El Rol De La Municipalidad En El Desarrollo Humano Sustentable

5,992 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
5,992
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
77
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Rol De La Municipalidad En El Desarrollo Humano Sustentable

  1. 1. El Rol de la Municipalidad en el Desarrollo Humano Sustentable <br />Por Mario Rosales <br />“La finalidad general de la acción política es la promoción del desarrollo en un marco de democracia, equidad y respeto a los derechos humanos. Entendemos por desarrollo el incremento sostenido de la producción de bienes y servicios en un territorio determinado, que tiene por efecto un aumento equitativo del bienestar de sus habitantes, en un ambiente de refuerzo de las identidades y cultura, de ampliación de la democracia, de respeto a los derechos humanos y de equidad de género. El desarrollo debe ser sostenible, en su triple acepción: preserva el patrimonio cultural (la identidad), el patrimonio natural (el medio ambiente) y se origina en la energía de sus propios habitantes (la producción). El desarrollo sostenible es básicamente endógeno, es decir se sostiene en las iniciativas, recursos, capacidad emprendedora y de apropiación del progreso técnico de los agentes del propio territorio o comunidad” (Agenda Municipal Latinoamericana) . <br />El desarrollo debe ser humano, autónomo, sustentable y sostenible <br />El concepto de desarrollo ha evolucionado progresivamente. Sin embargo, este proceso ha tenido un carácter polémico y conflictivo. Dos visiones centrales se han disputado la primacía:<br />El concepto de desarrollo basado en los dinamismos del mercado. Para el liberalismo económico, la base del desarrollo es la iniciativa privada, es decir, la capacidad emprendedora de los individuos cuya condición de funcionamiento es el respeto a la libertad económica y a la propiedad privada. El mecanismo regulador natural de la economía es el mercado funcionando libremente. El Estado debe intervenir lo menos posible, dejando al mercado la fijación de los precios de los bienes, incluidos el costo de la fuerza de trabajo, el interés del dinero y el valor de la moneda. Sin embargo, el Estado debe asegurar la provisión de ciertos bienes públicos como la justicia y la seguridad ciudadana, la infraestructura esencial y los servicios básicos; aunque algunos de estos bienes y servicios puedan ser producidos más eficientemente por el sector privado.<br />El concepto de desarrollo basado en la acción reguladora del Estado. Afirma que el mercado, dejado a su espontaneidad, no garantiza la equidad, la preservación del medio ambiente o el funcionamiento estable y participativo de la democracia. Luego, el Estado debe intervenir de manera selectiva, tanto para asegurar los necesarios equilibrios económicos, sociales y ambientales, preservar la autonomía de la nación frente a la economía internacional, como para fortalecer y ampliar la democracia. Como el desarrollo requiere de equilibrios sociales más delicados que aquellos necesarios para el buen funcionamiento de la economía, es indispensable el rol activo, regulador y compensador del Estado.<br />Sin duda, ambos puntos de vista tienen parcialmente razón. Sobre todo si se considera que son expresión de grupos sociales diversos. Los empresarios y productores tienden a sentirse más identificados con las ideas liberales y piden menos intervención estatal , en tanto que trabajadores y grupos medios prefieren más acción pública, al sentirse desprotegidos ante el libre funcionamiento del mercado. No obstante, parece ser efectivo, como afirma el liberalismo, que el exceso de intervención estatal traba a los agentes económicos y refuerza las conductas pasivas y dependientes . Pero igualmente es válida la afirmación de que el mercado, dejado a su libre desenvolvimiento, es ciego: no garantiza la equidad, ni ayuda a la preservación del ambiente. Tampoco asegura la autonomía nacional, ni el funcionamiento pleno de la democracia. <br />Esquema resumen: CONCEPTOS GENERALES DE GESTIÓN Y DESARROLLOConceptos generales(Con alta contaminación del centralismo e ideologías dominantes)Filosofía política Ciencias sociales del desarrolloTeorías de GestiónPrivadasTeorías X: el ser humano tiene que ser dirigido y controlado Teorías Y: el ser humano motivado y con poder es creativo y efectivo PúblicasConcepciones burocráticas y verticales Modernización del EstadoConceptos del Desarrollo Liberalismo y neoliberalismo Socialismo y Estado del Bienestar Desarrollo humano sustentable (PNUD y Agenda Local 21) <br />c) El desarrollo humano sustentable. En la década de los noventa surgen algunas reflexiones novedosas que sin negar valores y verdades presentes en ambas propuestas centran su preocupación en la persona del ciudadano al que está dirigida la acción del desarrollo. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, propone el concepto de desarrollo humano :<br />• " El desarrollo humano es un proceso en el cual se amplían las oportunidades del ser humano... A todos los niveles del desarrollo, las tres más esenciales son disfrutar de una vida prolongada y saludable, adquirir conocimientos y tener acceso a los recursos necesarios para lograr un nivel de vida decente. Si no se poseen estas oportunidades esenciales, muchas otras alternativas continuarán siendo inaccesibles" (PNUD 1990).<br />• " Pero el desarrollo humano no termina allí. Otras oportunidades altamente valoradas por muchas personas, van desde la libertad política, económica y social, hasta la posibilidad de ser creativo y productivo, respetarse a sí mismo y disfrutar de la garantía de derechos humanos" (PNUD 1990).<br />• “El paradigma del desarrollo humano tiene cuatro componentes fundamentales: a) productividad, para posibilitar que las personas ... participen plenamente en el proceso productivo de generación de ingresos y el empleo remunerado; b) equidad, es necesario que todas las personas tengan igual acceso a la igualdad de oportunidades; c) sostenibilidad, es menester asegurar el acceso a las oportunidades no sólo para las generaciones actuales, sino también para las futuras; d) potenciación, el desarrollo debe ser efectuado por las personas, no sólo para ellas” (PNUD 1995). <br />Basados en estas ideas, el PNUD crea un indicador de desarrollo humano basado en una ponderación entre el ingreso per cápita real, la tasa de escolaridad y la esperanza de vida al nacer . En función de éste se ha clasificado de modo comparado a más de 170 países del mundo. Es interesante constatar que, medidas con los índices de desarrollo humano, las diferencias efectivas entre el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo son menores que aquellas basadas sólo en el volumen de producción y el consumo de bienes y servicios. Con excepción de Haití, prácticamente ningún país latinoamericano es tan pobre que no pueda destinar parte importante de sus recursos para mejorar los niveles de salud, educación y oportunidades de progreso de su población.<br />En síntesis, para que haya efectivo desarrollo la gente debe tener cierta situación básica de bienestar (alimentación, salud), adecuados conocimientos y destrezas (cultura, educación), oportunidades de acción (democracia, libertad) y, además utilizar creativamente sus recursos (producción, comercio). En consecuencia, el desarrollo no sólo tiene como objeto al ser humano, sino que el ser humano es el principal agente del desarrollo. <br />Inicio <br />SIDEL <br />¿Qué es desarrollo económico local? <br />Documentos <br />Experiencias DEL <br />- Casos de DEL <br />- Experiencias DEL en observación <br />- Experiencias Nacionales <br />Vìnculos <br />Encuentro DEL 2004 <br />Recomendaciones <br />Directorio de Instituciones de Desarrollo Económico Local y Desarrollo Económico Rural <br />Menú Principal <br />Conceptos DEL <br />Experiencias DEL <br />Herramientas DEL <br />Información a nivel nacional <br />Empresas de Guatemala <br />Cómo Iniciar mi empresa <br />Cómo Administrar mi negocio <br />Comercio Internacional <br />Tecnología para la empresa <br />Estrategias De Desarrollo Económico En El Marco De La Cooperación Público-Privada<br />La experiencia de la ciudad de RafaelaRoberto Mirabella ( El autor es Director Ejecutivo del Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local. Agradece la valiosa colaboración y comentarios de Elina Gor. ) <br />MARCO CONCEPTUAL<br />De acuerdo a lo que plantean distintos autores (Albuquerque F., Bianchi P., Meyer-Stamer J., Porter M., entre otros), el análisis de las mejores prácticas internacionales muestra la importancia de la construcción de ventajas competitivas territoriales como resultado de la actuación concertada de actores públicos y privados, facilitando la conformación de mercados eficientes de servicios de desarrollo empresarial y de oferta de recursos humanos de excelencia orientados por las necesidades de innovación de los diferentes sistemas productivos territoriales. En efecto, las empresas no son organizaciones aisladas, sino que desarrollan su actividad formando parte de cadenas de relaciones de proveedores y clientes. La actividad empresarial no se realiza en el vacío, sino que su eficiencia productiva y competitividad dependen de las mejoras que logren producirse al interior de la empresa, del conjunto de la cadena conformada por los eslabonamientos productivos hacia atrás y hacia adelante de dicha empresa, como también por la dotación y calidad de los servicios de desarrollo empresarial, la calificación de recursos humanos y la institucionalidad existente en el territorio donde se sitúan dichos agrupamientos de empresas ( Revista de la CEPAL N° 59, agosto 1.996, p.39-52." Competitividad sistémica: nuevo desafío para las empresas y la política" ). <br />Esta visión integral o sistémica de la actividad y competitividad empresarial presenta ventajas frente a la aproximación sectorial, ya que posibilita el diseño de acciones territoriales integradas a fin de incrementar la competitividad de las empresas en su conjunto, creando además un clima favorable para el establecimiento de alianzas o acuerdos de cooperación entre las empresas del sistema productivo local.Por otro lado, la mejora del entorno de infraestructuras, equipamientos y servicios de desarrollo urbano es también un aspecto crucial de la competitividad empresarial. Esto hace necesario la formación de un entramado institucional territorial concertado entre los actores públicos y privados para el desarrollo económico local.<br />En definitiva, ello equivale a reconocer la importancia de poseer una política territorial activa para el fortalecimiento de la base empresarial local en relación con la innovación tecnológica, la calificación de los recursos humanos, la vinculación del sistema educativo y de capacitación según los requerimientos del tejido local de empresas, y la construcción de un entorno innovador territorial mediante la concertación estratégica de los diferentes actores locales.<br />Este tipo de políticas de desarrollo, vistos desde un enfoque territorial, como muestran las mejores prácticas internacionales, deben combinarse, por lo tanto, con el fortalecimiento de los gobiernos locales ya que no pueden hacerse eficientemente desde una perspectiva genérica, sectorial o centralista y requieren su contextualización en cada escenario concreto donde se desenvuelven los diferentes clusters o agrupamientos de empresas. Por eso se requiere de un ejercicio de movilización y concertación de actores público y privados en cada territorio a fin de construir los sistemas de información para el desarrollo productivo local, mejorar la base empresarial local, decidir sobre la orientación y calidad de las infraestructuras básicas, coordinar los instrumentos de fomento de microempresas y PyMES existentes, ampliar y mejorar las líneas de financiamiento para este tipo de empresas de menor dimensión y crear una institucionalidad apropiada y eficiente para el desarrollo económico local.<br />En definitiva, entendemos el Desarrollo Económico Local como un acto voluntario para conseguir la integración económica regional a la economía mundial; incrementar la competitividad del sistema productivo, con las políticas ligadas a la infraestructura y a los aspectos cualitativos que permitan la potenciación de los agentes económicos.<br />LA EXPERIENCIA DE DESARROLLO ECONOMICO LOCAL DE RAFAELA<br />Características y antecedentes<br />Rafaela es cabecera del Departamento Castellanos y se ubica en el centro oeste de la Provincia de Santa Fe, a unos 90 km. de la capital provincial y unos 540 km. de la Capital Federal. <br />La población total de la ciudad, según datos del Censo Nacional de Población 2001, es de 83.642 habitantes que representan el 2.8% de la población de la Provincia de Santa Fe y el 51.6% del Departamento Castellanos.<br />A la fecha, el número total de establecimientos empresariales en Rafaela supera los 4.000. La estructura industrial de Rafaela está conformada por 375 firmas con una gran diversificación, ya que existen empresas dedicadas a la producción en 18 de las 22 secciones industriales que conforman la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) revisión 3 de las Naciones Unidas. Se destacan, además de las industrias láctea y frigorífica, el sector metalmecánico, donde son significativas la producción de maquinaria y equipamientos agrícolas, la fabricación de bienes de capital para la industria alimenticia y el sector autopartista. La presencia de la pequeña empresa es importante en la estructura industrial de Rafaela, ya que el 80% corresponde a establecimientos de hasta 10 empleados, aproximadamente el 16% a establecimientos entre 10 y 100 empleados y sólo el 3% a establecimientos de más de 100 empleados. Respecto al mercado externo, una de cada 10 empresas industriales (39 firmas) exporta parte de los bienes que produce, siendo el monto FOB anual exportado en 1999 de 88,5 millones de dólares, lo que representa el 15% de la facturación total del sector industrial. En el sector exportador se encuentran firmas en 10 de las 18 divisiones industriales que hay en Rafaela. La incidencia de la exportación sobre el total facturado es muy diferente en cada sector, destacándose el sector autopartista que exporta casi 40% de sus ventas totales .<br />Censo Industrial de Rafaela 2000. ICEDeL. Ver anexo I cuadros por actividad económica y personal ocupado. <br />Dentro del sector primario la mayor parte del Departamento de Castellanos posee una estructura de pequeñas unidades productivas, siendo la superficie promedio de explotación de 167 has. La mayor área está destinada a la producción de leche, llegando en 1.995 a ser casi el 10% de la producción del país.<br />En el cuadro siguiente podemos observar que la tasa de desocupación de la ciudad comparada con las principales ciudades de la provincia de Santa Fe y el total del país, refleja que la ciudad tuvo a lo largo de los 90 mejores indicadores en los niveles de empleo .<br />Informes anuales situación ocupacional de Rafaela ICEDeL. Informe INDEC. Mediciones del mes de mayo. <br />Algunos datos recientes sobre la situación ocupacional, el empleo y la atención a la salud, siguen mostrando, a pesar de la profunda crisis vivida en la Argentina, una posición ventajosa de Rafaela respecto a los correspondientes indicadores provinciales o nacionales. Así, en el 2002, la tasa de desocupación en Rafaela (19,0%) era más de cuatro puntos porcentuales inferior que la de Santa Fe y mas de cinco puntos porcentuales menor que la del Gran Rosario, y casi tres que la tasa de desocupación promedio de Argentina. Por su parte, el porcentaje de alfabetización llega en Rafaela al 98% de la población de 14 años y más, y el 73% de la población de dicho tramo de edad manifiesta tener cobertura médica ( Relevamiento Socioeconómico 2002 de Rafaela. ICEDeL. ).<br />Es de resaltar que Rafaela vivió permanentemente a lo largo de su historia un crecimiento poblacional, siempre por encima del 20%, superando la media provincial y nacional. La ciudad se constituyó en un punto de atracción de población.<br />Más allá del rol preponderante de inmigrantes europeos, principalmente de la región del Piamonte (Italia) que formó la ciudad desde fines del S. XIX hasta comienzos de la segunda década del S. XX, notamos como en la etapa de expansión de la industria nacional sustitutiva de importaciones (1947 a 1960), el incremento porcentual intercensal de población excedió el 50% ( Rafaela: Un cuasi-distrito italiano " a la argentina" . Quintar, A., Ascúa R., Gatto F., Ferraro C. CEPAL. Documento de Trabajo N° 35. Año 1993 ).<br />Es de destacar que en el año 2002, el 45% de la población que vive en la ciudad declara no haber nacido en ella , llegando a asentarse la mitad de este grupo a partir de 1980.<br />El entorno próximo<br />Entre los elementos sistémicos de competitividad local, en Rafaela existe una identificación de objetivos a nivel local, compartiéndose un proyecto básico de desarrollo regional, lo cual no significa la ausencia de pugna política, puja por liderazgos o conflictos socio-políticos, sino que tales confrontaciones se inscriben en un marco general de objetivos comunitarios consensuados, que están más allá de las disputas políticas locales . Pero la experiencia de desarrollo económico local de Rafaela destaca por ser el resultado de un largo proceso histórico de construcción institucional.<br />Evolución del Sistema Institucional de Rafaela1906 Sociedad Rural1912 Escuela de Educación Técnica (EET)1928 Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)1932 Centro Comercial e Industrial (CCI)1966 Cámara de Industriales Metalúrgicos (CIM)1972 Universidad Tecnológica Nacional – Delegación Rafaela (UTN)1978 Cámara de Comercio Exterior (CCE)1983 Delegación Norte de la Dirección de Asesoramiento y Servicios Tecnológicos (DAT)1983 Centro de Investigación Tecnológica para la Industria Lechera (CITIL)1991 Secretaría de Programación Económica (SPE)1992 Fundación para el Desarrollo Regional (FDR)1993 Cámara de Pequeñas Industrias de la Región (Ca.PIR)1995 Centro Regional Rafaela (CEMRAF)1996 Plan Estratégico Rafaela (PER)1996 Centro de Desarrollo Empresarial (CDE)1997 Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local (ICEDeL)<br />El desempeño exitoso que ha tenido la industria de la ciudad, independientemente del tamaño de las empresas que lo componen, se vio facilitado también por el dinamismo y el rol protagónico de sus instituciones. En efecto, la creación sucesiva de diferentes instituciones y organismos vinculados al desarrollo económico local desde principios del siglo XX, habla por sí misma de la existencia de importantes rasgos de dinamismo emprendedor y de cooperación entre los agentes socioeconómicos locales . <br />La creación en 1906 de la Sociedad Rural buscó, desde esa fecha temprana, la asociación de los productores agropecuarios con objeto de fomentar el desarrollo de la ganadería y la agricultura, así como de las industrias derivadas. Dicha Sociedad está compuesta hoy por 750 socios en un radio de acción aproximado de 100 kilómetros en torno a la ciudad de Rafaela. La Escuela de Enseñanza Técnica Nº 460 “Guillermo Lehmann”, denominada inicialmente Escuela de Mecánicos Agrícolas, permitió desde su temprana creación en 1912, la capacitación de los recursos humanos y la gestación de capacidad empresarial vinculadas a las actividades económicas de la zona. En sus aulas se iniciaron muchos de los empresarios locales, fundamentalmente del sector metalmecánico, cumpliendo de esta forma un papel esencial en el desarrollo económico de Rafaela. En 1928 se creó el Instituto de Genética Vegetal, luego llamado Instituto de Fitotecnia, convirtiéndose en 1956 Estación Experimental Agropecuaria del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que supuso una significativa contribución científica y tecnológica al desarrollo del sector agropecuario regional, convirtiéndose desde 1978 en sede del Programa Nacional de Lechería. Por otra parte, en la navidad de 1932, 28 empresarios fundaron la principal asociación gremial empresaria en la región, el Centro Comercial e Industrial del Departamento Castellanos (CCIDC), que es hoy la entidad madre de 24 cámaras de industria y comercio. Entre ellas cabe citar la Cámara de Industriales Metalúrgicos, una entidad gremial fundada en 1966, y la Cámara de Comercio Exterior, creada en 1978. <br />Merece destacarse la participación activa de la Cámara de Industriales Metalúrgicos en la creación de la Delegación Noroeste de la Dirección de Asesoramiento y Servicios Tecnológicos (DAT), organismo provincial de ese momento de apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa. Esta delegación del DAT se instaló en la ciudad de Rafaela en el año 1983. A partir de allí, la actividad fue creciendo e incorporando variadas actividades de apoyo al desarrollo de las Pymes, que incluyen desde servicios de laboratorios para el control de calidad, hasta cursos de capacitación para la gestión de la producción e innovación tecnológica.En 1972 se constituyó la Unidad Académica de la Universidad Tecnológica Nacional en Rafaela, promovida por una “Comisión pro desarrollo de Rafaela” integrada por la gremial empresaria Centro Comercial e Industrial del Departamento de Castellanos y otros actores locales relevantes. Dicha comisión llevó adelante diversas gestiones entre las que se destaca la concreción del Parque Industrial de la ciudad a partir de los 80. Desde 1983, el Centro de Investigaciones Tecnológicas de la Industria Láctea (CITIL) ha venido desarrollando actividades sustantivas en el sector, siendo sus técnicos especialistas en temas lácteos reconocidos en todo el país. El Consejo de dicho Centro lo forma el INTI y representantes de las empresas lácteas.<br />Pero a partir de la década de los noventa tiene lugar un impulso importante en la consolidación de la estrategia de desarrollo económico local en Rafaela, hecho en el cual influyeron de forma decisiva el papel activo desde el nuevo gobierno de la Municipalidad que asumió en 1991. A diferencia de periodos anteriores, en los que la Municipalidad se ocupó esencialmente de sus funciones tradicionales en la realización de obras y la prestación de servicios públicos, a partir de 1991 los nuevos dirigentes de la Municipalidad de Rafaela pasaron a desplegar de forma activa un esfuerzo orientado a la construcción de una visión estratégica para la ciudad, a fin de fortalecer e impulsar el proceso de desarrollo económico local.<br />La Secretaría de Programación Económica de la Municipalidad de Rafaela, creada en 1991, permitió abordar, conjuntamente con el sector productivo local, la promoción de las pequeñas y medianas empresas y la construcción de un entorno local favorable a la cooperación de instituciones y actores relacionados con el desarrollo local, como la educación, la innovación tecnológica, el empleo, la información empresarial y la búsqueda de mercados externos.<br />Entre las líneas de actuación de la Secretaría de Programación Económica de la Municipalidad cabe destacar el fomento de la asociatividad de las pequeñas empresas, como resultado de lo cual se creó en 1994 la Cámara de Pequeñas Industrias de la Región (CAPIR), la cual opera hoy con más de 100 pequeñas empresas (con menos de 10 empleados) industriales o de servicios, dentro de la entidad gremial Centro Comercial e Industrial del Departamento Castellanos. La Secretaría de Programación Económica de la Municipalidad ha impulsado igualmente programas para la internacionalización de la economía regional, el apoyo a emprendimientos tecnológicos, la generación de información para la toma de decisiones y proyectos de infraestructura empresarial y de transporte. <br />La Fundación para el Desarrollo Regional es una entidad civil sin fines de lucro, creada en 1992 a iniciativa de un grupo de jóvenes profesionales y empresarios de Rafaela y localidades vecinas, con el objetivo de contribuir a la mejora de la calidad, productividad e innovación tecnológica de las empresas de la región. La Fundación para el Desarrollo Regional fue una respuesta de estos jóvenes empresarios ante la carencia de instrumentos que les ayudasen a mejorar su perfil competitivo tras el proceso hiperinflacionario sufrido por el país. De este modo, la Fundación tuvo una concepción de avanzada al incorporar una dimensión de competitividad para la región de Rafaela. <br />En la segunda mitad de los años noventa se constituyó el Centro de Investigación Tecnológica Rafaela (CITRA), perteneciente a la Red Nacional de Tecnología Industrial, y en el que participan los empresarios, la Municipalidad, la Universidad, la Escuela de Enseñanza Técnica, el Gobierno provincial y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). En 1997 se transformó en el Centro Regional de Rafaela (CEMRAF), que integra junto al Centro de Investigación Tecnológica de la Industria Láctea (CITIL) y al INTA el polo tecnológico de Rafaela. La misión del CEMRAF es promover el desarrollo tecnológico de la industria local, priorizando la innovación tecnológica, optimizando la calidad de sus productos y procurando su adecuación a las mayores exigencias competitivas de los mercados. Este centro se dedica a Metrología, análisis de materiales y medioambientales.<br />En 1993, el contexto de madurez institucional de la ciudad alcanzado permitió a las instituciones empresariales locales y el gobierno municipal el diseño de un proyecto de interés común, dirigido a la mejora de la competitividad de la pequeña y mediana empresa regional, a través de la identificación de la demanda de servicios de desarrollo empresarial, el fomento de procesos asociativos y la creación de una oferta territorial de consultoría para PYMES. Dicho proyecto se concretó a fines de 1996 mediante la creación del Centro de Desarrollo Empresarial, financiado por el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y por aportes locales de diferentes entidades empresariales y de la Municipalidad. La ejecución del proyecto quedó a cargo de la gremial empresaria regional, integrando una red de Centros de Desarrollo Empresarial creada mediante convenio entre el BID y la Unión Industrial Argentina. Para impulsar el Centro de Rafaela las Cámaras empresariales locales fundaron en 1996 la Fundación Centro Desarrollo Empresarial, cuyo consejo directivo está integrado por el Centro Comercial e Industrial del Departamento Castellanos (CCIDC), que desempeña la presidencia de la Fundación, la Cámara de Comercio Exterior, la Cámara de Industriales Metalúrgicos, la Fundación para el Desarrollo Regional, y dos representantes empresariales de las ciudades vecinas de Esperanza y San Francisco. Aquí también participa activamente en el consejo de administración como órgano consultivo la MUNICIPALIDAD DE RAFAELA.La Fundación para el Desarrollo Regional, al igual que la Cámara de Comercio Exterior, traspasaron en 1996 algunos de sus profesionales y programas al recién creado Centro de Desarrollo Empresarial, aunque continuaron trabajando en sus campos respectivos.<br />El Centro de Desarrollo Empresarial ha venido desempeñando en estos años una importante función en la mejora de la calidad productiva y la internacionalización empresarial y en programas sectoriales y de innovación tecnológica, todo lo cual le ha convertido en un referente fundamental de la política de promoción industrial y empresarial en la región y como instrumento plenamente reconocido por los empresarios regionales en el esfuerzo por su mejora competitiva. Es de destacar, igualmente, el notable grado de sostenibilidad financiera e institucional alcanzado por la entidad, así como la dinamización del mercado local de servicios a empresas, en especial desde el lado de la identificación de la demanda de dichos servicios para las empresas locales. Igualmente, es muy importante la sostenibilidad institucional generada en el proceso que ha posibilitado que las entidades empresariales de Rafaela y su región hayan ido evolucionando desde posiciones corporativas y de rivalidad gremial a una creciente generación de confianza y articulación colectiva para mejorar sus posiciones competitivas.<br />El Plan Estratégico para Rafaela constituye otro paso importante liderado por la Municipalidad, mediante el cual se abrió en 1996 un espacio de discusión a toda la sociedad local, a fin de definir de manera concertada y participativa la planificación del crecimiento de la ciudad. La visión definida es “potenciar a Rafaela como centro productivo regional con proyección internacional, desarrollándola como núcleo de capacitación y tecnología, reforzando su identidad cultural emprendedora y garantizando el equilibrio urbano y la calidad ambiental y de vida” . Como uno de los proyectos del Plan Estratégico para Rafaela se creó, a fines de 1997, el Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local (ICEDeL), una entidad municipal autárquica cuyo objetivo es acompañar los cambios y la transformación de la comunidad local, trabajando en la formación de recursos humanos y en el conjunto de condiciones culturales y socioeconómicas favorables al desarrollo de la ciudad y su región, fortaleciendo de ese modo la interacción entre el Estado y la sociedad civil, y colaborando en el proceso de transformación del nuevo Estado municipal. Los ejes estratégicos del ICEDeL se refieren al mejoramiento de la gestión municipal, el fortalecimiento de la interacción y el funcionamiento institucional de la ciudad, la generación de estudios e información para el desarrollo local, la formación para el empleo y el asesoramiento y capacitación en desarrollo local para comunas y municipios.<br />La vinculación entre la oferta de capacitación productiva, tecnológica y empresarial y las necesidades del sistema productivo local, a lo largo de la historia económica de Rafaela, muestra parte de la riqueza institucional construida localmente por los diferentes actores.<br />Como puede apreciarse, todo este tipo de iniciativas han podido contar desde sus inicios con una estructura social e institucional con rasgos de dinamismo emprendedor y cooperación empresarial a nivel local y, posteriormente, con el importante impulso que en la década de los noventa, constituye la asunción por parte de los dirigentes de la Municipalidad de Rafaela en sus nuevos roles como promotores del desarrollo económico local. <br />Hasta los 90 el Municipio estaba aislado del sector productivo de la ciudad, desarrollando exclusivamente funciones tradicionales y no participaba activamente en discusiones de tipo económicas, educativas e institucionales.<br />Como dice Pablo Costamagna es en la década de los 90 donde Rafaela produce un salto cualitativo caracterizado por una serie de factores como el rol asumido por el Estado Local y un nuevo método de gestión, la dinámica del sector empresario, la potenciación del trabajo conjunto entre los distintos sectores para la definición y ejecución de políticas de desarrollo, el acercamiento del sector público-privado-educativo y la existencia de liderazgos, los conocimientos acumulados en la etapa anterior y un nuevo grupo de dirigentes que vienen a sumarse a los de mayor antigüedad .<br />INSTRUMENTOS DE POLÍTICA EN EL MARCO DE LA ARTICULACIÓN:<br />El Rol del Estado Local<br />Como vimos, en las diferentes evaluaciones realizadas sobre el caso de Rafaela en estos últimos años, existe una coincidencia generalizada en subrayar la importante dinamización local y regional desde el inicio de la década de los noventa, a partir de la madurez institucional alcanzada, tanto en el gobierno de la Municipalidad como en el ámbito empresarial privado.<br />En la Argentina, a partir de los ’90, comienzan a surgir nuevos roles para el sector público, privado y el tercer sector, experimentándose, en algunos casos, un incipiente proceso de articulación para la definición y ejecución de políticas.<br />En este marco, el Estado Local, en aquellos territorios que han comenzado un proceso de transformación y crecimiento endógeno, creemos que cumple un rol catalizador y estimulador. Que debe liderar el proceso de desarrollo económico y la construcción de un ambiente de participación y cooperación público-privada. <br />Si hay que señalar como parte de dicho proceso, que la Municipalidad hubo de incorporar las prácticas de funcionamiento de una organización eficiente, a fin de modernizar su gestión. Con tal propósito se acometió un reordenamiento administrativo y se capacitó al personal para fortalecer la gestión municipal. En 1995, las realizaciones de los primeros años de esta modernización de la gestión municipal recibieron el reconocimiento que implica el otorgamiento del Premio Nacional a la Calidad que concede la Presidencia de la Nación Argentina. Este hecho fue de gran importancia para generar confianza hacia el sector privado que reclama en forma permanente conductas honestas y eficientes del sector público. La sociedad pretende, como dice Ricardo Peirone, que el Estado Local sea un Estado fuerte, sano, capaz de dar respuestas a los requerimientos comunitarios propiciando modos creativos de participación .En este marco, se instrumentaron diferentes políticas, que tuvieron al Estado Local en un rol protagónico, ya sea en la instrumentación o como articulador. Muchas veces el Estado cumplió el rol de centralizar las fuerzas de todos los sectores para alcanzar los objetivos, trabajó en la generación de confianza y consenso entre los diferentes actores para mejorar el clima del entramado, generando las condiciones necesarias para liderar y acompañar el cambio. <br />La construcción de información para la toma de decisiones a nivel local<br />Para aprovechar oportunidades, crear, innovar, generar políticas se hace necesario trabajar en la generación de información y lograr que ello sea sostenido en el tiempo. En el caso de Rafaela se trabajó durante la década del ’90 en la generación de información para la toma de decisiones a nivel local, desarrollando diversas acciones, buscando y sistematizando la existente en la ciudad.<br />Los estudios regionales se constituyeron en un insumo clave para los diagnósticos y para la formulación de políticas de los diferentes actores.<br />La información fue y es la base del diseño de las acciones, para descubrir y localizar los problemas que se plantean y para decidir las estrategias de desarrollo. <br />Se investigaron y elaboraron informes sobre los sectores económicos, el sector educativo, el mercado laboral, la realidad socioeconómica de la ciudad, pautas culturales, generación de empresas y sector exportador, entre otros. El municipio fue quien en mayor medida ha instrumentado dichas acciones consensuando la información a construir con las diversas entidades y empresarios.Desde 1994 se viene realizando en forma ininterrumpida el Relevamiento Socioeconómico de la ciudad utilizando como base el formulario de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC. Esto permite tener la evolución y la situación anual de lo que pasa en la ciudad a nivel de empleo, educación, cobertura de salud, equipamiento del hogar, uso del tiempo libre, infraestructura básica, aspectos sociales de los hogares, niveles de endeudamiento y el uso de servicios públicos como el transporte y la salud. Esto permite al sector público evaluar y direccionar las políticas y acciones en sus diversas áreas, como también algunas organizaciones privadas, utilizarlo como información secundaria en el desarrollo de sus planes de negocios.<br />En lo que refiere a nivel económico, en 1996, junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de la Provincia se realizó un relevamiento sobre un segmento importante del total de empresas industriales: el que conformaban industrias con un nivel de ocupación entre 5 y 200 personas o que, con menos de 5 personas ocupadas, tenían más de $60.000 de valor de la producción. Esto luego se amplio a todo el sector industrial. En el año 2000, las instituciones marcaron la necesidad de continuar generando información actualizada del conjunto del sector, llevándose a cabo el primer Censo Industrial de la ciudad lo que permitió “obtener datos que, por un lado, posibilitan la consolidación de marcos muestrales actualizados, con el objeto de asegurar la vigencia del contexto de referencia de las encuestas permanentes y, por otro, permite a las Instituciones de apoyo desarrollar medidas, acciones y políticas ligadas a la producción y al desarrollo económico”. No solo se recabaron datos cuantitativos sobre facturación, empleo, exportaciones sino que se trabajó sobre aspectos cualitativos como la innovación, el equipamiento, los proveedores, la tercerización, el mercado, la infraestructura, formas de gestión, inversión, insumos, integración industrial, nivel de competitividad, necesidades de capacitación, internacionalización, nivel de empleo entre otras características. <br />En 1998, ante la sensación generalizada del entorno institucional sobre la baja tasa de creación de empresas, el ICEDeL colaboró con la Universidad Nacional de Mar del Plata para realizar el estudio “Diferencias espaciales en la gestación de ideas empresariales”, donde se analizó la tasa de gestación empresarial, comparativamente con otras cuatro ciudades del país. El resultado sirvió de base de discusión sobre los nuevos desafíos de la ciudad que tienen que ver con la creación de empresas para los años venideros.<br />En el mismo año, junto con el Centro Comercial e Industrial del Departamento Castellanos y asistencia técnica de la CEPAL, el ICEDeL realizó el “Estudio y Análisis de la Articulación y Funcionamiento del Entramado Institucional de Apoyo a la Producción en la ciudad”, se llevo a cabo un análisis del entramado, sus interacciones, concluyendo con un taller con los diferentes actores analizando los roles, liderazgos, consensos, entre otros item. Esto contribuyó a mejorar las relaciones del sector como a la definición por parte de los actores locales de los temas más importantes para el desarrollo económico en el mediano y largo plazo. <br />En 1999 la Secretaría de Programación Económica de la Municipalidad y el ICEDeL junto con la Cámara de Comercio Exterior realizaron un relevamiento del sector exportador rafaelino que sirvió como fundamento para que la ciudad cuente a partir del año 2000 con un resguardo aduanero. Durante el 2002, el Municipio junto al CDE y el CEMRAF, realizó un relevamiento en las 60 empresas mas grandes de la ciudad sobre los productos que éstas estaban importando o adquiriendo fuera de Rafaela y que se podrían sustituir por una Oferta Local. La información se está utilizando para realizar un programa de Desarrollo de Proveedores de Base Local y difundir información en las universidades para fomentar la cultura emprendedora.<br />Es de señalar que también el CDE realizó diversos estudios sectoriales sobresaliendo el diagnóstico del sector metalmecánico.<br />La Internacionalización de la economía<br />Hace varios años que las empresas de la región han desarrollado un concepto avanzado de internacionalización, manteniendo una gran inserción en el comercio exterior. Desde que se creó la Secretaria de Programación Económica, se trabajó para potenciar la relación de nuestra región con el mundo, en coordinación con el sector empresario y educativo. A fin de profundizar este proceso, más allá del comercio exterior, se pensó en desarrollar un nuevo concepto de relaciones internacionales que involucre no sólo la faz comercial, sino también aspectos productivos, educativos, sociales e incluso culturales, en una dinámica que podríamos definirla como de Región-Región.La relación con la ciudad alemana de Sigmaringendorf, situada en el sur-oeste de Alemania, cerca del Lago de Constanza, se concreta ya que Don Guillermo Lehmann, nuestro fundador, nació el 20 de agosto de 1840 en esta ciudad, y por este motivo, en el año 1981 se firmó un Acta Declaratoria donde se acuerda declarar a ambas " Ciudades Hermanas" . <br />Es a partir de esta relación que se logra poner en marcha 1.993 un intercambio de estudiantes entre el estado de Baden-Württemberg -Alemania- y la ciudad de Rafaela -Argentina-. Para realizar este programa se involucraron la Universidad Tecnológica Nacional, Instituto Superior del Profesorado Nro. 2 “Joaquín V. González”.el Centro Comercial e Industrial del Departamento Castellanos y al Instituto Cultural Argentino Germano. <br />Cada una de las partes entramado tiene asignadas funciones específicas: desde el Municipio actuamos como ente coordinador del Programa, manteniendo la relación formal del mismo con las entidades educativas alemanas, y somos el nexo entre los demás integrantes del mismo en la ciudad. La Universidad y el Instituto del Profesorado promueven el programa dentro de sus casas de estudio, concientizando a los alumnos de la importancia del mismo; a la vez que incentiva el estudio de la lengua alemana.<br />El Centro Comercial e Industrial del Departamento Castellanos realiza la difusión del programa dentro de la gremial empresaria, colaborando con la inserción de los practicantes alemanes en las empresas de nuestro medio. El Instituto Cultural Argentino Germano capacita a los estudiantes en el idioma extranjero y los introduce a la cultura alemana. <br />Como contraparte, en Alemania intervienen: la Escuela Técnica Superior de Albstadt-Sigmaringen (Fachhochschule Albstadt-Sigmaringen) y la Oficina de Coordinación de Prácticas en el Exterior de estudiantes de las Escuelas Técnicas Superiores (Fachhochschulen) del Estado de Baden-Württemberg, con sede en la ciudad de Karlsruhe. <br />Este proyecto tiene su gestación en un programa de investigación realizado por el Instituto de Economía de la Universidad Tecnológica Nacional, denominado: “El papel de las pequeñas y medianas industrias en un contexto de integración económica. El centro oeste de la provincia de Santa Fe y el caso del Estado de Baden-Württemberg en perspectiva”, y surge como resultado de contactos realizados con instituciones educativas de Alemania.<br />El Programa consta de dos flujos: uno de estudiantes alemanes que llegan a nuestra región para realizar una práctica laboral por un período de seis meses y otro de estudiantes rafaelinos que parten hacia Alemania, otorgando esto un crecimiento integral de cada uno de los participantes. Como consecuencia, se da una transferencia de conocimientos y tecnologías, primero por las prácticas que realizan los estudiantes de Alemania en nuestras empresas, y segundo por las habilidades adquiridas por nuestros recursos humanos en el país extranjero y que trasladan a su regreso a nuestro sistema productivo. <br />En primer instancia se crea una red de conocimientos involucrando a los sectores público, privado y educativo que se fortalecerá con el tiempo, para luego pasar a una etapa de resultados económicos, estableciendo lazos sólidos y perdurables entre ambas regiones.<br />Si bien el aprendizaje y el intercambio de experiencias es continuo, se puede mencionar algunas de las acciones que ya se han concretado como ser:<br />Trabajos de implementación de programas de calidad (ISO 9000 - HCCP) por parte de los pasantes alemanes en empresas de nuestra región.<br />Apertura de mercados para empresas rafaelinas.<br />Realización de estudios de mercado para empresas rafaelinas de diferentes rubros.<br />Tesis de un estudiante alemán sobre: " Macrologística del Área Rafaela" , trabajo importante en términos de planificación estratégica para nuestra ciudad.<br />Visitas a empresas de nuestro medio por parte de estudiantes rafaelinos con la finalidad de comentar cuál es la metodología de trabajo en Alemania, en las distintas áreas específicas en la que les tocó desempeñarse.<br />Participación de estudiantes rafaelinos en ferias alemanas, asistiendo a empresas de nuestro medio que poseen stand en las mismas.<br />Incorporación en forma definitiva de pasantes en empresas alemanas y rafaelinas como técnicos de áreas específicas.<br />Es importante mencionar cómo se financia el programa, desde el concepto que todos los sectores realizan algún esfuerzo: los estudiantes rafaelinos realizan una pasantía rentada en Alemania, el Municipio cubre el 50 % del costo de los pasajes, la entidad educativa otorga una beca (destinada a cubrir el 50% restante para el traslado). Además, el Municipio también beca una parte de los estudios de idioma. En la contraparte local, las empresas de Rafaela reciben estudiantes alemanes para que realicen una práctica rentada.<br />Hasta noviembre de 2.002 han participado de este programa 49 estudiantes alemanes y 26 jóvenes rafaelinos.<br />Con el País Vasco, España, la relación la inicia la Fundación para el Desarrollo Regional con un instituto llamado INASMET transfiriendo conocimientos en temas de calidad, de productividad e innovación. Este instituto vasco colaboró activamente en la realización del diagnóstico del sector metalmecánico y ayudó en la redefinición de políticas hacia el sector.<br />El Municipio también se relacionó con instituciones vascas que tienen un gran conocimiento sobre importantes problemáticas de actualidad para toda nuestra sociedad, como lo son la del empleo y la planificación estratégica.<br />A través de intercambios y programas de capacitación de funcionarios y agentes municipales, la Agencia para el Desarrollo de Bidasoa (ADEBISA), junto a las ciudades de Irún y Fuenterabía ha transferido gestión para fortalecer, mejorar y adaptar las políticas actuales hacia el mercado de trabajo, en temas como la necesidad de capacitación, el estudio de la oferta y la demanda de este mercado y el análisis de la información, la orientación y la creación de nuevas empresas. Esta asistencia permitió redefinir el área de empleo implementando acciones más eficientes.<br />Los primeros contactos que estableció la ciudad de Rafaela con Fossano fueron a principio de 1996, motivados por el trabajo que estaban realizando las entidades italianas, sobre todo la escuela Dante Alighieri, con el fin de concretar una relación sólida con alguna ciudad del Piamonte.<br />El " gemelaggio" oficial se efectuó el 24 de octubre de 1996, cuando se firmó el acta de hermandad en ocasión de la primera visita a nuestra ciudad de un contingente fossanense. Como contraparte de esta visita, en junio de 1997, 150 rafaelinos viajaron a Fossano, donde hubo oportunidad de ratificar el acto de hermandad y de firmar convenios de cooperación.<br />La relación con esta ciudad hermana recién comienza a dar sus primeros pasos. La primera etapa recorrida estuvo en relación, en su mayor parte, con el aspecto cultural y afectivo, más que con el plano económico, y se obtuvo, como primer resultado, un convenio de intercambio de estudiantes secundarios (fossanenses y rafaelinos) que entre un y dos meses realizan pasantías en escuelas de la ciudad hermana, como ser el Colegio de los Salesianos, Instituto Técnico Industrial y Liceo Lingüístico. La relación con esta ciudad italiana se mantiene a través de una comisión formada a tal efecto por la Sociedad Italiana, la Escuela Dante Alighieri, la Asociación Piamontesa, la Sociedad Rural, el Centro Comercial e Industrial, la Municipalidad, y dos entidades educativas.<br />Con Sao Leopoldo, Esteio y Porto Alegre (Brasil) el interés nace desde antes de la puesta en marcha del Mercosur y surge como una consecuencia natural de la alta inserción comercial de las empresas locales con el sur de Brasil al momento de iniciarse el Programa de Internacionalización de la Economía Regional.La relación se inicia entre la Universidad Tecnológica Nacional, con el apoyo de la Municipalidad de Rafaela, y la Universidad do Vale do Río dos Sinos – Unisinos – ubicada en Sao Leopoldo (Estado de Río Grande do Sul), a través de un intercambio de estudiantes universitarios que se desarrollaba por medio de visitas de una semana, dos veces al año en un doble sentido con el objetivo de conocer las economías, la cultura y realizar contactos en el marco del Mercosur.<br />También durante gran parte de los 90 se realizaron misiones comerciales junto a CAPIR y la Cámara de Comercio Exterior a diferentes lugares del sur de Brasil y se participó en distintas Ferias Internacionales.En 1996, a través de un convenio firmado entre la Municipalidad de Rafaela y la Cámara de Comercio Exterior se designa a un ex-participante del intercambio UTN-UNISINOS como representante de nuestra ciudad en la ciudad de Porto Alegre. El trabajo realizado consistió en fomentar la integración de las dos regiones por medio de la búsqueda de oportunidades comerciales.<br />Teniendo en cuenta todos estos antecedentes, en febrero de 1998, se renovó el Convenio de Colaboración con la Cámara de Comercio Exterior por el cual el Representante en la ciudad de Porto Alegre se incorporaba a un Proyecto Provincial desarrollado en forma conjunta entre el Ministerio de la Producción de la Provincia de Santa Fe, y las Cámaras de Comercio Exterior de toda la provincia, constituyéndose en un nuevo instrumento de promoción comercial para una amplia región, como así también una efectiva política de apoyo al sector empresario para iniciar y/o profundizar los negocios con Brasil. Es importante señalar que en la idea de profundizar la internacionalización de nuestras empresas, el municipio, luego de una definición de las instituciones y producto la visita durante tres semanas de un experto japonés invitado por el INTI, acaba de presentar a la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, un proyecto para que tres expertos japoneses trabajen durante dos años en la ciudad en capacitación y asistencia en comercio y marketing internacional para las Pequeñas y Medianas Empresas, en fomentar y aumentar la internacionalización de las empresas industriales de los sectores lácteo y metalmecánico, y en la asistencia en entrenamiento y capacitación in company al personal de empresas que exportan, como también potenciales exportadores.<br />El Programa de Formación Dirigencial<br />Desde sus inicios, el Plan Estratégico para Rafaela (PER) definió entre las prioridades de la ciudad, la realización de programas tendientes a fortalecer el entramado institucional local, sobre la base de que una sociedad civil fuerte da como resultado una participación activa de las instituciones en la toma de decisiones estratégicas para la comunidad.<br />En 1998 dentro de las líneas de Fortalecimiento Institucional y de la Producción del PER se manifiesta la necesidad concreta de trabajar sobre la formación de los Dirigentes de las Instituciones de la Ciudad. En el mismo año, se realizaron talleres de sensibilización y planificación de lo que sería el Programa de Formación Dirigencial, definiéndose las temáticas por las cuales rondaría el programa. <br />En 1999 el Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local (ICEDeL), asume el rol de brazo ejecutor de este proyecto y con el aval de las instituciones participantes del PER implementó el Curso Formación Dirigencial Nivel I.<br />El grupo de dirigentes que finalizó el primer nivel, en el año 2000 planteó la necesidad de profundizar algunos temas y agregar otros que se detectaron como importantes y necesarios para su desempeño dentro de la institución, lo que derivó en un segundo nivel. <br />Este programa de formación le brinda a los dirigentes las herramientas y conocimientos necesarios para mejorar los mecanismos de comunicación y participación, lo que en definitiva favorece al sistema y en consecuencia a la ciudad.<br />El objetivo general del programa, definido por el conjunto de las instituciones, es “Brindarle al participante un ámbito de estudio de la realidad local, nacional e internacional. Enseñarle a pensar y a reflexionar con lógica, a analizar con rigor metodológico y juicio crítico para un eficaz desempeño de su rol dentro de la institución”<br />La estructura del Programa se divide en dos grandes áreas, la primera abarca un grupo de materias “Formativas”, que dan a los participantes los conceptos teóricos necesarios para analizar la realidad y para el desarrollo de las demás asignaturas incorporadas al programa. Se desarrollan temas como: Historia de la ciudad y la región, Economía, Sociología, Filosofía Política, Ética y dirigencia, Realidad internacional, Entramado institucional y desarrollo local, entre otros.<br />Y un segundo grupo de materias teóricas prácticas que tienen como objetivo que los participantes adquieren distintas herramientas y habilidades para el manejo de recursos materiales y financieros, como así también de conducción de Recursos Humanos y liderazgo.<br />Se desarrollan los siguientes temas: Análisis del entorno, El rol de las ONG’s, Estrategia, Relaciones públicas y lobby, Oratoria, Planificación estratégica, Gestión de recursos humanos, Recaudación de fondos, Liderazgo, Resolución de conflictos y negociación, Conducción de grupos y motivación, Elaboración y evaluación de proyectos, La cultura de la Calidad en las organizaciones. <br />En la actualidad está finalizando la Tercera Edición del Programa de Formación Dirigencial, habiendo participado en la totalidad del programa 94 personas de 52 instituciones.<br />El programa está orientado a formar a los actuales y futuros dirigentes institucionales desde el punto técnico y humanístico para el desarrollo del rol dirigencial dentro de la institución y en la sociedad.<br />Plan de Desarrollo de Mercado <br />Las características de las pequeñas y medianas empresas pueden encontrarse en bibliografía especializada sobre este tema. Nuestra vinculación ha permitido detectar algunos problemas que manifiestan muchas MiPyMEs de nuestra región: <br />Están orientadas hacia el mercado interno cerrado, en muchos casos local o regional, relativamente estable en requerimientos técnicos y en exigencias de calidad, con pocos competidores participantes. <br />Una gran parte son de carácter familiar y dueño-intensivas, rasgos que repercuten en diversos aspectos del funcionamiento económico y productivo de las firmas y le otorgan una especialidad propia muy diferenciadora respecto a otras organizaciones productivas. <br />El dueño se involucra fuertemente en las tareas de producción, relegando a un segundo plano las tareas de gestión de la empresa y/o comercialización. <br />Hay carencia de procedimientos formales de planeamiento estratégico. <br />Gran parte de la gestión estratégica está forjada a partir de la percepción o intuición empresarial sobre la dinámica del mercado y sobre las opciones abiertas a la firma, en relación con sus capacidades y activos competitivos básicos. <br />De manera informal y un tanto anárquica, el dueño realiza un proceso de aprendizaje permanente, se asienta en la necesidad de resolver problemas particulares no anticipables y va conformando el activo de competencias intangibles de la firma, definiendo gran parte de sus ventajas competitivas en el mercado. <br />Escaso nivel de innovación, tanto en el plano tecnológico como así también en el plano gerencial productivo. <br />En esta somera descripción, se puede ver que las mayores dificultades de las pequeñas y medianas empresas se manifiestan en las actividades de comercialización, aunque cuenten con productos de una aceptable calidad, susceptibles de ser introducidos en otros mercados. Estas características no hacen sino ensanchar día a día la brecha existente entre estas unidades productivas y los mercados de mayor importancia. Es por ello que consideramos de suma importancia potenciar la comercialización de estas empresas.<br />Extensionismo – La vinculación Estado, Universidad, Empresa<br />La calidad y formación de los recursos humanos constituye hoy en día una de las principales ventajas competitivas de cualquier país.<br />Rafaela explica parte de sus ventajas competitivas en la calidad de los recursos humanos con que cuenta. En este sentido, las acciones surgen a partir de la necesidad de incrementar los puntos de contacto y comunicación entre los sectores educativo, público y empresarial. <br />Con el objetivo de trabajar de manera conjunta con grupos de empresas se implementa un programa de Extensionismo desde la Secretaría de Programación Económica. <br />El objetivo es fortalecer el vínculo entre las empresas, el Municipio y las instituciones de apoyo al sector productivo, acercando la oferta institucional de servicios y las necesidades de las empresas, intentando que éstas utilicen los beneficios que brinda el entorno para la generación de ventajas competitivas.<br />Durante los 90 se llevó a cabo un programa de pasantías rentadas y no rentadas que permitía a los estudiantes una práctica laboral para su capacitación, un retorno de aprendizaje al sector educativo, lo que a su vez la empresa suma una persona con dinámica y flexibilidad a su estructura. Las instituciones se involucraron y el sistema llegó a mover a más de 500 estudiantes.<br />Teniendo como referencia esta experiencia, la Secretaría de Programación Económica conformó un grupo de trabajo con estudiantes universitarios avanzados de las carretas Licenciatura en Organización Industrial, Licenciatura en Marketing y Licenciatura en Comercio Exterior de las Universidades Locales y Licenciatura en Economía de la UNC.<br />El grupo fue capacitado por agentes de la Secretaría sobre la estructura productiva de Rafaela, la conformación del entramado institucional, la función de cada institución y la oferta de servicios que prestan.<br />Este tarea, denominada Programa de Comercio Interior, tiene por objetivo “aumentar la facturación de las pequeñas empresas de nuestra ciudad, promoviendo la comercialización de los productos que aquí se fabrican en diferentes zonas del país”.<br />Se visitan empresas con la finalidad de relevar información sobre comercialización, productos, mercados, competencia, formas de ventas, publicidad, ventajas competitivas.<br />También datos sobre insumos, infraestructura, personal, administración y gerencia, financiación. En función de esto, las necesidades de las empresa y del sector, se elaboran informes sectoriales e individuales en los cuales se destalla la información recabada, las fortalezas, debilidades y oportunidades de cada sector.<br />Entre las distintas instituciones (CAPIR, CDE, MUNICIPALIDAD) se confeccionan las actividades a desarrollar con los distintos sectores.<br />Asociatividad Empresarial – Red de Comercializadoras<br />La Secretaría de Programación Económica de la Municipalidad de Rafaela, tiene como objetivo promover el desarrollo de una " Red de Comercializadoras" , distribuida en todo el País, cuya intención es contrarrestar las dificultades que encuentran los empresarios al tratar de abordar distintos mercados, tratando que sea sustentable en el tiempo, ya que no se trata de una incursión coyuntural, sino de un serio plan de comercialización. <br />Se persigue el crecimiento en el tamaño de las empresas y por ende el aumento en la demanda de empleo, aumentar en el nivel competitivo de las empresas, generar una fuerte innovación en lo que respecta a producción y los distintos niveles de gestión. <br />Uno de los pilares en los que debe apoyarse el proyecto debe ser la asociación de grupos de empresas, con el objetivo de reducir riesgos, disminuir costos, sumar sinergias. <br />CAPIR y la Municipalidad convocaron a un grupo de empresas con el perfil adecuado para acceder a este programa. El proyecto se organizó en distintos grupos, conformados a partir de los canales de comercialización que compartían. <br />Dado el grado de avance con el que contaba el grupo autopartista se sumó a la Cámara de Industriales Metalúrgicos con el objetivo de coordinar y aumentar el número de empresas. Comenzó el grupo compuesto por siete industrias de la ciudad de Rafaela, con las cuales se formó un mix de productos altamente competitivo.<br />Es importante mencionar que para facilitar la implementación y puesta en marcha de este proyecto, el Ministerio de la Producción de la Provincia de Santa Fe y la Municipalidad de Rafaela han efectuado un importante aporte económico.<br />El Centro de Desarrollo Empresarial solventó durante 6 meses un gerente que cumplió tareas administrativas, y fundamentalmente se encargó de diseñar las estrategias comerciales. La asociación realizó una carpeta única de productos, con la folletería adecuada y sus respectivas listas de precios.<br />Por otro lado, el grupo de fabricantes de muebles perteneciente a CAPIR, donde participan 20 empresas de la ciudad, elabora junto a la Secretaría de Programación Económica acciones que tienen que ver con la capacitación, desarrollo de mercados y mejoras productivas. Se organizó la primer exposición del mueble rafaelino, cuyo primer objetivo era mostrar los productos hechos en la ciudad y juntar al sector, siendo un gran impulso la gran cantidad de publico asistente que derivó en pedidos de compras. Se intenta consensuar aspectos técnicos y comerciales con los profesionales de la construcción (Colegio de Arquitectos), vincularse con la Cámara de la Madera de Esperanza, zonas mueblera de gran envergadura, para comenzar a tener una relación de cooperación y estrategias conjuntas.Es importante resaltar que gran parte de los programas de asistencia se llevan a cabo a través del Centro de Desarrollo Empresarial. <br />Desarrollo de infraestructura.<br />En la agenda del desarrollo siempre está presente la identificación de una serie de obras de infraestructura, servicios o bienes públicos que por sus características puedan incrementar el potencial de desarrollo de la economía. En este caso, el estado local actúa como motivador o facilitador de las iniciativas, interviniendo activa o financieramente. <br />Rafaela no cuenta con ventajas de localización por lo que la infraestructura del transporte es clave para la comunicación con el mundo.<br />En este sentido, uno de los proyectos de vital importancia para la ciudad, incluso de gran debate en los ámbitos del Plan Estratégico por su envergadura, es el de dotar de mayor infraestructura al aeródromo local para posibilitar el transporte de carga y de pasajeros. <br />También el municipio trabajó en la concreción de la ampliación del Parque Industrial, denominado Parque de Actividades Económicas Rafaela (PAER), espacio actualmente disponible de 44 has. Esto sirve para la radicación de empresas., incluidas las de comercio y servicios, que hasta el momento no tenían posibilidades de radicarse en el predio.<br />Dentro del Programa de Reforma de la Educación Superior Técnica no Universitaria, la Fundación para el Desarrollo Regional y el Municipio están llevando a cabo la instalación de un Instituto Tecnológico de Formación Superior no Universitaria (ITEC) para brindar carreras de alta especialización vinculadas a las demandas de las empresas, con una duración de dos años. Existen en la ciudad demandas de personal técnico con alta capacidad y conocimientos. Dentro del consejo consultivo participan la Fundación nombrada, el municipio, la Universidad Tecnológica, la Escuela Técnica y el Instituto del Profesorado, permitiendo esta nueva infraestructura abordar temas como la innovación y la transferencia de tecnología a la comunidad productiva.<br />Dadas las características de la economía rafaelina en cuanto a polo exportador, la ciudad viene debatiendo la posibilidad de contar con un centro logístico de comercio exterior. Dentro del PAER se concretó la Zona Primaria Aduanero, a los efectos de que las mercaderías importadas y exportadas desde Rafaela puedan ser inspeccionadas por los funcionarios de la Aduana. La inversión la hizo el municipio, pero éste cedió en comodato a la Cámara de Comercio Exterior la administración y gestión del Resguardo.<br />ENSEÑANZAS, APRENDIZAJES Y NUEVOS DESAFIOS<br />Como vimos, en Rafaela existe un liderazgo o hegemonía compartidos de forma constructiva y abierta a la participación de actores locales, lo cual refleja una vez más el trasfondo de visión común a favor del desarrollo económico local existente.<br />Los días 20 y 21 de octubre de 2000 se llevó a cabo un Taller de Análisis y Reflexión sobre el Sistema de Competitividad Local de Rafaela y su región en la perspectiva 2001-2005. Del mismo participamos los actores públicos y privados ligados al sector productivo analizando la existencia de importantes fortalezas locales junto a la presencia de algunas debilidades y limitaciones para el desarrollo económico local, las cuales debían ser enfrentadas. Entre las fortalezas locales hay que resaltar:<br />El papel activo del gobierno municipal en la promoción del desarrollo económico local<br />la existencia de un Plan Estratégico de la ciudad<br />la modernización de la gestión municipal<br />la existencia de proyectos en curso de infraestructura y desarrollo urbano<br />la participación de la sociedad local y el sentido de pertenencia territorial<br />el aumento de espacios para la actividad empresarial<br />un sector empresario activo y con instituciones que prestan servicios de desarrollo empresarial<br />la presencia de iniciativas locales de cooperación público-privada en apoyo a las PyMES<br />alto nivel de asociacionismo empresarial local<br />importante dotación de centros tecnológicos y oferta educativa<br />intermediación eficiente del Centro de Desarrollo Empresarial en la construcción del mercado de servicios a empresas<br />aumento de la presencia empresarial en foros nacionales e internacionales<br />capacidad para operar acuerdos de alcance regional y proyección internacional a través de redes de ciudades. <br />Pese a la existencia de estas fortalezas para el desarrollo de Rafaela y la región se advierten, sin embargo, determinadas debilidades entre las que se encuentran:<br />la reducida participación del sector universitario en las relaciones institucionales locales<br />bajo nivel de creación de nuevas empresas<br />dificultad para encontrar líneas de financiamiento en apoyo de la innovación<br />falta de involucramiento del sector financiero con las iniciativas de desarrollo económico local<br />existencia de microempresas y PyMES con problemas de gestión empresarial y resistencia a la cooperación industrial y la subcontratación<br />incipiente, débil y desarticulada oferta de servicios tecnológicos<br />reconversión incompleta de roles y funciones de las instituciones de representación empresarial<br />escaso desarrollo de sectores de nuevas tecnologías<br />bajo número de empresas de base tecnológica, esto es, reducida incorporación de valor agregado a los productos locales.<br />Los diferentes actores locales priorizaron del anterior conjunto de problemas los relativos a la falta de instrumentos financieros apropiados para impulsar el desarrollo empresarial innovador; la necesidad de articular de forma eficiente el sistema educativo de acuerdo a la demanda de necesidades actuales y futuras del sistema productivo; y el fomento de la innovación tecnológica y la creación de nuevas empresas. <br />Esto fue un paso importante en la definición y concertación estratégica. De todos modos existen y notamos diversas restricciones para el desempeño eficiente de dichas actuaciones conjuntas, que, incluso, habían sido analizadas y estudiadas con anterioridad a este taller y que no han sido superadas. La falta de una mayor coordinación entre las diferentes entidades, la necesidad de un mayor grado de profesionalidad, la ampliación de la confianza mutua, el aumento de las redes locales .<br />La madurez institucional alcanzada en el sector privado empresarial y la articulación con el gobierno municipal requiere no solo ser fortalecida sino un esfuerzo de vinculación e integración del resto de las entidades territoriales relevantes, en especial del sector educativo y de investigación tecnológica, a fin de profundizar un contexto sistémico de competitividad territorial, el cual no precisa, quizás, de la creación de nuevas instituciones, sino de la mejora de la articulación institucional de las existentes localmente, a fin de que todas ellas trabajen aún más en un esquema integrado de desarrollo económico local, compartiendo la visión última de mejora competitiva de la región.<br />Para concluir, podemos decir, a partir del aprendizaje de esta experiencia, que una de las claves para poder avanzar en un proceso e cooperación es la confianza, sería algo así como el combustible de la articulación y la cooperación. Algo por lo cual hay que estar atentos para que no se agote. Algo importante para no quedarnos parados en el medio del camino. Y esto se construye todos los días con conductas éticas, cumpliendo los compromisos, con credibilidad, con solidaridad, transparentando las relaciones.Por otro lado el ejercicio de liderar el proceso es clave en tanto y en cuanto permita tener la capacidad para lograr el consenso, la capacidad para generar el diálogo, para relacionar, para manejar los conflictos, para escuchar. No existe red sin liderazgo. Y el conjunto del entramado debe entender esto y definirlo.<br />Por último, la experiencia de desarrollo económico local en la ciudad Rafaela si bien dista de lo que son las mejores prácticas internacionales, también podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que es una demostración de logros que se alcanzan cuando una comunidad se involucra, se integra, participa, articula.<br />Cuando se mantienen en el tiempo los valores de aquellos pioneros que hicieron grandes estas tierras.Por estas razones, es posible, que la ciudad de Rafaela tenga hoy la capacidad para enfrentar y resolver los problemas de manera distinta de como ocurre en otros lugares de la Argentina. Sin duda esta política desde lo local, esta articulación público-privada, prepara a las ciudades y regiones para conectarse mejor con el mundo globalizado. <br />ANEXO I<br />Bibliografía y Fuentes de Consulta<br />Plan Estratégico para Rafaela. 1.996Censo Industrial de Rafaela 2000. ICEDeL. Informes anuales situación ocupacional de Rafaela ICEDeL.Informes INDEC sobre situacional ocupacional. Relevamiento Socioeconómico 2002 de Rafaela. ICEDeL.Revista de la CEPAL N° 59, agosto 1.996, p.39-52.” Competitividad sistémica: nuevo desafío para las empresas y la política”. Esser K., Hillebrand W., Messner D., Meyer-Stamer J.Rafaela: Un cuasi-distrito italiano “a la argentina”. Quintar, A., Ascúa R., Gatto F., Ferraro C. CEPAL. Documento de Trabajo N° 35. Año 1993Rafaela, la opción para invertir. Señales sistémicas de Competitividad. Ascúa R., Lopez M. Documento de Trabajo, MUNICIPALIDAD de RAFAELA. 1.996.Iniciativa de Desarrollo Económico Local. La articulación y las interacciones entre instituciones. El caso de Rafaela –Argentina. Costamagna P. CEPAL-GTZ. 1.999Ambiente, Entorno Institucional y Desarrollo. La articulación y las interacciones entre instituciones de soporte técnico al desarrollo empresarial. El caso de Rafaela y su región. Ferraro C, Sepúlveda L., Domínguez E. CEPAL. 1.998El Estado Local: Autonomía, Financiamiento y Reconversión. Peirone R. Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales. 2002.Política Industrial a nivel local – Evaluación de la política de la Municipalidad para la promoción de la asociatividad empresarial en pequeñas empresas industriales de Rafaela – CEPAL - MUNICIPALIDAD de RAFAELA.1.996.Dinamismo empresarial y cooperación institucional. El caso de las pymes de Rafaela. Worcel G., Ascúa R. CFI - CEPAL Doc. Nro. 24. 1.991.Políticas de Desarrollo Local. EL intento de la ciudad de Rafaela. Costamagna P., Gariboldi J. Documento de Trabajo. 1.997 Distritos Industriales en Argentina y Suecia. Utilizando el análisis de redes para develar los secretos de la Organización empresarial. Johannisson B, Kantis H., Ascúa R. Vaxjo University. 2000.Rafaela: Un éxito más allá de lo económico. Paladino M., Hasman A. Documento de trabajo. IAE. 2002.Construir el Mercado. Lecciones de la Unión Europea y el desarrollo de las instituciones y de las políticas de competitividad. Bianchi P. UNQ. 1997.Territorio, conocimiento y competitividad de las empresas. El rol de las instituciones en el espacio global. Boscherini F., Poma L. Compiladores. Niño y Dávila Editores. 2000.Desarrollo Económico Local y Descentralización en América Latina. Una análisis comparativo. Aghón G., Albuquerque F., Cortés P. CEPAL – GTZ . 2001.<br />Inicio <br />SIDEL <br />¿Qué es desarrollo económico local? <br />Documentos <br />Experiencias DEL <br />- Casos de DEL <br />- Experiencias DEL en observación <br />- Experiencias Nacionales <br />Vìnculos <br />Encuentro DEL 2004 <br />Recomendaciones <br />Directorio de Instituciones de Desarrollo Económico Local y Desarrollo Económico Rural <br />Menú Principal <br />Conceptos DEL <br />Experiencias DEL <br />Herramientas DEL <br />Información a nivel nacional <br />Empresas de Guatemala <br />Cómo Iniciar mi empresa <br />Cómo Administrar mi negocio <br />Comercio Internacional <br />Tecnología para la empresa <br />Desarrollo Económico Local: Estrategia De Cooperación Público-Privada<br />Francisco AlburquerqueConsejo Superior de Investigaciones CientíficasInstituto de Economía y GeografíaPinar 25 (28006) MadridF.Alburquerque@ieg.csic.es <br />1. Limitaciones del ajuste estructural aplicado en América Latina y el Caribe<br />En la aplicación de los procesos de ajuste estructural en América Latina y el Caribe se ha hecho un énfasis principal, y a veces casi exclusivo, en los programas de estabilidad macroeconómica, suponiendo que ello era suficiente para asegurar el desarrollo. Asimismo, dichos procesos de ajuste se acompañaron de un conjunto de elementos adicionales que han acabado por profundizar la debilidad de dichas economías, las cuales han sido expuestas a condiciones de competitividad externa de forma drástica, sin los correspondientes períodos de adaptación que les hubieran permitido ir incorporando las innovaciones requeridas en los diferentes procesos productivos. Por otra parte, se ha alentado de forma irrestricta el desmantelamiento del Estado en la suposición de que la iniciativa privada puede asumir las responsabilidades de éste en cuanto al funcionamiento y regulación de la economía y la sociedad en el mundo actual. Este planteamiento, que dista mucho de ser el camino que en su día permitió a los países desarrollados sentar sus propias bases de desarrollo ha sido, sin embargo, planteado o impuesto a las economías de esta región con no pocas dosis de fundamentalismo, y ello ha acabado de conformar un contexto en el que las dificultades para el funcionamiento de estas sociedades se han acumulado considerablemente. <br />La principal limitación de los procesos de ajuste estructural tal como éstos han sido aplicados en la práctica, según la orientación principal del denominado Consenso de Washington, ha sido la de no incorporar las dimensiones propias del cambio estructural, esto es, las exigencias de los cambios obligados por la reestructuración tecnológica y organizativa, las nuevas formas de producción y gestión y las necesarias adaptaciones de la Administración y organizaciones públicas a los distintos escenarios territoriales, superando los enfoques centralistas y de carácter agregado. En lugar de enfrentar todos estos cambios propios de la nueva fase de transición tecnológica en la actual onda larga de desarrollo económico, los planteamientos ortodoxos del ajuste estructural, así como otras aproximaciones supuestamente críticas, han situado en primer lugar el tema de la globalización y el acceso a los mercados internacionales, invitando con ello a un desenfoque no menor del escenario en el que nos encontramos, y colaborando de ese modo a la confusión acerca de la búsqueda de estrategias de desarrollo, las cuales parece que hubieran desaparecido como posibilidad real. <br />Hay que insistir, sin embargo, en que la creciente apertura y exposición externa de las economías constituye tan sólo un aspecto de la caracterización del sistema económico mundial junto al cual se dan otras circunstancias de igual o mayor relevancia, sobre todo para la explicación del funcionamiento del mundo menos desarrollado. En cualquier caso, la creciente globalización económica, financiera y mediática no hace sino exponer en forma mucho mayor la heterogeneidad de situaciones a nivel internacional y al interior de los diferentes Estados, lo cual obliga a una aproximación territorial al desarrollo económico, un tema que no puede seguir siendo tratado mediante una visión simplista basada en indicadores promedio agregados referidos a un supuesto funcionamiento homogéneo de los Estados nacionales o por una lógica única globalizadora de los grandes grupos empresariales.<br />2. La heterogeneidad del sistema económico mundial <br />El sistema económico mundial es, conviene no olvidarlo, una expresión abstracta que se utiliza para referirse a la economía internacional en su conjunto. Pero eso no quiere decir que la economía internacional funcione como un único sistema o un único mercado. Existe un núcleo globalizado de actividades dinámicas, junto a una inmensa mayoría de actividades que se desenvuelven en ámbitos locales, protagonizadas mayoritariamente por microempresas y pequeñas empresas. Alrededor del núcleo globalizado de actividades cuya lógica de funcionamiento es mundial se encuentran segmentos de actividades y grupos vinculados a dicha lógica global. Pero, asimismo, hay también un conjunto importante de actividades que poseen una reducida o mínima relación con las actividades del núcleo globalizado de la economía mundial (Cuadro 1).<br />Cuadro 1<br />Según datos del World Development Indicators 2000 del Banco Mundial, la parte de la producción mundial que es objeto de exportaciones sólo alcanza, en promedio, el 23% en 1998. Ello quiere decir que la producción no comercializada internacionalmente es la gran mayoría de la producción mundial. No todo está tan globalizado, como vemos, ni el mundo es únicamente un solo mercado (Cuadro 2).<br />Del mismo modo, la inversión extranjera directa, esto es, la parte de la inversión extranjera que se concreta en nuevas instalaciones productivas es solamente un 2,2% de la producción mundial, lo que muestra que las actividades productivas en el mundo no vienen explicadas exclusivamente por las decisiones que protagonizan las grandes empresas, nacionales o extranjeras. Como podemos apreciar con estos datos básicos, la producción local no es una cuestión marginal, sino la forma normal de funcionamiento de la gran mayoría de la gente en el mundo en desarrollo, una cuestión que desde la perspectiva de la cooperación al desarrollo no puede ser omitida ni dejada únicamente a los planteamientos y políticas asistenciales.<br />Cuadro 2<br />El Cuadro 3 muestra los datos correspondientes a la participación de las exportaciones de bienes y servicios en el producto nacional bruto latinoamericano, la cual es en promedio tan sólo el 15% en 1998. En otras palabras, la producción de ámbito interno en América Latina es aproximadamente el 85% de la producción total. Igualmente, como se aprecia en el Cuadro 4, la inmensa mayoría de las empresas formales existentes en América Latina son micro y pequeñas empresas, las cuales suponen en promedio más del 96% del total de empresas existentes y casi el 57% del empleo.<br />La inserción internacional no garantiza, pues, suficiente difusión del progreso técnico en los diferentes sistemas productivos locales. Los eslabonamientos productivos con las actividades dinámicas externas son reducidos, siendo limitada la creación neta de empleo cualificado y reducidos los efectos de difusión de innovaciones en la base productiva de cada territorio. Esto hace necesaria una política territorial para el fomento de la innovación productiva y el desarrollo empresarial, así como para la formación de recursos humanos según las necesidades existentes en cada sistema productivo local, y para asegurar las condiciones de sostenibilidad ambiental en las diferentes actividades desplegadas.<br />Todos los sistemas productivos locales requieren, por tanto, asegurar la introducción de las innovaciones productivas en su base económica, así como mejoras de competitividad en sus mercados. De este modo, hay que acompañar las políticas de estabilidad macroeconómica y ajuste externo con políticas de desarrollo económico local, a fin de dar adecuada respuesta a los cambios estructurales de la actual fase de transición tecnológica, en el contexto de la globalización y mayores exigencias en los mercados. <br />Esto no significa que el desarrollo económico local se limite únicamente al funcionamiento de actividades productivas que se realizan en mercados internos. No es así. Algunas de las iniciativas de desarrollo económico local utilizan también las oportunidades de dinamismo externo existentes. Lo importante es saber incorporar ese dinamismo exógeno como parte de una estrategia local de desarrollo. <br />Cuadro 3<br />Cuadro 4<br />3. Competitividad sistémica territorial y desarrollo económico<br />La competitividad es la capacidad de mantener y ampliar la presencia en los mercados, lo cual comienza -aunque no concluye- con el logro de los mejores niveles de eficiencia productiva o productividad dentro de la actividad transformadora. Ello es así porque además de lograr eficiencia productiva es preciso haber incorporado previamente la información de los mercados, apostar por la calidad y la diferenciación del producto y asegurar una atención adecuada a los clientes, entre otras cuestiones básicas. <br />Tanto la competitividad como el desarrollo son sistémicos, esto es, resultado del esfuerzo organizativo e institucional del conjunto de actores sociales. Por ello no basta únicamente con asegurar las condiciones generales de estabilidad macroeconómica, sino que es preciso introducir las innovaciones productivas y de comercialización apropiadas en el nivel micro de cada sistema productivo local, incorporando la necesaria capacidad de gestión empresarial y tecnológica y la integración en redes de cooperación para acceder a la información estratégica o compartir ventajas de la especialización productiva y comercial.<br />Para ello, es preciso fomentar la cultura local emprendedora y dotarse de una estrategia de desarrollo territorial. En otras palabras, es preciso actuar en el nivel meta a fin de disponer de factores socioculturales y valores favorables a la incorporación de actitudes innovadoras o emprendedoras.Del mismo modo, para asegurar una actuación en cada ámbito territorial es necesario actuar también en el nivel meso, a fin de crear entornos favorables para el fomento del desarrollo local, lo cual exige el fortalecimiento de los gobiernos locales incorporando en ellos la lógica del desarrollo económico local y, sobre todo, abrir espacios de intermediación y cooperación entre actores públicos y privados a nivel territorial, a fin de alcanzar los necesarios consensos para el desarrollo local (Cuadro 5).<br />Cuadro 5<br />Cuando se alude a la introducción de innovaciones productivas no solamente me refiero a las innovaciones estrictamente tecnológicas, ya sean de producto o proceso productivo, sino también a las innovaciones de gestión y las innovaciones sociales e institucionales. Son innovaciones tecnológicas de producto, por ejemplo, la incorporación de nuevos materiales, las mejoras en diseño y diversificación de productos, la creación de marcas y la certificación de calidad. Las innovaciones de proceso productivo se refieren, por su parte, a la incorporación de nuevos equipos, nuevas instalaciones, mejoras en la línea de producción, control de calidad o informatización.<br />Innovaciones de gestión son las mejoras en la flexibilidad y eficiencia productiva, mejoras en la cualificación de los recursos humanos o en los procesos de trabajo, el acceso a redes de información estratégica o el establecimiento de relaciones de colaboración con proveedores y clientes. Finalmente, las innovaciones sociales e institucionales son también parte esencial de las innovaciones productivas.Me refiero, por ejemplo, a la promoción de actividades innovadoras, el fomento de la cultura emprendedora, la descentralización de decisiones sobre innovación o la concertación de actores públicos y privados.<br />Como se aprecia, la introducción de innovaciones productivas -una cuestión crucial para el desarrollo económico- no solamente depende de la existencia de personas con capacidad emprendedora, sino que requiere la existencia de entornos territoriales innovadores.<br />Así pues, los problemas tecnológicos, la cualificación de recursos humanos y la sostenibilidad ambiental, tres grandes temas del desarrollo económico, sólo pueden tratarse adecuadamente desde el nivel territorial.<br />El territorio, por tanto, no puede reducirse a simple espacio abstracto e indiferenciado. En su lugar hay que considerarlo como un actor fundamental de desarrollo, integrado no sólo por el medio físico sino por los actores sociales y sus organizaciones, las instituciones locales, la cultura y el patrimonio histórico local, entre otros aspectos básicos. Todos ellos son importantes en la nueva visión del desarrollo, que incorpora además del capital económico y financiero las diferentes dimensiones del capital humano, el capital social e institucional y el capital natural (Cuadro 6).<br />Cuadro 6<br />4. Empresas, redes y territorio<br />Anteriormente ya señalé la importancia de las micro y pequeñas empresas desde el punto de vista del empleo y, por tanto, del ingreso. Igualmente, esa presencia es muy importante desde el punto de vista de la presencia difusa de este conjunto de empresas en el territorio, lo cual las hace especialmente importantes para la distribución del progreso técnico a lo largo y ancho del territorio de cualquier país.<br />Existe, sin embargo, un desajuste importante entre la decisiva contribución de este colectivo de empresas de pequeño tamaño a la economía nacional, al empleo y el ingreso, de un lado, y la fragilidad de las mismas ante las crecientes exigencias competitivas, de otro.<br />De ahí la importancia decisiva de contar con una política territorial de fomento productivo para asegurar la introducción de innovaciones en los diferentes sistemas productivos locales, lo cual constituye una cuestión crucial para el desarrollo económico y social de cualquier territorio.<br />Sin embargo, conviene señalar que las empresas no están organizadas en censos o catastros, sino en cadenas productivas o “clusters” (agrupamientos o racimos de empresas) que integran los correspondientes eslabonamientos productivos “hacia atrás” (relaciones con proveedores de insumos y materias primas en general) o “hacia delante” (relaciones con distribuidores, comerciantes y clientes) que dan sentido a la actividad de las mismas. De este modo, la eficiencia productiva y la competitividad no dependen exclusivamente de las empresas contempladas de forma aislada, sino de los agrupamientos o redes de empresas, así como de la capacidad de impulsar innovaciones que posee el territorio donde se localizan esos agrupamientos de empresas.<br />La identificación territorial de dichos sistemas territoriales de empresas y el detalle de sus eslabonamientos productivos resulta, pues, crucial para poder elaborar estrategias apropiadas de desarrollo local. Por eso se insiste en que el desarrollo local no es lo mismo que desarrollo municipal, ya que las fronteras de los sistemas productivos locales no tienen porqué coincidir con las fronteras político-administrativas de los diferentes municipios. En ocasiones la base económica local es bastante similar en varios municipios colindantes y, en otros casos, sobre todo en municipios de gran tamaño, es posible identificar diferentes sistemas productivos locales. En el primer caso es necesario alentar la creación de una mancomunidad de municipalidades para abordar de forma conjunta la estrategia de desarrollo local, mientras que en el segundo caso la situación es bastante diferente. De ahí que se subraye la importancia de la flexibilidad de instituciones e instrumentos para una eficaz política de desarrollo económico local.<br />En todo caso, como se aprecia, es preciso superar la habitual aproximación sectorial en el análisis de la economía local ya que las actividades productivas reales utilizan insumos que proceden de los distintos sectores económicos y son todas ellas de naturaleza multisectorial. <br />Por ejemplo, una actividad textil que utiliza materia prima procedente del sector primario la cual es transformada mediante el uso de maquinaria industrial y servicios de diseño e información de mercados, entre otros, no puede ser apreciada en su integridad desde la clásica división sectorial que establecen las estadísticas económicas convencionales que parcelan la actividad real en los sectores primario, secundario y terciario. Dicha clasificación convencional ayuda muy poco a mostrar la naturaleza real de los procesos productivos, de ahí que se precise una aproximación diferente para elaborar los Sistemas de Información Territorial para el desarrollo económico local.<br />Por otra parte, para el fomento de las microempresas y pequeñas empresas no es suficiente una política genérica de apoyo desde el nivel central del Estado. Se requiere una política activa y concertada entre los diferentes actores, de apoyo a la innovación y desarrollo empresarial de dichas empresas en los diferentes ámbitos territoriales.<br />El diferente perfil productivo en dichos territorios y la complejidad y variedad de las actuaciones de innovación y desarrollo empresarial concretas, así como la necesidad de adecuar la oferta de formación de recursos humanos a las necesidades existentes en los diferentes sistemas productivos locales, y la importancia cada vez mayor de atender a las características medioambientales de cada territorio, obligan a un diseño flexible (esto es, contextualizado según las diferencias territoriales) que debe buscar la cooperación público-privada en cada ámbito local a fin de encarar una adecuada estrategia de desarrollo económico.<br />5. La concertación público-privada para construir la oferta territorial de los servicios de desarrollo empresarial<br />Por lo general, las microempresas y pequeñas empresas suelen mostrar grandes dificultades en el acceso territorial a algunos de los servicios a empresas más importantes, como son la información empresarial, la capacitación en gestión empresarial y tecnológica, la formación de recursos humanos, el apoyo a la innovación productiva, la comercialización y fomento de la exportación, la cooperación empresarial, el fomento de nuevas empresas, y el asesoramiento financiero para la realización de proyectos de inversión. Todos estos servicios reales a empresas se unen a las dificultades habituales para el acceso al financiamiento, sobre todo el de medio y largo plazo. De ahí que la construcción de una oferta territorial de servicios de apoyo a la producción de este tipo de empresas de pequeña dimensión sea un aspecto decisivo para el desarrollo económico local (Cuadro 7).<br />Así pues, una política territorial activa para el fortalecimiento de la base empresarial local en relación con la innovación tecnológica, la cualificación de los recursos humanos y el desarrollo sostenible es fundamental para sustentar un proceso de desarrollo local. Para ello se requiere, sobre todo, una actuación decidida de los diferentes actores locales, públicos y privados, a fin de buscar la óptima vinculación entre los diferentes elementos del sistema territorial de capacitación de recursos humanos y las necesidades del sistema productivo local; así como la construcción de entornos innovadores territoriales basados en la concertación estratégica de los diferentes actores locales. <br />Como se aprecia, hay políticas decisivas que no pueden hacerse eficiente ni eficazmente desde una óptica genérica ni desde una perspectiva centralista. Requieren su contextualización en cada escenario territorial (social y cultural) concreto, para lo cual se precisa desplegar un ejercicio de concertación de actores sociales en cada ámbito territorial.<br />Cuadro 7<br />En todo ello, la experiencia ya acumulada por multitud de iniciativas locales de desarrollo y generación de empleo durante estas últimas décadas en numerosos países, puede servir de referencia importante para dar contenido a una emergente cooperación que busca promover tanto la cooperación público-privada de actores territoriales como la coordinación de programas de cooperación que necesitan ser contemplados de forma conjunta, como son los programas de fortalecimiento de la gestión pública local, de un lado, y los programas de fomento productivo de microempresas y pequeñas empresas, de otro.<br />6. Importancia de la descentralización y el fortalecimiento de los gobiernos locales<br />De otro lado, hay que subrayar que la descentralización constituye una herramienta importante para alentar las iniciativas locales de desarrollo al facilitar la cesión de competencias, recursos y responsabilidades a las diferentes administraciones locales (regionales, provinciales y municipales). Con ello pueden liberarse iniciativas potenciales de desarrollo en cada territorio, a partir de sus recursos endógenos, ejerciendo los actores locales su capacidad para decidir y liderar sus propios procesos de desarrollo.<br />De este modo la estrategia de desarrollo local se sustenta en tres pilares básicos como son la descentralización y fortalecimiento de las administraciones locales; la creación de entornos territoriales innovadores; y el fomento de iniciativas de desarrollo económico local y generación de empleo y renta, lo cual contrasta con las estrategias tradicionales de desarrollo de carácter centralista, basadas en un diseño sectorial de instrumentos de fomento, con despliegue de políticas compensatorias o asistenciales.<br />Cuadro 8<br />Las políticas descentralizadas poseen, pues, rasgos diferenciales respecto a las políticas centralistas (Cuadro 8). Las políticas descentralizadas se caracterizan por su horizontalidad y carácter indirecto, orientadas a crear oportunidades y un entorno territorial favorable a los emprendimientos innovadores, lo cual las diferencia de los tradicionales subsidios a la producción o el asistencialismo. Igualmente, ello contrasta con la verticalidad que caracteriza a las políticas centralistas, las cuales se dictan desde el nivel central del Estado con un carácter generalista, esto es, se suponen válidas para cualquier espacio geográfico, mientras las políticas descentralizadas son selectivas, tratando de adaptarse a los diferentes perfiles productivos territoriales.<br />Las políticas centralistas piensan la economía nacional básicamente como un conjunto de sectores, mientras las políticas descentralizadas lo hacen pensando la economía nacional como un conjunto de economías locales, lo cual les lleva a añadir una característica adicional reiteradamente citada, como es la concertación de dichas políticas con los distintos actores territoriales.<br />El respaldo decidido a la descentralización, a fin de dar mayor responsabilidad y competencias a los gobiernos locales para el fomento del desarrollo económico y la creación de empleo en los diferentes ámbitos territoriales; la importancia de la introducción de innovaciones productivas y su difusión en la base productiva y el tejido empresarial de cada territorio; la creación de entornos sistémicos de competitividad territorial y el desarrollo de la oferta apropiada de servicios de desarrollo empresarial para las micro y pequeñas empresas, son todos ejes estratégicos fundamentales del nuevo enfoque de la política económica territorial.<br />Como vemos, resulta necesario superar los planteamientos asistencialistas y dejar de considerar las actuaciones de ámbito local como temas de menor importancia o protagonizadas por actores empresariales “no viables”, informales o de reducida relevancia. Este tipo de actores empresariales de pequeña y mediana dimensión constituyen la inmensa mayoría, no solamente en los países subdesarrollados sino también en las economías desarrolladas. Se trata, por consiguiente, de la parte más numerosa del conjunto de empresas existente las cuales, como se ha insistido, son fundamentales desde el punto de vista del empleo e ingreso de gran parte de la población.<br />El enfoque integrado del desarrollo local permite, pues, actuar de forma consistente en la generación de empleo e ingreso en los diferentes ámbitos territoriales, enfrentando la pobreza y el desempleo de forma no únicamente asistencial. Para ello, sus objetivos específicos tratan de lograr una mayor efectividad y eficiencia de la política de desarrollo económico y social mediante un diseño territorial de la misma y la adecuación de los instrumentos de fomento a las demandas de innovación que tienen los diferentes sistemas productivos locales en los distintos territorios, en los cuales es crucial impulsar la movilización y participación de los diferentes actores, a fin de consensuar las necesarias estrategias de desarrollo local como resultado de la cooperación público-privada en los mismos.<br />En suma, los programas de apoyo a la microempresa y pequeña empresa, de un lado, y los programas orientados al fortalecimiento institucional de los gobiernos locales, de otro, no deben operar de forma aislada. En su lugar se requiere aunar esfuerzos mediante un diseño integrado de desarrollo local, en el cual la descentralización, lejos de considerarse únicamente como un tema de gestión de los recursos transferidos a las administraciones locales, debe ser considerada, principalmente, como una herramienta fundamental para la mejor identificación de los actores y recursos de cada ámbito territorial, a fin de generar oportunidades de crecimiento económico e ingreso para la población local, a través del establecimiento de las correspondientes estrategias público-privadas de desarrollo en dicho territorio.<br />

×