Successfully reported this slideshow.

10 razones para fotografiar en blanco y negro

1

Share

Upcoming SlideShare
Yanmari pasatiempo
Yanmari pasatiempo
Loading in …3
×
1 of 12
1 of 12

More Related Content

Related Books

Free with a 14 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 14 day trial from Scribd

See all

10 razones para fotografiar en blanco y negro

  1. 1. 10 RAZONES PARA FOTOGRAFIAR EN BLANCO Y NEGRO La fotografía en blanco y negro es un auténtico mundo por explorar. Las capacidades artísticas y expresivas del duotono son infinitas. Aun así, muchas veces no tomamos el blanco y negro como nuestra primera opción. Este artículo te ofrece 10 razones para que te plantees usarlo en tu día a día fotográfico, tanto si prefieres disparar en blanco y negro o si optas por crearlo después. Hay vida más allá del color, vamos a ver por qué. No estamos acostumbrados a ello Sí, todos hemos visto muchísimas fotografías en blanco y negro pero seamos sinceros: todos nosotros, dejando de lado las personas afectadas de daltonismo monocromático, vemos el mundo en color, así que mostrar algo en blanco y negro nos obliga a verlo de una forma nueva. Una fotografía en blanco y negro probablemente llame más la atención que una en color, pues el color nos parece más cotidiano, más normal, mientras que el duotono nos acerca más al cine, a la escenificación, al arte en general.
  2. 2. Es una caja de sorpresas Al tomar la foto podemos imaginarnos más o menos cómo será el resultado final pero tendremos que esperarnos a ver la imagen en escala de grises para poder apreciar el resultado final. Un buen ejercicio fotográfico es el de intentar imaginarnos nuestro escenario en blanco y negro, con la intención de identificar posibles fotografías interesantes en blanco y negro. Y es que no todas las fotografías son adecuadas para el procesado al blanco y negro, las hay más predispuestas a convertirse en buenas fotografías monocromáticas (imágenes abstractas, con texturas, líneas...) y las hay menos adecuadas. El color esconde secretos ¿Te ha pasado nunca el haber tomado una fotografía que, a tus ojos, pasaba sin pena ni gloria pero al convertirla al blanco y negro, ha ganado en fuerza? Eso es porque, como dice el título, el color esconde secretos. Hay elementos que quedan enmascarados, en cierta manera, por el color. Podríamos decir que el color nos llama la atención visualmente, así que distrae a los ojos para que estos no vean ciertas cosas con tanta facilidad. Es por esta razón que se dice que, en las fotografías en blanco y negro, la composición es más importante, pues con la ausencia de color las líneas, las texturas, los contrastes lumínicos saltan a la luz y se hacen más evidentes. Es más difícil conseguir una buena foto Precisamente por las razones que hemos explicado en el punto anterior, conseguir una foto espectacular en blanco y negro es mucho más difícil que hacerlo en color. La ausencia de
  3. 3. color nos ayuda a fijarnos en cosas que, en presencia de colores, quizás hubieran pasado desapercibidas. Es cierto que, como ya hemos visto, el hecho de que no estemos acostumbrados a ver en blanco y negro nos puede ayudar a conseguir una imagen atractiva visualmente, pero esto no te librará de tener que prestar más atención a los aspectos técnicos de la imagen que, en blanco y negro, quedan más al descubierto. La excusa perfecta para usar un alto contraste Si queremos usar un contraste alto para una fotografía en color, seguramente las tonalidades varíen y tengas que dedicarte, también, a modificar saturación e intensidad para conseguir el efecto deseado. En una fotografía en blanco y negro no tendrás que pasar por esto. Además, por norma general, las fotografías monocromáticas con un alto contraste suelen tener muchísima fuerza visual, incluso más que en color. Con todo, no debes olvidar que es muy importante que tu fotografía tenga toda la gama tonal: desde el blanco más puro al negro más intenso, pasando por todos los grises!
  4. 4. ¿Que no ofrece tantas opciones de revelado? Puede parecer que convertir una fotografía al blanco y negro es una cosa fácil, sin más misterio. Y que, con un solo clic, el revelado de la foto queda solucionado. Nada más lejos de la realidad: existen una enorme cantidad de posibilidades: puedes escoger desaturar la imagen, o bien convertir tu fotografía a escala de grises, entre muchas otras opciones. Además, no olvides los filtros que, de la misma manera que existen para editar las imágenes en color, también los hay para interpretar de manera diferente las fotografías en blanco y negro. Para muestra, un botón: la misma imagen en blanco y negro procesada de dos maneras distintas. La única diferencia entre ellas es la interpretación de los colores; la exposición o la luminosidad no ha sido modificada. A veces es la única manera de transmitir aquello que buscamos expresar A veces el color no puede expresar aquello que nosotros deseamos. En estos casos, el blanco y negro puede convertirse en tu mejor aliado. Un blanco y negro procesado en clave baja puede dar pie a una imagen muy profunda, expresando agresividad, dureza o también melancolía y tristeza. En cambio, un blanco y negro en clave alta, en cambio, puede ayudarte mucho para expresar sentimientos de pureza y tranquilidad. Todo depende de la fotografía que queramos conseguir y de cómo la trabajemos antes y después del procesado.
  5. 5. También puede ser tu última opción Si eres como yo, que pese a todo lo dicho, eres un amante del color; el blanco y negro puede ser tu última opción. Aquella alternativa que te salve en un momento de crisis. En mis fotos siempre ando buscando el color perfecto para cada imagen pero hay veces que no lo encuentro. En ocasiones como esa, antes de dejar la fotografía como "misión imposible", siempre la pruebo en blanco y negro. Más de una vez he quedado sorprendida y me he dado cuenta de que el color que aquella fotografía me estaba pidiendo era, ni más ni menos, el blanco y negro.
  6. 6. El blanco y negro es más simple Así que, como consecuencia, aquellas imágenes que se conviertan al blanco y negro serán más simples. Por supuesto que hay excepciones, no es difícil encontrar imágenes verdaderamente complejas en blanco y negro, pero si crees que los colores no aportan mucho a tu fotografía, prueba de ponerla en blanco y negro, seguramente te guste ¡mucho más así! Lo retro está de moda Puede parecer superfluo, pero es cierto. No hay más que fijarse en Instagram (y aplicaciones parecidas), tutoriales para conseguir efectos vintage en las fotos, acciones de photoshop, presets de Lightroom... Sea como sea, el blanco y negro nos remonta a los inicios de la fotografía: cuando no se podía fotografiar en color o, más adelante, cuando sí se podía pero no estaba al alcance (económico) de la mayoría de población. Así que fotografiar en blanco y negro es como volver a la esencia de la fotografía. Si, además, se le añaden efectos como grano grueso o tonalidades sepia a las fotos, se pueden conseguir imágenes que parezcan verdaderamente muy antiguas. Eso no se puede conseguir de la misma manera con el color!
  7. 7. La fotografía en blanco y negro está viviendo un resurgimiento, aunque en realidad nunca se ha ido. ¿Por qué sigue siendo tan popular? Hay una cierta nostalgia alrededor del blanco y negro; no solo recuerdos de fotografías antiguas sino también de los inicios de la televisión. De hecho el blanco y negro es muy eficaz para resaltar las formas y los tonos del sujeto. El blanco y negro puede producir una imagen con mucha fuerza de un sujeto que resultaría más débil en color. Para ayudarte a conocer mejor la fotografía en blanco y negro, este tutorial tratará los siguientes temas: • Paisajes de invierno • Retratos • Paisajes urbanos • Fotografía nocturna • Uso de filtros • "Ver" en blanco y negro • Uso de archivos JPEG y RAW Paisajes de invierno Los paisajes de invierno son muy adecuados para la fotografía en blanco y negro. En esta época del año, muchas veces hay poco color en las escenas: nada de verdes vibrantes y pocas flores rojas o amarillas. Un paisaje cubierto de nieve ya es prácticamente monocromo. Puedes centrarte en las formas de los árboles sin hojas, los muros de piedra y los edificios. La composición y el contraste pasan a ser elementos clave de la imagen. La regla de los tercios es especialmente útil en la fotografía en blanco y negro, con poco color que distraiga al ojo. Imagina una cuadrícula dibujada en el visor de la cámara: dos líneas verticales y dos líneas horizontales que crean cuatro intersecciones. Coloca el sujeto
  8. 8. principal en una de esas intersecciones. De esta forma se consigue una composición con mucha fuerza. Otra ayuda para la composición es la perspectiva lineal. Puedes verla si haces una fotografía de una carretera que se aleja o de las vías del tren. Las líneas de la carretera o de las vías parecen convergir, aunque todos sabemos que son paralelas. Las líneas atraen al ojo y crean una sensación de profundidad en la imagen. Cuándo utilizar el blanco y negro Algunas situaciones se ofrecen especialmente para la fotografía en blanco y negro. A continuación te mostramos algunos ejemplos. Retratos La fotografía en blanco y negro funciona muy bien con los retratos. En parte, puede deberse a que muchos de los retratos más representativos del último siglo son monocromos y estamos familiarizados con este estilo. Pero también se debe a que si se elimina el color, nos queda simplemente el carácter y la personalidad. Añadir una iluminación lateral es especialmente eficaz, ya que proporciona un contraste fuerte entre las luces y las sombras. Paisajes urbanos La fotografía arquitectónica se realiza con frecuencia en monocromo para destacar la forma de los edificios. El mayor contraste que se logra con el blanco y negro sobre el color, queda muy bien al sujeto. Estas fotografías se realizan muchas veces a primera hora de la mañana, en parte para evitar las distracciones del tráfico y de la gente, pero también para aprovechar la luz del sol cuando todavía está bajo. Con esta luz es posible obtener sombras muy largas y se puede lograr una atractiva textura cuando se proyecta sobre piedra o cemento. En
  9. 9. muchos casos estas imágenes también se benefician de la simplicidad y la naturaleza austera del blanco y negro. Fotografía nocturna Merece la pena probar a hacer fotografías nocturnas tanto en blanco y negro como en color. En muchos casos, el reflejo amarillo de las luces de la calle dan vida a una escena. Por otra parte, la textura y los patrones de una escena se muestran con un mejor efecto en monocromo
  10. 10. La importancia del color En la fotografía en blanco y negro, con frecuencia se utilizan filtros para cambiar los tonos de la imagen. Los filtros amarillos y rojos, por ejemplo, absorben la luz azul, con lo que se logra que los cielos azules aparezcan más oscuros en la imagen. Uso de filtros Los filtros no solo logran que la escena sea más dramática, sino que también aumentan el contraste entre las nubes blancas y el cielo. Todas las cámaras EOS y algunas PowerShot, como la PowerShot G12 y la PowerShot SX30 IS, pueden aceptar filtros. De forma alternativa, hay un efecto de filtro disponible entre los ajustes de Estilo de imagen (Picture Style) en las cámaras digitales Canon EOS. Puedes seleccionar amarillo, rojo, naranja o verde para cambiar los tonos monocromos y simular el efecto de los filtros. Consulta el manual de instrucciones de tu cámara para obtener más información. "Ver" en blanco y negro No es necesario que hagas las fotografías en blanco y negro; puedes hacer fotos en color y después copiar y convertir la imagen a blanco y negro cuando hayas transferido el archivo a tu ordenador. Pero ten en cuenta que una escena que quede bien en color puede no funcionar en blanco y negro, y viceversa. Por ejemplo, unas flores rojas destacan sobre un fondo verde si se fotografían en color. Pero si capturas el mismo sujeto en monocromo, puedes descubrir que el rojo y el verde se han convertido en tonos similares de gris. La práctica ayuda a "ver" en monocromo, pero puedes acelerar tu aprendizaje. En general, observarás que las imágenes en blanco y negro requieren más contraste para el mismo
  11. 11. sujeto que el color. Fotografía el mismo sujeto dos veces, primero en color y después en blanco y negro. Puedes comparar ambas imágenes en la pantalla LCD de la cámara. Uso de archivos JPEG y RAW Las imágenes se pueden guardar en diversos formatos. Elegir el más adecuado depende de lo que quieras hacer con ellas. Todas las cámaras digitales Canon pueden producir archivos JPEG. Estos se procesan en la propia cámara y se descartan los datos no deseados de la imagen. Puedes abrir un archivo JPEG en el software suministrado con la cámara Canon y realizar modificaciones. Por ejemplo, convertir un archivo en color a blanco y negro. Pero no estás trabajando con todos los datos y por eso se limita la gama de cambios que puedes hacer. Si disfrutas trabajando con las imágenes después de haberlas descargado al ordenador, es mejor realizar las capturas con archivos RAW. Todas las cámaras EOS y algunas de las PowerShot pueden crear imágenes RAW. Este tipo conserva todos los datos capturados por la cámara, lo que proporciona una gama más amplia de opciones para ajustar la foto. Puedes aplicar un efecto de filtro rojo, amarillo o verde para aumentar el contraste o incluso añadir un tono sepia, azul o violeta. Entra en la galería Hay innumerables oportunidades de realizar magníficas fotos en blanco y negro. Ahora que has leído los consejos de este tutorial, saca tu cámara y libera tu creatividad para hacer
  12. 12. algunas fotos fantásticas. Después, sube tu favorita a la galería. ¡Puede que el próximo mes tu foto aparezca como una de las mejores!

×