Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Literatura Edad Media

43,844 views

Published on

Víctor Hugo Riveros Rodríguez
Docente de Lenguaje
Universidad Nacional

Published in: Education
  • Be the first to comment

Literatura Edad Media

  1. 1. La literatura en la edad media En esta presentación expondré la literatura medieval , sus comienzos y representantes Por: Sergio Andres Cruz
  2. 2. España y sus influencias culturales en la edad media <ul><li>TRES RELIGIONES </li></ul><ul><li>En la Península Ibérica medieval convivieron gentes de tres religiones y tres culturas diferentes: musulmanes, cristianos y judíos. Los musulmanes y los cristianos vivían, por lo general (pero no siempre) en dos territorios separados por fronteras. Los judíos vivían en las ciudades de los musulmanes y en las de los cristianos. Entre cristianos y musulmanes hubo durante siglos un estado de guerra casi constante, la llamada Reconquista, en la que finalmente ganaron los cristianos. </li></ul>
  3. 3. CULTURAS MEDITERRÁNEAS <ul><li>Estas tres grandes tradiciones culturales eran todas ellas ramas diversas del gran tronco mediterráneo: de ahí que su combinación fuera posible, permitiendo la creación y desarrollo de una civilización brillante y peculiar, y también la posibilidad de que se diera un cierto grado de convivencia y, en de general, de tolerancia. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>La lengua castellana, las costumbres de la España del siglo XX, la gastronomía son sólo algunos ejemplos de aspectos de la cultura cristiana española fuertemente influidos por las otras dos tradiciones culturales. Aún formas cristianas de vida espiritual, tales como el misticismo, las peregrinaciones, o el rezo del rosario se pueden entender mejor en base a las aportaciones de los no cristianos. </li></ul>
  5. 5. Literatura de la Edad Media Española <ul><li>Recordemos que en el Imperio Romano la Unidad Lingüística la constituía el Latín y la Unidad Política estaba centrada en Roma. Después de la caída del Imperio Romano, las regiones fueron modificando su lengua, evolucionando y modificándose con influencias de los pueblos primitivos, las lenguas de los invasores y las características propias de cada zona. Así nacieron las lenguas derivadas del latín vulgar que se hablaba en las provincias, llamadas Lenguas Romances, entre las cuales están el castellano, el francés, el provenzal, el portugués, el sardo, el italiano, el catalán, el rumano. Durante varios siglos de la era cristiana los textos seguían escribiéndose en latín. </li></ul>
  6. 6. EL MESTER DE JUGLARÍA <ul><li>Un juglar era un artista del entretenimiento en la Europa medieval, dotado para tocar instrumentos, cantar, contar historias o leyendas. Se diferenciaban de los trovadores por sus orígenes más humildes, por tener como fin entretener y no ser autores de sus versos, porque generalmente eran copias de versos de trovadores arreglados por ellos mismos, aunque sí existían quienes componían sus propias obras. Dentro de la primera etapa de la Edad Media entre el siglo X y la primera mitad del siglo XIII predominaban los juglares épicos (poetas cultos en realidad) que recitaban (no siempre) tiradas y fragmentos de poesía narrativa o biográfica. </li></ul>
  7. 7. Mester de Clerecía <ul><li>A la par del mester de Juglaría, en la Edad Media española, apareció una actividad poética religiosa, que se llamó mester de clerecía, pues eran producciones realizadas por clérigos y gente culta. </li></ul><ul><li>Eran poesías con autor conocido, y no anónimas como en la poesía épica. </li></ul><ul><li>Era poesía erudita. </li></ul><ul><li>En general se usaba la métrica denominada cuaderna vía, estrofa de cuatro versos alejandrinos (14 sílabas) divididos en dos hemistiquios (7 y 7). </li></ul><ul><li>Tratan de temas religiosos, vidas de Santos, Milagros de la Virgen y algunas vidas de personajes históricos. </li></ul><ul><li>Usan la lengua romance castellana para llevar a conocimiento de la gente los temas religiosos y textos que hasta ese momento estaban en latín. </li></ul><ul><li>Usan la lengua romance castellana para llevar a conocimiento de la gente los temas religiosos y textos que hasta ese momento estaban en latín. </li></ul><ul><li>Entre los representantes principales, se pueden mencionar a Gonzalo de Berceo y al Arcipreste de Hita, Juan Ruiz. </li></ul>
  8. 8. La Lírica Popular <ul><li>Con anterioridad al año 1948, los estudios de la literatura española se iniciaban con el cantar de Mío Cid, considerado el primer testimonio en lengua romance. A partir de ese año, y con base en hallazgos de otros textos más tempranos los estudios literarios hispánicos se cumplen sobre textos que provienen de la región de Andalucía y que reciben el nombre de Jarchas. </li></ul><ul><li>Las jarchas no eran composiciones autónomas, sino estrofas que cerraban como estribillo, ciertos poemas conocidos como Muwassahas (moaxajas). Los versos de la jarcha, en la mayor parte de los casos, reproducen palabras de mujeres, de jóvenes. Incluso se ponen en boca de palomas que arrullan entre las ramas. La jarcha expresa el amor en un lenguaje sencillo y coloquial. Canta también a la unidad, la gloria, la guerra, etcétera. Han llegado hasta nosotros en escritura hebrea o árabe y en lengua romance mozárabe. </li></ul>
  9. 9. Ejemplo de lírica popular <ul><li>a primera estrofa corresponde a la moaxaja y la segunda a la jarcha traducida al español: </li></ul><ul><li>Sólo con los rubios </li></ul><ul><li>se deleitan mis ojos: </li></ul><ul><li>ramos son de plata </li></ul><ul><li>que echan hojas de oro. </li></ul><ul><li>¡Si besar pudiera </li></ul><ul><li>de esas perlas el chorro!... </li></ul><ul><li>Cuánta hermosa moza, </li></ul><ul><li>que de amor desatina </li></ul><ul><li>ve sus labios rojos, </li></ul><ul><li>que besar bien querría. </li></ul><ul><li>¡Madre, que amigo! </li></ul><ul><li>bajo su guedejuela rubita, </li></ul><ul><li>el cuello blanco, </li></ul><ul><li>y la boquita coloradita. </li></ul>
  10. 10. los géneros de la literatura medieval <ul><li>La composición literaria en lengua castellana se hizo en sus comienzos en verso. Dos son las razones principales de ese hecho: por un lado, su carácter de literatura oral-popular lo que implicaba su recitado con frecuente acompañamiento musical por otro, que la escritura en prosa exigía una tradición en el uso del castellano sobre todo para la consolidación de su sintaxis que, dado el dominio culto del latín hasta bien avanzada la Edad Media, no pudo darse hasta el siglo Xll, cuando Alfonso X, el Sabio , decidió hacer del castellano una lengua de uso común tanto para los asuntos de la administración del reino, como para la composición de sus obras historiográficas y de otros tipos. </li></ul>
  11. 11. <ul><li>Así, pues, los primeros géneros que hay que considerar son la lírica tradicional y la poesía épica que, habiéndose recogido por escrito a partir del siglo XIII, serían testimonios de composiciones orales anteriores en el tiempo; ambos géneros conforman lo que se denomina la literatura del mester de juglaría , esto es, literatura compuesta para ser recitada. Además, hay que contar con el primitivo teatro castellano . </li></ul><ul><li>Este teatro parece remontarse al siglo XI, en forma de representaciones relacionadas con temas religiosos. Así ocurre con el primer texto teatral en castellano, la Representación de los Reyes Magos , cuya única copia data de los años de tránsito entre el siglo XII y XIII, y que, por la lengua, puede datarse a mediados del XII. Posteriormente, y hasta La Celestina los ejemplos de teatro en castellano son siempre indirectos, a través de referencias en otras obras. </li></ul><ul><li>Dentro ya de los géneros escritos, dado que la lengua de prestigio para la lírica culta durante la Edad Media fue el gallego-portugués, la lírica culta en castellano no empezó a cultivarse hasta mediados del siglo XIV, apareciendo su figura más relevante, Jorge Manrique, en el siglo XV. </li></ul>
  12. 12. Los géneros de no ficción <ul><li>Hasta bien entrado el siglo XIII las lenguas de erudición fueron el latín, el árabe y el hebreo, en las que se escribía todo lo que tenía que ver con la religión, la historia y la ciencia. Durante el reinado de Fernando III de Castilla (1217-1252), el castellano se fue convirtiendo en lengua escrita-literaria. </li></ul><ul><li>Como se ha señalado más arriba, el origen de la literatura castellana está en verso, y no en prosa, porque la técnica de enseñanza de la lengua se basaba en la imitación de los textos literarios clásicos, lo cuales estaban en verso. Luego, cuando se produce la consolidación de las técnicas poéticas y en pleno desarrollo de sus posibilidades expresivas (con el mester de clerecía ), los asuntos que antes se escribían en verso se traspasan al dominio formal de la prosa. Esto está, también, en relación directa con la maduración del sistema político y social: la prosa, más difícil que el verso, tiene mayor capacidad para relacionar las distintas unidades lógicas y dialécticas del pensamiento humano. </li></ul>
  13. 13. El romancero <ul><li>La palabra romancero , en el contexto de la literatura medieval, hace referencia al conjunto o corpus de poemas denominados romances que han sido conservados, ya sea por escrito, ya a través de la tradición oral. Compuestos anónimamente a partir del siglo XIV, fueron recogidos por escrito en el XV y conforman lo que se denomina romancero viejo , en contraposición al romancero nuevo , con autores ya reconocidos, compuesto a partir del XVI. </li></ul>
  14. 14. <ul><li>Los músicos españoles del Renacimiento utilizaron algunos como texto para sus composiciones. </li></ul><ul><li>Los romances derivan, con bastante probabilidad, de los cantares de gesta ante las actitudes y demandas del público, los juglares y recitadores debieron comenzar a resaltar determinados episodios de esos cantares que destacaban por su interés y singularidad; al aislarlos del conjunto del cantar, se crearían los romances. Este carácter esencial de los mismos, llevaba a que fuesen cantados al son de instrumentos en bailes grupales o en reuniones de entretenimiento o trabajo común. </li></ul><ul><li>Formalmente, se trata de poemas no estróficos de carácter épico-lírico; esto quiere decir que, aparte de ser narrativos como los cantares de gesta, presentan ciertos aspectos que los aproximan a la poesía lírica, como la frecuente aparición de la subjetividad emocional. </li></ul><ul><li>Al derivar de la épica, los versos son largos, de entre 14 y 16 sílabas, y con rima asonante; estos versos presentan lo que se denomina cesura interna , de forma muy marcada, que tiende a dividirlos en dos partes o hemistiquios con cierta independencia sintáctica. En la evolución del género, estos hemistiquios fueron ganando aún más autonomía, por lo que quedaron fijados en las ocho sílabas, aproximadamente. De ahí que, en ocasiones, y por la influencia de la poesía lírica que utilizaba siempre versos cortos, los romances apareciesen como tiradas de versos octosílabos con rima asonante sólo en los versos pares. </li></ul>
  15. 15. <ul><li>Su temática y naturaleza son muy variadas. Un grupo importante -acaso el más antiguo- pertenece al género épico y podría derivar de cantares de gesta fragmentados y hoy perdidos en su casi totalidad. Otra parte considerable la forman romances líricos de personajes o situaciones muy diversas. </li></ul>
  16. 16. <ul><li>Existes diversas propuestas de clasificación temática; con todo, existen una categorías constantes que serían las siguientes: </li></ul><ul><li>romances históricos: tratan de asuntos y acontecimientos basados en la historia; son característicos los referidos a los problemas fronterizos entre los reinos cristianos y los musulmanes, y los centrados en el rey don Pedro I de Castilla. Entrarían aquí también los llamados de tema francés, los carolingios (que cuentan las hazañas de Carlomagno y otros personajes de su corte) y los bretones (que recogen las leyendas del rey Arturo y los caballeros de la Tabla Redonda); </li></ul><ul><li>romances épicos y legendarios: sus temas proceden directamente de leyendas o de cantares de gesta; esto es, se trata de historias ya conocidas reelaboradas poéticamente, conservándose como único recuerdo histórico a ciertos personajes; </li></ul><ul><li>romances de aventuras o novelescos: son enteramente inventados y presentan rasgos folclóricos, aventureros, amorosos, simbólicos, líricos. El sentimiento amoroso aparece en sus manifestaciones más variadas: desde el erotismo hasta la sombría tragedia conyugal. </li></ul><ul><li>Estilísticamente, se suelen clasificar en: </li></ul><ul><li>romances tradicionales: aquellos en los que la acción se presenta de forma más bien dialogada; precisamente por ello, se conocen también con el nombre de romances-escena . La acción se narra casi siempre en tiempo presente, por lo que el público no es tanto un oyente como un espectador y testigo de unos hechos; </li></ul><ul><li>romances juglarescos: aquellos cuya narración es más demorada y minuciosa, centrándose en un episodio de forma muy intensa. </li></ul><ul><li>Otros rasgos literarios son: </li></ul><ul><li>estructuralmente, se caracterizan por su fragmentarismo: no cuentan historias completas, sino que buscan la esencialidad y la intensidad, comenzando ex-abrupto y terminando de forma también abrupta, con finales abiertos: la historia que en ellos se cuenta carece de antecedentes y de consecuencias; son relatos autosuficientes en los que solo aparecen los personajes fundamentales; </li></ul>
  17. 17. <ul><li>lingüísticamente, son proclives a la naturalidad expresiva, a la espontaneidad, al léxico básico, a oraciones breves, al uso de pocos nexos y a preferir la yuxtaposición, a la eliminación de referencias espacio-temporales, al uso de elementos expresivos intensificadores (interjecciones, exclamaciones, apóstrofes, hipérboles...) y a manejar recursos como la personificación, la antítesis, las reiteraciones, los hipérbatos, las enumeraciones, los diminutivos, etc.; </li></ul><ul><li>narrativamente, presentan diversos elementos líricos por el medio del relato. El narrador suele ser neutral y fomenta la intervención de los personajes, introducidos en estilo directo sin verbum dicendi . El lirismo se manifiesta en la acusada tendencia a presentar una visión misteriosa y enigmática de la realidad, con capacidad para convertir en simbólico un pormenor y convertirlo en eje del romance. La alternancia de tiempos verbales, como ocurría en los cantares de gesta, sirve para captar la atención del oyente: el presente histórico se usa para acercar y actualizar la narración, mientras que el indefinido para los momentos culminantes o climáticos; el imperfecto, por su parte, se usa para introducir los matices de cortesía o para proyectar las cosas y los hechos a los ámbitos de la irrealidad. Aparecen, en fin, fórmulas y motivos también característicos de la épica. </li></ul>
  18. 18. FUENTES: <ul><li>www.wikipedia.org </li></ul><ul><li>www.rinconliterario10.blogspot.com/ </li></ul><ul><li>www.bibliotecasvirtuales.com </li></ul>

×