Trabajo social obesidad

3,886 views

Published on

Published in: Food
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,886
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trabajo social obesidad

  1. 1. UNIVERSIDAD METROPOLITANA DE MONTERREY LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA Proyecto de Contribución Social Obesidad Infantil Daniela Alejandra Santana Peña 900512 Ilse Alejandra Rosas Magallanes 154185 Amira Azalea Mitze Baena Trujillo 144061 Ángel Alfonso González Soto 151200
  2. 2. 2 I.- INTRODUCCIÓN 1.1 Problemática: Obesidad Infantil......................................................................... 4 1.2 Definición de obesidad infantil .......................................................................... 8 Explicación teórica de la Obesidad Infantil................................................................ 14 Antecedentes sobre el estudio de la obesidad infantil............................................... 17 Factores relacionados con la obesidad infantil.......................................................... 20 Evaluación de la obesidad infantil ............................................................................. 25 Enfermedades asociadas con la obesidad................................................................ 29 Estrategia de tratamiento para la Obesidad Infantil................................................... 30 Prevención de la obesidad infantil............................................................................. 38 1.3 Fundamentación................................................................................................ 42 1.3.1 Por qué se considera importante esta problemática .................................. 42 1.3.2 Qué motivos sociales o personales los llevaron a elegir la problemática 45 1.3.3 Cómo se relaciona esa problemática con la carrera de Lic. en Psicología ................................................................................................................................ 489 1.3.4 Cómo se relaciona esa problemática con las asignaturas de la Lic. En Psicología..................................................................................................................52 II. DIMENSIONES CUANTITATIVAS Y CUALITATIVAS DE LA PROBLEMÁTICA 2.1 Cuantificación del problema a nivel Nacional ................................................ 53 2.2 Descripción Cualitativa de la Obesidad Infantil...............................................60 2.2.1 Consecuencias en la Sociedad, familia e individuo.....................................66 2.2.2 A quién irá dirigida la Propuesta presentada en el proyecto......................74
  3. 3. 3 III. INICIATIVAS EXISTENTES PARA LA SOLUCIÓN DE LA PROBLEMÁTICA 3.1. Instituciones que deberían contemplar esta problemática como parte de sus actividades.........................................................................................................75 3.2. Descripción de las funciones, programas u objetivos de dichas instituciones .............................................................................................................76 3.2.1. Datos de los responsables de las mismas...................................................78 3.3. Descripción, en detalle, de los programas, estrategias o iniciativas de dichas instituciones, dependencias u organismos para el apoyo a esta problemática..............................................................................................................79 3.4. Resultados obtenidos por estas instituciones...............................................92 IV. PRESENTACIÓN DE LA PROPUESTA DEL EQUIPO ANTE LA PROBLEMÁTICA 4.1. Descripción detallada de la propuesta del equipo........................................98 4.2. Requerimientos................................................................................................103 4.3. Beneficios de la propuesta.............................................................................109 4.3.1. Para la institución receptora del programa 4.3.2. Para los usuarios del programa 4.3.3. Para los estudiantes de la UMM V. CONCLUSIONES............................................................................................... 110
  4. 4. 4 I.- INTRODUCCIÓN 1.1 Problemática: Obesidad Infantil Uno de los problemas de nutrición lo conforma la obesidad infantil, que ha ido creciendo de forma alarmante en los últimos años. Actualmente, México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, y el segundo en obesidad en adultos, precedido sólo por los Estados Unidos. Problema que está presente no sólo en la infancia y la adolescencia, sino también en población en edad preescolar. Según el médico pediatra del Hospital General de Zona No. 33, Eliud Villarreal Gallegos (2013) , es algo severo ya que se manifiesta con mayor frecuencia en nuestro país, al grado de considerarlo no sólo como un problema de salud, sino como un problema social; Los menores con obesidad, destacó, pueden verse afectados por varios factores de riesgo, "como el síndrome de resistencia a la insulina, problemas de hipertensión, afectaciones renales, problemas ortopédicos, dificultades con la piel, incluso afectación emocional y en algunos casos los niños pueden ser pre-diabéticos. La doctora Idalia Aracely Cura Esquivel del departamento de Pediatría del Hospital Universitario (HU), argumenta "El sobrepeso y la obesidad conllevan a un mayor riesgo de mortalidad, así como al desarrollo de múltiples padecimientos, especialmente enfermedad coronaria y diabetes tipo 2, que hoy por hoy son las
  5. 5. 5 principales causas de muerte en adultos en nuestro país, debido a que en México la obesidad infantil es un problema creciente, y actualmente somos el país número uno en este problema a nivel mundial; quisimos evaluar a nuestros niños a fin de identificar a qué edad aparecen estos problemas de salud, la relación de factores genéticos para riesgo cardiovascular y obesidad, observa que la exposición de individuos genéticamente predispuestos al conjunto de estos factores de riesgo cardiovascular desde niños, podría inducir cambios en las arterias que iniciarían el desarrollo de arteriosclerosis en etapas tempranas de la vida." Es importante que la familia mexicana conozca las consecuencias de la obesidad infantil, como la diabetes mellitus tipo II, la hipertensión arterial, el colesterol elevado y el hígado graso. Hace 30 años estas enfermedades sólo aparecían en adultos, actualmente se pueden observar en adolescentes y en niños. El Acuerdo Nacional para la Salud (2010) revela que en México, hemos pasado abruptamente por un proceso en el cual se ha dejado de practicar la lactancia materna hasta los 6 meses de vida y se han modificado las dietas y hábitos alimentarios, todo ello debido al crecimiento económico, urbanización (disminución de las actividades primarias y descenso de la población rural), mayor esperanza de vida, incorporación de la mujer a la fuerza de trabajo, masificación de la producción de alimentos, invención de la refrigeración y conservación industrial de alimentos (enlatado, alto vacío, pasteurización, etc.), abaratamiento de los precios relativos de
  6. 6. 6 los alimentos procesados versus los frescos por economías de escala, transporte, conservación y almacenaje. Este problema de salud afecta tanto social como psicológicamente y pone en riesgo la vida de los niños, esto se da desde la niñez, por parte de la mala enseñanza de hábitos y sedentarismo, que aumenta a pesar de la difusión de las causas y dificultades de salud futuras. La obesidad infantil es producto de la combinación de varios factores: mayor consumo de alimentos con alta concentración calórica; la reducción de precios en este tipo de alimentos; la disminución en la actividad física; la inseguridad para desarrollar actividades en espacios públicos y un estilo de vida que disminuye el tiempo dedicado para elaborar alimentos. Además, se analiza la posible predisposición genética de los mexicanos a metabolizar de manera diferente las grasas y azúcares. (La historia de cómo kilo a kilo México se volvió líder en obesidad) (CNN México 2013) México se encuentra en una transición epidemiológica y nutricional, caracterizada por un rápido incremento de la prevalencia e incidencia de sobrepeso y obesidad, así como las enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con la nutrición. La situación de salud en nuestro país ha cambiado profundamente en las últimas décadas, a tal grado que las preocupaciones alrededor de la desnutrición se
  7. 7. 7 encuentran ―limitadas‖ a grupos de población específicos; en cambio el sobrepeso y la obesidad se han generalizado a los diversos grupos sociales, regiones y grupos de edad.
  8. 8. 8 1.2 Descripción Definición de obesidad infantil De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (2013) , el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2 ). La definición de la OMS es la siguiente: Un IMC igual o superior a 25 determina sobrepeso. Un IMC igual o superior a 30 determina obesidad.
  9. 9. 9 El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, puesto que es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades. Sin embargo, hay que considerarla a título indicativo porque es posible que no se corresponda con el mismo nivel de grosor en diferentes personas. Por otro lado el Acuerdo Nacional para la Salud alimentaria y la Estrategia contra el sobrepeso y la obesidad (2010) refiere que el sobrepeso y la obesidad no son una responsabilidad individual, ya que la mayoría de las personas carece de los medios para adoptar los comportamientos saludables que les ayuden a mantener un peso saludable, vivimos y socializamos en un ambiente obesigénico. Parte de la responsabilidad de los gobiernos es impulsar la disponibilidad de lugares seguros y accesibles para la actividad física, promover alternativas atractivas y saludables en comedores institucionales y tiendas escolares, mejorar la disponibilidad de agua potable en escuelas, fomentar y garantizar la actividad física en planteles escolares, normar la publicidad, en especial la dirigida a los niños. La OMS la define como la acumulación excesiva de grasa corporal, especialmente en el tejido adiposo, y que se puede percibir por el aumento del peso corporal
  10. 10. 10 cuando alcanza 20 por ciento a más del peso ideal según la edad, la talla, y sexo del niño o niña en cuestión. Para calcular el peso ideal de un niño entre 2 y 5 años de edad, aunque de forma apenas aproximada, hay que multiplicar la edad en años por dos más ocho. Tabla Percentil de Peso y Talla Organización Mundial de la salud, 2006 Cartilla nacional de vacunación de Seguro Social 2013 Para muchas familias, el tener un hijo gordito, mofletudo, y lleno de pliegues es todo un logro, una señal de que el niño está bien, fuerte, y lleno de salud. Pero los expertos en nutrición infantil no piensan igual. Y van a más: dicen que estas familias están muy equivocadas. Lo que importa no es que el niño esté gordo o delgado. Lo que interesa es que el niño esté sano. Y es ahí donde queríamos llegar. En la última Jornada Nacional sobre Obesidad y Factores de Riesgo Cardiovascular, realizada en
  11. 11. 11 Madrid, España, se diagnosticó la obesidad infantil como una enfermedad emergente. El Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán refiere que la obesidad es una enfermedad compleja que se construye de manera gradual, a lo largo de meses o años. Ha sido difícil la identificación de los cambios fisiopatológicos y fisiológicos que ocurren poco a poco en el individuo, a medida que se desarrolla en él la obesidad. La obesidad a diferencia de otras enfermedades como el cáncer, las infecciones y las enfermedades mentales, es una enfermedad progresiva que puede revertirse o controlarse de manera fácil en su fase inicial. La evidencia epidemiológica actual apunta a que la obesidad es secundaria a cambios en el ambiente que rodea al individuo, los cuales han determinado conductas y estilos de vida en los que se rompe el equilibrio entre la energía que se ingiere y la energía que se gasta. En la mayoría de los casos la persona obesa es alguien que tiene un estilo de vida que no le resulta adecuado, y no alguien con una alteración funcional, que por sí misma le pueda conducir a la obesidad.
  12. 12. 12 La Sociedad Española para el estudio de la obesidad (SEEDO) y la Organización de Mundial de la Salud (OMS) definen la obesidad como uno de los trastornos nutricionales más habituales en los países desarrollados. Aunque la obesidad se define como el exceso de tejido graso, la mayor parte de la masa grasa se encuentra depositada bajo la piel y en las vísceras. En niños, los depósitos grasos se encuentran mayoritariamente bajo la piel, mientras que en adolescentes y adultos, se forman depósitos grasos en el interior del abdomen. En consecuencia se han establecido el índice de masa corporal (IMC), como una medida ecuánime para valorar la adiposidad en niños y adolescentes. Sin embargo, el IMC en el niño varía considerablemente con la edad a causa del crecimiento y desarrollo. , para definir el sobrepeso y la obesidad en la población infantil y juvenil, se emplean las tablas de Cole (2000) y los valores específicos de edad y sexo que corresponden con los percentiles 85 y 97 del IMC. La obesidad es una alteración de naturaleza metabólica, caracterizada por un aumento excesivo de la grasa del cuerpo. Un niño se considera obeso cuando su peso es superior al 20% del ideal. Sin embargo existen otras medidas más exactas: •Índice de Peso/estatura
  13. 13. 13 •Calibración de la grasa subcutánea • Medidas del pliegue de la piel/peso La Dra. María Isabel Hodgson B. considera la obesidad un exceso de peso corporal, a expensas fundamentalmente de la masa grasa, situación que altera la salud del individuo y lo pone en riesgo de desarrollar una enfermedad crónica. Clínicamente, un niño se considera obeso cuando su peso supera en más de un 20% el peso medio ideal para su edad, talla y sexo. Para mayor certeza diagnóstica, esto debería ser complementado con algún índice que permita estimar grasa corporal, como por ejemplo, la medición de pliegue tricipital. El peso para la edad, en forma aislada, no es un buen indicador porque pueden ser catalogados como obesos niños con talla por encima de la media o niños con mayor desarrollo muscular y cantidad normal de tejido graso, o a la inversa, ser considerados normales niños de baja estatura con escasa masa magra y exceso de grasa corporal.
  14. 14. 14 Explicación teórica de la Obesidad Infantil La Genética de la Obesidad Las investigaciones han demostrado que la genética puede afectar a la obesidad de muchas maneras. Algunos factores en los que influyen los genes y que pueden causar o prolongar la obesidad incluyen: Nivel de apetito y sensación de saciedad, Calorías quemadas durante el ejercicio y Calorías quemadas en reposo. Además, la genética puede estar ligada a la forma en la que el cuerpo procesa la grasa en exceso y a dónde la almacena. Incluso cuando hacen dietas con bajo contenido calórico, algunas personas tienen problemas para bajar de peso o para no recuperar el peso perdido. Otras personas pueden realizar programas de ejercicios enérgicos y obtener resultados más lentamente de lo normal. Es posible que estos factores formen parte de su estructura celular y corporal. Factores del Comportamiento Familiar La genética de la obesidad no puede señalarse como la única causa de la epidemia de la obesidad. Si bien la genética puede marcar una predisposición a la obesidad,
  15. 15. 15 los investigadores han descubierto que el entorno y el estilo de vida también juegan un papel muy importante en la salud de las personas. Es probable que los padres que tienen sobrepeso y no realizan ejercicios transmitan esos hábitos a sus hijos. Por lo tanto, es importante que los adultos tomen el control de su salud y den un buen ejemplo. Por otro lado, estudios realizados en hogares adoptivos confirman la genética de la obesidad. Al convertirse en adultos, los niños adoptados tienden a reflejar las características físicas de sus padres biológicos. Los gemelos idénticos criados por separado también reflejan los mismos patrones. Esto sugiere que la genética juega un papel de suma importancia en el peso de las personas. Estudios Sobre Genética de la Obesidad Los estudios continúan vinculando mutaciones genéticas con la obesidad. Por ejemplo, algunas personas tienen obesidad mórbida desde la niñez. Esto es algo poco común, pero puede ser un indicador general de problemas específicos en la estructura genética. Uno de estos informes descubrió que la leptina, la hormona responsable de regular el apetito, era defectuosa. Otros controladores del apetito dañados parecen tener la forma de PCI, una enzima. Los expertos también mencionan un vínculo entre la obesidad y el gen FTO, que está relacionado con la acumulación de las grasas. A menudo, los investigadores se refieren a los polimorfismos, que son las pequeñas diferencias en los genes que afectan al 1% o más de un grupo determinado. Los estudios continúan descubriendo nuevos vínculos genéticos que brindan posibles
  16. 16. 16 explicaciones de cómo subimos y bajamos de peso. Si bien los polimorfismos sólo afectan a un pequeño porcentaje de la población, detectarlos es útil para crear nuevas formas de tratar la obesidad. Las investigaciones basadas en la hipótesis del ―gen ahorrador‖ se mencionan con frecuencia en citas de obesidad y genética. El genetista James Neel propuso esta teoría por primera vez en 1962. La hipótesis del gen ahorrador sugiere que nuestros genes siguen el patrón ancestral de ―hambre o abundancia‖. En otras palabras, nuestros cuerpos almacenan las grasas cuando la comida es abundante y se preparan para tiempos de escasez. En la sociedad actual, la abundancia continúa pero no hay hambre, lo que provoca que las personas suban de peso. Es muy importante que los familiares de la persona con obesidad tengan conciencia de los problemas emocionales que pueden desencadenar algunas bromas y comentarios que se realizan, aunque sean de buena fe, y que en caso de que el paciente inicie un tratamiento médico para enfrentar su enfermedad, se acerquen también al especialista para saber cómo colaborar y brindar apoyo, lo cual ocurre, casi siempre, cuando las conversaciones enfatizan los logros y cualidades positivas del individuo, y no su problema de sobrepeso.
  17. 17. 17 Antecedentes sobre el estudio de la obesidad infantil La nutrióloga Cecilia García Schinkel, directora en México del International LifeScienceInstitute (ILSI), asociación especializada en salud pública y fundada en Estados Unidos en 1978, comenta "Es un problema de salud, que comenzó hace varias décadas, todavía no derrotábamos a la desnutrición, cuando comenzó a multiplicarse la obesidad, que ya es considerada una enfermedad crónica, sistémica e inflamatoria, tiene que ver con el individuo, su genética, gustos y costumbres; tiene que ver también con la organización de la familia y la ciudad en la que vive; con la disponibilidad de alimentos, el precio y la facilidad para prepararlos; con la seguridad pública y la posibilidad de hacer ejercicio en espacios abiertos, y también con las políticas públicas y la normatividad hacia las empresas." El doctor Juan Ángel Rivera Dommarco, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), indicó que en México se fue construyendo paulatinamente un ambiente ―obesigénico‖ que estimula el consumo de alimentos con alta concentración calórica: productos con harinas y grasas saturadas, bebidas endulzantes y vida sedentaria, entre otros factores. Hasta hace unos años, se pensaba que el problema de la obesidad era únicamente responsabilidad de los individuos y que la única función de las autoridades era dar educación y motivación para comer saludablemente, pero la observación y los estudios indican que un ambiente promotor de la obesidad interfiere con la adopción de comportamientos saludables.
  18. 18. 18 El Área de Política, Ciudadanía e Igualdad de la Fundación IDEAS y en él Coordinado por Irene Ramos Vielba, responsable Área de Política, Ciudadanía e Igualdad, Fundación IDEAS, Manuel García Goñi, profesor de Economía aplicada, Universidad Complutense de Madrid refiere que es una enfermedad especialmente cara y costosa en términos económicos y sociales tanto para las personas que la padecen como para las instituciones públicas sanitarias. Por ello, en las últimas décadas distintas organizaciones internacionales y nacionales han mostrado enorme preocupación por sus implicaciones, pasando a ser tratado como un verdadero problema social. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llegado a considerarla ―la epidemia del siglo XXI‖, por el alcance adquirido y su impacto sobre la morbilidad, la calidad de vida y el gasto sanitario. Es la primera vez que se concede la categoría de epidemia a un proceso no infeccioso. Las instituciones europeas también han reaccionado contra la obesidad, plasmándolo en el Libro Blanco de la Comisión Europea sobre alimentación, sobrepeso y obesidad (2007), en el que se constata un deterioro paulatino de la calidad de la alimentación, la escasa actividad física de la población europea en su conjunto y los riesgos de comorbilidades que conllevan estos malos hábitos. La obesidad y el sobrepeso son resultado del desequilibrio entre ingesta y gasto energético. Sus causas son múltiples y complejas, incidiendo principalmente la combinación de hábitos dietéticos inadecuados e inactividad física.
  19. 19. 19 El conocimiento profundo de tales interrelaciones resulta esencial para modificar sus determinantes. La actividad física regular junto con una dieta equilibrada e interacción social amplia constituye, probablemente, la forma de abordarlo más adecuada, con el resultado de mayor longevidad y un envejecimiento sano de la población. Uno de los problemas más graves deriva de que la sociedad no termina de ser consciente de que la obesidad es una enfermedad. Lo es, ciertamente, y sus consecuencias son nefastas: reduce la calidad de vida de los pacientes que la sufren y provoca que se incremente la probabilidad de sufrir de manera adicional distintas condiciones crónicas.
  20. 20. 20 Factores relacionados con la obesidad infantil Factores Ambientales Investigadores en Ecología Social consideran que la conducta de los individuos frecuentemente está en función del ambiente, por lo que los interesados en la obesidad como problema de salud pública deben tomar en cuenta los diferentes niveles de influencia del ambiente en el diseño de medidas efectivas para la prevención y tratamiento de la obesidad en niños y adultos. El consumo excesivo de grasas no saturadas y carbohidratos son la principal fuente de calorías. Por muchos años se consideró a las grasas no saturadas como causa principal de la enfermedad, sin embargo, estudios recientes han demostrado que al menos en los últimos 20 años, dicho consumo o se ha mantenido o ha disminuido ligeramente al igual que la ingesta de leche, sin embargo, la obesidad se ha incrementado. La explicación a esta incongruencia se encuentra en que al disminuir el consumo de grasas y leche se ha disparado la ingestión de carbohidratos en forma de almidones, harinas y bebidas azucaradas. Los carbohidratos consumidos en exceso elevan el nivel de glucosa en sangre sobre todo los de alto índice glucémico, -carbohidratos refinados contenidos en refrescos,
  21. 21. 21 cereales, pan y pastas- lo que ocasiona mayor liberación de insulina por el páncreas y eventualmente resistencia a la insulina, característica de la diabetes tipo 2. Las bebidas carbonatadas provocan obesidad infantil, ya que contienen grandes cantidades de azúcares, como sacarosa, glucosa y fructuosa; sólo como ejemplo, recientemente se publicó que para elaborar 10 litros del refresco más popular en el mundo, se requieren 8.8 litros de agua, 1,070 gramos de endulzante y 90 gramos de dióxido de carbono. Así, diversas investigaciones han encontrado un vínculo directo entre el consumo de refresco y la obesidad hasta, en 34% de los casos estudiados. Los resultados son contundentes: al beber un litro de refresco al día, se aumenta un kilo de peso en tres semanas. La Facultad de Medicina de la UNAM, revela que desde la lactancia, se gestan conductas ―obesogénicas‖, el abandono de la alimentación al seno materno –se ha reportado que tiene algún efecto protector contra el sobrepeso- o el amamantar al niño por períodos menores a 4 a 6 meses sustituyendo la leche materna por leches industrializadas y la ablactación temprana, son factores que conducen al sobrepeso y la obesidad, a lo que contribuye el entorno social ya que es común que las madres, la familia y los amigos consideren como modelo de salud y belleza a los niños gordos, lo que estimula la sobrealimentación.
  22. 22. 22 El promedio de tiempo que pasan los niños y adolescentes frente al televisor varia en los estudios disponibles, pero la mayoría considera que los pequeños obesos o con sobrepeso ven televisión durante más de tres y hasta cuatro horas, se recomienda que este lapso no exceda las 2 hrs. por día. En casa los alimentos con frutas, vegetales, carnes, fuentes de fibra, vitaminas y proteínas, se han sustituido por comidas rápidas precocinadas. Esto tiene orígenes en los cambios de la estructura social, cada vez son más las madres que trabajan, no tiene tiempo para cocinar y recurren a los alimentos preparados que sólo deben calentarse y servirse, los que generalmente no tiene el equilibrio necesario de nutrientes. Los padres de niños obesos frecuentemente tienen sobrepeso u obesidad, cuando es la madre, que generalmente trabaja, sobreprotege y compensan el poco tiempo que dedica a sus hijos con oferta excesiva de alimentos, ambos minimizan el problema y no buscan ayuda para resolverlo. Factores socioeconómicos En general se observa que los hijos de familias con bajo nivel de ingresos y de educación consumen alimentos con alto valor calórico y son más proclives a desarrollar sobrepeso y obesidad que sus contrapartes con niveles educativos y económicos más altos, quienes tiene mayores posibilidades de alimentación sana y
  23. 23. 23 de acceder a los servicios de salud, paseos y ejercicio al aire libre o establecimientos de ejercicio formal. El género también influye en el impacto del nivel socioeconómico sobre el desarrollo de obesidad. Las mujeres pobres son dos veces más propensas a desarrollar obesidad que los hombres pobres. Por el contrario, una mujer de buen nivel socioeconómico tiene menos riesgo a volverse obesa que un hombre del mismo nivel. Sin embargo, un hombre ―opulento‖ es significativamente más proclive al sobrepeso que otro con bajo nivel socioeconómico. Factores psicológicos Los hijos de madres o padres solteros, parejas divorciadas o separadas, alcohólicos o adictos, muestran con mayor frecuencia, que los que viven en familias integradas y sin desviaciones, alteración de las conductas y hábitos de alimentación, que se manifiestan como sobrepeso, obesidad, desnutrición, o bulimia. Del 20 al 40% de los adolescentes con obesidad severa (grado III o mórbida) son ―comedores compulsivos‖. Los comedores compulsivos muestran preocupación por su figura y su peso; así como, síntomas de depresión y ansiedad con baja autoestima cuando se comparan con obesos no compulsivos
  24. 24. 24 La autoestima en los niños obesos varía con la edad y el sexo. Las niñas tienen más riesgo de problemas de autoestima que los niños. La aceptación de los padres y la despreocupación por la obesidad pueden ser factores protectores de la autoestima, si bien dificultan la búsqueda de ayuda y el tratamiento. Entre los adolescentes obesos grado III, alrededor de la mitad tienen síntomas depresivos moderados a severos y más de un tercio reportan niveles altos de ansiedad. Las adolescentes obesas se aíslan y se involucran más en conductas riesgosas y antisociales como drogadicción y alcoholismo que sus pares sin esta enfermedad y tienen también mayores intentos suicidas que las no obesas.
  25. 25. 25 Evaluación de la obesidad infantil El síntoma más característico es el incremento de peso, es decir, el aumento de volumen por parte de la persona.(Era Salud Venezuela 2013) Asimismo, pueden asociarse a este problema como causa o efecto de otras enfermedades como: Diabetes Insuficiencia cardiaca Hipotiroidismo Y, a ciertas conductas por ejemplo: Sedentarismo Hipo-actividad Ingestión abundante de alimentos Estrés De acuerdo a los criterios actualmente en uso, para la evaluación del estado nutricional en el lactante y en el niño menor de 6 años, se considera obeso a aquél cuyo peso para la talla se ubica por sobre 2 DS en los gráficos de referencia del NCHS para el sexo correspondiente, y sobrepeso o en riesgo de obesidad cuando este indicador se ubica entre +1 y +2 DS. Para los niños mayores de 10 años o que han iniciado desarrollo puberal, la OMS recomienda el uso del índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso actual por la talla al cuadrado. Los criterios sugeridos para definir obesidad son:
  26. 26. 26 IMC mayor al percentil 95 o bien, IMC mayor al percentil 85, asociado a medición de pliegues tricipital y subescapular superior a percentil 90 de los valores de referencia del NCHS. Ha habido distintas sugerencias en relación a las tablas de referencia recomendadas para IMC (Must, tablas locales, curvas elaboradas por grupo internacional de obesidad), pero aún persiste controversia al respecto, ya que algunas de ellas favorecerían un subdiagnóstico. En el grupo de 6 a 10 años pueden usarse ambos criterios, esto es, IPT o IMC. La edad de comienzo y la severidad del cuadro son las determinantes más importantes en la historia natural de la obesidad infantil. La probabilidad de mejoría espontánea es inversamente proporcional a la magnitud de la obesidad. La obesidad de la infancia es de difícil manejo, por lo tanto, el ideal es evitar que el niño o adolescente llegue a ser obeso, de aquí que los mayores esfuerzos en el control de salud deberían estar orientados a la entrega de contenidos educativos que estimulen hábitos de vida saludable, lo que también debería ser reforzado a nivel escolar, y a la detección precoz de cambios en la ganancia ponderal que tiendan al sobrepeso y a la obesidad. Diagnóstico
  27. 27. 27 Los padres acuden a consulta cuando observan a su hijo de cualquier edad con aumento de peso, si es mayor de cinco años porque además manifiesta conductas antisociales y refiere rechazo por sus pares en el vecindario o en la escuela. En adolescentes con obesidad mórbida (GIII), puede haber manifestaciones de alguna de las patologías asociadas a la obesidad, que los decide a buscar ayuda, generalmente hipertensión arterial. En todos los casos y todas las edades deberá elaborarse la historia clínica completa con antropometría y especial atención en los antecedentes familiares, investigando la existencia de padres, hermanos o familiares cercanos con obesidad o sobrepeso ya que es aceptado que el pronóstico y el apego al tratamiento -y por lo tanto el éxito- con frecuencia fracasa en familias de obesos. Interrogar con detalles el nivel de escolaridad de los padres; tipo de empleo, el ingreso familiar, uso del tiempo libre, hábitos de alimentación, práctica de deportes y ejercicios. Diabetes en familiares, sobretodo diabetes gestacional durante el embarazo del paciente o de sus hermanos. En los antecedentes personales investigar el peso al nacer, desnutrición in útero, en la historia nutricional preguntar si recibió lactancia materna y duración de la misma, o si se alimentó con formula láctea, inicio de la ablactación y alimentos sólidos proporcionados. Es importante también la valoración de la ingesta actual de calorías incluyendo la calidad de la dieta en términos de balance de nutrientes y grupos de alimentos. Preguntar acerca del grado de actividad física del paciente, limitaciones
  28. 28. 28 ocasionadas por el peso, incluyendo ronquido y somnolencia como signos potenciales de apnea del sueño. En el padecimiento actual el inicio y evolución de la enfermedad, consultas y tratamientos previos, exámenes de laboratorio y gabinete practicados. Las alteraciones en la glicemia, el calcio sérico, el colesterol y los triglicéridos (fracciones de baja –LDL y alta HDL densidad) se detectan con los exámenes básicos de laboratorio. El examen físico deberá orientarse directamente a la antropometría, las proporciones corporales y a la presencia o ausencia de hallazgos dismórficos específicos que pudieran orientar el diagnóstico hacia algún síndrome raro que se acompañe de obesidad. En cada visita se deberán registrar y graficar la talla, el peso, el IMC, la circunferencia de la cintura y en niños pequeños el perímetro cefálico, puesto que el tamaño y peso de la cabeza pudiera modificar la relación talla-peso para la edad. Ya que el sobrepeso y la obesidad cursan con acumulación excesiva de grasa corporal, la definición de estos deberá siempre asociarse con riesgos para la salud y discutirse con el paciente y sus padres desde la primera entrevista. (Facultad de Medicina de la UNAM)
  29. 29. 29 Enfermedades asociadas con la obesidad Recientemente se han encontrado vínculos entre la obesidad y la inflamación, esta inflamación crónica silenciosa es el detonante de las enfermedades crónico degenerativas que coexisten con la obesidad y el síndrome metabólico (Sobre peso y Obesidad en el niño y adolescente) (Facultad de Medicina UNAM 2007). En la obesidad hay un incremento en la producción de ácido araquidonico (AA) por los adipositos, precursor de los eicosanoidesproinflamatorios como el factor de necrosis tumoral-a (FNT-a) y de interleucina-6 (IL-6), estas citocinas, favorecen la resistencia a la insulina, agravan el incremento de grasa en el cuerpo y elevan el riesgo de enfermedades crónico-degenerativas. Diferentes estudios han demostrado que la obesidad en la infancia se asocia a obesidad en la edad adulta. A mayor duración y a mayor grado de obesidad, mayor morbilidad y mayor mortalidad. Específicamente, se ha demostrado que la obesidad en la adolescencia se asocia a mayor mortalidad general, hipertensión arterial, enfermedad vascular cerebral, infarto de miocardio y cáncer de colon. La obesidad de tipo androide o central es la que más se relaciona con trastornos metabólicos como dislipidemias, alteraciones de los factores de coagulación, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, e hipertensión arterial, que elevan el riesgo de enfermedad coronaria.
  30. 30. 30 Estrategia de tratamiento para la Obesidad Infantil El tratamiento debe contar, por lo menos, con tres pilares fundamentales de intervención: Prescripción dietética Dependiendo del grado de obesidad y de la edad del niño, ésta debe considerar una adecuación a los requerimientos reales del niño o una restricción calórica moderada que se logra disminuyendo el aporte de grasas e hidratos de carbono refinados (sin olvidar aquéllos presentes en jugos y bebidas), ordenando los horarios de alimentación, evitando el consumo entre comidas y limitando el tamaño de las porciones. Fomento del ejercicio Es necesario con el fin de estimular un aumento de la actividad diaria y por ende del gasto energético, con elementos atractivos para el niño. El aumento de la actividad física debe ir orientado a lograr cambios en las actividades de la vida diaria, a disminuir el tiempo dedicado a actividades sedentarias (televisión, computador), a estimular actividades recreativas al aire libre y, en los niños mayores, a fomentar la participación en actividades deportivas de acuerdo a sus gustos y preferencias, poniendo énfasis en actividades que valoren la participación en equipo más que la competencia individual.
  31. 31. 31 Modificación conductual Debe estar orientada a lograr cambio de hábitos cuyo efecto se prolongue en el tiempo. Se basa principalmente en la auto monitorización, llevando un registro de alimentación que incluya tipo de alimentos consumidos, cantidad, lugar y circunstancias, lo que permite identificar conductas no saludables y ayudar a cambiarlas; educación para reconocer patrones de alimentación y ejercicio recomendables y estimular el control aprendiendo a distinguir entre hambre y apetito y establecer algún tipo de refuerzos positivos, que no incluyan alimentación. Es importante aprender a hacer cambios iniciales pequeños, pocos y permanentes en el tiempo, y en la medida que éstos se logren, ir agregando otros. Para obtener resultados positivos es indispensable que exista motivación y colaboración de la familia, lo que se ve facilitado por el trabajo en equipo y exige sensibilidad y empatía del profesional en su trabajo con el niño y su familia, y a la vez la convicción de su parte de que la obesidad es un problema crónico de salud que puede ser tratado y mejor aún, prevenido. Inicialmente, argumenta la Dra. María Isabel Hodgson B. , es necesario evaluar si existe una voluntad para el cambio, en el niño o adolescente y en su familia. Las familias que no están listas para cambiar pueden expresar una falta de preocupación acerca de la obesidad del niño o creer que es inevitable y no mostrar interés en
  32. 32. 32 efectuar cambios. Dependiendo de la severidad de la obesidad, las familias que no están aún dispuestas al cambio pueden beneficiarse de consejo para mejorar la motivación o postergar la terapia hasta que ellos estén listos. Uno de los problemas más graves deriva de que la sociedad no termina de ser consciente de que la obesidad es una enfermedad. Lo es, ciertamente, y sus consecuencias son nefastas: reduce la calidad de vida de los pacientes que la sufren y provoca que se incremente la probabilidad de sufrir de manera adicional distintas condiciones crónicas. Si bien en parte puede culparse a los genes por la obesidad, cada persona es responsable de su salud. Sólo porque los miembros de la familia tengan sobrepeso o sean obesos no significa que usted deba tener el mismo destino. Incluso una pérdida de peso del 10% puede ser muy beneficiosa para la salud. Por supuesto, sus genes intervienen en la rapidez y la facilidad con la que se pierde ese peso. Naturalmente, la genética influye en la batalla para mantener el peso una vez que logre deshacerse de las libras de más. El ejercicio, la reducción de calorías y los alimentos adecuados son la clave del éxito a la hora de bajar de peso. Sin embargo, las personas que sufren obesidad enfrentarán muchos factores en su batalla, que incluyen: Quemar calorías, Aumentar la masa muscular y
  33. 33. 33 Elevar la tasa metabólica en reposo. De hecho, mientras más elevado es su nivel de actividad, menores son las posibilidades de que recupere el peso perdido. Los expertos recomiendan un régimen saludable que incluya opciones de alimentos adecuados y mucho ejercicio. Antes de comenzar cualquier programa de pérdida de peso, siempre se debe consultar con un profesional de atención médica. Un programa especial que se adapte a sus necesidades dará mejores resultados que una rutina estándar orientada a personas con un peso normal. El desequilibrio entre las calorías consumidas y las gastadas se originó en los cambios graduales que se produjeron paulatinamente en el complejo conjunto de factores sociales. Los niños son ahora menos activos en los diferentes aspectos de la vida cotidiana. Van a la escuela en transporte colectivo o automóvil, no van caminando o en bicicleta como antes. El tiempo libre lo utilizan en ―actividades‖ sedentarias (Televisión, computadora y videojuegos). Ya no salen a la calle o a los jardines y parques a jugar o ―andar‖ en patines o bicicleta, por la inseguridad y el gran número de vehículos automotores que circulan en todas partes de la ciudad. Los hábitos de alimentación, como los tipos y la composición de la dieta, las comidas fuera de casa y el tamaño de las porciones también se han modificado.
  34. 34. 34 La publicidad de alimentos y refrescos en los medios de difusión en las horas que los chicos ven televisión es abrumadora, y los fabricantes saben que este auditorio es terreno fértil para sus productos, comenta la Facultad de Medicina de la UNAM Antes de iniciar el tratamiento debe haber un acuerdo entre el paciente, el médico y la familia que garantice el apego a las indicaciones; a este respecto, parecen adecuadas las siguientes recomendaciones de la Oficina de Salud Infantil de los EUA, en el 2013 El tratamiento deberá iniciase a partir de los dos años de edad en niños con sobrepeso. La familia debe estar preparada para el cambio, de lo contrario el tratamiento fracasará. El médico tiene la obligación de informar a la familia acerca de las complicaciones de la obesidad. El médico deberá involucrar en el programa de tratamiento a la familia y a todos los que participen en el cuidado del niño. El médico debe animar e insistir, pero no criticar. El programa de tratamiento se elaborará para establecer cambios permanentes. El programa de tratamiento permitirá ayudar a la familia a realizar cambios pequeños, pero progresivos. El programa de tratamiento deberá incluir la enseñanza para monitorear la comida ingerida y el ejercicio realizado, de preferencia por el niño mismo.
  35. 35. 35 En casos complicados o con enfermedades agregadas participarán profesionales de otras especialidades para el tratamiento integral, Ej. Cardiólogo, Endocrinólogo, Nutriólogo, Psicólogo etc. Para lograr estas recomendaciones, los puntos importantes en el tratamiento deben ser: Modificación de los hábitos de alimentación El éxito del tratamiento del sobrepeso y la obesidad infantil está en función del tiempo, debe ser a largo plazo y estar basado esencialmente en modificación de los hábitos y conducta alimentaria, el cambio lo favorece una dieta balanceada, hipocalórica que se ajuste al índice de masa corporal y que incluya 30% de grasas, 50% de carbohidratos y 20% de proteínas. Cuando se trata de niños en crecimiento tener presente que el objetivo es mantener el peso actual o bajarlo lentamente mientras crece en estatura. Modificación del estilo de vida y ejercicio. Se considerara que los hábitos de alimentación se adquieren desde el nacimiento; tanto el médico general como el pediatra deben recomendar y estimular la alimentación al seno materno por seis meses como mínimo e iniciar la ablactación a esa edad con alimentos naturales, frutas, verduras y hasta el séptimo u octavo mes la introducción de carnes, pollo, pavo, cerca del año la carne de res y después del año el pescado, el huevo y los cítricos para prevenir intolerancias y alergias. Evitar los alimentos industrializados y los jugos de frutas por su alto contenido en carbohidratos.
  36. 36. 36 En niños mayores desalentar el consumo de las comidas rápidas, las pizzas, las hamburguesas, los jugos y los refrescos embotellados y preferir el consumo de agua natural o de frutas. Acostumbrar las ensaladas y las frutas en los tres alimentos principales y en los refrigerios. Sentarse a comer a la mesa con la familia en lugar de hacerlo frente al televisor. Las comidas deben hacerse en horario regular para que el niño aprenda las horas para tomar alimentos y minimice los refrigerios entre comidas. Retomar las actividades al aire libre con ejercicios acorde con la edad del niño, fomentar las caminatas y uso de triciclos, patines, carritos de pedales, los paseos dominicales y no usar el auto para distancias cortas. Ejercicio El ejercicio permite reducir las grasas sin modificar la velocidad de crecimiento, evita a largo plazo las enfermedades asociadas a la obesidad, a corto plazo mejora significativamente la imagen personal, la autoestima y la sensación de aceptación física y social; en niños de 6 a 11 años reduce el sedentarismo y las horas que le dedican a la televisión. El incremento de la actividad física va a permitir: Aumento del gasto energético. Estímulo de la respuesta termogénica aumentando la tasa metabólica en reposo. Aumento de la capacidad de movilización y oxidación de la grasa. Aumenta los transportadores de glucosa en las células.
  37. 37. 37 Reducción de la resistencia a la insulina. Mejorar la capacidad cardiopulmonar (ejercicio aeróbico). Bajar la presión arterial. Disminuir los LDL y aumentar los HDL. Reducir la grasa corporal y aumentar la masa magra. El ejercicio físico no debe ser agotador para mantener el peso y promover la salud. Se recomienda para sujetos ―sanos‖ de todas las edades 30 minutos diarios de caminata, trote u otra actividad de intensidad moderada, por 5 a 7 días a la semana; pueden ser fraccionados en lapsos cortos, existe evidencia de que en esta forma se obtienen beneficios similares a los que se logran con actividad continua. Desde luego, que si las condiciones del organismo lo permiten, se puede aumentar el tiempo y la intensidad del ejercicio con lo que se obtienen beneficios adicionales para la salud.
  38. 38. 38 Prevención de la obesidad infantil Para prevenir la obesidad se requieren programas tendientes a educar al niño y adolescente, enfocados principalmente a cambios de estilo de vida, hábitos y conductas alimentarias, en los que participe toda la familia guiados y coordinados por el médico. De manera que un programa de prevención de la obesidad seguro y efectivo deberá incluir medidas para que el niño y el adolescente puedan evitar el exceso de peso, cambiar sus estilos de vida y las conductas alimentarias, promover el ejercicio, evitar la discriminación, aceptar su cuerpo y mejorar la autoestima. Se debe estimular la ingestión de los cinco grupos de alimentos de la pirámide alimentaria, con adecuado balance de proteínas, grasas carbohidratos y agua natural, en horarios regulares con tamaño de porciones y colaciones suficientes respondiendo a las señales de hambre y saciedad, de preferencia en familia, en ambiente positivo, enseñarlos a relajarse y disfrutar de los alimentos. Es necesario promover el ejercicio estimulando el movimiento y mantenerlo activo de menos durante una hora al día. Reducir el sedentarismo limitando el ver televisión, los videojuegos y la computadora a menos de dos horas por día. Reemplazarlo por actividades al aire libre como caminata, trote, paseos en los jardines o parques, subirse a los juegos, columpios y volantines, andar en bicicleta organizar carreras. Identificar habilidades especiales para deportes individuales o de equipo y fomentarlas; el éxito en los deportes abre múltiples posibilidades, estimula el autocuidado, la disciplina, la aceptación por otros y la autoestima. Las oportunidades
  39. 39. 39 para el ejercicio, la actividad física y los deportes deben estar disponibles no sólo en la casa y con los amigos, sino también en las escuelas y la comunidad. Conforme el niño madura y se da cuenta de sus posibilidades, de sus destrezas y éxitos, entenderá que el ejercitarse y estar en forma está íntimamente relacionado con el bienestar y la salud a largo plazo. En la medida que el niño y el adolescente aceptan y aplican los cambios en el estilo de vida y los hábitos de alimentación y notan los cambios en su cuerpo, también cambia su percepción del entorno y quienes lo integran. Por lo tanto, el tratamiento exitoso y la prevención de la obesidad y el sobrepeso mejoran la autoestima del enfermo. Las principales causas son cambios en los hábitos de alimentación, y modificaciones en el estilo de vida. Las estrategias para prevenir y controlar la obesidad en el país deberán dirigirse a cambiarlas o combatirlas. La tarea no es fácil, se requiere crear consciencia del problema en todos los sectores involucrados, tanto de la magnitud del problema como en las consecuencias para la salud y el impacto en la economía familiar y nacional al incrementarse las enfermedades asociadas a la obesidad y el sobrepeso, que son de evolución crónica, que requieren tratamientos –algunos de por vida- costosos, con frecuencia hospitalización y que deterioran la calidad y acortan la esperanza de vida.
  40. 40. 40 Si los cambios se han dado en lapsos relativamente pequeños ha sido por el fuerte impacto de la publicidad en la población de todas las edades, en prácticamente todo tipo de medios de difusión, promovidos por las empresas transnacionales productoras y comercializadoras de alimentos, específicamente de comida rápida como hamburguesas, pizzas, pollo, sopas instantáneas y otros alimentos pre cocidos o listos para servirse y refrescos, que son parte de la ―transculturación‖ e invasión de hábitos y costumbres que ha sufrido la sociedad mexicana por otros países, principalmente los EUA. Se ha anotado que en años recientes el consumo de carbohidratos es mayor que el de grasas y forma parte importante en la génesis de la obesidad y el sobrepeso, por lo tanto, merece mención especial el consumo de refrescos embotellados –fuente importante del exceso de calorías que ingieren estos enfermos- que han sustituido en un gran porcentaje al consumo de leche y agua, y en el cual los mexicanos sólo somos superados por los estadounidenses; en el consumo de coca-cola somos campeones según reporte periodístico que se agrega a continuación: ―De acuerdo con analistas, el éxito de Coca-Cola en México, con ventas de unos 2 mil 400 millones de cajas-unidad, se debe a sus bajos precios y a que en algunas partes del país es más fácil de conseguir que el agua. Según diversos cálculos, México tiene un consumo per cápita anual de leche de 82 litros, contra 150 de refresco.‖
  41. 41. 41 Y se explica el porqué no progresaron las iniciativas de ley en las cámaras y la propuesta de la Secretaría de Hacienda en el sentido de gravar con impuestos mayores la producción de refrescos y la propuesta en el Senado de la República en octubre de 2005 para reformar el artículo 115 de la Ley General de Salud y el 49 de la Ley Federal de Protección al Consumidor a fin de regular en los medios de comunicación la publicidad de los alimentos ―chatarra.‖ La Secretaría de Salud, La Secretaría de Educación Pública, el IMSS con su programa PREVENIMSS y algunas ONG, han iniciado campañas publicitarias informando del incremento de la obesidad y su comorbilidad con las consecuencias para la salud, pero no son suficientes. Se deben reforzar y multiplicar esfuerzos coordinados por la Secretaría de Salud como Institución responsable de preservar la salud de la población.
  42. 42. 42 1.3 Fundamentación. 1.3.1 Por qué se considera importante esta problemática Daniela Alejandra Santana Peña Es importante considerar está problemática por el alarmante estado en el que se encuentra nuestro país en cuestiones de salud, segundo lugar mundial de obesidad infantil, y Nuevo león el primero a nivel nacional. Por muchos esfuerzos que se estén haciendo por disminuir la lista de afectados, no se observa un cambio considerable que deje satisfechos a los sectores de salud, si observamos con detenimiento esta enfermedad, tiene muchas consecuencias fatales para las personas que lo padecen, lo preocupante es que no todas están informadas. Por otro lado, consideramos que es más fácil que un adulto este consciente de su padecimiento y decida o no atenderse, apegándose a su juicio y a su valorización personal, caso contrario con un niño, que tal vez no pueda llegar a comprender la magnitud del problema que trae consigo la mala alimentación, el sedentarismo, la ingesta de comida no saludable etc. dependen casi totalmente de sus padres en este tema, pues ellos realizan las compras y deciden como alimentarlos, los horarios de comidas, lo que se llevan de lonche a la escuela, y las actividades que realizan en su tiempo libre. El problema empieza cuando los padres no están informados, de los inicios de la obesidad, y los desencadenantes que trae consigo, escasea la información en televisión y radio, las escuelas tocan poco este tema, y en los centros de salud falta
  43. 43. 43 personal para informar o te proporcionan un folleto que pocas personas se detienen a leer. Para los niños que tienen obesidad, solo es estar "gorditos", desconocen que pueden llegar a padecer insuficiencia renal, problemas cardiacos, hipertensión, diabetes entre muchas otras cosas que pueden hacer de su vida adolescente y adulta un desafío, se necesita hablarles a su nivel con palabras entendibles y claras, dinámicas de juego, videos y caricaturas para que la información sobre la obesidad llegue de tal manera que tomen la decisión de combatirla, de decirle a sus padre que necesitan de su ayuda y que en equipo se trabaje para ello. Para el Gobierno es más factible patrocinar un proyecto que se pueda implementar en las escuelas acerca de la obesidad, que en un futuro no muy lejano, pagar gastos médicos de personas con obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades coronarias, que si esto sigue como hasta ahora, serán muchos. La importancia de trabajar esta enfermedad es que el niño pueda detenerla a tiempo y no llegue a consecuencias más fatalistas, ya que por su edad es más fácil combatirla desde ahora que en la adultez aunada a mas enfermedades, poco tiempo, responsabilidades mayores etc. Gracias a la nueva reforma educativa, se extendieron los horarios en muchas de las escuelas del estado, lo que permitiría trabajar ampliamente el proyecto diariamente para que se vean resultados favorables en un plazo no mayor a un año, lo que pudiera salvar su salud física y psicológica ya que también se ve muy afectada por la
  44. 44. 44 obesidad, en cuestión de autoestima, pobre percepción de sí mismo, falta de amor propio, aislamiento, acoso escolar, depresión incluso suicidios. Es tiempo de poner manos a la obra, de ver la problemática como es, una enfermedad que puede causar la muerte, de informar a las personas del riesgo que corren padeciéndola, se está haciendo tarde, mas y mas niños engrosan la lista y nos quedamos viendo como si nada, tendremos un futuro "obeso" en algunos años y una cadena interminable de personas que se sumen a esta enfermedad, se necesita motivación y esfuerzo para empezar de una vez por todas a tomar las cosas enserio. Porque la obesidad no es la simple enfermedad que aparenta, es todo un abismo de problemas que arrastran de si, y está agarrando fuerzas en quienes van a ser la futura población adulta y trabajadora, los niños de Nuevo León. La obesidad también puede llevar a padecer varios trastornos psicológicos muy graves que se tienen que tomar en consideración ya que la población que padece de obesidad ha estado aumentando con el pasar de los años; algunos consecuencias que pueden experimentar por ejemplo es el tener dificultad para afrontar situaciones que le pueden causar conflicto o que le provocan frustración y ansiedad, el tener una autoestima negativa y bajo concepto de uno mismo, también estados de ánimo depresivos o de angustia, la incapacidad para tomar decisiones por cuenta propia, lo que provoca que la conducta sea controlada por otras personas (padres, tios/as, pareja o amigos), un sentimiento de vacío interno e incapacidad para controlar su vida, el tener una tendencia a pensar que los cambios en sus emociones y sus problemas se deben a factores externo, también el tener una inclinación a prestar
  45. 45. 45 demasiada atención a los mensajes y críticas que brindan las personas apegadas o cercanas a el/ella, todo esto inclusive a una temprana edad . 1.3.2 Qué motivos sociales o personales los llevaron a elegir esa problemática Ilse Alejandra Rosas Magallanes El tetramestre anterior tuvimos la oportunidad de realizar un proyecto con el que tratáramos alguna problemática significativa de la sociedad así que nosotros decidimos dar seguimiento al estudio de este tema trabajar enfocados en las escuelas primarias. Entre las lecturas que realizamos nos dimos cuenta que, primeramente, el país está a nada de alcanzar el puesto número uno en obesidad, hablando generalmente no solo infantil, lugar que actualmente ocupa Estados Unidos. No es algo que haya sucedido solo porque si, las personas nos hemos mal acostumbrado a la comida rápida, comida chatarra y un sedentarismo intenso, y siendo los padres quienes tomen estas costumbres es lógico pensar que los hijos serán quienes tengan las peores consecuencias. Más adelante, cuando profundizamos en el tema de obesidad infantil nos topamos con la seria noticia de que el estado de Nuevo León ocupa el primer lugar en el país con esta problemática y no solo fue eso lo que nos impacto,
  46. 46. 46 además, al investigar este tema en años anteriores pudimos notar que en un año (de 2012 a 2013) la problemática tuvo un incremento del 18% lo cual nos pareció una cifra alarmante para un año. Pero al avanzar la investigación nos encontramos con un título que llamo nuestra atención ―Monterrey ocupa el primer lugar en obesidad infantil‖, es bien sabido que nuestra ciudad es conocida como la capital industrial de México y este nombre nos lo hemos ganado a pulso, vivimos con un ritmo de vida que no nos permite, en la mayoría de los casos, llevar una alimentación sana, mucha veces tenemos que correr y comer lo primero que encontremos en la esquina de nuestros trabajos pero lo que es peor es que ya ni tiempo para preparar la comida en casa tenemos y preferimos pasar a algún restaurante de comida rápida por un ―paquete familiar‖ el cual por lo regular contiene altos niveles de grasa y colesterol, lo cual contribuye al aumento de peso de las familias y si a eso agregamos que el único pasatiempo de los niños ahora es la computadora y los videojuegos estamos hablando de un sedentarismo muy grave. Si es preocupante escuchar que una persona padece de diabetes, hipertensión o incluso que sufre de infartos, es más fuerte aun escuchar que un pequeño niño de entre 7 y 9 años, que tiene un peso de 80 o 85 kilos, ya está calificado como pre diabético, es duro incluso pensar que este pequeño pueda llegar a sufrir de un infarto a su corta edad. Muchas personas llegan a pensar que esas son enfermedades de adultos, sin embargo cada vez están más cercas de los niños por el mal estilo de vida que lo padres están permitiendo que lleven. Además no solo son enfermedades como estas las que los afectan, sino aquellos daños psicológicos que se pueden generar por burlas, etiquetas y agresiones por parte de otros niños que pueden llevar
  47. 47. 47 a quienes padecen de obesidad a una depresión muy grande y producirle traumas que den como resultado trastornos alimenticios. Por todo lo anterior es que en esta ocasión nosotros decidimos trabajar con un proyecto que pueda brindar ayuda para atacar esta problemática, sabemos que muchas instituciones han creado programas y campañas contra la obesidad infantil y nosotros queremos unirnos a esta batalla con este proyecto. Nos parece de gran importancia comenzar a atacarlo de inmediato en vista de la velocidad con la que está creciendo, un 18% de un año a otro es, repito, alarmante, si así esta en este año, no esperemos a ver cómo estará dentro de 3 o 4 años más. La lucha definitivamente no es sencilla, pero si permitimos que las cosas sigan como hasta ahora el incremento de la obesidad infantil en el país va a llegar a cifras que después no podrán ser controladas.
  48. 48. 48 1.3.3 Cómo se relaciona esa problemática con la carrera de Lic. en Psicología Ángel Alfonso González Soto La obesidad puede llevar a padecer varios trastornos psicológicos muy graves que se tienen que tomar en consideración ya que la población que padece de obesidad ha estado aumentando con el pasar de los años; algunos consecuencias que pueden experimentar por ejemplo es el tener dificultad para afrontar situaciones que le pueden causar conflicto o que le provocan frustración y ansiedad, el tener una autoestima negativa y bajo concepto de uno mismo, también estados de ánimo depresivos o de angustia, la incapacidad para tomar decisiones por cuenta propia, lo que provoca que la conducta sea controlada por otras personas (padres, tíos/as, pareja o amigos), un sentimiento de vacío interno e incapacidad para controlar su vida, el tener una tendencia a pensar que los cambios en sus emociones y sus problemas se deben a factores externo, también el tener una inclinación a prestar demasiada atención a los mensajes y críticas que brindan las personas apegadas o cercanas a el/ella, todo esto inclusive a una temprana edad
  49. 49. 49 Todo esto puede llevar a entender el por qué las personas que padecen de obesidad se les dificulta el iniciar algún tratamiento y además de eso darle continuidad, ya que en vez de que le estén dando algún apoyo moral está sujeto a burlas y criticas constantemente y esto lo hace sentirse incomodo, inseguro de realizar algún cambio, esto lo lleva a dejar terapias, tratamiento cada que inicia y si es que inicia uno, a pesar del daño que sabe que se está haciendo, pues puede considerar que no vale la pena hacerlo. Podemos decir que la baja autoestima no solo es responsable de la ineficacia de muchos tratamientos y que no es verdad que un paciente con obesidad no pueda dejar de comer mucha comida más bien para él los alimentos tienen una carga emocional y se le dificulta dejar algo que para él es una fuente de placer cuando es víctima de críticas y desprecio. Es comprensible que muchos de los tratamientos para bajar de peso tengan tres puntos básicos: el seguir una dieta estricta hecha por un nutriólogo, realizar ejercicio de una manera constante y de integrar a la persona a grupos de autoayuda como puede ser Comedores compulsivos por ejemplo en terapias de grupo, ya que esta terapia utiliza el apoyo social, la solución de problemas y además imparte información y estímulos para facilitar la pérdida de peso Otras terapias que pueden ayudar a las personas que padecen de obesidad son la terapia cognitivo conductual la cual tiene como finalidad identificar y modificar los modelos de pensamiento irracionales así como los estados de ánimo aversivos para facilitar la pérdida de peso y en cuanto a la terapia conductual esta le ayuda a tener
  50. 50. 50 una restricción en cuanto a lo que debe comer, el mantener su dieta pues le proporciona una serie de estrategias para seguir así y de evitar comer cosas no saludables, ya que le permite corregir si se tiene una alimentación excesiva o insalubre o una falta de actividad física y lo más importante el mantener una motivación para seguir con este tipo de conductas para tener y seguir con un modo de vida mas sano, estas son algunas terapias que mejoran la pérdida de peso; en cuanto a la psicoterapia es un poco menos utilizada en cuanto a este tipo de padecimiento mas no significa que no tenga buenos resultados Finalmente, es muy importante que los familiares de la persona con obesidad tengan conciencia de los problemas emocionales que pueden desencadenar algunas bromas y comentarios que se realizan, aunque sean de buena fe, y que en caso de que el paciente inicie un tratamiento médico para enfrentar su enfermedad, se acerquen también al especialista para saber cómo colaborar y brindar apoyo, lo cual ocurre, casi siempre, cuando las conversaciones enfatizan los logros y cualidades positivas del individuo, y no su problema de sobrepeso.
  51. 51. 51 1.3.4 Cómo se relaciona esa problemática con las asignaturas de la Lic. En Psicología. En cuanto a la relación entre la problemática de la obesidad con las materias vistas durante nuestra carrera podemos encontrar que con la Antropología Social es: Como el individuo con el paso del tiempo ha cambiado su forma de vida, sus hábitos cotidianos que influyen en la manera en la que se alimenta, la poca practica de actividades deportivas, así como la modificación de su percepción corporal. Embriología y genética: Como la enfermedad afecta de gran manera al bebé en gestación de una madre que la padece , los posibles riesgos que presentan los dos en el embarazo y al momento del parto y como pueden poner su vida en peligro. Metodología y Psicoestadística: Se encarga de los trabajos de investigación y estadística de la obesidad, los niveles de enfermedad en la población, los factores
  52. 52. 52 desencadenantes, recaba datos que puedan responder cuestionamientos para las personas que la padecen, datos cualitativos y cuantitativos Bioquímica: Niveles de grasa en el cuerpo, colesterol afectaciones del proceso metabólico, digestivo. Anatomofisiologia: Repercusiones anatómicas, fisiológicas, causadas por la obesidad, riesgos a largo plazo. Psicología evolutiva: Desarrollo del infante desde el nacimiento, procesos por los que atraviesa y etapas que tiene que superar, aspecto a considerar ya que cambia al padecer esta enfermedad. Análisis Experimental de la conducta: Tipo de terapia psicológica de gran utilidad en niños que sería de gran ayuda para niños que presentan obesidad, para cambiar su conducta, y así sus hábitos alimenticios poniéndole actividades para lograr esa meta. Sociología: Como la enfermedad afecta a la sociedad, y que puede hacer la sociedad para ayudar a las personas que la padecen. Pruebas de evaluación Psicológica: Aplicación de pruebas para observar el nivel de afectación psicológica que pueden presentar los niños con obesidad, nos dará una base para poder crear una terapia adecuada a sus necesidades. Psicopedagogía: Herramientas para trabajar en la escuela y que el padecer esta enfermedad no afecte el rendimiento escolar del niño.
  53. 53. 53 II. DIMENSIONES CUANTITATIVAS Y CUALITATIVAS DE LA PROBLEMÁTICA 2.1 Cuantificación del problema a nivel Internacional La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y está afectando progresivamente a muchos países de bajos y medianos ingresos, sobre todo en el medio urbano. La prevalencia ha aumentado a un ritmo alarmante. Se calcula que en 2010 hay 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo.
  54. 54. 54 Nacional, México es uno de los países con mayor número de obesidad, está solamente por debajo de E.U.A., por lo tanto ocupa el segundo lugar a nivel mundial, se presume que el 70% de su población total, tiene problemas de sobrepeso u obesidad, presentándose más frecuentemente en Mujeres que en Hombres, de los cuales el 50% de este se muestra en Jóvenes Mayores de 12 años y Menores de 19.
  55. 55. 55
  56. 56. 56
  57. 57. 57
  58. 58. 58 Regional. Datos del ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición) indican que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad. Para los escolares, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad ascendió un promedio del 26% para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares conviviendo con este problema. La principal causa a la que se apunta son los malos hábitos en la alimentación, que acaban desembocando en una prevalencia del sobrepeso de un 70% en la edad adulta. A largo plazo, la obesidad favorece la aparición de enfermedades tales como diabetes, infartos, altos niveles de colesterol o insuficiencia renal, entre otros.
  59. 59. 59 Local. El 45% de los niños de la ciudad son obesos.
  60. 60. 60 2.2 Descripción Cualitativa de la Obesidad Infantil 2.2.1 Etiología: descripción del origen, factores relacionados, desencadenantes. La principal causa a la que se apunta son los malos hábitos en la alimentación, que acaban desembocando en una prevalencia del sobrepeso de un 70% en la edad adulta. A largo plazo, la obesidad favorece la aparición de enfermedades tales como diabetes, infartos, altos niveles de colesterol o insuficiencia renal, entre otros. Actualmente, la diabetes es el mayor problema al que se enfrenta el sistema nacional de salud: es la principal causa de muerte en adultos, la primera causa de demanda de atención médica y la enfermedad que consume el mayor porcentaje de gastos en las instituciones públicas. Por otro lado el Dr. Meléndez Guillermo en el 2013 definió la obesidad infantil como el exceso de grasa en el cuerpo del niño. Puede originarse por factores genéticos, conductuales, biológicos o ambientales. Según la Secretaría de Salud, México es el país que ocupa el primer lugar en obesidad infantil en el mundo. Con respecto a los factores genéticos que propician la obesidad, la mejor evidencia se encuentra en la historia natural de enfermedades raras que se caracterizan por una alteración cromosómica, que se manifiestan con obesidad en la infancia y que han dado luz sobre los mecanismos de regulación cerebral del apetito. Cuando nos referimos al factor conductual estamos hablando de los modelos de los que los niños adquieren ciertas conductas, por ejemplo, los hábitos alimentarios en el hogar. Para combatir la obesidad infantil se debe educar a los padres sobre la
  61. 61. 61 alimentación del niño, para que ésta sea balanceada y variada. También es importante que el menor practique 60 minutos de actividad física diariamente, cifra recomendada por la Organización Mundial de la Salud. La Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) en el 2013 realizó un estudio comparativo sobre la cantidad de veces que ingerían alimento los niños con un peso normal y los niños con obesidad; se encontró que aquellos con obesidad comen dos veces más que el niño que tiene peso normal. A partir de la década de los ochenta se empezó a hablar del ambiente obesogénico, caracterizado por propiciar el sedentarismo en la sociedad. Hoy día, es común que las madres de familia salgan a trabajar y dejen al menor bajo el cuidado de algún pariente, que generalmente no vigila su actividad y, por lo tanto, el infante pasa demasiado tiempo viendo televisión o jugando videojuegos. Hoy sabemos que una dieta alta en grasas o en carbohidratos hace que nuestros genes se expresen de manera diferente hacia distintas enfermedades. También hay estudios en epigenética que nos informan que cuando la madre o la abuela tuvieron desnutrición, sus hijos y nietos tienen mayor probabilidad a ciertas condiciones, entre las que están el sobrepeso y la obesidad. La causa es la conversión del exceso de alimentos ingeridos en grasas que quedan almacenadas en el organismo. Este desequilibrio en el proceso energético se puede deber a: Un consumo excesivo de nutrientes
  62. 62. 62 Un descenso en el gasto energético Sin embargo el mecanismo por el cual el cuerpo promueve este acumulo es aún desconocido. Entre los factores que intervienen se encuentran: Conducta alimentaria. Iniciada por el apetito y finalizada con la sensación de saciedad. Los factores alimentarios que influyen directamente en la generación de la obesidad están relacionados con la velocidad de alimentación (cuanto más rápido coma, más probabilidad de aumentar el peso), el hecho de comer en exceso aún después de haber alcanzado la saciedad. Consumo de energía, es decir, gasto de energía. Cuando el gasto (generado por los procesos metabólicos basales, en reposo, más la energía consumida en la actividad diaria) es inferior al ingreso, se produce un exceso que es acumulado en forma de grasas. Factores hereditarios: Se ha demostrado una cierta relación familiar. El riesgo de llegar a ser obeso cuando los miembros de la familia son obesos es del 27.5% para el varón y del 21.2% para la mujer. Habiéndose identificado el gen que codifica la obesidad en el cromosoma 6, denominado gen ob. Factores Hormonales. Donde intervienen hormonas tales como: Insulina (suele encontrarse elevada), Hormona del crecimiento (puede encontrarse disminuida), leptina (puede estar disminuida), hormonas esteroideas y las hormonas tiroideas. Factores Psicosociales y ambientales. El comer en exceso puede representar una
  63. 63. 63 dinámica familiar alterada. Los padres tienden a sobrealimentar a sus hijos como una forma de disipar sus culpas, como expresión de sus propias necesidades no satisfechas o manifestación deformada de cariño,. Las madres obesas tienden a servir raciones mayores que las madres no obesas y a esto se une la regla común de que el niño debe acabarse forzosamente todo lo que se sirva en el plato. La obesidad y la hipo actividad pueden surgir de estrés o duelo por ruptura de la unidad familiar, presiones o fracasos escolares o laborales. En el origen de la obesidad participan el aumento de la ingestión de calorías, la disminución del gasto energético y factores genéticos. La obesidad se produce por una alteración en el balance energético, en el cual la ingestión de energía en los alimentos excede el consumo energético por parte del organismo y, por lo tanto, el exceso se almacena como triglicéridos en el tejido adiposo. Los períodos más sensibles o de mayor riesgo para que esto ocurra son el primer año de vida y la pubertad debido a que, por cambios en la composición corporal, la masa grasa tiene un incremento más acelerado en estas etapas. Los factores ambientales que contribuyen al desarrollo de obesidad son múltiples, siendo los más destacados la sobrealimentación y el sedentarismo. La sobrealimentación desde épocas tempranas de la vida debido al reemplazo de la lactancia materna por la lactancia artificial, a la introducción precoz de la alimentación complementaria y al aporte de alimentos en cantidad superior a la necesaria, se ha correlacionado con aparición posterior de obesidad; sin embargo
  64. 64. 64 esto parece estar más relacionado a un aporte calórico excesivo que a la práctica alimentaria en si misma. El cambio observado en las últimas décadas en los hábitos de comer, con la introducción de alimentos que aportan muchas calorías, especialmente en base a grasas y azúcares refinados, favorece un consumo de nutrientes superior a los requerimientos promedio y contribuye al desarrollo de sobrepeso y obesidad desde la niñez. La menor actividad física, producto de las condiciones de vida moderna, el reemplazo de las actividades recreativas al aire libre por visitas a centros comerciales y el uso masivo de la televisión y el computador como pasatiempos han contribuido a fomentar un estilo de vida cada vez más sedentario. Dado que la familia cumple un rol preponderante en relación al desarrollo de hábitos alimentarios y al establecimiento de patrones de actividad física que pueden favorecer o desalentar la obesidad, la intervención a este nivel debería ser usada como herramienta preventiva. Con respecto a la influencia genética, se sabe que los hijos de padres obesos tienen mayor probabilidad de ser obesos, especialmente si ambos padres lo son, y también existe una alta correlación de obesidad en gemelos univitelinos criados en una misma familia o por separado, como lo han demostrado diversos estudios.
  65. 65. 65 El mecanismo de acción aún no está claro, pero existen algunas evidencias que sugieren una mayor eficiencia en el aprovechamiento de la energía. En menos del 5% de los casos la obesidad es secundaria a enfermedades endocrinas o genéticas específicas. En los últimos años, la investigación se ha orientado hacia la búsqueda de sustancias producidas en el organismo, como expresión de un gen, que participen en la regulación de la ingesta alimentaria o que modifiquen el gasto energético. Entre ellos están la leptina, algunos neuropéptidos, proteínas "desacoplantes" y otros, cuya acción en seres humanos no ha sido bien definida. Existiría un mecanismo de regulación mediado por la leptina, para frenar los depósitos de grasa cuando éstos se expanden, pero su acción no es inmediata y su eficiencia es limitada.
  66. 66. 66 2.2.2 Consecuencias de la Obesidad Infantil En la Sociedad La obesidad y el sobrepeso son graves problemas que suponen una creciente carga económica sobre los recursos nacionales. (European Food Information Council /2004) La obesidad no es aceptada por la sociedad, ni la sociedad esta amoldada para ello: los asientos del autobús son pequeños, los pasillos reducidos, etc., esto es un reflejo de que la sociedad no tiene disposición a esta enfermedad. En conclusión toda persona obesa, niño o adulto, sufren de marginación y desprecio social. En la sociedad se refleja un mensaje contradictorio. Por un lado, se fomenta el sedentarismo, la vida poco saludable y la comida chatarra, factores que han convertido a la obesidad en una epidemia global desde edades cada vez más tempranas. Anteponiéndose a esta situación, se exigen valores superficiales, como la belleza y el cuerpo perfecto, que parecen tomar más importancia que la idoneidad, la honestidad y el talento. La gente obesa está más propensa a enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc lo que supone que hará mayor uso de recursos de salud, sobre todo si es de la seguridad pública, entonces encontrarás que los impuestos que se recaudan para esas instituciones son insuficientes al haber más personas que demandan esos servicios, lo que nos afecta a todos: en lugar de atender a personas con accidentes o
  67. 67. 67 enfermedades que no se pueden evitar, se tiene que sufragar el gasto de aquellos que sí podrían prevenir lo que les aqueja con el hecho de cuidar mejor su alimentación. Las personas obesas al abordar un automóvil u otro medio de transporte, hacen que se gaste más combustible por el mayor esfuerzo que supone para el vehículo desplazarse, o sea, más gasto y contaminación. Refleja que la sociedad no está cumpliendo un programa adecuado de prevención de la enfermedad, además que refleja otros trastornos que afectan a sus ciudadanos, como depresión, estrés o soledad, sin mencionar lo indiscriminado de sus medios de comunicación que los bombardean con alimentos de alto aporte calórico, pero poco nutritivos.
  68. 68. 68 En la Familia Premiar a los hijos con comida o darles golosinas para calmar su llanto son algunos de los hábitos que van creando obesidad desde la casa. Con los nuevos roles familiares, los niños se quedan solos más tiempo y se descuida su alimentación, explica en entrevista la psicóloga Martha Alicia Chávez. Autora del libro ―Hijos Gordos‖ (Grijalbo, 2013), Chávez hace un llamado de alerta a los padres que tienen niños con obesidad: ―ellos no deberían pasar por esto, lo que les genera un daño sicológico, en su salud, en la escuela, les merma el éxito laboral‖. Al ver que México es el país con más niños obesos en el mundo —con ―gordos‖ como ella los nombra para acercarlos más a la realidad— decidió escribir un libro que rescatara los problemas más comunes por una mala alimentación. MALA COMPAÑÍA El inconsciente colectivo de las madres mexicanas está lleno de culpas: por dejar a los niños solos e irse a trabajar. Así lo explica Martha Alicia quien señala que para lavar culpas, les compran premios que son comida, les dejan una dotación de dulces, los dejan con juegos sedentarios.
  69. 69. 69 Los padres han enseñado a los hijos a utilizar la comida como compañera, hábitos que los acompañan toda la vida. Y alerta: nos sentimos deprimidos, comemos; queremos celebrar algo, comemos. Somos un país con complejo de inferioridad y con mucha pobreza, la gente de bajos estratos económicos tiende a comer más porque les da seguridad, llena otros vacíos. “ESTÁS LLENITO” Una problemática más es la doble moral de nuestra sociedad. ―La carga emocional, el lenguaje no verbal es imposible taparlo. Decimos ‗llenito‘, ‗gordito‘, cuando el cuerpo manda un mensaje de rechazo, de no aceptación‖, dice Martha Alicia. De acuerdo la autora, ser gordo en nuestra sociedad atrae discriminación y rechazo laborar: ―se ha comprobado que tienen dificultad para conseguir asensos, ocupar puestos altos, mejores sueldos… Las empresas no quieren la imagen de un, al menos en quienes son la cara, y esto ocurre también con los juegos de niños‖. REVERTIR LOS DAÑOS ―Hay que tomar conciencia de que esto no es un juego, no hay opción, hay que echarle cabeza y acabar con este problema social. Si no hacemos cambios y aumenta el peso del mundo entero, en 30 años no va a haber gobierno que pueda costear las enfermedades generadas por las obesidad‖, dice la experta.
  70. 70. 70 ―Hijos Gordos‖ presenta casos reales que ayudan a empatizar con ellos y con lo que viven, ayuda a entender cómo engordamos y a qué alimentos debemos recurrir para revertir los daños. Martha Alicia da algunos de los consejos que incluye en su libro. Informarse sobre el tema para entender la problemática y poner remedio. Volver a las dietas de las abuelas, evitar la comida rápida, los congelados. Retomar la autoridad perdida donde los niños mandan en qué comen; es tarea de los padres nutrirlos adecuadamente, proponerles actividades donde se muevan. Eliminar incongruencias: por un lado decirle gordo al niño y por otro darle dulces de regalo de cumpleaños, como premio, como consuelo. DESTACADOS Algunas de las conclusiones a las que llegó la autora con este libro: El problema de obesidad es más fácil tratarlo para las mujeres que para los hombres. No es verdad que los niños heredan la obesidad, solo es una predisposición, pero se desarrolla por descuido en hábitos alimenticios, por imitación de lo que hacen los padres. Desarrollan patrones donde la comida llena el vacío afectivo.
  71. 71. 71 En el Individuo Las consecuencias de la obesidad infantil se manifiestan categóricamente en relación al desarrollo psicosocial y al desarrollo físico-corporal. Por un lado, aparecen las consecuencias psicológicas que consisten en el daño del autoestima desde una temprana edad. (Diario Médico 2013 Francisco Ramos) Los niños y adolescentes obesos están más predispuestos a tener problemas psicológicos y psiquiátricos, debido a que sufren exclusión social desde la escuela, en algunos casos, y son atacados mediante apodos relacionados con la contextura. Todo ello puede llegar a tal extremo de provocar enfermedades psicológicas como anorexia, bulimia y, en algunos casos, suicidios. Inclusive, el riesgo es mayor en mujeres y aumenta con la edad. Por lo tanto, se puede afirmar que la baja autoestima y los problemas de conducta se asocian frecuentemente con la obesidad. En un estudio, el 34% de las niñas con obesidad infantil de 13 a 14 años tenían baja autoestima en comparación con el 8% en el grupo de las normales en peso. Por otro lado, están las de riesgo cardiovascular en la niñez que se deben al exceso de grasas en las arterias, lo cual ocasiona una obstrucción en circulación sanguínea del infante. Este efecto provoca problemas de oxigenación, cansancio precoz y falta de agilidad al momento de realizar algún juego o deporte, de manera que se impide la diversión y recreación importantes para el desarrollo físico y emocional.
  72. 72. 72 A parte de ello, el sobrepeso de un niño o adolescente, lo cual define el sobrepeso, puede conducir a consecuencias que tienen un rango de peligro más elevado, es decir, con efectos crónicos o mortales. En consecuencia, es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, principalmente cardiopatía y accidentes cerebro vasculares (la causa principal de defunción en 2008), la diabetes, los trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis), una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy incapacitante, y algunos cánceres del endometrio, la mama y el colon. El riesgo de contraer estas enfermedades no transmisibles crece con el aumento del sobrepeso. La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de muerte prematura, discapacidad y obesidad en la edad adulta. Además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultad respiratoria, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina y efectos psicosomáticos, los cuales consisten en fallas en el organismo, pero con efectos psicológicos. A largo plazo, provoca serios daños a la salud. Afecta al estado físico-corporal del niño en muchos aspectos al igual que al desarrollo psicosocial. Las consecuencias que se manifiestan son autoestima baja, aislamiento, depresión, entre otras. Todo
  73. 73. 73 ello tiene un efecto negativo en la calidad de vida, la cual se deteriora progresivamente con el aumento del sobrepeso y sus factores. Por ello, es recomendable tomar medidas preventivas bajo chequeo o consulta de un profesional. También se debe evitar la inactividad física realizando más ejercicios, acudir a un gimnasio, practicar algún deporte, evitar el exceso del uso de los aparatos electrónicos. Asimismo, es necesario colocar parámetros en el consumo de comidas chatarras e informarse más acerca de una alimentación sana. De esta manera, se estaría evitando la obesidad no solo en los niños, sino en todas personas.
  74. 74. 74 2.2.3 A quién irá dirigida la propuesta presentada en el proyecto. DEPENDENCIA: • Secretaria de Educación Pública de Nuevo León • Nivel Primaria PROGRAMA: • Aplicación del Acuerdo nacional para la salud alimentaria estrategia contra el sobrepeso y la obesidad 2010
  75. 75. 75 lll.- INICIATIVAS EXISTENTES PARA LA SOLUCIÓN DE LA PROBLEMÁTICA 3.1 Instituciones que deberían contemplar esta problemática como parte de sus actividades. Secretaría de Salud de Nuevo León 3-A1.- Ubicación DIRECCION: Matamoros #520 Ote. 4 piso Monterrey Nuevo León C.P.64000 Teléfono: 8130-7000 DIRECCIÓN VIRTUAL: http://www.nl.gob.mx/?P=sec_salud secretariadesalud@ssnl.gob.mx
  76. 76. 76 3.2 Descripción de las funciones, programas u objetivos de dichas instituciones INSTITUCIÓN: Secretaría de Salud de Nuevo León Misión •Elevar la calidad de vida de los habitantes del Estado de Nuevo León, procurando la salud en todos sus ámbitos como principal motor del desarrollo físico, psicológico y social de los individuos, conjuntando los esfuerzos de las Instituciones públicas y privadas Visión •Lograr indicadores de salud a los niveles de los países de primer mundo incrementando la esperanza de vida de cada nuevoleonés, abatiendo la mortalidad asociada con la pobreza y la ignorancia, desarrollando programas y tecnología médica de punta. Objetivo •El objetivo primordial de esta dependencia es el de cuidar y mejorar la salud de la población de Nuevo León.
  77. 77. 77 PROGRAMA Acuerdo nacional para la salud alimentaria estrategia contra el sobrepeso y la obesidad. 10 objetivos prioritarios para lograr un acuerdo efectivo en este campo: 1) Fomentar la actividad física en la población en los entornos escolar, laboral, comunitario y recreativo con la colaboración de los sectores público, privado y social. 2) Aumentar la disponibilidad, accesibilidad y el consumo de agua simple potable. 3) Disminuir el consumo de azúcar y grasas en bebidas. 4) Incrementar el consumo diario de frutas y verduras, leguminosas, cereales de granos enteros y fibra en la dieta, aumentando su disponibilidad, accesibilidad y promoviendo su consumo. 5) Mejorar la capacidad de toma de decisiones informadas de la población sobre una dieta correcta a través de un etiquetado útil, de fácil comprensión y del fomento del alfabetismo en nutrición y salud. 6) Promover y proteger la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad, y favorecer una alimentación complementaria adecuada a partir de los 6 meses de edad 7) Disminuir el consumo de azúcares y otros edulcorantes calóricos añadidos en los alimentos, entre otros aumentando la disponibilidad y accesibilidad de alimentos reducidos o sin edulcorantes calóricos añadidos. 8) Disminuir el consumo diario de grasas saturadas en la dieta y reducir al mínimo las grasas trans de origen industrial. 9) Orientar a la población sobre el control de tamaños de porción recomendables en la preparación casera de alimentos, poniendo accesibles y a su disposición alimentos procesados que se lo permitan, e incluyendo en restaurantes y expendios de alimentos, tamaños de porciones reducidas 10) Disminuir el consumo diario de sodio, reduciendo la cantidad de sodio adicionado y aumentando la disponibilidad y accesibilidad de productos de bajo contenido o sin sodio
  78. 78. 78 3.2.1 Datos de los responsables de las mismas Secretaría de Salud Secretaría de Educación Pública Secretaría del Desarrollo Social Página Web: http://www.nl.gob.mx/?P=sec_salud Teléfonos: 8130-7000 Director General: Dr. Jesús Zacarías Villarreal Pérez Cargo: Secretario de Salud Página Web: http://www.nl.gob.mx/?P=sec_educacion Teléfonos: 2020-5050, 2020-5051 Director General: Juana Aurora Cavazos Cavazos Cargo: Secretaria de Educación Correo electrónico: aurora.cavazos@nuevoleon.gob.mx Página Web: http://www.nl.gob.mx/?P=sdsocial Teléfonos:2020-2020, 2020-2012 Director General: Federico Vargas Rodríguez Cargo: Secretario de Desarrollo Social Programa: Acuerdo Nacional para la salud alimentaria Estrategia contra el sobrepeso y la obesidad Responsable: Lic. Lourdes Huerta Pérez Cargo: Directora de Promoción de la Salud Ubicación: Matamoros No. 520 Ote, 3er. Piso, Centro De Monterrey, Teléfono: 81 30 70 00 Ext. 7159 Programa: Acuerdo nacional para la salud alimentaria, Estrategia contra el sobrepeso y la obesidad. Responsable: Lic. Nora Lydia Luna Ramírez Cargo: Directora de Educación Física y Deportes Ubicación: Marea Baja s/n Col. Nuevo Morelos, Monterrey, N. L. Teléfono: 2020-5446 Correo electrónico: nlunar@gmail.com
  79. 79. 79 3.3 Descripción, en detalle, de los programas, estrategias o iniciativas de dichas instituciones, dependencias u organismos para el apoyo a esta problemática. Acciones para prevenir y reducir el sobrepeso y la obesidad, por dependencia Sector Salud •Impulsar los programas sectoriales •Actualizar normas y regulaciones sobre alimentos y publicidad •Apoyar la lactancia materna y el alfabetismo nutricional •Promover la incorporación de agua simple potable en desayunos escolares y despensas •Capacitar a los DIF estatales y municipales sobre opciones saludables de alimentos escolares •Impulsar la actividad física en todos los ámbitos •Capacitar a profesionales de la salud en consejería sobre una alimentación correcta. Secretaría de Educación Pública •Promover y facilitar la disponibilidad de agua y bebidas no alcohólicas con bajo contenido calórico en colaboración con la industria alimentaria •Generar lineamientos para proveedores de alimentos escolares encaminados a disminuir el consumo de azúcares •Impulsar un Acuerdo Secretarial para el expendio de alimentos y bebidas en las tiendas o cooperativas escolares de los planteles de educación básica para una sana alimentación escolar. STPS •Promover la actividad física y la alimentación correcta en los centros de trabajo •Vigilar el cumplimiento de la normatividad relativa a la disponibilidad de agua potable gratuita •Abogar por la lactancia materna y revisar la legislación para favorecerla en las madres trabajadoras
  80. 80. 80 Sedesol •Rescatar los parques y espacios públicos para la realización de actividad física •Promover en los jóvenes en el Programa Oportunidades la participación en actividad física •Impulsar la disponibilidad de leche semidescremada •Desarrollar actividades educativas sobre orientación alimentaria SE •Crear andamiajes de apoyo • a las cadenas de distribución •y acceso a frutas, verduras, leguminosas y cereales enteros •Actualizar la normatividad y apoyar a la SS para emitir una NMX sobre ―etiquetado educativo‖ •Difundir información sobre mercados de productos saludables a la industria. Diez objetivos prioritarios 1. Fomentar la actividad física en la población en los entornos escolar, laboral, comunitario y recreativo con la colaboración de los sectores público, privado y social. En las últimas décadas la sociedad se ha vuelto menos activa, lo que contribuye a la epidemia de obesidad y enfermedades crónicas. Entre los adolescentes, la inactividad física puede propiciar también enfermedades mentales, adicciones, acumulación de estrés, menor rendimiento escolar y efectos negativos en la interacción social. Todo ello contribuye a una falta de cultura física en la sociedad
  81. 81. 81 mexicana, incluyendo niños y jóvenes, por lo que un objetivo prioritario del Acuerdo es promover la actividad física en todos los entornos. La Secretaría de Salud (SS) realiza diversos programas, entre los que se incluyen ―5 Pasos por su Salud‖ y ―Alimentación, Actividad Física y Salud‖. Ambos promueven estilos de vida saludables mediante el auto-cuidado de la salud, alimentación adecuada, actividad física y desarrollo de redes sociales. La SEP y la CONADE han establecido compromisos para facilitar la actividad física diaria en el entorno escolar. Mientras tanto, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y los sindicatos colaboran para construir espacios más activos en el entorno laboral. Los gobiernos estatales pueden fomentar la actividad física apoyando el establecimiento de espacios comunes, seguros, bien iluminados y agradables en los que se pueda caminar, hacer ejercicio y realizar otras actividades al aire libre. La SEDESOL ya trabaja en este sentido al integrar la actividad física al programa de rescate de espacios públicos. La CONADE, por su parte, desarrolló una Estrategia Nacional de Cultura Física y Deporte con el pro- pósito de convertir el deporte en un eje del desarrollo social y humano de México, la cual se sumará a los programas de este Acuerdo.
  82. 82. 82 El objetivo general es que el mayor número posible de mexicanos, independientemente de su edad y de su posición socioeconómica, practique de manera regular algún deporte o actividad física. 2. Aumentar la disponibilidad, accesibilidad y el consumo de agua simple potable. Los expertos nacionales e internacionales han determinado que el agua es el líquido más recomendable para que la población mexicana obtenga una hidratación adecuada. Sin embargo, en todo el territorio nacional el acceso a agua simple potable es limitado. Por lo tanto, es necesario desarrollar una estrategia para asegurar la disponibilidad y consumo de agua simple potable como primera alternativa de hidratación, lo cual contribuirá a que la población mantenga un peso corporal adecuado en el contexto de una vida saludable. La SEP tendrá una participación clave al dotar a las escuelas de bebederos de agua simple potable gratuita y promoverá la valoración del consumo de agua simple potable como un hábito saludable. La CONAGUA impulsará políticas para dotar de agua potable a comunidades vulnerables, mientras que SEDESOL aumentará la oferta de agua potable en las tiendas DICONSA. El objetivo de estos esfuerzos
  83. 83. 83 conjuntos es promover una cultura de consumo de agua simple potable como hábito saludable. 3. Disminuir el consumo de azúcar y grasas en bebidas Es necesario establecer mecanismos para que los consumidores puedan tomar decisiones mejor in- formadas y para promover la producción de bebidas con menor contenido calórico. En el primer caso, mediante un etiquetado útil y de fácil entendimiento, así como orientación en la preparación casera de los alimentos; en el segundo, generando incentivos para incrementar la utilización de edulcorantes no calóricos y normas que fomenten condiciones competitivas de mercado. La SS está trabajando con la industria de alimentos para acordar mecanismos que permitan un menor consumo de calorías en los alimentos y bebidas no alcohólicas en el ámbito nacional y para promover y facilitar su disponibilidad en grupos vulnerables, como los escolares. 4. Incrementar el consumo diario de frutas y verduras, leguminosas, cereales de granos enteros y fibra en la dieta, aumentando su disponibilidad, accesibilidad y promoviendo su consumo.
  84. 84. 84 El consumo de frutas y verduras para obtener dietas más variadas y más ricas en micro nutrimentos y fibra tiene múltiples beneficios para la salud, incluyendo un menor consumo de otros alimentos con mayor contenido calórico. Sin embargo, las campañas recurrentes, para promover esa dieta más saludable no han sido exitosas, y en los últimos 10 años ha ocurrido una preocupante disminución en el consumo de frutas y verduras en México. Es necesario promover una coordinación multisectorial para promover una mayor demanda de estos alimentos e incentivar cadenas productivas que arrojen una oferta adecuada a precios accesibles. También es necesario establecer normas voluntarias (NMX) para apoyar y estimular el consumo de frutas y verduras, realizar campañas de educación y propiciar el desarrollo de tecnologías para aumentar la producción y distribución de estos alimentos entre la población, con énfasis en los grupos de menores recursos. Mediante los diferentes programas se promoverán mejores hábitos alimenticios que incluyan el consumo de al menos cinco porciones de verduras y frutas por día. La SAGARPA también realiza diversas acciones para incrementar el mercado agrícola en 30% durante los siguientes 10 años.
  85. 85. 85 5. Mejorar la capacidad de toma de decisiones informadas de la población sobre una dieta correcta a través de un etiquetado útil, de fácil comprensión y del fomento del alfabetismo en nutrición y salud. Los individuos y las familias deben contar con un mejor conocimiento de la relación entre nutrición y salud para poder tomar mejores decisiones sobre su dieta y contribuir de manera responsable a disminuir el riesgo de obesidad y enfermedades crónicas. La comunicación educativa en salud es la principal herramienta para fomentar este conocimiento. Es un instrumento interdisciplinario que incluye diferentes técnicas, principios y teorías, especialmente de mercadotecnia social en salud y comunicación de riesgos. Uno de sus principales objetivos es fomentar la participación comunitaria y promover estilos de vida saludables. Se han identificado tres comportamientos relacionados con la percepción de la relación del sobrepeso y la obesidad con la salud que es necesario modificar. Estos son: El sedentarismo, que influye en la carga de morbilidad por su correlación con otros factores de riesgo, en particular la obesidad

×