3 bustos-cesteria y mundo femenino

477 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
477
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

3 bustos-cesteria y mundo femenino

  1. 1. CESTERÍA Y MUNDO FEMENINO Marta Lucía Bustos Coordinadora Académica y profesora del Programa de Textiles Universidad de los Andes. 30
  2. 2. A lo largo de su existencia, hom- ción comunal y de un proceso debres y mujeres han mantenido una conocimiento acumulativo queconstante labor de creación para ha sido transmitido a través desatisfacer las diversas nece- varias generaciones. Podemossidadades físicas, las aspiraciones y hablar de ella como el filón de unlos temores de su mente. Es esta larguísimo proceso de creación,actividad creativa, la que ha propi- conservación, modificación yciado la formación de un mundo transmisión de conocimientos,objetual diverso y complejo, en el que hacen posible la transforma-que podemos leer y conocer a tra- ción de la naturaleza en culturavés de un lenguaje visual, la vida material.del común de los mortales, de lagente del pueblo. Es un mundo objetual que abarcaLa historia descrita en estos objetos elementos planos y volumétricos,o utensilios es, ante todo, la de las confeccionados bajo el principiotécnicas esenciales para la vida: ellos de entretejido o entrecru-portan historias individuales y co- zamiento, producto de unas ne-lectivas, que pueden llegar a ser cesidades específicas y de las po-verdaderos mapas cognoscitivos de sibilidades de satisfacción deun sistema sociocultural determi- Cestería de Villa Contó. ellas. Es correcto, entonces, ha-nado, puesto que son el registro de blar de la cestería como una laborlos útiles, las técnicas, los descubri- textil, en la cual se incluyen LA CESTERÍA ES UNA DE objetos tan diversos como lasmientos y los distintos modos de LAS RAMAS TEXTILES MÁS esteras, los sombreros, losenfrentar o asumir las situacionesque se le presentan a sus creadores. INTERESANTES, PUES ES EL canastos, las trampas de pesca y RESULTADO DE UNA MILENARIA los elementos básicos de laEl mundo de la cultura material es arquitectura popular. TRADICIÓN COMUNAL Y DE UNgrande y diverso. Sin embargo, noscentraremos en el oficio textil, el PROCESO DE CONOCIMIENTO La cestería es una sencillacual está fuertemente enraizado en ACUMULATIVO QUE HA SIDO tecnología que nuestros an-la cultura y en la vida cotidiana del tepasados inventaron hace más TRANSMITIDO de 3 millones de años y queser humano, ya que ha sido el me-dio propicio para solucionar sus A TRAVÉS DE VARIAS ayudó a forjar un modelo denecesidades de cobijo, protección GENERACIONES. comportamiento complejo ycorporal e incluso alimento. Son específicamente humano. Comoinnumerables las actividades dia- bien se sabe, la base del éxito yrias en las que el textil se involucra de la supervivencia de todas lascomo herramienta, como solución, culturas, está cimentada en el la belleza y el carácter efímero de desarrollo de las tecnologías, encomo auxiliar, como metáfora ocomo cultura viva. El textil es una sus materias primas. su nivel de eficiencia en unactividad que forma parte de aque- contexto determinado y en lallos quehaceres del mundo cotidia- La cestería es una de las ramas capacidad de transmisión de losno, en los cuales se producen obje- tex¬tiles más interesantes, pues es el conocimientos indispensablestos que conjugan la funcionalidad, resultado de una milenaria tradi- 31
  3. 3. las necesidades primarias para los servado durante siglosgrupos de cazadores recolectores TANTO LAS INDÍGENAS COMO ritos especiales dede vida nómada era la LAS NEGRAS POSEEN COMO iniciación, que introducendisponibilidad de recipientes para RASGO COMÚN SU a las adolescentes en elfacilitar la obtención y arte del tejido. Desde eseconservación de alimentos en su CONDICIÓN DE MUJERES, SU momento aprenden lamedio. El contenedor o cesto que OFICIO CESTERO Y SU importancia del tejido y elservía como medio de transporte, PERTENENCIA A GRUPOS papel que ellas debenera una tecnología perfecta para desempeñar como mujeres ÉTNICOS MINORITARIOSlos grupos de cazadores dentro de la cultura Wayuu.recolectores pues eran fáciles de DENTRO DE NUESTRA SO- Para esta sociedad "sertransportar, se adaptaban a las CIEDAD EN LOS CUALES, EL mujer es saber tejer".condiciones climáticas y podían ARTE FORMA PARTE INTEGRALadquirir usos secundarios. En esta A los indígenas Catíos denueva etapa de es-pecialización, DE TODOS LOS ASPECTOS DE Antioquia y Chocó, la diosala producción cestera se convierte LA CULTURA. civilizadora que les enseñó todaen un medio eficaz para aliviar la clase de oficios y trabajosvida cotidiana de los individuos. necesarios para la vida y el esparcimiento, fue una mujer.Desde que el hombre primitivo re- De acuerdo con Javier Ocampo Según relatos que transmitenpartió el trabajo de manera tal, que López, la mujer en la mitología está los más ancianos, Dabeiba lesla mujer fuera la encargada -entre relacionada con la fertilidad, la enseñó el arte de tejer hermosasotras funciones- de la recolección y fecundación, la sexualidad y la re- esteras y canastas, el de lael hombre, de la caza, la cestería y beldía con respecto a los hombres. cerámica y el de los tintes para lalos oficios textiles han estado gene- En su texto, habla de tres tipos de pintura del cuerpo. En otrasralmente ligados o asociados al gé- asociaciones: la madre-diosa, pro- regiones como la Chamí denero femenino. Las mujeres han genitora del linaje humano y ges- Risaralda, los indígenas Emberaesasumido la conservación y trans- tora de bienestar, progreso y armo- que allí habitan, relacionan lamisión de estos conocimientos, nía en los pueblos; la madre tierra, cestería con la cerámica y con losmanteniendo viva la tradición con ligada a la fertilidad del suelo y a la diferentes procesos desu saber y quehacer cotidiano. Ella, abundancia de las cosechas y final- preparación del maíz a través deles la usuaria directa de cestos, este- mente, la madre universo, símbolo mito de Betata, personajeras e implementos de cocina, ele- de la fuente de todas las cosas crea- femenino que les enseñó su cons-mentos que pertenecen al mundo das.1 trucción.doméstico, a la vida diaria, a losoficios que usualmente le concier- En la mitología americana apare- Las referencias a través de lanen a la mujer. Ella representa a cen numerosas deidades femeni- historia y de las comunidades sondiosas portadoras del conocimiento nas relacionadas con las activida- múltiples, no sólo a nivel detextil. Es la estructura de la vida: des textiles2. Entre los indígenas relatos y leyendas, sino detrama y urdimbre de la existencia. colombianos, aún persisten algu- asociaciones directas entre el nos mitos y ceremonias especiales trabajo textil cestero, los que hablan de la importancia del elementos que se producen y el saber textil en las mujeres. Los indí- género femenino. Por ello, no es genas Wayuu de la Guajira han con- extraño encontrar innumerables casos en los cuales la mujer juega un papel significativo al ser la principal responsable de este tipo de1 Ocampo López, Javier. Mitos Colombianos. Bogotá, El Ancora, 19892 Entre los Aztecas se encuentra Xochiquetzal, la primera mujer que hiló y tejió, quien figura como patraña de los trabajadores textiles. En el Códice Matritensese observan representaciones donde aparece sentada frente a un telar lujosamente ataviada y venerada por mujeres con gran habilidad para estas labores. LosMayas adoraban a la esposa del dios Sol, patraña del hilado Ixchel, conocida también como "la de las 13 madejas de tela de colores"; su hija Ixchebelyax era asu vez la patraña del bordado. Fue tan importante el conocimiento textil entre las mujeres mayas, que era una práctica común llevarle las herramientas para hilary tejer a las niñas recien nacidas, simbolizando de esta manera su instrucción en ellas. Del mismo modo, cuando una mujer se sentía próxima a su muerte,quemaba todos los implementos de su trabajo textil para que la esperaran en el mundo del más allá. 32
  4. 4. labores. Sin embargo, los casos tanosas, manglares cruzados de ca-más interesantes se encuentran en HOY EN DÍA ños y esteros con temperaturas queaquellos grupos donde los LAS CESTERAS oscilan entre los 28 y 35 "C y lluviascambios culturales han incidido constantes, donde habita una po-en esta relación mujer-cestería. En CHOCOANAS HAN blación aproximada de 250.000 per-Colombia dos claros ejemplos de DESARROLLADO UN sonas agrupada, en sociedades tra-este cambio los encontramos en GRAN NÚMERO dicionales con economías de au-las indígenas Hui-totas de la selva tosubsistencia- la labor cestera seamazónica y en las negras DE TEJIDOS Y OBJETOS convierte en una transformación decesteras del Chocó, ambos PROPIOS QUE SON la vegetación en piezas con signifi-grupos habitantes de un entorno RECONOCIDOS cados socio-culturales intrínsecos.geográfico similar, pero pertenecien-tes a contextos culturales di- EN CUALQUIER Es de destacar la manera como lasferentes, donde la mujer ha REGIÓN DEL PAÍS. mujeres negras han aprendido elpasado de ser usuaria de los cestos oficio de la tradición indígena, apro-a productora; ahora, los fabrica piándose de las técnicas de elabora-con dos fines: suplir necesidades ción y llegando incluso a crear suscotidianas y obtener ingresos realidad, un mundo propio por propias variantes para darles unaeconómicos. medio de su trabajo. Mujeres que, función acorde con sus actividades. al igual que sucede con el tejido de La labor de cestería se introduce en Tanto las indígenas como las ne- sus canastos, crecen, se construyen la cultura negra por su relación di- gras poseen como rasgo común su y se fortalecen, a medida que se recta y no siempre bien llevada, con condición de mujeres, su oficio ces- entrelazan sus fibras. los indígenas emberaes, propios de tero y su pertenencia a grupos aquella zona. Es de las mujeres in- étnkos minoritarios dentro de nues- Para la negra chocoana descendien- dígenas, de quienes aprenden las tra sociedad en los cuales, el arte te de los enclaves africanos en la técnicas y con quienes comparten el forma parte integral de todos los costa pacífica, -habitante de una manejo de los materiales de la re- aspectos de la cultura y se aplica a la geografía irregular con zonas pan- gión. manufactura de objetos que tienen principalmente un valor instru- Al hablar con algunas cesteras ne- mental. Estas mujeres aprovechan gras, se refirieron a la cestería como el conocimiento de su entorno, su algo propio, afirmando enfática- sentido estético y sus habilidades mente no haber aprendido el ofi- manuales para realizar útiles que cio de los diferentes grupos indí- satisfagan las necesidades de la vida genas, con los que se han relacio- cotidiana. nado. Aseguran que, a pesar de que son las mismas técnicas e in- Las mujeres negras chocoanas y las cluso los mismos materiales, sus indígenas amazónicas desempeñan productos son diferentes. Esto un trabajo doméstico no remunera- muestra el nivel de apropiación do, el cual ha sido entendido desde desarrollado dentro del grupo y tiempos remotos, como trabajo na- confirma el proceso de rein- tural femenino y a la vez realizan terpretación de las técnicas, las labores de creación, manejando téc- formas y el manejo de materiales. nicas de construcción universales y Es importante anotar que la trans- materiales propios de cada zona. ferencia de conocimientos texti- Cada una -en su contexto- vive si- les, en este caso, se da, de mujer a tuaciones particulares dentro de su mujer: el mundo femenino de una oficio cestero. Son mujeres creado- étnia, de una cultura, pasa a otra, ras y gestoras, que construyen una enriqueciendo y transformando Mujer Huitoto, Puerto Milán. la tradición de ambos. La Chorrera, Amazonas. 33
  5. 5. Hoy en día las cesteras chocoanas A partir de una práctica eminente- dad en la cual el objeto creado es unhan desarrollado un gran número mente masculina como la cestería, elemento nuevo dentro de la tradi-de tejidos y objetos propios que son las mujeres generan un espacio de ción. No es constante, ni masiva yreconocidos en cualquier región del creación con técnicas nuevas y con fácilmente se conjuga con sus acti-país. Han generado un espacio de los materiales propios de ellas, cons- vidades diarias: el trabajo de lacreación, innovación e identidad, truyendo un tipo de cestería dife- chagra, la preparación de alimen-que posibilita ingresos económicos rente al tradicional, que les permite tos y el manejo de la casa.importantes para su subsistencia. obtener recursos económicos adi-Es éste, entonces un ejemplo de una cionales para la manutención de su Hoy en día, el trabajo cestero selabor que permanece a la sombra familia. La mujer huitota se intro- convierte en una fuente de recursosde la actividad doméstica, pero que duce con su trabajo cotidiano en un relativamente permanente y en unen realidad es renglón vital de la campo del saber masculino, pro- elemento de identidad importantecultura y de la economía de los moviendo cambios y transforma- dentro de la región. El canasto de lahabitantes de esta región. ciones en los roles tradicionales. Chorrera -al plantear soluciones estéticas y funcionales nuevas- seTradicionalmente, en las comuni- Es innegable que con la evolución convirtió en un distintivo de la pro-dades Huitotas de la zona de la cultural, la distribución del trabajo ducción artesanal de la zona.Chorrera en el Amazonas colom- se ha estructurado como una de lasbiano, existe una definida división áreas más variables e interesantes La cestería es una de las ramas tex-de acuerdo al género del uso de las del comportamiento social. De tiles más importantes, puesto quematerias primas y la elaboración de acuerdo con Henrietta Moore, "la juega un papel fundamental dentroobjetos. Esta división sexual del tra- división sexual del trabajo se modi- de la cultura y el sustento familiarbajo se aplica a la producción de la fica, se replantea continuamente de las comunidades rurales del país,cultura material: el hombre se en- para adaptarse a los cambios socia- aunque muchas veces se torna invi-carga de proporcionar a la mujer les y económicos de cada cultura en sible a los ojos de la sociedad pro-los utensilios indispensables para particular; puesto que el trabajo no ductiva, pues es un oficio cotidianola producción de alimento y el man- sólo es lo que hace la gente, sino que se hace a domicilio, fuera deltenimiento de la casa con los mate- además las condiciones en que se control social y que fácilmente pue-riales del bosque que les pertene- realiza la actividad y su valor social de compaginarse con las tareas do-cen por tradición. cultural determinado".3 mésticas.Sin embargo, este reparto del traba- Para la mujer indígena de la Cho- Este oficio se constituye -para losjo, aunque continúa, ha cambiado rrera, la labor cestera es una activi- dos grupos de mujeres en mención-considerablemente. Se conservan como una alternativa económicapautas tradicionales en cuanto a viable dentro de cada uno de suslas materias primas utilizadas por contextos. Por una parte, es uncada género, pero se observa LA CESTERÍA ES UNA DE LAS elemento de intercambio ysimultáneamente, una sincretismo entre dos étnias, queintroducción femenina dentro de RAMAS TEXTILES MÁS al arraigarse -en la cultura negra-un campo masculino en relación IMPORTANTES, PUESTO QUE crea identidad y tradición, ycon la producción de objetos. Hoy JUEGA UN PAPEL también representa un elementoen día son muchos los casos de de independencia y reforzamiento FUNDAMENTAL DENTRO DEmujeres que conocen y se de la dimensión de género alencargan de producir el utillaje, LA CULTURA Y EL SUSTENTO interior de la comunidad indígenano sólo para solucionar sus FAMILIAR DE LAS huitota.necesidades cotidianas, sino COMUNIDADES RURALEStambién para el comercio. El universo femenino gesta así; la DEL PAÍS continuidad de su cultura, al promover las innovaciones y al3 Moore, Henrietta. Antropología y feminismo. Madrid, Instituto de la mujer, Cátedra Universidad de Valencia, 1991. 34
  6. 6. transmitirlas dentro del mundo Universidad de los Andes.- Bogo-de lo cotidiano, perpetuando y tá, 1992.conservando las tradiciones conuna fuerza dinámica y revi- BUSTOS GÓMEZ, Marta y Susanatalizante. • Leal. - Creando Tradición. Artesanía Indígena de Puerto Milán, La Chorrera, Amazonas.- Mimeo, 1993.Bibliografía: MOORE, Henrietta.-Attfropo/ogía yALCINA FRANCH, )osé.-Arte y feminismo- Madrid: Instituto de laAntropología- Madrid: AlianzaForma, 1982. Mujer, Cátedra Universidad de Valencia, 1991.BUSTOS GÓMEZ, Marta. -Produc-ción y comercialización de OCAMPO LÓPEZ, Javier.-Miíosartesanías de la Chorrera- Informe Colombianos.- Bogotá: El Ancora,de consultoría para el Proyecto 1989.Predio Putumayo.- Bogotá, 1994. RAMÍREZ, Marta. -Arte Wayuu-BUSTOS GÓMEZ, Marta. - Objetos Bogotá: Intercol, 1990.Textiles en el departamento del POUNDS, J.G. Norman.-La vidaChocó.- Investigación realizada Detalle tejido canasto cotidiana: historia de la culturapara el Programa de Textiles de la La Chorrera. material- Barcelona: Crítica, 1992. 35

×