Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La hosteleria 22 Marta Pedra Wines (2)

224 views

Published on

Sentido y Sensibilidad de la cepa a la copa pasando por la tierra y sus enseres

Published in: Travel
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La hosteleria 22 Marta Pedra Wines (2)

  1. 1. 24 CATA DE VINOS Texto: Manel Colmenero Fotos: Cedidas El Sereno es un vino ran- cio, algo que estoy segu- ro debemos recuperar. Es imposible que te deje indiferente y menos ma- ridándolo con salado, tal como Marta me sugirió cuando nos conocimos. De aquel día, recuer- do que me sorprendió la candidez de Marta. Su ternura, a la hora de explicar las cosas, se mezclaba con una espe- cie de timidez no muy manifiesta, pero con una seguridad contundente. Era como su vino. Tierno pero con mucha perso- nalidad. Parece una mu- jer frágil, pero pronto te das cuenta que, a pesar de su discreción, en su trasfondo hay un eje que todo lo mueve y todo lo puede. Se trata de una mujer, como muchas otras, que es capaz de mover cielo y tierra solo con la fuerza de su cora- zón y el convencimiento de lo que piensa. No hace mucho estuvo en uno de nuestros diá- logos en torno al mundo del vino. Contrastába- mos los vinos que ella y su marido hacen en el Empordà y los que hacen en la Conca de Barberà. Fue un diálogo de con- trastes, de matices, pero para mí me quedó claro que como en otras regio- nes vitivinícolas vecinas, hay unos vinos más su- tiles, algunos los califi- carían de femeninos, y otros de mucho más vo- luminosos, ¿quizá algu- nos dirían que son más masculinos? Sea como fuere, los vi- nos, que hace Marta, son como un susurro que te transporta, te relajan y te hacen viajar hacia la fuerza que toda mujer tiene en su interior, esa fuerza que nos cautiva y nos enamora, una fuerza que los hombres nun- ca podremos pagar la deuda que con la mujer adquirimos. La mujer es vida, los vinos son vida. ¿La mujer es vino? ¡Bebe vida, vive el vino! Vinos con huella femenina, nacidos en la Conca de Barberà Un libro. El último que he leído es El Convento de Eduard Contijoch, ambientado en la segunda mitad del siglo XIX en Montblanc. Un restaurante. Tengo un gran recuerdo del restaurante Les Cols. Su plato preferido. Quesos artesanos! Una bebida. Aquellos vinos más ol- vidados en nuestro país, los vinos de oxidación. El último viaje que ha hecho. Oporto, durante el mes de enero fuera del bulli- cio y donde disfrutamos muchísimo de los vinos y de una buena cocina. ¿Con quién no se toma- ría nunca una copa de vino? El vino tiene la gran virtud de transformar los ambientes y ser ca- paz de crear ambientes distendidos, divertidos y relajados, así que no sería un problema Una palabra que le guste. Brisa, me trae muy bue- nos recuerdos y sensa- ciones de verano. Un insulto. Renoi! Un olor. Las cocas de tomillo de mi madre. Un hobby. Nuestro propio proyecto que nos absorbe. Un lema. Las dificultades son oportunidades disfra- zadas. ¿Qué le saca de quicio? Perder el tiempo. ¿Qué le hace reír? Me encanta rodearme de gente con muy buen sentido del humor, no soy de hacer bromas pero tengo una risa fácil. ¿Y llorar? Lo intento evitar ¿Qué haría si le dijeran que mañana será su último día de su vida? Intento vivir la vida con intensidad cada día, pero en un momento así solo querría disfrutar con las personas que más quiero. ¿Qué repetiría si volvie- ra a tener 20 años? Los mismos estudios, Agrónomos, y las amis- tades. ¿Y qué no repetiría? Golpes duros que da injustamente la vida. En un compromiso, ¿vestido informal o de rigurosa etiqueta? Informal, no me senti- ría cómoda de rigurosa etiqueta. Es como estar dentro de un corsé. En pocas palabras… Tuve el placer de conocer a Marta Pedra cuando decidí presentar un libro mío en Vic, la ciudad donde vivo. Allí me presentó el Sereno, un vino, para mí maravilloso, porque contaba historias.
  2. 2. CATA DE VINOS 25

×