Cuento08

662 views
619 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
662
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cuento08

  1. 1. Cuento creado por los alumnos del Colegio desde Educación Infantil 3 años a 6º E.P. para celebrar el Día del Libro
  2. 2. Un día que Caperucita Roja estaba en el bosque cogiendo flores llegaron las 4 tortugas Ninja: Donatello, Rafael, Leonardo y Miguel Angelo, al cual llamaban Maiqui, y se pusieron a jugar al escondite. De repente, cuando más animado estaba el juego llegaron: el lobo, el tigre, el elefante y la pantera negra que pidieron a Caperucita Roja y a las tortugas Ninja que les dejaran jugar, pero como eran muy malos no les dejaron jugar. Entonces llegaron el hipopótamo, la serpiente, el oso y el caballo que dijeron a Caperucita que les dejaran jugar, pero como también eran malos no les dejaron jugar a ninguno, menos a el caballo que como era bueno si jugó.....
  3. 3. Las tortugas Ninja, Caperucita y el caballo fueron al bosque a dar una vuelta y se encontraron de nuevo al lobo, que estaba escondido detrás del tronco de un árbol. El lobo les preguntó: -¿Dónde vais?. Y ellos le contestaron que iban a casa de la abuelita a darle un pastel, el lobo dijo que ahora no tenía hambre y se fue a su casa a dormir. Las tortugas y Caperucita se quedaron en el bosque cogiendo flores, mientras, el caballo se fue en busca de un príncipe....
  4. 4. El caballo cabalgó y cabalgó 5.000 días y 800 noches hasta que encontró un castillo muy grande y brillante; el caballo llamó a la puerta con sus patas y le abrió la puerta una yegua muy guapa. El caballo dijo: - ¡Hola guapa! Y la yegua contestó: -¡Hola guapo! El caballo blanco preguntó a la yegua que estaba buscando a un príncipe azul para cabalgar juntos, y la yegua le contestó que hace poco había venido un príncipe azul andando, pero se cansó de esperar y se fue por el camino de los lobos. Al príncipe le dio un poco de miedo pero como era valiente siguió ese camino. La yegua y el caballo se despidieron con un beso....
  5. 5. El caballo blanco buscó un atajo para ir a buscar al príncipe. Según iba andando se encontró con el Rey y le preguntó: - ¿Ha visto usted al príncipe? - Sí, lo vi en el camino de los lobos hace un ratito. Me dijo que iba en busca de un caballo mágico con el que conseguir un anillo para la princesa. - ¡Muchas gracias, seguiré buscándolo!. Y los dos se despiden. El caballo sigue su camino y se encuentra con el lobo que le dice que el príncipe ha sido secuestrado por un ogro. Como el caballo sabía que los lobos no eran buenos no se lo creyó. Pero en mitad del camino se encontró la corona y la espada del príncipe. ¡Ahhh! ¿Le habrían secuestrado?....
  6. 6. Siguiendo la pista y por el olor de los objetos siguió el camino y encontró un bote de bronceador y un folleto de "Viajes con Glamour". Fijándose en las hojas, se dio cuenta que venía señalado un viaje a la playa con todos los gastos pagados. Y el caballo pensó: ¿Estará allí?. Sin pensarlo dos veces se encaminó a la playa. Una vez allí se fijó en la terraza de un chiringuito regentado por un erizo y... ¡Efectivamente, allí estaba! Rojo como un tomate y con algún kilito de más. El caballo pensó: "Ha cambiado la corona y la espada por las bermudas!". Se acercó a él y hablaron....
  7. 7. El príncipe al ver al caballo se quedó helado y su cuerpo velludo se transformó en una armadura plagada de espadas y con la voz entrecortada el preguntó cortésmente: - ¿Qué haces aquí? -Estoy buscándote porque me dijeron que te había secuestrado. Y el príncipe avergonzado respondió: -Pues... al final, como estaba muy cansado de buscar y tenía mucho calor, decidí venir a la playa. Y mira lo que encontré en el fondo del mar. Al instante sacó del bolsillo de las bermudas un anillo con una perla. -¡Mira! ¿Qué te parece?. ¿A qué es muy parecido al anillo mágico?. Seguro que la princesa accede a mi petición. El caballo le dijo: - La verdad es que es muy buena copia, seguro que no se da cuenta...
  8. 8. Entonces, el príncipe y el caballo decidieron dar a la princesa el anillo falso, ya que pensaban que no se daría cuenta. Cuando se disponían a salir de la playa se encontraron en el chiringuito de Don Erizo a los Tres Cerditos tomándose una limonada. Les contaron la historia y resultó que uno de ellos tenía el anillo verdadero. ¡El anillo mágico! Después de hablar y hablar y hablar durante mucho tiempo hicieron un trato. Los cerditos le darían el anillo mágico si el príncipe se comprometía a dejarles parte del Palacio Real para vivir y así el lobo no podría molestarlos más....
  9. 9. El príncipe acepto encantado. Pidió una carroza por radio-taxi, acomodó a los tres cerditos y al cochero le dio la dirección del palacio de la madrasta de Blancanieves, porque él no estaba dispuesto a meter tres cerdos en su casa. Cuando se dio cuenta de que le habían dado el anillo, cogió su caballo y se fue tras ellos. Los alcanzó a las puertas del palacio y vio horrorizado cómo uno de los cerditos ofrecía el anillo a la malvada madrastra...
  10. 10. Pero, cuando se lo estaba dando el príncipe se abalanzo sobre el cerdo que ofrecía el anillo a la malvada madrastra y, con gran valentía y decisión, se lo quitó de la mano y lo escondió en un bolsillo del interior de la capa. Inmediatamente, los soldados de la madrastra intentaron atraparle. Entonces, el príncipe tocó una oreja del caballo y a éste le salieron unas enormes alas doradas que permitieron que ambos salieran volando de allí. Y volando y volando, llegaron al palacio de la princesa, le dieron el anillo y el príncipe y la princesa se casaron y fueron muy felices.

×