Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Intolerancia al gluten

264 views

Published on

factores de intolerancia al gluten alumnos UdeO GUAMUCHIL

Published in: Health & Medicine
  • Reverse Gout Pain? Can you really fix gout naturally? Yes you can. Click here to see how ♥♥♥ http://t.cn/A67Do9lh
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

Intolerancia al gluten

  1. 1. FACTORES DESENCADENANTES DE LA INTOLERANCIA AL GLUTEN Y SU REPERCUSIÓN EN LA SALUD SEGÚN SU ETIOLOGÍA VANESSA G. LÓPEZ SOTO, LIZETH F. RÍOS SOTO, RISELA LEYVA GAXIOLA vaneytt@gmail.com, lfrs196@gmail.com, 02gaxley@gmail.com TOXICOLOGÍA, UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE UNIDAD GUAMÚCHIL 11 DE JULIO DE 2017 SALVADOR ALVARADO SINALOA, MÉXICO. INTRODUCCION En el mundo actual la incidencia de una malabsorción o digestibilidad del gluten ha ido en aumento afectando a un sinfín de adultos y niños, lo que anteriormente era considerada un problema digestivo hoy día se ha demostrado que además de factores digestivos incluyen factores inmunológicos, que no permiten la asimilación de esta proteína presente en los cereales, principalmente en trigo, cebada y centeno. Las complicaciones o enfermedades relacionadas a la proteína del gluten se pueden distinguir de acuerdo a la sintomatología y al factor que lo ocasiona. La enfermedad celiaca deteriora considerablemente la calidad de vida del individuo que la padece, aumentando la mortalidad de los mismos, la cual compromete una afección a nivel inmunológico y digestivo. El principal tratamiento utilizado para tratarla o aminorar los síntomas presentes es la exclusión del gluten en la dieta de manera permanente y estricta, sin la utilización de fármacos. Mientras que la intolerancia al gluten no es en sí una reacción alérgica ya que no existe la afección a nivel inmunológico, se trata de una reacción fisiológica anormal que se origina por una incompleta digestión de las proteínas del trigo. i ENFERMEDAD CELIACA La enfermedad celiaca (EC) se define como una afección caracterizada por la intolerancia a las proteínas del gluten (gliadinas, secalinas, hordeínas y, posiblemente, aveninas), que va de la mano con una atrofia severa de la mucosa del intestino delgado superior. ii Es una
  2. 2. Página 1 enfermedad crónica de enteropatía con un mecanismo inmunológico, que afecta principalmente al intestino delgado en niños y adultos, es originada por la ingestión de alimentos que contienen gluten. El gluten puede definirse como una masa proteica que resulta de lavar la masa del trigo para la eliminación del almidón. Está constituida principalmente por gliadina y gluteina, las cuales son proteínas de almacenamiento presentes en el trigo. Este está presente principalmente en cereales como el trigo, centeno y cebada, el cual ayuda dando la propiedad de horneado que se desea. iii Las presentaciones clínicas de la enfermedad celiaca difieren de acuerdo a la edad de presentación (Tabla1). Los síntomas intestinales y el retraso del crecimiento son frecuentes en los niños diagnosticados en los primeros años de vida. El desarrollo de la enfermedad anterior a la infancia presenta síntomas extraintestinales. La EC puede mantenerse sin síntomas clínicos aparentes al incluirse inicialmente el gluten en la dieta, pero aparece al mantenerse constantemente, incluso si es ingesta en pequeñas cantidades. PATOGENIA De acuerdo a estudios realizados sobre la patología de la EC consideran que esta es por una enfermedad inmunológica, Tabla1. Manifestaciones clínicas según la edad. combinada a su vez con factores genéticos y ambientales, los cuales tienen que estar presentes para el inicio de la enfermedad. Se ha encontrado una asociación entre los genes codificadores de moléculas HLA II o CMH (complejo mayor de histocompatibilidad) y la EC, en los aplotipos HLA- DR17 (DR3) (antígeno MHC Clase II que vincula al cromosoma 6). iv En las personas susceptibles, el contacto con unos determinantes antigénicos presentes en las proteínas de algunas familias de cereales (trigo, cebada, centeno) y ausentes en otras (arroz, maíz, soja), desarrollan una lesión mediada inmunológicamente, en la que
  3. 3. Página 2 intervienen tanto mecanismos de inmunidad innata, como de inmunidad adquirida. En el trigo estas fracciones “tóxicas” están presentes en las proteínas solubles en alcohol, que se conocen genéricamente como gluten, concepto que por extensión se suele aplicar a todos los desencadenantes del trastorno. En su variante más conocida, la lesión afecta a la mucosa intestinal, sobre todo la más proximal. v Algunas manifestaciones de la enfermedad son consecuencia de fenómenos inflamatorios e inmunológicos que tienen repercusión sistémica. La sintomatología o clínica en ocasiones se puede observar una afección digestiva mínima, presentándose en la piel como dermatitis herpetiforme. Para valorar el grado de lesión intestinal se utiliza la clasificación de Marsh, utilizando la de Oberhuber de las variantes que existen. MARCADORES GENÉTICOS El riesgo a padecer la EC tiene una fuerte asociación con algunas variantes alélicas de la región HLA-II (human leukocyte antigen) del complejo principal de histocompatibilidad, localizadas en el brazo corto del cromosoma 6. El 90% de los pacientes presenta el haplotipo HLADQ2 positivo, que codifica los genes DQA1*0501 y DQB1*0201, representados sólo en el 30% de los controles sanos. El 5-10% de celíacos con DQ2 negativo suele expresar alelos del haplotipo HLA- DQ8 (DQA1*0301 y DQB1*0302). Estos marcadores genéticos, también presentes en la población general, constituyen una condición necesaria, pero no suficiente, para padecer la EC. Aún queda una pequeña proporción de pacientes celíacos HLA-DQ2/DQ8 negativos (5-10%), cuyos genes de predisposición están fuera de la región HLA-II y son menos conocidos. Hay estudios de asociación del genoma completo en curso para conocer y ampliar los loci implicados en la predisposición a padecer la EC, y en la asociación de ésta con otras enfermedades (tabla 2). Tabla 2. Enfermedades asociadas a la EC.
  4. 4. Página 3 ¿ES EL GLUTEN EL GRAN AGENTE ETIOPATOGENICO DE ENFERMEDAD EN EL SIGLO XXI? Si a su vez el gluten es una glucoproteína formada por dos glucoproteínas, la gliadina y la gluteina. Está presente en algunos cereales de consumo habitual. Como son el trigo la cebada entre otros, en específico las personas estamos enfocadas en realizar una dieta que conlleve cereales como anteriormente se mencionó no obtiene síntomas de primera instancia y las personas lo consumimos trayendo con nosotros un sinfín de patologías relacionadas o atraídas por el simple consumo del gluten. En algunos alimentos esta como ingrediente esencial y en otros con menor disposición pero si eres intolerante debes saber que con la menor cantidad que consumas este no será digerido por el intestino delgado y te ocasionara algunos síntomas relacionados con diarrea y vómitos. Una de las enfermedades relacionadas con esta intolerancia son las patologías neurológicas el gluten puede causar daño neurológico a través de varios mecanismos: bien a través de una combinación de anticuerpos de reacción cruzada o por un mecanismo de toxicidad directa. Si bien si es un agente etiopatogènico de enfermedad ya que se asocia con dichas patologías una de ellas en afectación a los infantes trastorno de déficit de atención e hiperactividad, desde el comienzo a muy temprana edad los niños con esta patología crecen durante toda su vida solo para vivir controlados con su dieta habitual pero el desarrollo de ellos no es complejo, causa un gran daño en la población ya que las personas infantes son el futuro de nuestro crecimiento en el siglo XXI con el déficit de desarrollarse normalmente como niño sano, causando un mal funcionamiento intelectual. Esta es una de las problemáticas con mayor énfasis al no dejar que el individuo sobresalga en sus tareas neurológicas o neurobiológicas, como bien está también la esquizofrenia.vi Debemos saber diferenciar ente las alergias y la intolerancia un factor muy importante para asociar de qué patologías estamos hablando para así asociar los dichos signos de las enfermedades mencionadas, la alergia es una reacción del sistema inmunológico pero si bien se asocian estas dos la intolerancia no hay reacción en el sistema inmunológico pero si hipersensibilidad de la mucosa intestinal por gluten. Los síntomas relacionados pueden estar asociados ya que cuando tienes alguna de las dos pueden sufrir cambios epidemiológicos. Los factores muy importantes para tomar en cuenta que no debemos consumir el gluten son todas estas patologías responsables de los actos por el consumo.
  5. 5. Página 4 Es por ello que debemos aprender a leer etiquetados de los alimentos procesados ya que puede ser el gluten un ingrediente extra en la elaboración de alimentos. De acuerdo a la ley de estados unidos las etiquetas deben identificar en ingles los ocho principales alimentos alergénicos: huevos, pescado, mariscos, leche, maní, soya, nueces, trigo. Saber si se utiliza una proteína del trigo o derivada del trigo aun en cantidades pequeñas (colorantes, saborizantes, sazonadores) deben también identificarlos. Sin embargo esta ley no aplica para la cebada ni para el centeno razón por la cual usted debe siempre leer etiquetas de sus productos a consumir. Harinas y granos opcionales al trigo son: arroz, maíz, almidón de papa, tapioca, alforon, harina de arveja. Pero el mayor tratamiento para la enfermedad de celiacos o intolerancias al gluten debe ser evitar el consumo de estos en su dieta habitual de por vida.vii CLÌNICA La descripción más común en la enfermedad celiaca es relacionada son la de un síndrome de la malabsorción, que se desencadena poco tiempo después de la inclusión del gluten en la dieta, con diarrea crónica, abultamiento abdominal, edema y deterioro progresivo hasta la muerte. La mayor parte de los individuos que cursan con la enfermedad se muestran asintomáticos, lo cual desencadena una complicación debido a la disminución de la probabilidad de realizar un diagnóstico temprano que permita una mejoría del paciente cuando la enfermedad está iniciando. Por lo cual se debe prestar atención hasta en todos los detalles, como una anemia ferropénica aun cuando el examen en heces es negativo y no puede explicar una causa de la deficiencia de hierro. Otra es la osteopenia o la osteoporosis. En personas jóvenes suele aparecer aftas bucales, depresión o flatulencia, distención abdominal, y meteorismo, los cuales suelen ser asociados con síndrome de intestino irritable. viii De igual manera se pueden observar enfermedades que se asocian a la enfermedad celiaca. (Tabla 3). Según las últimas Guías de ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica y Nutrición) la sintomatología debe responder al retiro del gluten en la dieta y se distinguen actualmente 5 presentaciones: 1. Con síntomas y signos gastrointestinales, la cual representa la forma típica, que se acompaña de síndrome de malabsorción intestinal, aplanamiento de vellosidades y más frecuente en niños. 2. Con síntomas y signos extra intestinales, predominan manifestaciones que son
  6. 6. Página 5 consecuencia de un síndrome de malabsorción subclínico (anemia ferropénica, osteopenia u osteoporosis en jóvenes y mal desarrollo). Puede estar acompañadas de procesos autoinmunes diversos, infertilidad y alteraciones neuropsiquiátricas. 3. Silente, es identificada por la presencia de anticuerpos específicos (EMA y/o tTG), marcadores HLA (DQ2/DQ8), y biopsia de intestino delgado (de los grados 2- 4 en la escala de Marsh), sin presencia de manifestaciones clínicas que inclinen el diagnostico a EC. 4. Latente, se caracteriza por la presencia de marcadores genéticos compatibles HLA (DQ2/DQ8), sin presencia de enteropatía, son pacientes que fueron diagnosticados con EC en algún momento de su vida, respondieron de manera satisfactoria a la dieta sin gluten y que actualmente no presentan síntomas, sin presencia de anticuerpos e intestino delgado normal. 5. Potencial, se caracteriza por presencia de anticuerpos específicos y marcadores HLA compatibles, sin sintomatología ni anormalidades en intestino. Actualmente se han reconocido cuadros aunados a la EC, como la sensibilidad al gluten y la alergia al trigo. Donde se entiende por sensibilidad al gluten como un grupo de reacciones relacionadas a la inclusión de gluten en la dieta, sin mostrar cuadros alergénicos o autoinmunes, y una biopsia duodenal normal. Mostrando una desregulación inmune, con una disminución de la acción de los linfocitos T reguladores y un aumento de los marcadores de inmunidad innata. Mientras que la alergia al trigo es una reacción adversa de origen inmunológico, causada por las proteínas contenidas en el trigo, sin fenómenos autoinmunitarios. Las vías de intoxicación por las cuales el individuo entra en contacto con el alérgeno pueden ser; cutáneas, digestivas o respiratorias. Mostrando un cuadro clínico con síntomas cutáneos, gastrointestinales y respiratorios, continuamente caracterizado por una acción inmediata frente al contacto con el trigo, que van de la mano con una prueba cutánea positiva para el trigo y aumento de la IgE especifica.ix PREVALENCIA E INCIDENCIA El número de casos presentes en una población es de 1% a nivel mundial, demostrando una variabilidad de acuerdo al país. En un estudio multicentrico realizado en Europa se demostró una prevalencia de entre un 2% en Finlandia y un 0.3% en Alemania. De acuerdo a estudios llevados a cabo en América del Norte y Europa se ha encontrado que el número de nuevos casos de EC ha aumentado. La prevalencia de la EC
  7. 7. Página 6 según expertos es como un iceberg donde la punta del mismo refleja el número de casos diagnosticados y lo que se encuentra bajo el agua es el número de casos que se encuentran sin diagnosticar. El aumento en la prevalencia de la EC se ha explicado mediante varias razones, como el conocimiento actual sobre la clínica que se presenta, tanto como las clásicas como las clínicas atípicas del trastorno. Un estudio realizado por Fasano y col. En 2003 encontró algunos factores de la prevalencia de la EC:  Familiares de primer grado en riesgo: 1 de cada 10  Familiares de segundo grado en riesgo 1 de cada 39  Pacientes sintomáticos en riesgo: 1 de cada 56  Los grupos que no están en riesgo: 1 de cada 100 ETNIA Anteriormente en los primeros estudios realizados sobre la enfermedad celiaca la consideraban una enfermedad de origen caucásico, que se daba principalmente en Europa y América del Norte. Sin embargo otros estudios demostraron una similitud entre la prevalencia en los países de todo el mundo, demostrando una presencia de en individuos de origen amerindio o afro- americano. x DIAGNOSTICO El diagnóstico de la enfermedad celíaca sólo se puede confirmar si se demuestra la presencia de una lesión típica en la mucosa de intestino delgado (figura 1) lesión que mejora hasta prácticamente desaparecer si se elimina el gluten de la dieta. Para el diagnostico tanto de la EC como de la alergia al trigo si se trata de un paciente pediátrico explicar a los padres que la alergia puede ser temporal mientras que la EC es crónica e irreversible. xi Figura 1. Microvellosidades del intestino delgado atrofiadas por EC.
  8. 8. Página 7 COMO DETECTAR LA ENFERMEDAD CELIACA EN INFANTES La celiaquía en cuestión se caracteriza por presentar síntomas muy diversos que a menudo son confundidos con otras patologías o que pueden incluso pasar desapercibidos. Si bien el cuerpo rechaza el gluten produciendo daños en las vellosidades del intestino delgado, estas son las proyecciones encargadas de absorber correctamente los nutrientes y en este caso no son absorbidos de manera referente. Es una forma anormal de poder tolerar esta proteína en el intestino en el caso de las intolerancias lo que se produce es un rechazo que si bien es mucho más leve que una alergia pero puede dar lugar a otras enfermedades. Así mismo en el caso de la intolerancia al gluten deben de jugar un papel hereditario y una combinación de factores ambientales, los antecedentes familiares de celiaquía aumentan el riesgo de padecer este tipo de intolerancia. También como factor ambiental es destacable el hecho de que el gluten está mucho más presente en nuestra dieta. Los seres humanos siempre hemos consumido cereales y derivados como el pan, lo cierto es que hoy en día el gluten está presente en muchos alimentos procesados, incluso en aquellos que no se derivan de un cereal a simple vista.xii Los síntomas de la intolerancia al gluten en niños: son muy variados y pueden comenzar en cualquier momento de la vida. Hay casos en lo que la intolerancia se detecta en edad muy temprana ya que en las fórmulas lácteas también son elaboradas o añadidas este tipo de proteínas en general los síntomas más presentes son nauseas, vómitos, diarreas, estreñimiento gases y cólicos, dolor e hinchazón de barriga, pérdida de peso, retraso del crecimiento, cansancio extremo, anemia, irritabilidad, eccemas en la piel, falta de energía y aftas bucales. Diagnosticar la celiaquía en niños es muy complicado ya que no existe síntoma o estos no son los habituales, se comienza el diagnostico con exámenes de sangre para comprobar si existen anticuerpos del gluten y en caso de ser positivo se realiza una biopsia. Cuando este resulta intolerante se recomienda una dieta 100% libre de gluten durante toda la vida.xiii TRATAMIENTO La parte esencial del tratamiento es eliminar el gluten de la dieta, es decir eliminar aquellos alimentos que contengan trigo, cebada o centeno. En la práctica, conviene eliminar también los productos con avena, porque muchas veces están contaminados con trigo, aunque se ha demostrado que la avena por sí misma no es dañina. Existe un sinfín de alimentos que se encuentran
  9. 9. Página 8 marcados con la leyenda “libre de gluten” o “gluten free” que pueden ser precursores para un mejoramiento o disminución de los síntomas de los individuos celiacos. xiv Hasta el día de hoy ningún estudio ha demostrado que la EC pueda ser prevenida, pero se ha demostrado que la inclusión del gluten en la dieta cuando aún se mantiene la lactancia en el lactante, la probabilidad de presentar EC se reduce a la mitad. De acuerdo a la ESPGHAN se recomienda la inclusión del gluten entre los 4 y 7 meses de edad. El tratamiento de la alergia al trigo consiste en una dieta estricta de eliminación de alimentos que contengan trigo. La demostración de la presencia de IgE contra antígenos del trigo, en ausencia de síntomas asociados directamente a la exposición, no justifica la indicación de dieta de eliminación ni otras técnicas terapéuticas. xv Si el cumplimiento con la dieta es estricto se ha comprobado que en 10 años el riesgo de enfermedades neoplásicas y probablemente también de enfermedades autoinmunes es similar al de la población en general. Es por ende una relación muy específica con la ayuda de un médico general o la ayuda del nutriólogo se logrará encontrar la facilidad de adoptar una alimentación de una manera diferente no tan estricta adaptada a las necesidades y alcances de cada individuo pero balanceadas y sin la apertura del riesgo de consumir el gluten.xvi RECOMENDACIONES NUTRICIONALES La dieta sin gluten debe basarse, fundamentalmente, en alimentos naturales que no contienen gluten: leche, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, legumbres y los cereales permitidos: maíz, arroz, mijo y sorgo, combinándolos entre si de forma variada y equilibrada. El consumo de productos manufacturados conlleva asumir riesgos potenciales, ya que al haber sido manipulados, la garantía de que no contengan gluten es más difícil de establecer. Elimine de su lista de la compra todos los productos que no lleven etiqueta. El fabricante está obligado a indicar la presencia de cualquier sustancia que pueda causar alergia, sea cual sea su proporción. En la actualidad podemos encontrar en el mercado una amplia variedad de productos especiales “sin gluten”. Se eliminará de la dieta cualquier producto que lleve como ingrediente: trigo, cebada, centeno, avena y triticale (híbrido de trigo y centeno). TRASTORNOS RELACIONADOS CON EL GLUTEN SENSIBILIDAD AL GLUTEN NO CELIACA (SGNC) La sensibilidad al gluten no celiaca se caracteriza por uno o varios variantes
  10. 10. Página 9 dl sistema inmunológico, morfológicas o de manifestaciones sintomáticas desencadenadas por la ingesta de gluten y una vez ya excluida la EC. Los pacientes que padecen SGNC no padecen de EC pero ellos si suelen presentar sintomatología similar, los cuales se presentan después de consumir alimentos con gluten y estos desaparecen con una dieta libre de gluten. A diferencia de la EC, la SGNC puede mostrar signos de una respuesta inmune innata activada, pero sin datos de enteropatía, elevaciones en tTG, EMA o anticuerpos DGP, y el aumento de permeabilidad de la mucosa característica de EC. La epidemiologia no es exacta pero se dice que aproximadamente su prevalencia es del 6% a diferencia de la EC esta es más común en adultos (rango 17-63 años). La SGNC parece estar asociada principalmente con la activación de la respuesta inmune innata. La expresión del marcador de inmunidad innata Toll-like receptor (TLR) 2 se incrementa considerablemente en la mucosa intestinal de los pacientes con SGNC en comparación con los pacientes que tienen la EC y control de los individuos. Por otra parte, los pacientes con sensibilidad al gluten tuvieron mayor expresión de TLR1 y TLR4 a nivel de la mucosa que los pacientes con celiaquía o sujetos control. Además, los marcadores de la respuesta inmune adaptativa, incluyendo IL-6, T-helper-1 de citocinas IFN-γ, IL-17 e IL-21, se encuentran aumentados en la enfermedad celíaca, pero no en la SGNC. Otro factor que es probable que esté involucrado en la patogenia de la SGNC se refiere a los cambios ocasionados en la barrera epitelial de la mucosa del intestino delgado. En el estudio de Sapone et al. Se observa que los pacientes con SGNC no tenían cambios en la permeabilidad de la mucosa intestinal tal como se evaluó mediante la prueba de lactulosa manito xvii La SGNC no parece presentar una mayor asociación con enfermedades autoinmunes. Volta et al estudiaron la presencia de SGNC en un grupo de 78 familiares de primer grado de pacientes celiacos, observando esta entidad en 10 de ellos (12,8%). Sin embargo, ninguno de los familiares desarrollo una diabetes mellitus y solo 1(1,3%) presentó una tiroiditis autoinmune. Respecto al riesgo de aparición de complicaciones a largo plazo como el linfoma intestinal u otras neoplasias gastrointestinales no se han descrito ningún caso, aunque aún está por determinar en un mayor número de individuos. xviii La manera en que se diagnostica la sensibilidad al gluten no celiaca es mediante una evaluación precisa de las características clínicas, la retirada del gluten se asocia con una mejora dramática o incluso la desaparición
  11. 11. Página 10 de los síntomas intestinales y extraintestinales. Se debe obtener una biopsia intestinal en todos los pacientes con sospecha de SGNC mientras están consumiendo una dieta que contiene gluten, para excluir la presencia de la EC. Alrededor del 60% de los pacientes con sensibilidad al gluten tienen una mucosa intestinal normal (Marsh 0). El 40% restante de los pacientes tienen un leve aumento en el número de los linfocitos intraepiteliales (enteritis linfocítica o grado I de la clasificación de Marsh). Sin embargo, las lesiones de grado I se producen en una amplia gama de patologías, no solo en trastornos relacionados con el gluten como infecciones intestinales (bacterianas, virales y parasitaria), enfermedad inflamatoria intestinal, la infección por Helicobacter pylori, la intolerancia a la lactosa, alergias a los alimentos, consumo de AINES y la inmunodeficiencia variable común. En la enteritis linfocítica puede ayudar a diferenciar ambas entidades la presencia de linfocitos γδ mediante citometría de flujo, el deposito subepitelial de anticuerpos antitransglutaminasa Ig A en la biopsia duodenal mediante inmunofluorescencia o la detección mediante inmunohistoquímica del marcador FOXp3 en los linfocitos de la lámina propia. ALERGIA AL TRIGO La alergia al trigo (AT) se define como una reacción inmunológica adversa al trigo. El trigo es uno de los ocho alérgenos alimentarias mediadas por IgE más comunes en los EE.UU. A nivel mundial, AT afecta a entre el 0,5% y el 9% de la población. La respuesta clínica a la sensibilización de trigo varía en función de la forma de exposición y la respuesta inmune provocada. xix En la AT ocurre una sensibilización alergénica ligada a la Ig E; inicialmente sucede el paso del trigo a lo largo de la mucosa intestinal, que origina la presentación de los antígenos por las células presentadoras de antígenos. Estas provocan la activación de los linfocitos T con predominio de respuesta inmune Th2. Se origina una cooperación entre los linfocitos T y B, que inducen la síntesis de Ig E específicas al trigo y produciendo la activación de los eosinófilos. Posteriormente se fija las Ig E específicas a los mastocitos de los órganos diana (piel, bronquios, intestino delgado). Finalmente, tras un segundo contacto con el alérgeno se induce la liberación de los mediadores mastocitarios (histamina, Factor activador de plaquetas, serotonina, proteasas neutras, heparina, ácido hialurónico y diversas prostaglandinas, leucotrienos y citoquinas) que son el origen de los diversos signos clínicos que generalmente, se presenta con
  12. 12. Página 11 síntomas inmediatos de urticaria, obstrucción bronquial, náuseas o molestias gastrointestinales. La precisión diagnóstica de las pruebas de diagnósticas de AT en niños y adultos es imperfecta. Las pruebas disponibles actuales incluyen la detección de IgE específica de trigo sérica (RAST), pruebas de punción cutánea (skin prick test), Patch testing y pruebas de exposición oral al alérgeno. Majamaa et al. Para mostrar cual era el diagnóstico más aceptable se realizó un estudio con una muestra de 39 niños menores de 2 años de edad con sospecha de AT. De los 22 niños que dieron positivo para la AT a través de la provocación oral, el 23% desarrolló una reacción de tipo inmediato. Los 77% desarrollaron reacciones de aparición tardía restantes tales como eczema o diarrea. En los pacientes que dieron positivo a la provocación oral, el 20% dio positivo a través de la prueba RAST, el 23% dio positivo a través skin prick test y el 86% dio positivo a través de Patch testing. A pesar de Patch testing siendo la medida más sensible en este grupo de edad, la especificidad es del 35%, bastante inferior a la especificidad de skin prick test y RAST, que era del 93% y 100%, respectivamente. CONCLUSION Las proteínas del gluten y las vinculadas al gluten presentes en el trigo, centeno y cebada constituyen los antígenos externos causales de la enfermedad celíaca. La intolerancia al gluten es una enfermedad crónica de enteropatía con un mecanismo inmunológico, que afecta principalmente al intestino delgado en niños y adultos, es originada por la ingestión de alimentos que contienen gluten. Se asocia con un sinfín de daños neurológicos y enfermedades no aptas para el organismo del cuerpo, en niños causa un daño irradiar en el coeficiente intelectual es por ello que se recomienda tener el habito de la lectura de etiquetados en los productos que van a consumir. Consultar un nutriólogo como ayuda dietética siempre recordando que es su buena alimentación que lo llevara a desarrollarse de manera intelectual ya que el 100% de su dieta habitual es el quitar el gluten y llevarlo así de por vida este te asesorara los alimentos que puedes consumir y si bien te dará a conocer que una dieta se puede adaptar para tus necesidades y mejorar tu calidad de vida.
  13. 13. Página 12 BIBLIOGRAFÍA i Araya, M. Bascuñán, K. (2014). Enfermedad celiaca. Una mirada actual. Revista chilena de pediatría.85(6).pp1 ii Polanco I. Ribes C. Enfermedad celiaca. Hospital Infantil Universitario La Fe. Valencia. Pp37. iii Bai J. Fried M. (2012). Enfermedad Celiaca. Guías Mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología. Pp3. iv Polanco I. Ribes C. Enfermedad celiaca. Hospital Infantil Universitario La Fe. Valencia. Pp37. v Gomollòn F. Enfermedad celìaca (sensibilidad al gluten). Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Pp332. vi Araya, M. Bascuñán K. (2014). Enfermedad celíaca. Una mirada actual. Revista chilena de pediatría, 85(6),pp.658 vii M.ismael, g.elena. (2014). ¿Es el gluten un gran agente etiopatogenico en el siglo xxi? viii Gomollòn F. Enfermedad celìaca (sensibilidad al gluten). Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Pp333. ix Araya, M. Bascuñán, K. (2014). Enfermedad celiaca. Una mirada actual. Revista chilena de pediatría.85(6).pp1 x Bai J. Fried M. (2012). Enfermedad Celiaca. Guías Mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología. Pp5-6. xi Gomollòn F. Enfermedad celíaca (sensibilidad al gluten). Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Pp334-338. xii Polanco I. Ribes C. Enfermedad celiaca. Hospital Infantil Universitario La Fe. Valencia. Pp40. xiii Joseph W. Reardon. (2008). Intolerancia al gluten. North Carolina Department of Agriculture and Consumer Services Food and Drug xiv Gomollòn F. Enfermedad celíaca (sensibilidad al gluten). Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Pp334-338. xv Araya, M. Bascuñán, K. (2014). Enfermedad celiaca. Una mirada actual. Revista chilena de pediatría.85(6).pp1 xvi Bai J. Fried M. (2012). Enfermedad Celiaca. Guías Mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología. Pp10. xvii Vaquero L., Alavarez A., Rodríguez L., Aparicio M., Jorquera F., Olcoz J., Vivas S. (2015). Revisión de las patologías relacionadas con la ingesta de gluten. Nutrición hospitalaria. vol.31 (6). Pp 2363. xviii Vaquero L., Alavarez A., Rodríguez L., Aparicio M., Jorquera F., Olcoz J., Vivas S. (2015). Revisión de las patologías relacionadas con la ingesta de gluten. Nutrición hospitalaria. vol.31 (6). Pp 2365. xix Vaquero L., Alavarez A., Rodríguez L., Aparicio M., Jorquera F., Olcoz J., Vivas S. (2015). Revisión de las patologías relacionadas con la ingesta de gluten. Nutrición hospitalaria. vol.31 (6). Pp 2366.

×