Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Serie sobre "El Fruto del Espíritu Santo"

Este estudio es un esfuerzo por brindarle a la iglesia hispana un material teológico y práctico sobre el Fruto del Espíritu Santo del que el Apóstol Pablo habla en su carta a los Gálatas capítulo 5.
Que lo disfruten y envíen sus comentarios.

  • Login to see the comments

Serie sobre "El Fruto del Espíritu Santo"

  1. 1. Un Ministerio al Servicio de Cristo, Su Iglesia y la Comunidad EL FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO Por el Pastor David N. Zamora Tampa, Florida, EUA Año 2013
  2. 2. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 2 EL FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO PROPÓSITOS DE ESTA SERIE DE ESTUDIO. Identificar las cualidades del fruto del Espíritu Santo, definiendo cada una de ellas según lo revelan las Escrituras. Entender cabalmente que las cualidades del fruto del Espíritu Santo No son elegibles ni opcionales, en el sentido de tomar unas y dejar otras. To- das y cada una de ellas deben ser parte de nuestra vida. TEXTO CENTRAL. “Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bon- dad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”. (Gála- tas 5:22, 23). PASAJES BÍBLICOS PARA ESTUDIAR. Gálatas 5:22, 23; Filipenses 1:9-11; Santiago 3:13-18; 1 Pedro 5:1-5; 1 Juan 4:7-11. INTRODUCCIÓN AL TEMA. La Biblia enseña que el creyente no sólo debe ser lleno del Espíritu San- to, sino que también debe andar o vivir en el Espíritu. Pablo le aconseja a los gálatas: “Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los de- seos de la naturaleza pecaminosa” (Gálatas 5:16 NVI; Cf. Romanos 8:4- 9, 12, 13). Y esto se hace realidad en la vida del creyente cuando se asume una actitud de autodisciplina o templanza y decide cooperar con el Espíritu Santo.
  3. 3. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 3 Es importante aclarar que no se debe confundir el fruto del Espíritu con los dones del Espíritu. En el Nuevo Testamento los dones se expresan de manera plural y se aplican muchas veces, a la vida del creyente, en co- rrespondencia con las inclinaciones naturales y con las necesidades del cuerpo de Cristo, que es la iglesia. PROFUNDIZANDO La palabra fruto viene del griego «» y se usa para describir el fru- to de los árboles, de los campos, de la tierra, aquello que es producido por la energía inherente de un organismo vivo (p.ej., Mateo 7:17; Santia- go 5:7,18). También es usado metafóricamente para señalar «obras o ac- tos», siendo el «fruto» la expresión visible del poder que obra interna e invisiblemente, siendo el carácter del fruto evidencia del carácter del po- der que lo produce (Mateo 7:16). Así como las expresiones visibles de las concupiscencias soterradas son las obras de la carne, de la misma mane- ra el poder invisible del Espíritu Santo en aquellos que son traídos a una unión vital con Cristo (Juan 15:2-8,16) produce «el fruto del Espíritu» (Gálatas 5:22); la forma singular es sugerente de que en ellos se repro- duce la unidad del carácter del Señor, esto es: «amor, gozo, paz, pacien- cia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio» (RVR77), todo ello en contraste con las confusas y frecuentemente inco- herentes «obras de la carne»[1] 1 Vine, W. E., Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo, (Nashvi- lle: Editorial Caribe) 2000, c1999.
  4. 4. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 4 El fruto del Espíritu no es algo que el hombre puede producir por meros esfuerzos personales, es el resultado directo de la acción del Espíritu Santo al santificar y motivar la vida cristiana. Esta serie sobre el Fruto del Espíritu se ocupa de analizar las nueve cua- lidades que caracterizan el fruto del Espíritu, según lo describe el apóstol Pablo en su carta a la iglesia de los Gálatas. Algunos comentaristas consideran que las tres primeras cualidades con- ciernen a nuestra actitud hacia Dios (amor, gozo y paz), el segundo grupo de tres tiene que ver con nuestras relaciones sociales (paciencia, benig- nidad y bondad), y el tercer grupo describe los principios que guían la conducta cristiana (fe, mansedumbre y templanza). I. — AMOR. (Filipenses 1:9-11; 1 Juan 4:7-11). Existen diferencias notables entre el amor que muestran muchas per- sonas que no tienen a Cristo y el amor que produce el Espíritu Santo en la vida del cristiano. Por lo general el amor humano fluye de las emociones y los sentimien- tos. Frecuentemente tiene su base en la atracción. Se ama a quienes resultan atractivos. También es fácil amar cuando el amor es retribuido, en este sentido, muchas veces el amor es condicional. Sin embargo, el amor como fruto del Espíritu es perdurable e incondi- cional porque fluye del compromiso con Cristo, quien nos amó sin que en nosotros hubiera algo atractivo, ni tuviéramos con retribuirle. Este amor se identifica por su extensión, porque capacita al cristiano para
  5. 5. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 5 que ame no sólo a su familia sino también, a quienes están en extrema necesidad. PROFUNDIZANDO La palabra amor, (Romanos 5.5) se traduce del término griego «» Denota una invencible benevolencia y una irreductible buena voluntad, que siempre busca el bien de la otra persona, no importa lo que ésta haga. Es el amor sacrificial que da libremente sin pedir nada a cambio y no se para a considerar el valor de su objeto «»es un amor que se ofrece conscientemente, mientras «» (Hebreos13:1) depende de circunstancias involuntarias; tiene que ver con voluntad más que con la emoción. «» describe el amor incondicional de Dios por el mundo. [2] Por consiguiente, el amor, más que sentimiento, como fruto del Espíri- tu, es el interés y la búsqueda del mayor bien de otra persona sin móvi- les de ganancia o ventaja personal. “Sobre todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto” (Colosenses 3:14 RVR1995; Cf. Efesios 5:2). La cualidad característica del verdadero creyente que más lo asemeja a Dios es el amor desinteresado y la bondad hacia otros, aun por aque- llos que no lo merecen. 2 Hayford, Jack W., General Editor, Biblia Plenitud, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1994.
  6. 6. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 6 El amor como fruto del Espíritu lo caracteriza: 1. Es un amor abundante, continuo y fiel, como el que se describe en 1 Corintios 13:4-7. 2. Es un amor sublime, santo y abnegado que procede del inmenso amor de Cristo que ha sido derramado en nuestro corazón. “... él nos ha llenado el corazón con su amor, por medio del Espíritu Santo que nos ha dado”. [3] (Romanos 5:5 BLS). 3. Es un amor humilde y generoso que no depende de un mero senti- miento ni mucho menos de gustos y preferencias. “El amor sea sin hipocresía” (Romanos 12:9 LBLA; Cf. 1 Timoteo 1:5; 1 Pedro 1:22). 4. Es un amor que abarca el corazón y la mente del creyente. Es per- ceptivo, inteligente y práctico. “Todas vuestras cosas sean hechas con amor” (1 Corintios 16:14). 5. Es un amor que discierne y se esfuerza por escoger lo mejor y lo que realmente agrada a Dios y a los demás seres humanos. “El que tiene amor no hace mal al prójimo; así que en el amor se cumple perfectamente la ley”. (Romanos 13:10 RVR1995; Gálatas 5:13). El amor como fruto del Espíritu es el único que puede hacernos “since- ros e irreprensibles para el día de Cristo”. Es el amor la base para el desarrollo de otros frutos de justicia “para gloria y alabanza de Dios” (Filipenses 1:10,11). 3 Sociedades Bíblicas Unidas, Biblia en Lenguaje Sencillo, (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas) c2000.
  7. 7. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 7 George O. Wood dice que… “Una de las cosas más importantes acerca del amor es dejar de buscar que alguien nos ame. Todos podríamos decir: “Yo sería una mejor persona si alguien me amara.” Posiblemente eso es verdad, pero no tenemos poder ni control de lo que otros hacen…El Señor nos dice: “No pierdas el tiempo buscando amor. Más bien, dedica tu tiempo a entregar amor. Busca maneras de expresar amor a través de palabras, acciones, y actitudes.”[4] II. — GOZO. (Nehemías 8:10; Hechos 20:24) Hay que distinguir entre el gozo que se experimenta como fruto del Espíritu y la alegría que produce los triunfos alcanzados, las diversio- nes, los momentos de celebración y las buenas relaciones humanas que se disfrutan en la vida. PROFUNDIZANDO La palabra gozo viene del griega «», es decir, la sensación de go- zo fundado en el amor, la gracia, las bendiciones, las promesas y la cercanía de Dios que tienen los que creen en Cristo. [5] Tanto en el AT como en el NT el gozo es la marca constante tanto del cristiano, individualmente, como de la iglesia en forma corporativa. Es una cualidad y no simplemente una emoción, basada en Dios mismo, y desde luego derivada de él (Salmos 16:11; Filipenses 4:4; Romanos 4 Wood, O George., “La Vida en el Espíritu” 2009. Gospel Publishing House. Sprinfield, Missouri. 5 Stamps, Donald C., Biblia de Estudio Pentecostal o de la Vida Plena. © 1993 por Editorial Vida. Deerfield, Florida. EUA
  8. 8. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 8 14:17; 15:13), que caracteriza la vida del cristiano en la tierra (1 Pedro 1:8), a la vez que anticipa escatológicamente el gozo de estar con Cris- to para siempre en el reino de los cielos (cf. Apocalipsis 19:7) [6] El profeta Habacuc hace una declaración de victoria y triunfo a pesar de que el fracaso de la cosecha y la muerte de los rebaños devastarían a Judá. El profeta afirmaba que aun en medio de la más intensa ham- bruna se regocijaría en el Señor. Las circunstancias no controlaban los sentimientos de Habacuc, sino la fe en la capacidad de Dios para darle fortaleza. Cuando nada tenga sentido para nosotros y cuando los pro- blemas parezcan ser más grandes de lo que podemos soportar, recor- demos que Dios nos fortalece. Aparte los ojos de sus dificultades y mi- re a Dios. [7] Aunque todo marcha mal en el mundo que rodea a Habacuc, el profeta salta de alegría por su comunión con Jehová. El profeta no servía a Dios por lo que Él daba, sino porque era Dios, estaba convencido de que sería su salvación y su fuente inagotable de fortaleza (Habacuc 3:17-19). El cristiano experimenta el gozo del Señor en medio de las pruebas, las presiones y el sufrimiento, convencidos de que a pesar de que las cir- cunstancias sean adversas, Dios está obrando en sus vidas. Según la experiencia de Nehemías y de todo el pueblo, el gozo del Se- ñor viene como resultado de una actitud de consagración y entrega a 6 Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2000, c1982. 7 Barton, Dr. Bruce B., Editore, Biblia del Diario Vivir, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1996.
  9. 9. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 9 Dios y a su plan para nuestra vida. Ese gozo inunda el corazón cuando uno está dispuesto a compartir todo lo que Dios le ha dado con los que no tienen nada. “Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dul- ce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Je- hová es vuestra fuerza.” (Nehemías 8:10). Promesas divinas sobre el gozo. 1. “Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre”. (Salmo 16:11). 2. “El que con lágrimas siembra, con regocijo cosecha”. (Salmo 126:5 NVI). 3. “Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido” (Juan 16:24). III. — PAZ. (Lucas 1:79). La Paz como fruto del Espíritu es más que una simple quietud o la au- sencia de problemas, conflictos o guerras en la vida. El amor, el gozo y la paz siempre van a ir juntos. Es imposible pensar en expresiones de amor y gozo provenientes de un corazón destrozado por la ansiedad y la congoja, carente y necesitado de paz. Pero tam- bién es importante recordar que cuando el amor y el gozo del Espíritu están presentes, naturalmente producirán una persona con paz. Esta paz no tiene que ver con las circunstancias temporales (Juan14:27; Romanos 8:28; Filipenses 4:6, 7, 9).
  10. 10. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 10 PROFUNDIZANDO La palabra paz, viene de la raíz griega «». Compare «» (conciliador) e «Irene». Un estado de reposo, quietud y calma; una au- sencia de lucha; tranquilidad. El término generalmente denota un bien- estar perfecto.  incluye relaciones armoniosas entre Dios y los se- res humanos, entre las personas, naciones y familias. Jesús, como el Príncipe de Paz, da paz a aquellos que le invocan en busca de salva- ción personal (Lucas 1:79). [8] La paz como fruto del Espíritu ofrece: 1. Un ambiente de tranquilidad interior y sosiego (descanso y quietud) en medio de vicisitudes y dificultades. “Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cui- dará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús” (Filipenses 4:7 DHH; Cf. Isaías 26:3). 2. Salud y bienestar espiritual, junto con la certidumbre de que se está en buena relación con Dios. Pablo está claro respecto a que la justifi- cación por la fe no es una doctrina estéril, sino que implica que el creyente entre a disfrutar, no sólo de la paz de Dios, sino a estar en paz con Dios. “Dios nos ha aceptado porque confiamos en él. Esto lo hizo posible nuestro Señor Jesucristo. Por eso ahora vivimos en paz 8 Hayford, Jack W., General Editor, Biblia Plenitud, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1994.
  11. 11. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 11 con Dios”. [9] (Énfasis añadido, Romanos 5:1; Cf. Efesios 2:14; Colo- senses 1:20). 3. Un antídoto contra los desbordes de ansiedad y angustia que el hombre experimenta, porque aprendemos a confiarle a Dios nuestras vidas y nuestras circunstancias en las manos del Señor. Cristo nos ofrece paz en medio de las tribulaciones de la vida. (Juan 14:27; 16:33). Él no nos abandona a nuestras luchas. Si recordamos que la victoria final ya se ha logrado, podemos apropiarnos de la paz de Cristo en los tiempos más difíciles. Pedro nos aconseja en su prime- ra epístola“... echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tie- ne cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7 LBLA). 4. Ayuda divina incondicional, porque nos enseña a confiar en que Dios suplirá todo lo que nos falte, conforme a sus riquezas en Cristo Jesús. “Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19 LBLA). 5. Las bases para fomentar la paz entre los hombres. Una persona de paz resuelve las hostilidades en su vida, especialmente en relación con quienes están en su contra. “Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos” (Romanos 12:18 NVI; Cf. 14:19; 1 Corintios 14:33; Efesios 4:3; Hebreos 12:14). IV. — PACIENCIA. (Gálatas 5:22). Con respecto a las circunstancias adversas o de prueba, la paciencia consiste en esperar persistentemente y mantener la fidelidad (Roma- 9 Sociedades Bíblicas Unidas, Biblia en Lenguaje Sencillo, (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas) c2000.
  12. 12. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 12 nos 5:3-5; 1 Corintios 13:7; Santiago 1:3; Apocalipsis 3:10). No es sim- ple resignación, sino firmeza varonil (1 Tesalonicenses 1:3; Hebreos 12:1-3). [10] PROFUNDIZANDO En una de sus acepciones la palabra paciencia viene del griego «» (Hebreos 10:36) que significa constancia, perseverancia, sobrellevar, firmeza, mantenerse, sufrimiento con paciencia. La palabra combina «debajo», y , «permanecer». Describe la capaci- dad de continuar en pie bajo circunstancias difíciles, no asumiendo una complacencia pasiva, sino con la entereza de quien resiste activamente ante los inconvenientes y el fracaso. [11] En la relación con las demás personas, es decir, en sus relaciones in- terpersonales, los cristianos deben poseer la firmeza de un carácter paciente, para no dejarse provocar ni reaccionar con ira. La violencia y la venganza no forman parte de una correcta conducta cristiana. “Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es ca- er en manos del Dios vivo!” (Hebreos 10:30, 31). PROFUNDIZANDO En otro aspecto, la palabra paciencia, viene del griego «» (Hebreos 6:12). De , «largo», y , «ge- nio», «disposición». La palabra indica suavidad, indulgencia, fortaleza, 10 Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998. 11 Hayford, Jack W., General Editor, Biblia Plenitud, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1994.
  13. 13. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 13 firmeza paciente, paciencia en el sufrimiento. En «» se incluye también la capacidad de sufrir la persecución y el maltrato. Describe a una persona que puede ejercer la venganza, pero que en lugar de hacerlo, se contiene. Esta cualidad es un fruto del Espíritu [10] . El Espíritu Santo nos ayuda a ser pacientes y de temperamento calma- do aun hacia personas que hacen todo lo posible por enojarnos, alte- rarnos o hacernos daño. No cabe dudas que sólo el poder del Espíritu nos da la fuerza suficiente para no reaccionar de manera agresiva o con resentimiento contra los que repetidamente nos ofenden y nos ata- can de diversas maneras. Este aspecto del fruto del Espíritu nos ayuda a caminar la segunda mi- lla (Mateo 5:40, 41) y a resistir con paciencia los insultos y las burlas que muchas veces tenemos que sufrir, ya sea en lo personal o en las cosas de Dios (Mateo 5:10-12). El más grande ejemplo de amor e infinita paciencia lo demostró Cristo cuando permaneció callado y soportar con absoluta paciencia todas las injurias y el maltrato que sufrió cuando estaba en manos de pecadores. Isaías lo describe en su visión profética: “Maltratado y humillado, ni si- quiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como ove- ja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca” (énfasis añadido Isaías 53:7 NVI).
  14. 14. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 14 V. — BENIGNIDAD (Santiago 3:13-18) PROFUNDIZANDO La palabra benignidad, viene del griego «» que significa be- nevolencia en la acción, dulzura de disposición, gentileza en el trato con otros, afabilidad. La palabra describe la habilidad de actuar para el bienestar de quienes abusan de su paciencia. El Espíritu Santo borra la agresividad de carácter de quien está bajo su control. [12] La benignidad que viene como fruto del Espíritu se explica o es posible reconocer observando las siguientes cualidades en la persona que la posee: 1. Esa persona es pacífica, sumisa, gentil, incapaz de ofenderse, aun teniendo muchas veces la razón. 2. La persona benigna siempre está dispuesta a cooperar en cualquier forma para propiciar la unidad y armonía que deben reinar en el hogar, la familia y en el seno de la iglesia, y que tanto agrada al Se- ñor (Mateo 5:9; Efesios 4:31, 32). 3. La persona que posee esta cualidad del fruto del Espíritu, la mani- fiesta en generosidad y en un deseo de hacerle bien a otras perso- nas y de ponerlas en un mejor plano. “Nada hagáis por rivalidad o por vanidad; antes bien, con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”. (Filipenses 2:3 RVR95). Jamás usa las faltas de otros para ponerlos en aprieto. Nunca aprovecha o 12 Hayford, Jack W., General Editor, Biblia Plenitud, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1994.
  15. 15. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 15 se vale de las debilidades y faltas de otras personas para justificar sus propios errores. 4. La persona que la posee, simpatiza con aquellas personas que se esfuerzan y se empeñan en ayudar a resolver los problemas de los demás. 5. La persona que es benigna, procura dar siempre la blanda respues- ta que quita la ira y se propone alejarse de los choques y explosio- nes temperamentales (Proverbios 15:1). Muestra afectuosidad, deli- cadeza, compasión (1 Pedro 3:8-12). VI. — BONDAD (Efesios 5:9) “…porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad…” (Efesios 5:9 RVR95) Mientras más cerca andemos del Señor, más fácil se nos hace des- arrollar en nuestra vida el fruto del Espíritu Santo. Una de las cualida- des que surgen en la vida del cristiano consagrado, es la bondad. PROFUNDIZANDO Bondad, viene de la palabra griega «», que significa bene- ficencia, benevolencia, virtud dispuesta para la acción, una propensión abundante tanto para desear como para hacer lo que es bueno, bon- dad intrínseca que produce una generosidad y un estado de ánimo
  16. 16. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 16 semejante a la disposición de Dios. «» es una palabra rara que combina el ser bueno y el hacer lo bueno [13] Es imposible ser bondadosos, sin ser generosos (desprendidos, dadi- vosos, espléndidos) y buenos con los demás. Esta virtud debe inte- grarse en lo íntimo de la naturaleza de nuestro carácter. Parece impo- sible, pero el Espíritu obrando en nosotros es capaz de producir esta cualidad en nuestra vida diaria. La experiencia con Cristo en el nuevo nacimiento, nos pone en condi- ciones de ser transformados a una vida nueva. “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” (2 Corintios 5:17 NVI). Al convertirnos a Cristo, nos con- vertimos en nuevas criaturas: una nueva creación de Dios. Debemos procurar desarrollar esa nueva vida en Cristo para poder demostrar la bondad, justicia y verdad. La bondad se puede expresar en actos de amabilidad como el caso de Cristo con la mujer pecadora en la casa de Simón el fariseo (Lucas 7:37-50). Cristo ejemplifica la “bondad” en la parábola del buen samari- tano (Lucas 10:30-35). La bondad mueve al cristiano a tratar a otros como parientes, como parte de la familia. La bondad describe cómo debe ser nuestra relación con las demás personas, y es la cordialidad en nuestras relaciones humanas. 13 Hayford, Jack W., General Editor, Biblia Plenitud, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1994.
  17. 17. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 17 Una persona que no es bondadosa es hostil y punitiva [de castigo] o indiferente, y reduce la vida a un conjunto de reglas. Pero la bondad como fruto del Espíritu muestra compasión aun a quien quebranta las reglas. VII. — FE (Romanos 1:17; 10:17) PROFUNDIZANDO La fe, viene de la palabra griega «», que en Gálatas 5:22 se tra- duce como «fidelidad», es decir, lealtad firme y constante a una perso- na a quien se está unido por promesa, compromiso, carácter fidedigno e integridad (Mateo 23:23; Romanos 3:3; 1 Timoteo 6:12; 2 Timoteo 2:2; 4:7; Tito 2:10). Además, la fe o fidelidad fluye del carácter de Dios. Por ejemplo:  Dios es fiel para fortalecernos y para protegernos del mal (2 Tesalo- nicenses 3:3).  Dios es fiel y no dejará que seamos probados más allá de lo que podemos soportar, porque él conoce nuestro límite y sabe cuándo intervenir en nuestro momento de prueba (1 Corintios 10:13).  Dios es fiel aunque nosotros no lo seamos (2 Timoteo 2:11-13). Una persona fiel… 1. Es confiable. 2. Tiene convicciones.
  18. 18. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 18 3. Puede enfrentar con buen éxito los obstáculos. 4. Cumple sus compromisos a pesar de lo que sienta. 5. Se siente satisfecha con la aprobación de Dios aunque no cuente con la aprobación humana. Recordemos que Pablo en este pasaje de Gálatas 5:19-23 hace un contraste bien enmarcado entre las obras de la carne y el fruto del Espíritu. Por lo que al evaluar el contexto en que se encuentra esta ex- presión, ellos nos prueban que la fe como fruto del Espíritu es esen- cialmente la fidelidad del cristiano bajo cualquier circunstancia. VIII. — MANSEDUMBRE (Salmos 22:26; 1 Pedro 5:5). PROFUNDIZANDO La mansedumbre, viene de un término griego «» que significa disposición pareja, tranquila, equilibrada en espíritu, no pretenciosa, y que mantiene las pasiones bajo control. La palabra se la traduce mejor al español como «mansedumbre», pero no con el sentido de debilidad, sino de poder y de fuerza contenida. La persona que posee esta cuali- dad perdona las injurias, corrige las faltas y gobierna muy bien su pro- pio espíritu. [14] En Gálatas 5:23 se asocia con: , dominio propio o templanza. [15] 14 Hayford, Jack W., General Editor, Biblia Plenitud, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1994. 15 Vine, W.E., Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo, (Nashvi- lle: Editorial Caribe) 2000, c1999.
  19. 19. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 19 Varias características prácticas identifican la mansedumbre como cua- lidad del fruto del Espíritu en la vida del creyente: 1. Es una actitud de humildad, opuesta totalmente a la arrogancia, la vanagloria, el orgullo y el despotismo (persona que abusa de su po- der) contra los pobres y los débiles. 2. Ser manso significa estar dispuesto a hacerse cargo de las tareas humildes y pequeñas, según la valoración del hombre, pues cosas insignificantes para el hombre pueden ser de gran valorar para Dios. Por lo tanto esta virtud en el cristiano lo capacita para enfrentar cualquier tarea a realizar, con plena confianza de que es para Dios. 3. La mansedumbre como fruto del Espíritu Santo hace que la persona sea cortés (amable, agradable), considerada, servicial con los de- más. No es capaz de exigir a otros lo que él no es capaz de hacer. 4. La mansedumbre no impulsa a la persona a defenderse ni mucho menos a atacar a los que le atacan. Sino que capacita al creyente a dejar su causa en las manos de Dios y esperar que el Espíritu Santo se encargue de la situación. Y como premio, Dios actuará a su fa- vor. 5. La mansedumbre en la vida del creyente lo pone a salvo de la auto- suficiencia. Es un antídoto a la tendencia humana de ponerse a sí mismo primero. Anula el “yoismo”. El mundo maneja la idea de “Si uno no cuida de sus propios intereses, nadie lo hará”. Pero el cris- tiano manso aprende que Dios tiene el control de toda su vida y de todas las circunstancias que rodean su vida.
  20. 20. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 20 La mejor señal de madurez en un cristiano es que pone a Cristo en un plano superior al suyo. Su crecimiento espiritual se da en proporción al grado en que exalte a Jesucristo y asuma una posición de humildad. Cristo enseñó: 1. “Bienaventurados los mansos, porque recibirán la tierra por heredad” (Mateo 5:5). 2. “Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas, porque mi yugo es fácil y ligera mi carga»”. (Mateo 11:29-30). IX. — TEMPLANZA (Salmos 22:26; 1 Pedro 5:5) Desde el punto de vista literal, esta palabra significa, virtud que consiste en moderar los apetitos. Moderación, continencia. PROFUNDIZANDO La palabra templanza viene del griego «», de , fuerza, se traduce «templanza» en Gálatas 5:23. La traducción preferible: «dominio propio», es la que se emplea en los otros tres pasajes en que aparece, se le traduce: «continencia», Hechos 24:25; «templanza» en Gálatas 5:23; 2 Pedro 1:6, dos veces. [16] La palabra «» se usa en la LXX para referirse al control de José sobre sus emociones e impulsos frente sus 16 Vine, W. E., Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo, (Nash- ville: Editorial Caribe) 2000, c1999.
  21. 21. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 21 hermanos (Génesis 43:31). En el Nuevo Testamento, el dominio propio es esencialmente un fruto del Espíritu (Gálatas 5:22s). [17] Atendiendo a su origen etimológico, podemos interpretar entonces que templanza no es una mera actitud de moderación, es más bien, «dominio propio» que surge como resultado de la autodisciplina. El dominio propio es la capacidad que tiene un individuo de controlarse o de equilibrar sus acciones y emociones. Se puede decir que el dominio propio es el resul- tado arduo y difícil de un ejercicio de la personalidad. El dominio propio se contrastaba con la conducta destructora y desordenada (cf. Romanos 13:13s; 1 Tesalonicenses 5:6-8; 1 Pedro 1:13). [17] El sentido práctico de la templanza se da en 1 Corintios 9:25 donde se habla de la autodisciplina de los atletas. “Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible”. Es evidente que Pablo está indicando en es- te pasaje que si ellos ejercen tanta disciplina, a fin de ganar trofeos mate- riales, ¡cuánto más los cristianos, que hemos emprendido una carrera su- perior y con propósitos eternos! La vida espiritual del cristiano es un pro- ceso de ascenso, de crecimiento, y en este proceso no siempre el Espíri- tu Santo elimina de forma inmediata los deseos, impulsos y tendencias carnales que se heredan de la vida de pecado. Pero la templanza que el Espíritu Santo implanta en el corazón de los creyentes les ayuda hacer morir esos deseos, pasiones y apetitos carnales. En otras palabras, el Espíritu Santo nos ayuda a autodisciplinarnos. 17 Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.
  22. 22. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 22 Una de las características que debían reunir los ancianos, según el após- tol Pablo, en la epístola a Tito, es que debían ser “... templados, graves, prudentes, sanos en la fe, en la caridad, en la paciencia” (Tito 2:2 RVR1909). La NVI traduce este pasaje de la forma siguiente: “A los an- cianos, enséñales que sean moderados, respetables, sensatos, e ínte- gros en la fe, en el amor y en la constancia”. Esto sólo ocurre cuando hemos recibido de parte de Dios ese “espíritu... de dominio propio” que Él pone en nuestro corazón. “Porque no nos ha dado Dios espíritu de co- bardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” (2 Timoteo 1:7). CONCLUSIONES De todo lo antes investigado y expuesto, se puede decir entre otras cosas que el amor, el gozo y la paz, como fruto del Espíritu, son sentimientos internos del corazón. Que la paciencia, la benignidad y la bondad son cualidades cristianas de tipo social. Y que la fe, la mansedumbre y la templanza son virtudes cristianas opuestas diametralmente a la vida del mundo. Que todas estas cualidades o aristas del fruto del Espíritu deben ser características indispensables en la vida de cualquier cristiano que de veras está comprometido con su Rey y Señor. George O. Wood, concluye en La Vida en el Espíritu. “que el fruto del Espíritu nos dice que Dios está más interesado en quienes somos que en lo que hacemos. No trate de descubrir pri- mero dónde Dios quiere que vaya, o lo que Él quiere que haga,
  23. 23. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 23 descubra primero quien Dios quiere que sea usted. Si nos con- formamos a su diseño, dónde vayamos y cuánto hagamos será bajo la dirección de Dios y su voluntad.” CUESTIONARIO PARA SU AUTOEVALUACIÓN 1. Encuentra usted algo singular en el cambio del plural que usa Pablo al referirse a las obras de la carne, con el singular, al referirse al fruto del Espíritu. Explique sus razones. 2. Puede mencionar la clasificación que hacen algunos comentaristas sobre las tres tríadas que caracterizan el fruto del Espíritu en el cre- yente. 3. Sería capaz de señalar al menos tres de los rasgos elementales que caracterizan el amor como fruto del Espíritu. 4. ¿Considera usted que el gozo, como fruto del Espíritu, es una cualidad y no simplemente una emoción? ¿Sobre qué basa su respuesta? Pon- ga ejemplos bíblicos al respecto. 5. La paz como fruto del Espíritu ofrece muchos beneficios a la vida del creyente y de la comunidad cristiana. Mencione los cinco beneficios estudiados en este material. 6. Signifique las dos palabras griegas estudiadas de donde se traduce la palabra paciencia y diga su significado literal. 7. La bondad y la benignidad están muy estrechamente ligadas y tienen que ver con las relaciones sociales como cristianos. Caracterice am- bas cualidades del Espíritu y valore si en su vida se están manifestan- do.
  24. 24. Ministerio Evangélico Vida Nueva Serie de Estudio sobre el Fruto del Espíritu Santo Este material fue preparado por el Pastor David N. Zamora. 24 8. ¿Cómo usted identificaría la fe como fruto del Espíritu? ¿Con qué la relacionaría? 9. Varias características prácticas identifican la mansedumbre como cua- lidad del fruto del Espíritu en la vida del Creyente. Señale al menos cuatro de las que se estudian en este material. 10. ¿Considera que la templanza es sólo una actitud de moderación en el creyente o tiene que ver con algo más? Fundamente su respuesta. Bibliografía Consultada. 1. Barton, Dr. Bruce B., Editore, Biblia del Diario Vivir, (Nashville, TN: Edi- torial Caribe) 2000, c1996. 2. Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2000, c1982. 3. Hayford, Jack W., General Editor, Biblia Plenitud, (Nashville, TN: Edito- rial Caribe) 2000, c1994. 4. Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998. 5. Sociedades Bíblicas Unidas, Biblia en Lenguaje Sencillo, (Miami: So- ciedades Bíblicas Unidas) c2000. 6. Stamps, Donald C., Biblia de Estudio Pentecostal o de la Vida Plena. © 1993 por Editorial Vida. Deerfield, Florida. EUA. 7. Vine, W.E., Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo, (Nashville: Editorial Caribe) 2000, c1999. 8. Wood, O George., “La Vida en el Espíritu” 2009. Gospel Publishing House. Sprinfield, Missouri.

×