Tema 1 hemos encontrado al mesias

2,901 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,901
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
57
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tema 1 hemos encontrado al mesias

  1. 1. "Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan y habían seguido a Jesús. Este se encuentra primeramente con su hermano Simón y le dice: 'Hemos encontrado al Mesías' - que quiere decir, Cristo -. Y le llevó donde Jesús. Jesús fijando en él su mirada, le dijo: Tu eres Simón, el hijo de Juan; tu te llamarás Cefas que quiere decir Piedra'".(Jn 1,40-42)
  2. 2. La samaritana (Jn 4,5-42), que va a sacar agua del pozo, Jesús la llama para saciar su sed, pero en realidad, "el que pedía de beber, tenía sed de la fe de la misma mujer"; después de escuchar a Jesús, ella abre su corazón y hace preguntas y Jesús le explica su mensaje. La mujer queda transformada y va corriendo a decir a la gente: "Venid a ver aun hombre... ¿no será el Cristo? La samaritana, al descubrir al Mesías se ha convertido en catequista de sus contemporáneos.
  3. 3. Otros, como Zaqueo (Le 19,1 -10) se acerca a Jesús al principio por mera curiosidad, por lo que decía la gente. Jesús entra en la casa de Zaqueo, el cual cambia su vida: se desprende de los bienes materiales y comparte con los necesitados. Así, Zaqueo acepta la salvación ofrecida por Jesús, abandona su seguridad humana, su pequeño mundo, y se abre al amor de Dios y de sus hermanos los hombres en la caridad y en el servicio.
  4. 4. Dónde podremos encontrarlo? Los lugares principales de encuentro con Jesús son: La oración, la vida cotidiana, la comunidad de los creyentes, la Sagrada Escritura, los sacramentos especialmente la Eucaristía y en todo ser humano, particularmente en los mas pobres.
  5. 5. Cuando nos encontramos con Jesucristo, Él nos descubre el misterio de Dios, de los hombres y del mundo; vemos nuestro alrededor de manera diferente. Experimentamos que somos hijos de Dios, hermanos con los demás y señores del mundo. Estamos llamados a evitar el chisme, la crítica o cualquier cosa que dañe al otro. El encuentro con Jesucristo nos lleva a un cambio en las relaciones con los demás, a ver al otro como persona, no como una cosa, un rival, un consumidor, sino como un ser humano. El encuentro con Jesucristo es punto de partida para una auténtica conversión y para una renovada comunión y solidaridad; contribuye además a consolidar la vocación de todo creyente haciendo que crezca y madure en la fe, en la esperanza y en la caridad. El encuentro con Jesús produce actitudes positivas de búsqueda de la verdad, y una autentica relación de amistad con Él.

×