Carnaval y renacimiento blog

3,718 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,718
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,587
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Carnaval y renacimiento blog

  1. 1. La risa medieval y la tradición literaria carnavalesca: Gargantúa y Pantagruel
  2. 3. “ La Luna es un mundo grande como el nuestro, con mares y todo. Hay ríos, lagos, llanuras, ciudades, castillos, como entre nosotros; y sin embargo, diferentes de los nuestros. Tierra y Luna, tal como intercambian dimensiones e imágenes, también invierten sus funciones: vista de aquí arriba, es la Tierra la que puede decirse el mundo de la Luna; si la razón de los hombres se conserva aquí arriba, quiere decir que en la Tierra no queda sino la locura ” Orlando Furioso
  3. 4. La nave de los locos (Michel Foucault) T erreno sólido asociado con la razón. Agua asociada con lo irracional. “La locura es el exterior líquido y fluyente de la rocosa razón” “El agua es un espacio infinito e incierto” “ La locura y el loco llegan a ser personajes importantes, en su ambigüedad: amenaza y cosa ridícula, vertiginosa sinrazón del mundo y ridiculez menuda de los hombres. ” Locos: “prisioneros en medio de la más libre y abierta de las rutas”
  4. 5. <ul><li>Poética histórica: Mostrar en lo que la historia creyó isomorfo, la irregularidad, lo híbrido. </li></ul><ul><li>Historia concebida como la interacción constante de lo dialógico con lo monológico. </li></ul><ul><li>Diálogo entre géneros altos (serios, centrípetos, monotonales) y géneros bajos (serio-cómicos, centrífugos, carnavalizados, bivocales) </li></ul><ul><li>Mijail Bajtin: </li></ul><ul><li>Construyó una poética histórica. </li></ul><ul><li>Una historia de la conciencia humana desde el punto de vista de la literatura </li></ul>
  5. 6. La creación paródica introduce el permanente correctivo de la risa y de la crítica en la seriedad unilateral de la elevada palabra directa; el correctivo de la realidad, que siempre es más rica, más sustancial y, lo que es básico, tan contradictoria y plurilingüe que puede abarcar al género elevado y directo. Los géneros altos son monotonales Bajtin <ul><li>Géneros altos: épica, tragedia, relatos de caballería </li></ul><ul><li>Palabra elevada directa. </li></ul><ul><li>Palabra de cemento: supone una adecuación absoluta a la realidad o al objeto. </li></ul><ul><li>Parodia: representación de la palabra ajena. </li></ul><ul><li>Ridiculización de la palabra seria directa en todas sus posibilidades genéricas. </li></ul>
  6. 7. <ul><li>EL CUARTO DRAMA (DRAMA SATÍRICO) </li></ul><ul><li>Drama que seguía a la trilogía trágica. </li></ul><ul><li>Generalmente, se abordaban los mismos motivos temático-mitológicos que la trilogía que le precedía </li></ul><ul><li>Las parodias de los mitos nacionales estaban tan legitimadas y canonizadas como su elaboración trágica. </li></ul><ul><li>“ Ulises cómico”, “Hércules cómico” </li></ul><ul><li>“… . La conciencia literaria de los griegos no encontraba profanación alguna en las elaboraciones paródico-transformistas del mito nacional” </li></ul>
  7. 8. <ul><li>En el principio era el tono dual </li></ul><ul><li>La crisis de la historia humana comenzó cuando el tono serio se separó del tono cómico </li></ul><ul><li>Un grupo monopolizó el tono serio y éste excluyó del ámbito social la manifestación de lo cómico. </li></ul><ul><li>Sin embargo, en el discurso popular aún permanece el tono dual </li></ul><ul><li>TONO DUAL: Lenguaje doble pues el cuerpo es doble (suma de lo alto y lo bajo) </li></ul><ul><li>Negación de lo bajo del cuerpo que deja lo alto-espiritualizado. </li></ul><ul><li>Bajtin: Historia de la literatura tradicionalmente concebida como la historia de un tono (alto). </li></ul><ul><li>Se precisa traer de regreso el tono castrado y ponerlo en relación con el tono hegemónico. </li></ul>
  8. 9. <ul><li>Lo sublime aristocrático vs. risa popular (plaza-mercado) </li></ul><ul><li>Bajtin: Cuestionamiento a la estética de lo sublime (monológica) </li></ul><ul><li>Géneros serio-cómicos: 2° tipo de catarsis superior (drama satírico) </li></ul><ul><li>Los géneros inferiores (cómicos) siempre fertilizan a los superiores y no a la inversa. </li></ul><ul><li>Motor genérico: lo cómico, la risa, lo grotesco, el banquete </li></ul><ul><li>Las jerarquías son verticalistas-unidimensionales (alto / bajo) </li></ul><ul><li>Renacimiento: tránsito de lo vertical a lo horizontal. </li></ul><ul><li>Transgresión que lo popular realiza en lo superior </li></ul>
  9. 10. <ul><li>LA RISA EN LA VISIÓN CRISTIANA </li></ul><ul><li>“ El Señor ha condenado a los que ríen en esta vida “ </li></ul><ul><li>San Basilio, obispo de Cesarea (s IV) </li></ul><ul><li>“ Cristo no había reído” </li></ul><ul><li>San Juan Crisóstomo (354-407), patriarca de Constantinopla </li></ul><ul><li>Así, pues, el primer grado de humildad consiste en que uno tenga siempre delante de los ojos el temor de Dios, y nunca lo olvide. Recuerde, pues, continuamente todo lo que Dios ha mandado, y medite sin cesar en su alma cómo el infierno abrasa, a causa de sus pecados, a aquellos que desprecian a Dios, y cómo la vida eterna está preparada para los que temen a Dios </li></ul><ul><li>En cuanto a las bromas, las palabras ociosas y todo lo que haga reír, lo condenamos a una eterna clausura en todo lugar, y no permitimos que el discípulo abra su boca para tales expresiones . </li></ul><ul><li>Benito de Nursia (480-547) </li></ul>
  10. 11. <ul><li>¿Por qué temes tanto a este discurso sobre la risa? No eliminas la risa eliminando este libro. </li></ul><ul><li>No, sin duda. La risa es la debilidad, la corrupción, la insipidez de nuestra carne. Es la distracción del campesino, la licencia del borracho... la risa sigue siendo algo inferior, amparo de los simples, misterio vaciado de sacralidad para la plebe... Pero aquí, aquí... aquí se invierte la función de la risa, se la eleva a arte... La risa libera al aldeano del miedo al diablo, porque en la fiesta de los tontos también el diablo parece pobre y tonto, y, por tanto, controlable. Cuando ríe... el aldeano se siente amo porque ha invertido las relaciones de dominación... la risa sería el nuevo arte capaz de aniquilar el miedo... Y este libro, que presenta como milagrosa medicina a la comedia, a la sátira y al mimo, afirmando que pueden producir la purificación de las pasiones a través de la representación del defecto, del vicio, de la debilidad, induciría a los falsos sabios a tratar de redimir (diabólica inversión) lo alto a través de la aceptación de lo bajo.” </li></ul><ul><li>Umberto Eco, El nombre de la Rosa </li></ul>
  11. 12. <ul><li>IMPORTANCIA DE LA RISA </li></ul><ul><li>En los géneros serio-cómicos la risa es, precisamente, la que destruye la distancia épica y en general, todo tipo de distancia jerárquica (valorativa). La risa destruye el miedo y el respeto al objeto, al mundo, lo transforma en un objeto de contacto familiar, preparando con ello la investigación libre y completa del mismo. En otras palabras, la risa prepara el camino hacia una percepción osada y decidida de la realidad concreta del mundo, una visión verdaderamente vital y realista de la existencia humana </li></ul>
  12. 13. “ ...mi risa tiene un objeto único: el hombre, lleno de sinrazón, vacío de obras rectas, pueril en todos sus proyectos; el que sufre, sin motivo, sacrificios sin fin; a quien sus deseos inmoderados han llevado hasta los límites de la tierra y a las inmensas cavidades; el que funde la plata y el oro y no cesa de adquirirlos; el que lucha todo el tiempo para tener más, con el fin de no decaer; el que no siente ningún remordimiento al declararse feliz una vez que ordenó a esclavos encadenados excavar las profundidades de la tierra..” Demócrito
  13. 14. El Bosco: Tentación de San Antonio (Lisboa)
  14. 17. <ul><li>LO GROTESCO </li></ul><ul><li>(Wolfgang Kayser) </li></ul><ul><li>Grotesco: experiencia de un mundo distanciado </li></ul><ul><li>“ Para que así sea deben revelarse de pronto como extrañas y siniestras las cosas que antes nos eran conocidas y familiares… El estremecimiento se apodera de nosotros con tanta fuerza porque es nuestro mundo cuya seguridad prueba ser nada más que apariencia… No se trata del miedo a la muerte sino de la angustia ante la vida” </li></ul>
  15. 18. <ul><li>Algunas de las fórmulas claves del grotesco de Kayser son: </li></ul><ul><li>Lo esencial en lo grotesco es algo hostil, extraño e inhumano. </li></ul><ul><li>El grotesco es un mundo que se vuelve extraño, que se distancia. Lo habitual, lo cercano se vuelve súbitamente hostil y exterior </li></ul><ul><li>“ Lo grotesco sufriría una pérdida esencial tan pronto como fuéramos capaces de nombrar a los poderes y de asignarles un lugar dentro del orden cósmico … Aquello que irrumpe sigue siendo inaprehensible , inexplicable e impersonal. Empleando un nuevo giro podríamos decir: lo grotesco es la representación del ‘id’” </li></ul>
  16. 19. LOCURA MEDIEVAL/RENACENTISTA LOCURA MODERNA
  17. 20. LOCURA MODERNA LOCURA MEDIEVAL/RENACENTISTA
  18. 21. “ Kayser reduce varios temas fundamentales del grotesco a una sola categoría, la fuerza desconocida que rige el mundo , representada a través del teatro de marionetas por ejemplo. Esa es también su concepción de la locura. Presentimos en el loco algo que no le pertenece, como si un espíritu inhumano se hubiera introducido en su alma” Mijail Bajtin
  19. 22. El tema de la locura… es muy típico del grotesco, ya que permite observar al mundo con una mirada diferente, no influida por el punto de vista «normal», o sea por las ideas y juicios comunes . Pero en el grotesco popular, la locura es una parodia feliz del espíritu oficial, de la seriedad unilateral y la «verdad» oficial. Es una locura «festiva» Mijail Bajtin
  20. 23. Peter Brueghel (1528-1569): El triunfo de la muerte
  21. 24. Peter Brueghel (1528-1569): El triunfo de la muerte
  22. 25. Figuras de terracota de Kertch
  23. 26. El realismo grotesco expresa la plenitud contradictoria y dual de la vida que contiene la negación y la destrucción (muerte de lo antiguo), consideradas como una fase indispensable e inseparable de la afirmación (nacimiento algo nuevo y mejor) Mijail Bajtin
  24. 27. <ul><li>A LOS LECTORES </li></ul><ul><li>Amigos lectores que este libro leéis, </li></ul><ul><li>renunciad a toda afección, </li></ul><ul><li>y al leerlo, no os escandalicéis: </li></ul><ul><li>no contiene mal ni infección, </li></ul><ul><li>aunque tampoco gran perfección. </li></ul><ul><li>Si no aprendéis, reiréis al menos; </li></ul><ul><li>mi corazón no puede otra materia elegir </li></ul><ul><li>al ver el pesar que os consume y mina; </li></ul><ul><li>mejor es de risa que de llanto escribir, </li></ul><ul><li>pues lo propio del hombre es reír </li></ul>François Rabelais
  25. 29. Nacimiento de Gargantúa Acto seguido, una vieja malcarada de la reunión, que gozaba de gran reputación como curandera, le hizo un astringente tan tremebundo que las membranas de la vagina se contrajeron hasta el punto de que difícilmente habríais podido separarlas con los dientes…, cosa que da miedo pensar (…) Esta dificultad hizo que se relajaran los cotiledones de la matriz, por los cuales saltó el niño, que penetrando por la vena cava y subiendo luego por el diafragma hasta los hombros, donde dicha vena se divide en dos, tomó el camino de la izquierda y salió por la oreja del mismo lado. En cuanto hubo nacido, no exclamó como los otros niños: “¡Migas, migas!”, sino que gritó con fuerza: “¡A beber, a beber!”, como invitando a todo el mundo. Fran çois Rabelais (1532)
  26. 30. EL LIMPIACULOS «En cierta ocasión me limpié con el tapaboca de terciopelo de una señorita, y me pareció bueno, pues la blandura de su seda me produjo una voluptuosidad indecible en el trasero; »Otra vez lo hice con una caperuza y sucedió lo mismo; »Otra vez con una bufanda; »Otra vez con orejeras de raso carmesí, pero la doradura de una serie de esferas de mierda que allí había me desollaron todo el trasero, ¡que el fuego de San Antonio consuma la tripa cular del orfebre que las hizo y de la señorita que las llevaba! »El dolor se me pasó limpiándome con una gorra de paje, bien emplumada a la suiza. »Luego me limpié con saliva, hinojos, eneldos, mejorana, rosas, hojas de calabaza, de col, de beterraga, de pámpano, de malvavisco, de verbasco (que es escarlata del culo), de lechuga y hojas de espinaca —todo lo cual me hizo gran bien para mi pierna—, de mercurial, de persicaria, de ortigas, de consolda
  27. 31. <ul><li>EL LIMPIACULOS </li></ul><ul><li>No hay necesidad de limpiarse el culo, sino cuando hay porquería. No puede haber porquería si no se ha cagado. Así, pues, hay que cagar antes de limpiarse el culo (...) </li></ul><ul><li>Me limpié después con un bonete, una almohada, un pantuflo, un saco, una cesta… ¡qué desagradable para el culo..! Y después con un sombrero. Y reparad que hay sombreros pelados, de pelo, terciopelo, tafetán y raso. El mejor de todos es el de pelo, pues hace muy buena abstersión de la materia fecal. </li></ul><ul><li>… Después me limpié con una gallina, un gallo, un pollo, una piel de vaca, de liebre, de paloma, un cormorán, un capuchón, una toca, un señuelo en figura de pájaro. </li></ul><ul><li>Pero, en conclusión, digo y mantengo que, para limpiarse el trasero, nada hay como un ansarón con plumón suave, con tal que uno lo tenga con la cabeza entre las piernas. Y creedme por mi honor, pues se siente en el ano un deleite mirífico, tanto por la suavidad de ese plumón como por el calor templado del ansarón, el cual se comunica fácilmente con la morcilla cular y otros intestinos hasta llegar a las regiones del corazón y del cerebro. </li></ul>
  28. 32. <ul><li>“ En el realismo grotesco (es decir en el sistema de imágenes de la cultura cómica popular ) el principio material y corporal aparece bajo la forma universal de fiesta utópica. Lo cósmico, lo social y lo corporal están ligados indisolublemente en una totalidad viviente, e indivisible. Es un conjunto alegre y bienhechor”. </li></ul>REALISMO GROTESCO (Mijail Bajtin)
  29. 33. <ul><li>Características del realismo grotesco </li></ul><ul><li>(M. Bajtin) </li></ul><ul><li>Referencias al cuerpo y a la vida corporal: la fertilidad, el crecimiento y la superabundancia </li></ul><ul><li>La degradación al plano material y corporal de aspectos propios del mundo oficial, como los valores sociales y espirituales. Degradar significa entrar en comunión con la parte inferior del cuerpo, el vientre y los órganos genitales, y en consecuencia, con los actos como el coito, el embarazo y el alumbramiento. </li></ul><ul><li>Un lenguaje que acompaña esta visión de mundo: cargado de groserías, imprecaciones, blasfemias y juramentos </li></ul>
  30. 34. <ul><li>Sistema de imágenes propias de la cultura popular (arcaica, antigua y post-antigua) </li></ul><ul><li>Carnaval: </li></ul><ul><li>Forma de espectáculo sincrético de carácter ritual. </li></ul><ul><li>Segunda vida, diferente a la vida normativa y oficial. </li></ul><ul><li>Vida festiva, basada en la risa y en la burla de las instituciones establecidas y los principios sociales dominantes. </li></ul><ul><li>Mundo invertido, parodia de la vida ordinaria. </li></ul>REALISMO GROTESCO (Mijail Bajtin)
  31. 35. <ul><li>En el centro de la cultura popular reconstruida por Bajtin hay que situar el carnaval: mito y rito en el que confluyen la exaltación de la fertilidad y la abundancia, la jocosa inversión de todos los valores y jerarquías, el sentido cósmico del fluir destructor y regenerador del tiempo. </li></ul><ul><li>Carnaval: Fiesta de la renovación universal </li></ul><ul><li>Saturnales: Ritos agrícolas / Fiesta del tiempo </li></ul><ul><li>Géneros carnavalizados de la antigüedad: </li></ul><ul><li>Diálogo socrático </li></ul><ul><li>Sátira menipea </li></ul>RISA MEDIEVAL Y RENACENTISTA: Expresión de la cosmovisión popular
  32. 37. EL CARNAVAL: SEGUNDA VIDA DEL HOMBRE “ Puede decirse… que el hombre de la Edad Media tenía dos vidas: la una oficial , monolíticamente seria y limitada, sometida a un orden jerárquico rígido, penetrado de dogmatismo, de temor, de veneración, de piedad, y la otra de carnaval y de plaza pública , libre, llena de risa ambivalente, de sacrilegios, de profanaciones, de envilecimientos, de inconveniencias, de contactos familiares con todo y con todos. Estas dos vidas estaban separadas por límites temporales estrictos. Pero al mismo tiempo eran también dos vidas perfectamente lícitas” Mijail Bajtin
  33. 38. La fiesta de los locos es una de las expresiones más estrepitosas y más puras de la risa festiva asociada a la Iglesia en la Edad Media. Otra de esas manifestaciones, la «fiesta del asno», evoca la huida de María con el niño Jesús a Egipto. Pero el tema central de esta fiesta no es ni María ni Jesús (aunque allí veamos una joven y un niño), sino más bien el burro y su «¡hi ha!». Se celebraban «misas del burro». Cada parte de la misa era seguida por un cómico «¡hi ha!». Al final del oficio, el sacerdote, a modo de bendición, rebuznaba tres veces, y los feligreses, en lugar de contestar con un amén, rebuznaban a su vez tres veces. RISA MEDIEVAL Y RENACENTISTA: Parodia de la vida oficial
  34. 40. La dinámica de la coronación-destronamiento está en la base de la concepción carnavalesca. Es un rito doble y ambivalente que expresa lo inevitable y lo constructivo del cambio-renovación, la alegre relatividad de todo estado y orden, de todo poder y de toda situación jerárquica.
  35. 42. <ul><li>Risa destronadora y renovadora </li></ul><ul><li>Todo está sujeto al arbitrio de la risa </li></ul><ul><li>La risa denigra, rebaja y materializa </li></ul><ul><li>La risa precipita a “lo «bajo» material y corporal que a la vez materializa y alivia, liberando las cosas de la seriedad falaz, de las sublimaciones e ilusiones inspiradas por el temor” </li></ul><ul><li>Inversión paródica: Sustitución de lo alto por lo bajo ligada a la muerte y a los infiernos (terreno de renacimiento y renovación). </li></ul><ul><li>Lo «bajo», material y corporal, es productivo: da a luz, asegurando así la inmortalidad histórica relativa del género humano. </li></ul>
  36. 43. <ul><li>“ El tiempo es un niño que juega y mueve los peones. Él tiene la supremacía” </li></ul><ul><li>Heráclito </li></ul><ul><li>Protagonista del carnaval: El tiempo </li></ul><ul><li>Tiempo benigno y alegre. </li></ul><ul><li>Expresa la emoción de recrear el mundo, de volverlo a hacer, de superar los días idénticos. </li></ul><ul><li>Mundo como epifanía </li></ul><ul><li>Es el tiempo el que destrona, ridiculiza y mata al mundo antiguo (poder, verdad petrificada) </li></ul><ul><li>Imagen grotesca: la muerte encinta </li></ul>
  37. 44. <ul><li>“ ¡Muerte a mi señor Padre!” </li></ul><ul><li>“ Y en tanto no hayas comprendido este “¡Muere y transfórmate, no serás sino un huésped melancólico en la tierra tenebrosa!” </li></ul><ul><li>Goethe </li></ul><ul><li>Muerte desde el punto de vista de lo cómico y la risa : fiesta de muerte y resurrección </li></ul><ul><li>Ambivalencia de la existencia práctica (en tanto que devenir) </li></ul><ul><li>Carnaval: se encarga de espantar el miedo y el escatologismo apocalítico. </li></ul>
  38. 45. El poder y la concepción dominantes no se reflejan en el espejo del tiempo, por lo que no pueden ver sus puntos de partida, sus límites y fines, su rostro viejo y ridículo, la estupidez de sus pretensiones a la eternidad y la inmutabilidad. Los representantes del viejo poder y de la antigua concepción cumplen su función con un aire serio y grave, en tanto que los espectadores ríen desde hace rato. Pero ellos siguen con el mismo tono grave, majestuoso y temible de los monarcas y heraldos de la «verdad eterna», sin comprender que el paso del tiempo los ha vuelto ridículos y ha transformado la antigua concepción y el antiguo poder en títeres de carnaval, en fantoches cómicos que el pueblo desgarra entre raptos de risa en la plaza pública. Mijail Bajtin
  39. 46. <ul><li>EL CARNAVAL </li></ul><ul><li>El carnaval supone un orden horizontal </li></ul><ul><li>El carnaval democratiza. </li></ul><ul><li>El pueblo es el motor de la historia y de los géneros discursivos. </li></ul><ul><li>El pueblo es antiabsolutista </li></ul>
  40. 47. <ul><li>Las imágenes de la fiesta popular pudieron convertirse en una poderosa arma para el dominio artístico de la realidad, y sirvieron de base para un realismo verdaderamente amplio y profundo </li></ul><ul><li>Estas imágenes ayudan a captar la realidad no en forma naturalista, instantánea, hueca, desprovista de sentido. </li></ul><ul><li>Ellas expresan un proceso evolutivo </li></ul><ul><li>Carnaval: Nueva mirada sobre el mundo </li></ul><ul><li>Mirada perfectamente crítica, desprovista de pureza, de piedad. </li></ul><ul><li>Mirada positiva y no nihilista que descubre el principio generoso del mundo, concebido como devenir y cambio </li></ul>
  41. 48. Banquete en casa de Trimalción (Petronio, Satiricón) Disculpadme, amigos. Ya hace varios días que no me responde la barriga. Los médicos todavía no se han puesto de acuerdo. Pero la corteza de granada y la resina de pino en vinagre me han hecho bien. Espero, pues, que pronto mi estómago se porte con su acostumbrada docilidad porque, lo que es ahora, se escuchan allí unos ruidos que parece que tuviera un toro adentro. Por consiguiente, si alguno de vosotros quisiera hacer sus necesidades, no tiene por qué sentir vergüenza de ello. Nadie aquí ha nacido sin huecos. No creo que exista mayor tormento que aguantarse las ganas. Esto es lo único que ni siquiera el mismo Júpiter puede impedir. ¿Te ríes, Fortunata? ¿Tú, que no me dejas dormir de noche? En el triclinio mismo, no prohíbo a nadie aliviar sus tripas si lo desea. Los médicos prohíben aguantarse, y si a alguien le vienen ganas de algo más serio, afuera está preparado todo lo necesario: agua, excusados y otros detalles. Creedme: el flato, al subirse al cerebro, produce desórdenes en todo el cuerpo. Sé que muchos han muerto así, por no decirse la verdad a sí mismos.
  42. 49. <ul><li>El Cuerpo grotesco </li></ul><ul><li>“ El comer y el beber son una de las manifestaciones más importantes de la vida del cuerpo grotesco. Los rasgos particulares de este cuerpo son el ser abierto, estar inacabado y en interacción con el mundo. En el comer estas particularidades se manifiestan del modo más tangible y concreto: el cuerpo se evade de sus límites; traga, engulle, desgarra el mundo, lo hace entrar en sí, se enriquece y crece a sus expensas. El encuentro del hombre con el mundo que se opera en la boca abierta que tritura, desgarra y masca es uno de los temas más antiguos y notables del pensamiento humano. El hombre degusta el mundo, siente el gusto del mundo, lo introduce en su cuerpo, lo hace una parte de sí mismo.” </li></ul>
  43. 50. EL BANQUETE <ul><li>Verdad del vino: Verdad libre y lúcida, exenta de temor y de piedad. “El pan y el vino anulan todo temor y liberan el lenguaje” </li></ul><ul><li>Comprensión festiva de la verdad: Saber saboreado. </li></ul><ul><li>El banquete simboliza la victoria sobre el mundo en el acto de comer (acto concreto, material y corporal). El mundo alimentaba y seguiría alimentando a la colectividad. </li></ul><ul><li>En la mesa se tratan ‘las altas materias’ y ‘ciencias profundas’ pero, al mismo tiempo, son destronadas y renovadas en el plano material y corporal. </li></ul><ul><li>En las charlas de mesa se anulan las distancias jerárquicas entre las cosas y los valores, se mezcla lo sagrado con lo profano, lo superior e inferior, lo espiritual y lo material. </li></ul><ul><li>Voz del banquete popular dirigida siempre hacia el futuro con tono de anticipación optimista . </li></ul>
  44. 51. <ul><li>CRONOTOPO RABELESIANO </li></ul><ul><li>“ Rabelais parece revelarnos el cronotopo de la existencia humana, ilimitado y universal, lo que está en perfecta consonancia con la época de los grandes descubrimientos geográficos y cosmológicos que se aproximaba” </li></ul><ul><li>M. Bajtin </li></ul><ul><li>La imagen del hombre en Rabelais es la de un hombre en pleno desarrollo, completamente vital, que ha superado su carácter privado y trasciende hacia el espacio de la existencia histórica real. </li></ul><ul><li>Todo en él está exteriorizado: “No hay nada en él que exista principalmente sólo para él [...] solo aquí – en la expresión exterior- está todo aquello implicado en la auténtica existencia y el auténtico tiempo real” </li></ul><ul><li>Cronotopo realista expresa la inmortalidad histórica del pueblo, destino común de la humanidad en constante crecimiento, donde se debe morir para dar paso a lo nuevo: “La muerte, en el mundo colectivo e histórico de la vida humana, no empieza ni acaba nada importante” </li></ul>

×