Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                               Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de ...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                             Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de An...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                              Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de A...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                             Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de An...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                           Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antr...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                             Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de An...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                             Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de An...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                            Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Ant...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                             Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de An...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                           Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antr...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                                 Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela d...
Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata                               Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Rabatin 2002 sam slick

391 views

Published on

Reflexiones sobre la narración de Francisco Moreno acerca de sus relaciones con los pueblos originarios de la patagonia

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Rabatin 2002 sam slick

  1. 1. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosario Sam Slick tenía razón; Algunas consideraciones acerca de las actitudes de sabios yviajeros de fines de siglo XIX a partir de la narración de Francisco P. Moreno editada en 1879Autor: Sergio Fabián R ABATIN 1Facultad de Ciencias Naturales y Museo Universidad Nacional de La Plata ResumenEn el texto referido aparece gran cantidad de “rehusó diciendo que yo quería su cabeza”. Másreferencias a la geografía, el medio ambiente y la adelante termina escribiendo “averigüé el paraje enopinión personal de Moreno acerca de dónde y cómo que había sido inhumado... exhumé su cadáver, cuyodebe ser trazada la línea fronteriza entre Argentina y esqueleto se conserva en el Museo Antropológico deChile. Lo que me interesa a los efectos de la ponencia, Buenos Aires”. Siendo que éste no es un caso aislado,sin embargo, es la relación del mismo frente a las tal vez debamos observar en esta práctica depoblaciones indígenas. Me referiré al caso de Sam profanación (más allá de la voluntad de a quienesSlick al que define como “mi amigo” d e quien relata pertenecieron los cuerpos en vida) no sólo el hecholo siguiente; “el buen Sam... de ninguna manera quiso concreto del saqueo de un cadáver, sino además, la fazque midieran su cuerpo y sobre todo su cabeza”. A la simbólica, en el contexto del último evento de lapropuesta de que lo acompañara a Nahuel Huapí invasión masiva llamada “Conquista del Desierto”IntroducciónEn 1879 Francisco P. Moreno publica Viaje a la interesante la sensación del lector ya quePatagonia Austral 1876-1877 . El libro es la versión aparentemente corrió constantes y perpetuosimpresa del viaje que recientemente realizara peligros que debió resolver para seguirhasta la Patagonia Austral (en lo que hoy adelante o perecer. Esta forma de relato se 2conocemos como provincias de Chubut y Santa asemeja a la que hace Lucio V. Mansilla enCruz) a lo que se agrega un resumen de otros Una excursión a los indios Ranqueles.viajes anteriores a lo que llama “Las Manzanas”  En su relación personal con sus anfitriones,(dentro de lo que conocemos actualmente como además de correr peligros constantes (ya seaprovincias de Neuquén y Río Negro). En el texto, su misión específica tanto como su vida, deel autor tiene en mente una gran cantidad de acuerdo a la ocasión) todo el tiempo estápreocupaciones, principalmente la frontera con improvisando salidas originales gracias a lasChile. Dentro de lo esperable para un viajero e cuales obtiene (por su amplio conocimiento yinvestigador de la época, trata de realizar proezas su inventiva original) los resultados 3épicas como la navegación del río Santa Cruz que esperados.describe con gran colorido.  Teniendo en cuenta los dos últimos ítems señalados, podríamos decir que es todo unPodríamos simplificar el texto de la siguiente aventurero. No sólo enfrenta los peligros demanera: las tolderías o la posibilidad de fracasar su Trata de hacer una semblanza de las regiones intento de navegar el río Santa Cruz, sino que por la que transita. Está particularmente además asume heroicamente esta aventura preocupado por la flora y la fauna de las más allá de lo que consiguieran realizar en mismas y por las posibilidades de explotación idénticas condiciones, los mismísimos Fitz Roy de tales recursos. Además trata de investigar y Darwin. Enfrenta los peligros de la acerca de otros recursos como los hídricos, humanidad y los de la naturaleza. Enfrenta los minerales y los humanos. bravos guerreros con astucia, tozudos Ante todo, tiene presente una misión propietarios de caballos con ardides y específica, es decir; en todo momento, trata engaños, un río torrentoso e indomable con de ver cómo y por dónde debería ser trazada fuerza, valentía y obstinación, e incluso el la línea fronteriza entre los países Argentina y hambre de varios días en una travesía estéril. Chile. En este sentido, la navegación de este  Incluye algunas consideraciones personales río hasta el Lago Argentino, estaría marcando acerca de sus propios valores sociales y sus la pertenencia de dicho lago a la cuenca del prejuicios. Ideas acerca de la vida y la muerte, Atlántico. acerca de las funciones de la religión o de la Relata con gran colorido, las desventuras ciencia y cómo debería estar definida la 4 acontecidas en los distintos lugares en los relación de los indígenas con el estado y el 5 que fuera recibido por los grupos humanos resto de los ciudadanos de la argentina . pobladores de los parajes. Es particularmente  Registra la recolección de muchos elementosSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 1 / 12
  2. 2. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosario de la naturaleza tales como minerales y/o Si necesitábamos definiciones del texto al que voy posibles fósiles y otros (los que interesan a a referir, creo que ésta sería la descripción más este trabajo, y en el mismo plano que los breve que pudiera hacer pero que no deja de ser anteriores podríamos considerar elementos injusta con el autor y no deja de ser injusta con el que son el resultado de la actividad humana: personaje histórico Perito Moreno. utensilios, prendas, cadáveres de enterratorios, etc.)Sam SlickPara presentar a Sam Slick voy a citar al propio así: Por un lado en la entrega de regalos deautor. Moreno lo describe como “mi amigo Sam diversa índole por parte de Moreno. Por elSlick, buen tehuelche, hijo del cacique Casimiro otro, el oficio como baquiano, ayudante,Biguá” y al respecto del mismo relata que intérprete y modelo biofísico ofrecido por“conocí a ese indio en mi viaje anterior...; había parte de Sam Slick.sido herido en uno de los frecuentes combates  Teniendo en cuenta entonces, el puntoque tienen los patagones cuando el aguardiente anterior, más que una amistad, apareceríalos excita y lo encontré refugiado... Nuestra aquí una relación a modo de contratollegada... fue un motivo de gozo para el buen económico, donde la entrega de estosSam, por los regalos y los ponches con que lo “regalos” o “presentes” estaría oficiandoobsequiábamos y que realizaban uno de sus a modo de valor de intercambio entre losmayores deseos al probar esa bebida que había actores sociales que presentamos.oído ponderar en Malvinas.” (Moreno 1989:102).  Ambos, tienen en claro lo que desean y loY sigue relatando su relación de la siguiente hacen saber abiertamente. Moreno deseamanera: personal para llevar a cabo sus viajes y además necesita modelos biológicos que “Consintió en que hiciéramos su fotografía representen distintas poblaciones humanas pero de ninguna manera quiso que midiera para cubrir su intención científica. Sam Slick su cuerpo y sobre todo su cabeza. No sé desea ciertos tipos de mercancías que por qué rara preocupación hacía esto, pues aparentemente no puede obtener de otra más tarde, al volver a encontrarlo en manera y además cierto tipo de experiencia Patagones, aún cuando continuamos (por ejemplo navegar) que era difícil de siendo amigos no me permitió acercarme a él mientras permanecía borracho, y un año realizar en el contexto cotidiano de su vida. después, cuando llegué a ese punto para  Ambos poseen una férrea voluntad que los emprender viaje a Nahuel Huapi, le hace ir más allá de lo que el otro pudiera propuse que me acompañara y rehusó considerar. Sam Slick no permite algunos de diciendo que yo quería su cabeza. Su los requerimientos de Moreno pese a la destino era ése. Días después de mi tozudez e insistencia de éste, al punto de partida se dirigió a Chubut y allí fue muerto quebrar la buena relación entre ambos. alevosamente por otros dos indios, en una Moreno no está dispuesto a resignarse en noche de orgía. A mi llegada supe su desgracia, averigüé el paraje en el que este aspecto. había sido inhumado y en una noche de  Por último, Sam Slick no tiene oportunidad de luna exhumé su cadáver, cuyo esqueleto violar la voluntad y el deseo de Moreno. En se conserva en el Museo Antropológico de contrapartida Moreno sí tiene esta Buenos Aires; sacrilegio cometido en oportunidad y no la desaprovecha. En nombre provecho del estudio osteológico de los de la ciencia actúa contra la voluntad de su tehuelches” (Moreno 1989:102-103). “amigo”, sometiendo la “amistad” a un cierto estado de situación en el cual, ciertoSin excedernos demasiado del propio relato de tipo de conocimiento (el científico) se vuelveMoreno, podríamos decir que en estos dos más importante que la amistad en la vida delpárrafos sucedieron una serie de acontecimientos 6 viajero .bastante complejos que presentados de manerasimple podrían ser los siguientes: Como conclusión preliminar podemos sostener que Sam Slick tenía razón. Con seguridad, las Existe alguna forma de “amistad” entre Sam sistemáticas “recolecciones” de restos en cairns Slick y Francisco P. Moreno pero que es muy (enterratorios) que más que inocentes y difícil de definir por ambos. abnegados procesos para conseguir colecciones Esta tensa “amistad” está basada en una científicas de calidad debieron haber sido vistos relación asimétrica que podría caracterizar por los tehuelches que él conocía como sacrílegasSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 2 / 12
  3. 3. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosarioprofanaciones de tumbas, agregado a las políticas que iba a ser ratificada por el propio Moreno, porexpropiatorias y genocidas de la sociedad que él escrito, en publicación masiva y en el mismo actorepresentaba debieron haber sostenido a Sam legitimada como correcta y buena.Slick de la veracidad de su convicción. ConvicciónFrancisco P. MorenoDebemos presentar a este personaje en el Es decir, en su mente tenía varios frentes quecontexto histórico en que aparece y se desarrolla. atender. Por un lado el político al respecto de laEstamos ante una política de expansión del frontera internacional entre Argentina y Chile. Esecapitalismo con una tesis local del desarrollo de era un tema de derecho y debía resolverse enlos productos primarios (para exportar a esos términos. Al mismo tiempo estaba elInglaterra principalmente), política dentro de la problema de las poblaciones de los espacioscual se deben ocupar los territorios ‘vacíos’ de ‘vacíos’ que debían quedar dentro de la 7lo que se llamaba “desierto” . Este territorio Argentina. A este respecto, en esas tierras no‘vacío’ debía rellenarse con inmigración habitaban sujetos de derecho (todos los indios,preferentemente europea, pero no de cualquier salvajes, etc.) por lo tanto, debía ser tenido enparte de ese continente sino del norte de Europa. cuenta todo el problema en términos de recurso.A este respecto Moreno tenía ideas particulares y Por otra parte estaba el tema de los demásconfiaba especialmente en que los territorios recursos. Debía atender al interés de la‘vacíos’ debían ser ocupados teniendo en producción y por ello debía reunir los suficientescuenta la mano de obra que ya existía en ellos materiales de colección y probatorios al respecto.además de la inmigración. Esta consideración, la Además del interés en la producción primaria,hacía ante la segura necesidad de contar con debía sostener una activa búsqueda en interés depeones y cualquier otro tipo de trabajador rural la ciencia positiva. Para ello, reunía gran cantidaden el futuro post campaña del desierto. Confiaba de materiales de colección en las condiciones queen que los paisanos indígenas podrían contribuir pudiera. 8a la grandeza de la nación . Además de laspoblaciones indígenas, pensaba en las Resumiendo:poblaciones chilenas que estaban dispuestas a  Al respecto de los sujetos de derecho, suscruzar la frontera. Mientras medía o planeaba una pares, el problema fronterizo con Chile y lafrontera entre ambos países, además planeaba búsqueda de recursos de diverso tipo.que del lado argentino de la frontera iba a haber  Al respecto de los recursos, el interés por losuna gran cantidad de chilenos que poblarían el recursos naturales; flora, fauna, clima,territorio. hidrología, mineralogía, etc. y de los recursosEl espacio ‘vacío’ al que se referían los humanos (poblaciones nativas)políticos, periodistas, etc. del siglo XIX se generó  Al respecto de la ciencia, el interés por reunira través de una guerra que se llamó “conquista materiales de colección; desde cuentos,del desierto”, fenómeno militar, político, redacción de un diccionario, cadáveres ueconómico, etc. Esta guerra despobló (vació) el ofrendas funerarias hasta la recolección deterritorio a ocupar y en la derrota, destruyó no rocas o un posible batracio fósil.sólo el grueso de la población que vivía en ellos(genocidio) sino que además también destruyó su Así y todo, debemos encargarnos además,identidad que se redujo a reductos aislados. Este también, de su pensamiento acerca de la muerte.proceso aún no ha culminado y se encuentra en En sus páginas redacta lo siguiente:su fase final de etnocidio; fase final acelerada porlos Mass Media y las prácticas políticas y sociales “...la idea mitológica que les reserva la otrade los argentinos, de nosotros. vida, después de la extinción de la que hoy gozan. Idea tan antigua quizás como laPor otro lado, debemos tener en cuenta la humanidad, pues la muerte total no espretensión positiva de la ciencia y lo que ella comprendida por ningún salvaje. Su poética ignorancia no ve en el cadáver unrepresentaba al respecto del progreso. En nombre anonadamiento completo del individuo,de esta ciencia, especialmente de las ramas de la sino una de las fases de la evolución quemisma que se refiere al hombre, es que Moreno debe completar todo organismo. Suactúa y realiza muchos de los saqueos a tumbas y sencillo pensamiento prefiere admitir laotro tipo de recolección de elementos. Así como transformación de su ser en otro distinto,tomaba una simple prenda, también tomaba un cuya composición o forma no se explica,cadáver completo, hasta el de un amigo. Todo en sin embargo. Para él, la muerte que lleganombre de esta ciencia. sólo es una modificación de la vida que noSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 3 / 12
  4. 4. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosario cesa” (Moreno 1989:123-124) menos serían las condiciones por las cuales estaría correctamente realizada esta profanación; “Sólo la ciencia puede darnos la convicción Uno, el principal, el particular interés de la ciencia de que todo cesa con nuestra desaparición osteológica. El otro, no menos importante estaría del escenario terrestre, pero la ciencia es dado por la razón de que “todo cesa con nuestra desconocida en el cerebro primitivo y sin desaparición del escenario terrestre” y por cultura” (Moreno 1989:124) consiguiente, ya no habría en ese caso, ninguna relación de Sam Slick vivo con ese cadáverSi tenemos en cuenta estos párrafos, su acción desenterrado.estaría legitimada sobradamente. Dos, por loOtros “Sam Slick”Para empezar con este título voy a citar a Moreno “Con un sello que reza 292, su cráneo fueque en el mismo día repite la acción de entregado al Museo de Ciencias Naturalesexhumación la que describe así: de La Plata como parte del lote de trescientas calaveras que el doctor “Lo mismo hice con el cacique Sapo y su Estanislao Zeballos donó en 1889, cuando la ciencia leía en la superficie de los mujer, que habían fallecido en ese punto, vencidos para pensar la evolución del en años anteriores, en una de las estadías hombre y las características de los que se de las tolderías. Ambos habían sido 12 quedaban atrás” enterrados en un cementerio cristiano conservando, sin embargo, las prácticas indígenas en la colocación sentada de los “En 1879, el coronel Eduardo Racedo cadáveres. Al lado del cacique, remató el aniquilamiento. Descubrió en encontramos un hacha de hierro de Leuvucó la tumba de Mariano Rosas y se construcción inglesa, quizás la prenda más alzó con sus huesos, con la idea de estimada del pobre jefe y de la cual ni la enviarlos a la Sociedad Antropológica de muerte lo separaba; al costado de la mujer, Berlín. Terminó obsequiándolos a mezclados con algunas de sus alhajas, Estanislao Zeballos, un coleccionista de recogimos los huesos de un pelado, infeliz cráneos que a fines del siglo XIX los donó sacrificado al cariño casi maternal que las al Museo de Ciencias Naturales de La tehuelches tienen por esa clase de perro. Plata. Con estos objetos y los anteriores quedé satisfecho sobre este punto importante de En 1893, la revista del museo analizaba el mi viaje” (Moreno 1989:103) conjunto de 111 calaveras masculinas y femeninas. En el catálogo escrito porHasta aquí, todos corren la misma suerte; Sam Lehmann Nitsche, la de Mariano RosasSlick, el cacique Sapo, su mujer, un hacha y un llevaba el número 292. El 241 correspondía 9 al célebre cacique araucano Calfucurá.pelado . Todos juntos a formar parte de unacolección y al mismo museo. Pero el carácter Trofeo de guerra primero, patrimonioanecdótico de este hecho se modifica al observar antropológico después, el cráneo del zorroel contexto histórico en el que se produce. Para 13 cazador de leones estuvo expuesto en elello, debemos ir al futuro, ya que los demás museo durante un siglo. Hasta que, con elcadáveres y elementos de colección recalan en retorno de la democracia, los ranquelesmuseos sólo un tiempo después. Hecho que en el comenzaron a reagruparse y, apoyados porpresente tiene una gran repercusión en la prensa el gobierno pampeano, reclamaron losescrita de estos días de la cual tomo estas citas: restos de sus ancestros. Guardados en una urna, los de Mariano Rosas permanecieron 14 10 perdidos durante varios años.” “Paghithtruz Güor Sepultado con los honores de un gran cacique, su descanso fue interrumpido pocos años después, No era Racedo el único recolector de cadáveres. cuando las fuerzas de la Tercera División El teniente Levalle fue el encargado de recolectar Expedicionaria al Desierto invadió el los huesos y las pertenencias de quien había sido territorio ranquel. La tumba de Mariano fue Calfucurá y que terminó en la misma colección y profanada y por orden del propio jefe de la en el mismo lugar, el Museo de La Plata, del cual expedición, el coronel Eduardo Racedo, el Moreno fuera fundador y Director. cráneo del cacique fue retirado y enviado a Observando lo escrito, hasta aquí pareciera cerrar Estanislao Zeballos quien, poco después lo donó al Museo de Ciencias Naturales de La la argumentación sobre la figura de Moreno, tal Plata, en cuyas vitrinas permaneció vez sea injusto concluir en esto. Sin embargo creo durante 123 años.” 11 que debemos detenernos sobre el valor simbólicoSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 4 / 12
  5. 5. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosariode las colecciones que él manipulaba en nombre rescatado de la isla Martín García terminó 15de la ciencia, y haciendo esto, recuperamos su curiosamente donde fueron a recalar losfigura política desde éste, un nuevo aspecto. A cadáveres de sus paisanos.esto, debe agregarse el destino de sus otros Sam Slick con su clara inteligencia no sólo tenía“amigos” como por ejemplo Inacayal que razón, sino que además, también, su discurso fuetambién fuera restituido al igual que Mariano performativo de una sucesión de hechos que noRosas a sus descendientes. Éste, mientras vivía se limitaron a la “conquista del desierto” sinolibremente en Patagonia, fue anfitrión de Moreno que se continuaron como realización de la mismay tuvo la desgracia de recibir su hospitalidad mucho más allá de lo que él o su amigo Morenomientras vivió en cautiverio. Como empleado del conscientemente hubieran reconocido.Museo de La Plata después de haber sidoDiscusiónNo es sencilla una discusión, entonces, más allá humanos con inmigración del viejode lo que redacté hasta el momento. Pero para mundo por el otro que iban a cumplir latratar de interpretar tal tipo de hecho, debo función de rellenar los espaciosempezar nuevamente a señalar los elementos que ‘vacíos’ para producir en los mismosse han expresado párrafos antes. la riqueza de la nación.Este tipo de hechos debe ser pensado en el  Esta emergencia anterior, está entrelazadacontexto en el que se producen, y este contexto con el espíritu de progreso del momento.tiene una serie de componentes que se van Acompañando a la ciencia positiva, esteentrelazando hasta que por fin llegamos a Sam progreso que podía ser ilimitado iba aSlick. A mi criterio son estas: acompañar toda la campaña militar, toda la reforma política y económica y todo el Hay una vertiginosa sucesión de proyecto de país de una generación que se acontecimientos que están marcados por la hizo cargo de estas circunstancias. necesidad imperiosa y urgente de la  E implica negar descaradamente la presencia ocupación de los espacios ‘vacíos’ del humana de Pampa y Patagonia detrás del territorio. Esta urgencia imperativa está rótulo ‘vacío’ cuando claramente se debió condicionada por una serie de límites que se librar una guerra de vaciamiento. observaban a saber;  El reconocimiento de Chile como un Aparentemente no sería sencillo introducir a Sam estado similar a la Argentina, como Slick en este contexto pero podemos tratar de igual, por consiguiente, el desarrollo de trazar en el discurso, una marca sobre la cual una competencia internacional en los insistir para ver más allá de las anécdotas, que a campos a los que ambos estados esta altura ya no son tan anecdóticas. acceden, en este caso, siendo países Primero voy a hacer hincapié sobre Sam Slick. Él limítrofes, el campo en disputa más estaba convencido de que Moreno quería su importante va a estar vinculado a la cabeza y tenía razón. Eso es lo que ese “amigo” definición de estos límites territoriales quería de él. ¿Qué representaría entonces su contiguos. cabeza para sí mismo? Esta pregunta es muy  El desconocimiento del resto de la difícil de contestar, especialmente porque el población como sujeto de derecho, lo hombre nunca escribió nada acerca de eso y si lo que lleva al desconocimiento, inclusive, expresó oralmente frente a escritores como de su condición humana, de su voluntad Moreno, nunca fue registrado. Pero podríamos e incluso, de los acuerdos que se tenga especular a raíz de lo que pasaba en el ámbito de con ellos. Esto lleva además a Pampa y Patagonia de esos años, por eso  El desconocimiento de una frontera deberíamos concentrarnos antes en qué interna, la que se pretende aniquilar representaba la cabeza de Sam Slick para Moreno, junto con las poblaciones que la es decir, para la ciencia. sostienen. Primero , la cabeza era deseada en el contexto de  La disponibilidad de un marco la recolección de objetos para las colecciones de internacional para la exportación de museo. Estas colecciones incluían gran variedad materias primas y productos primarios, de elementos, de objetos, de cosas desde las más con fuentes de recurso financiero y tangibles como ser fósiles, utensilios, cuerpos tecnológico por un lado y de recursos humanos o de animales, etc. que se podíanSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 5 / 12
  6. 6. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosarioexhibir en una vitrina, hasta las menos tangibles el papel de verdugo último, de verdugo teórico,como ser datos del clima, de los ríos, cuentos e de asesino post-mortem. El “amigo” de Morenohistorias tradicionales, traducción de vocablos, no merecía que alguien quisiera respetar sutoponimia, etc que se podían editar en distintos voluntad. Las cosas, los objetos, no tienentipos de publicaciones. Todas eran de interés del voluntad.sabio que perseguía con la recolección deelementos el objetivo de engrosar estas Si esto fuera así, entonces el papel de Morenocolecciones. habría sido un poco distinto a lo queSegundo , la cabeza era factible de ser tomada ya habitualmente reconocemos, sin desmerecer elque ese individuo no tenía posibilidad de negarse papel fundante en las ciencias que tiene dentroa entregarla. No sólo se trataba de un cadáver, de de la academia. Al mismo tiempo, tambiénun muerto, de un cuerpo inanimado que no podríamos comprender el valor de la resistenciahubiera podido impedir físicamente el acto de de Sam Slick sobre el que volvemos después decoleccionar su cabeza, sino que además tampoco analizar la posición de Moreno. Ya sea que élconstituía ese individuo un sujeto de derecho, no pudiera expresarlo o no, la asimetría de lahabía alguna persona que tuviera derecho a relación que sostenían debió haber sidoreclamar por esto. Simplemente nadie iba a abrumadora. A tal punto de no poder terminar ladefenderlo (vivo o muerto, salvo él mismo por la relación de “amistad” definitivamente a pesarrazón de su propia fuerza) y todo el poder del de saber el destino que le deparaba y ¿quéestado iba a estar ridiculizando a la persona que destino le deparaba? Ese que se escribió en lahubiera intentado semejante defensa, fuera historia. Como representante de un pueblo (o deejercida por quien fuera. más de un pueblo) él o ellos y su cabeza o susTercero , la ciencia tenía un gran interés por este cabezas sufrieron todos el mismo sino. A modo detipo de elemento que coincidía con el interés trofeo de guerra, rondaron las colecciones hastapolítico de aniquilar cualquier identificación descansar en vitrinas de museo. Fueron exhibidosindígena en todo el territorio. Esta coincidencia como curiosidades de la naturaleza y descartadosno era curiosa ni era casual. La ciencia legitimaba por no exitosos en la evolución. Nuestros sabios,toda la acción de exterminio de modo tal de tuvieron esas cabezas-trofeo por muchos años y,quitar humanidad, hasta donde fuera posible sin en vez reducirlas como los jíbaros o deescandalizar demasiado a la sociedad de la época, alimentarlas como sucede distintos pueblosa toda la población indígena del territorio esté guerreros de la literatura antropológica, los 16donde esté . exhibimos en esos templos seculares del saber,Esa cabeza salía del ámbito de la humanidad y a los medimos, los clasificamos e hicimos toda unatravés del museo y de la ciencia ingresaba al serie de ritualizaciones sobre ellos, ritualesámbito de la biología como elemento que había seculares, pero rituales de los vencedores.quedado en el camino de la evolución, como Rituales sin un dios divino, sin un sacrificio 17inferior . En este sentido se le daba un cruento, pero rituales en pos de la fe en eltratamiento muy especial. Por ejemplo, si la progreso, destinados a un sacrificio simbólico ycabeza de Sam Slick y otras representaban a ejemplar. No comimos sus cerebros para que nostodos los tehuelches en un estudio y en una transmitieran su inteligencia o su valor, peroexhibición, este estudio, y esta exhibición no tratamos de exorcizarlos para que noestaban en un museo de tecnología ni en ningún contaminaran nuestras vidas con su barbarie yotro museo en donde se exhibieran elementos salvajismo. Los incorporamos a nuestro mundo deconsiderados “civilizados” sino en uno de las cosas y los tratamos como ramas extintas de“ciencias naturales” o a lo sumo de etnología. nuestro árbol evolutivo, pero que no estabanEsa cabeza iba a estar expuesta y yuxtapuesta con relacionados directamente con nosotros, losotras de humanos primitivos, cabezas de exitosos.animales, animales embalsamados, etc. Y el Por último, y volviendo a Sam Slick, estamismo estudio referido a los cráneos de resistencia debió significar lo que para él eratehuelches iba a estar incluido en una revista o evidente, el reclamo de ser tratado como un igualpublicación de las ciencias naturales. y no como una cosa o un objeto de colección.Se consumaba así la última aniquilación, la Este reclamo debió parecer ridículo edefinitiva, la final, de las indeseables poblac iones incomprensible para Moreno, y es muy posibleindígenas. Se reproducía, incluso, más allá de la que así sea interpretado aún por alguno de losvoluntad de los que llevaron a cabo semejante lectores de este trabajo.acción, los postulados más prometedores yagresivos del darwinismo social. La ciencia, jugabaSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 6 / 12
  7. 7. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de RosarioConclusión 18Habiendo recorrido el camino desde Sam Slick descendencia directa . Cuando redacto de estahasta el Perito Moreno en un hecho que pudo forma, no me estoy refiriendo únicamente aparecer en un principio un simple acto de nuestra pertenencia a ese mundo nativo sola ymorbosidad, hemos recorrido otro camino, el de únicamente, sino que me estoy refiriendo tambiénla sociedad argentina de la época. Y a nuestra capacidad de exterminio, de crueldad,simultáneamente hemos recorrido el camino de de anonadamiento, de genocidio y etnocidio. Alos hechos que marcaron a nuestra sociedad nuestra capacidad de destruir no sólo(mucho más allá de su propio tiempo) hasta materialmente la cultura y los cuerpos, sinonuestros días. también, simbólicamente.Los reclamos que hacen actualmente las Si no somos capaces de reconocernos encomunidades indígenas y los descendientes semejantes circunstancias, tal vez las repitamosdirectos sobre estas colecciones de restos sin ninguna capacidad de crítica y lo que es peorhumanos no son reclamos caprichosos. Son el aún, tal vez estemos legitimando con estos actosreclamo que hubiera hecho Sam Slick de estar a otro poder que siguiendo nuestros pasos, nosvivo. Son el reclamo del reconocimiento de una extermine de la misma manera. En ese momento,identidad que no se quiso o no se quiere seguramente, todos vamos a tener la concienciareconocer como propia. No como propia de los de Sam Slick y aunque parezca una inocentedescendientes de los “Sam Slick” que la rutina, nos vamos a negar a que midan nuestrasreclaman para sí sino que, además, como propia cabezas. Sirva de reflexión. Tal vez sea eso lo quede nosotros, de todos los argentinos, incluso los nos esté pasando en estos días.que no descendemos de ellos por ningunaReflexiónHasta aquí nos hemos solazado con la historia moral más que ambigua ya que sí repara enque nos dejó Moreno. Sin haber desarrollado aún las consecuencias de lo que redacta y publica.las posibilidades que podríamos incluir en No podía decir que lo ignoraba. No retrocedenuestras discusiones al respecto. Una de ellas, en la faz simbólica como el ejército no lo haceentonces, es la que nos toca actualmente en la en la faz territorial. Provee una matriz racistasituación de crisis que vivimos. ¿Qué tiene que ver y discriminatoria al mismo tiempo que alientaesto con Moreno? al resto de la población en semejanteBueno, vayamos observando lo concluido y cruzada.simultáneamente el presente para intentar trazar  Desde Buenos Aires, la ‘Perla del Plata’,algunos paralelismos como para ir relatando a irradia su luz y convicción hasta los lugaresmodo de recurrencia cierto tipo de hechos: más remotos del desierto indómito en ese entonces. Asentado en la Meca de los Moreno intenta legitimar la acción de una conocimientos y de los poderes, alienta con guerra sin referirla directamente. esperanza de progreso para la nación la Está claro que éste es un tipo de hecho que expropiación y exterminio de las poblaciones se nos hace común. Tal vez en el presente no allende la frontera. nos atrevamos a reconocernos como en Aún hoy estamos esperando una solución estado de guerra. Mucho mejor, así no centralizada para nuestros problemas y tendremos la obligación de referirnos a ella cualquiera sea, es buena mientras respete directamente. De esta manera va a ser más esta condición. Es común el deseo de fácil bregar por la pena de muerte como una reemplazo de una figura (por ejemplo, cuestión particular y no que atañe al todo de Duhalde por otro) como solución al resto de la sociedad, bregar por la construcción de las cuestiones sin pensar, tal vez, que este más cárceles y la presencia de más policías o modelo de centralización sobre un punto vigilantes sin referirnos al contexto de estratégico en la cuenca del plata forma parte apropiación y expropiación en que nos del problema antes que de la solución. movemos y por fin, manifestar con bocinas y Aún hoy sometemos a nuestra población en cacerolas en contra de la violencia como si nombre del progreso. esto fuera una forma de ahuyentar fantasmas,  Recibe en compensación una serie de premios una forma de exorcizar el mal y no una forma entre los que se encuentran tierras en de enfrentarnos unos a otros. Patagonia. Entre los que se reparte el botín, Anima decididamente a los militares que finalmente él también está. profanan tumbas y asesinan personas con una Es posible que, éste sea, tal vez, el punto conSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 7 / 12
  8. 8. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosario más conexiones con nuestro presente. Sobran no ética. Finalmente, hemos tomado parte del los ejemplos de funcionarios (muchos de ellos botín de los saqueos en los que hemos que pertenecen o pertenecieron a la participado legitimándolos en algunos casos y academia) que defendieron posiciones legitimándolos y gestionándolos en otros. imposibles de sostener racional o legalmente (privatizaciones, ventas, modificaciones a las A todo esto, debo aclarar, que seguramente en leyes laborales, modificaciones estas Jornadas es muy posible que casi la constitucionales, etc.) a cambio de alguna totalidad de la concurrencia no se encuentre prebenda. En este sentido colaboraron de comprendida en el tiempo verbal que he utilizado distintas formas y en gobiernos (primera persona del plural) como así, yo tampoco supuestamente de distinto color político para me siento identificado y preferiría referirme a la expropiación de la población a cambio de todo esto en tercera persona del plural (ellos/as). parte del botín. Sin embargo, corporativamente, puertas afuera, Por último, fuera de la publicación todos estamos en el mismo barco y nuestra mencionada, se lamenta por la acción por la acción difícilmente pueda cubrir la acción de los que tanto hizo. Observando el drama de sus que se embarcan para legitimar el statu quo. En “amigos” él también adquiere alguna de las este sentido, debo destacar la participación de formas de la conciencia y, sin hacerse cargo académicos en todos los proyectos de desarrollo, de la parte que le tocó esboza muy en todos los plantes económicos, en todas las tímidamente una crítica a modo de lamento. políticas sociales y productivas, etc. y ese Lamento que no sólo no alcanza para reparar académico es uno de nosotros, formado en una el daño causado sino que además tampoco universidad como las nuestras, que en el peor de alcanza para detener las consecuencias de la los casos tiene una especialización hecha en el guerra ni siquiera en lo que atañe a la acción exterior. 19 del propio Moreno. Finalmente esto también es lo que se observa Tampoco nos hemos separado demasiado del en el presente. Se lo hace privadamente y siglo XIX al respecto de la centralidad de nuestra tímidamente al igual que lo hizo Moreno, acción política. Todo se hace desde la cuenca del pero se lo hace, al igual que Moreno, plata. Ahí se piensa y se proyecta. Ahí se planifica montados sobre un botín que no piensan y se ejecuta. Desde ahí se financia y hacia allí van abandonar. (iban) las ganancias. Este lugar geográfico (Buenos Aires) es el centro que ordena el restoLa gran diferencia entre el siglo XIX y el presente del espacio nacional pero además también, es eltal vez sea que todos hablamos el mismo idioma, centro que ordena nuestro pensamiento yque todos nos reconocemos como no nuestras prácticas. Este centro, en este sentido,descendientes de nuestra población prehispánica sigue siendo el centro colonial por excelencia dely que, los que sí reconocen tal ascendencia, sean que no nos hemos podido desprender aún.tan pobres e inofensivos que no los alcancenuestra agresiva proyección sobre ellos (no hay Quedará para un desarrollo posterior, analizar quéde qué expropiarlos) por eso, es posible que no papel juega semejante lugar como centro ya queestemos en condiciones de observar el estado de toda la acumulación se hace sobre este puntoguerra que subyace en nuestra vida cotidiana. único que además es un centro de tránsito, esSi bien esta reflexión resultó ser demasiado breve, decir, que no es un centro de acumulación sino,vamos a concluir lo siguiente: antes bien, de acopio para su exportación (en losTeniendo en cuenta la acción de la academia en últimos años se ha exportado especialmenteambos contextos, podemos decir que no nos ganancia -capital- y se ha importado deuda comohemos apartado mayormente de lo que parte de este proceso exactamente igual puestopodríamos diagnosticar para el siglo XIX. Tanto en en estos términos al proceso colonial hispánicoaquel contexto como en este, desde la academia hasta 1810).nos negamos a reconocer un estado de guerra Pero por otro lado, aparece una metamorfosis deque vive nuestra sociedad. Mientras en nuestras nuestro racismo local. Después de la últimanarices se prepara la acción que incluso se llevará guerra mundial, ya no es posible avanzar conla vida de nuestros colegas, nos esforzamos por éxito con posiciones de este tipo, lo que en lanegarlo tozudamente. Mientras que nuestros superficie aparecería como un progreso en eldiscursos y textos se utilizan con el más variado sentido de intentar abandonar las posturasfin, nos esforzamos por desentendernos de las discriminatorias.consecuencias que traigan nuestras observacionesy publicaciones y como si esto no fuera poco, Fueron un fracaso los intentos de Menem yhemos participado en los hechos más Corach por asignar a los peruanos y paraguayos lavergonzosos de manera activa y protagónica y no criminalidad que se vivía en argentina en los añosestamos dispuestos a reconocer esa acción comoSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 8 / 12
  9. 9. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosario1998 y 1999 como así también fracasan todos los años y de la mano de las posibilidades legalesintentos antisemitas o xenófobos que son que brinda a las poblaciones aborígenes derápidamente aislados y eliminados. Mantenidos nuestro país se han multiplicado los reclamos, en 20como relictos en los partidos políticos y en el principio de los próceres argentinos que estánresto de las instituciones de la sociedad. Pero... depositados en museos (hecho que escandaliza aLos extranjeros, especialmente los de países algunos investigadores de esas instituciones)limítrofes deben conducirse con mucho cuidado como de la propiedad de algunas tierras en lasen nuestro medio. Fueron muy conocidos los que están asentados o de las que fuerancasos de torturas y robos reiterados en los desplazados recientemente. Estos reclamos estánúltimos años en el norte de la provincia de acompañados de una serie de rituales, de batallasBuenos Aires a bolivianos (y sólo bolivianos). legales y políticas que refuerzan su identificaciónTambién los argentinos que no son lo étnica. En este sentido, existiría la posibilidad quesuficientemente blancos tienen problemas la sesión libre de esos símbolos (cabezas trofeos,especialmente de los más sutiles y en este etc) como así también tierras, etc ahogarasentido, no sólo nuestro estado, sino también rápidamente la formación de estas nuevas etnías.nuestra población es y sigue siendo nacionalista y Las batallas, a mi criterio, son necesarias paraetnocida. reforzar este proceso. Es imprescindible que losLas poblaciones originarias de nuestro país vienen descendientes de Callfucurá arrebaten al Museoperdiendo los pocos significantes que les de La Plata el cadáver del mismo, así después loquedaban para reconocerse como tales, entierren en la base de una pirámide construida alespecialmente el idioma. Los hablantes de modo de las del Egipto antiguo. Esta academiaidiomas tales como araucano (mapú zungún) o destruyó y legitimó la destrucción el mundo detehuelche (aonik’o ais) están en vías de sus ancestros y no tiene autoridad para indicar dedesaparecer. El araucano es hablado casi qué modo debe ser reconstruido. Es necesarioexclusivamente por personas de edad madura. Los que cada palmo de tierra y cada símbolo lojóvenes e infantes no lo hablan y ya el estado no consigan con lucha (la que estén en condicionesejerce ningún tipo de coerción explícita o de ofrecer) y que de esa forma se pueda reforzardeclarada en ese sentido. Son nuestras prácticas una identidad colectiva no sólo étnica sino grupalsociales no declaradas, ocultas, las que lo están que ayude a recomponer lazos solidarioslogrando. En este sentido, estas muertes, hablan destruidos a lo largo de más de un siglo y mediode nosotros no sólo como nación, como estado o de sometimiento. Tal vez la simple entrega decomo academia. También nos ponen en tela de estos elementos sea un acto de justicia y aljuicio como ciudadanía, como colectivo social. mismo tiempo un acto lapidario si se trata de un acto de iniciativa exclusivamente académica.Por último y como aliento a exactamente lo Y finalmente, la lucha por recuperar unacontrario que vengo desarrollando, estimo que identidad y solidaridad ayude al contexto para laaún así hay ámbitos que se escapan a la conformación de una sociedad un poco másdescripción que acabo de hacer. En los últimos plural, tolerante y multiétnica.EpílogoHasta hace pocos años, Kañwekir descendiente de  Había sido expropiado a través de esa guerraSaihueque cantaba la canción que aprendió de su no sólo de sus tierras o de las tierras queancestro y que se corresponde con un hecho poseía, que explotaba y habitaba sino quehistórico de nuestra historia. La cantaba cuando además también, había sido expropiado de suestaba entrado en copas y se ponía melancólico, dignidad de persona y de su calidad de líder.la cantaba con lágrimas en su rostro. En la misma  La intención era la de exterminarlo. No de(en su traducción) podemos observar otra de las exterminar al hombre Saihueque sino lo queformas de la conciencia y encontramos él representaba. Por último, era importante laclaramente algunas de las componentes que extinción de todo lo que no fuera argentino,señalamos anteriormente. Saihueque era blanco, civilizado y “europeo”.consciente que: Necesitábamos fundir todo en un único estado nación que rasara a la población en Había estado en guerra, guerra que había una sola. No americana sino europea. No durado muchos años y que había sido llevada indígena sino blanca. No salvaje sino hasta su hogar más allá de que ni él ni otras civilizada. personas que habitaban con él hubieran ofendido la sensibilidad del resto de los Finalmente, el hombre, se defendió de la manera argentinos por ejemplo a través de malones. que pudo (huyendo) asido a los elementos que loSam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 9 / 12
  10. 10. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosarioidentificaban y que le brindaban una seguridad. condiciones, creo que también haríamos lo de 21No una seguridad física concreta. No armas con Saihueque. Nos asiríamos a este mismo tipo delas que no contaba para una defensa exitosa. No elementos. En el proceso de eludir la derrota, nosuna economía en franco crecimiento del Producto evadiríamos de la misma manera.Bruto. Sino elementos con un valor casi mágico(equiparable, posiblemente, a nuestros He aquí entonces, el canto de uno de nuestroscacerolazos), con elementos personalísimos. próceres:Si nosotros estuviéramos huyendo en las mismas Canto de Shaihueque (14) 22Fütá kuifí che inché, anai, Hombre de los muy antiguos soy yo amigo,fütá kuifí che inché, anai... hombre de los muy antiguos soy yo amigo.Wingká aukai nga, aukai: El huinca hace la guerra, hace la guerra:“Mapú müntuñemafíñ”, pieneu wingká; “Le voy a arrebatar la tierra”, dijo por mí el huinca;mai, mapú, anai. sí, la tierra, amigo.Illueneu fütake wingká: Me tienen unas ganas bárbaras los grandes huincas:“apümafiñ fütake indio” “Voy a acabar con esa gran indiada”pieneu wingká kam. dijo por mí también el huinca....Itóchumlaeneu wingká. ...No me hizo absolutamente nada el huinca.Epewünngelé, rangipunngelé Lo mismo a la madrugada que a la medianocheinaeneu wingká...; me persiguió el huinca...;epewün wütraprai wingká, a la madrugada se levanta el huinca,itótewá inaeneu bien a lo perro me persigue.“Itóinaiafiñ” “Estoy determinado a perseguirlo”pieneu wingká, dijo por mí el huinca,“itókuwütunafiñ”. “con las mismas manos lo voy a agarrar”Shaiweke, Shaiweke nombrao nga inche; Saihueque, Saihueque el renombrado soy yo;itóinaeneu lelfün Quimquemtreu pingei üi, a muerte me persiguió en la pampa llamada de Quemquemtreu,fütá lelfün inaeneu en la gran pampa me persiguió,mülei nga fütá lelfün; en la gran pampa que hay;itókiñé kom antü todo un día enteroinaeneu wingká mai. me persiguió a muerte el huinca, sí.Tüngümeyefiñ tapayú kurrü meu, Sujeto a mi oscuro tapado,pülletupüllenmaeneu..., me trae cerca, cerquita...wimáwimátuiefiñ pelmu tapaiu kurrü le palmeo el cuello al oscuro tapado,...aukanturekémülei. Lefmawün inché... ... está como jugueteando. Me escapé...“Itóapümafiñ che” pieneu wingká nga, “Lo voy a destruir a ese individuo”, dijo por mí el huinca,“nentupiukéfiñ” pieneu, “le voy a sacar vivo el corazón”, dijo por mí,...welú inché nga amuntún; ...pero yo me fui:itóinaeneu wingká... me persiguió a muerte el huinca...¡Chumlaeneu! ¡No me hizo nada!Tapaiú kurrü montulaeneu; El oscuro tapado me salvó;elueneu newén mai füta chao me dio fuerza el gran padre que está en el centro del país celestial,mülei nga wenú mapú mai, el dominador de los hombres, que se mantienengünechén, kintunagámniepaeneu. vigilándome desde arriba.Sam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 10 / 12
  11. 11. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de RosarioBibliografía consultadaB ARTOLOMÉ Miguel 1987 “Afirmación estatal y negación nacional; El caso de las minorías nacionales en América Latina” en: Suplemento Antropológico Vol. XXII N°2; AsunciónC ASAMIQUELA Rodolfo Magin inédito “Las Expresiones literarias de los Indígenas de la Patagonia”C ATULLO M R, RIZZO A, S HINKO S & R ABATIN S 1999 “La concepción del espacio urbano y las ideas directrices del siglo XIX: La Plata, primer Proyecto de Gran Escala de Argentina” en Actas del III RAM (Reunión de Antropología del Mercosur). Nuevos escenarios regionales e internacionales en CD; Posadas.DEBESA Fabián & G ALMARINI Mónica Clarín 23 junio 2001 "Restituyeron los restos del célebre cacique pampeano Mariano Rosas"GÓMEZ Patricia Nora 2001 “Mariano Rosas”; Ñuke Mapu, Centro de Documentación MapucheM ORENO Francisco P. 1989 Viaje a la Patagonia Austral 1976-1877; Ed. Solar, Buenos Aires (1° ed.1879)M ORENO María 2001 “Siempre es difícil volver a casa” sdR ABATIN Sergio Fabián 2000 “La Plata, Proyecto de Gran Escala. Algunas diferencias y similitudes de los discursos de legitimación oficiales de la fundación con respecto a las lógicas raciales (racistas) más conocidas en la década de 1880)” en actas del VI Congreso Argentino de Antropología Social CAAS 2000 “Identidad disciplinaria y campos de aplicación” en CD; Mar del Plata.S TAVENHAGEN Rodolfo 1985 "Etnodesenvolvimento: uma dimensão ignorada no pensamento desenvolvimentista"; em: Anuário Antropológico/84; p.11-44W ALTHER Juan Carlos 1980 La Conquista del Desierto; EUDEBA, Buenos Aires (1° Ed. 1948)Notas1 Licenciado en Antropología, Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata. e-mail: watsilchum@email.com2 Ver M ANSILLA Lucio V. 1976 Una excursión a los indios Ranqueles; Ed. Acme; Buenos Aires.3 Este tipo de relato hace recordar al lector al personaje de ficción Indiana Jones4 Los llama de muchas formas, entre ellas “salvajes”, “indios”, etc5 También los llama de muchas formas, como por ejemplo, “blancos”, “cristianos” etc.6 Recuérdese, que los restos mortales de Francisco P. Moreno yacen en un islote del Parque Nacional Nahuel Huapi y no en una vitrina de museo.7 Las comillas están para indicar que no solo no era territorio desierto sino que además tampoco estaba vacío. Pese a la obviedad, considero que este tipo de aclaraciones debe hacerse en todos los trabajos que se escriban al respecto.8 Haciendo la salvedad de que siempre como peones, nunca como propietarios, políticos, etc.9 Variedad de perro de tamaño pequeño y lampiño que era muy apreciado en ese entonces como animal de compañía especialmente entre las mujeres tehuelches que él visitara a lo largo de toda Patagonia.10 Se refiere a Mariano Rosas, célebre por ser visitado por Mansilla en Leuvucó para la firma de un tratado de Paz durante el gobierno de Sarmiento y que fuera relatado y recogido en la obra de Mansilla Una excursión a los Indios Ranqueles11 GÓMEZ Patricia Nora 2001 “Mariano Rosas”; Ñuke Mapu, Centro de Documentación Mapuche12 M ORENO María 2001 “Siempre es difícil volver a casa” sd13 Zorro cazador de leones según la nota periodística es la traducción del nombre Pangitruz Güor. Se trata nuevamente del personaje histórico de Mariano Rosas.Sam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 11 / 12
  12. 12. Segundas Jornadas de la Cuenca del Plata Rosario, 16, 17 y 18 de octubre del 2002Escuela de Antropología - Facultad de Humanidades y Artes Universidad Nacional de Rosario14 en Clarín del 16 junio 2001 "Restituirán a sus descendientes los restos de un célebre cacique pampeano"15 La calificación de “curiosamente” que utilizo es para nosotros los lectores. Seguramente si Inacayal era tan inteligente y tenía tanta claridad como Sam Slick imaginaba cuál iba a ser su destino.16 La distinción de esté donde esté la hago en referencia a la fr ontera interna, ya que persistían en distintos lugares a ambos lados de la misma poblaciones indígenas que se consideraban a sí mismas como tales.17 Ver R ABATIN 2000 en donde aparece la caracterización particular del darwinismo social de moda en la ideología del momento. También ver Catullo et al 1999.18 Aquí debo incluir a los que no descendemos directamente, a los que creemos no descender directamente, a los que ignoramos si descendemos directamente o no y por último a los que deliberadamente negamos descender directamente aunque sea esta nuestra situación genealógica.19 Debe recordarse que Inacayal pasa a las colecciones en fecha posterior.20 Léase Callfucurá, Mariano Rosas, Inacayal , etc.21 Nos empezaría a gustar el tango, el mate, el fútbol, etc.22 C ASAMIQUELA inédito pp27-28Sam Slick tenía razón Sergio R ABATIN 12 / 12

×