirlos, en forma digital eimpresa, a la Dirección General de la ESMA. Además de laactualidad, la pertinencia y el rigor en el tratamiento del temaabordado, los trabajos deberán tener un mínimo de 25cuartillas y un máximo de 40 a espacio simple, con untamaño de letra de 12 o 14 puntos. La decisión de publicarlosno sólo es exclusiva del Comité editorial, sino inapelable.
  3. 3. Comité editorialLuis Armando GonzálezDirector GeneralEscuela Superior de MaestrosAlvaro Darío LaraJefe Departamento de Ciencias SocialesEscuela Superior de MaestrosJosé Emilio MárquezCoordinador PostgradoEstudios Sociales Tercer CicloEnvío de trabajos:María Dalila RamirezAsistente Dirección GeneralEscuela Superior de MaestrosDalila.ramirez@mined.gob.svDistribución y envío:Melvin Adonay Henríquez Mirandamelvin.henriquez@mined.gob.sv
  4. 4. Educador: ¿facilitador o problematizador?Luis Armando GonzálezD esde un tiempo para acá, se cual se quería decir, en el primer caso, estableció la expresión ―necesito que me den rápidamente y sin ―facilitador‖ para referirse a trabas un escritorio‖; y en el segundo,quienes ejercen algún tipo de actividad ―Marta me dio con diligencia las llaves deformadora. Se aplica dicha expresión a la oficina‖. Otra fórmula aún vigente es launa amplia gama de formadores: desde que dice ―esa persona me las pone fácil,quienes imparten talleres, seminarios, lo cual quiere decir ―esa persona no mediplomados y actividades semejantes de complica la vida‖ o, en un sentidocapacitación hasta quienes dan negativo, ―esa persona me expone susformación académica sistemática en los flancos débiles para un ataque‖. Y unadiferentes niveles del sistema educativo. tercera: ―esa persona es fácil‖, es decir, 4No se trata de una mera palabra: sus ―esa persona es flexible‖ o, vistopromotores y defensores no sólo apelan negativamente, ―esa persona es débil dea determinadas concepciones filosóficas carácter‖, ―esa persona es manipulable‖,y pedagógicas –suelen acudir ―esa persona cede a la primera‖. Laprincipalmente al ―constructivismo‖ como fórmula citada puede llevarse al extremoparadigma de autoridad inapelable—, diciendo ―esa persona es facilona‖, losino que les indigna que, por ejemplo, un cual apunta a su docilidad excesiva,formador se vea como un profesor y no rayana en la volubilidad.como un ―facilitador‖, pues consideran Como se ve, son usos curiososque eso constituye una afrenta a sus de la palabra ―fácil‖ y ―facilitar‖. Peroalumnos. ninguno de ellos atañe al ―facilitador‖, tal Detengámonos un poco en la como se entiende en las discusionespalabra ―facilitador‖. Cualquiera puede pedagógicas de las últimas dos décadas.recordar que en El Salvador en algún Es decir, en ninguna de las acepcionesmomento se usó la fórmula ―necesito que reseñadas se define a la persona que ―lame faciliten un escritorio‖ o ―Marta me pone fácil‖ o a la que ―facilita unfacilitó las llaves de la oficina‖, con lo escritorio‖ y ni siquiera a la ―facilona‖
  5. 5. como una ―facilitadora‖. Porque, en el destrezas que deban ser facilitados osentido actual que tiene esa palabra, un que el educador no deba tener, enfacilitador lo es porque se dedica a algunas de las facetas del procesofacilitar, pero no un escritorio o un educativo, capacidad de facilitación. Peroborrador, sino conocimientos. Así de eso es distinto a que se lo defina comosimple: el facilitador facilita un facilitador, bajo el supuesto de queconocimientos a quienes ya los tienen en todos los componentes del procesopotencia o los tienen adormecidos en su educativo deben y pueden ser facilitados.mente. La palabra ―profesor‖ desaparece Por más que los abanderados de ladel escenario educativo y aparece en facilitación opinen lo contrario, hayescena la palabra ―facilitador‖, para compontes de ese proceso que no debendesignar a quien hasta entonces se ni pueden facilitados si no es bajo eldedicada a lo que él creía que era riesgo de causar graves daños a la―enseñar‖ y que ahora se le dice que es formación intelectual de los educandos.―facilitar‖. Hay componentes del proceso educativo –que le son intrínsecos— para los que se 5 En realidad, ¿es correcto requieren, de parte del formador,convertir todos los componentes del capacidades que van más allá de laproceso educativo –técnicos, facilitación y que le exigen ser más queintelectuales y morales en componentes un facilitador: ser un educador.a ser facilitados y a quienessupuestamente los facilitan en Veamos cuáles son algunos de―facilitadores‖? Es seguro que sobrarán los componentes del proceso educativoquienes afirmen que sí y que, más aún, que pueden requerir de un facilitador.argumenten que al fin, con esta Para eso es oportuno traer a cuenta unconversión, se ha superado el interesante documento del Institutoautoritarismo y la falta democracia en el Nacional de Formación Docente deaula. No cabe duda de que eso es Argentina, titulado Facilitadores TIC,1enmateria de discusión. Pero también lo es el que se apuntan algunas ideasla concepción del educador comofacilitador. No que no existan en elproceso educativo conocimientos y 1 Cuaderno TIC No. 3.
  6. 6. esclarecedoras al respecto. ―Al pensar en el trayecto de capacitación a través della palabra ‗facilitador‘ nos imaginamos a nodo central de Facilitadores TIC…‖3.una persona que hace que algo complejo Pero, ¿todas las actividadeso difícil sea más sencillo. Alguien que formativas se caracterizan por procesosapoya un proceso para que a otros les de aprendizaje que supone la facilidad, laresulte más simple‖2. simplificación y la ruta más corta? Como ya se dijo, es indudable Definitivamente, no. Y esto esque en la extensa gama de actividades absolutamente claro en las actividadesformativas hay dinámicas de aprendizaje intelectuales superiores; esas queque requieren de formadores que los involucran la teorización, la reflexión, elhagan fáciles, que los simplifiquen, que análisis, la síntesis, el pensamientotracen la ruta de asimilación más sistemático, la elaboración de conjeturasexpedita. Es decir, que requieren de rigurosas y la investigación científica en―facilitadores‖. Tal es el caso de procesos los ámbitos social y natural. Aquí lade aprendizaje que involucran destrezas facilitación –hacer fácil lo que es difícil, 6técnicas, como sucede con las Técnicas hacer simple lo que es complejo— esde Información y Comunicación (TIC), en contraproducente para el proceso delas cuales tiene pleno sentido hablar del formación intelectual y moral de losdocente formador como un facilitador. Es educandos.precisamente a ese tipo de docente Aquí un facilitador –o alguien queformador al que se refiere el documento asuma su tarea formativa como unadel Instituto Nacional de Formación tarea de facilitación— no estará a laDocente. Porque lo propio de un altura de las exigencias una educaciónfacilitador TIC es el ―cómo se hace‖, no el crítica, reflexiva y con sólidos―por qué‖ o el ―qué‖ de algo. ―Queda en fundamentos teóricos y metodológicos.claro –dice el mencionado documento— Indefectiblemente, garantizar elque para todas las cuestiones técnicas cumplimiento de esta faceta del procesoacerca del ‗cómo se hace‘ está pensado educativo requiere no de un facilitador,2 Ibíd., p. 3 3 Ibíd.
  7. 7. sino de un problematizador. Porque duele; es, en la terminología del granjustamente el quid del conocimiento Sócrates, un parto doloroso perocientífico y filosófico es la fecundo.problematización de la realidad natural y Ni qué decir tiene que esta visiónsocial. Y esa problematización exige el del conocimiento no es la que se hamáximo empeño tanto de docentes como puesto en boga en estos tiempos delde alumnos; exige esfuerzo mental y neoliberalismo y de la mercantilizaciónfísico sistemático y continuo, pues sin de la educación. Y es que si la educaciónese esfuerzo no es posible la apropiación es una mercancía más, ¿cómo se va apersonal de las teorías y metodologías presentar como algo que no está alque ayudan a comprender y explorar el alcance de cualquiera que puedaentorno natural y social. pagarla? Si una de las grandes virtudes No hay atajos. No hay del mercado es poner sus productos alsimplificación que valga. En el terreno del alcance de cualquiera que tenga algo deconocimiento, desde que existe la dinero en el bolsillo, ¿por qué no aplicar 7humanidad nunca ha habido camino fácil, este criterio también a la educación? Ysino muchas dificultades y obstáculos por hacer de la educación una mercancía novencer, sobre todo los que tienen que ver sólo significa abaratar sus costos, sinocon las limitaciones de la inteligencia hacerla algo atractivo para sushumana tan proclive a dejarse engañar consumidores potenciales. Amigable,por las apariencias y la aparente fácil, competitiva, light, coherente con lassimplicidad de lo cotidiano. No hay modas –tecnológicas o no— delmetáfora más ilustrativa de lo arduo que momento… En El Salvador, esto es loes la búsqueda del conocimiento que el que se comenzó a ofrecer en losMito de la Caverna de Platón, en el cual ambientes educativos superiores desdeel conocimiento se asemeja a la luz que los años noventa y no hay señales dehiere los ojos de quienes, estando en la que esa lógica mercantil llegue a su finoscuridad de la caverna, quieren salir en el corto plazo, si no es a partir de unhacia el exterior y se resisten a dejar el cambio drástico en las concepciones yrefugio tranquilo –pero en el engaño— las prácticas educativas.que les ofrece aquélla. El conocimiento
  8. 8. En distintos lugares, y no sólo en educadores y educandos, de la realidadEl Salvador, se hizo la operación natural y social.quirúrgica de poner el conocimiento Hay quienes abanderan, paracientífico y filosófico, con todas sus defender la perspectiva de la educaciónexigencias, entre paréntesis y se tomó el como facilitación –y del educador comocamino de la ―tecnificación‖ del saber, un facilitador— posturas que dicenreduciendo cuanto se pudiera del anclarse en el ―constructivismo‖. Alproceso de conocimiento a respecto, conviene señalar que no es―aprendizajes‖, ―destrezas‖ y suficiente con apelar a una concepción―habilidades‖. Es decir, asimilando todos filosófica –si es que puede llamarse delos aspectos de la educación a aspectos esa manera al constructivismo— paratécnicos, una vez hecho lo cual se pudo dar por establecida, sin discusión alguna,convertir al profesor en un facilitador. El una concepción pedagógica. Y es que―facilitador TIC‖ –justificado en el campo ninguna concepción filosófica es unade las Tecnologías de la Comunicación yde la Información— se convirtió fuente de verdades inapelables, por más 8 que sea predominante –por las razonesinjustificadamente en modelo de campos que sean— en una época determinada,del conocimiento en los que más que un tal como parece suceder ahora –en el―facilitador‖ lo que se necesita es un campo educativo— con el―problematizador‖. constructivismo. En este sentido, el Ahora que la idea del facilitador constructivismo no puede escapar alse ha arraigado no sólo en el gremio escrutinio de la crítica, lo cual no implicadocente, sino en el público, es una tarea descartarlo –o no reconocer suscuesta arriba reivindicar el papel esencial aportes—, pero sí no asumir en bloquedel educador como un problematizador. todas sus tesis, sobre todo aquellas queNo faltan las reacciones airadas, como si se adscriben a lo que se conoce comose estuviera proponiendo algo nefasto ―constructivismo radical‖.contra la educación y no una vuelta a su Y, para empezar, no puede dejaresencia, que consiste en ser un proceso de mencionarse la variedad de autores yde problematización, por parte de fuentes que los promotores del
  9. 9. constructivismo ven como nutrientes de conceptual y contextual que les esesta corriente de pensamiento. Se trata, propio, lo que quieren ser tesis ydicho sin intensión peyorativa, de un argumentos comunes acerca delhíbrido en el que se juntan autores de la conocimiento. Más aun, de los autoresmás diversa procedencia y que incluso citados ninguno se concibió a sí mismoestán adscritos a corrientes de como un constructivista, pues el auge depensamiento claramente definidas. Así, esa visión epistemológica es posterior ase suele citar, desde la psicología clásica la obra de la mayoría de ellos, siendo losa William James; desde la psicología extremos Pitágoras y Jenófanes. Esrusa del primer cuarto del siglo XX a Lev precisamente en la fraguaS. Vigotski; desde psicología genética a contemporánea del constructivismoJ. Piaget; desde la fenomenología a donde, además de la mención a autoresAlfred Schutz; desde la filosofía de la clásicos, se añaden otros muchos –comosospecha a F. Nietzsche; desde la P. Berger, T. Luckman, E. Morin, J.D.biología a Humberto Maturana y Novak y D.P. Ausubel— que hacen másFrancisco Varela… Y hacia atrás en el variado ese híbrido que es el 9tiempo, retrocediendo hasta la constructivismo. Tiene razón Ricardoantigüedad griega, a Jenófanes y López Pérez cuando sostiene que 4Pitágoras . ―contemporáneamente el No se puede decir que con el constructivismo circulaconstructivismo se trate de una vasta como moneda corrientesíntesis, sino más bien de una con mayor o menorconfluencia de autores y corrientes prestancia en diferentesheterogéneos de los cuales se han ámbitos, asociado aextraído, no siempre de manera numerosos autores ysistemática y respetando el marco significados, pero normalmente marcando una diferencia con el4 positivismo en cualquiera Cfr. R. López Pérez, “Idea deconstructivismo”. de sus ropajes. Elhttp://www.periodismo.uchile.cl/cursos/ps concepto gana o pierdeicologia/constructivismo.pdf
  10. 10. según el discurso en que concepto mismo requiereocasionalmente aparezca ser convertido en objetoinstalado. Es llevado y de discusión y examen‖5.traído según necesidades Demasiadas corrientes y autoresy situaciones. Los autores bajo un mismo paraguas. Y no sólo eso:y disciplinas se cruzan importantes autores y corrientes fuera delcon discrecional seriedad debate constructivista, comenzando cony rigor. Muchas quien sentó las bases del debatemenciones para Piaget, epistemológico moderno: I. Kant yVigotski, Coll, Ausubel, después de él la Escuela de Frankfurt,Novak o Bruner, y especialmente O. Apel y J. Habermas, yextrañamente James, en también K. Popper, por no mencionar ael mundo de la psicología K. Marx y el marxismo italiano,y la educación. particularmente A. Gramsci. Se echan enRegularmente unaobservación para Berger y falta también a autores como A. Luria, H. 10 Wallon, A. L. Merani y M. Bunge.Luckman desde lasociología, y con surte un O sea, el constructivismo es unrecuerdo para Schutz. híbrido que no incluye a autores yTambién Watzlewick, Von corrientes que –sin ser positivistas, sinoGlasersfeld y los críticos del positivismo— sí hanconstructivistas radicales abordado expresamente el problemaen el estudio de la epistemológico; sólo incluye a algunos,comunicación y en mientras que el resto –quizás laterapia, y más mayoría— proviene de campos cercanosrecientemente los a la epistemología, pero no propiamentenombres de Gergen o de este campo del saber.Kelly. Por cierto, tambiénMaturana, Varela,Bateston o Von Foerster.Con espíritu filosófico estees el punto en el que el 5 Ibíd., p. 5.
  11. 11. Como quiera que sea, retomando inventada? O, ¿en qué medida es 6la propuesta de López Pérez el hallada y construida?‖constructivismo debe ser sometido a Dejando de lado los reparos quediscusión y examen, lo cual cuando se pueden hacer al ―optimismomenos quiere decir que sus tesis no epistemológico‖ de Ezequiel Ander-Egg,pueden ser asumidas, en bloque, como sus interrogantes resumen bien lasverdades inobjetables, pues –amén de inquietudes de prácticamente cualquierque eso no está permitido en el debate teoría del conocimiento. Y los dosacadémico— la falta de coherencia términos en juego son, como no puedeinterna del constructivismo impide ser para menos, el sujeto que conoce ysiquiera dar por igualmente razonables la realidad a ser conocida o, dicho entodas sus formulaciones términos clásicos, la relación sujeto-epistemológicas. objeto. Lo rico del debate epistemológico Pues el constructivismo quiere ser consiste, justamente, en las variadasuna concepción epistemológica que parte respuestas que se puedan dar o se dan a 11del supuesto, como señala Ezequiel las anteriores preguntas.Ander-Egg, ―de que el conocimiento Comenzando por el sujeto –quehumano es posible. Esto lo da por es quien conoce— atrás han quedado lassentado tanto el hombre común como el concepciones que lo visualizan como unfilósofo y el científico. Si el conocimiento ser pasivo que es afectado en susno fuera posible, todo sería un sentidos por una realidad exterior que leespejismo, puro sueño o ilusión… El va dejando su impronta según su propioconocimiento es posible, pero lo que ritmos, colores y sabores. También hancaptamos o creemos captar ¿es lo real o quedado atrás las concepciones que losu apariencia?, ¿es reflejo de las cosas o ven como un ser que con su sola razón,construcción del espíritu? La realidadque supuestamente conocemos, ¿eshallada o conocida o construida o 6E. Ander-Egg, La planificación educativa. Conceptos, métodos, estrategias y técnicas de la planificación educativa. Buenos Aires, Magisterio del Río de la Plata, 1996, p. 238.
  12. 12. sin atender a lo que está fuera de la Sin vida mental humana –sin en elmente humana, puede conocer eso que lenguaje que sostiene las dimensionesestá precisamente fuera de ella. más firmes de la vida mental humana— no habría conocimiento. Más aun, sin El empirismo en sus diferentes seres humanos no habría conocimiento,variantes –incluidas las variantes aunque la mera existencia humana no lopositivistas—, lo mismo que el asegure plenamente. Humbertoracionalismo puro fueron puestos en la Maturana y Francisco Varela plantean depicota por Kant, para quien razón y modo claro lo que se acaba de apuntar.experiencia van de la mano en elproceso de conocimiento. Ahora bien, el ―Estamos en el lenguaje –agente activo en ese proceso es el dicen—, moviéndonos ensujeto, no el objeto. Es célebre la él en una peculiar formaformulación gráfica que hace Kant al de conversación en unrespecto: el individuo, en el esfuerzo de diálogo imaginado. Todaconocer, es –dice Kant— como un juez reflexión, incluyendo una 12que va preparado de antemano con unas sobre los fundamentos delpreguntas para las que quiere respuesta. conocer humano, se daEs decir, en el proceso de conocimiento necesariamente en elel sujeto es el que interroga a la realidad, lenguaje que es nuestrapidiéndole que le muestre sus secretos y peculiar forma de serno esta última la que los va revelando humanos y de estar en elpor su propia cuenta. hacer humano. Por eso el lenguaje es también Dicho de otra forma –y visto nuestro punto de partida,desde el sujeto— el conocimiento es una nuestro instrumentoconstrucción subjetiva, en cuanto que cognoscitivo y nuestroinvolucra de manera decisiva a la mente problema. El no olvidarhumana con productos que solo ella que la circularidad entrepuede crear: ideaciones, conceptos, acción y experiencia sedefiniciones y teorizaciones que son aplica también a aquellojustamente la médula del conocimiento. que estamos haciendo
  13. 13. aquí y ahora es muy ellos? Esto último nos remite el otro polo importante, y tiene del proceso de conocimiento: al objeto, a consecuencias claves… la realidad allende el sujeto. Todo lo dicho es dicho por Hay unas ciertas tendencias alguien. Toda reflexión inscritas en el constructivismo que han trae un mundo a la mano, llegado a sostener la realidad misma es y como tal, es un hacer una construcción del conocimiento, es humano por alguien en decir, que sin seres humanos no habría particular en un lugar realidad. Estas tendencias han dado pie particular‖7. al denominado ―constructivismo radical‖, Ese alguien que dice –que habla, que alienta prácticas pedagógicasque se comunica con un lenguaje— es sustentadas en la creencia de que comoalguien que también produce no hay manera de validar, a partir de unaconocimiento. Es indiscutible, entonces, realidad externa, el conocimiento –puesque el conocimiento es una construcción cada sujeto construye eso que llamamos 13humana. Muchos autores y corrientes ―realidad‖ a su propia medida—, elque aportan al constructivismo afirman, alumno debe ―descubrir‖ por sí mismo elcon sobrada razón, esta verdad. Tan es conocimiento, debe construir también suverdad que el conocimiento es una propio andamiaje cognitivo, partiendo deconstrucción humana que sólo es posible lo que previamente ya conoce. Ricardopor el lenguaje y las estructuras López Pérez hace referencia, en ―Idea denerviosas que lo sostienen, tal como lo constructivismo‖, algunos de los autoresexplican, entre otros, autores como que se escriben en este constructivismoMaturana, Varela, Vigotski, Luria y radical.Wallon. Sin seres humanos no habría ―Probablemente –escribeconocimiento, pero ¿habría realidad sin López Pérez— la forma más directa, y a la vez económica, para expresar el sentido del7 H. Maturana y F. Varela, El árbol delconocimiento. Las bases biológicas del constructivismo fueconocimiento humano. Madrid, Debate, acuñada por Gregory1996, pp. 21-22.
  14. 14. Bateson: la realidad es Es más que discutible esta cosa de fe. La frase no anulación de la realidad, en su carácter deja lugar a dudas, es la entitativo. No hay que situarse en las intervención humana la antípodas del constructivismo para poner que le otorga existencia. La serios reparos a semejante concepción, idea de una realidad que así como a sus implicaciones está ahí, sin depender de pedagógicas. Porque una cosa es nuestra voluntad, no tiene cabida en esta concepción. aceptar que el conocimiento es una Se trata de de una construcción humana y otra bien distinta tendencia en la discusión que la realidad es una ―convención epistemológica actual. El interpersonal‖ o que depende de nuestra cibernético Heinz von voluntad. Esto ni siquiera es enteramente Foerster destruye toda cierto para la realidad social –como lo forma de realismo: la reconocen Berger y Luckman en su objetividad es la ilusión de ensayo La construcción social de la las que las observaciones realidad—, en la cual la intervención 14 pueden hacerse sin humana –práctica y teórica— es observador. Paul Watzlawick tampoco se determinante. Pero aun la realidad queda en eufemismos y histórica con todo y ser producto humano afirma: real es, al fin y al no flota en el vacío, sino que está cabo, lo que es sostenida por los procesos físicos, denominado real por un químicos, biológicos y neoropsicológicos. número suficientemente grande de hombres. En Por otro lado, la crítica el este sentido extremo, la empirismo y al positivismo en el sentido realidad es una convención de que los sujetos no registran 8 interpersonal‖ . pasivamente los datos del mundo externo, sino que interpretan esos datos con esquemas mentales previos –y en estadios cognoscitivos avanzados teorías— no conduce automáticamente a8R. López Pérez, “idea de la tesis de que esos esquemas tienenconstructivismo”, p. 1.
  15. 15. encerrado, en potencia, todo el matemáticas con razón nos llamanconocimiento posible al que puede constructivistas (…). Sin embargo, negaracceder el individuo, estando sólo a la que la información se registra en formaespera del agente facilitador que lo pasiva no significa que el alumno debadespierte. Fue precisamente en contra descubrir por sí mismo losde este ―racionalismo puro‖ que Kant conocimientos, sin instrucción explícita,dirigió su Crítica de la razón pura, como sostienen los constructivistasconvencido, como estaba, de que si bien radicales‖9.el proceso de conocimiento interviene la Tampoco, como ya se dijo,razón no todo proviene de ella, sino de significa aceptar que la realidad real essu engarce con la realidad ofrecida por construida por el intelecto de loslos sentidos. Y aceptar esto no significa individuos. El intelecto humano –en elnegar el papel activo y creador del ser terreno científico y filosófico— construyehumano en el proceso de conocimiento; realidades cognoscitivas, al igual que, enno significa negar que el conocimientosea una construcción humana. el campo no científico, produce mitos, 15 ficciones, fantasías, etc., que hacen parte Desde un constructivismo de lo que Karl Popper llamó el ―mundo 3‖moderado, J. Anderson, L. M. Reder y H. que es no independiente del ―Mundo 1‖ –A. Simon, lanzan un fuerte el de los procesos físicos, químicos ycuestionamiento al constructivismo biológicos— ni del ―Mundo 2‖ –el de losradical. ―En nombre de la ciencia procesos subjetivos humanos—10.moderna –dicen ellos— se formulan No se tiene que serafirmaciones que carecen de base ―anticonstructivista‖ para rechazar la tesiscientífica… En psicología cognitiva hay de la ―construcción mental de la realidad‖consenso en que la gente no registra lasexperiencias en forma pasiva, sino queinterpreta la información nueva con la 9 J. Anderson, L. M. Reder y H. A. Simon,ayuda de los conocimientos y la “Educación: el constructivismo radical yexperiencia previos. Este es el sentido en la psicología cognitiva”. Estudios Públicos, 81 (verano 2001), p. 96.el que la psicología utiliza el término 10 Cfr., L. A. González, “Epistemología y‗constructivismo‘ y los profesores de racionalismo crítico (Los griegos y Karl Poper)”. Realidad, mayo-junio de 2001.
  16. 16. –lo cual es distinto de la construcción de determinado al traer allí su mundo a launa realidad conceptual que tiene como mano‖11.referencia la realidad física, química, Pero también es así para L. Sbiológica, psicobiológica, individual y Vigotski, quien en su importante libro Elsocial—. De hecho, autores que se desarrollo de los procesos psicológicossuelen citar como fuentes fundamentales superiores anota que su análisis estádel constructivismo no ponen en duda la centrado en tres cuestionesexistencia de una realidad exterior y fundamentales. ―1) ¿Cuál es la relaciónajena al intelecto humano. Es decir, de entre los seres humanos y su entornoeso que Xavier Zubiri llamó la ―realidad físico y social? 2) ¿Cuáles fueron lasen cuanto tal‖, cuyos dinamismos nuevas formas de actividad responsablesintrínsecos precisamente quieren ser del establecimiento del trabajo comoconocidos por los seres humanos. Negar medio fundamental para relacionar a losla anterioridad evolutiva de una realidad seres humanos con la naturaleza yindependiente y ajena de los sereshumanos –e independiente de su cuáles son las consecuencias 16 psicológicas de dichas formas deintelecto— supondría negar el soporte actividad? 3) ¿Cuál es la naturaleza de lamaterial y estructural de la inteligencia relación entre el uso de las herramientashumana: el sistema nervioso superior y y el desarrollo del lenguaje?‖12. Si se leesu larga marcha evolutiva. Esto es así bien, Vigotski da por supuesto el entornopara Maturana y Varela, para quienes ―ya físico y social con el que el individuo seque todo conocer trae un mundo a la relaciona de manera práctica ymano, nuestro punto de partida será, cognoscitiva. Es en este punto que estenecesariamente, la efectividad autor introduce el tema del lenguajeoperacional del ser vivo en su dominio deexistencia. En otras palabras, nuestropunto de partida para generar unaexplicación validable científicamente esel entender el conocer como acción 11 H. Maturana y F. Varela, El árbol delefectiva, acción que permita a un ser vivo conocimiento…, p. 24. 12 L. S. Vigotski, El desarrollo de loscontinuar su existencia en un medio procesos psicológicos superiores. Barcelona, Grijalbo, 1979, p. 39.
  17. 17. como mediador entre el ser humano y la lenguaje se desplazarealidad. hacia el punto de partida de una actividad, surge ―El momento más una nueva relación entre significativo en el curso la palabra y la acción. del desarrollo intelectual, Ahora el lenguaje guía, que da a la luz las formas determina y domina el más puramente humanas curso de la acción; la de la inteligencia práctica función planificadora del y abstracta –escribe lenguaje hace su Vigotski—, es cuando el aparición junto con la ya lenguaje y la actividad existente función del práctica, dos líneas de lenguaje de reflejar el desarrollo antes 13 mundo externo‖ . puramente independientes, El lenguaje es decisivo, pues, en 17 convergen… Antes de las actividades psicológicas superiores, llegar a dominar su propia esas que apuntan tanto al dominio como conducta, el niño al conocimiento no sólo del entorno comienza a dominar su social y natural, sino de la propia realidad entorno por medio del personal. Esto involucra una enorme lenguaje. Ello posibilita potencialidad del lenguaje para atender a nuevas relaciones con el la complejidad de la realidad, no entorno además de la simplificándola, sino desarrollando en el nueva organización de la ser humano, desde sus edades propia conducta… En un tempranas, la capacidad para la principio el lenguaje sigue realización de operaciones mentales a las acciones, está complejas. provocado y dominado por la actividad. Sin embargo, en los estadios superiores, cuando el 13 Ibíd., pp. 47-53.
  18. 18. ―Al igual que un molde da forma a la reducción del docente a facilitador. Por la sustancia --continua diciendo ahora, hagamos referencia a otro de los Vigotski—, las palabras pueden grandes de la psicología del siglo XX –H. transformar una actividad en una Wallon— quien coincide en lo esencial estructura. No obstante, dicha con el psicólogo ruso. estructura puede ser modificada o ―Las impresiones que el remodelada cuando los niños hombre recibe del mundo aprenden a utilizar el lenguaje de exterior no deben ser sólo modo que les permita ir más allá estudiadas desde dentro. de las apariencias precedentes al Al más bajo nivel hay la planear una acción futura. En excitación, y reacción contraste con la noción del motriz que la acompaña descubrimiento repentino de inevitablemente. Y la Stern, nosotros consideramos la experiencia muestra que actividad verbal e intelectual como una serie de estadios en los la reacción se modifica en 18 la medida que no que las funciones comunicativas y concuerde con la emocionales del lenguaje están situación de la que desarrolladas por el advenimiento procede la excitación… de la función planificadora. Como Es la misma incesante consecuencia de ello, el pequeño adecuación a lo real que adquiere la capacidad de se opera en las emprender operaciones construcciones complejas que se prolongan intelectuales de las que la durante un tiempo ciencia surge. Esta suplementario‖14. progresión está inscrita en Más adelante veremos si una el sistema nervioso. Envisión como la Vigotski es compatible con cada una de sus escalas, en cada una de sus etapas, implica la realidad del mundo exterior,14 Ibíd., p.53
  19. 19. medida, entre los dos arrancando de una consideración del extremos de un compás, enmarque cosmológico de la tierra, cuyo por la acción conjugada surgimiento y evolución fue, a todas de las impresiones luces, previa a la aparición de la vida en aferentes y de las el planeta, a la aparición del ser humano realizaciones eferentes… y, finalmente, a la aparición del Y el conocimiento conocimiento. Mientras que el importante científico en sus libro de R. Penrose, El camino a la diferentes grados realidad, está dedicado a explorar, desde prosigue ese mismo la física, las fuerzas que configuran la trabajo. La realidad que realidad, partiendo de que ―la precisión, alcanza es la que fiabilidad y consistencia que requieren responde a los medios de nuestras teorías científicas exige algo investigación más allá de cualquiera de nuestras 15 desplegados‖ . mentes individuales (poco dignas de confianza)‖16. 19 Y se puede insistir en los aportesde científicos –físicos, biólogos, Lo dicho anteriormente permiteneuropsicólogos, psicólogos, concluir que en el proceso deepistemólogos— que argumentan con conocimiento el sujeto humano tiene unaseriedad acerca de la existencia de una participación activa. Es decir, no es querealidad ajena a la subjetividad humana, sea afectado por el entorno, al cualpero que es justamente hacia la cual esta respondería –como sostienen losse vuelca –apropiándosela— intelectiva y distintos conductismos positivistas— conprácticamente. Solo para rematar esta sus reacciones sensitivas e intelectuales,afirmación: el importante libro de sino que su subjetividad generaMaturana y Varela, El árbol del esquemas cognoscitivos a priori con losconocimiento, está dedicado a examinar que interpela a ese entorno. Esoslas bases biológicas del conocimiento, esquemas cognoscitivos hunden sus15 16 H. Wallon, La vida mental. México, R. Penrose, El camino a la realidad.Grijalbo, 1991, pp. 30-31. México, Debate, 2006, p. 54.
  20. 20. raíces biológicas en lo que Popper Los procesos de conocimientodenomina ―expectativas‖, pero que en el suponen la gestación cósmica de laámbito del conocimiento científico se tierra, la germinación de la vida biológicaestructuran en teorías. Estas no son en ella y la posterior estructuración de unresultado como quería Descartes de la ser biológico dotado de un sistemapura razón, sino de la síntesis entre nervioso superior –coronado por unrazón y experiencia. Claro está, la parte cerebro con determinadasactiva –en la que interviene toda la características17— que está empeñadopotencia subjetiva del ser humano— está en conocerse a sí mismo y en conocer,en la razón, cuya capacidad de creación de la mejor manera posible, lasintelectual permite elaborar conjeturas, complejidades de la realidad socio-hipótesis y especulaciones que, para dar natural para poder asegurar –como dicenlugar a un conocimiento científico, deben Maturana y Varela— su vida biológica.cotejarse con la realidad empírica. ―No hay una discontinuidad –señalan— entre lo social y humano y sus raíces En este sentido, el conocimiento biológicas. El fenómeno del conocer es 20es una construcción humana, en la que todo de una sola pieza, y en sus ámbitoses decisiva la contribución de la está fundado de la misma manera‖18.subjetividad, con todos los aspectos quela caracterizan: ideaciones, asociaciones Quienes se adscriben alde imágenes, fantasías, etc. Pero se constructivismo aceptandotrata de un ejercicio de la subjetividad en planteamientos como el esbozado –peroel que el lenguaje es fundamental a la rechazando que la realidad es unahora de avanzar hacia el conocimiento construcción del intelecto humano o queno sólo de la realidad socio-natural, sino todo conocimiento posible está contenidode la propia realidad personal. El en la subjetividad del individuo y queconocimiento construido no es idéntico ala realidad (personal y socio-natural) queposee un estatus ontológico propio que,además, es el supuesto de todo 17Cfr. A. R., Luria, El cerebro humano y los procesos psicológicos. Barcelona,conocimiento. Fontanella, 1979. 18 H. Maturana y F. Varela, El árbol del conocimiento…, p. 22.
  21. 21. nada más se trata de ―despertarlo‖— mental. Estamos aquí ante unestán en un camino que es coherente constructivismo marcado fuertemente porcon posturas científicas serias y corrientes postmodernas que, en surespetables. Y es que es gracias al rechazo del positivismo y la metafísica,conocimiento científico –con su doble se llevan de encuentro contribucionesvertiente de razón y experiencia— que científicas que han sido y son crucialespodemos dar por razonable y probada la para la comprensión de la realidadexistencia de una realidad exterior a la natural y social. Y es que si se aceptamente humana, una realidad de la cual, que la realidad es una mera convención,excluidos los productos del conocimiento, que la verdad es asunto arbitrario y quepodemos afirmar que no es una creación cada quien debe construir suni una invención del intelecto humano. conocimiento a la libre –pues no hayEn fin, una cosa es la construcción de ningún rasero más allá de la propiaideas, conceptos o teorías sobre la subjetividad del individuo—, entoncesrealidad y otra muy distinta la realidad en cualquier esfuerzo de enseñanzacuanto tal, acerca de la cual el intelecto sistemático, disciplinado, reflexivo, crítico 21humano quizás nunca lo llegará a saber y experimental está demás. Si a ello setodo, pero lo que poco que sabe no sólo añaden los influjos culturales de lano debe confundirse, sino que debe globalización –gestados en un escenariocotejarse rigurosamente con ella. de globalización neoliberal—, que promueven el éxito fácil, el consumismo ¿Es coherente esta postura y lo ligth, no puede ser para menos queconstructivista moderada con la una educación mercantilizada requieraconcepción del docente formador como de un facilitador, no de un educador conun facilitador? Todo parece indicar que las credenciales teóricas, metodológicasno. Quizás la idea del docente formador y didácticas que le son propias.como facilitador si sea coherente conesas visiones constructivistas que Pero para un constructivismo quesostienen que todo posible conocimiento no da la espalda a la ciencia y a laestá contenido potencialmente en la realidad no es aceptable la idea delmente de los individuos y que, más aún, facilitador. Habrá quienes, siendola realidad misma es una construcción constructivistas moderados y razonables,
  22. 22. sí la acepten, pero no deja de ser modifica la naturaleza ycuestionable semejante decisión. Porque crea, mediante losla construcción de un conocimiento cambios que provoca enriguroso y crítico acerca de la realidad – ella, nuevas condicionesuna realidad, compleja, dinámica, naturales para sucambiante y articulada en distintos existencia. Esta posiciónniveles de estructuración— difícilmente es la clave de nuestrapuede ser facilitada por alguien que aproximación al estudiotambién está atrapado en las redes de e interpretación de lasuna realidad presuntamente creada por funciones psicológicassu mente. superiores del hombre y sirve de base para los Los procesos psicológicos nuevos métodos desuperiores involucrados en esa experimentación yconstrucción exigen, para ser puestos a análisis quepunto, de un sistema educativo –y de un abogamos‖19. 22cuerpo docente— que atienda a lacomplejidad involucrada en esos Un educador, si quiere responderprocesos, pero también a la complejidad a ese desafío de la complejidad de lode la realidad de la cual es inseparable el mental y lo real, no puede ver reducidadesarrollo de los procesos psicológicos su labor a la facilitación de lossuperiores. Vigotski –quien debería ser conocimientos y destrezas,bien leído por constructivistas especialmente cuando esossuperficiales que lo citan sin el mayor conocimientos y destrezas involucranrigor— lo dice de esta manera: procesos psicológicos superiores. Eso no quiere decir –como ya se anotó— que ―Al mismo tiempo que entre las variadas adinámicas formativas admite la influencia de la existan algunas que requieran ser naturaleza sobre el facilitadas; por supuesto que sí. Muchas hombre, la aproximación dialéctica postula que el hombre, a su vez, 19L. S. Vigotski, El desarrollo de los procesos…, p. 98.
  23. 23. de ellas son actividades de aprendizaje,en el sentido de técnicas, habilidades ydestrezas, en las cuales la simplificaciónes algo obligado. Pero las hay otras –lasde análisis, síntesis, reflexión, crítica ygeneración de conjeturas y teorías— quellamar de ―aprendizaje‖ es unabarbaridad. Son actividades mentalessuperiores, que involucran más queaprendizajes enseñanzas conceptuales,reflexivas y metodológicas sistemáticas ycomplejas. Son actividades de lacompetencia de un educador; en la visiónde A. Gramsci, de un formador moral eintelectual de las nuevas generaciones.Un educador que, para ser tal, no puede 23eludir el desafío de ser, junto con susalumnos, un buscador de problemas, yaque precisamente son los problemas y susolución el eje fundamental delconocimiento humano. Educadorproblematizador, no facilitador; educadorbuscador de problemas, no poseedor deverdades inobjetables. Ese es eleducador que una sociedad entransformación humanizadora necesita. Santa Tecla, 29 de junio de 2011

×