Elección de imágenes y análisis, a la luz dela teoría de J. Berger, sobre el modo de ver          que encarnan las mismas....
fotografías es generalmente acompañado (al menos en la mayoría de loscasos que se dan en el jardín) de movimientos con la ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Imágenes en el jardín de infantes

1,585 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,585
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Imágenes en el jardín de infantes

  1. 1. Elección de imágenes y análisis, a la luz dela teoría de J. Berger, sobre el modo de ver que encarnan las mismas.En el jardín de infantes donde nos desempeñamos laboralmente con ungrupo de colegas, muchas y diversas son las imágenes que los niñosperciben, con las que conviven y las cuales van contribuyendo a laconstrucción mental que los pequeños generan del mundo que los rodea.De entre todas las imágenes presente, elegimos analizar la imagen delespejo. El motivo por el cual elegimos esa imagen y no otra se debe aque la misma, en comparación con el resto de las imágenes que habitanla sala, es diferente, ya que su interior es dinámico. El rol de quien lapercibe (y por ende su reflejo) es dinámico. Puede jugar con ella,experimentar y elegir qué quiere ver, qué imagen quiere que ese “cuadro”le devuelva. Y ser protagonista de esa imagen. En palabras de JohnBerger, “nunca miramos sólo una cosa; siempre miramos la relaciónentre las cosas y nosotros mismos” (Berger, 2000:14), y la relación quenos une a la imagen de un espejo no sólo está estrechamente ligada anosotros y nuestra acción, sino que además, elegimos qué queremos veren ella, aun cuando no aparezcamos en ella, gracias al juego deperspectiva. El movimiento gana relevancia y deja al niño “espectador”librada a su decisión la imagen que quiera elegir.Así, se construye en una relación compleja la mirada del “otro”. El espejonos traspola a la inevitable sensación de que otro me está mirando almismo tiempo que yo lo miro. Es una construcción reciente de losprincipios que rigen la visión de los niños, en la cual tratan de comenzara analizar cómo interactuar con eso que perciben. Esa relación dialógicacomienza desde edad temprana.Distinta es la percepción de una fotografía. La elección de la imagen estáimpuesta. El fotógrafo eligió una imagen según un criterio propio ydecidió plasmarla en una fotografía. Sin embargo, la percepción de unaimagen fotografiada no implica un registro mecánico. Como lo describeBerger, “cada vez que miramos una fotografía somos conscientes,aunque sólo sea débilmente, de que el fotógrafo escogió esa vista deentre una infinidad de otras posibles.” (Berger, 2000:16). Y aunqueparezca que los niños no cuentan con dicha idea, su modo de ver las
  2. 2. fotografías es generalmente acompañado (al menos en la mayoría de loscasos que se dan en el jardín) de movimientos con la mirada y hasta conla cabeza y el cuerpo, buscando ver más allá de lo que la fotografíamuestra. Intentan ver qué hay más al costado, más atrás, investigan, seinteresan por ver la parte de atrás de la fotografía, para ver si encuentranalgo más. La necesidad de interactuar con la imagen se evidencia aunsiendo una fotografía, por más estática que ésta resulte.Otro aspecto que diferencia las fotografías de las imágenes de un espejoes que la fotografía evoca algo que no existe en el presente. “Lasimágenes se hicieron al principio para evocar la apariencia de algoausente” (Berger, 2000:16), permitiendo también crear conciencia delpasado, de la historia. El espejo muestra una imagen hoy, ahora,evidencia el estado de alguien en este preciso instante. Es por ello queante el llanto de un niño, la reacción del adulto es distraerlo con otracosa, alejándolo lo más posible de lo que le está pasando para que esasensación pase rápido.Desde nuestro punto de vista como adultos, habiendo sido atravesadospor tantas imágenes y por tantas situaciones que les otorgan diversossentidos, una simple imagen puede dar lugar a múltiples interpretaciones.Desde la mirada de un niño que comienza a crear su propio universo deinterpretaciones y construcciones, tal vez libre de las ataduras culturalesque nos brinda el paso del tiempo y la vida en sociedad.BibliografíaBERGER, J. (2000), Capítulo I, Modos de ver, Barcelona, GG.

×