Música y Transgresión                        Vicente Umpiérrez SánchezMúsica y Transgresión                               ...
Música y Transgresión                                            1Son muchos los músicos que, llenos de orgullo, gritan a ...
En la ilustración 1 vemos una escritura musical que abarca dos compases; el compás serepresenta mediante la Línea Divisori...
Yo puedo seguir de largo cuando el semáforo se ponga en rojo ( me salto la norma); perosi acto seguido mi coche se empotra...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

MUSICA Y TRANSGRESION

1,556 views

Published on

Refl

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,556
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
212
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

MUSICA Y TRANSGRESION

  1. 1. Música y Transgresión Vicente Umpiérrez SánchezMúsica y Transgresión www.memvus.com
  2. 2. Música y Transgresión 1Son muchos los músicos que, llenos de orgullo, gritan a los cuatro vientos que ellos sonunos transgresores de la normas que han aprendido en el transcurso de su formaciónmusical. Mucho peor, son multitud los profesores, que imparten las distintas materias de laComposición Musical, que animan a sus alumnos, una vez acabados sus estudios, a quese salten las normas aprendidas y se conviertan así en músicos libres. Estodesgraciadamente viene de viejo; en su Tratado de Armonía , publicado hace un siglo,dice Heinrich Schenker lo siguiente: Mi profesor, que llegó a ser un famoso sinfonista, solía decir: “Señores, esta es la regla; naturalmente, yo no escribo así la música.” ¡Qué prodigiosa maraña de contradicciones! se cree en unas reglas de las que más bien había que reirse; y por otra parte se burlan de ellas en vez de encontrar risible su propia creencia! Y faltando a las reglas todo sentido lógico, con lo que debieran considerarse como no existentes; y no pudiéndose hablar por esta razón de una relación y menos aún de una oposición de esas supuestas reglas con el arte, ¡qué chusco resulta ver a unos y a otros en actitud de héroes que pretendidamente pasan por encima de tales reglas! ¿Hay un heroísmo más cómico, más sin objeto? ¿Si supieran que todo lo que escriben, aún lo más atrevido, está profundamente apegado a reglas, aunque sea a otras diferentes?La Educación Musical reinante, sea esta recibida en los Conservatorios o fuera de ellos,no distingue entre norma y ley. Una norma, que existe hace ya unos cuantos siglos, es,por ejemplo, la de escribir música en relación al Compás. Esa norma se la saltaron en undeterminado momento del siglo XX los músicos más de vanguardia, derrocando a lo queellos llamaban la dictadura de la línea divisoria; la mayoría de estos músicos, en el másabsoluto de los silencios, han vuelto a someterse a la referida dictadura. ¿Cuál es la razónque ha llevado a estos vanguardistas a abandonar el uso del compás para más tardevolver al empleo del mismo? Sencilla es la respuesta : en la petrificada Educación Musicaldominante no hay un concepto claro y profundo de lo que es el Compás y para que sirve,y, además, no se distingue entre División Concreta o Natural ( la de la propia obramusical ) y la División Abstracta o Artificial ( el compás ). Ilustremos la cosa. 1 . . . . . . . . . . . . . . . . 2 2 3 2 2 2 3 7 9 1Música y Transgresión www.memvus.com
  3. 3. En la ilustración 1 vemos una escritura musical que abarca dos compases; el compás serepresenta mediante la Línea Divisoria. Suponemos que esta escritura es para serejecutadas por dos congas ( grave/aguda ). Desde el punto de vista de la Duración no hayRitmo sino Pulso, dado que lo que esta escritura representa es una sucesión de sonidosde igual duración; pero desde el punto de vista de la Altura si hay Ritmo, ya que lossonidos no se mantienen siempre en una misma altura. Este movimiento en cuanto a laAltura, hace que el total de los 16 ataques se ordenen en 7 ( 2+2+3) y 9 (2+2+2+3), aeste ordenamiento (división) le llamamos División Concreta o Natural. A las divisiones delos compases le llamamos División Abstracta o Artificial. La división en compases no sesiente, pero aparece escrita, representada. La división en grupos de sonidos se sientepero no aparece escrita, representada.Observamos que la división natural de esta música es irregular, mientras que la divisiónartificial ( el compás ) es regular. Dice Hegel que el compás tiene la función de introducirregularidad allá donde no la hay. 2También es recurrente en los músicos de vanguardia el uso de diversos metros en laescritura musical, pensando que esa diversidad de metro va a producir unos ritmos quede ningún modo se producirían si se permaneciera en el mismo metro; reflejan así lacreencia, universalmente extendida, de que el metro del compás determina el ritmo. Elcompás es una división ideal, intelectiva, del tiempo y, por lo tanto, en nada puede afectaral Ritmo, a la Forma, de la música. Ilustremos la cosa. ! _ . . a 2 ` . . ` . . . . . . . . . . . . 2 2 3 2 2 2 3 7 9¿Qué diferencia hay entre las ilustraciones 1 y 2? En, y solamente, en la escritura; unavez que lo escrito se ejecuta no hay diferencia alguna. Así que, en la inventiva musical, nollega más lejos aquel que inconscientemente se dedica a jugar con cambios de metro,sino aquel, que manteniéndose en un mismo metro es capaz de, si es un músicopensante, crear los más insospechados ritmos. 3Una norma es la de escribir música haciendo uso del compás. Una norma es la deescribir música permaneciendo en un mismo metro; como sucedía en el, así llamado,Período de la Práctica Común. Una ley es, que cuando en una sucesión de sonidos laDuración permanece igual, es la variación en la Altura quien crea Ritmo (Forma). Lanorma me la puedo saltar pero la ley no. 2Música y Transgresión www.memvus.com
  4. 4. Yo puedo seguir de largo cuando el semáforo se ponga en rojo ( me salto la norma); perosi acto seguido mi coche se empotra contra un camión, las leyes de la física semanifestaran con toda su crudeza, demostrándome que me puedo saltar las normasperos las leyes no.Estos vanguardistas, más que transgresores son unos atrevidos ignorantes, que se hanalimentado, como la gran mayoría de los músicos profesionales, del petrificado, obsoletoy, en gran medida, falso saber musical que reina en los Conservatorios y en las llamadasAcademias de Música Moderna o de Jazz. No son en absoluto músico libres, porquedesconocen las leyes del sonido musical que rigen en sus composiciones, porque notienen un verdadero control sobre los dos pilares fundamentales de la composiciónmusical: la Forma (organización de la Duración de los sonidos individuales y la de losgrupos de sonidos) y la Organización Tonal (organización de la Altura por medio de laArmonía y del Contrapunto).No son músicos libres, son músicos alienados, porque notienen control sobre lo que producen, sino que lo que producen los controla a ellos. copyright © 2011 Vicente Umpiérrez Sánchez 3Música y Transgresión www.memvus.com

×