Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Inicio de la segunda república

Contenido para Historia Social Dominicana

  • Login to see the comments

Inicio de la segunda república

  1. 1. 1865 -1879.
  2. 2.  Se ha denominado Segunda República al periodo histórico que va desde 1865 hasta 1916.  Se ha denominado inicio de la segunda república al período de nuestra historia que va desde 1865 a 1879. Con la salida de las tropas españolas, el 10 de junio de 1865, al redactar el pacto del Carmelo.
  3. 3.  Cambios de gobierno rápido.  La coexistencia de dos gobiernos (generalmente uno en el Cibao y uno en el Sur, en Santo Domingo).  Por el inicio del endeudamiento externo.  La inversión de capital externo.  Reinicio de la industria azucarera con capital extranjero.  Pugnas políticas constante.
  4. 4.  Por el inicio de la formación de los partidos políticos en nuestra historia con elementos que los definen como son las simbologías y el liderazgo.  El período entre 1865 – 1886, se definieron los rasgos básicos del caudillismo dominicano así como algunos patrones de su actuación.  Fortalecida por los sentimientos nacionalistas, se presenta llena de una gran debilidad económica y problemas de orden sociales.
  5. 5. EL gobierno de José María Cabral, los partidos de colores se hicieron dueños del escenario político siendo estos: Rojo y Azul, siendo el rojo al mando de
  6. 6. Buenaventura Báez, y el partido más poderoso quien gobernó por seis año. El partido Azul por su parte con un gran número de líderes asume el poder después de 1879. Ya varios de sus líderes habían estado en el gobierno.
  7. 7.  Ellos fueron:  José María Cabral de 1866 a 1868.  Ulises Francisco Espaillat. 1876.  Jacinto de castro en 1878.
  8. 8.  Considerado el primer préstamo externo, y el más históricamente fraudulento entre el presidente Buenaventura Báez y el presidente de la compañía Hartmont Brothers and Co., Edward H. Hartmont, considerado un aventurero. Fue firmado el 1ro. de mayo de 1869.
  9. 9. El monto del préstamo era de 420, 000 libras esterlinas, (equivalente a dos millones de dólares) sin embargo, el gobierno dominicano solo recibió 38,000 libras esterlinas, sin embargo Hartmont emitió bonos por encima de la suma total de lo adeudado con lo que estafó al gobierno dominicano. En este proceso se amortizó la deuda con 58,900 libras esterlinas al año, pagaderas cada 6 meses a un plazo de 25 años.
  10. 10.  La deuda llegaría a un total de 1, 472,500.00 libras esterlinas. La deuda sería representada por emisiones al portador, pudiendo ser colocadas por los señores Hartmont a su mejor discreción. Las comisiones y los intereses fueron exageradamente altos alegando grandes riesgos en la operación.
  11. 11.  -En cambio, el Estado Dominicano ponía como garantía los siguientes puntos:  - Hipotecas sobre activos del Estado  - Control directo de las aduanas en los puertos de Santo Domingo y Puerto Plata garantizándose los ingresos de los que eran los principales puertos del país.  Garantía sobre la explotación de las Minas de Carbón y los bosques de la península de Samaná.
  12. 12.  Garantía sobre la explotación y derechos de exportación de las reservas de guano de la isla de Alto Velo.  Debido a esto, el Senado Dominicano anula el contrato Hartmont el 20 de Julio de 1870, aunque éste siguió emitiendo bonos que luego se incorporaron a la deuda dominicana. El total general de la deuda pagada a Hartmont al finalizar las relaciones en 1888 fue de 142,860 libras esterlinas.
  13. 13.  El poder, en lugar de estar concentrado en un conjunto de aparatos, se hallaba completamente atomizado, personalizado en los caudillos regionales, quienes permeaban las pocas instituciones conformadas en esa etapa.  Ha sido resaltado por José Ramón López en los siguientes términos: “Los hombres que se adueñan del Poder constituyen un trust que repar te desde arriba dádivas y violencias, injusticias y favoritismos, con los cuales aterra a unos y corrompe a otros y organiza una legión de alquilados para azuzarla contra cada singular ciudadano..
  14. 14.  En el Estado actual no hay más sociedad que la del Poder Ejecutivo. La del pueblo no es sociedad, sino un grupo gregario desprovisto de todos los medios de acción acaparados por el Ejecutivo.” Citado por Rafael Herrera en el ar t. La era de los Caudillos en la Rep. Dom.  Continuando la cita: La descomposición del aparato militar generó la formación de una miríada de generales, muchos de los cuales se forjaron en las frecuentes contiendas militares que se produjeron en la etapa posterior a las Guerras de Independencia, mientras otros,
  15. 15.  sin formación ni práctica militar alguna, obtuvieron la designación de algunos gobiernos post restauradores, como fruto de la inveterada política clientelista de los diferentes gobiernos de Buenaventura Báez, Ignacio María González y Cesáreo Guillermo, quienes engrosaron sustancialmente la cantidad de generales al designar a más de mil, los cuales pasaron a depender de los esmirriados recursos estatales.
  16. 16.  El predominio de los caudillos regionales, o jefaturas locales, estaba asociado también a la creación de las Delegaciones Regionales durante la Guerra Restauradora, bajo la dirección de una figura militar, responsable de encabezar la lucha antianexionista, que, con el discurrir del tiempo, adquirió un poder prácticamente absoluto sobre el conglomerado regional bajo su égida y terminó perpetuándose en el poder.
  17. 17.  Su encomienda básica era el mantenimiento del orden y sofocar los conatos de rebelión que eventualmente se generasen. Cada caudillo generalmente recibía del gobierno con el que había pactado, una porción del presupuesto nacional, para gastarlo a su discreción. En el caso de las ciudades marítimas
  18. 18.  o fronterizas, y dada la no diferenciación entre la economía y la política, entre lo público y lo privado, a los caudillos regionales se les cedía el control de los impuestos sobre importaciones, solventados en el puerto de desembarque, lo que les permitía obtener préstamos de los comerciantes locales para financiar sus ejércitos privados.
  19. 19.  Permite ilustrar palmariamente el destino de los generales que participaron en la Guerra Restauradora, participó tanto en las Guerras por la Independencia de Haití como en la Guerra Restauradora, luego de la cual instauró un Estado dentro de otro Estado en la Línea Noroeste y se convirtió en una figura autónoma imponiendo en esa demarcación un poder con ribetes netamente absolutistas.
  20. 20.  Los gobiernos de turno le asignaban una porción del presupuesto a fin de que pudiera operar su feudo. En una ocasión, por ejemplo, adquirió 50 fusiles para los miembros de su escolta. Monción, caudillo astuto, suspicaz, sigiloso, sólo aceptaba negociar dentro de los límites de su región y, con el discurrir del tiempo, hizo de las revueltas su actividad predilecta.  En él se cristalizaron algunos rasgos deleznables de los caudillos: escaso respeto por la vida humana, pues, tal como se estilaba en la época, ordenaba el fusilamiento de cualquier ser humano e inconstancia en sus adhesiones a caudillos de dimensiones nacionales.
  21. 21.  A tono con esto último, en enero de 1865 contribuyó con Pedro Antonio Pimentel  de Gaspar Polanco y, al poco tiempo, estaba ya conspirando contra el mismo. Antibaecista, luego ferviente baecista en los famosos Seis Años de este gobernante, período durante el cual compartió los ideales anexionistas.
  22. 22.  Pero, en 1877, encabezó una rebelión contra el propio Báez.  Originariamente, Monción fue un leal colaborador de su compadre Ulises Heureaux que lo designó, en 1879, al frente de la gobernación del Distrito Marítimo de Montecristi, y luego quebró los vínculos con éste a raíz de la evolución de Moya. Aunque ya para esta fecha su capacidad militar estaba seriamente disminuida.
  23. 23.  En su condición de gobernador de Montecristi, Monción, que miraba a sus subordinados con ínfulas de príncipe generoso, actuó con severidad contra los delincuentes que operaban en la frontera. Los sorprendidos in fraganti eran fusilados en el acto; sin embargo, esta medida no logró menguar la práctica del abigeato en la región.
  24. 24.  Alguien cercano a Monción, según refiere Rufino Martínez, le sugirió un procedimiento extremadamente atroz: castrar a los haitianos apresados y luego liberarlos. Y, al divulgarse el proceder de Monción a lo largo de la frontera norte, cesó la práctica del abigeato.  En la época de la Segunda República aparecen los bandos políticos, tales como: el bando rojo y el bando azul.
  25. 25.  Estos bandos surgen con la pugna ocurrida durante la Primera República entre el liberalismo y el santanismo.  El bando rojo se llamaba Partido “Baecista” y de “la Regeneración”; y el bando azul recibiría el nombre de Partido Nacional y Liberal y los principales seguidores del bando rojo eran el campesinado y gente humilde de los pueblos, deseosos de oportunidades militares, mientras que los seguidores del bando azul eran intelectuales y gente joven con aspiración de progreso.
  26. 26.  1.- José María Cabral. Del 4 de agosto al 15 de noviembre de 1865. (tres meses en el gobierno) 2.- Pedro Guillermo. Desde el 8 de noviembre al 15 de diciembre 1865. (duró 23 días en el gobierno  3.- Buenaventura Báez. 8 de diciembre de 1865 hasta el 29 mayo de 1866.
  27. 27.  4.- Primero de mayo al 22 de agosto de 1866. Triunvirato: Gregorio Luperón, Pedro Antonio Pimentel y Pedro (Federico) de Jesús García.  5.- José María Cabral. Desde el 22 de agosto de 1866 hasta el 31 de enero de 1868.  6.- Manuel Cáceres. Desde el 31 de enero hasta el 13 de febrero de 1868 (14 días en el gobierno)
  28. 28.  7.- 13 de febrero al 2 de mayo de 1868. Junta de generales Encargados del poder Ejecutivo. José Hungría, Francisco Antonio Gómez y José Ramón Luciano.  8.- Buenaventura Báez. Desde el 2 de mayo de 1868 hasta el 2 de enero de 1874.  9.- Ignacio María González. Desde el 25 de noviembre de 1873 (1872) hasta el 21 de enero de 1874.
  29. 29.  10.- Del 22 enero al 5 de Febrero del 1874. Generales encargados del poder supremo de la nación. Ignacio María González y Manuel Altagracia Cáceres.  11.- Ignacio María González. Desde el 5 de febrero de 1874 hasta el 23 de febrero de 1876.  12.- 23 de febrero al 5 de octubre de 1876. Consejo de Secretarios de Estado, presidido por Pedro Garrido. Ministro de Interior y Policía.
  30. 30.  13.- Ulises Francisco Espaillat. Desde el 29 de abril al 5 de octubre de 1876.  14.- 5 de octubre al 11 de noviembre de 1876. Junta Gubernativa. Preside Pedro T. Garrido.  15.- Ignacio María González. Desde el 11 de noviembre hasta el 9 de diciembre de 1876. (duró 28 días en el gobierno)
  31. 31.  16.- Marcos Antonio Cabral. Del 10 al 26 de diciembre de 1876. (Duró 16 días en el gobierno)  17.- Buenaventura Báez. Desde el 27 de diciembre de 1876 hasta 2 de marzo de 1878.  18.- Ignacio María González. Primero de marzo al 3 de mayo de 1878.
  32. 32.  19.- Cesáreo Guillermo. Del 5 de marzo al 6 de julio de 1878.  20.- Ignacio María González. Desde el 6 de julio al 2 de septiembre de 1878.  21.- Jacinto de Castro. Del 7 al 29 de septiembre de 1878. Duró 22 días en el gobierno)
  33. 33.  22.- 2 al 6 de septiembre de 1878. Jefes supremos de operaciones del Movimiento Unánime Popular. Ulises Heureaux y Cesáreo Guillermo.  23.- 30 de septiembre de 1878 al 27 de febrero de 1879. Consejo de secretarios de Estado. Preside Cesáreo Guillermo, Ministro de Interior y Policía.
  34. 34.  24.- Cesáreo Guillermo 27 Febrero del 1879 al 6 de diciembre de 1879.  25.- Gregorio Luperón. Del 7 de octubre de 1879 al 1ro de septiembre de 1880.
  35. 35.  Escudo de 1866.  Escudo de 1867
  36. 36.  Escudo de 1870.  Escudo de 1875.
  37. 37.  Cabral (fue proclamado protector de la Rep.) da golpe a Pimentel en agosto de 1865.  El gobierno de Pimentel se ejercía desde Santiago.  Rebelión de Pedro Guillermo en Octubre de 1865, en el Seybo, por el establecimiento de Báez en el gobierno.  Renuncia de Luperón como gobernador de Santiago, emitiendo el comunicado “PROTESTA” en el que acusa a Cabral de traidor, hipócrita e instrumento de Buenaventura Báez.
  38. 38.  Báez es proclamado presidente el 14 de noviembre de 1865 y juramentado el 8 de diciembre, por la Convención Nacional, presidida por Meriño, que haría la revisión Constitucional.  Movimiento contra el Triunvirato del Cibao en agosto de 1866, llevo a la disolución del mismo. Levantamiento de Benito Monción y Juan de Jesús Salcedo, el mismo día que gana las elecciones Cabral, propugna el retorno al poder de Báez. A este le siguieron los levantamientos de Azua, San Critobal, Baní y San José de Ocoa.
  39. 39.  1ra gestión de endeudamiento por Cabral, a lo que le siguió una solicitud de venta o arrendamiento de la bahía de Samaná.  Llega Báez por cuarta vez al poder, abarrota las carceles de presos. Se realiza el levantamiento de Eusebio Manzueta en Yamasá.  Acción revolucionario de Timoteo Ogando y Marcos Adón desde Haití contra Báez.  La firma de convenio entre Luperon, Cabral y luego con Pimentel en 1869, con la ayuda de Betances y Nissage.
  40. 40.  Movimiento de oposición de Luperón contra las negociaciones de Báez con los Estados Unidos para la venta de la península de Samaná.
  41. 41.  ¡Profundos e inescrutables secretos de la providencia...! Mientras vagabais por playas extranjeras, extraño a los grandes acontecimientos verificados en vuestra patria, cuando parecía que estabais más alejado del solio y que el poder supremo sería confiado a la diestra victoriosa de alguno de los adalides de la independencia..., tienen lugar en este país sucesos extraordinarios... Vuestra estrella se levanta sobre los horizontes de la República y se os llama a ocupar la silla de la primera magistratura. Tan inesperado acontecimiento tiene aún atónitos a muchos que lo contemplan... »
  42. 42.  « Empero yo, que sólo debo hablaros el lenguaje franco de la verdad; que he sido como vos aleccionado en la escuela del infortunio, en la que se estudian con provecho las raras vicisitudes de la vida, nos prescindiré de deciros, que no os alucinéis por ello; que en pueblos como el nuestro, valiéndome de la expresión de un ilustre orador americano, “Tan fácil es pasar del destierro al solio, como del solio a la barra del senado” »
  43. 43.  « Gobernar un país, vos lo sabéis, ciudadano Presidente, es servir sus intereses con rectitud y fidelidad; hacer que la Ley impere a la propiedad, afianzando el amor al trabajo con todas las garantías posibles; favorecer la difusión de las ciencias para que el pueblo se ilustre, y conociendo sus deberes y derechos, no dé cabida a las perniciosas influencias de los enemigos del orden y de la prosperidad; cimentar sobre bases sólidas la paz interior y exterior para facilitar el ensanche del comercio, de la industria y de todos los elementos de público bienestar; esforzarse, en fin, en que la moralidad eche hondas raíces en el corazón de los ciudadanos, para que de este modo el progreso sea una verdad, y se ame la paz y se respeten las leyes y las autoridades, y la libertad se mantenga en el orden…»
  44. 44.  «La moralidad es la base inalterable del bien público y sin ella la prosperidad de la nación es una quimera ... Escoged siempre a los ciudadanos de conocida honradez, a quienes solamente se deben encomendar los destinos públicos, poseyendo aptitudes para desempeñarlos. Escogedles de cualquier partido político que sean, que entre hombres de bien, un gobierno ilustrado no debe hacer diferencia »
  45. 45.  « Tiempos hemos tenido en que el vicio y el crimen, apoyados en los brazos de la tiranía, invadieron los puestos públicos e hicieron de los bienes de la nación su patrimonio. Del reinado de la inmoralidad vino la venta de la patria »  « están siempre dispuestos a prestar sus servicios a los gobiernos progresistas y liberales, a los gobiernos verdaderamente nacionales. Ellos sólo les niegan su apoyo cuando les ven posponer los intereses
  46. 46.  públicos a los privados, cuando comprenden que el despotismo ha ahuyentado la justicia del solio del poder, cuando, en fin, en vez del mandatario elegido para labrar la felicidad del pueblo, se descubre en la silla presidencial al tirano sanguinario, al inepto y perjudicial gobernante, o al especulador audaz que amontona colosal fortuna, usurpando las riquezas que el pueblo le confiara para que le diese paz, libertad y progreso » tomado de http://www.almomento.net/news/135/ARTICLE/87393/2011-05-
  47. 47.  En 1865, Cabral promulga la Constitución de Febrero de 1854 y los códigos franceses reformados por ley en 1855.  Báez por su parte promulga en este mismo año la constitución de diciembre de 1854, caracterizada por ser absolutista y conservadora. Expulsó a Meriño del país y ordenó la prisión de Luperón, Monción, entre otros.
  48. 48.  Levantamiento contra Báez, se justifica en el Manifiesto del 8 de diciembre de 1865, en el que se declara a Luperón “Jefe de la Revolución”, señala entre otras ideas las acciones que no hacen a Báez idóneo:  “1ro, en 1844, Báez traicionó a los dominicanos llamando al caudillo haitiano Riviere Hérard que amenazaba anonadar la naciente República. 2do en 1852 quiso anexar el país a Francia como más tarde hizo Santana con España.
  49. 49.  3ro. En 1856 fomentó la matrícula de Segovia.  4to. Durante su gobierno ha desfalcado los bienes de la nación, depositando mas de $500,000 en bancos extranjeros extraídos a la fortuna pública.  5to.- Abusó de la prensa y aumentó su inmoral fortuna. 6to. Por el mismo tiempo mantuvo la primera guerra civil del país.
  50. 50.  7mo. Hará como dos años se decoró con la faja de Mariscal de Campo español, a tiempo que sus conciudadanos vivían en la mas espantosa miseria, hambre, desnudez, … por esas razones al volver Báez como primer mandatario de nuestro país la guerra es la consecuencia inmediata, todos los patriotas quedan comprometidos y amenazados. Así que nosotros protestamos una vez más solemnemente contra la autoridad de Báez y
  51. 51.  Todo lo que de ella emane y sin ninguna mira personal designamos a Gregorio Luperón , con amplias facultades para dictar las medidas que crea conveniente para la salvación de la patria, hasta tanto que un Congreso Nacional designe el jefe que debe regir los destinos de nuestro país. Tomado de Historia del Pueblo Dominicano, autor: Franklin Franco.
  52. 52.  Franco, Franklin. Historia del Pueblo Dominicano.  Herrera Rodríguez, Rafael Darío “La era de los caudillos en la República Dominicana. La génesis del caudillismo.” Conferencia pronunciada en el salón de actos de la Academia Dominicana de la Historia la noche del jueves 11 de marzo de 2005.

×