Periodistas24

1,618 views
1,499 views

Published on

Número 24 de la revista "Periodistas", de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España.

Published in: Career
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,618
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Periodistas24

  1. 1. PeriodistasREVISTA DE LA FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE PERIODISTAS DE ESPAÑA. FAPE Nº24 PRIMAVERA 2011Reportaje. ¡Que paren las rotativas!Entrevistas. Anthony Smith y Philip MeyerCara a cara. Ardillas y dinosauriosTribuna. Ramón SalaverríaOpinión. Miguel Ángel LisoNOTICIAS: CONGRESO SOBRE EL FUTURO DEL PERIODISMOFAPE: LXX ASAMBLEA GENERALGENERACIONES: GERVASIO SÁNCHEZ Y MÓNICA BERNABÉ www.fape.es
  2. 2. EDITA: FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE PERIODISTAS DE ESPAÑA (FAPE) TEL. 91 360 58 24 JUNTA DIRECTIVA PRESIDENTA: ELSA GONZÁLEZ DÍAZ VICEPRESIDENTES: NEMESIO RODRÍGUEZ CAMINO IBARZ GIL AURELIO MARTÍN SECRETARIO GENERAL: CARLOS SANZ ESTABLÉS VICESECRETARIO GENERAL: 30 Sumario ALFONSO SÁNCHEZ TESORERA: MARÍA JESÚS CHAO VOCALES: ABETA CHAS, JOAQUÍN CLEMENTE MARÍA ÁNGELES SAMPERIO LIDIA YANEL nº24 MARÍA JOSÉ PACHECO MIGUEL ÁNGEL BARÓN 4 Galería FAPE REDACCIÓN Ricardo García Vilanova. DIRECTOR: EDUARDO SAN MARTÍN 7 Editorial REDACTORA JEFA: MARTA MOLINA 8 En Portada Reportaje. ¡Que paren las rotativas! IMPRESIÓN: IMPRESOS Y REVISTAS Entrevistas. Anthony Smith 12 DISTRIBUCIÓN: y Philip Meyer. ZELERIS Tribuna. Ramón Salaverría. DEPÓSITO LEGAL: Cara a cara. Ardillas y dinosaurios. M-10336-2005 Opinión. Miguel Ángel Liso. EDICIÓN, DISEÑO, PRODUCCIÓN, A fondo. Manuel Núñez Encabo. DISTRIBUCIÓN Y PUBLICIDAD: GRUPO TPI Análisis. Yuk Lan Wong. AVENIDA MANOTERAS 26 – 3ª PL. Panorama. Mario Tascón. 28050 MADRID TEL. 91 339 67 30 TEL. 91 339 68 63 PUBLICIDAD 30 Dos generaciones MAIL. maldaiturriaga@grupotpi.es Gervasio Sánchez y Mónica Bernabé. FAX: 91 339 63 69 www.grupotpi.es 32 Oficio CUALQUIER FORMA DE Josep Maria Espinàs. REPRODUCCIÓN, DISTRIBUCIÓN, COMUNICACIÓN PÚBLICA O 34 Noticias FAPE TRANSFORMACIÓN DE ESTA OBRA El futuro del periodismo. SOLO PUEDE SER REALIZADA CON LA AUTORIZACIÓN DE SUS TITULARES, SALVO EXCEPCIÓN PRE- 42 Asociaciones VISTA POR LA LEY. DIRÍJASE A CEDRO Foro de la Nueva Comunicación. (CENTRO ESPAÑOL DE DERECHOS REPROGRÁFICOS, WWW.CEDRO.ORG) 48 Libros SI NECESITA FOTOCOPIAR O ESCANEAR ALGÚN FRAGMENTO 50 Carné FAPE DE ESTA OBRA. SOLICITADO CONTROL OJD 53 Asociaciones Federadas Y asociaciones vinculadas a la FAPE. 32 36ILUSTRACIÓN PORTADA: DIEGO BLANCO Año VII Primavera 2011
  3. 3. RICARDO GARCÍA VILANOVA (BARCELONA, 1971) HA FOTOGRAFIADO CUATRO DE LOS CINCO CONTINENTES COMO FREELANCE, AUNQUE TRABAJA DE MANERA HABITUAL PARA EL DIARIO LA VANGUARDIA. AZARADO EN DOS LARGOS PROYECTOS, QUE COMENZÓ EN AFGANISTÁN EN 2 009 Y HAITÍ EN 2 007, EM PRENDIÓ RUMBO A B ENGASI (LIBIA), DONDE OBTUVO ESTA IMAGEN EL 15 DE MARZO PASADO, CUANDO LA MAYORÍA DE LA PRENSA INTERNACIONAL YA HABÍA ABANDONADO LA CIUDAD ANTE LA INMINENTE ENTRADA DE LAS TROPAS DE GADAFI.4 Periodistas
  4. 4. GALERÍA FAPELIBIA, 2011La bandera tricolor ondea orgullosaen Bengasi. El símbolo de la oposiciónal régimen gadafista se exhibe desafianteen las calles de la capital insurgente deLibia. Ricardo García Vilanova inmorta-liza las ansias de libertad de la juventudárabe en una fotografía memorable.Rebelándose abiertamente contra eltemido régimen autocrático de Gadafi,estos jóvenes simbolizan el fin de toda unaépoca. Imposible, sin embargo, preverhacia dónde se dirige Libia. Su sociedadse enfrenta a un reto histórico que no hahecho más que empezar; un reto que seextiende a velocidad de vértigo porBahréin, Yemen, Siria, Jordania,Marruecos… países en los que se estáapostando decididamente por un presentemás justo, por un futuro más libre.Sandra Balsells, fotoperiodista,premio Ortega y Gasset 2006.FOTÓGRAFO: RICARDO GARCÍA VILANOVA SANTIAGO FOURCADE Periodistas 5
  5. 5. EDITORIAL Homero revisitado La Ilíada no ha perdido vigencia porque sus héroes hayan ido desfilando por cada uno de los vehículos narrativos que el hombre ha ido inventando en los casi 30 siglos que han transcurrido desde que Homero alumbró la que, en opinión general, constituye la primera gran crónica de guerra de la cultura greco-latina, y por extensión de la civili- zación occidental. Desde su primera versión oral y las primitivas edicio- nes escritas hasta su inclusión en las bibliotecas virtuales que hoy proliferan en la Red, la historia del asedio y la caída de Troya sigue atrayendo a los lectores contemporáneos porque, más allá de las herramientas de comunicación que la han trasladado a sus destinata-rios a lo largo del tiempo, sigue siendo lo que fue en origen: un magnífico relato contado por unextraordinario narrador sobre una serie de acontecimientos que suscitaban el interés del público. El medio no es el mensaje. El narrador sí lo es. El medio es un instrumento al servicio del relato. Y no alterasu naturaleza, como pretendía McLuhan, aunque pueda mejorar, o no, sus posibilidades de transmisión ocomprensión. Así ocurre al menos en lo que se refiere al ejercicio del periodismo tal como lo seguimos en-tendiendo muchos de quienes, por pertenecer a una generación que ha cabalgado sobre una auténtica revo-lución en los soportes de comunicación, hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano unascuantas formas de tratamiento de la información. Por no hablar sino de la prensa escrita, cuando yo daba misprimeros pasos en esta profesión, muchos periódicos, sobre todo en provincias, aún se confeccionaban enplatina con una cuerda como sistema más fiable de medir las galeradas, de plomo naturalmente. Muy pocasotras actividades profesionales han conocido una transformación semejante en un periodo de tiempo similar. A lo largo de estos años, el núcleo duro de lo que tratábamos de hacer, con mejor o peor fortuna, haseguido siendo el mismo: componer relatos lo mejor contados que nos permitieran nuestras luces y queresultaran interesantes a sus destinatarios. En resumen: una historia, una calidad narrativa y un interéspúblico; en las crónicas más elaboradas y en las falsamente rutinarias notas de servicio. No hay clases en lainformación. Todas reclaman los mismos niveles de exigencia. Así que, si de lo que se trata es de sobrevivir, no confundamos el debate. No existe ningún entorno hos-til. Al contrario. Las nuevas tecnologías no solo ponen a nuestro alcance unas herramientas profesionalescomo jamás hubiéramos soñamos tener, sino que amplían el campo de competencia y nos obligan a unesfuerzo suplementario para enseñar a los receptores de una información masiva e indiscriminada a distin-guir el grano de la paja. Reclama del ejercicio de nuestra profesión que afilemos aún más la pluma y el in-genio. Y ello constituye una excelente noticia para nosotros, si lo sabemos aprovechar. La supervivencia del periodismo solo tiene que ver de manera indirecta con la guerra de los soportes. Lasexigencias técnicas de los nuevos medios, los condicionamientos que nos imponen en cuanto a la extensióny composición de los textos; nada de ello afecta a la esencia de lo que convirtió a La Ilíada en una crónicaperiodística que ha trascendido los siglos: un buen relato, un autor competente y un asunto de interés. Eduardo San Martín Director de Periodistas Periodistas 7
  6. 6. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG REPORTAJE ¡Que paren las rotativas! El periodismo atraviesa un difícil proceso de reconversión, una crisis existencial con todas las de la ley Mientras la industria se mueve como pollo . sin cabeza en un entorno digital dominado por el todo gratis, los periódicos, en papel, buques insignia del sector, llevan camino de convertirse en piezas de museo, en una época especialmente dura con la prensa escrita. Texto: Marta Molina D el o ff al o nline. “ En unos a ños, tro años después, con La revolución de los la Crisis de la FAPE comienza a operar. muchos o p ocos, dejará de ha ber medios sociales (2009), volvió a p lantear Durante la última década, las plantillas periódicos de papel”. La predicción otro futurible: “Ya no buscamos las noti- se redujeron un 30% en Estados Unidos es de Javier Moreno, director de El País, cias, ellas nos encuentran”. La imagen en- y, de acuerdo al State of the News Media quien expuso en el XII C ongreso Digital caja como un guante al presente. 2011 del Pew Research Center, que aus- de Huesca celebrado en marzo una pers- culta la s alud del s ector, s olo en 2010 pectiva compartida por muchos pero que, Regreso al futuro II desaparecieron 1.500 empleos periodís- como revelación, llega tarde. Crisis eco nómica, n uevas t ecnologías, ticos en ese país, con caídas de la circu- Tres décadas antes, Anthony Smith es- ineficacia del modelo de negocio y descré- lación del 5% y una disminución de los cribe Goodbye Gütenberg (Gustavo Gili, dito: agítese bien y dará fin a 40 años de ex- ingresos por publicidad del 7%. 1980), una ob ra p remonitoria do nde plosión de la p rensa escrita, que también plantea la reconversión tecnológica y es- comenzaron co n una r evolución, la q ue En el diván de la abundancia tructural de los medios a raíz de la com- trajo a parejada el o rdenador y q ue ha La informática y las t elecomunicaciones putarización de las r edacciones. Ya en el vuelto a dar un paso adelante con Internet. trazan un ca mino ir reversible pa ra la presente siglo, Philip Meyer (The Vanis- El papel pierde músculo. Cantan las prensa. Mientras Internet conquistaba a hed Newspaper, 2004) fue acusado de ago- cifras. La circulación de los dia rios es- las audiencias encaramándose al podium rero p or p ronosticar q ue el úl timo pañoles retrocede un 30% en las dos úl- de la información –aupada por la gratui- quiosco del mundo venderá el último dia- timas décadas, al tiem po q ue la dad, la inmediatez y la portabilidad de los rio en papel en algún mo mento del pri- inversión publicitaria en medios ac usa nuevos soportes–, los medios tradiciona- mer tr imestre de 2043, a unque tiem po un descenso del 30% anual, en datos de les “reposaban los ingresos tumbados en después se desdijo. En 2005, la consultora la Asociación de Editores de Diarios Es- el diván de la abundancia”, critica la pre- Socialnomics p rodujo La r evolución de pañoles (AED E). L a ind ustria de los sidenta de la FAPE, Elsa González. Internet (2005). El vídeo sugiere un 2011 medios destruyó al menos 3.800 puestos Editores y p eriodistas pasaron dema- donde los mass media han perdido su es- de trabajo en Espa ña desde noviembre siados meses mirándose el ombligo. No tatus en favor de los nuevos medios. Cua- de 2008, fecha en que el Observatorio de hace tanto tiempo atrás despreciaron las señales del mer cado, cen surando a los medios nativos digitales por inconsisten- tes y p oco fiables. Ros ental C almon La circulación de los diarios retrocede un Alves, dir ector del K inght C enter f or Journalism in the Americas, lleva enmen- 30% y la inversión publicitaria en medios dándoles la plana desde finales de los no- venta. “El mediacidio puede ser la muerte acusa un descenso del 30% anual de compañías periodísticas o de carreras8 Periodistas
  7. 7. de profesionales que no entiendan las di- Descapitalización en la necesidad de transformar Prisa en mensiones de lo q ue est á pas ando en En pleno estallido de la b urbuja mediá- “una empresa del siglo XXI”. estos tiempos”, advierte. tica, el sector bajó la persiana de nume- La FAPE insiste en que adelgazar redac- Aunque tardó en concienciarse, la in- rosos medios nacidos a r ebufo de la ciones no va a mejorar las cuentas de resul- dustria pretendió avanzar en dos años lo construcción y que convirtieron España tados de los gr upos edi tores p orque que no a nduvo en diez. L a contempora- en un territorio con más de 120 cabeceras recortar empleo rebaja la calidad y aleja a neidad le aga rró co n el p ie ca mbiado, en 2009; 12 solo en Galicia, donde residen la ciudadanía, “cada vez más exig ente en pero co nfió en subirse al tr en, a ún en tres millones de habitantes. cuanto a los estándares periodísticos por la marcha, e ideó multitud de fórmulas para Dispuestos a recuperar cuota de mer- sobreabundancia de oferta en el mercado”. obtener rentabilidad y recuperar audien- cado en co ntra de las t esis s obre su Despedidos y emprendedores están po- cia. Entonces comenzó a moverse como ocaso, los supervivientes se codean con niendo en marcha nuevos proyectos. Gu- pollo sin ca beza: integración y desin te- sus a udiencias en las r edes s ociales, mersindo Lafuente, director adjunto de gración de redacciones, eres, prejubilacio- crean las su yas propias como Eskup de Elpais.com, les da el s obrenombre de ar- nes, des capitalización p rofesional, El P aís, in genian o pciones de pag o dillas, frente al de dinosaurios que otorga precariedad, espectáculo, ideologización como Orbyt de El Mundo, integran re- a los grandes medios con más dificultades rayante, gratis total y muros de pago. dacciones como hace Abc o las desinte- para moverse en el n uevo ecosistema de Y el des encanto asomó la ca ra. La de gran como 20 Minutos. la información. periodista es la tercera profesión peor va- Entre tanto, las c úpulas se ceban con En ese entramado caben fórmulas de lorada p or la s ociedad espa ñola, de el empleo. El cierre de CNN+ a f inales todo tipo: medios como FronteraD o Pe- acuerdo a un est udio del CIS de 2006, de 2010 puso el broche a un año nefasto riodismo Humano que se sostienen me-ILUSTRACIÓNES: DIEGO BLANCO aunque en el último Informe Anual de la en lo la boral. S u gr upo edi tor, P risa, diante do naciones de sus lec tores, el Asociación de la P rensa de Madrid me- procuró también la peor noticia del año primero, y sus cripciones voluntarias, el jora diez puntos respecto a 2009. Lo decía entrante al p resentar un ERE q ue afec- segundo; publicaciones de pago como la Walter Matthau en Primera Plana (Billy tará a 2.514 de sus 12.000 em pleados, francesa M ediapart; co nglomerados de Wilder, 1974): “Cásese con un enterrador 2.000 s olo en Espa ña. J uan L uis C e- blogs como Cuarto Poder; semiagregado- o con un verdugo; con quien sea, menos brián, consejero delegado y primer eje- res de noticias como Lainformacion.com con un periodista”. cutivo de la compañía, justificó el ajuste que combina la producción propia con la ▲ Periodistas 9
  8. 8. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG REPORTAJE Por muchas tendencias que quieran vislumbrarse en el futuro inmediato, sin calidad no hay negocio que ande ajena. Todas digitales a ex cepción de La micas y m unicipales pa ra la nzar un conferencia magistral q ue ina ugura el ▲ Voz de la C alle, un p eriódico de n uevo nuevo producto de información política, Congreso sobre el Futuro del Periodismo, cuño que salió a la calle el 1 de a bril im- según anunció a p rincipios de ma rzo su que o rganiza co mo a ntesala a su LX X pulsado por Teodulfo Lagunero, empre- director, Javier Moreno. Asamblea General, el 8 de a bril en Pam- sario ligado al Partido Comunista. Nadie Teléfonos androides, iPhone, iPad y lo plona, correrá a cargo de Manuel Núñez puede asegurar cuáles de todos ellos están que quede por venir. “Si esto provoca el Encabo, p residente de la C omisión de cultivando hoy su supervivencia. fin de los medios gratuitos en Internet, va Quejas y Deontología de esta Federación. a o currir en un mo mento en q ue gra n ‘Pay Per View’ cantidad de p eriodistas ya han sido des- Razones para ser optimista A uno y otro lado del Atlántico comien- pedidos; muchos de ellos b uscaron asilo Con t odo, ha y mo tivos pa ra el o pti- zan a implementarse fórmulas de pag o en la blogosfera transformándose en po- mismo. Los periodistas son emprende- tras a ños de edicio nes en a bierto, The tenciales rivales para los diarios”, observa dores natos y las n uevas her ramientas Wall Street Journal y The Financial Times Bernardo Díaz Nosty, director de la C á- digitales a bren m últiples vías pa ra el optaron por ese rumbo casi al principio. tedra U nesco de C omunicación de la ejercicio individual y colectivo sin nece- En otra vuelta de t uerca, el magna te de Universidad de Málaga. sidad de gra ndes em presas. B ajo est a los medios Rupert Murdoch, propietario premisa, la FAPE ha puesto en marcha el entre otros de The Times y defensor del Parapeto ético primer ca mpus vir tual de f ormación pago en Internet, y Steve Jobs, consejero Por muchas tendencias que quieran vis- para p eriodistas, co n el q ue p retende delegado de Apple, lanzaron a principios lumbrarse en el futuro inmediato y estra- ayudar a sus as ociados en la t area de de febrero The Daily, el primer diario di- tegias de co ntención que s e p ongan en adaptarse a los n uevos perfiles deman- señado en ex clusiva pa ra iP ad. N o marcha, sin calidad no ha y negocio que dados por el mercado. cuenta co n v ersión im presa ni página ande. “O hacemos un parapeto ético o el Quien no crea en voluntades, que mire web y está disponible a 0,72 euros sema- periodismo desaparecerá. Igual que los las cifras, pues mejoran. El último estudio nales. El último en ac tuar ha sido The guantes que se pone el cirujano, este ofi- de Infoadex informa de un a umento del New York Times. Tras un intenso debate cio es una ga rantía para la s ociedad que 3,9% de la in versión publicitaria en me- en su redacción que discute el cobro on- nadie debe discutir”. Son palabras del ve- dios d urante 2010, hast a alca nzar los line del dia rio des de 1999, el 28 de terano periodista Iñaki Gabilondo, víc- 5.849 millones de euros. De esa cuantía, marzo pasado decidió por fin inaugurar tima también de la sangría laboral tras el los diarios recibieron 1.124 millones de su muro de pago. cierre de CNN+ donde dirigió el espacio euros, lo que los sitúa como el s egundo La guer ra es co ntra G oogle, receptor vespertino Hoy, y autor del libro El fin de medio de comunicación con mayor volu- del 60% de la p ublicidad online en Es- una época (Barril&Barral, 2011). men de ingresos por detrás de las t elevi- paña, por aproximar al usuario un conte- “No p odemos p ermitirnos el l ujo de siones. I nternet ma ntiene la t ercera nido que no produce. Pedro J. Ramírez, quedarnos varados en el la mento por la posición, con un 13,5% del mercado, aun- director de El Mundo, acusa al buscador leche derramada”, amonesta la ex p resi- que todavía le queda camino por recorrer. de ser “un parásito sofisticado”, mientras denta de la FAPE Magis Iglesias en el úl- En Estados Unidos, la publicidad online que Juan Luis Cebrián lo tacha de “algo- timo n úmero de la r evista Telos superó por primera vez a la tradicional en ritmo” y dice q ue su s ecreto es “como la (Fundación Telefónica, enero 2011). “De- 2010, pero casi la mitad de los 18.500 mi- fórmula de la Coca-Cola”. bemos recuperar la esencia y los orígenes llones que generó fueron facturados por La fe en las t abletas traspasa fronteras de la profesión que hemos abandonado en buscadores que no elaboran noticias. Una y los principales medios españoles cuen- los últimos años, con el resultado de una solución parcial podría consistir en ade- tan ya con una versión gratuita para estos escandalosa pérdida de credibilidad y el lantarles. Alan Rusbridger, editor general soportes. De momento, solo Orbyt de El desprestigio de la profesión”, expone. de The Guardian, cree en cambio que, si Mundo cobra, a razó n de 0,79 eur os al La FAPE –y así lo ha repetido en nume- piensas en el p eriodismo en lugar de en día. El País, que ha p romocionado con rosas ocasiones su presidenta– está con- modelos de neg ocio, “ tendrás ma yores ganas este modelo, aprovechará la cam- vencida de q ue la ética la brará la expectativas respecto del futuro”. paña de las p róximas elecciones autonó- recuperación del oficio. Por esta razón, la Buenas noches y buena suerte. ■10 Periodistas
  9. 9. Anthony Smith ACADÉMICO BRITÁNICO AUTOR DE ‘GOODBYE GÜTENBERG’ Revolución permanente La profesión vive una transformación histórica. Otra más, la enésima. Desde que se comenzara a hablar del fin de la imprenta, el periodismo anda medio revuelto. Anthony Smith, autor de Goodbye Gütenberg (Gustavo Gili, 1983) y uno de los principales expertos del mundo en prensa escrita, considera que esta “aventura indisci- plinada” no es el final, sino una etapa más –aunque la más importante– de una mutación perenne. Marta Molina Philip Meyer ACADÉMICO ESTADOUNIDENSE AUTOR DE THE VANISHED NEWSPAPERS Selección natural “El periodismo se adaptará, pero no podemos saber ni cómo ni cuándo”. El optimismo se ha adueñado de Phi- lip Meyer, autor de The Vanished Newspapers: saving journalism in the information age(University of Missouri Press, 2004) y acusado de agorero tras afirmar que en 2043 dejará de venderse prensa en papel. Predijo el final, pero se retractó después animado por las posibilidades de Internet. Con todo, considera que los diarios se aho- garán en números rojos si continúan en la senda bajista. Por fortuna, cree que la naturaleza es enemiga de las lí- neas rectas y encontrará el modo de doblar la esquina.12 Periodistas
  10. 10. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG ENTREVISTA ¿Qué le pasa al periodismo que está enfermo? gosfera no es así. Quizá no tenga importan- ideas, cómo están cambiando el statu quo La profesión se encuentra en un momento cia a la rgo p lazo ya q ue, p oco a p oco, y qué perdurabilidad cree que tienen? especialmente fructífero y exitoso en todo aprenderemos a vivir en la sobreabundan- Estaba pensando en la ética y en la ob jeti- el m undo, p ero p eriodismo no es s olo cia de Internet. vidad, sobre las q ue siempre se ha s oste- aquello que se presenta en papel. La indus- ¿Estamos ante una revolución mayor que nido el dis curso de est e o ficio. E l tria del pa pel a fronta gra ves p roblemas. la que dibujó en Goodbye Gütenberg? periodismo ha perdido su centro ético, in- Con éxito desigual, busca la fórmula de pa- No, es una r evolución p ermanente. tenta buscarse otro, pero se mueve en una sarse a Internet que, como soporte, está re- Cuando escribí el libro, Internet ni siquiera suerte de aventura indisciplinada. sultando muy innovador. En un extr emo asomaba la cara. ¿Hacemos mejor periodismo ahora? del mapa, nos topamos con Murdoch que ¿Cuál es el principal cambio experimen- Así es. coloca todos sus huevos en la cesta del mo- tado por el periodismo en su historia? Pero usted considera que una de las ra- nopolio multimedia, sin obtener aún sufi- Las guerras transformaron el periodismo y zones subyacen tes en el d eclive d e la cientes ganancias de sus negocios en la Red. este vive ahora su particular batalla. El eco- prensa es su incapacidad para contentar En otro lado del t erritorio, nos encontra- sistema de Internet constituye hoy nuestro a una audiencia cada vez más diversifi- mos con los miles de blogs y otros géneros, principal motor de cambio. A medida que cada. ¿De ver dad hay que satisfacer a verdaderos canales del nuevo periodismo la industria de la p rensa vaya reduciendo todo el mundo? o del p eriodismo verdaderamente nuevo, su tamaño, los p eriodistas disfrutarán de Los periódicos han sobrevivido a lo largo que ostentan el mismo en tusiasmo con el verse liberados de las limitaciones de la pu- de siglos multiplicando sus audiencias y que nacieron los periódicos del siglo XIX. blicidad. P or su puesto q ue co ntinuarán ampliando las formas de p eriodismo es- Parece faltar, sin embargo, algún medio que existiendo periódicos, pero de muy diver- pecializado. Con la diversificación de so- valide est e mo delo haciendo q ue r eciba sas maneras, porque ya no dependerán por portes y el consumo digital de los jóvenes, toda nuestra confianza. The Huffingon Post completo de las inversiones publicitarias. los p eriódicos ha n p erdido su es encia >> tiene este tipo de memoria caché, también Usted sostiene que Internet va más allá al mass media. Lo que no tiene por qué sig- la BBC y Al Jazeera se han labrado un sello poner en jaque las ideas sobre las que se nificar un final, sino una transformación de fiabilidad, pero la mayor parte de la blo- sustenta el p eriódico. ¿Cuáles son estas generacional. Apocalipsis, in trusismo, p recariedad, ¿Estamos en peor momento que cuando La Red y la industria: primer asalto. despidos, cierre de medios, fin del perio- predijo la desaparición del papel en 2043? Internet r esulta una a menaza p orque es dismo. ¿Nos hundimos? Cuando hablé de 2043, tracé la penetración un s oporte do nde la p ublicidad s e esp e- La tecnología ha perturbado el modelo de de los periódicos en los hoga res estadou- cializa. En 2000, el 40% de los ingresos de negocio. No es la primera vez que sucede. nidenses hasta alcanzar el cero por ciento los medios est adounidenses p rocedía de La radio y, luego, la televisión, la impresión durante es e año. No as eguré que f uera a los anunciantes. Poco después nació Crai- offset y el ca ble también desestabilizaron suceder aunque, si la t endencia continúa, glist [la web de clasificados con mayor trá- la industria cuando surgieron y, con todo, los diarios se ahogarán en números rojos fico del mundo] y el usufructo terminó. el periodismo y las viejas t ecnologías so- antes de que el último lector tome el último Craiglist ofrece un servicio fragmentado brevivieron. La diferencia es la pérdida de ejemplar entre sus manos. Por fortuna, la para audiencias dispares. ¿Propone co- poder, la destr ucción de los mo nopolios naturaleza es enemiga de las líne as rectas piar el modelo? de p roducción y de distr ibución. L o de y enco ntrará, de una u o tra ma nera, el Por supuesto que no. Desde finales de la II ahora es un p roceso de selección natural. modo de doblar la esquina. Guerra Mundial, los medios de co muni- Muchos medios y mo delos están puestos Malos ti empos, p ero que s e sup erarán. cación especializados han crecido, gracias en cuestión. Ánimo para todos ellos, por- Los cambios tecnológicos inducidos nunca a la tecnología, al margen de los mass me- que nadie p uede est ar s eguro de c uál de son temporales. El periodismo se adaptará, dia. Simple diferencia entre mensajes in- las estrategias que se están aplicando será pero no sabemos ni cómo ni cuándo. Seamos dividuales y mensajes masivos. El resultado la que valga. Lo único que podemos hacer optimistas. El periodismo actual es m ucho es eficiente para los anunciantes, pero da- es fomentar la experimentación. mejor que el de otros tiempos. La tecnología ñino para la democracia pues corremos el ¿Es posible que el oficio muera? lo está sofisticando, y eso es bueno. riesgo de quedar atrapados en nuestro es- Deberíamos preocuparnos más por la tec- ¿Internet es l o más r evolucionario q ue trecho silo de información.ILUSTRACIONES: DIEGO BLANCO nología, que está haciendo posible que los le ha pasado al periodismo? Editores y p eriodistas hemos r ecibido periodistas s eamos al tiem po n uestros El mayor cambio lo trajeron los tipos mó- esta crisis t umbados en el diván d e la propios editores. Ahora, si de lo q ue ha- viles. Antes de su llegada, los medios tenían abundancia. blamos es de preservar la distinción entre el radio de acción de una voz humana, sin No les c ulpo demasiado. Ninguna indus- >> periodistas y b logueros, q ué mejo r q ue megáfono. El segundo vino de la mano de tria r esponde b ien a las al teraciones empezar a organizarse para mantener los la World Wide Web. G racias a I nternet, tecnológicas. La de los medios es especial- estándares profesionales. cualquiera puede convertirse en editor. mente vulnerable por su pas ado, cuando Periodistas 13
  11. 11. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG ENTREVISTA>> Está claro que en algo están fal lando los medios tradicionales... ¿Es esto el media- cidio de la industria del que habla Rosen- Si antes cifró un c ambio de paradigma, un cambio cultural, ¿cómo define lo que sucede ahora? ¿Qué propone para salvarlo? Los periodistas buscarán el ca mino me- diante nuevas fórmulas de expresarse. Los tal Calmon Alves, quien asegura que los El mundo cambia constantemente. Este no mejores enco ntrarán la ma nera de ga- medios que tengan una visión demasiado es el final, es solo una etapa más. La gente narse la vida. estrecha están condenados? siempre necesitará periodismo, análisis y Pago versus g ratuidad. C oincide co n No todo lo están haciendo mal. Tratan de argumentación. Es el final de una transi- Murdoch en el co ncepto, ¿también en la averiguar cómo hacer frente a un entorno ción. El periodismo está cambiando como forma? ¿Sobre todo cuando hay tantas al- que ha cambiado mucho. Es cierto que los no lo ha hecho en siglos. ternativas gratuitas o muy económicas? periódicos ya no s on la primera fuente de Dice que el p eriodismo del futuro no s e Si funcionara, sería fantástico, pero los in- información, pero pueden encontrar el ca- parecerá en nada a l o que tenemos hoy. tentos de Murdoch para que la gente pague mino de r egreso a la via bilidad, aunque ¿Se atreve a adivinar tres tendencias que por el Times de Londres no est án dando probablemente ya no disf ruten del gra n podamos ver en los medios en 2012? buenos resultados. número de lectores de los últimos tiempos. Las filtraciones se han convertido en un gé- Muchos editores ven los dispositivos por- La industria esp añola está haci endo nero periodístico por derecho propio. Mu- tátiles co mo una v ía p ara r ecuperar el frente a la crisis adelgazando redacciones chas columnas de opinión están escritas por control del negocio. ¿Lo conseguirán? y desterrando de las plantillas a l os más personas que no tienen acceso a buena in- No comparto. Compro más libro físico que veteranos, quienes aportan valor y ense- formación. Comenzamos a prestar atención ebooks. K indle e iP ad s on s oportes q ue ñan a las gener aciones más jóvenes. ¿S e a la llegada de v oces nuevas y muy intere- obligan a separar funciones. Los caballos impone un modelo autodidacta? santes des de Or iente Medio, China o L a sobrevivieron a la llegada del tren y del au- Es bueno que los co nocimientos y exp e- India. Esa parte del mundo es la q ue está tomóvil especializándose. El cine resistió al riencias de los más veteranos se transmitan, alumbrando el v erdadero n uevo p erio- DVD. Los libros y la p rensa también per- pero también es importante que los jóvenes dismo. Solo tenemos que darles unos cuan- vivirán al margen de las tabletas. disfruten de una f ormación académica de tos meses más. El buen periodismo siempre ¿Usa iPad? calidad, adaptada a los nuevos tiempos. estuvo ligado a las luchas por la libertad. Kindle. ■>> tuvo aversión al riesgo y se negó a ensayar propuestas n uevas p or la s eguridad q ue ofrecía la prosperidad del mercado. los medios especializados en detrimento de los de masas; 2. El perfil del periodista seguirá e volucionando: irá menos a control de la información? ¿Habla del papel de gatekeeping que tradi- cionalmente s e ha o torgado en ex clusiva España es un buen ejemplo: más de 3.700 buscar la noticia y más a analizar y pro- al periodista? No tiene sentido lamentarse despidos en datos del Observatorio de la cesar da tos, p orque exist e s obreabun- de lo que quedó atrás. Crisis de la FAPE. dancia de información; 3. Los periodistas ¿Usted también está enfadado con Google? Recortar calidad y aumentar los precios es asumirán mayores responsabilidades res- Google tiene t anto éxi to financiero q ue la p olítica de una ind ustria mo ribunda pecto de sus co ntenidos, serán más f ia- puede darse el l ujo de f undar medios de para exprimir hasta la úl tima gota de in- bles, p ues el p úblico a umentará su comunicación sin pretender otro beneficio gresos antes del final de sus días. Las es- exigencia sobre el producto. que el interés público. Habrá que estar pen- cuelas de neg ocios lo lla man cos echar ¿El público estará dispuesto a pagar? dientes y seguirlo muy de cerca. (harvesting). Muchos de los em presarios No puedo asegurarlo, pero me alegro de que Los editores, sin emb argo, confían en el de n uevos medios s on a utodidactas. S us Murdoch esté asumiendo riesgos. La selec- desarrollo del mercado de las tabletas para esfuerzos asegurarán la diversidad que po- ción natural funciona mejor cuando son mu- recuperar el control de la información. sibilita la selección natural de quienes di- chos los que se la juegan. En Estados Unidos, No veo cómo. El viejo modelo de negocio se rigirán el mercado mañana. los medios sin ánimo de lucro están produ- basa en el monopolio o cuasi monopolio que Estamos un poco obsesionados con la in- ciendo un trabajo excelente, pero quien sabe estuvo propiciado por el alto coste de capital tegración de redacciones, papel y web. si podrán ser sostenibles. También hay que de una planta de impresión o de un sistema En esas estrategias hay mucha más inno- prestar atención a los medios públicos, a los de distribución de televisión. El monopolio vación e ingenio de lo que podíamos ima- estatales, pues disfrutan de varias ventajas al ha pasado a la historia. En la actualidad hay, ginar. ¡Mejor para todos! Felicito a quienes no estar obligados a responder a accionistas y seguirán habiendo, muchos otros canales lo están intentando porque no puedo ase- y, la verdad, lo están haciendo muy bien con para conectar con público y anunciantes. gurar que vaya a funcionar. la ayuda de sus audiencias. Como consumidor, ¿ya es digital? Con todo, ¿se atrevería a hacer p ronós- ¿Donde sitúa a WikiLeaks? Prefiero el pa pel, p ero es o s e deb e a mi ticos de nuevo? WikiLeaks es una de tantas formas nuevas edad, 80 a ños. Es ba rato, transportable y 2012 no será muy diferente de 2011. Tres de hacer periodismo. Habrá otras en el fu- donde vivo todavía hay mucha oferta. tendencias a valo rar: 1. C ontinuará el turo, igualmente difíciles de controlar. Pero seguro que tiene una tableta. crecimiento de la c uota de mer cado de ¿Por qué existe tanto miedo a p erder el Sí, un iPad. ■14 Periodistas
  12. 12. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG TRIBUNA Crisis y periodismo Por Ramón Salaverría En 2009, año en el que la crisis económica sacudió con especial informar de las crisis, sean estas sanitarias, económicas o de dureza a los países occidentales, no todos se quedaron con los cualquier otro tipo. ¿Cuáles son los errores? Y, sobre todo, bolsillos vacíos. Algunas empresas se hicieron de oro.Y lo consi- ¿cómo evitarlos? Se me ocurren cinco ideas (obvias, lo sé, pero guieron, entre otras razones, gracias a la inestimable colabora- alguien tenía que decirlas): ción de los medios. 1) Levantar la mirada. Informar bien obliga, en primer Me refiero, por supuesto, a las empresas farmacéuticas comerciali- lugar, a no concentrar la atención solo en lo inmediato. zadoras de vacunas contra la gripe A.Ya saben, aquella que fue cali- La miopía, ese defecto de la visión que emborrona todo lo ficada como “primera pandemia del siglo XXI”, la nueva peste que que queda a unos palmos de la nariz, es uno de los problemas prometía llevarse por delante a todo parroquiano no vacunado. más habituales en las coberturas informativas sobre cualquier A través de sus múltiples tentáculos, las far- crisis. Muchos periodistas económicos se macéuticas alimentaron una alarma sanitaria contentan con hablar del sube y baja diario que los medios –también la OMS y los go- bernantes, sí– se tragaron sin pestañear. “Informar de los mercados, pero apenas prestan atención a las corrientes de fondo. Son, sin Cuando las farmacéuticas colmaron las alfor- jas, tras haber vendido a doblón sus bálsa- bien obliga a embargo, estas corrientes las que determi- narán el destino de la economía a medio y no concentrar mos de Fierabrás, la gripe se esfumó igual largo plazo. que vino, como desaparecen todas las gripes. 2) Menos comillas y más datos. Las cri- Aquel episodio debería movernos a refle- xionar sobre las carencias de los medios al la atención sis económicas dan lugar a intensos debates políticos y sindicales, naturalmente. Sin em- solo en lo inmediato”16 Periodistas
  13. 13. “La buena información económica es, además de precisa, interesante”bargo, esos rifirrafes no obligan a convertir las coberturas 5) Explicar con imágenes. Cuanto más complejo sea el asuntoinformativas en interminables partidas de pimpón, donde unos del que se ha de informar, más sencilla y atractiva deberá ser lay otros se tiran mutuamente los trastos a la cabeza. Mientras forma de comunicarlo. Usar –bien– géneros como la infografíaellos vociferan, intentando narcotizar a la sociedad o alarmarla para mostrar la verdadera dimensión y evolución de una crisisexageradamente, según toque, los periodistas harían bien en ahorra explicaciones innecesarias. La buena información económi-estudiar a fondo los papeles. Y contar lo que allí han encontra- ca es, además de precisa, interesante.do. Con eso bastaría. Podríamos proseguir con más ideas, pero esta columna deja espa-3) Más batas que corbatas. Por supuesto, no todas las cio apenas para una última reflexión. Es un lugar común afirmarvoces sobran. Hay personas que ayudan mucho a entender que, en mitad de la actual crisis económica, es el propio periodis-los porqués de una crisis. Solo hay que tomarse la molestia mo el que está en crisis. Las estadísticas actuales de los mediosde buscarlas. En lugar de actuar como simples correveidiles muestran, ciertamente, una antología de trampolines de saltos dede los de siempre o de recurrir a paniaguados tertulianos esquí, con caídas a cual más pavorosa.Y no falta quien culpa desabelotodo, los medios harían bien en requerir la opinión de estos males a Internet, al desinterés de los jóvenes o… al maestroesos expertos menos habituales, aquellos que conocen de armero. Tal vez si los periodistas fueran más autocríticos con suverdad los fenómenos. propio trabajo, se pondrían en el camino de resolver el principal problema: restañar su erosionada credibilidad.4) La historia enseña. No hay dos crisis iguales, cierto. Perorara es aquella que no guarda alguna similitud con algún tran-ce del pasado. Muchas veces, la mejor forma de anticiparse al RAMÓN SALAVERRÍAfuturo es, sencillamente, comprobar qué ocurrió en el pasado. PROFESOR DE PERIODISMO, UNIVERSIDAD DE NAVARRA Periodistas 17
  14. 14. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG CARA A CARA Aurelio Martín MODERADOR. VICEPRESIDENTE DE LA FAPE Alfonso Armada ADJUNTO AL DIRECTOR DE ‘ABC’ Y EDITOR DE ‘FRONTERAD’ Ardillas y dinosaurios Fernando Jáuregui DIRECTOR DE DIARIOCRITICO.COM Al periodista quizá le toque adoptar el papel de ardilla, Gumersindo Lafuente metafóricamente hablando, para moverse ágilmente DIRECTOR ADJUNTO DE EL PAÍS.COM por el nuevo ecosistema de los medios de comunica- ción, ligados a las tecnologías digitales, necesitando Ricardo Villa Asensi DIRECTOR DE MEDIOS INTERACTIVOS DE RTVE consumir menos que los viejos dinosaurios. En esta batalla gana el pequeño frente al grande. Al margen de la alegoría, el profesional tiene que adaptarse a los Rosalía Lloret DIRECTORA GENERAL DE DESARROLLO cambios, sin esperar a que nadie acuda a su salvación. DIGITAL DE UNIDAD EDITORIAL Las toneladas de información que recibe el ciudadano necesitan de alguien que filtre, seleccione y contextualice. Con el dinamismo y la velocidad con la que el enérgico Fernando Jáuregui: Estamos metidos en una revo- roedor salta por las copas de los lución muy seria, vigente en todos los planos. ¿Cómo árboles, hay que hacerse necesa- no va a afectar a los medios de comunicación? ¡Más rios en este nuevo universo aún que a nada! S eguimos empeñados en tra bajar de por descubrir. manera convencional y no nos hemos en terado de lo que se está cociendo en las redes sociales. Aurelio Martín, vicepresidente de la FAPE. Alfonso Armada: No tengo un discurso cerrado al respecto, pero cuando hablamos de la cr isis de los medios casi nadie menciona a China o la India donde están naciendo m ultitud de p eriódicos en pa pel. Desde las altas esferas de las empresas hasta el último redactor, pasando también por los que están en paro, Rosalía Lloret: Hay un f uturo clarísimo para el hay mucho miedo en la p rofesión. Eso hace que el periodismo, futuro y p resente. Cuanta más a va- mundo periodístico sea incapaz de ver más allá. Es- lancha informativa, más necesario es. La labor de tamos tan obsesionados con el mo delo de negocio gatekeeping, de filtrar la información, seleccionarla, que perdemos de vista la razón de ser del periodismo. jerarquizarla, redondearla y exp licarla, es un t e- También se mezclan las necesidades personales y las rreno con mucho campo. Otra cosa son los medios sociales. Como pertenecemos al sistema y vivimos y el negocio. Esta ya es una pista más complicada. de él, s omos incapaces de a nalizar con suficiente Hemos pasado de un ecosist ema de oligopolio a rigor lo que está ocurriendo. otro con muchísimos más competidores, de dife- Fernando Jáuregui: Los periodistas seguimos cre- rentes tamaños y colores: medios de otros países, yéndonos los detentadores del sistema. Se nos tiene nuevos medios, p ortales, expertos o, incluso, se- que quitar ese complejo. La gente nos toma tan poco ñores en pijama que escriben el blog desde su casa en serio que nos sitúa como la tercera profesión más y no tienen ninguna pretensión de ganar dinero. desprestigiada después de los políticos y de los curas. Ricardo Villa Asensi: Los p eriodistas ha blamos Alfonso Armada: Priman los vicios de los medios tanto del mo delo de neg ocio que nos o lvidamos españoles: el sectarismo y la toma de partido. La falta del periodismo. Quizá sea una de las razones por de imaginación, esta especie de cultura de la queja, FOTOS: PABLO MORENO las que las audiencias muestran desinterés. No es- nos impide, además, aportar ideas y soluciones ima- toy tan convencido de que la profesión tenga ase- ginativas a un p roblema que está afectando a m u- gurado el futuro. Debería ser así, porque es bueno chísima gente. Ese narcisismo quejoso no imagina para la sociedad democrática, pero no puedo po- otras formas, no tanto de negocio, sino de contar la ner la mano en el fuego. realidad. No tengo la llave maestra para solucionar18 Periodistas
  15. 15. un problema con muchas facetas, pero pondría dos Los participantes des pretendan ser la generación Google, pensando debaten sobre el futuroelementos sobre la mesa: acabar con el miedo e in- del periodismo y de los que el p eriodismo presencial ha m uerto. Tenemoscentivar la imaginación. periodistas según las que hacer n uestra propia revolución, empezando nuevas necesidades queRicardo Villa Asensi: Empezamos a pa recernos a tiene la audiencia a la por las facultades y terminando en las empresas.los actores de teatro o al cine espa ñol, que siempre hora de consumir Gumersindo Lafuente: Perdemos el tiempo deba- información.se están quejando. tiendo pago o no pago, integración o desintegración, mientras que la audiencia crea, genera información y juega con la q ue producimos los p eriodistas. La PÉRDIDA DE CONTROL realidad ya no está solo en los despachos. La Red esRosalía Lloret: La clave está en el número de juga- la nueva herramienta de comunicación, el nuevo ca-dores. Desde las redes sociales puedes seguir perfec- nal de g eneración de o pinión, la n ueva agenda in-tamente un e vento informativo. Los medios ya no formativa. Debemos aprovechar el momento.miran desde ese pedestal en el que vivían sabiendoque eran cuatro amigos. Ahora, como en cualquiermercado de competencia perfecta, están obligados a AUTOEMPLEObuscar la diferencia. Tampoco se trata de copiar a las Aurelio Martín: El periodista está perdiendo el con-redes sociales. Hay que buscar el nicho, el valor aña- trol y el empleo.dido. ¿Qué hago mejor que los demás? Fernando Jáuregui: Insisto: no puede ser que per-Gumersindo Lafuente: Los grandes medios se com- vivan 17 periódicos digitales por persona ni que lasportan como dinosaurios y su adaptación es mucho 37 facultades de Ciencias de la Información saquenmás difícil. Sin embargo, las ardillas, que con poco a la calle a 6.000 licenciados cada año. Este ritmo nose alimentan y tienen ener gía, s e mueven mucho se puede afrontar.mejor. Nos encontramos en una situación tan nueva Rosalía Lloret: No si p retenden vivir como antes,que la audiencia cree antes lo que dice la propia au- porque eso ya no es posible.diencia que lo que cuentan los periodistas. No ocurre Fernando Jáuregui: Fijémonos en los eco nómicos.por casualidad. Muchos medios ha n fallado a sus Comen de la p ublicidad que les otorgan las mismaslectores por excesiva ideologización, por desidia, por empresas a las que regalan 300 ejemplares de un pe-falta de rigor, de capacidad profesional… riódico hecho de comunicados. Los periodistas hemosFernando Jáuregui: Debemos plantearnos las cosas olvidado que periodismo es aq uello que alguien node una ma nera radicalmente diferente. Probable- quiere que se publique. Tenemos que volver a ser pe-mente, muchos medios t endrán que des aparecer; riodistas. Esto se acabó. Debemos generar nuestrasotros, unirse para ser más competitivos. No puedo propias informaciones. Tenemos que reinventar elcomprender que los estudiantes de nuestras faculta- oficio, pero desde las bases del viejo periodismo. ▲ Periodistas 19
  16. 16. CARA A CARA Fernando Jáuregui, director de Diariocritico.com, y Gumersindo Lafuente, director adjunto de El País.com. Aurelio Martín: ¿Eso implica pensar también en “Los periodistas nera seria, no haciendo un periodiquito con mi mujer, ▲ el marketing y en el modelo de negocio? que también se ha quedado en paro. Gumersindo Lafuente: Eso implica recuperar la tenemos la misión Gumersindo Lafuente: Los periodistas se están que- esencia del oficio y dialogar con la gente para ob- de reinventarnos dando en el paro, igual que se están quedando en el tener las pistas de sus necesidades informativas y permanentemente paro obreros, constructores, fabricantes de puertas... adaptarnos a las nuevas maneras de consumir in- sin olvidar que la Los periodistas que de verdad quieran ser periodistas formación. Olvidemos la nost algia porque, para y tengan algo que decir en est e oficio tendrán que colmo, es una nost algia en muchos casos menti- tecnología marca encontrar su lugar en est e nuevo universo, hacerse rosa. Hay que hacer a utocrítica del pas ado. L os hoy la diferencia” necesarios. Operamos en mer cados más e volucio- periodistas t enemos la misió n de r einventarnos nados, donde funciona un batallón de personas a las Gumersindo Lafuente permanentemente sin o lvidar q ue la t ecnología que no se pregunta si son o no periodistas, pero que, marca hoy la diferencia. con todo, se han convertido en prescriptores, en ana- Fernando Jáuregui: El periodista tiene que pensar listas, en recomendadores de información. Estas son en su supervivencia. En la oferta y en la demanda. algunas de las cosas que tradicionalmente han hecho Estamos co nvirtiendo el q uiosco en una tienda los periodistas. No podemos esperar sentados a que de chinos. Yo he visto comprar seis ejemplares de nos caiga un trabajo del cielo. Abc para llevarse la media do cena de vas os que Fernando Jáuregui: Esos prescriptores son muy viene aparejada. peligrosos. Ricardo Villa Asensi: Tenemos el ejemplo en los Gumersindo L afuente: Será que no ha y p erio- periodistas documentalistas. Ellos trabajan todo distas p eligrosos co n ca rné. Muchos indi viduos el proceso, incluido marketing, financiación, pro- emiten información, pero los que llegan a ser pres- ducción y distribución. criptores se han ganado la fiabilidad. Ahí es donde tenemos una oportunidad de ser relevantes, ejer- ciendo nuestra capacidad y ayudando a la audien- DE BURBUJAS cia a s aber de q ué se puede fiar y de q ué no. El Fernando Jáuregui: Cada periodista que se queda drama es que los periodistas somos los primeros en paro y es expulsado del sistema aprovecha las fa- que entramos en esas trampas. Consumimos más cilidades de la Red para lanzar su propio medio. Es- confidenciales que nadie. tamos generando una ca ntidad de o ferta de t odos los diablos que no se corresponde con la demanda de lectores, tampoco con la publicidad y, menos, con Alfonso Armada, adjunto al director de ‘Abc’ y editor de ‘FronteraD’. la calidad del periodismo. Gumersindo L afuente: Atrincherados detrás de nuestras marcas, no somos capaces de ver, por ejem- plo, cómo cambia la manera de consumir informa- ción. N uestros medios, sin em bargo, siguen “La falta de produciendo y o rdenando la inf ormación de la imaginación nos misma manera. No se trata de que la Red nos vaya a impide aportar poner contra las cuerdas; ya estamos absolutamente superados. Las estructuras de los medios p erviven ideas y soluciones por pura inercia. Así, como son hoy, no tienen ningún a un problema que sentido ni ninguna posibilidad de sobrevivir. está afectando a Fernando Jáuregui: En esta profesión hay mucho muchísima gente” trabajo, lo q ue no ha y s on puestos de tra bajo. E l autotrabajo nos lo tenemos que aplicar, pero de ma- Alfonso Armada20 Periodistas
  17. 17. Rosalía Lloret: Los grandes medios hemos vi vidoen un círculo bastante cerrado –el de los poderosos,los p olíticos, las jera rquías empresariales–, algo almargen de la sociedad en grande. Con las redes so-ciales el público dice: “Uhm, por fin estoy escuchandohistorias que tienen que ver conmigo”.Fernando Jáuregui: Es lo mismo que con las tertu-lias. La gente está aburrida de tertulias. Sucede contodo el periodismo, estamos empeñados en dar a lasaudiencias algo que no quieren. Rosalía Lloret, directora general de Desarrollo Digital de Unidad Editorial.Gumersindo L afuente: El p eriodismo es indis-pensable para la democracia, pero tiene que aten-der a las audiencias para su supervivencia. Estamos “Los grandes de la política, a las cajas de ahorro, a los ayuntamien-en una si tuación nueva y mien tras que no r eco- medios hemos tos y, de ahí, emergen contextos como el de Galicia,nozcamos que esto es así , lo va mos a t ener muy con 12 periódicos. ¡Impresionante!complicado. Llevo once años en Internet y aprecio vivido bastante enunas r esistencias b rutales a asimila r lo q ue est á un círculo cerradopasando. Hemos visto nacer los blogs y nos hemos –el de los podero- ¿OBLIGADOS A ENTENDERSE?reído de ellos, c uando ahora todos los medios y sos–, algo al margen Aurelio Martín: ¿Están periodistas y editores obli-todos los periodistas los usan. Asistimos al surgi- gados a entenderse?miento de las r edes sociales y las ha desp reciado de la sociedad” Gumersindo Lafuente: Si los periodistas considerangente que ahora ha hec ho de T witter el s anto y Rosalía Lloret que su futuro depende de sentarse con los editores,seña de su misió n en la vida. L os medios de co- están muertos. Esto es una r evolución, ¿no? Puesmunicación no han participado en nada de lo que convirtámonos en guerrilleros. ¡A buscarse la vida!ha ido pasando, una industria que ha sido ca paz Alfonso Armada: Los editores se encuentran des-de invertir cientos de millones de euros en aven- bordados p or los ca mbios. Al mismo tiem po queturas digitales, pero no ha t enido tiempo de pa- continúo con mi puesto en Abc intento otra formararse a reflexionar. de hacer periodismo con FronteraD, un medio que,Fernando Jáuregui: Insisto: la g eneración Google aunque no s abemos si s obrevivirá, se distingue deme preocupa muchísimo. No basta: las a udiencias los tradicionales en su pasió n por contar historiasdeforman el men saje; no ha y más q ue ver lo más largas. Parece como si los medios tradicio nales tu-leído de los periódicos digitales. “Leer las vieran cada vez menos voluntad de hacerlo. Eso noRosalía Lloret: Te llevarías muchas sorpresas. audiencias no lo dan ni las redes sociales ni las nuevas herramientas.Gumersindo Lafuente: No es verdad. Las audiencias tiene por qué Me aterra esta especie de ansiedad, de estar a la últimason tremendamente inteligentes y selectivas. en todo. No sé si es bueno.Rosalía L loret: Hay que saber leer las a udiencias. llevarte a hacer Aurelio Martín: La función social del periodista seráEn el caso de lo más visto en los medios online, todos determinado una baza para su futuro. ¿Y a la inversa? ¿La sociedadhemos entrado en si tios como el de The New York tipo de nos presta el suficiente apoyo?Times, ves una noticia de Penélope Cruz y pinchas información, solo” Gumersindo L afuente: El pe riodista n o p uedepor curiosidad. Eso no significa que vayas a su web esperar a que le salve nadie. El periodista está obli-para leer a Penélopes Cruces o Ladys Gagas. La au- Ricardo Villa Asensi gado a salvarse a sí mismo. ■diencia es im portante, pero la t uya, la q ue tú estásbuscando. Obviamente, si quieres una audiencia ma- Ricardo Villa Asensi, director de Medios Interactivos de RTVE.siva, parece que hay que hacer Sálvames y cosas porel estilo. Si tu objetivo es o tro, tienes q ue darle a laaudiencia el tipo de información que quiere y por elque te busca a ti.Fernando Jáuregui: Tenemos que captar audiencias,hacer un pacto con ellas.Ricardo Villa Asensi: Lo más leído todos los vier-nes en The New York Times es la receta de cocina.Si este periódico se convirtiera en un recetario, supúblico le a bandonaría. L eer las a udiencias notiene por qué llevarte a hacer det erminado tipode información, solo.Gumersindo Lafuente: El sector de la construcciónnace de una burbuja que a su vez alimenta al mundo Periodistas 21
  18. 18. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG OPINIÓN Condenados a entenderse Por Miguel Ángel Liso El mítico director de The W ashington Post, Ben Bradlee, escribió en to, editores de verdad, editores-empresarios que participen de la su magnífico libro de memorias La vida de un periodista que solo aventura periodística, sabiendo que deben procurar, por un lado, hay una cosa que un director debe tener para ser un buen direc- una rentabilidad que no ponga en riesgo su independencia, y por tor y “esa cosa es un buen propietario”.Y añadía: “No es casual otro, siendo conscientes de que, junto con los periodistas, son que los mejores periódicos en América sean aquellos controlados los garantes de un servicio que tiene mucho que ver con los de- por familias para quienes hacer periódicos es una tarea sagrada”. rechos humanos, las libertades y la democracia. Estoy seguro de que esta reflexión de Ben Bradlee es comparti- Es decir, es posible que no todos los editores puedan ser mag- da al cien por cien por aquellos que cree- níficos empresarios –su obligación será buscar mos que el periodismo es algo más que un colaboradores que le ayuden a ello–, pero lo simple oficio –“una misión” como repetía Kapuscinski–, una profesión que exige un “El periodismo que es seguro es que no todos los empresarios pueden ser editores, con mayúsculas. Ser edi- plus de dedicación recta y honrada al servi- cio de los ciudadanos para que ejerzan su exige un plus tor se lleva en el alma. En estos momentos, más que nunca, es derecho a la información. Pero esa “tarea sagrada”, a la que aludía de dedicación bueno tener estas consideraciones en cuenta. Porque el periodismo está en un momento recta y honrada el maestro polaco de periodistas, necesita, convulso por el impacto de la nuevas tecnolo- obligatoriamente, para que culmine con éxi- gías –que supera sin duda la revolución de la al servicio de los ciudadanos”22 Periodistas
  19. 19. “No todos los empresarios pueden ser editores, con mayúsculas”imprenta de Gütenberg– y por el peso creciente de la economía beneficio, importándoles un comino la función social de los me-en una industria de la comunicación, en la que ya se entremez- dios de comunicación.clan peligrosamente el ejercicio del buen periodismo y el perio- Se debe buscar el equilibrio entre los intereses empresarialesdismo espectáculo y basura, el periodismo como simple negocio. y el ejercicio de nuestra profesión. No son incompatibles, como En pocos años, en el sector de los medios de comunicación se ha demostrado a lo largo de la historia. Una historia que re-han aparecido nuevos y muy poderosos agentes financieros que vela que hay periodistas y empresarios metidos a editores queno comparten necesariamente el universo de las ideas del editor usurpan, manipulan y corrompen nuestro oficio… Y los más, pe-tradicional y su vocación de servicio a la sociedad. Por eso crece riodistas y editores de verdad, que, con pleno entendimiento,el riesgo real de que exista menos distinción entre el mundo buscan, sobre todo, satisfacer el derecho de los ciudadanos apuro y duro de las finanzas y el fin último del periodismo, un una información fiable y veraz, con valor, independencia y recti-desdibujamiento de papeles que iría en favor de los primeros y tud. Como siempre ha hecho el buen periodismo.en perjuicio de los ciudadanos y de nuestra profesión. Hay un peligro claro de que la figura de ese editor tradicional–que en España ya se pueden contar con los dedos de unamano– sea sustituida por nuevos dirigentes con un perfil decla-radamente financiero. Dirigentes a los que les gusta denominar- MIGUEL ÁNGEL LISOse editores, pero que solo buscan la máxima optimización del DIRECTOR EDITORIAL DE GRUPO ZETA Periodistas 23
  20. 20. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG A FONDO Ética y periodismo en la nueva era Por Manuel Núñez Encabo La convergencia entre prensa, audiovisual, telecomunicaciones e do la existencia de medios de comunicación tal y como se entien- Internet a través de la tecnología digital es el marco histórico ac- den actualmente desde el punto de vista jurídico y social. Por lo tual en el que tiene que desarrollarse el periodismo hoy. En este que, seguir denominando medios de comunicación a quienes sin complejo y nuevo panorama informativo actual, desde diversos las características del periodismo se sigan llamando empresas in- soportes interconexionados, siguen siendo inmutables la exigencia formativas, será un fraude a las garantías exigibles por los ciudada- del derecho constitucional y fundamental de los ciudadanos a re- nos desde su derecho constitucional y fundamental a la informa- cibir informaciones plurales, veraces y opiniones libres y éticas, y ción. Por eso, es imprescindible en el campo de la información la la garantía imprescindible para ello es que existan profesionales de convivencia entre periodistas y empresas informativas, aunque la la información con los dos requisitos de for- tendencia actual sea seguir existiendo grandes “Sin periodismo mación y responsabilidad para la elabora- empresas de información sin periodistas. ción, interpretación y transmisión de los La nueva convergencia digital multimedia no contenidos informativos a los ciudadanos deja desfasado el ejercicio del periodismo tal a través de los medios de comunicación, asumiendo públicamente su responsabilidad. no tiene como ha sido definido anteriormente. En con- tra de los agoreros que confunden continentes Solo estos profesionales tienen el derecho de denominarse periodistas, con las conse- sentido la con contenidos, tecnologías con funciones y actividades, siempre que el periodista manten- existencia de cuencias de que sin periodistas no existe el ga los dos requisitos imprescindibles de forma- periodismo y sin periodismo no tiene senti- ción y de exigencia deontológica. En relación medios de comunicación”24 Periodistas
  21. 21. “La ética es un requisito transversal desde cualquier soporte tecnológico”con el primero, el reto de las nuevas tecnologías de la información plasman en códigos deontológicos con el compromiso volunta-a través de los diferentes soportes digitales no es un obstáculo rio –la Ética nunca debe imponerse, a diferencia del Derecho–para el ejercicio del periodismo, aunque exige una formación ade- de someterse a las resoluciones de comisiones de quejas ycuada que es perfectamente posible adquirir en la universidad con deontología independientes y autónomas, con el compromisosu perfeccionamiento desde las empresas informativas. Una cues- además de aceptar su publicación desde los medios de comuni-tión que ya se preveía en el Código Europeo de Deontología del cación, tal como es el modelo de la Comisión de Quejas yperiodismo del Consejo de Europa: “Dada la complejidad del pro- Deontología de la FAPE. Sin ello, la denominación de periodismoceso informativo, basado cada vez más en la utilización de nuevas ciudadano solo es una expresión nominalista, bien sonante.tecnologías, la rapidez y la síntesis, se debe exigir a los periodistas Por último, la llamada de atención para señalar que la pervi-una formación profesional adecuada.” vencia del periodismo depende del comportamiento de dos fac- La ética es un requisito transversal, permanente y universal des- tores relacionados en los que enmarca su actividad: las empresasde cualquier soporte tecnológico, que se transforma en deontolo- informativas y los poderes políticos, cuestiones en las que es ne-gía profesional en el ejercicio del periodismo y que garantiza la cesario profundizar.credibilidad de los medios de comunicación ante los ciudadanos. Partiendo de que la deontología del periodismo es una éticapública y no privada, lo que lleva a su responsabilidad pública MANUEL NÚÑEZ ENCABOante los ciudadanos, solo será eficaz si los compromiso éticos se PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE QUEJAS Y DEONTOLOGÍA DE LA FAPE Periodistas 25
  22. 22. EN PORTADA GOODBYE GÜTENBERG ANÁLISIS Derechos de autor, porque la democracia necesita de los profesionales Por Yuk Lan Wong El debate actual sobre el futuro del periodismo, centrado en la ples proveedores de contenido. La sociedad corre el riesgo de búsqueda de un nuevo modelo de negocio, ha descuidado algu- perder su voz, minando el servicio que el periodismo hace al nas cuestiones fundamentales. ¿Qué puede hacer el periodismo interés público. por nosotros? Y ¿para qué necesita la sociedad a los profesiona- Los periodistas afrontan cada vez mayores dificultades para les de la información? ver reconocidos sus derechos. No solo tienen que enfrentarse a La industria del periodismo está cambiando: los avances tec- nuevas formas de violación y uso indebido de sus obras en la era nológicos modifican la manera de producir, difundir y consumir digital, sino que además mantienen una lucha permanente contra información, el periodismo se ha convertido en una commodity contratos injustos, acuerdos que a menudo exigen la cesión de (una mercancía) y los periodistas están siendo reducidos a me- derechos para el uso ilimitado e incondicional de sus obras a un ros proveedores de contenidos. precio que suele resultar ridículo. ¿Significa esto que la sociedad no necesitará a los periodistas Paralizados por la actual crisis, los periodistas se encuentran en un futuro? La respuesta es un sonoro no. en una muy mala posición para negociar, topándose muy a me- Los periodistas son más necesarios que nunca para defender nudo con un “lo tomas o lo dejas” por parte de los empleado- el periodismo como un bien público. En cuanto a lo que puede res. Sorprende que una agencia de renombre mundial como hacer el periodismo por nosotros: mantener viva la democracia France Presse haya modificado recientemente su convenio para y proteger el progreso de la sociedad. obligar a sus periodistas a entregarle sus derechos. Muchos Si nuestra sociedad es lo suficientemente democrática, está otros medios están siguiendo su ejemplo. obligada a defender el periodismo como bien público, rechazar ¿Cuál es el futuro del periodismo? Si el porvenir debe ser tan la concepción de periodistas como meros proveedores de con- brillante como los periodistas quieren que sea, tenemos que lu- tenidos cuyos derechos son pisoteados. char junto a la sociedad civil y exigir a las democracias que tra- Como otros autores, los periodistas disfrutan de plenos dere- ten al periodismo como el bien público que es, defendiendo los chos, incluidos los económicos y los morales, sobre sus trabajos. derechos profesionales de los periodistas. No son solo los propietarios de sus obras, sino también su alma. Los periodistas y sus sindicatos han empezado a luchar. La Fe- Mientras que los derechos económicos pueden asignarse por deración Europea de Periodistas (FEP) ha estado apoyando a sus la vía de un contrato justo, los morales son irrenunciables e in- afiliados en la batalla por los derechos de autor de los periodis- trínsecos al autor. Los derechos morales de los autores, que son tas, a través de diversas campañas y acciones de lobby con res- aquellos que sirven para que sean identificados y puedan defen- ponsables políticos europeos para instarles a que apoyen políti- der la integridad de sus obras, resultan esen- cas que puedan fortalecerlos y protegerlos. ciales tanto para los periodistas como para En la próxima Jornada Mundial del Dere- los ciudadanos, en el sentido de que otorgan autenticidad a sus obras. “La sociedad cho de Autor, el 26 de abril, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) pondrá en Igual que los periodistas profesionales son responsables de cumplir rigurosamente corre el riesgo marcha una campaña contra los contratos injustos con el fin de alentar a sus afiliados a con su trabajo, tienen derecho a que sus obras sean valoradas y respetadas. Por esta misma razón la sociedad necesita de los de perder su unirse a esta causa. profesionales. Sin embargo, esta industria cambiante voz, minando el servicio del YUK LAN WONG pone en riesgo la democracia con la reduc- RESPONSABLE DE CAMPAÑAS INTERNACIONALES ción de los periodistas profesionales a sim- FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE PERIODISTAS (FIP) periodismo”26 Periodistas

×