Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Comentarios a la conferencia sobre confianza y respeto en el entorno laboral

424 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Comentarios a la conferencia sobre confianza y respeto en el entorno laboral

  1. 1. EL RESPETO Y LA CONFIANZA EN EL ENTORNO LABORAL El pasado martes, 23 de Octubre, asistí a la Conferencia que se titulaba “Respetoy confianza en el entorno laboral” y cuyo ponente era D. Carlos Grolimund. La conferencia tuvo lugar en el Salón de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Sitio que ya conocía y que me parece precioso y muy céntrico, por estar al principio de la calle Serrano. Hace unos cuantos años que conozco a Carlos. Siempre me pareció un hombre callado, discreto y hasta algo tímido. También tengo que decir “en su descargo” que, cuando su mujer y yo nos ponemos a hablar y él está con nosotras…sólo puede hablar aprovechando los intersticios de nuestras respiraciones…El caso esque cuando me enteré de que sería ponente de una conferencia me asombré.Simplemente no me lo imaginaba desarrollando un tema él sólo tanto tiempo y meintrigaba mucho el resultado. Me sorprendió y me encantó. ¡No se puede ser maruja! Cada vez que me sale elramalazo, me lo trago. En esta ocasión me encantó comérmelo. No solo estuvoestupendo, sino que fue una charla muy amena y a ratos hasta divertida. Ademásversaba sobre un tema interesantísimo que, parece que todos sabemos utilizar conmás o menos garbo, pero a la larga todos volvemos trasquilados. Siempre nos quejamos de que tal o cual persona no nos respeta, que fulano nonos tiene en cuenta y que con mengano no se puede dialogar… Os suena la música¿verdad?. Por supuesto que nosotros nunca tenemos la culpa… ¡faltaría más! Sihablamos con concisión y claridad y además procuramos tener razón… La verdad es que si nos saliéramos un poco de nosotros mismos y nospusiéramos “en frente” para tener una perspectiva un poco más alejada de nuestrocentro y con un mayor acercamiento a nuestro interlocutor… muchas veces la visióncambiaría bastante y, por supuesto, también nuestros argumentos. Cuando empecé esta pequeña reseña me parecía que su elaboración iba a sersencillísima… Pues no lo es tanto y voy a tratar de confesaros el por qué. No lo estoy tomando de una manera objetiva. Es difícil. Todos recordamossituaciones que emocionalmente nos desbordan, obligándonos a tomar posicionesconfusas, la mayoría de las veces con una falta total de realismo. Me voy a intentarceñir a las palabras de nuestro ponente, haciéndolo con la mayor objetividad posible.Cosa que es casi imposible porque cuando uno se manifiesta ya está dando su puntode vista…. En fin, no me hagáis caso que me estoy liando….
  2. 2. Respetar es atender y escuchar las ideas de otro. Luego podemos estar deacuerdo o totalmente en desacuerdo, pero al menos le hemos escuchado y respetado.Parece fácil ¿verdad? Pues no es tan sencillo, porque estamos llenos de prejuicios,que son eso: pre-juicios, o lo que es lo mismo: juzgar antes de escuchar. (Cosa que atodos se nos da de maravilla). Si algo detesta el ser humano (y a medida que vamos avanzando en edad,tendemos a ser cada vez menos flexibles) es el cambio. Cualquier cambio. Cualquiernueva modalidad nos saca de quicio, si no está acompañada de razones de peso quela sustenten. Bien entendido que ese “peso” tiene que coincidir con lo que nosotrospensamos de él. Hasta ahora todo de lo que he hablado es de obviedades; pero… si todo ello lotrasladamos a nuestro trabajo…. La cosa cambia ¿verdad?. ¿Quién no ha tenido un jefe … seamos buenos y llamémosle difícil? (estoypensando concretamente en uno mío y por eso se me dan muy bien los eufemismos).Nuestro jefe es bastante desconsiderado. Nos dice las cosas desde “las alturas”, porsupuesto que sin ningún respeto y provocando unos cambios en la organización tanconsiderables que nos es casi imposible digerir… Ahora seamos realistas. ¿Cuántas veces nos informaron desde la Dirección, odesde Personal, que tal o cual norma cambiaría desde el mes pasado; o que talDirector se marcharía a Sevilla y que la Sra. Citana ascendería a Subdirectora deárea…? Pero como no nos gustan demasiado estos cambios y además parten de unasola dirección (de arriba a abajo) y no se ha contado con nosotros… que dicho sea depaso somos tan importantes…. Pues morros y trabas en todos los sentidos (de abajo aarriba y al contrario….) ¡Así vamos mal! y nosotros (los de abajo) somos los únicos que vamos a perder(al menos mucho más que los que están en “El Parnaso”). De todas formas, según nuestro ponente, estamos haciéndolo mal todos losactores involucrados en el proceso. Nuestros jefes, porque no nos saben mostrar loscambios y las decisiones a las que la empresa ha llegado, con un cierto respeto y unaexplicación lo suficientemente razonada para poder ver las ventajas que dichoscambios pueden reportar, tanto a la Organización, como a sus empleados (es decir,nosotros); y nosotros porque nos atrincheramos en “el grupo” y las posibles salidas detono y protestas varias, antes de ni siquiera ponernos a analizar mínimamente qué eslo que quieren que hagamos. Tengo que reconocer que el que tiene “la sartén por el mango” tiene una ciertatendencia a utilizarla en su beneficio, con una clara inclinación al abuso en ciertosmomentos. Pero también me gustaría dejar de manifiesto que si nosotros nosponemos a la misma altura… Somos tan culpables y sobre todo, tan estúpidos comolos primeros. Creo que si miramos la situación, cualquiera que esta sea, con ciertadistancia y siguiendo las indicaciones que nuestro conferenciante nos intentatransmitir, ganaremos –no sólo en nuestra vida profesional- sino en nuestra vidapersonal que, en definitiva, es lo que más debe de importarnos. Me diréis que todo lo que estoy diciendo no refleja, ni por un momento, laconferencia de la cual os estoy hablando. Bueno. La verdad es que la presentaciónde la misma es tan buena, tan aclaratoria; que prefiero que la leáis y la interioricéis.No vale de nada que yo os de al voleo tal o cual frase, porque todas me parecieronsoberbias. Es una presentación concisa y muy aclaratoria. Creo que nos hace falta
  3. 3. leerla varias veces a todos y cada uno de nosotros. Sólo me voy a permitir dejarreflejadas dos frases, que son como pequeños pensamientos que tendríamos quetener muy presentes cuando nos dirijamos a cualquier persona La clave para tratar a la gente es utilizar el respeto y éste sólo se consigue siantes hemos respetado a los demás. Para que la crítica constructiva surta efecto, antes tenemos que tener y gozar deconfianza, tanto de nosotros hacia los demás, como en sentido contrario. Aún con toda la verborrea que acabo de emplear en hablaros de esta interesanteconferencia, me han quedado muchas cosas en el tintero. La presentación delponente nos habla de diferentes hipótesis que podemos observar, de distintosconflictos por los que podemos pasar a la hora de enfrentarnos con los cambios. Noshabla de cómo afrontar los problemas que pueden surgirnos y de sus diferentesramificaciones; de cuál es la manera para decidirnos por las diferentes vías parasolucionarlo y hasta de una leyenda preciosa del Rey Arturo, que no voy a desvelarosporque es lo suficientemente bonita para que la leáis entera. No quiero explicarme más, porque de la mejor forma que me podéis entender essi miráis y analizáis pormenorizadamente las diapositivas de la presentación queASPM pondrá a vuestra disposición en la web. Adicionalmente, el conferenciante nos recomendó la lectura de “Gestión deincompetentes” y “El japonés que estrelló un tren para ganar tiempo”, ambos delescritor Carlos Ginebra. Bueno…. La teoría está más o menos explicada. Ahora sólo me queda ponerla enpráctica… ¡Casi nada! Posiblemente eso pueda muy bien ser tema de otro artículo. Espero haberos interesado lo suficiente en un tema tan prioritario para llevar acabo unas relaciones humanas plenas y satisfactorias. Gloria Martínez Gutiérrez Socia nº 272 Octubre 2012

×