RESUMEN
En años recientes los trastornos de la conducta ali-
mentaria han incrementado su prevalencia en México.
Se ha sug...
alimentación; manifestándose comportamientos poco
esperados y poco comunes respecto a la alimentación.
La anorexia y la bu...
foros, entre otros; permiten el intercambio, el debate, el
reforzamiento e incluso el acompañamiento para la
comprensión d...
En este sentido, las redes sociales en internet, pue-
den realizar fuerte presión a través de la mofa, la
censura, la disc...
2. Gutiérrez JP, Rivera-Dommarco J, Shamah-Levy T, Villalpando-
Hernández S, Franco A, Cuevas-Nasu L, Romero-Martínez M,
H...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

¿Influyen Internet, las redes sociales electrónicas y otras herramientas educativas en el desarrollo de anorexia y bulimia nervosas?

367 views

Published on

Artículo ¿Influyen Internet, las redes sociales electrónicas y otras herramientas educativas en el desarrollo de anorexia y bulimia nervosas? publicado en la Revista Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria 2013; 33(1)

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
367
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¿Influyen Internet, las redes sociales electrónicas y otras herramientas educativas en el desarrollo de anorexia y bulimia nervosas?

  1. 1. RESUMEN En años recientes los trastornos de la conducta ali- mentaria han incrementado su prevalencia en México. Se ha sugerido la influencia del internet y las redes so- ciales que promueven conductas restrictivas; como uno de los responsables de este incremento. En la ac- tualidad, el internet juega un papel fundamental en el proceso enseñanza-aprendizaje y es una muy impor- tante herramienta de educación informal; sin embargo no se ha entablado una relación significativa entre el uso del internet y el desarrollo de estas enfermedades. Por otra parte uno de los modelos más aceptado sobre factores predisponentes y precipitantes de estos tras- tornos, deja muy al margen la posibilidad de que el constante contacto con estas herramientas tecnológi- cas propicie el desarrollo de anorexia, bulimia y otros trastornos no específicos; si no se cuenta con la pre- sencia de otros factores de mayor peso. PALABRAS CLAVE Anorexia nervosa, bulimia nervosa, trastornos de ali- mentación, aprendizaje. ABSTRACT In recent years eating disorders have increased their presence in Mexico. It has been suggested that inter- net and social network which promote restrictive beha- vior influence and may be responsible for this incre- ment. Nowadays, internet plays a fundamental roll in the teaching-learning process and a very important tool in informal education, however, the use of internet and social network haven’t been significantly related to the development of those eating disorders. On the other hand, one of the most accepted models about in- fluential factors of the mentioned disorders leaves out the possibility that constant contact with these techno- logy tools favors the development of anorexia and bu- limia and other unspecified problems if we do not have the presence of other important factors. KEW WORDS Anorexia nervosa, bulimia nervosa, eatin disorders, learning. ABREVIATURAS TCA: Trastornos de conducta alimentaria. INTRODUCCIÓN Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), son alteraciones que se caracterizan por salir de la nor- malidad estadística con respecto a la manera de rela- cionarse o conducirse con la comida y el proceso de 38 Nutr. clín. diet. hosp. 2013; 33(1):38-42 Artículo Original ¿Influyen el Internet, las redes sociales electrónicas y otras herramientas educativas en el desarrollo de anorexia y bulimia nervosas? Do internet, social network and other educational tools influence in the development of nervous anorexia and bulimia? Sámano Orozco, L. F. Universidad de Morelia SC. Correspondencia: Luis Fernando Sámano Orozco Av. Tata Vasco esq. Fray Antonio de Lisboa. CP. 58230 Morelia Michoacán México. Tel. (443)3177771 luisfernandosamano@hotmail.com
  2. 2. alimentación; manifestándose comportamientos poco esperados y poco comunes respecto a la alimentación. La anorexia y la bulimia nervosas, son los TCA más frecuentes; cuya incidencia, ha reportado importantes incrementos en los años recientes. Aunque en México, los datos no son del todo concluyentes, ni se cuenta con un registro confiable a nivel nacional; se estima que al menos entre el 0.9 y 2.8% de la población del Distrito Federal padece algún tipo de TCA(1). Mientras que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 señala que el 1.3% de los adolescentes mexicanos se encuentran en riesgo de desarrollar algún TCA(2). La etiología de estos padecimientos, resulta multifac- torial; podemos mencionar que entre los factores pre- disponentes y precipitantes de mayor importancia se encuentran: experiencias de abuso sexual, físico o psi- cológico, algunos rasgos de personalidad obsesivo- compulsiva, la baja autoestima, la presión personal y del medio respecto a estereotipos; por mencionar algu- nos(3). Actualmente, en la pedagogía se promueve el apren- dizaje centrado en el alumno; valiéndose de manera importante de la utilización de grupos y pares del edu- cando. El uso del internet, las redes sociales y los blogs, son actualmente parte medular de los actuales esque- mas pedagógicos. En años recientes, la posible influencia de los medios de comunicación en especial el internet; en el desarro- llo de anorexia y bulimia nervosas, ha cobrado un cre- ciente interés; y la posibilidad de una respuesta contun- dente pareciera aún estar lejos de nuestra vista(4). ANTECEDENTES DEL MOVIMIENTO PRO ANA Y MIA Desde hace aproximadamente quince o veinte años, inició todo un movimiento a través de la RED, denomi- nado “Pro Ana y Mia”; el cual tiene como finalidad agru- par por una parte a personas con diagnósticos o con- ductas de Anorexia Nervosa a quienes se les conoce como “Ana”, quienes suelen identificarse entre sí con el color rojo; y por otra parte a personas con diagnósticos o conductas de Bulimia Nervosa que son conocidas dentro de este ambiente como “Mia” y suelen identifi- carse con el color morado. Las páginas y foros Pro Ana y Mia, habían estado existiendo y proliferando en numerosos países, princi- palmente en Europa Occidental y Estados Unidos; sin embargo el conocimiento que se tenía sobre estos es- pacios y este movimiento era escaso y su acceso no re- sultaba del todo común o familiar para los usuarios co- rrientes del internet; por el contrario, las rutas de acceso estaba más bien reservadas para conocedores y participantes de dicho movimiento. Fue a mediados de la década de los 2000, que de manera contundentemente, sale a la luz pública la exis- tencia de este movimiento en la RED y a partir de en- tonces han proliferado de manera exponencial; actual- mente una búsqueda de la frase “Pro Ana y Mia” arroja más de 150 mil resultados tan solo en un buscador y únicamente en español; por lo que el acceso simple y cotidiano al movimiento “Pro Ana y Mia” dentro de la RED esta al alcance de cualquier usuario(3,5,6). EL USO DE INTERNET EN MÉXICO En México el uso del internet ha ido en constante in- cremento; se estima que actualmente existen alrededor de 31 millones de personas con acceso a internet repre- sentando un 30% de la población; en comparación con otros países, México es aún un país con poco acceso a internet al contrastarnos con países como Brasil con un 40%, España con un 60% y Reino Unido con 85% de su población con acceso a internet. Del total de usuarios que se tienen en México, se es- tima que el 37% son niños y adolescentes; y el 60% de los usuarios son personas en edad de cursar algún grado escolar entre primaria y licenciatura. Estadísticas señalan que hasta un 60% de los usua- rios de internet, utiliza redes sociales y más de la mitad de ellos lo hacen a diario; lo anterior cobra relevancia dado que se ha llegado sugerir la posibilidad de que la exposición a información disponible en internet a través de páginas y blogs que ponderan y promueven la ad- quisición de conductas de riesgo; terminan por propi- ciar el desarrollo de anorexia y/o bulimia nervosa(7). EL ANÁLISIS Resulta aventurado, hablar de la influencia del inter- net o cualquier otro medio de comunicación, sin hacer un análisis que nos lleve a poner en claro, algunos pun- tos de partida. Bajo el supuesto de que el internet es un medio de comunicación y como tal aporta información; y que la enorme versatilidad del internet a través de sitios, blogs, 39 NUTRICIÓN CLÍNICA Y DIETÉTICA HOSPITALARIA Nutr. clín. diet. hosp. 2013; 33(1):38-42
  3. 3. foros, entre otros; permiten el intercambio, el debate, el reforzamiento e incluso el acompañamiento para la comprensión de cuanta información se ofrece; podría- mos decir que el internet como medio de comunicación propicia el aprendizaje significativo, el aprendizaje ob- servacional, predispone al aprendizaje por descubri- miento y para ello involuntariamente se vale de teorías cognitivas como el constructivismo, el aprendizaje signi- ficativo y el aprendizaje colaborativo. De manera que siendo simplistas, esta reflexión bá- sica nos lleva a la conclusión de que el internet es un importante proveedor de educación informal(8). Visto desde esta perspectiva; se puede llegar a supo- ner que los blogs, foros, y páginas “Pro Ana y Mia” pue- den resultar una biblioteca informal de fácil acceso y comprensión, disponible para los grupos de riesgo al desarrollo de TCAs; pues la línea que los separa como medios de comunicación y educadores en trastornos de la alimenta- ción pudiera ser muy delgada. Sin embargo la información que se ofrece en estos espa- cios cibernéticos, carece por completo de soporte científico; pues son en su mayoría experiencias, propuestas, insinuaciones y aseveraciones basadas en el empirismo, la suposición y la deducción carente de es- tructura metodológica; reforzados además por un patrón de pensamiento y comporta- miento obsesivo-compulsivo propio del trastorno de conducta alimentaria que pa- decen quienes alimentan estos foros(5,9). Sin embargo, hay dos aspectos que aún no hemos analizado; el primero es de ca- rácter social-educativo; y radica en el he- cho de que la ignorancia se corrige con educación; y abusando del hecho que la definición de ignorancia, abarca no sola- mente la ausencia de conocimiento sino también la posesión de un conocimiento erróneo; sería lógico suponer que se puede de igual modo utilizar el internet para di- fundir información científicamente validada respecto al tema de anorexia y bulimia ner- viosa. El segundo aspecto resulta de carácter psicológico-conductual; pues antes de atri- buir una gran responsabilidad al internet en el incremento de los casos de anorexia y bulimia nerviosa; sería importante revisar a detalle los factores que se encuentran realmente relacionados con el desarrollo de estas enfermedades. El modelo más aceptado sobre factores que propician el desarrollo de TCA´s; señala los factores predisponen- tes y factores precipitantes más importantes; los cuales se ilustran en la figura 1; (adaptada de MARÍN 2002)(3). De los factores predisponentes y precipitantes que al parecer resultan más importantes para el desarrollo de TCAs; solamente existen tres, que se pueden obtener o potencializar de manera importante mediante el uso de redes sociales, blogs, sitios y demás espacios dentro del internet: • La presión del medio sobre el aspecto corporal en especial sobre la mujer. 40 Nutr. clín. diet. hosp. 2013; 33(1):38-42 ¿INFLUYEN EL INTERNET, LAS REDES SOCIALES ELECTRÓNICAS Y OTRAS HERRAMIENTAS EDUCATIVAS EN EL DESARROLLO DE ANOREXIA Y BULIMIA NERVOSAS? Figura 1. Factores predisponentes y precipitantes para el desarrollo de trastornos de conducta alimentaria.
  4. 4. En este sentido, las redes sociales en internet, pue- den realizar fuerte presión a través de la mofa, la censura, la discriminación o la no aceptación de per- sonas con determinados perfiles físicos específica- mente relacionados al sobre peso o la obesidad(3,10). • La dieta. Aunque ciertamente no se puede obtener de ma- nera explicita, a través de internet podemos recibir patrones de comportamiento, conductas a seguir y recomendaciones poco saludables a cerca de la dieta y las conductas de alimentación(10,11). • Dinámica familiar y social de aspectos negativos sobre la figura corporal. Este punto resulta muy similar al mencionado en primer lugar; puesto que las redes sociales tienen entre sus fines, agrupar personas por similitudes; de manera que pueden convertirse en espacios propicios para el ataque, agresión y descalificación sobre la figura corporal de alguno de sus integran- tes; lo cual pudiera suponerse que llevaría al usua- rio de dicha red social a realizar las modificaciones en su cuerpo que le permitan la aceptación del grupo social que lo trata de relegar(11,12). Analizado bajo esta perspectiva; la influencia del in- ternet en el desarrollo de Anorexia y/o Bulimia nervo- sas, pareciera no jugar un papel tan determinante como se ha llegado a sugerir; No por ello, debemos su- bestimar el posible alcance que puede llegar a tener, principalmente como coadyuvante de factores precipi- tantes mas que como un factor predisponente. Sin embargo, resulta importante distinguir que se ca- rece aún de suficiente información científicamente vali- dada, que nos permita dejar en claro una mayor rela- ción entre la información “pro anorexia y bulimia nervosa” que se obtiene en páginas web, blogs, y foros con el desarrollo de las mismas; uno de los pocos estu- dios formales encontrado para esta revisión, arroja como resultado la falta de correlación estadística entre la publicidad que promueve una figura esbelta y el de- sarrollo de TCA; pero falta ahondar sobre la influencia del internet en el cambio de la dieta o la influencia de las redes sociales en el cambio permanente de patro- nes de comportamiento respecto a la alimentación(5). De igual manera se han encontrado otros factores predisponentes que no se contemplan en el modelo aquí señalado; en donde se señala la falta de “afecto” durante la infancia como un potente factor predis- ponente(3,12). CONCLUSIÓN Con la información actualmente disponible sobre el tema abordado y la falta de claridad aun existente res- pecto a algunas posibles influencias; es importante educar de manera adecuada a la población vulnerable, con información que le permita consolidar patrones de comportamiento alimentario saludables. Se tiene la experiencia de algunos países en donde se ha tratado de contrarrestar la proliferación de sitios “Por Ana y Mia” mediante la descalificación de los mis- mos en internet, la censura y retiro del hosting de algu- nos de ellos y el bombardeo recurrente de mensajes en contra de los mismos. Sin embargo no han mostrado los resultados esperados por la cual se sugiere utilizar la información adecuada y la educación como herra- mientas de prevención. Queda de manifiesto, el importante papel de los pa- dres y los docentes, ya que los niños y adolescentes son los más vulnerables a la información de riesgo que se puede obtener de la RED, de manera que es impor- tante mantener con ellos acompañamiento cercano para obtener información que promueva la adquisición de aprendizajes que favorezcan la salud y el bienestar. Vale la pena señalar también la importancia de que padres y docentes acompañen y ayuden a los niños y adolescentes a resistir la presión social sobre los están- dares no realistas de la apariencia física y que a la par, promuevan información adecuada sobre alimentación, estilos de vida saludable incluyendo la salud emocional, además de ayudarlos a conceptualizar una imagen cor- poral real y promover el fortalecimiento del autoestima y las relaciones interpersonales constructivas. AGRADECIMIENTOS Dra. Marcela Elvira Viveros Sandoval. Directora de Licenciatura en Nutrición Universidad Vasco de Quiroga AC. Por las facilidades brindadas para la elaboración del presente trabajo. BIBLIOGRAFÍA 1. Mancilla-Díaz, JM., Lameiras-Fernández, M., Vázquez-Arévalo, R., Álverez-Rayón, G., Franco-Paredes, K., López Aguilar, X., “et al.” (2010). Influencias Socioculturales y Conductas Alimentarias no Saludables en Hombres y Mujeres de España y México. Revista Mexicana de Trastornos Alimentarios, 1(1), 36-47. Recuperado el 1 de marzo de 2011 de: http://journals.iztacala.unam.mx/index.php/amta/article/ viewFile/5/14 41 NUTRICIÓN CLÍNICA Y DIETÉTICA HOSPITALARIA Nutr. clín. diet. hosp. 2013; 33(1):38-42
  5. 5. 2. Gutiérrez JP, Rivera-Dommarco J, Shamah-Levy T, Villalpando- Hernández S, Franco A, Cuevas-Nasu L, Romero-Martínez M, Hernandez-Avila M. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. Resultados Nacionales. Cuernavaca, México: Instituto Nacional de Salud Pública (MX), 2012. 3. Marín V. Trastornos de la conducta alimentaria en escolares y adolescentes.Rev.chil.nutr [serie en internet] 2002 [consultado 2012,2,2];29(2): Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php ?script=sci_arttext&pid=S0717-75182002000200002&lng =es&nrm=iso. ISSN 0717-7518. doi: 10.4067/S0717-75182002 000200002 4. Artículo científico [Sitio de internet]. Lima: Albarracín MC [Actualizado 2010 oct 31;consultado 2011 19 oct] Disponible en: http://influenciadelinternet1.blogspot.com/ 5. Carrillo MV. La Influencia de la Publicidad, entre otros Factores Sociales, en los Trastornos de la Conducta Alimentaria: Anorexia y Bulimia Nerviosa (memoria). Madrid (ES):Universidad Complu- tense de Madrid. 2004. Disponible en: http://www.ucp.es/BUCM/tesis/inf/ucm-t25151.pdf 6. Campos Rodriguez, JM. (2007). Anorexia Bulimia e Internet. Aproximación al Fenómeno Pro Ana y Mia desde la Teoría Subcultural. Frenia-Revista de Historia de la Psiquiatría, 7, 127- 144. Recuperado el 15 de marzo de 2012 de: http://www.frenia- historiapsiquiatria.com/pdf/fasciculo%2011/JOSE_MIGU...pdf 7. Molina, M. (2011). Poder PDA. Recuperado el 18 de Octubre de 2011, de http://www.poderpda.com/investigacion-y-desarro llo/34-9-millones-de-internautas-en-mexico-amipci/ 8. Echeverria J. Educación y Nuevas Tecnologías: El Plan Europeo E-Learning.Revista de Educación [serie en internet] 2001[consul- tado 2012,1,16]; No. Extraordinario:.Disponible en: http://www.mecd.gob.es/dctm/revista-de-educacion/ articulosre2001/re20011510351.pdf?documentId=0901e72b812 5dd6b 9. Parra-Castrillón E. Anagramas: Las redes sociales de internet: también dentro de los hábitos de los estudiantes universitarios. [serie en internet] 2010 [consultado 2012,1,19];9 (17): Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3417235.pdf 10. Lugli-Rivero Z, Vivas E. Trastornos de Alimentación y Control Personal de la Conducta.Salud Pública Mex [serie en internet] 2001[consultado 2012,1,16];43 (1):.Disponible en: http://bvs.insp.mx/rsp/_files/File/2001/vol%2043%201/ 431_1_trastornosalimenta.pdf 11. Pérez Gil-Romo, SE., Vega-García, LA., Romero-Juárez, G., (2007). Prácticas Alimentarias de Mujeres Rurales: ¿una nueva percepción del cuerpo? Salud Pública de México, 47(1), 52-62. Recuperado el 09 de abril de 2012 de http://www.scielo.org.mx/ scielo.php?pid=S0036-36342007000100008&script=sci_arttext 12. Santos Alvarenga, M., Baeza Scagliusi, F., Lugli-Rivero, Z., Tucunduva Philppi, S. (2008). Changing attitudes, beliefs and fee- lings towards food in bulimic patients. Archivos Latinoamericanos de Nutrición, 58(3). Recuperado el 4 de abril de 2011 de: http://www.scielo.org.ve/pdf/alan/v58n3/art09.pdf 42 Nutr. clín. diet. hosp. 2013; 33(1):38-42 ¿INFLUYEN EL INTERNET, LAS REDES SOCIALES ELECTRÓNICAS Y OTRAS HERRAMIENTAS EDUCATIVAS EN EL DESARROLLO DE ANOREXIA Y BULIMIA NERVOSAS?

×