Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Orígenes de la mitología

2,806 views

Published on

Presentación sobre los orígenes de la Mitología Clásica a través de cuadros del Museo del Prado.

Published in: Education, Travel, Business
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Orígenes de la mitología

  1. 1. ORÍGENES DE LA MITOLOGÍA CLÁSICA
  2. 2. Introducción Mitología clásica: conjunto de leyendas que componen el rico mundo de griegos y romanos.
  3. 3. COSMOGONÍA Y TEOGONÍA: El mito de la sucesión (I) Según Hesiodo, al principio de todo sólo existía el CAOS. Después GEA (la tierra) y EROS (el amor). De Gea nació URANO. De la unión de Gea y Urano nacieron los TITANES, LOS CÍCLOPES Y LOS HECATÓNQUIROS. Urano, temeroso de su descendencia, los encerraba en las profundidades de la tierra, hasta que CRONO o SATURNO, armado con una hoz, segara los genitales de su padre y los lanzara al mar. De allí surgió AFRODITA. Hesiodo, Teogonía, Mito de la castración de Urano: “Salió del mar la augusta y bella diosa, y bajo sus delicados pies crecía la hierba en torno. Afrodita la llaman los dioses y hombres, porque nació en medio de la espuma, y también Citerea, porque se dirigió a El nacimiento de Venus, Cornelio de Vos
  4. 4. COSMOGONÍA Y TEOGONÍA: El mito de la sucesión (II) A Afrodita suelen acompañarla una corte de Amorcillos y también sus tres compañeras, LAS GRACIAS, tres hermosas muchachas abrazadas entre sí que simbolizan el lado placentero de la vida humana. Las Tres Gracias, Rubens
  5. 5. COSMOGONÍA Y TEOGONÍA: El mito de la sucesión (III) Crono(Saturno) se unió con Rea, pero como Gea y Urano le habían profetizado que sería depuesto por un hijo suyo, devoraba a su prole al nacer. Hesiodo, Teogonía, Hijos de Rea y Crono: “A los primeros se los tragó el poderoso Cronos según iban viniendo a sus rodillas desde el sagrado vientre de su madre, conduciéndose así para que ningún otro de los ilustres descendientes de Urano tuviera dignidad real entre los Inmortales. Pues sabía por Gea y el estrellado Urano que era su destino sucumbir a manos de su propio hijo, por poderoso que fuera, víctima de los planes del gran Zeus. Por ello no tenía descuidada la vigilancia, sino que, siempre al acecho, se iba tragando a sus hijos; y Rea sufría terriblemente.”Saturno devorando a su hijo, Saturno devorando a un hijo,
  6. 6. COSMOGONÍA Y TEOGONÍA: El mito de la sucesión (IV) Rea consiguió burlar su vigilancia y esconder al último de los hijos hasta que creció. Este hijo fue ZEUS o JÚPITER Cuando Zeus se hizo adulto, pidió ayuda a Metis, que le proporcionó un bebedizo que hizo vomitar a Crono los hijos que había devorado. Ayudado por ellos, lucha contra Crono y los Titanes, en la TITANOMAQUIA. Apolodoro, Biblioteca, I, 1-2 Cuando Zeus se hizo adulto, pidió ayuda a Metis, hija de Océano, la cual con un bebedizo obligó a Crono a vomitar primero la piedra y luego los hijos que había devorado; Zeus, auxiliado por ellos, hizo la guerra contra Crono y los Titanes. Después de combatir diez años, Gea vaticinó a Zeus la victoria si se aliaba con los arrojados al Tártaro. Él, tras matar a Campe, la guardiana, desató sus ligaduras. Entonces los cíclopes entregaron a Zeus el trueno, el relámpago y el rayo, a Plutón el yelmo y a Posidón el tridente. Así armados vencieron a los Titanes y los encerraron en el Tártaro dejando como guardianes a los Hecatonquires. Echaron a suertes el poder y Zeus obtuvo el dominio del cielo, Posidón el del mar y Plutón el del Hades. La derrota de los Titanes, J.P.Gowy
  7. 7. COSMOGONÍA Y TEOGONÍA: El mito de la sucesión (V) Tras su victoria, Zeus se reparte el imperio del Universo con Poseidón y Hades, que reciben respectivamente el mar y el mundo subterráneo, reservándose él el cielo. Sin embargo, debe hacer frente a otros enemigos, los Gigantes, enviados por su madre Gea. En la GIGANTOMAQUIA participan Zeus, Poseidón, Hefesto y Atenea. Apolodoro, Biblioteca, I, 6 “Gea, irritada a causa de los titanes, procrea con Urano a los Gigantes, insuperables por su tamaño e invencibles por su fuerza, que mostraban temible aspecto, con espesa pelambre pendiente de la cabeza y el mentón, y escamas de dragón como pies.” El Olimpo: La batalla con los Gigantes, F. Bayeu
  8. 8. ANTROPOGONÍA (I) Cuando Crono reinaba, PROMETEO creó a los hombres, modelándolos con agua y tierra. Prometeo desafió a Zeus robando del carro del fuego una partícula de fuego y entregándosela a los hombres. Júpiter le castigó encadenándole a la cumbre del Cáucaso, donde un águila le devoraba por el día el hígado que renacía por la noche. Apolodoro, Biblioteca, I, 7 “Prometeo modeló a los hombres con agua y tierra y les dio además el fuego, oculto en una caña, sin conocimiento de Zeus. Pero cuando éste lo supo, ordenó a Hefesto que sujetara su cuerpo con clavos en el Cáucaso; este es un monte de Escitia. Prometeo estuvo allí encadenado muchos años; cada día un águila abatiéndose sobre él devoraba los lóbulos de su hígado, que se rehacía durante la noche. Prometeo sufrió este castigo por robar el fuego, hasta que más tarde Heracles lo liberó, como mostraremos al tratar de Prometeo trayendo el fuego, Cossiers
  9. 9. ANTROPOGONÍA (II) Uno de los hijos de Prometeo fue Deucalión. Cuando Zeus decidió destruir la raza humana, DEUCALIÓN y PIRRA se salvaron en un arca. Apolodoro, Biblioteca, I, 7-2 Hijo de Prometeo fue Deucalión. Éste, que reinaba en la región cercana a Ftía, se casó con Pirra, hija de Epimeteo y Pandora, la primera mujer modelada por los dioses. Cuando Zeus decidió destruir la raza de bronce, Deucalión, por consejo de Prometeo, construyó un arca y poniendo dentro todo lo necesario se embarcó en ella con Pirra. Zeus, con abundante lluvia derramada desde el cielo, inundó la mayor parte de la Hélade, de modo que perecieron todos los hombres excepto unos pocos que huyeron a las elevadas montañas de las cercanías. Entonces se separaron las montañas de Tesalia, y todo lo que rodeaba el Istmoy el Peloponeso quedó sumergido. Deucalión, llevado en el arca a través del mar nueve días y otras tantas noches, arribó al Parnaso, y allí, cuando cesaron las lluvias, desembarcó y ofreció un sacrificio a Zeus Fixio. Por mediación de Hermes, Zeus le concedió lo que quisiera y él eligió que hubiera hombres. Ante el asentimiento de Zeus, cogió piedras y las arrojó por encima de su cabeza, y las que arrojó Deucalión se hicieron varones y las que arrojó Pirra, mujeres. Por eso la gente se llama metafóricamente así: laos, de laas, piedra.Deucalion y Pirra, Rubens

×