Resumen historia

3,034 views

Published on

resumen historia argentina

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,034
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Resumen historia

  1. 1. En 1617, Felipe III dividió la gobernación del Tucumán y del Río de la Plata en dosgobernaciones, del Paraguay y del Río de la Plata o Buenos Aires. La primera con sede enParaguay y la segunda tenía su sede en capital en Buenos Aires, siendo designado Diego deGóngora como gobernador. En 1620-21 ordenó un empadronamiento de los habitantes y seconcluyó que había 2730 españoles y 4899 indios sometidos que habitaban las ciudades y lasreducciones de Buenos Aires, Santa Fe y Corrientes. Góngora también alisto 100 vecinos paradefender el puerto, a quienes se les proveyó de armamento y se reconstruyó el fuerte.Una sospecha de contrabando pesaba sobre el gobernador, quien se hizo cargo de lagobernación con una energía tendiente a resguardar su persona del delito del que era principalresponsable. Pero el puerto de Buenos Aires había sido cerrado porque era una competenciapara las zonas mercantiles del pacífico, pero en circunstancias forzosas los navíos atracaban,circunstancia en que se introducían mercancías y negros de contrabando. Góngora debeproceder contra algunos contrabandistas pero no contra aquellos con quienes teníaparticipación en el comercio ilícito. Góngora fue acusado, falleció en 1623 antes de que ledictaran la sentencia, por lo que sus herederos debieron asumir el pago de una multa.Sucesor de Góngora fue Céspedes, quien arribó a Buenos Aires en 1624 y tuvo que afrontarconflictos a causa de los contrabandistas, pronto fue suspendido porque se comprobó suparticipación en las actividades ilícitas aunque luego fue restituido a sus funciones.Lo sucede Dávila, que llego a Buenos Aires en 1631 e inmediatamente se le informó delprobable ataque de naves holandesas. Dávila se ganó el apoyo del cabildo y combatió elcuatrerismo, pero tenía enemigos y tuvo que abandonar el cargo intempestivamente, llegandoa la metrópoli para defenderse de las acusaciones que se le hacían.El sucesor de Dávila fue Benavídes, quien llegó a ocupar su cargo en 1637 y pronto se vioenfrentado con la iglesia, que lo excomulgó. Tenía el apoyo del cabildo, que insistió en que selevante la excomunión. Las dificultades hicieron que fuera separado de su cargo, sucediéndoloVentura Moxica, quien llego muy enfermo en 1639 y entregó su cargo al año siguiente. Losgobernadores se sucedieron con mayor o menor fortuna y acierto, pero hacia 1770 la coronamostraba una preocupación por las provincias del Plata amenazadas en su frontera oeste porPortugal y en el sur por la marina británica, por lo que decidió jerarquizar la región mediante lacreación de nuevos Virreinatos y audiencias. También se potencio la economía de la zona concriterios modernos: suprimir el comercio ilegal era una prioridad de política económica. Elgobernador de Buenos Aires, Mauricio de Zavala fortifico el cerro de Montevideo y fundó laciudad del mismo nombre en una zona cercana a Colonia del Sacramento. Montevideo erapoblado rápidamente por españoles recién llegados pero en las zonas rurales el elementohumano predominante era el gaucho, contrabandista de cueros y ganado.En 1756, llego a Buenos Aires un nuevo gobernador, Pedro de Cevallos, quien luego deinformarse de los problemas locales. Tomo una postura crítica respecto de los convenios vigentes entre España y Portugal, y colaboro con los jesuitas para trasladar a los indígenas guaraníes
  2. 2. a nuevos poblados. En 1761, Carlos III anulo los convenios previos desventajosos para los españoles. Reprimió el contrabando que tenía base en Colonia y luego desalojo a los portugueses de esa ciudad. Enfrento a una escuadra formada por naves inglesas y portuguesas que tenían intensión de someter a Buenos Aires y Montevideo expulsando a los españoles del Plata. En estrategia ofensiva, marcho hacia el norte y ocupo fuertes portugueses en Brasil, pero luego, en cumplimiento de compromisos diplomáticos España dio orden de devolver a Portugal los enclaves recién conquistados. A nivel de política interna, enfrento una rebelión de familias patricias correntinas que se negaban a ser gobernados por españoles recién llegados y exigían que los cargos públicos fueran ocupados por hijos de familias patricias, es decir, familias criollas descendientes de los primeros conquistadores del territorio. Tomo medidas de higiene publica Condeno la vagancia y ordeno que en época de siega todos tenían la obligación de trabajar. Prohibió los bailes de negros.En 1766, concluyo el mandato de Cevallos quien era un reconocido projesuita, siendoreemplazado por un adversario reconocido de la orden religiosa quien cumplió con expulsar ala compañía de Jesús.Exigencias de administración eficaz, demandaban la creación de virreinatos y audiencias asícomo la cuestión de la disputa entre España y Portugal por la posesión del margen oriental delRío de la Plata. Fue designado Cevallos al frente de una expedición contra las coloniasportuguesas, llevando título de virrey, gobernador y capitán general de un amplio territorioque incluía Buenos Aires, Paraguay, Tucumán, Potosí, Santa Cruz de la Sierra, Charcas y Cuyo.Su mandato concluyo en 1778, después de conquistar territorios al sur de Brasil que luegofueron devueltos en virtud de convenios diplomáticos. Solo Colonia del Sacramento quedaríadefinitivamente en manos españolas. Antes de abandonar su cargo, Cevallos Recomendó dar carácter permanente a la formación del virreinato. Autorizo la libre internación de mercaderías entradas por el puerto a las provincias Autorizo el comercio con Perú y Chile.Esta iniciativa económica fue fundamental en el desarrollo de la futura nacionalidad argentina.Además de un saludable sinceramiento económico, hubo en la época un desarrollo de lacultura que valoriza los paisajes locales y maneja un idiolecto propio.
  3. 3. LA RAÍZ AFRICANA Desde fines del siglo XVI empieza a llegar contingentes de esclavos, quienesal principio vinieron como servidores de confianza de grandes señores, pero luego empiezan allegar para reemplazar a los indígenas en las tareas rurales. La trata de esclavos, fue el granmotor de las economías coloniales. Hacia 1600, el rey español otorgó a los portugueses elmonopolio del tráfico y tenían su asiento en SAN PABLO DE LOANDA. Los barcos arribaban apuertos autorizados al tráfico negrero y en otros casos se contrabandeaba. Además lasciudades obtenían licencia para introducir esclavos mediante petitorios a la corona,justificados en la escases de mano de obra. La ciudad de Buenos Aires fue una de las ciudadesque obtuvo esa licencia en 1595. Pero aunque la mano de obra africana, enriqueció a lospobladores principales de Buenos Aires, la mayoría de los negros que arribaban al puerto de lapequeña aldea de Buenos Aires, seguía viaje por tierra hacia POTOSI, LIMA O CHILE, donde seobtenía mejores precios. Hacia 1640, los que dominaban el comercio ilegal de trata eran losholandeses. Hacia 1680, la fundación de COLONIA DEL SACRAMENTO, enclave portugués en elmargen oriental del Plata, vigorizó el comercio clandestino. Hacia 1700, se produce unaalianza entre la corona de Francia y España, ya que Felipe de Borbón heredo la coronaespañola. Esta circunstancia favoreció la economía rioplatense ya que el rey autorizo a unacompañía francesa a exportar gran cantidad de africanos, aunque unos años después,compañías inglesas dedicadas al mismo comercio le disputaban la exclusividad del comercio enla zona. Gracias a la abundante oferta de mano de obra esclava, a mediados del siglo XVIII enlas estancias trabajaba un promedio de cuatro esclavos por establecimiento. UN censo de1778 confirma la idea de que en la formación de la población argentina, la mezcla étnicaincluye a la raíz africana. Según ese censo, un 28% de la población en la ciudad de Buenos Aireses de origen mulato o africano. En los pagos rurales de esa ciudad en cambio, predomina elelemento criollo, indio y mestizo. Según detalles de este mismo censo, un pequeño porcentajede esta población negra mantiene la condición de esclavo, la gran mayoría son libertos. Así elliberto, negro puro o mulato, empezaba a ser una realidad social con perfiles propios y seproduce en consecuencia un aumento de los prejuicios para impedir su ascenso social. Hacia1780, mejoro la legislación protectora del esclavo y en 1784, una cédula real respaldaba lospedidos de justicia de los esclavos, reflejando un clima favorable a las ideas de abolición de laesclavitud. En cuanto a lo cultural, los morenos del Rio de la Plata, hicieron de la música, elbaile y la alegría de vivir a pesar de todo, el elemento básico de su identidad.Capitulo 16 Ciudades, campañas y despoblados.Las ciudades y campañas del virreinato se vieron favorecidas con nuevas oleadas deinmigración de españoles europeos. Distintas fuentes reflejan el crecimiento de la poblaciónno sólo en Buenos Aires, sino en distintas poblaciones del interior. Solo en las misionesindígenas del noroeste decrece la población a causa de la expulsión de los jesuitas y a ladecadencia de las reducciones. Los indígenas son mayoría solo en Jujuy y en La Rioja. Las tribusque se rebelan contra la dominación española (abipones, mocovíes, pampas, araucanos, tobasentre otros) se habían refugiado en el desierto, como se denominaba a la llanura y aldespoblado. La sociedad criolla no era aristocrática, en las ciudades del virreinato se considerael comercio una actividad compatible con ser gente principal, aunque se reconocía el papeldefinido del clero, la milicia y el comercio, se valoraba la cuna legítima y el color claro de lapiel, que en la práctica se combinaban con el dinero, los bienes y la influencia, todo lo cualdefinía cuál era el lugar de cada uno en esa sociedad.
  4. 4. Ser intermediario entre los mercados europeos y los del virreinato daba amplio margen deganancias. La importación de manufactura europea y la exportación de cueros, o frutos delpaís se incremento con la apertura económica propiciada con la creación del virreinato. Losgrandes mercaderes de Buenos Aires formaban un grupo compacto, hacia 1800, estas familiasempiezan a apropiarse de tierras en gran escala que ven en el negocio rural un reaseguro parasu economía. La ocupación de tierras se hacía a expensas de la tribus indígenas y de losmedianos y pequeños ocupantes criollos quienes quedaron expuestos al desalojo cuando loscomerciantes y grandes hacendados con influencia en las ciudades se apropiaron de camposque previamente habían denunciado como vacíos. Hacia 1770, Buenos Aires era la cuartaciudad más importante después de Lima, Cuzco y Santiago de Chile. La reforma borbónicahabía sido beneficiosa. La economía correntina se recupera lentamente gracias a la tranquilidad de la frontera y la exportación de cueros. Santa Fe se vio favorecida con el cobro de un impuesto a la mercadería que bajaba por el rio Paraná. Córdoba revitalizo el comercio con la producción de cueros, la cría de mulas y de ganado, los tejidos de ponchos y frazadas. Esta ciudad era el centro cultural, sede del obispado y de la Universidad que era la institución educativa más importante después de la universidad de Charcas. La región de Tucumán creció un 246%. Mendoza perjudicada con la competencia del vino español, recompuso su economía exportando fruta y cultivando trigo y alfalfa. La Rioja se dirige hacia el autoabastecimiento. Su algodón no puede competir con las telas europeas.Se modifica a partir de las reformas borbónicas el viejo esquema de la sociedad colonial yrevelo cuáles regiones se adaptan mejor al intercambio comercial con Europa y cuáles seperjudicaban, no pudiendo adaptarse al aumento de la importación.Invasiones InglesasYa en 1739, cuando estalló la guerra entre españoles y británicos, estos proyectaronapoderarse de Buenos Aires ya que la ciudad era el acceso a Paraguay, Perú y Chile, mercadosmuy atractivos. La historia de Buenos Aires registra desde sus primeros años ataques decorsarios ingleses e invasiones frustradas tales como la de 1762, que contó con el apoyo delcomercio británico. Hacia 1800, la guerra entre Gran Bretaña y Francia dio lugar a nuevos proyectos ya que Españaera aliada de Francia. Lo que no estaba claro era si la corona británica debía ocuparmilitarmente las colonias españolas o alentar los movimientos independentistas de las mismas.Los comerciantes ingleses, así como políticos, militares y publicistas usaban a los americanosdisconformes para respaldar sus proyectos. En 1804, un acto de piratería que consistió en la captura de tres fragatas españolas quellevaban dinero hacia la metrópoli, fue el motivo para que España declare la guerra a Gran
  5. 5. Bretaña. En 1805 la batalla de Austerlizt consagró a Napoleón dueño de Europa y con esto seconsumó un bloqueo continental que impedía a los británicos comerciar con el resto deEuropa. Sin embargo, la flota británica mantenía su poderío sobre los mares y dejo al gobiernode Madrid incomunicado con sus colonias. Ante estas circunstancias, once navíos sinautorización del Almirantazgo inglés, bajo el mando de Popham, partieron desde Sudáfrica(donde habían tomado Ciudad del Cabo) hacia Buenos Aires. Las fuerzas de tierra iban almando del general William Carr Beresford. Llegaron a mediados de junio de 1806. Los avisos de una posible invasión inglesa no habían convencido al virrey Sobremonte depreparar una defensa adecuada, así que, ante el desembarco de 1641 soldados ingleses, elvirrey se marcho hacia Córdoba con intensión de ponerse a salvo junto a su familia y el tesororeal. Las milicias desordenadas, se concentraron en el fuerte y la ciudad se rindió formalmenteel 27 de junio de 1806. El comandante ingles le quitó a Sobremonte el tesoro y este continuosu huída hacia el interior.La población se hallaba insatisfecha pero algunos, respondiendo a las condiciones impuestaspor el comandante inglés, juraron lealtad a la corona británica. El gobernador ingles aprobónuevos reglamentos comerciales que favorecían el comercio. Sin embargo, la indignaciónpopular era generalizada y la actitud de Sobremonte era el blanco de la ira colectiva. Pueyrredón, joven criollo se había marchado a la campaña a reclutar voluntarios paraenfrentar a los ingleses y Liniers empezó a organizar la resistencia conversando con los vecinosde Buenos Aires y de la Banda Oriental. Álzaga y otros comerciantes planeaban volar el cuartelde los ingleses pero el proyecto fue abandonado. Entretanto, Pueyrredon había logrado juntaruna pequeña y desordenada fuerza de paisanos que fueron derrotados por Beresford en labatalla de Pedriel. La única esperanza era Liniers, quien explico en Montevideo a la Junta deGuerra que Montevideo estaba en peligro inminente ya que los británicos podrían recibirrefuerzos. Por eso, el cabildo de Montevideo le entrego un ejército de 500 soldadosprofesionales y 900 milicianos. Con ellos desembarco en lo que hoy se conoce como Tigredonde se incorporaron milicianos dispersos de la batalla de Pedriel. El avance sobre la ciudadfue acompañado por voluntarios que se unían a las tropas o las auxiliaban. Las fuerzas deLiniers entraron a Buenos Aires por los corrales de Miserere y acamparon en Retiro. Alamaneces del 12 de agosto comenzó la ofensiva y al mediodía Beresford se había rendido. Lareconquista había dejado indemne a las naves inglesas que permanecieron en aguas del Rio dela Plata a espera de los refuerzos pedidos a Inglaterra. La inminencia de un segundo ataque inglés y el vacío de poder debida a la huida deSobremonte, determinaron que el cabildo de Buenos Aires proyectara su autoridad encuestiones que afectaban a todo el virreinato. El 14 de agosto de 1806 se realizo un cabildoabierto del que tomaron parte unos 100 invitados, en su mayoría españoles europeos. Eldebate fue interrumpido por un grupo de criollos que exigían que Liniers fuera designadocomandante a cargo de la organización de las milicias . Liniers quedo como jefe de guerra. Lamilicia se hizo popular, todos querían ser soldados pero lo cierto es que la ciudad carecía dearmamento suficiente y todo debía improvisarse. Además se sumaron las rivalidades entre loslíderes, Liniers escribió a Bonaparte para pedirle armas para afrontar el segundo embate
  6. 6. ingles, pero Álzaga interpreto que Liniers esperaba el momento oportuno para entregar el‘país a los franceses. Los ingleses entretanto recibieron refuerzos y el comandante Popham ocupo Maldonado y sedirigen hacia Montevideo, que había sido reforzada con milicias traídas por Sobremonte deParaguay y Córdoba. En febrero de 1807 Montevideo cayó rápidamente con gran pérdida devidas humanas. Esta derrota provoco miedo e indignación en Buenos Aires, Sobremonte fuedestituido y encarcelado. Liniers fue designado capitán general del virreinato. El alto mando ingles tenia como estrategia desembarcar , avanzar , sitiar y rendir a la ciudadde Buenos Aires y desde allí se esperaba avanzar hacia todo el virreinato. El comandantedesignado, Whitelocke desembarco y avanzo, pero la marcha le resulto penosa. Losguerrilleros gauchos vigilaban de cerca, pero la estrategia era dejar que entraran en la ciudadpero en un primer momento la milicia criolla se vio superada. Sin embargo, los inglesespostergaron en algunas horas el asalto a la ciudad lo que permitió a Liniers reorganizarse yfortificar el fuerte, la plaza mayor y organizar cantones barriales en las azoteas de las casasprincipales. El 5 de julio los ingleses intentaron marchar sobre la ciudad suponiendo que losvecinos se encerrarían en sus casas, sin embargo, cada casa era una fortaleza, se arrojabacuanto se podía contra los invasores. Los ingleses tomaron Retiro pero todo resulto inútil, losregimientos se fueron rindiendo. Whitelocke acepto los términos que le propuso Liniers entrelos que se encontraban desalojar Montevideo. La doble victoria sobre el enemigo ingles puso en primer plano la capacidad de organización ylucha del pueblo de Buenos Aires. A partir de la defensa de 1807, (segunda invasión) Álzaga yLiniers encarnaron dos partidos diferentes que pugnaban por el poder en la capital delvirreinato. En 1808, llega a Brasil la corte de Portugal, 15000 nobles con su séquito viajaron desde Lisboaa Río de Janeiro para evitar caer en manos del ejército de Napoleón. Esta presencia ponía enalerta a la América española. Joao VI estaba decidido a expandirse hacia el sur hasta la bandaoriental pero tanto el cabildo porteño como el gobernador español en Montevideo y Liniersratificaron que encararían acciones defensivas en caso de que el ejército portugués semovilizara. Al mismo tiempo, en España se produjo una grave crisis dinástica que termino en“la farsa de Bayona” de lo cual resulto que Jose Bonaparte, hermano de Napoleón se quedocon la corona española. Se inicia así la guerra de los españoles para independizarse de losfranceses.El imperio de Napoleón empieza perder vigor. En Buenos Aires, Liniers recibe a un enviado personal de Bonaparte. Sin embargo, éste evitocomprometerse en un sentido u otro. Álzaga seguía sospechando que la fidelidad de Liniersera hacia los franceses.Otro grupo que reclamaba derechos sobre las colonias españolas en América es la princesaCarlota, esposa de Joao de Portugal. Ella entablo correspondencia con las autoridades del riode la plata con el fin de dar a conocer sus ambiciones de reinar sobre la América española.Una facción política criolla entre los que se encontraba Belgrano, quiso ver en las ambicionesde la princesa Carlota una salida poco peligrosa. La infanta era vista como un riesgo menor
  7. 7. para los proyectos independentistas comparado con el riesgo que representan los franceses eingleses. La crisis entre Álzaga y Liniers llevo a la convocatoria de un nuevo cabildo abierto. El cabildo,dominado por Álzaga realizaba reuniones secretas contra Liniers. La enemistad entre ellos seoriginaba en la supuesta conspiración de los franceses pero en realidad eran el reflejo delconflicto de intereses comerciales de la región. El conflicto llego hasta el punto en que Álzagacon el apoyo de cuerpos militares peninsulares reclamaron la renuncia de Liniers, este estabaa punto de redactar su renuncia cuando recibe el apoyo de Cornelio Saavedra, el comandantede los patricios (los milicianos porteños) que eran, militar y numéricamente superioresrespecto de las milicias peninsulares. Así es como se desequilibro el poder militar.En mayo de 1809 se formo una junta en Chuquisaca y en julio del mismo año La Paz siguió elejemplo. Las condiciones estaban dadas para que se llamara a un cabildo abierto, se destituyera aLiniers como virrey nombrado por la corte peninsular y se designara en su lugar a unaasamblea integrada por criollos.Hacia fines de 1809, una Junta Central en España, designa como virrey a Cisneros, quienreemplaza a Liniers. Cisneros puso en marcha una serie de cambios de orden comercial ,intento mantener el equilibrio de poderes , y se dedico a desarmar el peligro de la invasiónlusitana. Sin embargo, las ideas del grupo independentista se propagaban y el clima generalera de incertidumbre. En enero de 1810, España cae frente a Francia en la batalla de Navas de Tolosa. El reinoespañol estaba en manos de Bonaparte y solo substían algunas guerrillas aisladas. La JuntaCentral se disolvió pero en Cadiz se instalo el consejo de Regencia quien tenia como metaredactar una constitución liberal para la península y sus colonias. Estas intensiones fueronresistidas por las colonias americanas. Los criollos estaban decididos a actuar, Saavedra alfrente de sus patricios, brindo apoyo a los ideólogos de la independencia . Se fijo fecha para unnuevo cabildo abierto: el 22 de mayo de 1810.causas: Las luchas entre españoles y criollos tienen que ver con la búsqueda del poderpolítico. Los criollos tenían poder económico. Las reformas borbónicas que realiza España parareconquistar el poder debilitado en América se traducen en una modificación de los territoriosque conforman los virreinatos. El primer virreinato estaba formado por virreinato de Españaen México, y del Perú en Lima. Con las reformas llevadas a cabo por los borbones, se divide elvirreinato del Perú en virreinato del Alto Perú y virreinato del Rio de la Plata. En Perú habíaminas de plata, mucha gente trabajaba en esa zona, y todo el comercio se centralizaba enPerú. Argentina estaba organizada por regiones.Litoral: Misiones y Entre Ríos, con producción de ganado.Cuyo: era el paso del comercio entre Buenos Aires y Chile y además producía vid y olivo.Tucumán: Tucumán, Salta, Santiago del Estero, Chaco con producción de mulos.
  8. 8. Centro: Buenos Aires y Santa Fe.Paraguay: productor de tabaco, yerba mate y algodón.Alto Perú: productor de plata.Todas las regiones terminaban su comercio en el puerto de Buenos Aires porque el puerto deLima era más lejano de Europa. A mediados del siglo XVIII se produce la revolución industrial, los productos se producen a unmenor costo y eso afecta a la producción nacional y al no haber protección de la industrianacional, se cayeron las economías provinciales. El poder político se presenta como uninstrumento capaz de transformar el orden económico. Carlos III endurece el control de lascolonias. Los criollos siguen segregados del poder político. Una influencia ideológica es laindependencia de Estados Unidos. Otra influencia son las ideas de igualdad, fraternidad ylibertad de la revolución francesa. Fernando VII es tomado prisionero. José Bonaparte era elrey de España. Avance de Napoleón (1808)La sociedad estaba dividida entre los sectores privilegiados como los españoles quienesmonopolizaban los puestos como funcionarios del gobierno, a la vez que eran dueños de lasminas y de las tierras. También los criollos formaban parte del sector privilegiado, ya quemanejaban el comercio, eran dueños de las producciones, eran terratenientes y tambiénposeían minas. Los sectores populares estaban formados por indígenas, negros y mestizosquienes realizaban los trabajos en general, eran artesanos, campesinos o empleadosdomésticos.En 1806-07 se produce la primera invasión inglesa. Inglaterra quiere conquistar el Río de laPlata. España monopoliza el comercio y los ingleses contrabandeaban. Cuando se debilitaEspaña, los criollos defienden solos su territorio porque habían formado milicias que estabandispersas cuidando las fronteras entre la civilización y los aborígenes. Los criollos se habíanorganizado solos y sentían que pueden defenderse. Cuando se produce la invasión, el virreySobremonte se refugia en Córdoba y reúne sin prisas la armada que habría de devolverle sucapital. Santiago de Liniers, un oficial de marina, doblega tras dos días de combates laresistencia británica. A partir de este evento se militariza la sociedad y se recluta a los mayoresde 18 años. La popularidad de Liniers es importante y se utiliza como arma política. Devolver elpoder a Sobremonte es peligroso, y el cabildo pide que se delegue en Liniers el mando militarde la capital. Una solución diplomática que quita el poder de las manos del virrey sinderrocarlo violentamente.MILITARIZACIÓN Y BARBARIZACIÓN DE LA SOCIEDAD POSCOLONIAL. Los cambios que ocurrenen las Provincias Unidas del Rio de la Plata, luego del las invasiones inglesas, impulsan unnuevo orden social. La elite revolucionaria y las clases hegemónicas debieron aceptar que laautoridad del soberano se refería a la autoridad del pueblo. Hacia 1820, el concepto dePatria, la Bandera creada por Belgrano y el Himno identifican a los criollos y se empieza agestar una concepción republicana del ciudadano.La sociedad a su vez, se militariza. La necesidad de defender las nuevas ideas revolucionariaspara verse libre del dominio español, hacen que los ciudadanos busquen enlistarse en las filasdel ejército revolucionario. Las provincias recientemente creadas en las antiguas sedes
  9. 9. virreinales, son el marco en que las instituciones deben desarrollarse. Sin embargo, las más delas provincias eran demasiado pobres y despobladas para sostener un complejo aparatoadministrativo e institucional. Se marca entonces, una diferencia entre los centros que cuentancon tradición administrativa y aquellos que carecen de ella. En el interior las fuerzas milicianasrurales se afirman rápidamente alrededor de figuras sociales fuertes que necesitan de estasmilicias para ejercer el poder efectivamente y para administrar las provincias que desgajadasdel poder central necesitan recaudar recursos que las economías regionales encuentran muygravosas. A su vez, las milicias necesitan de los recursos de las poderosas elites provincialespara que las sustenten. Por otra parte, algunas zonas fronterizas necesitaban de las miliciaspara protegerse contra los indígenas. Todas estas situaciones determinaban la fuertemilitarización de la sociedad, que muy pronto, llega a “barbarizarse”. Las cuestiones políticasse resuelven mediante el uso de la fuerza, Una institución típica de la frontera es el fuerte y elejército regular de frontera. El fuerte o el fortín, es descripto por el virrey Vértiz como un“…pequeño corral” , imagen que da cuenta de la extrema miseria , intensa precariedad y unavida cotidiana caracterizada por la dureza y las privaciones. El ejército, estaba mal abastecidode armas, municiones y uniformes. La paga se demoraba y cuando llegaba, se usaba para pagaral pulpero del cuartel que le cobraba precios exorbitantes por las mercaderías que consumía.El entretenimiento típico de los cuarteles era la baraja pero también tenían carreras decaballos, dados, taba. Disfrutaban también del baile. La fortinera es un personajeinconfundible en la frontera ya que los muchos soldados estaban casados. Desdentadas, conlos rostros ajados y curtidos por el sol del desierto, las fortineras no solo cocinaban y lavaban,también desempeñaban otras tareas que hacen pensar que estaban semi-militarizadas (debíanacudir al primer llamado del oficial, asistir a los enfermos, cuidar la caballada, cuidar la cuadracuando el ejército se ausentaba) Por otro lado, la revolución y la guerra civil contribuyeron alavance de la brutalidad en las relaciones políticas. Las tropas mal pagadas se acostumbraron aser temibles en el saqueo y la rapiña. En el plano de la vida política civil las relaciones sontambién brutales ya que los que tienen el poder y quienes administran el país ya no son losmismos. En Buenos Aires hay una rivalidad entre los que poseen una posición económicasolida y aquellos que han hecho de la política revolucionaria una profesión. La actividadpolítica parece hecha a propósito de aquellos que no tienen mucho que perder. Hay una ciertadistancia entre la elite política y la elite económicosocial. Este esquema se repite en todas lasprovincias, donde la calidad de la dirigencia política es menguada. La indigencia del poderpolítico, junto con la riqueza de aquellos que detentan el poder real, crea un vínculo dedependencia financiera que viene a sumarse al político-militar. Los letrados, los estudiosos,son confinados a las tareas administrativas del estado sin acceso a las instancias de decisión.Hacia 1819 Belgrano, impresionado por la desolación de las zonas rurales temiendo ladisolución del país en la anarquía advirtió al directorio que el alzamiento de las provincias nose detendría fácilmente e hizo jurar la Constitución por el ejército del Norte que secomprometió a respetarla. San Martín también consideraba una locura las luchas civiles y secomprometió a no participar nunca de las batallas internas, aunque el directorio intentabahacer volver al ejército de los Andes para que lo auxiliara en su lucha contra los caudillos. Afines de 1819, se sublevó el ejército del Norte que acampaba en Arequito al sur de Santa Fe,por iniciativa de Bustos que pone rumbo a Córdoba donde con el tiempo se hace designargobernador. En 1820, fallece Manuel Belgrano en medio del aislamiento, la pobreza y el
  10. 10. desencanto. De los bloques regionales que se encuentran en pugna hacia 1820, el mássignificativo es la división que separa a Buenos Aires de las provincias.LA ARGENTINAHISTORIA DEL PAÍS Y DE SU GENTELa independencia de las provincias unidasHacia 1816, la situación de la revolución era precaria. El director supremo del directorio, eraPueyrredón ya que este pertenecía a la Logia Lautaro y tenía un sólido prestigio comoprecursor del movimiento independentista.Perú estaba en manos de los españoles a causa de la derrota del ejército revolucionario enSipe- Sipe, lo que ponía en peligro a Salta y Jujuy además de que la economía estaba ensituación crítica ya que se había cortado el tráfico comercial. Paraguay se había declaradoindependiente. En el sur, había comenzado la invasión portuguesa a la Banda Oriental que sesumaba a las hostilidades entre Artigas y el Directorio, que además estaba enfrentado conSanta Fe empeñado en impedirle que se emancipara de la jurisdicción porteña, a la vez que lasinvasiones de los aborígenes sobre la frontera perjudicaba los establecimientos ganaderos dedicha zona.En estas circunstancias el Congreso del 9 de julio de 1816, reunido en Tucumán, declaró laindependencia usando la designación de “Provincias Unidas de Sudamérica” en lugar de ladesignación Provincias Unidas del Rio de la Plata usado hasta entonces, lo que pone de relieveel alcance continental de la declaración lo que respondía a la ideología de la Logia Lautaro. Elmomento internacional resultaba especialmente difícil para encarar cualquier definiciónrespecto de la Indepedencia.El congreso había empezado a deliberar en marzo de ese año, Los diputados se eligieron arazón de uno por cada 15.000 habitantes. Los pueblos de la liga artiguista no enviaronrepresentantes y Córdoba participó brevemente del mismo. También se trato la cuestión de laforma de gobierno, la mayoría se inclinaba por el sistema monárquico constitucional,proponiéndose coronar a un Inca. La delegación porteña se negó y no se llego a ningúnacuerdo. La proclamación de la REPÚBLICA se postergaba y seguía latente la posibilidad decoronar a un príncipe europeo.La invasión portuguesa debilitaba a Artigas, quien luchaba contra españoles, portugueses yporteños. El conflicto desprestigio a Pueyrredon, ya que se lo acuso de connivencia con losportugueses. Dorrego fue su crítico más fuerte y el primer federalista porteño que insistió enque Buenos Aires se pusiera en pie de igualdad con el resto de las provincias.Tras las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma, la Asamblea del año XIII creó el directorio ejecutivounipersonal. En julio de 1816, el presidente del directorio era Pueyrredon.Lo sucede en el cargo, José Rondeau quien permanece hasta el 11 de febrero de 1820, fechade la batalla de Cepeda, consecuencia de la cual, él renuncia y desaparece el directorio,asumiendo el cabildo todos los poderes. Unos días más tarde una junta electoral elige aManuel de Sarratea como gobernador de Buenos Aires.
  11. 11. LA EMANCIPACIÓN LATINOAMERICANAPueyrredon y San Martín deciden poner todo el esfuerzo del Estado en el proyecto del plancontinental: reconquistar Chile y liberar a Perú por vía marítima. San Martin, instalado enMendoza donde los lazos con el país transandino eran estrechos, logró formar su ejército conreclutas voluntarios. Se fabricó pólvora y armamento; se instalo un campo de adiestramiento yun hospital militar. Se exigieron donaciones y contribuciones y empezaron a llegararmamentos, caballos, mulas y pertrechos enviados por el directorio. El cruce de los Andes fueplaneado a fin de confundir al enemigo. En diciembre de 1816, Alvarez Condarco partió haciaChile, con la simulada gestión de entregar al gobierno realista de Chile el acta deIndependencia Argentina para lograr su reconocimiento , pero lo que se pretendía eraaprovechar la memoria visual del ingeniero para explicar los accidentes geográficos quedeberían enfrentar los patriotas en el cruce de los Andes. Marcó del Pont hizo quemar eldocumento en la plaza pública, y envío de regreso a Condarco quien averiguo el dispositivo delejército realista. Finalmente, en enero de 1817, el ejército cruzo por el paso de Uspallata y LosPatos, que eran los más directos. La batalla de Chacabuco deja abierto el camino para que SanMartín y O‘Higgins entraran triunfantes en Santiago. Sin embargo había focos realistas y Chilecorría grave riesgo de volver a caer bajo dominación española, pero el triunfo de San Martín enla batalla de Maipú de abril de 1818 definió la suerte del pueblo chileno.Mientras tanto, las tropas montoneras que respondían al caudillo López, imponían su ley enlos caminos del antiguo virreinato. Belgrano quien temía la disolución del país en la anarquíaadvirtió al directorio que el alzamiento de las provincias no se detendría fácilmente e hizo jurarla Constitución por el ejército del Norte y se comprometió a respetarla. San Martín tambiénconsideraba una locura las luchas civiles y se comprometió a no participar nunca de las batallasinternas, aunque el directorio intentaba hacer volver al ejército de los Andes para que loauxiliara en su lucha contra los caudillos.A fines de 1819, se sublevó el ejército del Norte.En febrero de 1820, los caudillos López y Ramírez jefes de Santa Fe y Entre Ríosrespectivamente, derrotaron al ejército del directorio en la Cañada de Cepeda. Se celebroposteriormente el tratado de Pilar, reconociendo que el federalismo era la forma de gobiernopreferida por el pueblo y el congreso que había declarado la independencia en Tucumán fuecuestionado a causa de sus negociaciones con los portugueses y sus pretensionesmonárquicas. Artigas, es vencido por los portugueses y abandonado por sus antiguos aliados.Toma el camino del exilio dirigiéndose al Paraguay.En ese mismo año, San Martín pone al ejército de los Andes, bajo bandera chilena paradirigirse a Perú. Lima fue ocupada pacíficamente y se proclamo la independencia peruana el28 de julio de 1821, aceptando San Martin el cargo de Protector del Perú, decisión que agravioel sentimiento patriota peruano. El ejército realista se hizo fuerte en el altiplano y laspoblaciones de la sierra sufrieron los horrores de la guerra.Entre 1821 y 1822, Bolívar que aspiraba a concluir la emancipación sudamericana , llevo a cabouna brillante campaña militar que concluyo en la formación de la Gran Colombia. San Martínhabía contribuido con una fuerza de granaderos al mando de Lavalle. Pero San Martín habíaperdido contacto con la Logia y había perdido su poder. Se entrevisto en Guayaquil con Bolívary convencido de que su presencia en Lima demoraba el triunfo, se alejo de Perú. En 1823
  12. 12. permaneció en Mendoza y luego, sabedor del temor que provocaba su regreso al gobierno deBuenos Aires, decide exiliarse en Europa.Entre 1818 y 1823, los gobiernos de las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Cuyo ySalta se desintegraron en beneficio de figuras militares y sociales preponderantes de cadalugar. Se pretendía una organización nacional que respetara la autonomía de las provincias.El triunfo de Ayacucho significó el fin de la dominación española en América, con el objeto deobtener el reconocimiento internacional de la independencia, el gobernador de Buenos Airessolicita que se establezca una autoridad que se encargue de los negocios nacionales. El 7 defebrero el congreso aprobó la creación de un poder ejecutivo permanente y designo aBernardino Rivadavia para ocupar el cargo.RIVADAVIA Y SU EPOCAEn septiembre de 1820, hubo acuerdo para designar a Martín Rodríguez como gobernadorinterino de Buenos Aires. Conto entonces con la ayuda de Rosas, un hacendado que era jefede la milicia de la GUARDIA DEL MONTE, paisanos uniformados de rojo, disciplinados quecumplieron su tarea de pacificar y terminada ésta, volvieron al campo con su jefe. Eranecesaria una buena administración, la que quedo en manos del ministro de gobierno,Bernardino Rivadavia, que había llegado al gabinete de Rodríguez en 1821 y se empeñó enorganizar las instituciones estables que Buenos Aires necesitaba. Como primera medida,suprimió al cabildo, con el fin de reforzar el poder del gobernador. Creó un sistema de policía yjuzgados de paz. Redujo la planta militar y empleados civiles. Se propuso un retiro (voluntario)que se pagó por medio de papeles del estado y se formo un nuevo ejército permanentereclutados voluntariamente y reclutados mediante una ley de vagos que castigaba a losmarginales de la campaña. Se gestiono un crédito otorgado por la firma BARING BROTHERSque derivó en la compra de armamento para la guerra con Brasil y que no produjo ningúnbeneficio a la provincia. También considero que se necesitaba una renovación en lasinstituciones eclesiásticas que habían perdido vínculo con el papado como consecuencia de laindependencia. Se permitió la existencia de cuatro conventos y fue suprimido el diezmo. Seconfiscaron bienes de la iglesia y se estableció un sueldo para los prelados y párrocos. Lareforma produjo protestas pero fueron dominadas sin dificultad. La Sociedad de Beneficiencia,viene a suplir la necesidad de que el estado asuma un rol en materia de caridad y educación,dos actividades monopolizadas hasta entonces por la iglesia. La alta sociedad, veía a Rivadaviacon malos ojos a causa de la reforma eclesiástica, pero Mariquita Sánchez logró formar unacomisión directiva de la asociación que debía ocuparse de las escuelas y el hospital de mujeresy de la Casa Cuna.Se propicio la agricultura más que la ganadería, mediante la ley de enfiteusis que consistía enalquilar tierras públicas a particulares. Esta ley fue aprovechada por grandes hacendadosporteños que hicieron un gran negocio en detrimento de pequeños y medianos propietarios.En diciembre de 1824, la batalla de Ayacucho concluyo con la dominación española enAmérica. El triunfo correspondió al lugarteniente de Bolívar, Antonio José de Sucre.El factor británico.Concluída la guerra por la independencia americana, el Reino Unido de Gran Bretaña es elnuevo poder supranacional que sustituye sutilmente al dominio español, dejando en manos
  13. 13. de políticos locales el gobierno de la nación pero arbitrado cuando sus intereses se ponen enentredicho. El Congreso de las Provincias Unidas , reunido en 1824, confirió al gobernador deBuenos Aires el manejo de las relaciones exteriores , y se obtuvo así el reconocimiento de laIndependencia Argentina por parte de su Majestad Británica firmándose el tratado de Paz yAmistad.Hacia 1825, Buenos Aires era uno de los mercados más libres del mundo, pero el clima deguerra se impuso. En octubre de 1825, el congreso incorpora a la Banda Oriental a lasProvincias Unidas, dicho reconocimiento es una señal de guerra con el imperio. Se creaentonces la figura de presidente de las Provincias Unidas en febrero de 1826 y se designo paraese cargo a Rivadavia.La constitución de 1826, fue aprobada por el congreso y adoptaba la forma de gobiernorepresentativa, republicana. Supeditaba las autonomías provinciales al gobierno central.Contenía una innovación importante, pues se denominaba “Constitución de la RepúblicaArgentina”, pero esta constitución fue rechazada por los gobiernos provinciales, el desordencundía en el interior.Además en Buenos Aires, el descontento era generalizado ya que a pesar de los triunfos delejército nacional, había poco interés en continuar con la onerosa guerra con Brasil.Presionado, Rivadavia negocia un tratado de paz que sin embargo, fue considerado agraviante.El tratado no se ratificó y Rivadavia envió su renuncia. La autoridad nacional se disolvió y cadaprovincia volvió a gobernarse en forma autónoma. Dorrego, jefe de la oposición fue electogobernador de Buenos Aires, quien reinicio negociaciones que culminaron con laindependencia oriental. La influencia británica había decidido que las dos orillas del plata nopertenecieran al mismo país, asegurándose así la libre navegación.Federales y UnitariosComo gobernador, Dorrego decidió concurrir a la Convención Nacional convocada por Lópezen Santa Fe, esto significaba que Buenos Aires renunciaba a imponer su hegemonía al interior.Pero las cuestiones económicas, los rencores enconados y la aspiración del grupo rivadavianode volver al poder, crearon un ambiente favorable al golpe que derrocó al gobierno deDorrego, por parte de los militares veteranos de la guerra con Brasil quienes estabandisconformes con el tratado de Paz. El 1º de diciembre de 1828, las fuerzas de Lavalledestituyeron a la sala de Representantes y nombraron gobernador a su comandante. Mientrastanto el general Paz viajaba al interior con la idea de derrocar al gobierno cordobés, derrotó aBustos y fue electo gobernador de la provincia.Dorrego busco el apoyo de Rosas y de López, pero su suerte estaba echada, derrotado enNavarro, fue tomado prisionero y fusilado por orden de Lavalle, quien guardo en su archivopersonal las cartas recibidas instándolo al fusilamiento. Este crimen genero una ola deindignación. López , quien no había prestado su auxilio a Dorrego, ahora decide castigar a losculpables. Pero fue desplazado por Rosas, quien venció a Lavalle y firmo el pacto de Cañuelasque entregó el gobierno provincial a Viamonte. En noviembre de 1829, una nueva Junta deRepresentantes designo gobernador de Buenos Aires por mayoría de votos a Juan Manuel deRosas.
  14. 14. El general Juan Facundo Quiroga, hombre fuerte de la provincia de La Rioja se puso al frentede la resistencia al poder central. Lamadrid, se había puesto al frente de la gobernación deTucumán usando recursos y tropas nacionales. Se enfrentaron Quiroga y Lamadrid y éste esderrotado en 1826. En 1829 Quiroga debe enfrentar al general Paz, y es derrotado por este enLa Tablada. Consolido su poder Paz, con su triunfo en la batalla de Oncativo e hizo designargobernador de La Rioja a Lamadrid nuevamente. Quiroga, quien se había refugiado en BuenosAires, retorna para derrotar a los unitarios en Mendoza, Catamarca, Salta y Tucumán, dondeen 1831, vence nuevamente a Lamadrid.HALPERIN DONGHILA DISOLUCION DEL ORDEN REVOLUCIONARIO.1819-1821Las noticias de lo que había pasado en España y la decisión de los porteños de sustituir alvirrey por una junta, fueron noticias que de a poco fueron llegando a todas las regiones. En laBanda Oriental, se produjo una división entre Montevideo y la campaña (el campo) esteúltimo, representado por Artigas, quien en principio se pone al servicio de Buenos Aires, peropronto, los intereses y los acontecimientos hacen que finalmente Buenos Aires rechace a losdiputados enviados por La Provincia Oriental para participar de la asamblea del año XIII. Encambio, Buenos Aires, envía a Rondeau para que convoque un nuevo congreso donde se eligen3 diputados favorables a la política centralista porteña. Pueyrredón presenta su dimisión yRondeau parecía una figura adecuada para suavizar la dureza que el régimen directorial habíaempleado. La presencia del ejército nacional solventado por el gobierno revolucionario deBuenos Aires, no basta para hacer cesar la disgregación del poder político en el territoriocontrolado por Buenos Aires. Ya en 1819, la decadencia del poder de ambos bandos da lugar aun creciente vigor de los poderes regionales, y las distintas fuerzas se decidieron a enfrentar algobierno centralista pero bajo la denominación de LIBERALES.A mediados de 1818, tropas del Ejército del Norte que se hallaban en Tucumán, derribaron algobernador Mota Botello impuesto por Buenos Aires, para devolverle el cargo a BernabéAráoz, antiguo vecino tucumano que había sido gobernador de Tucumán y contaba con granpoder político y económico. La deposición de Botello crea un poder local surgido de decisionestambién locales junto con el apoyo de la guarnición que hasta ese momento había formadoparte del ejército revolucionario y sostenido con los recursos del gobierno central. Lasguarniciones militares reconocen liderazgos que no coinciden necesariamente con los vigentesen la región cuyo destino contribuye a decidir, y se constituyen así en un elemento quepermanece mal controlado por la dirigencia política local que pretende ocupar en cada centroregional el vacío de poder dejado por el gobierno central. Luego, las milicias heredadas delpoder central van perdiendo fuerza ya que no encuentran recursos para sostenerse y dejanlugar a la formación de nuevas fuerzas armadas de tipo rústico y que responden a jefespolíticos que tienen recursos para mantenerlas. Javier Lopez, caudillo tucumano que se apoyaen bases rurales y populares, hace fusilar a Aráoz en 1824. San Juan es otro ejemplo de esteproceso de disolución del poder central, ya que en 1820 se produce el alzamiento de unbatallón del ejército regular que depone no solo al gobernador De la Rosa, sino también a laoficialidad de ese cuerpo militar. EL cuerpo militar no produce esta situación por sí sola, sino
  15. 15. que cuenta con el beneplácito de ciertos sectores del cabildo pertenecientes a la elitesanjuanina. Rondeau inteligentemente, reconoce la nueva situación sanjuanina. A nivel local,queda por resolver el riesgo creado por la sublevación militar encabezada por MarianoMendizabal que parece aspirar a un poder no compartido, a lo que los vecinos oponen lafuerza moral que les permita evitar que la crisis política se resuelva en crisis social. El avancede una tropa de las fuerzas veteranas del ejército estacionadas en Mendoza, sobre lossublevados sanjuaninos, hizo que pronto los restos de estas fuerzas se disgreguen al tiempoque era nombrado un nuevo gobernador. En Córdoba en cambio, las fuerzas militares que sesustraen al poder de Buenos Aires, sienta las bases de una hegemonía local que arraigosólidamente ya que el movimiento liberal sigue activo. Sin embargo, logra imponer suautoridad Bustos quien se propone retornar a la lucha por la independencia, dejando de ladolas luchas internas pero, las condiciones económicas no permiten que el ejército retorne a lalucha por la liberación de la patria, ya que la hegemonía local se niega a sustentar un ejércitodel que se duda la fidelidad, y Buenos Aires esta incapacitada para financiarlo. Se arma unpartido para sostener el poder de Bustos, pero el partido liberal, llamado MONTONERO por susenemigos no se queda al margen de la lucha por el poder. Se suceden varios alzamientosmontoneros organizados por familias de notables federales, pero que no deseaban arriesgar surespetabilidad política autorizando actos de vandalismo. Las lealtades familiares servirán a lareconciliación de los poderes en pugna, y se consolida el poder de Bustos y de su teniente, elcorone Francisco Bedoya quienes actúan con dureza, pero manipulados por la élite cordobesaque permanece más o menos leal al régimen directorial. En 1824 algunos de esos miembros dela élite, intentan arrebatar la gobernación a Bustos mediante el apoyo de la legislatura, sinembargo las peticiones (¿reclamos?) de los comandantes militares en campaña sumados aldescontento de los soldados de la guarnición de la ciudad, hacen que la legislatura seadeclarada disuelta. Es que Bustos sostiene su poder no sólo en las fuerzas militares nacionales,sino y sobre todo, en las milicias rurales y en las autoridades civiles de los distritos rurales que,pese a ser designados por el cabildo, le son leales a Bustos. Las fuerzas militares veteranas sedisuelven lentamente por razones financieras y el poder militar rural es usado políticamente.La caída de Bustos se debe a la invasión de la provincia por parte de las fuerzas del general Paz,quien enfrenta esta milicia rural sin experiencia y modesto nivel técnico por lo que laresistencia se revela inferior. En el resto del interior, las fuerzas milicianas rurales se afirmanrápidamente porque se considera menos peligroso para el orden político y social queorganizar milicias urbanas, menos fáciles de dominar. Las nuevas organizaciones políticas noquieren rivales en las capitales, y además para la administración no se requiere de la fuerza yaque en manos de Buenos Aires quedó el tesoro nacional, en cambio, las provincias, necesitanel uso de las fuerzas de milicia rural para ejercer efectivamente la administración de lasprovincias desgajadas del poder central y para la recaudación de recursos que las economíasregionales encuentran sumamente gravosas. Por otro lado, la misma milicia rural necesitarecursos para subsistir y dependen de las élites provinciales con fuerte poderío local, para quelas sustenten. Esto significa que la fuerza de las milicias rurales son instrumento de lasnecesidades fiscales de las provincias y que tales milicias son sustentadas por lasadministraciones provinciales sumada a la colaboración financiera de las elites de cadaprovincia. Esta situación es variable de una región a otra. Las milicias en algunas provinciaseran necesarias también como tropas de frontera con el indígena. La gravitación de las tropas
  16. 16. de frontera tiene consecuencias políticas importantes. En 1821 un cabildo abierto separo aCatamarca de Tucumán y depuso a Aráoz. Unos días más tarde, también se segregó Santiagodel Estero. Tucumán adquirió entonces el nombre de provincia (ya no de república) y comenzólo que sería una guerra civil que duro 10 años. En Santiago, Ibarra avanza con las tropas defrontera y conquista la capital, declarando la jurisdicción de Santiago del Estero uno de losterritorios unidos de la confederación del Rio de la Plata. Solo la hegemonía política en manosde Ibarra es capaz de sostener económicamente las milicias necesarias para continuar con ladefensa de las extensas fronteras sin ayuda externa y serán las bases de su poder, más sólido yestable por ejemplo, que La Rioja de Quiroga, que sustenta su poder en milicias que semovilizan plenamente solo en momentos de crisis. Ibarra por otro lado, además de su milicia,cuenta con influencia entre las familias de la elite santiagueña. En Santa Fe la situación se centra en las crisis de poder político, entonces, la milicia defrontera es una base de poder político-militar necesaria. En Corrientes, el sustento del poderpolítico son las milicias rurales y en Entre Ríos, el poder queda en manos de un oficial porteñoLucio Mansilla que se sostiene gracias a la benevolencia interesada de las provincias vecinas yla gravitación de cuerpos de tropa que le mantienen lealtad y que pronto lo reemplazan por unpolítico oriundo de Entre Ríos. Diferente es la situación en otras provincias, como por ejemploMendoza, cuya política de paz con los indios quito la urgencia del problema de fronteras. Perocuando Mendoza se separo del poder nacional, el apoyo militar para el orden político se buscoen las tropas regulares de la guarnición nacional, aunque la ineficacia mostrada por éstastropas, hicieron notable la necesidad de convocar milicias locales, las cuales una vezorganizadas se volcaron al conflicto interno constituyéndose en apoyo militar de una frágilsituación partidaria. La intervención directa de los jefes de las milicias, los hermanos Aldao,logró que se apartaran del poder los miembros del cabildo que querían pactar con elmovimiento sanjuanino. Los Aldao tienen una trayectoria como veteranos del ejército de losAndes y además su origen los ubica dentro de las familias elitistas que controlan primero elcabildo y luego las autoridades civiles provinciales, todo esto les otorga un papel directivo en laorganización militar de fronteras ya que, en definitiva el cuidado de las fronteras se hacenecesaria para mantener la capacidad productiva de la provincia, por lo que estas miliciascuentan con el apoyo económico de la administración provincial. De los bloques regionalesque se encuentran en pugna hacia 1820, el más significativo es la división que separa a BuenosAires de las provincias.1820, Buenos AiresEl temor a la oposición dentro de la misma Buenos Aires, llevo al directorio a tomar la decisiónde doblegar por la fuerza a Santa Fe aunque debió hacerlo sin la ayuda del ejército del Norteque prefirió abandonar la obediencia al gobierno central, por lo que Buenos Aires enfrento ladisidencia litoral con los recursos de la capital y la campaña bonaerense. Los disidentestambién tenían pocos recursos porque los seguidores de Artigas no estaban muy convencidosde prestarle su lealtad además de que la ofensiva portuguesa merecía la atención de las tropasorientales. En febrero de 1820, la batalla de Cepeda lanzo a la fuga a la caballería de BuenosAires, la cual estaba bajo el mando de Rondeau, abriendo de esta manera el camino a la capitala los federales. Se produce la disolución del directorio y la sociedad porteña se ve en lanecesidad de adaptarse al régimen triunfante. Comienza así la necesaria transformaciónpolítica de Buenos Aires. El hecho de que el partido directorial es el representante de los
  17. 17. intereses de los grupos dominantes de la sociedad y la economía porteña, es una simplificaciónde los hechos ya que, la temida rebelión de la plebe nunca se produjo. En el seno de BuenosAires había también una oposición a la política directorial, sin embargo esta oposición tampocopodía aceptar de lleno la situación impuesta por la derrota en Cepeda. De hecho, es el vencidopartido directorial quien, poniendo por delante de la fidelidad ideológico-política, la protecciónde sus intereses, encuentra motivos suficientes para entrar en diálogo con sus vencedoresquienes a su vez, necesitan hallar aliados en Buenos Aires puesto que las fuerzas militaresvencedoras en Cepeda son del todo insuficientes para una ocupación prolongada de laprovincia vencida. Se llega al acuerdo de convocar un cabildo abierto, una primera junta derepresentantes provinciales elegidos por un minúsculo número de votantes, tres de cuyosmiembros son destituidos por su pasada adhesión al régimen directorial. La junta eligegobernador a Manuel de Sarratea, opositor al gobierno de Pueyrredón. Con Sarratea, losvencedores Lopez y ramirez, firman el pacto de Pilar, donde se prevé una futura organizaciónfederativa para las provincias rioplatenses. No mucho después, Balcarce denuncia a Sarrateapor la entrega de armas porteñas al ejército vencedor de Cepeda y un cabildo abierto lo hacegobernador por lo que Sarratea huye a la campaña. Sin embargo, Balcarce no se sostiene en elpoder y Sarratea regresa una semana después a ocupar su puesto. Para consolidar su poderdispone enjuiciar a los líderes del caído régimen directorial, además de entregar nuevasremesas de armas a Ramírez, esta vez con la autorización del cabildo e incluso de losrepresentantes provinciales, armas que Ramírez necesita para proteger Entre Ríos de laamenaza que Artigas representa. La marcha de Ramírez deja a Sarratea en posición endeble, yciertas disputas en los mandos militares socaba aún más su poder, por lo que convoca aelecciones para una nueva junta de representantes quienes instalan en el gobierno alpresidente del cuerpo: Ramos Mejía. Soler, el jefe de las fuerzas militares porteñas, desconocela autoridad de este nuevo gobernador a la vez que López , junto con Carrera y Alvearcomienza un nuevo avance sobre Buenos Aires. Ante la amenaza, Soler es nombradonuevamente gobernador pero al ser derrotado por las fuerzas de López, la junta se disuelve yel gobierno es ejercido por el cabildo. Se impone una nueva legislatura en la campaña y esdesignado Alvear como gobernador, pero esta designación no es reconocida por el cabildo enla ciudad que a su vez proclama gobernador a Dorrego, quien logra llevar la batalla a Santa Fepero no un triunfo decisivo sobre López. EL deseo de paz de la ciudadanía porteña, hace queuna nueva junta designe a Martín Rodríguez como gobernador de Buenos Aires, Dorrego seinclina ante esta decisión y entrega el comando del ejército porteño, esta situación desembocaen una nueva revolución en la ciudad que es aplastada por las fuerzas de frontera cuyo jefe esMartín Rodríguez . Este representa el brazo armado del grupo que domina la junta, es decir, elgrupo de elite socioeconómico porteño. Las milicias de frontera son el grupo armado quedefiende la economía de la provincia de la amenaza indígena costeado por los mismoshacendados y dirigido por militares profesionales que se mantuvieron al margen de las luchaspolíticas de la ciudad. Hacia octubre de 1820, Martin Rodríguez y las fuerzas milicianas defrontera había provisto la fuerza necesaria para sustentar el orden político de Buenos Aires.Toma importancia la figura del ministro de gobierno de Rodríguez, Bernardino Rivadavia. Elretorno de la paz propicia la expansión ganadera en el marco de la economía porteña. Sedesmantela el aparato administrativo y militar creado en la etapa revolucionaria siendoreemplazado por un sistema administrativo reducido y orientado a secundar el progresoeconómico de la provincia. Los sectores elitistas apoyan esta nueva organización política pero
  18. 18. se enfrentan con la oposición del vasto personal militar y las facciones políticas antesantagonistas (directoriales-antidirectoriales), quienes permanecían a a expectativa deencontrar un nuevo lugar desde donde reconquistar posiciones de poder. La reforma militarpasa a retiro a la mayoría de los militares en servicio y crea un ejército permanente con 113oficiales con mando directo de tropas de doble origen: voluntariado y reclutados en toda laprovincia. Pero el reclutamiento fue sumamente impopular por lo que el gobierno renuncio aella y se decide por “enganchar a los vagos y a los hijos sustraídos de la obediencia de suspadres” Todos esos recursos son insuficientes y el ejército debe ser completado con miliciasrurales ya existentes. Se organiza también una caballería con una plana mayor y desuboficiales veteranos. La necesidad de expandir las fronteras hace que cada vez sea necesariocon más frecuencia el reclutamiento forzoso sobre todo en la campaña. La situacióneconómica de los militares pasados a retiro es precaria asimismo la condición de losempleados civiles dejados cesantes por la simplificación del aparato burocrático. En la luchapor el progreso económico, el estado decide poner bajo vigilancia policial a los militares quederrochan sus indemnizaciones y lanza otro decreto contra los “vagos” considerados nocivos ala moral pública e inductora de desorden social. El decreto dispone que los vagos seandestinados al servicio militar o sean destinados a peones en obras públicas. Se instituyeasimismo un registro de mendigos quienes serán identificados mediante una señal visible, ytendrán prohibido mendigar en parajes y/o ceremonias públicas. Los trabajadores también sondisciplinados mediante leyes que sancionan la falta de cumplimiento de sus obligacioneslaborales e incluso los peones de campo están bajo leyes que les obliga a portar las“papeletas” que aclaran su situación laboral. Las sanciones ante la falta de cumplimiento a lasleyes son severas e incluye el reclutamiento en el ejército por el periodo de dos años. Estanueva legislación plantea la necesidad de que las clases populares deben mejorar su suerteusando los instrumentos que la economía les proporciona.La iglesia también sufrió una reforma que pretendió limitar sus atribuciones para ampliar laspotestades civiles, consistente en suprimir todos los conventos (excepto cuatro) en la provinciade Buenos Aires establecer rígidas normas en el ingreso a las órdenes religiosas. La iglesia selimito a marcar su disidencia pero no manifestó una resistencia eficaz. Sin embargo, laoposición vio una oportunidad de rehacer un frente reaccionario en la ciudad Tagle se enrolóen una cruzada por la fe. El gobierno reclamo al obispado que pusiera en cintura a los párrocosde campaña (rurales). El obispado sanciono a los párrocos díscolos. Las adhesiones al manejode la administración porteña se multiplicaron pero Tagle sigue comprometido en una conjuraque insiste en comprometer a Rosas, entonces de visita en Santa Fe al lado de su amigo elgobernador Lopez. Rivadavia también suprimió los cabildos y estableció una ley que incluía elsufragio universal con limitaciones propias de la época relacionadas con la capacidadeconómica de los sufragantes. Manuel Dorrego expreso que el voto quedaba en manos deunos pocos comerciantes y capitalistas. Pero aunque no significara una ampliación real delsector políticamente dirigente, el sufragio universal marca el inicio de una carrera políticadonde se busca el apoyo de sectores marginados de la política ya por medio de beneficios o deamenazas.La ciudad se vio en la necesidad de renovar la legislatura en 1823. Y aunque las decisionespolíticas permaneces en manos de una minoría, el sufragio universal permite que sectorescada vez más amplios de la población equilibre el acceso al poder de las elites. Además, así se
  19. 19. consolido el poder político de los terratenientes. Pero también se pusieron en juego ladistribución de favores que el estado puede seguir distribuyendo. Iniciativas como latramitación del empréstito en Europa, marcan el reingreso del estado en actividadesfinancieras que permiten distribuir favores económicos más cuantiosos a los partidarios. Lastensiones por los beneficios económicos entre los dirigentes del partido de Rivadavia es elespejo de las tensiones derivadas de la distribución del poder. La situación política porteña seencamina hacia una nueva crisis. La legislatura elegida en 1823, debía nombrar al sucesor deMartín Rodríguez. La amenaza no estaba dada por la oposición sino por los enfrentamientosdentro del mismo partido ministerial que manifiesta incoherencias evidentes. Los avances dela economía, sobre todo el ascenso del sector rural produjeron desplazamientos en el poderpolítico. En cada provincia la inestabilidad parece insuperable ya que las instituciones no sonlo suficientemente firmes como para construir solidaridades en las cuáles puedan apoyarse.Sin embargo, el nuevo orden económico exhibe éxitos en el interior del país, que necesitan elmantenimiento del tráfico internacional e interregional que exigen mantener relacionesestables entre nuevas unidades políticas.LOS LEGADOS DE LA REVOLUCIÓN.Las provincias recientemente creadas en las antiguas sedes virreinales, es el marco en que lasinstituciones deben desarrollarse. Sin embargo, las más de las provincias eran demasiadopobres y despobladas para sostener un complejo aparato administrativo e institucional. Semarca entonces, una diferencia entre los centros que cuentan con tradición administrativa yaquellos que carecen de ella.Por otro lado, la revolución y la guerra contribuyeron al avance de la brutalidad en lasrelaciones políticas. Las tropas mal pagadas se acostumbraron a ser temibles en el saqueo y larapiña. En el plano de la vida política civil las relaciones son también brutales ya que los quetienen el poder y quienes administran el país ya no son los mismos. En Buenos Aires hay unarivalidad entre los que poseen una posición económica solida y aquellos que han hecho de lapolítica revolucionaria una profesión. La actividad política parece hecha a propósito deaquellos que no tienen mucho que perder. Hay una cierta distancia entre la elite política y laelite económico-social. Este esquema se repite en el resto de las provincias, donde la calidadde la dirigencia política es menguada. La indigencia del poder político, junto con la riqueza deaquellos que detentan el poder real, crea un vínculo de dependencia financiera que viene asumarse al político-militar. Los letrados, los estudiosos, son confinados a las tareasadministrativas del estado sin acceso a las instancias de decisión.El caso de los caudillos parece ligeramente diferente, ya que son verdaderos poseedores delpoder económico-social y a la vez detentan el poder político. Ellos sacrifican bienes al estado,sacrificios que son prolijamente inventariados y luego reclamados al fisco. Es el caso deQuiroga y de Rosas entre otros. Particular es el caso de las familias que deben consolidar lasolidaridad entre sí con el propósito de mantener el patrimonio. Muchas veces, se opta por laestrategia de establecer lazos matrimoniales entre el sector con poder político y el sector quedetenta el poder económico-social. La solidaridad familiar muchas veces conserva plenavigencia a pesar del derrumbe patrimonial. El surgimiento de dirigentes apoyados por estasfamilias poderosas tiene como consecuencias debilitar el sistema institucional. Las familias
  20. 20. mismas se niegan a tomar la gestión directa del gobierno, lo que hace que se forme una red derelaciones entre personajes políticos y personajes influyentes que establecen relacionesdentro y fuera de su provincia de origen. Las relaciones que se establecen son de índoleprivada afectiva o comercial y muy frecuentemente adquieren una dimensión política. Estasituación provoca una contante inestabilidad ya que la multiplicidad de contactos,solidaridades y hostilidades que se dan en el plano económico y social no pueden constituirseen la base de un orden político estable. La solución es la reconstrucción de una autoridadnacional tarea que Rosas decide emprender.ROSASCuestión de la soberaníaLos estados autónomos surgidos a partir de la revolución independentista, surgen de laorganización político estatal heredado del período colonial, es decir, las ciudades-provinciascon un conjunto de normas fiscales, políticas y administrativas propias de cada cabildo quellegaron por medio de los esfuerzos de las elites provinciales a consolidar espacios soberanosque se asumieron progresivamente como sujetos de derecho internacional.Las relaciones interprovinciales entre 1820 y 1835 revelaban que las provincias estabandispuestas a mantener la calidad estatal independiente y así lo manifiestan al definirfacultades para el ejercicio de la soberanía por medio de textos constitucionales y legislacionesprovinciales relativas a justicia, comercio exterior, finanzas públicas, defensa del territorio etc.La idea predominante es que la soberanía de las provincias era absoluta, por lo que el hechode reunirse y conformar una nación debía surgir de la libre voluntad de los pueblos de distintasprovincias y no como imposición de Buenos Aires, ya que la igualdad política entre losgobiernos era un dogma fundamental. El afianzamiento del ejercicio de las soberanías tendió aconsolidarse después de 1831.Buenos Aires frente a las provinciasYa en 1827, con la llegada de Dorrego a la gobernación de Buenos Aires, se había intentadorestablecer relaciones con otras provincias a través de pactos bilaterales. Mediante estosacuerdos, Buenos Aires fue facultado para el ejercicio de las relaciones exteriores hasta lareunión de una convención o el nombramiento de un poder ejecutivo nacional. La firma deltratado de paz con Brasil, acrecentó los conflictos internos que afrontó la gobernación deDorrego como herencia de las decisiones político-administrativas de Rivadavia. Todo concluyocon el motín militar liderado por Juan Lavalle que culmino con el fusilamiento de Dorrego, ladisolución de la legislatura y el nombramiento de Lavalle como gobernador. De ahí a la guerracivil, un paso. La convención Nacional desconoce a las nuevas autoridades porteñas y convocala reunión de un ejército liderado por Estanislao López. Grupos indígenas y gauchosprotagonizaron este alzamiento dirigido aparentemente por Rosas y que concluyo en 1829 trasla derrota de Lavalle en Puente Márquez por parte de las fuerzas conjuntas de López y Rosas.La frágil situación política de Buenos Aires, motivó a Lavalle y a Rosas a firmar un pacto, en elque designaron a Viamonte gobernador interino. El nuevo gobernador provisorio estaba unidopor fuertes vínculos a Juan Manuel de Rosas, e intentó encauzar las relacionesinterprovinciales retomando las iniciativas de Dorrego, logrando actualizar tratados de paz y
  21. 21. con Santa Fe, estipulados en el tratado del Cuadrilátero (Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos yCorrientes) Santa Fe se comprometió a gestionar ante Entre Ríos y Corrientes la alineación conBuenos Aires. También se hizo un tratado con Córdoba y envió a esa provincia una comisiónpacificadora que interviniera en el conflicto entre su gobernador, José María Paz y FacundoQuiroga.Cuestión económicaEn los primeros años de la década del ‘20 Buenos Aires se consolidó como entidad políticaautónoma y así se mantuvo hasta 1880, por lo que en 1829, cuando Rosas llega al poder, laautonomía porteña contaba con instrumentos jurídicos y políticos que brindaron cierto marcolegal a las acciones de la administración rosista. El objetivo de Rosas era compartido por elconjunto de las elites rioplatenses: la construcción de un orden social y político legítimo yestable, que garantizara el predominio del sector mercantil- ganadero porteño.Se pretende consolidar la inserción en el mercado mundial, el control de los recursosobtenidos a través de este comercio y la aduana de Buenos Aires y el desarrollo de políticasque permitieran la expansión de este sector del mercado porteño.Suma de poderes públicosEn 1829 cuando Juan Manuel de Rosas asume como gobernador, lo hace investido defacultades extraordinarias otorgadas por la legislatura unos días antes como consecuencia dela situación política porteña, ya que Rosas llega al gobierno con un sólido consenso tanto entrela elite como de los sectores populares tanto rurales como urbanos. Sin embargo, había unasutil diferenciación entre los miembros del gabinete del gobernador partidarios de unequilibrio de poderes de aquellos que estaban dispuestos a respaldar con una sanción legal lavoluntad rosista de prolongar el poder excepcional asegurado por las facultadesextraordinarias. El poder ejecutivo impulso una serie de decretos que tendían a imponer lasopiniones del gobierno silenciando las voces disidentes aún dentro del propio partido. Laprensa fue objeto de censura. En febrero de 1832, se impuso el uso obligatorio de la divisapunzó entre los empleados del estado y servidores públicos. En 1835, a causa del asesinato deQuiroga, Buenos Aires teme que un complot unitario se materialice en nuevas revueltas dentrodel territorio provincial por lo que se decide investir a Rosas con poderes extraordinarios,nombrándolo gobernador y capitán general de la Provincia por cinco años con la suma delpoder público , lo que fue ratificado por un plebiscito celebrado días más tarde en el queparticiparon los ciudadanos de Buenos Aires.Política nacional e internacional.La suma de poderes públicos basada en la voluntad popular que cada año votaba pararefrendar la autoridad del gobernante, dotaba a Rosas de los mecanismos legales necesariospara establecer un gobierno que no pretendía defender derechos de los individuos sinodefender el sistema federal. La exclusión y la intolerancia política formaban parte delfederalismo rosista comprometido en una “guerra santa” contra los unitarios, incluidos enlistas que circulaban entre juzgados y policías. Los incluidos en tales listas estaban sujetos aintimidaciones de diversa índole, lo que tenía la intensión de debilitar la oposición. La fuerzade choque que llevaba adelante las intimidaciones, despojos y confiscaciones, estaba a cargo
  22. 22. de la mazorca, organización parapolicial conformada por alrededor de doscientos federales. Elpico de la ola de terror fue entre los años 1838-40.El federalismo rosista era entendido por quienes creían fervientemente en el federalismo,como la adecuación a las circunstancias del pensamiento de los hombres de mayo. La defensade la independencia nacional frente a las amenazas de potencias extranjeras, la preservacióndel orden político federal, el restablecimiento del orden social y el discurso republicanobasado en la representación de la voluntad popular constituyeron las bases del pensamientofederal rosista.Predominaba la idea de que el sistema unitario se identificaba con la posición aristocráticaque además se había asociado con potencias extranjeras en contra de la voluntad e interéspopular. Además se tendía a un patriotismo ampliado, es decir a la defensa de un “sistemaamericano” que respondiera a las amenazas de la ambiciones de las monarquías europeas.Entre 1837-1839 el régimen de Rosas hizo frente a una guerra contra la confederaciónperuano-boliviana a causa del reclamo de Salta sobre Tarija que estaba en poder de Bolivia.También el dictador boliviano Santa Cruz imponía obstáculos a la importación de productos víaSalta o Jujuy, además de que Rosas sospechaba que éste brindaba asilo y ayuda militar a losunitarios argentinos.En 1845 el puerto de Buenos Aires fue bloqueado por una flota anglo-francesa que pretendíaobtener la libre navegación del Río Paraná. El 20 de noviembre de 1845, tuvo lugar elenfrentamiento armado conocido como VUELTA DE OBLIGADO, cerca de San Pedro. La defensaestuvo a cargo de Lucio V Mansilla. La escuadra invasora contaba con fuerzas muy superiores alas locales, a pesar de los esfuerzos de Mansilla la flota enemiga se adentro en el Paraná. Lacampaña de los extranjeros no les redituó las ganancias esperadas. En 1847 se levanto el sitiode los ingleses sobre el puerto de Buenos Aires. En 1850 los diplomáticos llegaron a unacuerdo, porque la situación de enfrentamiento no les resultaba un buen negocio.El federalismo rosista consigue imponer su hegemonía en las provincias del norte a partir de1846 y en las provincias del litoral a partir de 1848.En 1851, las pretensiones de Brasil sobre la Banda Oriental llevaron al rompimiento derelaciones entre la confederación y éste país.Caída del régimen rosista.El 1º de mayo de 1851, el general entrerriano Urquiza, publica un pronunciamiento en queexpresa la decisión de su provincia de reasumir el ejercicio de sus facultades soberanas hastatanto se produjera la organización constitucional de la república. A excepción de Corrientes,las demás provincias reiteraron su confianza a Rosas. Sin embargo, Urquiza hizo una alianzacon Brasil y Montevideo firmada el 29 de mayo. Pero Rosas no consideró importantes lasfuerzas del adversario y la movilización para la defensa de Buenos Aires fue tardía ydesorganizada. El ejército aliado, desembarcó en San Pedro y avanzó hasta Chivilcoy y Luján.El 3 de febrero de 1852, se batieron en los campos de Caseros las fuerzas principales de ambosejércitos, resultando victorioso Urquiza. Esto puso fin al régimen rosista. Rosas puso camino alexilio. Urquiza negociaba con los liberales porteños la transición hacia un sistema de libertadespúblicas y hacia un proceso constituyente.Urquiza:
  23. 23. Emparentado con los Álzaga, es hombre de fortuna y relaciones. Estudio en el colegio San Carlos de Buenos Aires Fue legislador provincial Fue gobernador de la provincia de Entre Ríos Fue un militar destacado, contaba entre sus hazañas haber derrotado a Fructuoso Rivera, en la batalla de India Muerta, en 1845. Pretendía abrir los ríos interiores al comercio internacional Durante su gobernación, comerciaba con Montevideo y Brasil omitiendo la aduana porteña. En Entre Ríos el servicio militar era obligatorio y las milicias eran disciplinadas y eficientes. Su provincia era ordenada. Tenía iniciativas de progreso y educación pública. Hacia 1850 Urquiza está en condiciones de disputarle a Rosas el liderazgo de la Confederación.BRASIL Y EL EJERCITO ALIADO DE LA AMÉRICA DEL SURDesde Montevideo, le llegaban a Urquiza mensajes para que encabezara la lucha para lograrlas transformaciones políticas necesarias para liberar al Litoral de la tiranía de Rosas. Lapolítica exterior de la Confederación liderada por Rosas, pretendía reconstruir los límites delantiguo virreinato, insistiendo en considerar a Paraguay una provincia argentina einterviniendo en la política interna uruguaya. En octubre de 1850 se rompen relaciones conBrasil.Mientras tanto, se le propuso a Urquiza una alianza con el imperio de Brasil y Montevideo afin de derrocar a Rosas, Urquiza acepto.En mayo de 1851, Urquiza se “pronuncia” y retira el manejo de la política exterior algobernador de Buenos Aires, quedando Entre Ríos en condiciones de entenderse con losdemás gobiernos del mundo hasta que se constituyera una república. Corrientes sigue suspasos. EL 29 de mayo, se firma el tratado de alianza ofensiva-defensiva entre Brasil, Entre Ríosy Montevideo, con el propósito de combatir a Oribe en Uruguay y mantener la independenciade ese territorio. En octubre se rindió Oribe en Montevideo. NO hubo represalias contra losvencidos. Los mensajes de apoyo a Rosas llegaban de los gobiernos del interior pero nadieproporcionó auxilios militares. El círculo íntimo de Rosas carecía de voluntad para defender elrégimen. UN segundo tratado de alianza entre Montevideo, Brasil, Entre Ríos y Corrientes, sepropone ahora “liberar a los pueblos de la dominación tiránica de Rosas”. Primero cayó SantaFe donde Urquiza depuso al gobernador e instaló un gobierno afín a su política.El 3 de febrero de 1852, se libro la batalla entre el ejército de Rosas y el ejército grande deAmérica del Sur, en Monte Caseros. La lucha fue breve. Rosas abandono el campo de batalla,se refugió en la casa del ministro inglés y esa misma noche se embarcó con rumbo aSouthampton, donde murió en 1877.
  24. 24. EL ACUERDO DE SAN NICOLAS DE LOS ARROYOSEl 19 de febrero, Urquiza entró a la ciudad al frente de sus tropas, hizo designar comogobernador a Vicente López y Planes haciendo un desaire a Valentín Alsina, exministro deRivadavia que aspiraba al mismo cargo. Los antiguos emigrados unitarios se sienten ofendidosporque las medidas que tomaba Urquiza tendían a conquistar el ánimo de los federalesrosistas.Se celebro en San Nicolas de los Arroyos una reunión de gobernadores que acordaronorganizar el país bajo el sistema federal. Se fijó que la sede del futuro congreso Constituyentefuera en Santa Fe. Se nacionalizó el tesoro. Buenos Aires se opuso, la Legislatura rechazó elacuerdo y se decidió que Buenos Aires no asistiera al Congreso Constituyente. Urquiza noadmitió esta oposición, cerró la Legislatura porteña, desterró a los diputados más combativos ycerró las imprentas opositoras. A nivel internacional, autorizó la libre navegación de los ríosinteriores y reconoció la independencia de Paraguay. En septiembre de 1852, cuando Urquizapartió hacia Santa Fe, estallo una revolución en Buenos Aires, la provincia reasumió laconducción de sus relaciones exteriores, se separo de la confederación Argentina y formo elestado de Buenos Aires. No asistió al congreso constituyente.Entre diciembre de 1852 y julio de 1853, Urquiza impuso sitio a Buenos Aires, pero laescuadrilla a cargo del bloqueo del río fue sobornada por Buenos Aires lo que permitió que selevantara el sitio. Buenos Aires vivía un clima de localismo exaltado. Se producía un marcadocrecimiento urbano y progresos materiales en los pueblos del interior. En mayo 1853 fuejurada la Constitución. En febrero de 1854, se realizan las primeras elecciones, y triunfa lafórmula Urquiza- Salvador María del Carril dando comienzo a la primera presidenciaconstitucional nacional de la historia argentina. La capital provisional de ese estado fue Paraná.El interior también vivía un clima favorable al progreso, pero había pocos recursos para llevaradelante los proyectos. Se crea el puerto de Rosario como puerta de ingreso a laConfederación. Los objetos provenientes del exterior que llegaran a través de Buenos Airespagarían mayores impuestos. Esta decisión no dejo los recursos materiales esperados. EnBuenos Aires triunfa el partido antiurquicista cuyos líderes eran Valentín Alsina, Sarmiento yMitre. En 1857 Valentín Alsina fue votado gobernador de Buenos Aires. Esta elección nopuede menos que provocar a Urquiza. El problema más grave que aqueja a Buenos Aires es sufrontera con el indígena ya que el cacique Calfucurá era enemigo del gobierno porteño y aliadode Urquiza. Esto obligaba a Buenos Aires a ocupar la mitad de sus fuerzas armadas en losfortines.Ocurre en San Juan una grave crisis institucional, donde fue asesinado el gobernador , hombrede confianza de Urquiza, crimen instigado por Buenos Aires. Se produce la ruptura entre laConfederación y Buenos Aires.En noviembre 1859 chocan ambos ejércitos en los campos de Cepeda. Los porteños sonvencidos y se firma el pacto de San José de Flores, por el que Buenos Aires se compromete areincorporarse a la Confederación argentina, a participar de una convención reformadora de laConstitución; además Buenos Aires admite la nacionalización de la aduana. Tiene lugar lassegundas elecciones nacionales que dieron el triunfo a la fórmula Derqui- Pedernera. Derquiformo su ministerio con personalidades que le recomendó Mitre.
  25. 25. Se lleva a cabo la Convención reformadora de la Constitución aprobándose las modificacionespropuestas por Buenos Aires. Las relaciones tienden a pacificarse y se empieza a concretar lapaz acordada por el tratado de Flores. Pero ocurre un nuevo hecho de violencia en San Juan. Esasesinado el interventor federal designado por Urquiza a raíz del asesinato del gobernador. ELinterventor Virasoro pertenecía a una familia correntina leal a Urquiza y su presencia en SanJuan garantizaba la paz en Cuyo. El nuevo gobernador sanjuanino, era Aberastaín, amigo deSarmiento. El ejército de la Confederación intervino nuevamente la provincia y fusiló aAberastaín. Así se desvaneció la posibilidad de un arreglo entre la confederación y BuenosAires.Esta situación dio a Mitre la oportunidad de asegurarse al apoyo de algunas provinciaslideradas por liberales y fortaleció su ejército. El 6 de septiembre de 1861, en un arroyopróximo a Pavón se produce el enfrentamiento entre Urquiza y Mitre. A pesar de que lacaballería de Urquiza se impuso, incomprensiblemente, Urquiza se retira del campo de batallay se recluye en su estancia. Mitre se proclama vencedor. Derqui ya no puede sostener suautoridad presidencial, se retira sin siquiera presentar su renuncia. Mitre aprovecha ladisolución del gobierno nacional para imponerse en el interior. Dos meses después de Pavón,en Cañada de Gómez, Mitre vence y fusila a centenares de soldados del ejército de Urquiza.Mitre fue elegido como encargado del poder ejecutivo nacional. Nuevas elecciones en octubrede 1862, imponen el triunfo de la fórmula Mitre- Marcos Paz para el tercer períodoconstitucional 1862-1868.El gobierno nacional residía en Buenos Aires, territorio que debía federalizarse, ya que Mitrehabía presentado al Congreso un proyecto por el cual se declaraba “territorio federal a laprovincia de Buenos Aires y capital a la ciudad de la provincia, pero la legislatura porteñarechazó la proposición y dividió al partido gobernante entre crudos que respondían alautonomismo de Adolfo Alsina y cocidos que respondían al nacionalismo de Mitre. Con el finde incrementar las rentas nacionales, Mitre nacionalizó la aduana de Buenos Aires y creo elbanco de la Provincia que controlaba la emisión de moneda.Cambio las leyes mercantiles y encomendó la redacción de un código penal y un código civil.En su período se organizó la corte suprema y los juzgados federales en todas las provincias.Mitre favoreció la inmigración –arribaron cien mil extranjeros- y comenzaron a tenderse redesferroviarias. El misterio de Pavón El 17 de septiembre de 1861 tuvo lugar la batalla de Pavón entre las fuerzas porteñas, comandadas por el general Bartolomé Mitre, y las tropas de la Confederación Argentina, al mando del general Justo José de Urquiza. En un combate dudoso, Urquiza retiró sus tropas, aun teniendo superioridad numérica. La victoria fue para los porteños, que extenderían su dominio a todo el país. La batalla de Pavón suscito polémicas y especulaciones que aún perduran, pero al margen de las interpretaciones sobre los entretelones de la batalla, lo cierto es que Pavón abrió el camino a la organización nacional y puso fin a la separación entre la Confederación Argentina y la provincia de Buenos Aires, producida en 1852. A continuación, transcribimos un artículo de José María Rosa sobre la batalla, sus interpretaciones y consecuencias.
  26. 26. Fuente: Retorno, 5 de noviembre de 1964, por José María Rosa.Chocan cerca de la estancia de Palacios, junto al arroyo Pavón en la provincia de Santa Fe, losejércitos de Urquiza y Mitre. A Urquiza, a pesar de Caseros, lo rodea el pueblo entero; Mitrerepresenta la oligarquía porteña. Aquél es un militar de experiencia, éste ha sido derrotadohasta por los indios en Sierra Chica. El resultado no parece dudoso, y todos suponen quepasará como en Cepeda, en octubre de 1859, cuando el ejército federal derrotó a loslibertadores.Parece que va a ser así. La caballería de Mitre se desbanda. Ceden su izquierda y su derechaante las cargas federales. Apenas si el centro mantiene una débil resistencia que no puedeprolongarse, y Mitre como Aramburu en Curuzú Cuatiá, emprende la fuga. Hasta que le llegaun parte famoso: “¡No dispare, general, que ha ganado!”. Y Mitre vuelve a recoger los laurelesde su primera –y única– victoria militar.¿Que ha pasado? Inexplicablemente Urquiza no ha querido coronar la victoria. Lentamente, altranco de sus caballos para que nadie dude que la retirada es voluntaria, ha hecho retroceder alos invictos jinetes entrerrianos. Inútilmente los generales Virasoro y López Jordán, en partesque fechan “en el campo de la victoria” le demuestran el triunfo obtenido. Creen en unaequivocación de Urquiza. ¡Si nunca ha habido triunfo más completo! Pero Urquiza sigue suretirada, se embarca en Rosario para Diamante, y ya no volverá de Entre Ríos.¿Qué pasó en Pavón? Es un misterio no aclarado todavía. Se dice que intervino la masoneríafallando el pleito en contra del pueblo, sin que Urquiza pagara las costas (las pagó el país), queun misterioso norteamericano de apellido Yatemon fue y vino entre uno y otro campamento lanoche antes de la batalla concertando un arreglo, que Urquiza desconfiaba del presidenteSantiago Derqui, que estaba cansado y prefirió arreglarse con Mitre, dejando a salvo supersona, su fortuna y su gobierno en Entre Ríos. Todo puede conjeturarse. Menos que lo quedirá en su parte de batalla: que abandonó la lucha “enfermo y disgustado al extremo por elencarnizado combate”. ¡Urquiza con desmayos de niña clorótica!LA MASACRE DEL PUEBLODerqui ingenuamente intentará la resistencia. El grueso del ejército federal está intacto y lopone a las órdenes de Juan Saa, mientras espera el regreso de Urquiza. Lo cree enfermo y leescribe deseándole “un pronto restablecimiento para que vuelva cuanto antes o ponerse alfrente de las tropas”. Pero Urquiza no vuelve, no quiere volver. A cuarenta días de la batalla, el27 de octubre, el inocente Derqui todavía escribe al sensitivo guerrero interesándose por susalud y rogándole que “tome el mando”.La trompetería oligárquica anuncia la gran victoria, aunque Mitre no puede mover a los suyosde la estancia de Palacios porque no tiene caballada. Sarmiento, desde Buenos Aires, leescribe el 20 de septiembre: “No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abonoque es preciso hacer útil al país. La sangre es lo único que tienen de seres humanos” (ArchivoMitre, tomo IX, pág. 363). Para Urquiza quiere medidas radicales “o Southampton o la horca”.En Southampton pasaba su ancianidad, pobre pero jamás amargado, Juan Manuel de Rosas.
  27. 27. Ni uno ni otro. Urquiza no será un prófugo. Quedará en Entre Ríos y no perderá ni el gobiernode esa provincia ni una sola de sus muchas vacas. Derqui, Pedenera, Saa, el ChachoPeñaloza, Virasoro, Juan Pablo López esperan que vuelva Urquiza de Entre Ríos y en una solacarga desbarate las atemorizadas tropas mitristas. Por toda la República, de Rosario al Norte,vibra el grito ¡Viva Urquiza! en desafío a los oligarcas: todos llevan al pecho la roja divisafederal con el dístico “Defendemos la ley federal jurada. Son traidores quienes la combaten”.Urquiza tiene trece provincias consigo y un partido que es todo, o casi todo, en la República.Se lo espera con impaciencia. Derqui suponiendo que es el obstáculo para el regreso delgeneral, opta por eliminarse de la escena y en un buque inglés se va silenciosamente aMontevideo, renunciando la presidencia. Lo reemplaza Pedernera, que tiene toda la confianzade Urquiza. Pero Urquiza no viene.Entonces las divisiones mitristas a las órdenes de Sandes, Iseas Irrazabal Flores, Paunero,Arredondo (todos jefes extranjeros) entran implacables en el interior o cumplir el consejo deSarmiento. Hombre encontrado con la divisa federal es degollado; si no lo llevan es mandado aun cantón de fronteras a pelear con los indios. No importa que tenga hijos y mujer. Es gaucho,y debe ser eliminado del mapa político. Todo el país debe “civilizarse”.Venancio Flores, antiguo presidente uruguayo, a las órdenes de los porteños, sorprende enCañada de Gómez el 22 de noviembre al grueso del ejército federal que sigue esperandoórdenes de Urquiza. Ahí están sin saber a quién obedecer, ni qué hacer. Flores pasatranquilamente a degüello a la mayoría e incorpora a los otros a sus filas. Nuestras guerrasciviles no se habían distinguido por su lenidad precisamente, pero ahora se colma la medida.Hasta Gelly y Obes, ministro de Guerra de Mitre, se estremece con la hecatombe: “El sucesode la Cañada de Gómez –informa– es uno de los hechos de armas que aterrorizan alvencedor... Este suceso es la segunda edición de Villamayor, corregida y aumentada”. (EnVillamayor, Mitre había hecho fusilar al coronel Gerónimo Costa y sus compañeros por el solodelito de ser federales).Esa limpieza de criollo que hace el ejército de la Libertad entre 1861 y 1862 es la página másnegra de nuestra historia, no por desconocida menos real. Debe ponerse el país “a un mismocolor” eliminando a los federales. Como los incorporados por Flores desertan en la primeraocasión, en adelante no habrá más incorporaciones: degüellos, nada más que degüellos. Nolos hace Mitre, que no se ensucia las manos con esas cosas; tampoco Paunero ni Arredondo.Serán Flores, Sandes, Irrazabal, todos extranjeros. Y los ejecutores materiales tampoco soncriollos: se buscan mafiosos traídos de Sicilia: “En la matanza de la Cañada de Gómez –escribe José María Roxas y Patrón a Juan Manuel de Rosas-, los italianos hicieron despertaren lo otra vida a muchos que, cansados de los trabajos del día, dormían profundamente“ (A.Saldías: La evolución republicana, pág. 406).Así avanza la ola criminal, estableciendo “El reinado de la libertad“, como dice La NaciónArgentina, el diario de Mitre.Sarmiento sigue con sus aplausos: “Los gauchos son bípedos implumes de tan infamecondición, que nada se gana con tratarlos mejor”, dice el apóstol de la civilización. Los pobrescriollos que caen en manos de los libertadores, sólo pueden exclamar ¡Viva Urquiza! al sentir elfilo de la cuchilla. Algunos consiguen disparar al monte a hacer una vida de animales bravíos.
  28. 28. Seguirá la matanza en Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, La Rioja, mientras se oiga el¡Viva Urquiza! en alguna pulpería o se vea la roja cinta de la infamia. Que viva Urquizamientras mueren los federales. Y Urquiza vive tranquilo en su palacio San José de Entre Ríos,porque ha concertado con Mitre que se le deje su fortuna y su gobierno a condición deabandonar a los federales. Dentro de poco hará votar por Mitre en las elecciones depresidente.“Pavón no es solo una “victoria militar –escribe Mitre o su ministro de Guerra– es sobre todo eltriunfo de la civilización sobre los elementos de la barbarie”.EL CHACHO PEÑALOZAFue entonces que se alzó la noble figura del general Ángel Vicente Peñaloza, llamado el“Chacho” por todos. Era brigadier de la Nación y jefe del III ejército nacional acantonado enCuyo. Al ver que los libertadores proceden de esa manera, escribe a uno de ellos, el generalAntonino Taboada, el 8 de febrero de 1862: “¿Por qué hacen una guerra a muerte entrehermanos con hermanos?”, contraria a la hidalguía de la raza. No hay objeto porque Urquiza yano vuelve más y los federales han aceptado su derrota. Pero de allí a exterminarlos, va mucho“¿No es de temer que las generaciones futuras nos imitaran tan pernicioso ejemplo?”.La carta es tomada como una provocación, y Peñaloza queda despojado de su rango militar ydeclarado indigno de vestir el uniforme. Las tropelías siguen: degüellos, saqueos, raptos,violaciones. En Guaja, Sandes ordena quemar la casa del Chacho, después de saquearla.Peñaloza se revuelve como un jaguar herido. No tiene tropas de línea, ni armas, ni jefes, perosu grito de guerra resuena por todos los contrafuertes andinos, y van a reunírseles cientos,miles, de paisanos que llegan con su caballo de monta y otro de tiro, agenciado quién sabecómo. Con media tijera de esquilar fabrican una lanza acoplándola a una caña Tacuara. Y el“Chacho” empieza sus victoriosas marchas y contramarchas de La Rioja a Catamarca, deMendoza a San Luis. La montonera crece y se hace imbatible. Poco pueden contra ella losejércitos de línea formados por milicos enganchados o condenados a servir las armas: lascargas de los jinetes llanistas desbaratan a los ejércitos de la libertad.Le ofrecen la paz, y el Chacho la acepta porque es un ingenuo. Cree en la sinceridad y buenafe de los libertadores. El no pelea para imponerse a nadie, sino para defender a los suyos. EnLa Banderita el 30 de mayo se firma el compromiso: no se perseguirá más a los criollos, yPeñaloza desarmará su montonera. José Hernández, el autor de Martín Fierro, cuenta laentrega de los prisioneros tomados por el Chacho: “Ustedes dirán si los he tratado bien –pregunta éste– ¡Viva el general Peñaloza! fue la respuesta. Después el riojano pregunto: „¿Ybien? ¿Dónde está la gente que ustedes me apresaron? ¿Por qué no responden? ¡Qué! ¿Seráverdad lo que se ha dicho? ¿Será verdad que los han matado a todos?‟ Los jefes de Mitre semantenían en silencio, humillados. Los prisioneros habían sido fusilados sin piedad, como sepersigue y se mata a las fieras de los bosques; sus mujeres habían sido arrebatadas por losvencedores”. (Vida del Chacho, pág. 176).LA LEY MARCIALTodo es mentira en los libertadores. No habrá paz. Al Chacho lo han engañado valiéndose desu buena fe de caballero y de criollo. Apenas se licencia el ejército federal, que Sarmiento -ahora gobernador de San Juan y director de la guerra– incita a Mitre a no cumplir el

×