Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Replica de m. porter a alan garcia desarrollo sostenido del peru

705 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Replica de m. porter a alan garcia desarrollo sostenido del peru

  1. 1. PORTER M. CONTESTA SOBRE LO QUE DIJO ACERCA DEL PERU a A. GARCIA Estimados, RMCP: Les alcanzo este archivo , publicado ayer domingo en El Comercio, y proponer como lo utilizariamos para alimentar la campa€ ña politica de 2011... Porter nos esta invitando a reflexionar sobre competitividad ...saludos.. ..... F. Morales. Cantar victoria es el peor riesgo", dice Michael Porter El experto se reafirma en sus cr€ íticas a la econom€ ía peruana Domingo 31 de Enero del 2010 El hecho de que el Per€ ú haya mejorado su rendimiento econ€ ómico resulta indiscutible y alentador. Con la implementaci€ ó n de s€ ólidas pol€ íticas macroecon€ ómicas, el pa€ ís ha dado grandes pasos durante la d€ écada pasada hacia la superaci€ ón de su larga historia de inestabilidad econ€ ómica. Esto le ha permitido capear la crisis global actual y convertir su econom€ ía en una de las m€ ás resistentes del hemisferio occidental en los € últimos a€ ños. Ser€ ía f€ ácil declarar que el Per€ ú es un € éxito econ€ ómico; sin embargo, cantar victoria puede convertirse en el mayor riesgo de cara al pa€ ís y sus l€ íderes. De ning€ ún modo se puede asegurar que se mantendr€ án las tasas de crecimiento obtenidas recientemente, ello ni siquiera es probable. Si bien el “boom& #8221; de los “commodities& #8221; ha llevado a un crecimiento en el corto plazo, la prosperidad por ciudadano se mantiene a niveles bajos, el desempleo persiste a pesar del r€ ápido crecimiento, y cerca del 60% de la poblaci€ ón rural vive por debajo de la l€ ínea de pobreza. La recuperaci€ ón de precios de los “commodities& #8221; desde su desplome ocurrido en el 2008 es ciertamente bienvenida, pero el verdadero trabajo para crear un futuro auspicioso para el Per€ ú reci€ én ha comenzado. El pa€ ís debe mejorar sustancialmente su competitividad o la econom€ ía no tendr€ á un crecimiento sostenido, no generar€ á empleos, ni mejorar€ á el nivel de vida de la poblaci€ ón. Si se contin€ úa dependiendo de los “commodities& #8221; como impulsadores de la econom€ ía, se acabar€ á en un callej€ ón sin salida. El Per€ ú debe, en lugar de ello, adoptar una estrategia econ€ ómica y social integral para lograr transformar la econom€ ía, bas€ ándose en las ventajas € únicas del pa€ ís. PROGRESO ECON€ ÓMICO Ninguna econom€ ía nacional puede avanzar sin estabilidad macroecon€ ómica, la cual crea condiciones de inversi€ ón tanto para empresas nacionales como para inversionistas extranjeros. El Per€ ú ha progresado bastante en su gesti€ ón macroecon€ ómica, incluyendo un fuerte compromiso para reducir la deuda p€ ública, lograr el equilibrio presupuestal y crear un fondo de estabilizaci€ ó n. Asimismo, el pa€ ís ha liderado a la regi€ ón en la apertura de la econom€ ía hacia el comercio y la inversi€ ón extranjera y en la protecci€ ón de inversionistas. Seg€ ún el Banco Mundial, el Per€ ú es el primer pa€ ís latinoamericano en protecci€ ón de inversi€ ón extranjera, lo cual ha generado un significativo incremento de flujos de capital en la econom€ ía, que han superado los US$6 mil millones tan solo en el a€ ño 2009. La estabilidad macroecon€ ómica del Per€ ú sigue siendo excesivamente dependiente de los “commodities& #8221;; de hecho, un tercio del ingreso fiscal proviene de fuentes relacionadas con estos.
  2. 2. El pa€ ís ha logrado adem€ ás importantes progresos en ciertas € áreas del € ámbito empresarial, particularmente con relaci€ ón a la solidez de sus bancos y mercados financieros, la protecci€ ón de los derechos civiles, la libertad empresarial y la propiedad privada. Asimismo, ha realizado algunas mejoras de infraestructura, incluyendo la Carretera Interoce€ ánica, cuyo fin es aumentar el volumen de comercio entre el Per€ ú, Brasil occidental y el norte de Bolivia. Una emergente clase media est€ á cada vez m€ ás consciente de la calidad de los productos y demanda altos est€ ándares en t€ érminos de servicios. RETOS M€ ÁS PROFUNDOS A pesar de este progreso, el pa€ ís sigue siendo muy poco competitivo en muchos campos, lo cual limitar€ á seriamente su capacidad para continuar creciendo econ€ ómicamente y, especialmente, de mejorar el nivel de vida de su poblaci€ ón. Las compa€ ñías peruanas tienen que asumir costos extremadamente altos para hacer negocios, desde lidiar con un sistema impositivo ineficiente y con la dificultad de hacer cumplir los contratos hasta enfrentar retos para contratar a sus trabajadores. La carga impositiva y las regulaciones laborales, por ejemplo, se encuentran entre las m€ ás pesadas del mundo: el pa€ ís figura en los puestos 135 y 158, respectivamente, seg€ ún la medici€ ón de la publicaci€ ón “Doing Business” del Banco Mundial. Si bien se ha logrado cierto progreso, los negocios peruanos se encuentran atados de pies y manos por la baja calidad de la infraestructura f€ ísica (aire, tierra y mar), as€ í como por un inadecuado suministro de electricidad y agua. El Gobierno del Per€ ú necesita invertir una mayor proporci€ ón de su PBI en infraestructura p€ ública, como tambi€ én deber€ ía alentar al sector privado para que tenga una mayor participaci€ ón en temas de infraestructura. El Per€ ú sufre adem€ ás de servicios p€ úblicos de baja calidad y de falta de independencia en el Gobierno. El sistema educativo est€ á quebrado. Sin una educaci€ ón y sin un sistema de capacitaci€ ón de mano de obra eficientes, los peruanos jam€ ás ser€ án capaces de lograr mejores salarios. En regiones pobres lidiar con la falta de educaci€ ón, salud y nutrici€ ón resulta especialmente urgente si se quiere reducir las disparidades en el desarrollo humano y crear oportunidades econ€ ómicas equitativas para todos los grupos socioecon€ ómicos. Adem€ ás de las debilidades relacionadas al capital humano, se invierte de manera insuficiente en ciencia y tecnolog€ ía. La corrupci€ ón sigue significando una importante desventaja para los negocios. Resulta esencial enfrentar la perversa corrupci€ ón en todos los niveles de gobierno si se aspira a un crecimiento empresarial m€ ás all€ á de la miner€ ía; asimismo, se debe contar con una eficiente inversi€ ón del capital de la naci€ ón y un gobierno eficaz. Igualmente importante resulta proteger de manera decidida los derechos de propiedad (tanto f€ ísica como intelectual) , algo esencial para impulsar la inversi€ ón y la innovaci€ ón. La estabilidad pol€ ítica del pa€ ís se ve desafiada por el crimen organizado en la forma del tr€ áfico de drogas y por el predominio de la delincuencia com€ ún. Las iniciativas de desarrollo a nivel sectorial deber€ án tener un rol protag€ ónico en la pol€ ítica econ€ ómica del pa€ ís con el fin de fomentar ese nuevo desarrollo econ€ ómico que se necesita de manera tan urgente. En lugar de escoger ganadores, el sector empresarial y el Gobierno deben colaborar para ayudar a crecer a todas las industrias existentes y emergentes en el Per€ ú, a trav€ és de regulaciones menos engorrosas, mejorando sus capacidades e impulsando su internacionalizaci€ ó n. Cada regi€ ón del Per€ ú necesita una estrategia clara para construir una
  3. 3. econom€ ía propia y € única basada en las fortalezas locales. La descentralizaci€ ó n y una mayor responsabilidad en el € ámbito local son el camino correcto para enfrentar las inequidades sociales y econ€ ómicas entre la sierra y la costa. Optimizar los v€ ínculos f€ ísicos a lo largo del pa€ ís mejorando la infraestructura log€ ística entre las diferentes regiones y elevar la capacidad de planeamiento, dise€ ño e implementaci€ ó n de pol€ íticas de desarrollo por parte de los gobiernos locales son pasos esenciales dentro de este proceso. El Per€ ú necesita fomentar relaciones m€ ás cercanas con sus vecinos para coordinar pol€ íticas de desarrollo econ€ ómico m€ ás all€ á de sus fronteras. En una regi€ ón que se consume en debates ideol€ ógicos sobre los beneficios de la integraci€ ón internacional, el Per€ ú est€ á posicionado para convertirse en el trampol€ ín de todas aquellas empresas sudamericanas que deseen acceder a los mercados norteamericanos y asi€ áticos. Por lo tanto, debe continuar con su agenda de liberalizaci€ ó n comercial, pero entendiendo que los acuerdos de libre comercio por s€ í solos no hacen que un pa€ ís sea competitivo. Los acuerdos de libre comercio generan oportunidades para que las compa€ ñías productivas logren acceder a otros mercados y para que las empresas extranjeras inviertan en el pa€ ís, pero esto solo ocurrir€ á si el Per€ ú puede ofrecer un ambiente competitivo para los negocios. ESTRATEGIA ECON€ÓMICA En estos tiempos de transici€ ón econ€ ómica, la prioridad nacional para el Per€ ú es crear e implementar una estrategia econ€ ómica nacional. La naci€ ón no puede resolver todos sus retos de competitividad de inmediato, pero deber€ ía crear una agenda estrat€ égica priorizada para la pr€ óxima d€ écada, que sea entendida por todas las partes de la sociedad y en relaci€ ón con la cual se pueda medir el progreso. Una estrategia econ€ ómica para el Per€ ú deber€ ía basarse en las fortalezas € únicas del pa€ ís, mientras enfrenta las dificultades que limitan su productividad. La naci€ ón no debe imitar las pol€ íticas de otros pa€ íses, sino crear su propio camino a seguir. El Per€ ú es un pa€ ís de gran potencial, pero se necesitar€ á una nueva relaci€ ón entre los sectores p€ úblico y privado para poder cumplir con esta promesa. La tarea del Gobierno es generar un entorno empresarial en el cual el sector privado pueda competir y prosperar. La comunidad empresarial, por su parte, deber€ á asumir un rol mucho m€ ás importante, dirigiendo y apoyando la mejora de la competitividad; la misma tarea tienen los sindicatos y universidades. La € única forma de crear un futuro m€ ás promisorio para todos los peruanos consiste en elevar la competitividad del Per€ ú. Con estabilidad, € ímpetu y una creciente confianza en s€ í mismo, este es el momento para que el Per€ ú enfrente el reto de la competitividad

×