Concursos y quiebras

1,596 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,596
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
33
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Concursos y quiebras

  1. 1. BOLILLA N 1Concursos: clases. Reorganización y liquidación.- Concurso es una voz genérica que, en nuestroactual sistema jurídico positivo, tiene dosespecies: la quiebra (a veces también llamadafalencia; de ahí la designación del quebradocomo fallido), que es eI proceso concursalenderezado a la liquidación; y el concursopreventivo, que es el proceso concursal deprevención o reorganización.Históricamente, la quiebra es muy anterior alconcurso preventivo, y nació como formaespecial de tutela de los derechos de losacreedores, ante los resultados insatisfactorios aque conducía la ejecución individual de activosinsuficiente en el patrimonio del deudor, según yahemos visto al tratar tal vía ejecutiva. Laliquidación de los bienes del patrimonio deldeudor insolvente es el ,propósito que alienta aeste proceso que, como tal, es un proceso deejecución.Con el correr de muchos siglos fueronelaborándose ciertos mecanismosjurisdiccionales tendientes a dar solución a losconflictos del deudor insolvente con susacreedores, pero sin liquidar los bienes o, al
  2. 2. menos, sin liquidarlos de manera forzada,masiva, y con todas las gravosas consecuenciaspersonales que la quiebra siempre tuvo para losfallidos. Estos procedimientos procuraban evitarla quiebra, poner fin a la insolvencia antes deLlegar a esa etapa; en otras palabras, prevenir laquiebra, y de ahí su identificación como procesosde prevención (en nuestro derecho actual, elconcurso preventivo). En los últimos años, unacorriente doctrinal cada vez más difundida ponede resalto que estos mecanismos se instituyenlegalmente como oportunidad para que el deudorinsolvente reorganice la estructura financiera desu pasivo, y que, si tiene actividad empresarial, lohaga de modo que no sólo prevenga ladeclaración de quiebra sino que también, yprincipalmente, solucione las verdaderas causasde la crisis empresaria o del estado de cesaciónde pagos, evitando definitivamente la liquidaciónde la actividad y del patrimonio. Por eso, los quetradicionalmente fueron llamados procesosconcursales preventivos o de prevención,actualmente se los denomina procesosconcursales de reorganización. Nuestra leyconcursal, sin embargo, sigue utilizando la mástradicional nomenclatura de concurso preventivo.
  3. 3. Finalmente, puede señalarse que, juntamentecon los dos procesos concursales clásicos(quiebra o proceso concursal liquidativo, yconcurso preventivo o proceso concursal dereorganización) existen otros mecanismos másinformales de solución de la insolvencia y de lascrisis económicas o financieras de caráctergeneral, denominados acuerdos preconcursaleso paraconcursales. Esta forma simplificada, engran medida extrajudicial, voluntaria, permitecelebrar acuerdos entre el deudor y todos (oparte) de los acreedores, que tiendan a dar fin ala crisis o a la cesación de pagos de manerarápida, económica y discreta. La ley concursal losregula a partir del art. 69. No son, estrictamente,concursos, sino métodos alternativos deprevención o de solución de las crisiseconómicas y financieras generales o del mismoestado de cesación de pagos.5. Intereses afectados por la insolvencia.Principios rectores de la legislación concursal ysujetos tutelados por ella. - La insolvenciapatrimonial es un fenómenoeconómico queafecta a múltiples sujetos.La impotencia patrimonial se traduce, deinmediato u en un plazo más o menos breve, enfalta de pago de las obligaciones del titular del
  4. 4. patrimonio insolvente, con lo cual es evidenteque, en primer lugar, resultan afectados losintereses de los acreedores del deudorinsolvente.Históricamente, la primera forma de respuesta alproblema del deudor que dejaba de pagar (laquiebra) fue un medio instrumental de defensa delos acreedores. E1 interés de ellos fue el objetivocentral, procurándose -ante la evidencia empíricade la insuficiencia de activo como regla- que lasatisfacción de las acreencias fuese lo másigualitaria posible. Ello explica el nacimiento delprimero de los principios orientadores de lalegislación concursal: parscondiciocreditorum oprincipio de tratamiento igualitario de losacreedores. Relacionados con éste, y tambiéncon miras a satisfacer el interés de losacreedores, surgen otros principios de caráctermás instrumental: el de eficiencia en laliquidación; el de simplificación de los métodosde recomposición del patrimonio del fallido; el deeconomía de costos del proceso; el de celeridady abreaviación de los plazos procesales; entreotros.Durante el siglo XIX se consolidó la idea de quelos deudores podían caer en insolvencia sin doloni culpa, esto es, de manera casual y de buenafe. Esta concepción permitió la consolidación y la
  5. 5. difusión de los procesos concursales preventivos,y en la quiebra se introdujeron modificacionesque dieron trato más benévolo al fallido encomparación con las severas penas quehistóricamente se le habían aplicado por el solohecho de quebrar. Junto al hasta entoncesexcluyente interés de los acreedores, se puso alinterés del deudor como posible centro deatención de la legislación concursal. Seconsideró factible y hasta ventajoso que eldeudor pudiese remontar la insolvencia yreintegrarse a la actividad comercial lo antesposible y con el menor deterioro patrimonial. Alcontemplar la posibilidad de tutelar al deudor,fructificó otro principio que habría de orientarmuchas disposiciones de las sucesivas leyesconcursales: el principio de "salvaguarda de laintegridad patrimonial del deudor". De él derivanno sólo los mecanismos prevencionales oprocesos concursales de reorganización, sinotambién, en la misma quiebra, institutos tanimportantes para el fallido como la rehabilitaciónpersonal y patrimonial, los límites temporales aldesapoderamiento y las exclusiones de ciertosbienes a la acción de los acreedores, laeconomía de gastos, la devolución de los saldosal deudor, etcétera
  6. 6. En el siglo xx hizo eclosión el fenómenoempresarial en el campo jurídico. La empresa seconvirtió en el centro de atención del derechocomercial y desplazó el eje de atención delderecho concursal. Pero más tarde se advirtió elpeligro de desaparición de la empresas a raíz dela insolvencia, y se entendió que cuanto mayorfuera la empresa comprometida, mayores seríanlos intereses afectados por su eventual cese. Lasuerte de las actividades empresariales pasó aser la principal preocupación, viéndose en lainsolvencia de las empresas (especialmente delas grandes), un problema que no era yaexclusivo de su titular y de los acreedores. Laempresa es fuente de empleos y de ingresostributarios, muchas veces generadora deasientos poblacionales y eslabón con otrasempresas en el crédito o en los sistemas deproducción y de comercialización. AI tomarseconciencia de que la desaparición por quiebra deuna empresa afecta muchos más intereses quelos de los acreedores inmediatos, lapreocupación por salvaguardar o rescatar lasempresas en peligro dio nacimiento al llamado"principio de conservación de la empresa", el cualfue elevado a categoría de principio inspirador demuchas disposiciones de legislacionesconcursales a partir de mediados del siglo xx. En
  7. 7. algunos casos, legislativamente o por vía deinterpretación de la doctrina o de lajurisprudencia, se llegó a la exageración de esteprincipio inspirador, llevándoselo a la categoríade objetivo único de la concursalidad. Esatendencia, a la que denominamosconservacionismo extremo, se halla en retroceso.La legislación concursal vigente en nuestro paístiene numerosas disposiciones que tienden asatisfacer los intereses del deudor concursado,de sus acreedores y de la empresacomprometida por la insolvencia.Puede afirmarse que la defensa del crédito eigualdad de trato de los acreedores, lasalvaguarda de la integridad patrimonial deldeudor, y la preservación de la actividadempresarial útil, siguen actuando como principiosorientadores de diversas disposiciones delderecho positivo vigente. En algunas normas semanifiesta con más fuerza uno de esos principiosorientadores, al paso que otro se pone de resaltocon más intensidad en otras reglas. Confrecuencia, el operador concursal advierte ladifícil situación planteada entre los distintosintereses en conflicto y la imposibilidad desatisfacer a todos a la vez. Es entonces cuandose aprecia la delicada tarea de repartir
  8. 8. equitativamente en un contexto de escasez, en elcual es menester efectivizar delicadamente unajusticia distributiva. Los distintos interesesafectados por la insolvencia, las gravesrepercusiones de ésta y los plurales sujetosinvolucrados que aspiran la tutela legal, lanecesidad de realizar justicia de tipo distributivoante la imposibilidad de llevar a cabo la justiciaconmutativa, así como los principios orientadoreselaborados a través de la historia a los que noshemos referido, explican la existencia de unalegislación diferenciada -la ley concursal- que darespuestas distintas de las del derecho común alos conflictos intersubjetivos que se planteancuando hay estado de cesación de pagos oinsolvencia patrimonial.6. Características de la Legislación concursal. -La legislación concursal tiene las característicasde ser excepcional, en gran medida, imperativa,sustancial y procesal.a) Es excepcional porque se aplica sólo ensituaciones de insolvencia judicialmentedeclarada; o sea, cuando hay proceso concursalabierto. Por ser excepcional, cuando se aplicaesta legislación sus reglas prevalecen sobre lasdel derecho común.
  9. 9. b) Es, en gran medida, imperativa porque lamayoría de las reglas concursales no puede serdejada sin efecto, y prevalece sobre cualquieracuerdo en contrario de los particulares.c) Es sustancial, ya que muchas normas de lalegislación concursal atienden a los derechos defondo de los sujetos involucrados, modificando,en mayor o menor medida, las prescripciones delderecho común (civil, comercial, laboral,etcétera).d) Es procesal, pues la legislación concursalorganiza y regula los procedimientos judiciales dequiebra y de concurso preventivo, los cualestienen características especiales a las queseguidamente nos referiremos.7. Características del proceso concursal. - Elproceso concurse caracteriza por ser universal,único y predominantemente inquisitivo.a) Universalidad. La universalidad es, quizá, lanota más distintiva de los procesos concursales.Aunque con menor frecuencia, bien se la Llamacolectividad o pluralidad. Junto al procesosucesorio, los concursales han sidotradicionalmente considerados colectivos ouniversales. por oposición a los procesos
  10. 10. singulares o bilaterales o individuales. El criteriode clasificación se basa en que en los primerosconvergen las pretensiones de todos losacreedores sobre la totalidad de un patrimonio,contrastando con los segundos, en los cuales seventilan pretensiones individuales respecto dehechos, cosas o relaciones jurídicasdeterminadas.El principio concursal de universalidad guardaparalelismo con la noción del patrimonio comouniversalidad jurídica.Cuando se considera al patrimonio como elconjunto de bienes y deudas (o cargas) de unapersona, o también como el conjunto de susderechos y obligaciones susceptibles deapreciación pecuniaria o valoración económica,los procesos que comprometen al patrimonio (envez de comprometer algunos bienes singulares)tienden a sujetar todos los activos del deudor, yconvocan a dirimir y efectivizar sus derechossobre ellos a todos los titulares de acreenciascontra ese deudor.Ello ha sido descripto como las dos caras de launiversalidad concursal: objetiva y subjetiva.
  11. 11. En su expresión o perfil objetivo, la universalidadse refiere a los bienes comprometidos en elproceso concursal (activo concursal). En suexpresión o perfil subjetivo, llamado tambiéncolectividad, relaciona a todos los sujetosinvolucrados como acreedores o titulares depretensiones que pudieran afectar la integridadpatrimonial del concursado (pasivo concursal).La universalidad se concreta en diferentesnormas de la ley concursal, que constituyen asíexpresiones jurídico-positivas de ese principiogeneral.En su perfil objetivo, la materalización másexpresiva del principio concursal de universalidades el art. 107 de la LCQ, que constituye la normagenérica sobre bienes sujetos adesapoderamiento en la quiebra.En la faz subjetiva, son derivaciones de laconcursalidad las reglas que consagran la cargade verificar los créditos impuesta "a todos losacreedores" (arts. 32 y 126, LCQ), y laprohibición de deducir o proseguir juicios decontenido patrimonial contra el deudor enconcurso preventivo (art. 21, LCQ) y contra elquehrado (art. 1~2, LCQ), etcéter;
  12. 12. Si bien la universalidad es una característicaindiscutida de los procesos concursales, debeadvertirse que es un principio general pero noabsoluto. El propio texto del art. 2° de la LCQ,deja en lado de antemano que hay bienesexcluidos; además, en otras disosiciones legalesse hallan enunciaciones referidas a losacreedores exceptuados de la concurrencia. Conrespecto a los bienes, en el proceso concursalmás severo (la quiebra) se aprecia un dobleorden e limitaciones: numerosos bienes seexcluyen del desapoderamiento (art. 108, LCQ),y ningún bien adquirido por el fallido después e larehabilitación es desapoderable (art. 107, LCQ).Otro tanto curre con los acreedores: losposteriores a la presentación del deudor enconcurso preventivo quedan fuera de éste (arts.16, 19, 32 y 6, LCQ), igual que en la quiebra, seexcluye a los acreedores posteriores a sudeclaración (art. 104, parte 2a, LCQ); tambiénhay exclusiones comunes a ambas clases deprocesos concursales (arts. 21, ~c. 2, y 132,LCQ).b) Unicidad. El principio concursal de unidad ounicidad es derivación lógica de la universalidad.Difícilmente podría ser universal un proceso queno fuera único.
  13. 13. La unicidad ha de entenderse como laimposibilidad lógica y jurídica de coexistencia dedos procesos concursales relativos al patrimoniodel mismo sujeto.La característica de proceso único secomplementa y concreta con la de juez único ycon el fuero de atracción.El principio de unicidad no está expresado, comoel de universalidad, en norma similar a la del art.1°, párr. 2°, de la LCQ, pero jurídicamente sepuede inferir de expresiones concretas endiversos textos legales (arts. 4°, 10, 21, 64, 77inc. 1, 101, 104 y 132, LCQ).También este principio tiene sus excepciones. Launidad de proceso concursal es tal sólo en elámbito territorial del país, puesto ue en el ordeninternacional sigue prevaleciendo el sistema depluralidad de concursos. También el fuero deatracción tiene sus exepciones (arfs. 21, inc. 2, y132, LCQ).c) Inquisitoriedad. El proceso concursal no es,estrictamente, h proceso inquisitivo puro, nitampoco un proceso inquisitivo acentado al gradoequivalente al de un proceso criminal. Perotampoco es un proceso regido exclusiva ni
  14. 14. mayoritariamente por el principio dispositivopropio de los procesos bilaterales civiles ycomerciales s los que se debaten interesesprivados. Por eso, a nuestro juicio conforme a lalegislación vigente en el país, los procesosconcursales pueden ser caracterizados comopredominantemente inquisitivos o inquisitorios.En los procesos que conocemos comoinquisitivos, el del juez está notablementeacentuado, al paso que lucen proporcional mentedisminuidos los poderes y las cargas de lossujetos del proceso. El principio inquisitivo estambién denominado principio de oficiosidad(poniéndose de este modo el acento en el juez uoficio. Ejemplo paradigmático de procesoinquisitivo en nuestro país son ciertos juicioscriminales que pueden ser iniciados. impulsados,delimitados y finalizados de manera oficiosa. Engeneral, el principio inquisitivo rige en procesosen que están en juego intereses generales (opúblicos) y, por ello, indisponibles. En talescasos, ni siquiera los sujetos afectados ointeresados tienen todas las facultades ni lospoderes ni las cargas, pues la sociedadconsidera que, al excederse la esfera deintereses de los particulares, la intromisión delEstado está justificada, concretándose ella en los
  15. 15. mayores poderes conferidos a los jueces. Laextrema inquisitividad impide a las partesrestringir los límites del debate, priva derelevancia jurídica al desistimiento o alallanamiento, desconoce la extinción del proceso~r perención de la instancia, no asignarestricciones a la tarea investigativa oficiosa deljuez, etcétera.REQUISITOS FORMALESArt. 11. - [Requisitos del Pedido] Son requisitosformales de la petición de concurso preventivo:I) Para los deudores matriculados y las personasde existencia ideal regularmente constituidas,acreditar la inscripción en los registrosrespectivos. Las últimas acompañarán, además,el instrumento constitutivo y sus modificaciones vconstancia de las inscripciones pertinentes.Para las demás personas de existencia ideal,acompañar, en su caso, los instrumentosconstitutivos y sus modificaciones, aun cuandono estuvieran inscriptos.2) Explicar las causas concretas de su situaciónpatrimonial con expresión de la época en que seprodujo la cesación de pagos y de los hechos porlos cuales ésta se hubiera manifestado
  16. 16. 3) Acompañar un estado detallado y valorado delactivo y pasivo actualizado a la fecha depresentación, con indicación precisa de sucomposición, las normas seguidas para suvaluación, la ubicación, estado y gravámenes delos bienes y demás datos necesarios paraconocer debidamente el patrimonio. Este estadode situación patrimonial debe ser acompañadode dictamen suscripto por contador públiconacional.4) Acompañar copia de los balances u otrosestados contables exigidos al deudor por lasdisposiciones legales que rijan su actividad, obien los previstos en sus estatutos o realizadosvoluntariamente por el concursado,correspondientes a los tres últimos ejercicios. Ensu caso, se deben agregar las memorias y losinformes del órgano fiscalizador.5) Acompañar nómina de acreedores, conindicación de sus domicilios, montos de loscréditos, causas, vencimientos, codeudores,fiadores o terceros obligados o responsables yprivilegios. Asimismo, debe acompañar un legajopor cada acreedor, en el cual conste copia de ladocumentación sustentatoria de la deudadenunciada, con dictamen de contador públicosobre la correspondencia existente entre la
  17. 17. denuncia del deudor y sus registros contables odocumentación existente y la inexistencia deotros acreedores en sus registros odocumentación existente. Debe agregar el detallede los procesos judiciales o administrativos decarácter patrimonial en, trámite o con condena nocumplida, precisando su radicación.6) Enumerar precisamente los libros de comercioy s de otra naturaleza que Ileve el deudor, conexpresión del último folio utilizado, en cada caso,y ponerlos a disposición del juez, junto con ladocumentación respectiva.7) Denunciar la existencia de un concursoanterior y justificar, en su caso, que no seencuentra dentro del período de inhibición queestablece el art. 59, o el desistimiento delconcurso si lo hubiere habido.El escrito y la documentación agregada debenacompañarse con dos copias firmadas.Cuando se invoque causal debida y validamentefundada, el juez debe conceder un plazoimprorrogable de diez días, a partir de la fecha dela presentación, para que el interesado décumplimiento total a las disposiciones delpresente artículo.
  18. 18. El escrito de petición de concurso preventivodebe contener una extensa serie deenunciaciones -acompañada de ladocumentación que las respalda, en su caso-encaminadas a convencer al juez interviniente dela seriedad objetiva de la solicitud del deudor, através de estas exigencias descriptivas de unmanejo formalmente correcto de suadministración patrimonial. La enunciación derequisitos formales es taxativa: no puedenagregarse otros por vía interpretativa, perotambién ha de tenerse en cuenta que la omisióncategórica de cualquiera de ellos determina elrechazo de la petición.No basta con pedir la franquicia de los diez díaspara completar los requisitos incumplidos altiempo de la presentación; el pedido debefundarse con expresión de causa que, a juicio deljuez, sea suficiente. Si así se considera, el plazocomienza a correr desde la fecha de lapresentación -no desde el día en que seconceda- y se cuenta por días hábiles judiciales.Art. 12. - [Domicilio Procesal] El concursado y, ensu caso, los administradores y los socios conresponsabilidad ilimitada, deben constituirdomicilio procesal en el lugar de tramitación deljuicio. De no hacerlo en la primera presentación,
  19. 19. se lo tendrá por constituido en los estrados deljuzgado, para todos los efectos del concurso.La omisión de constituir domicilio procesal en laprimera presentación torna operativo elapercibimiento de considerársele constituido enlos estrados del juzgado, pero no obsta a que,ulteriormente, se cumpla con la constitución dedomicilio ad pmcesum que, en tal caso. surtiráefectos desde su constitución.BOLILLA N 2 CESACION DE PAGOS8. Presupuesto objetivo de los concursos: elestado de cesación de pagos. - La apertura delos procesos concursales (concurso preventivo oqüiebra) exige la comprobación de que se denciertos presupuestos.Es clásica la distinción entre el presupuestoobjetivo, que refiere a las condiciones delpatrimonio, y el presupuesto subjetivo, querefiere a la persona (sujeto titular de aquél).r: Para abrir un concurso preventivo o paradeclarar una quiebra, ~ los jueces deben verificarque el deudor es un sujeto pasible de concurso o,en otras palabras que no es uno de los sujetosexpresamente excluidos por la ley. A la vez,deben comprobar que el patrimonio de ese sujeto
  20. 20. está en la condición crítica económico-financieraque constituye la premisa de la aperturaconcursal; condición que técnica y legalmente sedenomina estado de cesación de pagos.El art. 1° de la ley concursal establece que espresupuesto para a apertura de los concursosel estado de cesación de pagos. Esa fórmulao noción técnico legal no es definida en elmismo artículo. Sin embargo, en el art. 79,hallamos algunos elementos para ensayar suconceptualización. De esta norma se infiereque, para nuestro sistema legislativo, está encesación de pagos el deudor que seencuentra imposibilitado de cumplirregularmente sus obligaciones, cualquieraque sea el carácter de ellas y las causas quelas generan.Esa aproximación al concepto del presupuestoobjetivo de los concursos, es el resultado de laevolución doctrinal de casi un siglo. A la vez, lajurisprudencia y la doctrina de las últimasdécadas han aportado mayores precisionessobre los límites del presupuesto objetivoconcursal, a las que haremos referencia másadelante.
  21. 21. Históricamente, el primer significado de cesaciónde pagos fue el que emerge de su propio sentidoliteral: cesar de pagar es igual a incumplir, por locual cesación de pagos e incumplimiento erantérminos que no se diferenciaban desde el puntode vista de su significación jurídica en orden aprovocar la bancarrota. Quien dejaba de pagarincumplía sus obligaciones, cesaba en suspagos, era un quebrado en sentido económico y,por ende, pasible de ser declarado en quiebra. Elincumplimiento entendido como sinónimo decesación de pagos funcionaba así comopresupuesto objetivo de la quiebra.En el siglo xx se llegó a la conclusión de que nodebía declararse en quiebra al sujeto quesimplemente había incumplido, sin antes analizarla significación de ese incumplimiento dentro delcontexto general de las deudas y medios de pagodel titular del patrimonio; más adelante seentendió que incluso se podía, y debía, declararla quiebra del titular de un patrimonio que aún nohabía incurrido en incumplimientos, si sedemostraba por algún medio idóneo que dichopatrimonio se hallaba en un estado que justificar:su tratamiento concursal. En realidad, to queocurrió fue una verdadera sustitución, en eltiempo, del presupuesto objetivo concursal.
  22. 22. delincumplimiento, que es un hecho, a unverdadero estado del patrimonio. Pero a esteestado no se le dio un nuevo nombre, sino quecontinuó denominándoselo estado de cesaciónde pagos. Pese a tenerse el nombre, es dedestacar que, en el nuevo contexto, cesación depagos perdió su significación literal (dejar depagar es 1 a incumplimiento), para tomar unsentido nuevo (estado del patrimonio), que ladoctrina y la jurisprudencia han ido afinando eltranscurso del tiempo.9. Las llamadas "tres teorías" sobre la cesaciónde pagos. (Fundamentos de la quiebra)sistematizó las opinionestrinales que trataban de interpretar la fórmulacesación de pagos, ágrupándolas en las que élllamó tres teorías. Ello se ha convertido en unclásico dentro de los estudios argentinos sobreesta materia. Aunque esas tres teorías hanperdido actualidad, aún conservan popularidaden la enseñanza universitaria y se mencionantodavía en algunos fallos.a) Teoría materialista. Identifica cesación depagos con incumplimiento. Para sussostenedores, un solo incumplimiento, decualquier entidad, obliga a declarar la quiebra,
  23. 23. salvo que el deudor opone fundadas excepcionesde buena fe (Vivante). No interesan las causasdel incumplimiento, ni el estado patrimonial deldeudor (Bo~ffio). En nuestra doctrina concursalfue seguida por los autores de fines del siglo xx yprincipios del siglo xx (Moreno, Segovia, pbarrio,Quesada, Armengol, Orione, etcétera)., Esta interpretación del presupuesto objetivoconcursal tiene la ventaja de su simplicidad, yaque no exige ahondar en el análisis patrimonial,hace más fácil y más previsible la labor del juez,y considerablemente las posibilidades deresistencia del deudor ~p la declaración dequiebra pedida por los acreedores.La principales críticas que se le han hecho a estateoría son las siguientes: 1) desconocer el origenhistórico de la quiebra, que no sería el de unmero medio ejecutivo contra el soloincumplimiento no una verdadera defensa contrala insolvencia; 2) desconocer el fundamentoeconómico-jurídico del instituto falencial, que noes de provocar la liquidación de un patrimoniopor la sola falta dego de una obligación, y .) que puede conducir aconsecuencias injustas, y convertir a la quiebraen un medio compulsivo de cobro créditos.
  24. 24. b) Teoría intermedia. Sostiene que no haycesación de pagos , incumplimiento, pero nosiempre los incumplimientos importación depagos.La relación entre cesación de pagos eincumplimiento asume uoa dimensión menosautomática que en la teoría anterior. donde seidentificaban. Sin embargo, para la teoríaintermedia, todavía la cesación de pagos serevela solamente por incumplimientos.Esta corriente de opinión afirma que lo queinteresa al comercio es el cumplimiento de lasobligaciones y, por ello, mientras el deudorcumple no puede decirse que exista insolvencia.También sostiene que el único medio inequívocode apreciar si hay insolvencia es elincumplimiento; los demás medios de prueba, oson equívocos o no pueden verificarse confacilidad. Empero, destaca que como elincumplimiento puede obedecer a otras causasque no sean la insolvencia, el juez debe apreciar,en cada caso, si hay o no hay cesación depagos.La teoría intermedia aventaja a la teoríamaterialista en la mayor flexibilidad que reconoceal juez en la tarea de identificar el presupuesto
  25. 25. objetivo concursal. No obstante, también se leformulan las siguientes críticas: I) el no admitirque hay otros hechos que demuestran lainsolvencia, igual o mejor, que el incumplimiento;2) puede demorar la declaración de quiebracuando no hay aún incumplimiento, pero sí otrossignos reveladores de solvencia disfrazada,burlándose así el sentido cautelar delprocedimiento concursal, y 3) complica la fijaciónde la fecha inicial del período de sospecha, elcual no podría retrotraerse más atrás del primerincumplimiento.c) Teoría amplia. Considera a la cesación depagos como un estado del patrimonio, que serevela por hechos exteriores cuya enumeracióntaxativa es imposible, y que el juez valora comoindicios de la impotencia de ese patrimonio. Entreellos, el incumplimiento es sólo un hechorevelador más.El italiano Bonelli es considerado el padre deesta teoría: "la cesación de pagos no es unhecho (el incumplimiento) -como la expresiónliteral sugeriría- sino un estado de todo elpatrimonio (el estado de insolvencia)". Eseestado se considera instalado en el patrimoniocuando éste es impotente para afrontar, demanera regular, las obligaciones exigibles. Se ha
  26. 26. dicho que no es una solución tan simple como laVivante, pero es mejor para solucionar los casosprácticos (Viterbo~.10. Concepción actual del estado de cesación depagos en la doctrina nacional y en lajurisprudencia mayoritaria. - Los primerosseguidores de Bonelli, en nuestro país, fueronYadarola y Fernán, en la década del treinta. Elresultado de su prédica fue conseguir que, luegode algunos años, la doctrina y la jurisprudencianacionales se alinearan tras esa concepciónsobre el estado de cesación ~ pagos, y que lasulteriores legislaciones concursales consideraraneste estado como presupuesto objetivo de losconcursos.Este estado de cesación de pagos que escondición de la apertura concursal se puededefinir como el estado de impotencia parasatisfacer, con medios regulares(disponibilidades normales o activoscorrientes), las obligaciones inmediatamenteexigibles (exigibilidades o pasivoscorrientes).No se debe confundir ese estado del patrimoniocon el llamado desequilibrio aritmético o déficit deactivo en términos absolutos (pasivo mayor que
  27. 27. activo). Este último existe cuando el cotejo sehace entre activo y pasivo en términosnominales, sin atender a la disponibilidad regularde los medios de pago que integran el primero, nia la exigibilidad corriente del segundo. Así, elactivo puede ser considerablemente superior alpasivo -y haber estado de cesación de pagos-cuando aquél está integrado por bienes de lentay difícil posibilidad de realización, al paso queéste concentra las exigibilidades en el cortoplazo. A la inversa, puede no haber estado decesación de pagos, pese a que el pasivo fuerasuperior -en términos absolutos- al activo, si elprimero estuviese razonablemente espaciado ensu exigibilidad temporal y el deudor dispusieratodavía ~ e medios de pago o crédito regularpara afrontarlo.Con agudeza se ha sostenido que lasobligaciones se satisfacen regularmente cuandose cumplen de acuerdo con lo que es de regla enel tráfico negocial (Provinciali). Como elcumplimiento regular es síntoma de solvencia (y,a la inversa, el cumplimiento irregular revelainsolvencia), es importante identificar ciertosparámetros de la regularidad de los pagos que, ala vez, funcionan como indicios de suirregularidad cuando se transgreden: pagar al
  28. 28. vencimiento, en la especie debida, con mediosordinarios (p.ej., dinero de caja, crédito normal,pero no crédito usurario o dinero proveniente debienes mal~endidos), a todos los acreedores(Maffía).E1 verdadero estado de cesación de pagos secaracteriza por las notas de generalidad ypermanencia. La primera se refiere a la extensiónpatrimonial: no quiere caracterizar el número deincumplimientos, que es indiferente (puede habercesación de pagos sin incumplimientos, o sólocon uno, y no haberla pese a la configuración deuno o de algunos incumplimientos), sino laafectación de toda la situación económica deldeudor como una verdadera impotenciapatrimonial. La segunda se refiere a la extensióntemporal, ya que si bien la cesación de pagos noes, necesariamente, un estado perpetuo delpatrimonio, tampoco es una situación pasajera.La prolongación en el tiempo de la impotenciaaludida permite distinguir al verdadero estado decesación de pagos de las situaciones de merailiquidez, indisponibilidad circunstancial defondos, desequilibrios o dificultades de índolefinanciera, temporales y transitorias, subsanablescon rapidez y facilidad, que no justifican laapertura de un proceso concursal.
  29. 29. En la concepción actual del presupuesto objetivoque habilita la apertura concursal, también sepone el acento en los medios con los cuales sehace posible el cumplimiento de las obligacionesexigibles. Para que no exista cesación de pagos,el cumplimiento debe ser factible con mediosregulares de pago, noción ésta vinculada con larealizabilidad de los bienes y con la disponibilidadde crédito normal. En esta línea, la jurisprudenciaha afirmado la indiferencia, en orden a suhabilidad para desacreditar la insolvencia, detener bienes inmuebles u otros de difícilrealización, por no ser ellos medios corrientes depago. También se ha resaltado la importancia dedisponer de crédito normal o regular, lo cual seha vinculado con la onerosidad del crédito segúnlas condiciones promedio del mercado financieroen cada época. Así, sería irregular o anormal elcrédito usurario, y podría llegar a ser estimadoigualmente anormal el crédito que, en sussucesivas refinanciaciones, va tomandocaracterísticas de mayor onerosidad o se hacemás gravoso, por ejemplo, en sus garantías (elque originariamente quirografario es convertido,luego, en hipotecario o prendario).Para que funcione como presupuesto objetivoconcursal, es indiferente la causa o los motivos
  30. 30. que provocan la cesación de pagos (art. 1°,LCQ); esto es, la invocación de causas exógenas(ajenas a la esfera de control del deudor o noimputables a él) es inadmisible para resistir opara denegar una apertura concursal. Sinembargo, las verdaderas causas de lainsolvencia patrimonial, su provocación.mantenimiento, agravación, etc., sí se analizandurante el curso del proceso concursal, y puedenincidir a la hora de la determinación de ciertasresponsabilidades (extensión de la quiebra,responsabilidades de administradores y terceros,etcétera)11. Exteriorización del estado de cesación depagos: hechos reveladores. - Para funcionarcomo presupuesto de apertura concursal esnecesario que el estado de cesación de pagos semanifieste através de signos visibles. Estoconduce al problema de los métodos adeterminar la procedencia de la aperturaconcursal, tradicionalmente clasificados ensistema de los hechos de quiebra y sistema de ;hechos reveladores del estado de cesación depagos.a) El método de los hechos de quiebra tieneorigen anglosajón y perdura en algunaslegislaciones del common
  31. 31. Consiste en una enumeración legal taxativa deciertos hechos e funcionan como presuncionesiuris et de iure; comprobado un hecho de quiebra,el juez debe declararla. Tiene la ventaja de susimplicidad, al no obligar a ahondar en lainterpretación del significado del hecho conrelación al estado del patrimonio, pero se leseñala el inconveniente de conducir a erróneasconclusiones con relativa frecuencia.b) Las legislaciones que adoptan el sistema delos hechos reveladores del estado de cesaciónde pagos suelen establecer, como supuestoobjetivo concursal, una fórmula general (lainsolvencia, cesación de pagos, la imposibilidadde pagar, etc.) y, luego, suelen también haceruna enumeración ejemplificativa de algunoshechos veladores que funcionan como indiciosde dicho presupuesto comprobados uno o varioshechos reveladores, el juez debe apreciarlos(valoración), según su experiencia y las reglas dela sana cría para decidir si hay o no insolvencia, ydeclarar o no la apertura concursal. La ventaja deeste sistema radica en su mayor flexibilid quepermite al juez contemplar las circunstancias decada caso. i inconveniente es el margendemasiado amplio de interpretación judicial, quepuede conducir a discrecionalismos a veces
  32. 32. caprichos o arbitrarios contra los cuales esmenester estar advertidos.Así, Fernández ha clasificado los hechosreveladores del estado cesación de pagos de lamanera siguiente.51) Los hechos de manifestación directa, que sonaquéllos que aportan reconocimiento, explícito oimplícito, por el deudor de su impotenciapatrimonial. Entre ellos se distinguen: a) laconfesión expresa, que puede ser judicial(presentación del deudor que pide concursopreventivo o su propia quiebra), o extrajudicial(convocatorias privadas, circulares, publicaciónde balances, etc.), y b) la confesión implícita,inferida de actos como la fuga u ocultación del.deudor, la clausura del negocio, ocultación demercaderías, distracción de bienes, etcétera.2) Los hechos de manifestación indirecta quetienen lugar cuando el deudor evita revelarseabiertamente como insolvente y, también, cuandosimula una solvencia artificiosa. Se destacanaquí los incumplimientos, y el acudír a recursosditatorios (renovaciones permanentes de deudas,constitución de hipotecas o prendas en garantíade deudas quirografarias preexistentes, dacionesde bienes en pago, etc.), ruinosos, esto es, los
  33. 33. que producen pérdida o disminución de activos(liquidación de bienes de capital, toma depréstamos usurarios, la venta a precio irrisorio alcontado de bienes adquiridos con crédito, etc.), yfraudulentos, los que ya constituyen delitos(apropiación de fondos retenidos que debían serdepositado ,. malversacíón de fondos y otrasfiguras penales, etcétera).12. Concepción legislativa argentina actual deIestado de cesación de pagos. - A1 igual que laprecedente ley 19.551, la ley de concursos24.522 se enrola dentro de la que ha sidollamada teoría amplia del estado de cesación depagos, adoptando a éste como presupuestoobjetivo de los concursos (art. 1°, LCQ), y alsistema de los hechos reveladores como métodode comprobación judicíal de dicho estado (arts.78 y 79).Empero, puede señalarse un cierto retrocesohacia la teoría intermedia a partir de la ley24.522, en la modificación introducida por ella alart. 80 de la LCQ, que sólo habilita a pedir laquiebra al acreedor "cuyo crédito sea exigible".De tal suerte, en la quiebra necesaria, elpresupuesto objetivo de su declaración exige laexistencia del incumplimiento de la acreencia delsolicitante, con lo cual no podría haber
  34. 34. declaracíón de quiebra a solicitud de acreedor sinincumplimiento, retrotrayéndonos así a ladenominada por Fernández, teoría intermedia delestado de cesación de pagos.En las restantes posibilidades de aperturaconcursal preventiva y falencial sigueprevaleciendo la teoría amplia, dado que no esmenester acreditar la existencia deincumplimientos, pues el estado de cesación depagos puede demostrarse por medio decualquiera de los mencionados hechosreveladores.luruntoactereemplazo o de ampliación delpresupuesto objetivo concursal: el "estado decrisis". - Es interesante tener en cuenta que, a partir de 1980, ha habido undebate doctrinario importante acerca de laconveniencia de reemplazar al presupuestoobjetivo concursal clásico (estado de cesación depagos) por la noción de estado de crisis (sobretodo en los concursos empresariales).Ese debate se instaló en varios países, a raíz dela preocupación por hacer efectivos los mediospreventivos de la liquidación de empresas útilespero en crisis, sumado ello a la comprobación
  35. 35. empírica de que la demora en la utilización deesos mecanismos era una de las principalescausas de su escaso resultado. De ahí se Llegóa laF .conclusión de que los procedimientos dereorganización empresarial deberíaninstrumentarse como preventivos, no ya sólo dela liquidación sino de la insolvencia misma, por locual sería aconsejable, y ,debería ser posibleacudir a ellos antes de la instalación de lainsolvencia. Ergo, e,l presupuesto objetivo de laapertura concursaldebería retrotraerse a los prolegómenos oestadios anteriores del estado de cesación depagos, etapa a la cual se Ilamó "estado de crisis", ~"estado de preinsolvencia ", "estado dedificultades económicas o ` financieras decarácter general ".14. Estado de cesación de pagos; insolvencia;quiebra (en sentido económico); falencia;bancarrota. - Como en otras áreas jurídicas, lasimprecisiones terminológicas suelen dificultar laintroducción al conocimiento de la materia.Tratemos de esclarecer algunas de las palabrasclave Fuera del ámbito concursal se suele utilizarla voz insolvencia para designar la situación de
  36. 36. pasivo superior a activo, sin otras precisiones nidistinciones. En cambio, en nuestra materia, escasi unánime el uso (indistinto) de insolvenciacomo sinónimo de estado de cesación de pagos.La ley concursal utiliza estado de cesación depagos (u, ,implemente, cesación de pagos) casicon exclusividad (arts. 1°; 11, inc. 2; 39, inc. 5;66; 69; 78; 79; 83; 87; 96; 115 a 117; 119; 160;169; 174, y 235). Pero cuando excepcionalmenteemplea la voz insolvencia (art. 173) lo hace, anuestro juicio, como sinónimo de estado decesación de pagos.En atención a ello, y en homenaje a lasimplicidad terminológica, participamos de lacorriente que usa de manera indistinta lasexpresiones cesación de pagos o estado decesación de pagos, insolvencia o estado deinsolvencia y quiebra, falencia o bancarrota,entendidas, estas últimas, en su sentidoeconómico, como estado del patrimonio"quebrado o fallido", y no como proceso dequiebra o cualesquiera otra de las multívocasacepciones jurídicas de esta palabra.APERTURARESOLUCIÓN JUDICIAL
  37. 37. Art. 13. - [término] Presentado el pedido o, en sucaso, vencido el plazo que acuerde el juez, éstese debe pronunciar dentro del término de cincodías.[Rechazo] Debe rechazar la petición, cuando eldeudor no sea sujeto susceptible de concursopreventivo, si no se ha dado cumplimiento al art.11, si se encuentra dentro del período deinhibición que establece el art. 59, o cuando lacausa no sea de su competencia. La resoluciónes apelable.El análisis que el juez hace para decidir laapertura o el rechazo de la petición se funda enla apreciación de los elementos brindados por eldeudor y está limitado, además, por el brevísimoplazo de cinco días para emitir elpronunciamiento. De ahí que pueda sostenerseque la tarea judicial consiste en una investigaciónprima facie del cumplimiento de los requisitosformales, enderezada a obtener convencimientosólo sobre la admisibilidad formal de la aperturapeticionada.Art. I4. -RESOLUCIÓN DE APERTURA.CONTENlDO- Cumplidos en debido tiempo los
  38. 38. requisitos legales, el Juez debe dictar resoluciónque disponga:1) La declaración de apertura del concursopreventivo, expresando el nombre delconcursado y, en su caso, el de los socios conresponsabilidad ilimitada.Z) La designación de audiencia para el sorteo delSindico.3) La fijación de una fecha hasta la cual losacreedores deben presentar sus pedidos deverificación al síndico, la que debe estarcomprendida entre los quince y los veinte días,contados desde el día en que se estime concluirála publicación de los edictos.4) La orden de publicar edictos en la formaprevista por los arts. 27 y 28, la designación delos diarios respectivos y, en su caso, ladisposición de las rogatorias necesarias.5) La determinación de un plazo no superior a lostres días, para que el deudor presente los librosque Ileve referidos a su situación económica, enel lugar que el juez fije dentro de su jurisdicción,con el objeto de que el secretario coloque notadatada a continuación del último asiento, y
  39. 39. proceda a cerrar los espacios en blanco queexistieran.6) La orden de anotar la apertura del concurso enel Registro de Concursos y en los demás quecorresponda, requiriéndose informe sobre laexistencia de otros anteriores.7) La inhibición general para disponer y gravarbienes regístrablesdet deudor y, en su caso, losde los socios ilimitadamente responsables,debiendo ser anotadas en los registrospertinentes.8) La intimación al deudor para que depositejudicialmente, dentro de los tres días denotificada la resolución, el importe que el juezestime necesario para abonar los gastos decorrespondencia.9) Las fechas en que el síndico deberá presentarel informe individual de los créditos y el informegeneral. 10) La fijación de una audienciainformativa que serealizará con cinco días de anticipación alvencimiento del plazo de exclusividad previsto enel art. 43.
  40. 40. 11 ) La constitución de un comité provisorio deacreedores, integrado por los tres acreedoresquirografarios de mayor monto, denunciados porel deudor.La apertura del concurso preventivo se resuelvepor una verdadera eficacia. Ésta debe contenertodos los requisitos propios de una sentenciajudicial, entre ellos (y principalmente) motivaciónsuficiente (aunque breve, por la índole delpronunciamiento y por el escaso tiempo paradecidirla)p partir del dictado de esta sentencia se abre elproceso universal y se producen los efectospropios del concurso preventivo, en relación aldeudor a los acreedores.La sentencia de apertura es irrecurrible.EFECTOS DE LA APERTURAArt. 15. - ADMINISTRACIÓN POR ELCONCURSADO- El concursado conserva la
  41. 41. administración de su patrimonio bajo lavigilancia del síndico.A diferencia de la quiebra -cuyo efectocaracterístico es el desapodemiento- en elconcurso preventivo el deudor queda al frente dela administración de su patrimonio. Empero, éstano prosigue como antes de la situaciónconcursal, ya que sufre una serie de restriccionesy también prohibiciones. Tres categorías de actospueden distinguirse: a) actos prohibidos (verartículo siguiente); b) actos sujetos a autorizaciónjudicial (ver artículo siguiente), y c) actosrealizables libremente, aunque bajo la vigilanciadel síndico; son éstos los actos ordinarios deadministración y los actos conservatorios; eldeudor decide libremente su realización uomisión, sin que deba consultar al respecto conel síndico ni con el juez del concurso. Sinembargo, aquél -aunque no puede interferir en laadministración- debe observar y denunciar altribunal la realización de actos en perjuicioevidente para los acreedores o cualquier graveirregularidad que pueda llevar a la separación deldeudor de la administración (art. 17, LCQ).
  42. 42. Art. 16. - [actos Prohibidos] El concursado nopuede: realizar actos a título gratuito o queimporten alterar situación de los acreedores porcausa o título anterior la presentación.-PRONTO PAGO DE CRÉDITOS LABORALES-EI juez deI concurso autorizará el pago de lasremuneraciones debidas al trabajador, lasindemnizaciones por accidentes, sustitutiva delpreaviso, integración del mes del despido y lasprevistas en los arts. 245 a 254 de la ley decontrato de trabajo, que gocen de privilegiogeneral o especial, previa comprobación de susimportes por el síndico, los que deberán sersatisfechos prioritariamente con el resultado de laexplotación.Para que proceda el pronto pago no es necesariala verificación del crédito en el concurso nisentencia en juicio laboral previo.Del pedido de pronto pago se da vista al síndicopor diez días. Sólo puede denegarse total oparcialmente mediante resolución fundada en lossiguientes supuestos: que los créditos no surjande la documentación legal y contable delempleador, o en que los créditos resultancontrovertidos o que existan dudas sobre suorigen o legitimidad o sospecha de connivencia
  43. 43. dolosa entre el trabajador y el concursado. Enestos casos el trabajador debe verificar su créditoconforme al procedimiento previsto en los arts.32 y siguientes.[Actos sujetos a autorización] Debe requerirprevia autorización judicial para realizarcualquiera de los siguientes actos; losrelacionados con bienes registrables los dedisposición o locación de fondos de comercio; losde emisión de debentures con garantía especialo flotan te; los de emisión de obligacionesnegociables con garantía especial o flotante; losde constitución de prenda y los que excedan dela administración ordinaria de su giro comercial.La autorización se tramita con audiencia delsíndico y del comité de acreedores; para suotorgamiento el juez ha de ponderar laconveniencia para la continuación de lasactividades del concursado y la protección de losintereses de los acreedores.Actos prohibidos. a) Actos a título gratuito. o sea,todos aquellos importen una disposición debienes sin contraprestación correlativa a f delconcursado: b) Actos que importen alterar lasituación de los acreedores anteriores a lapresentación. Tiende a hacer efectiva la
  44. 44. parscondiciocreditorum y por ello prohibe que eldeudor realice cualquier acto que altere lasituación en que se hallaban los acreedoresanteriores a la presentación en concurso, altiempo en que su deudor solicitó la formación deéste (p.ej., la constitución de una garantía real afavor de un crédito quirografario anterior a lapresentación; el pago a un acreedor anterior a lapresentación; etcétera). Esta disposición estambién demostrativa de que el concursopreventivo sólo incluye a los acreedores porcausa o título anteriores a la presentación, no asía los créditos generados a posteriori de ésta, alos cuales no alcanzan los efectos concursales.El pronto pago de los créditos laborales se regulasiguiendo los lineamientos de la ley 23.472, laque había reformado al anterior régimenconcursal al sustituir el art. 266 de la LCT. Laprincipal de las reformas finca en que ya no esnecesario -como regla- obtener sentencia enjuicio laboral ni la verificación concursal decréditos para lograr la efectivización inmediata deciertas acreencias laborales no exceptuadas porel mismo artículo. Para los créditos laborales queno pueden ;acceder al pronto pago. Ordenado elpronto pago por el juez cuocursal, si no seefectiviza, las posibilidades de cobro del acreedor
  45. 45. laboral dependen del estado en que se hallase elconcurso: a) antes de la homologación delacuerdo preventivo, no pueden ejecutarseindiscriminadamente los bienes del concursado,ya que la efectivización del pronto pago estálimitada o condicionada a la existencia deresultado de la explotación; sólo dicho resultadopuede ser agredido para satisfacer estoscréditos; b) después de la homologación delacuerdo preventivo, si hay acuerdo paraacreedores laborales, ellos deben atenerse a lostérminos y condiciones de ese acuerdo, pudiendoejecutar bienes para satisfacer su crédito(novado: art. 55, LCQ) en caso de incumplimientodel concordato, o pedir la quiebra indirecta (arts.63 y 77, inc. 1, LCQ), y c) si no hay acuerdo paraacreedores laborales, los créditos privilegiadosde esta clase pueden ejecutar bienes delconcursado, sin restricciones, después dehomologado el acuerdo preventivo de losacreedores quirografarios (arg. art. 57, LCQ).La resolución judicial que deniega el pronto pagoes inapelable. En tal caso, el pretenso acreedordebe acudir al mecanismo de la verificación decréditos, tempestiva o tardía.Actos sujetos a autorización judicial. Se incluyenen esta categoría todos los actos no prohibidos
  46. 46. que excedan la administración ordinaria del 6~del deudor. Éste es quien debe pedir laautorización. Luego de escuchar el consejo delsindico, el juez debe decidir concediendo odenegando La resolución es inapelable.Art. 17. - [Actos ineficaces] Los actos cumplidosen violación a lo dispuesto en el art. 16 sonineficaces de pleno derecho respecto de losacreedores.[SEPARACION DE LA ADMINISTRACIÓN]Ademas, Cuando el deudor contravenga loestablecido en los arts. 16 y 25 cuando ocultebienes, omita las informaciones que el juez, o elsíndico le requieran, incurra en falsedad en lasque produzca o realice algún acto en perjuicioevidente para los acreedores, el juez puedesepararlo de la administración por auto fundado ydesignar reemplazante. Esta resolución esapelable al solo efecto devolutivo, por el deudor.Si se deniega la medida puede apelar el síndico.El administrador debe obrar según lo dispuestoen los arts. 15 y 16.[Limitación] De acuerdo con las circunstanciasdel caso, el juez puede limitar la medida a la
  47. 47. designación de un coadministrador, un veedor oun interventor controlador, con las facultades quedisponga. La providencia es apelable en lascondiciones indicadas en el segundo párrafo.En todos los casos, el deudor conserva en formaexclusiva la legitimación para obrar, en los actosdel juicio que, según esta ley, correspondan alconcursado.Ineficacia. La realización de actos prohibidos ode actos sujetos a autorización sin requerirla odespués de denegada, acarrea como sanción suineficacia ipso iure. El acto continúa siendo válidoentre partes, pero es inoponible a los acreedoresconcurrentes.Separación de administración. Como sanción porla comisión de los actos previstos en esta partedel artículo, puede intervenirse judicialmente laadministración del concursado, graduándose talintervención desde la designación de un meroveedor hasta Llegar a la separación del deudorcon el nombramiento de un administrador judicialen reemplazo de aquél.Art. 18. - [SOCIO CON RESPONSABILIDADILIMITADA. EFECTOS] Las disposiciones de los
  48. 48. arts. 16 y 17 se aplican respecto del patrimoniode los socios con responsabilidad ilimitada de lassociedades concursadas.EI régimen de administración propio del concursopreventivo se aplica también a los sociosilimitadamente responsables de la sociedadconcursada que ellos no estén en concurso-,como medida cautelar ante la eventualidad de laquiebra indirecta de la sociedad que acarrearía laquiebra por extensión de sus sociosilimitadamente responsables.Art. 19. - [Intereses) La presentación delconcurso produce la suspensión de los interesesque devengue todo crédito de causa o títuloanterior a ella, que no esté garantizado conprenda o hipoteca. Los intereses de los créditosasí garantizados, posteriores a la presentación,sólo pueden ser reclamados sobre las cantidadesprovenientes de los bienes afectados a lahipoteca o a la[Deudas no dinerarias] Las deudas no dinerariasson convertidas, a todos los fines del concurso, asu valor
  49. 49. en moneda de curso legal, al día de lapresentación o al del vencimiento, si fuereanterior, a opción del acreedor. Las deudas enmoneda extranjera se calculan en moneda decurso legal, a la fecha de la presentación delinforme del síndico previsto en el art. 35, al soloefecto del cómputo del pasivo y de las mayorías.Intereses. Las deudas del concursado, anterioresa su presentación en curso preventivo,"cristalizan" su importe a la fecha de lapresentación,oportunidad a partir de la cual dejan de producirintereses. Sólo se exceptúan de esta regla a loscréditos con garantía prendaria o hipotecaria.Éstos continúan generando réditos después delconcurso, pero los intereses posteriores a lapresentación sólo podrían cobrarse si para ellosalcanzara el producto de la venta del biengravado (sobre la manera de distribuir dichoproducto, ver art. 242, inc. 2 in fine, LCQ,aplicable analógicamente en el concursopreventivo).Deudas no dinerarias. La elección del momentoen el cual debe ha1a conversión incumbe alacreedor, quien ha de reclamarlo al pedir laverificación de su crédito. En defecto del ejercicio
  50. 50. de la opción por el acreedor, el síndico hará laconversión en el informe individual de la maneramás ventajosa para el concurso.Deudas en moneda extranjera. La conversión amoneda de curso legal (hoy, pesos -$-) es al soloefecto de lograr una unidad de cuenta común quepermita asignar un valor porcentual a cadacrédito y al capital total computable, para calcularla mayoría necesaria para aprobar el acuerdo. Altiempo del cobro, salvo que en el acuerdopreventivo se conviniese una prestaciónespecífica, el acreedor de moneda extranjerapercibirá dicha moneda de origen (ver ley 23.928y reformas introducidas por ella a los arts. 617 y619, Cód. Civil); en caso de corresponder latransformación en pesos para el pago (lo cual,hoy sería excepcional), habría de efectuarse unanueva conversión acorde con la cotizaciónvigente a la fecha de la efectivización.Art 20 - ~CONTRATOS CON PRESTACIÓNRECÍPROCA PENDIENTE] El deudor puedecontinuar con el cumplimiento de los contratos encurso de ejecución, cuando hubiere prestacionesrecíprocas pendientes. Para ello debe requerirautorización del juez, quien resuelve previa vista
  51. 51. al síndico. La continuación del contrato autorizaal cocontratante a exigir el cumplimiento de lasprestaciones adeudadas a la fecha depresentación en concurso bajo apercibimiento deresolución.Las prestaciones que el tercero cumpla despuésde la presentación en concurso preventivo, yprevio cumplimiento de lo dispuesto en esteprecepto, gozan del privilegio previsto por el art.240. La tradición simbólica anterior a lapresentación, no importa cumplimiento de laprestación a los fines de este artículo.Sin perjuicio de la aplicación del art. 753 del Cod.Civil, el tercero puede resolver el contrato cuandono se le hubiere comunicado la decisión decontinuarlo, luego de los treinta días de abierto elconcurso. Debe notificar al deudor y al síndico.-Contratos de Trabajo- La apertura del concursopreventivo deja sin efecto los convenioscolectivos vigentes por el plazo de tres años, o elde cumplimiento del acuerdo preventivo, el quefuere menor.Durante dicho plazo las relaciones laborales serigen por los contratos individuales y la ley decontrato de trabajo.
  52. 52. La concursada y la asociación sindical legitimadanegociarán un convenio colectivo de crisis por elplazo del concurso preventivo y hasta un plazomáximo de tres años.La finalización del concurso preventivo porcualquier causa, así como su desistimiento firmeimpondrán la finalización del convenio colectivode crisis que pudiere haberse acordado,recuperando su vigencia los convenios colectivosque correspondieren.-Servicios Públicos- No pueden suspenderse losservicios públicos que se presten al deudor pordeudas conorigen en fecha anterior a la de la apertura delconcurso. ° Los servicios prestados conposterioridad a la apertura ; del concurso debenabonarse a sus respectivos vencimientos ypueden suspenderse en caso de incumplimientomediante el procedimiento previsto en las normasquerigen sus respectivas prestaciones.En caso de liquidación en la quiebra, los créditosque se generen por las prestacionesmencionadas en el párrafo anterior gozan de lapreferencia establecida por el art. 240.
  53. 53. Contratos con prestación recíproca pendiente .Dentro de los treinta dias hábiles judiciales quesiguen a la sentencia de apertura concursal, eldeudor puede optar por cumplir el contrato conprestaciones recíprocas pendientes. Para ello,debe requerir -y obtener- la autorización del juezdel concurso. Éste se pronunciará después dehaber dado vista al síndico, lo que no implicaformar incidente alguno, sino, tan solo, escucharla opinión técnica e imparcial del órgano delconcurso, quien debe ponderar la conveniencia(del cumplimiento contractual) para lacontinuación de las actividades del concursado yla protección de los intereses de los acreedores.Autorizado el cumplimiento, se hará saber alcocontratante in bonis, quien puede aceptar sinmás la continuación contractual o exigir,previamente, que se le cumplan las prestacionesadeudadas anteriores a la presentación enconcurso. En este último caso, si el concursadono cumple esas prestaciones atrasadas se tendrápor resuelto el contrato.Pasados los primeros treinta días sin que eldeudor hubiera optado por e1 cumplimiento, eltercero cocontratante puede, a su vez, optar por:
  54. 54. a) Exigir el cumplimiento considerando a laobligación como de plazo vencido (art. 753, Cód.Civil), en cuyo caso el deudor -si desea cumplir-debería requerir autorización judicial previa igualque la explicada precedentemente; si elconcursado no desea cumplir, no requiereautorización judicial, no la obtiene, o no cumpleen definitiva, el contrato quedará resuelto.b) Resolver el contrato, sin necesidad de requerirel previo cumplimiento, para lo cual debe notificaral concursado y a1 síndico.Contratos de trabajo. A fin de facilitar eldesenvolvimiento de la empresa en crisis yfacilitar la superación de la insolvencia, a partirde la apertura concursal preventiva las relacioneslaborales se rigen por los contratos individuales ypor la ley de contrato de trabajo. Los convenioscolectivos vigentes que fuesen aplicables a la(s)actividad(es) de la concursada, quedan sin efectohasta el cumplimiento del acuerdo preventivo ohasta cumplidos tres años -como máximo- desdela sentencia de apertura (si el plazo decumplimiento del acuerdo fuera mayor). Duranteese tiempo, y para regir dentro de él, laconcursada y la asociación sindical legitimadapueden negociar un convenio colectivo ad hoc. Elvencimiento del plazo de tres años, o -antes de
  55. 55. él- el cumplimiento del acuerdo o la finalizacióndel concurso por cualquier causa (que no sea,obviamente, la homologación contemplada en elart. 59, LCQ) dejan sin efecto cualquier convenioad hoc que se hubiera acordado y ponen envigencia a los convenios colectivos corriente · .Servicios públicos. Si el concursado tuviesependientes obligaciones en contraprestación deservicios públicos utilizados con anterioridad a 1aapertura concursal, los incumplimientos de pagono habilitan a interrumpir la continuidad delservicio, que debe seguir prestándose, orehabilitarse. si se hubiera interrumpido. Laentidad prestadora del servicio público deberásolicitar el reconocimiento de su acreenciaanterior al concurso, por las viascorrespondientes (arts. 21 y 32, LCQ). despuésde abierto el concurso preventivo, la prestaciónde los servicios públicos, y su pago, se rigen porlas normas extraconcursales. Por si elconcursado no paga, pueden aplicarse las reglasespecíficas que habiliten a la entidad prestadoraa interrumpir el servicio.Art. 21. - [Juicios contra el concursado] Laapertura del concurso preventivo produce:
  56. 56. 1) La radicación ante el juez del concurso detodos los juicios de contenido patrimonial contrael concursado, El actor podrá optar por pretenderverificar su crédito conforme a lo dispuesto en losarts. 32 y concs., o por continuar el trámite de losprocesos de conocimiento hasta el dictado de lasentencia, lo que estará a cargo del juez delconcurso, valiendo la misma, en su caso comopronunciamiento verificatorio.2) Quedan excluidos de la radicación ante el juezdel concurso los procesos de expropiación y losque se funden en las relaciones de familia. Lasejecuciones de garantías reales se suspenden, ono podrán deducirse, hasta tanto se hayapresentado el pedido de verificación respectivo;si no se inició la publicación o no se presento laratificación prevista en los arts. 6° a 8°,solamente se suspenden los actos de ejecuciónforzada.3) La prohibición de deducir nuevas acciones decontenido patrimonial contra el concursado porcausa o título anterior a la presentación, exceptolas que no sean susceptibles de suspensiónsegún el inc. 1.4) El mantenimiento de las medidas precautoriastrabadas, salvo cuando recaigan sobre bienes
  57. 57. necesarios para continuar con el giro ordinariodel comercio del concursado, cuyolevantamiento, en todos los casos, e~ decididopor el juez del concurso. previa vista al síndico yal embargante.5) Cuando no precediera el pronto pago de loscréditos de causa laboral por estarcontrovertidos, el acreedor debe verificar sucrédito conforme al procedimiento previsto en losarts. 32 y ss. de esta ley. Los juicios ya iniciadosse acumularán al pedido de verificación decréditos. Quedan exceptuados los juicios poraccidentes de trabajo promovidos conforme a lalegislación especial en la materia.Fuero de atracción y suspensión de juicios contrael concursado. La redacción de los dos primerosincisos del art. 21 de la LCQ ha quedadobastante confusa después de los sucesivosretoques introducidos en la norma desde eloriginario art. 22 de la ley l9.SSI, modificado porla ley 22.917, y luego por el proyecto del PoderEjecutivo que diera origen al art. 21 de la ley24.522, retocado -a su vez- en el Senado.La difícil inteligibilidad se da especialmente enreferencia al efecto de suspensión de los actosde ejecución forzada (sobre bienes del
  58. 58. concursado). Dicho efecto de la aperturaconcursal estaba enunciado con claridad en lanorma antecedente de la actual (art. 22, inc. 1,ley 19.551). Ahora, la supresión del enunciadogenérico, y la desafortunada inserción de unpunto y coma en la segunda frase del inc. 2 delart. 21 de la LCQ, dejan la impresión de quehabría desaparecido el efecto de suspensión delos juicios de contenido patrimonial contra elconcursado, y que lo único que se suspenderíaserían los actos de ejecución forzada de lasgarantías reales. Esta interpretación literal -emergente a primera vista de la desafortunadaredacción actual de la regla en comentario- esabsurda y no debe convalidarse.A nuestro juicio, en función de la reformulaciónhistóricamente sucesiva de la norma legal y de laapreciación sistemática integral de la normativaconcursal, el efecto suspensivo de la aperturaconcursal preventivo y el fuero de atraccióndeben entenderse así:a) Es regia general que, a partir de la sentenciade apertura concursal preventiva todos los juiciosde contenido patrimonial, seguidos (antecualquier juzgado o tribunal de la RepúblicaArgentina) contra el concursado, deben radicarseante el juez del concurso.
  59. 59. b) Igualmente como regla general, la apertura delconcurso preventivo, aun antes de la publicaciónde edictos y de la presentación de lasratificaciones contempladas en los arts. 6° a 8°de la LCQ, produce la suspensión de los actas deejecución forzada de bienes del concursado,originadas en cualquier clase de juicios contraéste.c) También debe entenderse como regla generalla suspensión del trámite -etapa de conocimiento-de !os juicios de contenido patrimonial atraídos.Sin embargo. esta etapa de conocimiento puedecontinuar ante el juez concursal, a opción delactor Si éste elige el proceso de verificación decréditos (art, 32 y ss., LCQ) para obtener elreconocimiento judicial de su pretensión, el juiciopendiente atraído queda, también, suspendido.Pero el acreedor puede optar por proseguir laetapa de conocimiento de dicho proceso hasta eldictado de la sentencia definitiva. Ésta debedictarla el juez del concurso y, en su caso, lasinstancias superiores a él cuando procedieren yse utilizaren recursos de grado. La opción por laprosecución del trámite del juicio atraído debe serexpresa y, en el supuesto de pretenderse algúnprivilegio, ha de solicitárselo para que (con ladebida audiencia de la contraparte) la sentencia
  60. 60. se pronuncie sobre el crédito y sobre su carácter(privilegiado o quirografario). El fallo final que sedictare en el juicio proseguido suple -haceinnecesaria- la verificación del crédito.d) Los juicios de expropiación y los procesosfundados en relaciones de familia, así como losjuicios sin contenido patrimonial, estánexceptuados del fuero de atracción y de lasreglas de suspensión del tramite de suspensiónde actos de ejecución forzada.e) Las ejecuciones de garantías reales(constituidas sobre bienes del concursado) sesuspenden hasta que se justifique habersepresentado la solicitud de verificación. A nuestrojuicio también se atraen al fuero concursal, yaque de la regla de radicación del inc. 1 del art. 21de la LCQ, sólo se exceptúan los procesos deexpropiación y los que se funden en lasrelaciones de familia, según la primera frase delinc. 2 del mismo artículo.Las ejecuciones de garantías reales, en cambio,si bien pueden proseguirse después de acreditarque se pidió verificación, no están expresamenteexceptuadas del fuero de atracción. Aunque estaopinión que sostenemos ha
  61. 61. recibido alguna convalidación jurisprudencial,cabe señalar que la Corte .suprema de Justicia de la Nación se hapronunciado en sentido contrario, decidiendo lainoperatividad del fuero de atracción del concursorespecto de las ejecuciones de garantías reales .Promoción de juicios individuales contra elconcursado. Luego de la apertura del concursopreventivo, los acreedores cuyo crédito sea decausatitulo anteriores a la presentación, no puedeniniciar nuevos juicios de tenido patrimonial contrael deudor en concurso. Su única posibilidadactuación es, así, a través de la verificación decréditos (art. 32, LCQ).Por lo tanto, quedan exceptuados de laprohibición de accionar contra concursado:a) Los acreedores posteriores (por su causa otítulo) a la presentación deudor en concursob) Los titulares de pretensiones, contra elconcursado, aun anteriores a la presentaciónpero sin contenido patrimonial.
  62. 62. c) Los acreedores hipotecarios o prendarios, aunanteriores a la presentación después de justificarque solicitaron verificación de sus créditos.d) El Estado nacional, provincial o municipal, porjuicios de expropiación.e) Los promotores de juicios fundados enrelaciones de familia, aunque tuvieran contenidopatrimonial (alimentos).En todos estos procesos, el concursadointerviene -por sí o a traves de apoderado-, yaque el concurso preventivo no le hace perdercapacidad (legitimación) procesal.Medidas precautorias. La prioridad que deriva delrégimen cautelar en situaciones no concursales,pierde trascendencia en tanto subsista el estadode concursado. Empero, las medidas cautelarestrabadas antes del concurso preventivo no semandan levantar -como regla- por la apertura deeste mismo. Sólo por excepción, cuando seconfiguran los presupuestos del inc. 4 del art. 21de la LCQ, el juez del concurso puede ordenar ellevantamiento de medidas precautorias anotadassobre la persona o bienes del concursado(aunque hubieran sido despachadas por otrosjueces), luego de oír al síndico y a la persona que
  63. 63. en su momento obtuviera la anotación de lacautela.Juicios laborales. Como regla, las pretensionescreditorias laborales enunciadas en el art. 16 dela LCQ pueden percibirse a través del llamadopronto pago, lo cual importa prescindir deprocedimientos más o menos engorrosos para laobtención del previo reconocimiento concursal dela acreencia.Sin embargo, en ciertos supuestos contempladosen el citado art. l6, el pronto pago esimprocedente. En tales casos, la única vía paraobtener el reconocimiento como acreedor eingresar al concurso que tienen los pretensoresde estos créditos es la verificación del art. 32 yss. de la LCQ. Si tuvieran juicios ya iniciados,éstos se acumularán a dicho trámite; estosignifica someter a dichos juicios al fuero deatracción y a la suspensión de su tramitación (alser reemplazados imperativamente por laverificación).Las pretensiones indemnizatorias por accidentesde trabajo pueden ser propuestas para su prontopago (art. 16, LCQ). En su defecto (por nosolicitarse el pronto pago o ser éstedesestimado), puede requerirse su
  64. 64. reconocimiento a través del mecanismo comúnde verificación de créditos, tempestiva o tardía.Pero, además y a diferencia de las restantesacreencias laborales, ellas ~ atán exceptuadasde la suspensión inexorable de los demás juicioslaboraes, y pueden regirse por la regla del inc. 1del art. 21 de la LCQ, pudiendo vl actor optar porproseguir su juicio ante el juez concursal; delfuero de Uracción n~ están excluidos.Art. 22. -ESTIPULACIONES NULAS- Son nulaslas estipulaciones contrarias a lo dispuesto en losarts. 20 y 21.Las normas concursales prevalecen sobre lascomunes. También, por carácter imperativo,tienen preeminencia sobre cualquier convenciónantes que pudiera oponérseles. Este art. 22 esconcreción positiva deaquel principio concursal.Art. 23. - EJECUCIONES POR REMATE NOJUDICIAL- LOS ,acreedores titulares de créditoscon garantía real que tengan derecho a ejecutar
  65. 65. mediante remate no judicial bienes de laconcursada o, en su caso, de los socios conresponsabilidad ilimitada, deben rendir cuentasen el concurso acompañando los títulos de suscréditos y los comprobantes respectivos, dentrode los veinte días de haberse realizado elremate. El acreedor pierde a favor del concurso,el uno por ciento del monto de su crédito. porcada día de retardo, si ha mediado intimaciónjudicial anterior. El remanente debe serdepositado, una vez cubiertos los créditos, en elplazo que el juez fije.Si hubiere comenzado la publicación de losedictos que determina el art. 27, antes de lapublicación de los avisos del remate no judicial,el acreedor debe presentarse al juez delconcurso comunicando la fecha, lugar, día y horafijados para el remate, y el bien a rematar,acompañando, además, el título de su crédito. Laomisión de esta comunicación previa vicia denulidad al remate.La rendición de cuentas debe sustanciarse porincidente, con intervención del concursado y delsíndico.Se refiere a los acreedores -hipotecarios oprendarios- que pueden ejecutar el bien gravado
  66. 66. sin juicio previo, aunque requieran algún tipo deactividad jurisdiccional; caso del art. 39 de la leyde prenda registral que exige orden judicial paraobtener el secuestro, y el régimen especial deejecución de hipotecas en la que se han emitidoletras hipotecarias, previsto el art. 52 y ss. de laley 24.441 .Art. 24. - SUSPENSIÓN DE REMATES YMEDIDAS PRECAUTORIAS] En caso denecesidad y urgencia evidentes para ·1 concurso,y con el criterio del art. 16, párr. final, el juezpuede ordenar la suspensión temporaria de lasubasta y de las medidas precautorias queimpidan el uso por el deudor de la cosa gravada,en la ejecución de créditos con garantíaprendaria o hipotecaria. Los servicios deintereses posteriores a la suspensión sonpagados como los gastos del concurso, siresultare insuficiente el producido del biengravado. Esta suspensión no puede exceder denoventa días.La resolución es apelable al solo efectodevolutivo por el acreedor, el deudor y el síndico.
  67. 67. El pedido de suspensión debe tramitarse ante eljuez del concurso y ser resuelto por éste, aunquelos remates o medidas precautorias cuyasuspensión se pretendan hayan sido ordenadospor otros jueces; sólo el juez del concurso estáen condiciones de apreciar la "conveniencia parala continuación de las actividades del concursadoy la protección de los intereses de losacreedores" (art. 16 in fine, LCQ).Los intereses devengados durante el lapso de lasuspensión, constituyen un crédito del concurso,en el sentido del art. 24O de la LCQ.Art. 25. - [Viaje al exterior] El concursado y, en sucaso, los administradores y socios conresponsabilidad ilimitada de la sociedadconcursada, no pueden viajar al exterior sinprevia comunicación al juez del concurso,haciendo saber el plazo de la ausencia, el que nopodrá ser superior a cuarenta días corridos. Encaso de ausencia por plazos mayores, deberárequerir autorización judicial.Estas limitaciones se fundan en la necesidad deasegurar el buen desarrollo del procesoconcursal: para ello, el deudor está obligado a
  68. 68. brindar toda la información pertinente requeridapor el juez o por el sindico (arts. 17, 274, inc. 1, y275, inc 3, LCQ).El criterio para proveer favorablemente laautorización judicial, en caso de ausencia porplazo superior a cuarenta días, atenderá a lacircunstancial y concreta innecesariedad de lapresencia física del solicitante del permiso, a losfines informativos señalados.Por importar limitaciones a la garantíaconstitucional de entrar y salir libremente delpaís, estas reglas no son susceptibles deextensión analógia. y han de interpretarse concarácter restrictivo .TRÁMITE HASTA EL ACUERDONOTIFICACIONESArt. 26. - [Regla general] Desde la presentacióndel pedido de formación de concurso preventivo,el deudor o sus representantes debencomparecer en secretaría los días denotificaciones. Todas las providencias seconsideran notificadas por ministerio de la ley,salvo que el compareciente deje constancia de
  69. 69. su presencia y de no haber podido revisar elexpediente, en el correspondiente libro desecretaría.Esta disposición resulta sobreabundante frente ala regla general extraída en el art. 273, inc. 5, dela LCQ.Cuáles son los "días de notificaciones" y cómofunciona el "libro de secretaría" son cuestionesque se rigen por las leyes procesales del lugarconcurso (art. 27R. I.(Q).Art. 27. –Edictos- La resolución de apertura delconcurso preventivo se hace conocer medianteedictos que deben publicarse durante cinco díasen el diario de publicaciones legales de lajurisdicción del juzgado, y en otro diario deamplia circulación en el lugar del domicilio deldeudor, que el juez designe. Los edictos debencontener los datos referentes a la identificacióndel deudor y de los socios ilimitadamenteresponsables; los del juicio y su radicación; elnombre y domicilio del síndico, la intimación a losacreedores para que formulen sus pedidos deverificación y el plazo y domicilio para hacerlo.
  70. 70. Esta publicación está a cargo del deudor y deberealizarse dentro de los cinco días de habersenotificado la resolución.La sentencia de apertura del concurso preventivose notifica automáticamente al concursado,conforme al sistema del artículo anterior. A partirde entonces comienza a computarse el plazo decinco días -hábiles judiciales- para que el deudorcumpla la carga de hacer publicar los edictos. Suincumplimiento apareja como consecuencia eldesistimiento prescripto en el art. 30 de la LCQ.La notificación por edictos de la sentencia deapertura concursal se impone por el efecto ergaomnes de la misma. A su vez, la publicación delos edictos hace presumir el conocimientoerQanmnes del concurso preventivo .Art. 28. - [ESTABLECIMlENTOS EN OTRAJURISDICCIÓN- Cuando el deudor tuviereestablecimientos en otra jurisdicción judicial,también se deben publicar edictos por cinco días,en el lugar de ubicación de cada uno de ellos y,en su caso, en el diario de publicaciones legalesrespectivo. El juez debe fijar el plazo para que eldeudor efectúe estas publicaciones, el cual no
  71. 71. puede exceder de veinte días, desde lanotificación del auto de apertura.[Justificacion) En todos los casos, el deudor debejustificar el cumplimiento de las publicaciones,mediante la presentación de los recibos, dentrode los plazos indicados; también debe probar laefectiva publicación de los edictos, dentro delquinto día posterior a su primera aparición.Art. 29. - [Carta de Los Acreedores] Sin perjuiciode lo dispuesto en los arts. 27 y 28, el síndicodebe enviar a cada acreedor denunciado, cartacertificada en la cual Ie haga conocer la aperturadel concurso, incluyendo los datos sucintos delos requisitos establecidos en los incs. 1 y 3 delart. 14, su nombre y domicilio y las horas deatención, la designación del juzgado y secretaríaactuantes y su ubicación y los demás aspectosque estime de interés para los acreedores.La correspondencia debe ser remitida dentro delos cinco días de la primera publicación deedictos.La omisión en que incurra el síndico, respecto delenvio de las cartas, no invalida el proceso.Es deber funcional del síndico la remisión de estacarta a las personas presuntamente acreedoras
  72. 72. del concursado. Su omisión podrá hacer pasibleal síndico de sanciones conforme al art. 255 de laLCQ, pero los acreedores o terceros no puedenprevalerse de esta falta de envío -o recepción, ensu caso- de la mentada carta para justificar suinacción o actuación.CONCURSO PREVENTIVOCAPÍTULO I REQUISITOSSECCION 1REQUISITOS SUSTANCIALESArt. 5° - [SUJETOS] Pueden solicitar la formaciónde concurso preventivo las personascomprendidas en el . 2°, incluidas las deexistencia ideal en liquidación.Art. 6° - [PERSONAS DE EXISTENCIA IDEAL.REPRESENTACION Y RATIFICACION]Tratándose de personas de existencia ideal,privadas o públicas, lo solicita el representantelegal, previa resolución, en su caso, del órganode administración.Dentro de los treinta días de la fecha de lapresentación, deben acompañar constancia de laresolución de continuar el trámite, adoptada porla asamblea, reunión de socios u órgano de
  73. 73. gobierno que corresponda, con las mayoríasnecesarias para resolver asuntos ordinarios.No acreditado este requisito, se produce de plenoderecho la cesación del procedimiento, con losefectos del desistimiento de la petición.En la solicitud de concurso preventivo depersonas de existencia ideal deben atenderse lassiguientes reglas:a) Decisión de pedir el concurso preventivo:corresponde al órgano de administraciónrespectivo.6) Petición judicial de formación o aperturaconcursal: corresponde al representante legal dela persona de existencia ideal, o a unrepresentante voluntario con facultad especial(art. 9°, LCQ). Cualquiera de ambos debejustificar, con la solicitud, el carácter que invoca yla previa decisión del órgano de administraciónreferida precedentemente. Esto último seríainnecesario cuando el representante legal es, a lavez, el órgano de administración, o cuando todoslos integrantes de éste suscriben la petición.c) Decisión de continuar el trámite: incumbe alórgano de gobierno. La toma de tal decisión hade justificarse judicialmente dentro de los treinta
  74. 74. días de la fecha de iniciación del trámite. El plazoes de días hábiles judiciales, y perentorio (art.273, incs. 1 y 2, LCQ).En caso de incumplimiento de lo referido en a yb, se rechazará la petición. Si no se cumple laexigencia explicada en c, se produce de plenoderecho la cesación del procedimiento. Tanto elrechazo de una solicitud de concurso preventivo,cuanto el desistimiento, impiden formular unanueva petición dentro del año posterior si existenpedidos de quiebra pendiente respecto delmismo sujeto (art. 31 in fim·. LCQ).Art. 7° - [INCAPACES INHABILITADOS] Encasos de incapaces o inhabilitados, la solicituddebe ser efectuada por sus representanteslegales y ratificada, en su caso, por el juez quecorresponda, dentro de los treinta días contadosdesde la presentación. La falta de ratificaciónproduce los efectos indicados en el último párrafodel artículo anterior.El patrimonio de las personas físicas incapaces oinhabilitadas puede ser sometido a concursopreventivo. La pertinente solicitud de apertura delproceso preventivo concursal, y la ulterioractuación en dicho juicio, corresponden alrepresentante legal pertinente (padres, tutor,
  75. 75. curador). La decisión de solicitar el concursoincumbe s dicho representante legal. Pero entodo caso debe ser convalidada por la decisiónconfirmatoria del juez de la tutela, curatela o, ensu caso, el magistrado competente según lasleyes respectivas. La eventual decisióndenegatoria impide continuar el trámiteconcursal, el cual cesa de pleno derecho con losefectos del desistimiento art 31 in ftne, LCQ)Art. 8° - [PERSONAS FALLECIDAS] Mientras semantenga la separación patrimonial, cualquierade los herederos puede solicitar el concursopreventivo en relación al patrimonio del fallecido.La petición debe ser ratificada por los demásherederos, dentro de los treinta días. Omitida laratificación, se aplica el último párrafo del art. 6°.Quien solicita el concurso preventivo delpatrimonio del fallecido, debe justificar -con supresentación- el carácter de heredero a través dela respectiva declaratoria. Dentro de lossiguientes treinta días debe acreditar laratificación de todos los demás coherederos.La falta de justificación del carácter de herederodel peticionante de, termina el rechazo de supetición. La no acreditación de la ratificación
  76. 76. hace aplicable la última parte del art. 6° (vercomentario a ese artículo).Art. 9° - [REPRESENTACION VOLUNTARIA] Laapertura del concurso preventivo puede sersolicitada, también por apoderado con facultadespecial.Tanto las personas físicas cuanto las deexistencia ideal pueden solicitar su concursopreventivo a través de un representanteconvencional, pero confiriéndole -en elinstrumento respectivo- facultades especiales alefecto. Los poderes generales de administracióno "para pleitos" son insuficientes justifican elrechazo delta solicitud formulada por unmandatario de este tipo.Art. 10. - [OPORTUNIDAD DE LAPRESENTACIÓN] EI Concurso preventivo puedeser solicitado mientras la quiebra no haya sidodeclarada.. Así:a) El concurso preventivo puede solicitarseaunque existieran pendientes, pedidos dequiebra, salvo que fuere aplicable la regla deinadmisibilidad del art. 31 in fine de la LCQ.
  77. 77. La sola presentación del deudor por la quesolicita formación de concurso preventivoproduce la detención del procedimiento en laspendientes solicitudes de quiebra. Este efectotiene lugar sin que sea menester esperar a laapertura del concurso preventivo. Reciéndespués de desestimada definitivamente lasusodicha apertura, se puede reanudar el trámitede las peticiones de quiebra.La demanda de concurso preventivo puede -idóneamente- presentarse aun vencido el plazoconcedido al deudor para su defensa en el art. 84de la LCQ, mientras la sentencia de quiebra nose hubiese dictado.b) Incluso después de dictada la quiebra, enciertos casos contemplados por los arts. 90 a 93de la LCQ puede lograrse la conversión de ellaen concurso preventivo.c) No puede solicitarse concurso preventivodentro del período de inhibición regulado por elart. 59 in fine de la LCQ.DESISTIMIENTOArt. 30. - [Sancion] En caso de que el deudor no pla lo dispuesto en los incs. 5 y 8 del art. 14 y enlos
  78. 78. árts. 27 y 28 primer párrafo, se lo tiene pordesistido.El artículo contempla los casos de frustración delConcurso preventivo, las etapas liminares deeste proceso, que no aparejan su conversión enebra indirecta, sino tan sólo el "desistimiento"como sanción por el incumplimiento de lascargas allí enunciadas.Art. 31. – (Desistimiento voluntario) El deudorpuede desistir de su petición hasta la primerapublicación de edictos, sin requerir conformidadde sus acreedores.Puede desistir, igualmente, hasta el día indicadopara el comienzo del período de exclusividadprevisto en el art. 43 si, con su petición, agregaconstancia de la conformidad de la mayoría delos acreedores quirografario. que representen elsetenta y cinco por ciento del capitalquirografario. Para el cálculo de estas mayoríasse tienen en cuenta según el estado de la causa:a los acreedores denunciados con más lospresentados a verificar, si el desistimiento ocurreantes de la presentación del informe del art. 35;después de presentado dicho informe, seconsideran los aconsejados a verificar por elsíndico; una vez dictada la sentencia prevista en
  79. 79. el art. 36, deberán reunirse las mayorías sobrelos créditos de los acreedores verificados odeclarados admisibles por el juez. Si el juezdesestima una petición de desistimiento por nc~contar con suficiente conformidad de acreedores,pero después ésta resultare reunida, sea porefecto de las decisiones sobre la verificación opor nuevas adhesiones, hará lugar aldesistimiento, v declarará concluido el concursopreventivo.(Inadmisibilidad) Rechazada, desistida o noratificada una petición de concurso preventivo,las que se presenten dentro del año posterior nodeben ser admitidas si existen pedidos dequiebra pendientes.Desistimiento "ad nutum". Mientras no hubieracomenzado la publicación de los edictos de laapertura concursal preventiva, es admisible eldesistimiento ad nutum. Consiste en la solamanifestación del deudor de poner punto final asu concurso, formalmente expresada por escritoante el juez concursal. No requiere explicacionesadicionales, ni acreditar que el estado decesación de pagos ha desaparecido (o quenunca existió), ni justificar que se ha logradoconformidad alguna de acreedores. Es, así, undesistimiento sin aditamentos o desnudo.
  80. 80. Acuerdos paraconcursales que posibilitanconcluir el concurso preventivo. Aun después deabierto el concurso y publicados los edictospertinentes, el concursado puede celebrar(extrajudicialmente) acuerdos con susacreedores que, de ser aprobados por ciertasmayorías legalmente establecidas yacompañarse al juicio antes del comienzo delperíodo de exclusividad (art. 43, LCQ), permitenponer fin al concurso con los efectos propios deldesistimiento.La oportunidad de estos acuerdos comprende elprimer tramo del proceso preventivo concursal yse cierra cuando se inicia su período deexclusividad.El contenido de estos acuerdos esabsolutamente libre. Es más, ni siquiera espreciso ponerlo de manifiesto al tribunal,bastando acreditar ante éste la "constancia de laconformidad de las mayorías" de acreedores tlegalmente establecidas: art. 31. LCQ),conformidad que debe ser expresa para ellevantamiento del estado concursal.Las mayorías para obtener el resultado de laconclusión del concurso preventivo, medianteestos acuerdos paraconcursales, varían según el
  81. 81. monto o estadio procesal en que se los quierahacer valer: a. Antes de la presentación del informe individual (art. 35, LCQ), se calcula teniendo en consideración a los acreedores denunciados (art. 11, N 5, LCQ) más los acreedores presentados a verificar (art. 32, LCQ).b) Después del informe individual y antes de laresolución judicial sobre las acreencias (art. 36,LCQ), el cálculo se hace sobre la base de loscréditos aconsejados a verificar por el síndico.c) Luego de dictada la resolución judicial del art.36 de la LCQ, las mayorías deben reunirse sobrelos créditos verificados y declarados admisibles.En cualquier oportunidad, la conformidad debeprestarla "la mayoría los acreedoresquirografarios que representen el setenta y cincopor ciento del capital quirografario" (art. 31, LCQ).No se exige mayoría absoluta, como en los casosde los arts. 45, 47, 48 y 73 de la LCQ. Síguesede ello que para estos acuerdos paraconcursalesdel art. 31 de la LCQ, cualquier mayoría simplede personas es suficiente, en la medida que esté
  82. 82. representado el 75% (tres cuartos) del capitalquirografario computablet Efectos de los acuerdos paraconcursales. Encuanto a los efectos de estos acuerdos, puedeseñalarse:a) Permiten concluir el concurso preventivoanticipadamente, bajo la forma de desistimientovoluntario. De ahí que no corresponda aplicar elperíodo de inhibición regulado en el art. 59 in finede la LCQ, sino la limitación ulterior menossevera del párr. último del art. 31 de la LCQ:inadmisibilidad de otra petición concursalpreventiva en el año siguiente, si existierenpedidos de quiebra pendientes. Cabe destacarque aun declarada la quiebra de un sujeto quehubiera concluido un anterior concursopreventivo mediante estos acuerdosparaconcursales, dicha quiebra podría serconvertida en concurso preventivo, al no estarexcluida dicha posibilidad en la norma pertinente(art. 90, LCQ).b) Lo acordado por el deudor con sus acreedorespara lograr la conformidad de éstos a fin dedesistir del concurso preventivo, sólo obliga aquienes han suscripto la respectiva conformidad.Para los terceros es res inter alios y, a diferencia
  83. 83. del acuerdo preventivo (art. 56, LCQ), no se lesaplica efecto alguno.c) No exigen respeto a la igualdad, ni siquieraentre acreedores de categoría o clase.El eventual incumplimiento de los términos deestos acuerdos paraconcursales no provoca laquiebra indirecta. El concurso ha concluido ~ entodo caso, el incumplimiento eventualmentehabilitará a solicitar la quiebra del deudor.e) Carecen per se del efecto novatorio "concursal" que el art. 55 de la LCQ asigna al acuerdopreventivo.f) En caso de ulterior quiebra del deudor, estosacuerdos paraconcursales no tienen oponibilidadmejorada, salvo que -a la vez- hubiesen reunidolas exigencias formales y mayorías propias de losacuerdos preventivos extrajudiciales (art. 69 yss., LCQ), y hubieran obtenido la respectivahomologación judicial (arts. 72 y 76, LCQ); laprevisión del art. 121 de la LCQ no pareceríaaplicable a estos acuerdos paraconcursales.lnadmisibilidad de concurso preventivo ulterior.En los casos de falta de ratificación de la solicitudde concurso (exigida en los arts. 6° a 8° de laLCQ), desistimiento en cualquiera de sus
  84. 84. variantes (arts. 30 y 31, LCQ), o rechazo de laapertura concursal (art. 13, LCQ), cualquiersolicitud ulterior de concurso preventivo delmismo sujeto, formulada durante el añosiguiente, debe ser liminarmente desestimada siexistieran pedidos de quiebra pendientes.Los pedidos de quiebra pendientes pueden habersido iniciados antes o después de la solicitud delprimer concurso fracasado o de su conclusión. Lodeterminante es que dichas solicitudes dequiebra estuvieran pendientes de resolución altiempo de solicitarse un nuevo concursopreventivo dentro del año posterior al fracaso delanterior.El plazo del año posterior se cuenta desde quequedó firme la resolución judicial que tuvo porrechazada, desistida o no ratificada la peticióndel concurso preventivo anterior.INFORME INDIVIDUALArt. 35. - [Informe individual] Vencido el plazopala formulación de observaciones por parte deldeudory los acreedores, en el plazo de veinte días, elsíndico deberá redactar un informe sobre cada
  85. 85. solicitud de verificación en particular, el quedeberá ser presentado al juzgado.Se debe consignar el nombre completo de cadaacreedor, su domicilio real y el constituido, montoy causa del crédito, privilegio y garantíasinvocados; además, debe reseñar la informaciónobtenida, las observaciones que hubieranrecibido las solicitudes, por parte del deudor y delos acreedores, y expresar respecto de cadacrédito, opinión fundada sobre la procedencia dela verificación del crédito y el privilegio.También debe acompañar una copia, que seglosa al legajo a que se refiere el art. 279, la cualdebe quedar a disposición permanente de losinteresados para su examen, y copia de loslegajos.Después de vencido el plazo señalado en elartículo anterior para que el deudor y loscosolícítantes de verificación puedan formularobservaciones e impugnaciones a laspretensiones de ingreso a la concurrencia,otórgase al síndico un término (máximo) deveinte días -hábiles judiciales: art. 273, inc. 2,LCQ- para elaborar y presentar, en el juzgadoconcursal, el informe individual sobre lassolicitudes de verificación.
  86. 86. La parte medular de este informe es la expresiónde opinión fundada del síndico sobre laprocedencia (o improcedencia) de la verificacióndel , rédito y su graduación (privilegio, carácterquirografario, subordinación),Constituye, así, un verdadero dictamen -técnico eimparcial, por ende que debe estarsuficientemente respaldado en los antecedentesobrantes en cada legajo, y en la informaciónobtenida por el propio síndico al ejercer la laborinstructoria encomendada por el art. 33 de laLCQ.No es suficiente que el síndico dé su consejofavorable o desfavorable, a secas. Además, éldebe dar explicación al juez de las razones quelo motivan a opinar en uno u otro sentido. Si seaconseja la verificación, total o parcial, debedetallar la cantidad líquida del crédito. Cuando sedictamina la graduación de una acreencia comoprivilegiada, o como subordinada (menos quequirografaria), han de encuadrarse el privilegio ola subordinación respectivos en las normaslegales pertinentes.Art. 36. - (Resolucion Judicial] Dentro de los diezdías de presentado el informe por parte delsindico, el juez decidirá sobre la procedencia y

×