Escuela de Educación Secundaria Nº28
“Profesor Juan Carlos Bruera”
1988-2013
“25 Años Construyendo Futuros”
Haciendo un poco de Historia…
Nuestra Institución se creó en el año 1988 a instancias de una propuesta de padres y vecinos...
E.E.M.N 28
La voz de mis ojos
Hoy mis ojos tendrán voz, memoria, sentimientos, se expresarán tomando protagonismo, volverán al pasado...
¿Qué es una mirada?
Una mirada es: ver, constatar, apreciar y describir objetivamente las cosas que nos rodean. Pero si es...
Otra persona que no puedo dejar de mencionar, es a la profesora Rosana Cozzi. Había un temita que yo no lo
entendía y ella...
Alumnos y Docentes armando las
primeras aulas de “la escuelita de Salta”
Acto de inauguración del edificio, Septiembre de ...
Este año espero, y con orgullo voy a decir, que terminé mis estudios en la EES N° 28. Es la institución donde crecí
y me f...
Docentes que eligieron desarrollar su profesión en la 28
Hace 16 años atrás llegue a esta escuela sin ningún tipo de refer...
Creo, sin duda, que hay cuestiones que aunque las repito en broma, tienen que ver con la realidad... Cuando me
preguntan p...
Generalmente los docentes tratamos de desarrollar nuestra tarea en escuelas de
las cuales tenemos buenas referencias, en m...
Directivos, Jerárquicos y
Jefes de Departamento. Acto
de imposición del nombre de
la escuela. 2011.
Docentes de la EES N 2...
El inicio
El inicio de nuestra querida escuela no tiene un solo momento o fecha, por el contrario podríamos hablar de un
o...
¿Qué esperamos y hacia dónde vamos?
Al pensar en el futuro se despliega ante nosotros un abanico de incertidumbres, pero
t...
Ser docente en nuestra escuela
Ser docente en la EES N°28…..
Es sentir que mi pasado y parte de mi vida se vive y se reviv...
Algunas de las
muchas actividades
que realizan
nuestros chicos en
la escuela.
Mural cerámicoTaller de teatro
Jornada de
in...
¿Qué significa para una escuela cumplir 25 años?
Todo lo que tiene vida debió comenzar a partir de algo, como las plantas ...
¿Qué se festeja cuando se festejan 25 años?
Reflexionar acerca del paso del tiempo en un espacio determinado como lo es un...
25 ANIVERSARIO DE LA ESCUELA
DE EDUCACIÓN SECUNDARIA Nº 28 “PROF. JUAN CARLOS BRUERA”
SIGNIFICADO DE ESTOS FESTEJOS
Veinti...
 EESN°28 "Prof. Juan Carlos Bruera", "25 años construyendo futuros".
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

EESN°28 "Prof. Juan Carlos Bruera", "25 años construyendo futuros".

1,568 views

Published on

Es una presentación con fotos, palabras de alumnos, ex alumnos, docentes y directivos de la EESN°28. Además cuenta con una breve historia de la escuela.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,568
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
50
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

EESN°28 "Prof. Juan Carlos Bruera", "25 años construyendo futuros".

  1. 1. Escuela de Educación Secundaria Nº28 “Profesor Juan Carlos Bruera” 1988-2013 “25 Años Construyendo Futuros”
  2. 2. Haciendo un poco de Historia… Nuestra Institución se creó en el año 1988 a instancias de una propuesta de padres y vecinos ante la necesidad de tener una escuela secundaria para los chicos y chicas del Barrio La Loma. En los primeros tiempos, la Escuela funcionó en el turno vespertino compartiendo edificio con la actual EP Nº163 ubicada en el mismo barrio. Ante el notable aumento de la matrícula, en el año 1995 se amplió la actividad escolar y comenzó a funcionar el turno tarde en el terreno donde actualmente se encuentra el edificio escolar. El predio mencionado se pudo conseguir a través de un trabajo de toda la comunidad que siempre se caracterizó por hacer oír sus reclamos respecto a la igualdad de oportunidades para nuestros jóvenes. La movilización de los vecinos y peticiones diversas lograron que el espacio donde actualmente funciona la escuela, fuera cedido por el municipio de La Matanza a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. Con el advenimiento de la transformación educativa, en el año 1997, nuestra Escuela concretó la articulación pedagógica con la EGB 185. En ese mismo año, se incorporó a la oferta de modalidades el Bachillerato para Adultos, dándose respuesta a una necesidad de muchos alumnos de edad adulta que deseaban y desean cursar sus estudios secundarios. Fue también en 1997 que después de un período de “desarraigo” y habiendo trabajado con los tres niveles en la EGB 185 y en un predio vecinal acondicionado especialmente, la Escuela de Educación Media N° 28 se instaló el 26 de junio en su propio edificio. El objetivo de concretar la construcción de un espacio digno para los alumnos fue, como todo lo realizado por la Institución, un nuevo logro de la comunidad y de una comisión de padres y docentes que se formó no sólo para conseguir el propósito de la construcción sino que realizó un seguimiento de la obra. Nuestra escuela fue inaugurada oficialmente el 8 de septiembre de 1997. En el marco de una nueva transformación educativa, desde el año 2006 comenzó a funcionar en nuestro edificio la Escuela Secundaria Básica N° 152, siendo su base de procedencia los alumnos del tercer ciclo de la E.G.B. N° 185. A partir de ese momento la convivencia e interacción entre las instituciones ESB N° 152 y EEM N° 28 se proyectó como una unidad educativa que concretó el trabajo conjunto considerando una Escuela Secundaria de seis años consolidando la dimensión pedagógico-comunitaria y convivencial. En consonancia con el proceso de cambio educativo en la Provincia de Buenos Aires, en el año 2010, se conformó la Escuela de Educación Secundaria Nº 28, como resultado de la unión de la Escuela Secundaria Básica Nº 152 y la Escuela de Educación Media Nº 28. Durante el año 2010 se llevaron a cabo las acciones para poner el nombre a nuestra escuela, que pasó a denominarse “Prof. Juan Carlos Bruera”, reconociendo la trayectoria y lucha de este querido docente. La imposición del nombre se realizó el 25 de junio de 2011, en el marco de verdaderas prácticas democráticas y de participación de la comunidad educativa que construyó colectivamente parte de la identidad institucional. La propuesta académica de nuestra Institución ofrece las Modalidades Ciencias Sociales y Ciencias Naturales, ambas se dictan en el turno mañana y tarde. A los alumnos mayores de edad que deciden concluir sus estudios se les brinda la posibilidad de hacerlo a través de la modalidad Economía y Administración el turno vespertino y del ya mencionado Bachillerato para Adultos con orientación en Comunicación en el turno noche. Este año la Escuela Secundaria Nº 28 cumple 25 de inserción en la comunidad sosteniendo y defendiendo el principio que guía nuestro trabajo diario “Por una educación para todos”. Prof. Liliana Suarez, Vicedirectora
  3. 3. E.E.M.N 28
  4. 4. La voz de mis ojos Hoy mis ojos tendrán voz, memoria, sentimientos, se expresarán tomando protagonismo, volverán al pasado, y retrocederán más de veinte años en el tiempo. Lo que leerán a continuación no es para nada objetivo ya que el gran cariño y la identificación que tengo hacia esta institución hacen que en mis retinas hayan quedado grabados los más lindos recuerdos de aquella época. Corría la década del 90’, llegaba con doce años de edad a aquella escuela secundaria escondida en el fondo del barrio “La Loma”. Todo era nuevo para mí. No conocía a nadie, lejos de mis compañeros de la primaria, llena de dudas, miedos, un nudo gigante en la panza y mi impecable delantal azul. Recuerdo cada día vivido ahí como si hubiera sido ayer. Cierro los ojos, me detengo en el tiempo y allá estamos todos. Los primeros días fueron difíciles, pero mi familia, convencida que elegía lo mejor para mi apostó por ésa escuelita desconocida que funcionaba en una primaria prestada a la que llegaba embarrada los días de lluvia, de donde salía más temprano porque se cortaba la luz o varias veces nos mudábamos a tomar clases en otro lado porque no teníamos un lugar propio. En ese lugar día a día fui conociendo a personas de noble corazón, que sin saberlo años después marcarían mi vida como referentes. Junto al paso inevitable del tiempo vinieron días de festejo, de compartir, de colaborar y por supuesto de presenciar las clases de Juan Carlos Bruera, que más que una cátedra sobre historia o Cívica daba lecciones de vida. También vinieron los tiempos de lucha por una institución propia. Recuerdo a Juan Carlos impulsar a todos sus alumnos a pedir lo que nos correspondía.”Una escuela para todos”. Al principio parecía un sueño, pero la unión, los incansables pedidos y reclamos de los docentes, padres y alumnos nos hacían más fuerte. Cada portazo lo tomábamos como un nuevo desafío, cada negativa nos unía más y así poco a poco aquel sueño comenzaba a hacerse realidad. En el 97’ el sueño de toda una comunidad después de una intensa lucha se hacía realidad y el barrio se enorgullecía porque un imponente edificio se forjaba en lo que alguna vez había sido la cancha de Fátima. ¡Fueron tiempos inolvidables! Me fui con una mezcla de sentimientos el último día, prometiéndome que algún día regresaría. El destino quiso que años más tarde aquella adolescente que una vez empezó la secundaria con un nudo en la panza regresara a la MEDIA 28 con una sonrisa a flor de piel, orgullosa de volver a la escuela que soñó como alumna y hoy tiene la suerte de transitar como docente. La alumna gana terreno y se apodera por completo de los recuerdos vividos .Esa alumna creció en una institución donde no solo le enseñaron contenidos sino también el hermoso valor de ATREVERSE A SOÑAR. Los sueños alimentan el alma y convencidos que esto es así; hace años un grupo de soñadores quiso darle alas al proyecto de una “Educación para todos” y así con los ojos cerrados y los miedos dormidos transmitieron a sus alumnos enseñanzas de vida. Como dice E. Galeano: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía?. Para eso, sirve para caminar”. Siento que esto es lo que a lo largo de 25 años identifica a esta gran institución: caminar en busca de objetivos claros. Hoy estoy feliz de haber sido parte de sus comienzos. Observo al pasado intacto con una hermosa sonrisa, lo atesoro como algo muy preciado y agradezco a la vida volver a ser parte del presente de “mi escuela”. Siento que esa promesa que me hice cuando egresé, está cumplida. Prof. Sabrina Olivera (ex alumna- promoción 1997)
  5. 5. ¿Qué es una mirada? Una mirada es: ver, constatar, apreciar y describir objetivamente las cosas que nos rodean. Pero si esa mirada se posa sobre un objeto material y general que mueve o trastoca el interior de un individuo, esa mirada se vuelve, extremadamente subjetiva. Sin más rodeos, el principio: mi encuentro con la Escuela. Mi llegada a la Escuela fue producto del deseo de cambiar de trabajo, lo que se me tornaba dificultoso por unas cuantas razones: no tenía experiencia laboral en empresas, fábricas o negocios de ventas y mi única experiencia laboral fue el mercado de abasto frutihortícola. Contaba con 37 años y siendo aún joven, para el mercado laboral, ya era viejo. Así que decidí estudiar, así fue mi primer encuentro con la Media 28. Mi segundo encuentro fue al comienzo del ciclo lectivo. Con la convicción de terminar el bachillerato y seguir una carrera de analista de sistema, comencé mis estudios. Pero, al terminar el año, la idea, desapareció y esta bendita Escuela, tuvo mucho que ver. Durante este primer año, fui descubriendo cosas, nuevas para mí, que fueron formando una nueva cosmovisión del mundo que yo tenía antes de comenzar los estudios. Entonces, estuve seguro de cuál sería mi próxima meta: comenzar la carrera docente Llegó el año 2000 y la culminación de una etapa y el comienzo de otra. Ya con el título de Bachiller con Orientación en Ciencias Sociales partí hacia mi nuevo destino. Esto no fue un alejamiento de la Escuela, sino el camino de regreso. Me anoté en el I.S.F.D. N° 56, para estudiar Lengua y Literatura. Confieso que no fue fácil, pero no bajar los brazos, fue mi mayor aprendizaje en la 28. Quizá sea así, porque esa fue la esencia para que la Escuela sea una realidad en el barrio: la suma de voluntades que no bajaron los brazos hasta conseguir su objetivo, una escuela con edificio propio. Así, a base de esfuerzo, La Media 28 cumple 25 años y sigue impregnando de esas cualidades a todos los que pasan por ella. Sin haber perdido el contacto con la Escuela –mis hijos estudiaron y el menor aún sigue cursando quinto año y estoy ligado a la cooperadora volví en julio de 2011 como profesor. Fue lo mejor y más grandioso que me pudo suceder porque fui alumno, soy padre de alumno, tesorero y profesor. ¿Se puede pedir y desear algo más? De este modo, tuve mi tercer encuentro con la querida Media 28. Por todo esto, volviendo a la pregunta inicial formulada del siguiente modo ¿qué es una mirada sobre la Escuela Media N°28 “Profesor Juan Carlos Bruera” para un ex alumno y docente? La respuesta jamás será objetiva y por unas cuantas razones que a continuación detallo. Al momento de escribir estas líneas, los recuerdos acudieron intempestivamente. Y recordé que, cursando el segundo año del bachillerato, me quedé sin trabajo porque el puesto en donde trabajaba cerró. Eso me desalentó bastante, y dejé de estudiar. En ese instante de crisis, Guillermo se apersonó hasta mi casa, y me habló y habló, tanto, que volví. Esos son gestos que no se pueden olvidar, por eso mi primera respuesta es: mi mirada sobre Mi Escuela, será una mirada de eterno agradecimiento.
  6. 6. Otra persona que no puedo dejar de mencionar, es a la profesora Rosana Cozzi. Había un temita que yo no lo entendía y ella, generosamente, me ofreció su ayuda en sus ratos libres. Esto lo cuento porque la carrera que yo había elegido fue lengua y literatura. Estoy seguro de que si hubiese sido, otra materia y otro profesor o profesora, hubiesen actuado del mismo modo que ella, por eso, mi mirada, será de eterno agradecimiento. Otro hecho que tienen que ver con esto, fueron críticas a la institución, las cuales fueron recibidas y aceptadas por la escuela. El motivo: varios compañeros, que cursamos distintas especialidades dentro del instituto superior, tuvimos algunas dificultades, presentamos una carta con críticas y sugerencias de reforzar algunos contenidos para que los futuros alumnos no tuvieran tantas dificultades. Por eso, mi mirada sobre la Media 28 es igual a las dos anteriores. Por todas estas cosas, cuando me preguntan ¿Cuál es mi mirada como ex alumno y docente sobre la Media 28? Mi respuesta es esta: ¡La Media 28 es mi casa! Prof. Luis Silva(Docente - Ex alumno) Tres generaciones, una familia, una historia… La Escuela Media N°28 “Profesor Juan Carlos Bruera”, como emblema educativo ha dejado huellas en cada persona que ha transitado sus cálidos pasillos. Destacada por el trabajo de sus fundadores, que supieron construir un espacio ameno para la formación académica, pero también por la transmisión de valores basados en la familiaridad, el amor y el compromiso. La comunidad fue receptora del cariño, la fuerza y el ejemplo de la lucha por los ideales. El regalo de enseñarnos que un mundo mejor es posible. Pero esta familia, especialmente, tuvo el privilegio de haber transitado todos los momentos de esta casa de estudios. Desde la segunda promoción, en la institución nunca ha faltado un miembro de la familia Araujo. Todos los años, desde aquel 1989 hasta la actualidad, madre, hijas, y hasta nietos, son parte de la historia de la escuela. Fuimos y somos partícipes de ella. Recordando con nostalgia y orgullo el Pasado, disfrutando del Presente, y trabajando en la construcción del Futuro. ¿Qué es la Media N°28 para nosotros? Es la extensión de nuestra familia, es el lugar donde nos educamos, pero también es nuestro hogar, es nuestra historia, nuestra identidad. La Media 28 es parte de nosotros, y seguirá ocupando ese lugar de privilegio en nuestros corazones por siempre. Festejar los 25 años de su existencia nos llena de orgullo. Un cuarto de siglo formando futuros, mejorando la comunidad, regalando nuevos horizontes. Nuestra bella, utópica y soñadora escuela, gracias por permitirnos ser parte de tus ladrillos, de tus pilares, de tu Historia, y poder seguir mejorando la vida de nuestra comunidad. Tu insignia es la lucha, y la llevamos con orgullo como bandera en el camino de la vida. “Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida.” Familia Araujo
  7. 7. Alumnos y Docentes armando las primeras aulas de “la escuelita de Salta” Acto de inauguración del edificio, Septiembre de 2007.
  8. 8. Este año espero, y con orgullo voy a decir, que terminé mis estudios en la EES N° 28. Es la institución donde crecí y me formé como estudiante y como persona también. Me iré con una mezcla de emociones, pero sin duda no me va a faltar el orgullo de saber que no fui una alumna más que pasó por las aulas de este colegio, donde muchos profesores hablaron de buena manera de mí; ya sea por haber participado en reiteradas oportunidades de las olimpíadas de matemática o por haber ganado medallas y trofeos que, a pesar de carecer de gran valor, llenaron de orgullo mi vida y la de todos los que participaron en ellas. Este año me voy y sólo seré parte del recuerdo de alguna anécdota de algún alumno, profesor o preceptor. Para ser sincera, me preocupa ser olvidada, pero por mi parte no serán olvidados los esfuerzos de estos cinco años en que vestí mi guardapolvo azul francia. Sólo me queda disfrutar de estos últimos meses de enseñanzas, trabajos prácticos, pruebas, de las últimas clases de Educación Física…de carcajadas y discusiones también. Me despido dejándoles un gran agradecimiento a los profesores, preceptores y directivos. Creo yo que están haciendo un gran trabajo y sé que lo seguirán haciendo! Loreley Corvalán, 6°1° Recuerdo aquel primer día en la escuela. El miedo, la inseguridad, la incertidumbre que enseguida me invadieron. El dire hablaba en el patio dándonos la bienvenida: “adelante que se puede y felicitaciones por este gran paso”. Aún hoy recuerdo sus palabras. Todos nos mirábamos tímidamente; éramos niños asustados en cuerpos de adultos. Después fue pasando el tiempo, tomé confianza y valor e hice amigos. No fue fácil, pero los profes nos incentivaban cada día. Cada palabra que decían yo la atesoraba para mí. Era como un gran empuje a continuar. Dejaba mi casa, mis hijas, pero estaba convencida que era lo mejor para mí, para ellas, para empezar una nueva vida. Esta era la oportunidad que se presentaba y no la iba a desaprovechar. Pasaron casi tres años. Algunos compañeros se fueron, otros se quedaron. Sé que el día que me vaya voy a estar muy triste, porque esa persona que vino acá un poco perdida ya no existe. Se quedó encerrada en un aula de esta tan querida escuela ese primer día que un profe nos dijo que se podía, que sólo había que intentarlo. Los docentes dejaron en mí huellas imborrables. Además de enseñarme tantas cosas, me enseñaron sobre todo que cuando uno asimila el conocimiento de cosas nuevas, ya no tiene miedo, ya no está obligado a callar. Me dijeron eso y tanto más que no tiene precio y no se puede comprar. Karina Rojas, 3°1° 2013
  9. 9. Docentes que eligieron desarrollar su profesión en la 28 Hace 16 años atrás llegue a esta escuela sin ningún tipo de referencia, siendo suplente de Juan Carlos, y por ese entonces no dimensionaba lo que ello podía representar. Poco tiempo después, comencé a experimentar aquello que me llevaría a elegir esta institución como mi lugar de referencia, ya que no era una mas entre todas las que trabajaba, era justamente la que hacia la diferencia. Pude ver como la creencia en la educación pública, no era vista como parte de un discurso bonito sino como una realidad. Me siento orgullosa de ser parte de un proyecto institucional serio, donde permanentemente recibo estímulos para seguir perfeccionándome, con un equipo directivo que me hizo sentir confianza para lograr los objetivos que nos planteamos. En la 28, llamada así cariñosamente, como una marca registrada que llevo dentro mio, encontré amigos que no es poco, y algo muy importante, año tras año el reconocimiento de mis alumnos. Prof. Claudia Scarcella Después de muchos años de docencia surge la imperiosa necesidad de encontrar un lugar de pertenencia en cuanto a lo laboral. A la hora de optar se pone en juego las particularidades que marcan la elección, reconocer, querer e identificarse con todo lo que concierne a la escuela; formar parte del proyecto educativo; simpatizar con los guardapolvos azules; considerar a los alumnos; la comunidad y el barrio “La Loma” como propio, fueron el complemento indispensable que definieron mi predilección, el terreno donde comencé a “echar raíces”, a superar miedos; disfrutar aciertos; festejar satisfacciones y acceder a sugerencias de colegas que con su virtuoso compañerismo y capacidad guiaron y sellaron mi formación. Pensar que significa trabajar en la escuela 28 es ser agradecida con la oportunidad que me ofrece cada día el extraordinario sitio del aula, ese privilegiado espacio para enseñar y formar personas capaces de superarse y cambiar,es reconocer el lugar que me brinda las herramientas para seguir forjando mi carrera docente, es comprometerse en el trabajo cotidiano, es tener un enorme cariño y orgullo de pertenecer a una institución con historia e identidad, es, por supuesto, admitir también que la escuela forma parte de mi reseña y ocupa un capítulo preferencial en la biografía de mi vida. Prof. Gabriela Figliuolo
  10. 10. Creo, sin duda, que hay cuestiones que aunque las repito en broma, tienen que ver con la realidad... Cuando me preguntan por qué trabajo taaaaaaaaaaan lejos de casa, respondo que mi destino está en La Matanza. Cuento que siempre viví en Haedo, pero que nací en Ramos Mejía y realmente siento que ese hecho marcó mis pasos en la docencia…Broma o no, siempre sentí que Matanza era mi lugar. En estos 22 años de docencia pasé por Morón, Tres de Febrero, Ituzaingo, San Miguel y otros distritos , pero nunca estuve tan cómoda como lo estoy acá, y sobre todo en la 28: La 28, mi escuela, actualmente y desde hace más de 6 años, la única… Donde elegí quedarme … Llegué aquí de la mano de Juan Carlos, el “gordo”, nuestro querido amigo y fundador de esta institución… Tanto a él como a Guillermo los conocí en un privado donde yo estaba desde antes que ellos. Demás está aclarar que cuando llegaron, revolucionaron todo y le dieron identidad propia a una escuelita privada del Barrio El Mirador. Ahí los conocí, enseguida los admiré y comencé a sentir afecto por ellos. Buenas personas, capaces, trabajadoras, eficientes, muy buenos compañeros y verdaderamente excelentes para la gestión. Yo aún no me había recibido y trabajaba en distintas escuelas de Matanza y Morón. Con el correr de los meses, comencé a experimentar un verdadero acompañamiento laboral, sobre todo de parte de Juan Carlos. Él tenía un gran respeto por quienes teníamos ganas de crecer e innovar; también cariño… Porque si hay algo que Juan hacía, era brindar cariño y mucho, mucho respeto a sus colegas. La verdad, para mí fue importantísimo conocerlo… Un director que valoraba mi trabajo y mi amor por la docencia , y además lo decía, lo reconfirmaba con actos.. Esto era casi como vivir una irrealidad, pero era cierto y me pasaba a mí y, por suerte, a muchas otras personas también… Junto a esa revolución, Juan Carlos y Guillermo trajeron a mi vida otra historia… Ellos trabajaban, además, en la 28. Una escuela que todavía no tenía edificio propio, pero sí un grupo de docentes que cuando la nombraban desbordaban de orgullo… “¡Qué bueno conocer gente que ama tanto la escuela pública donde trabaja!”, pensaba yo para mis adentros… No puedo explicarles mi alegría cuando, después de varios años, una mañana de mayo, Juan se me apareció en una de las aulas donde daba clase y me dijo: “Sra. Profesora, la Media 28 abrió un Bachillerato para adultos y las horas de Lengua están disponibles, tómelas, por favor.” Claro que era más lejos aún que donde yo ya estaba trabajando, y además, de noche, pero no me falló la intuición… Contra cualquier comentario desfavorable, encontraría una evasiva…Si Juan me pedía que vaya a “su” escuela, no podía fallarle; por otra parte, era un gran honor que me eligiera… Con toda sinceridad, puedo decir que fue exactamente eso lo que sentí: El privilegio de que un docente de la talla de Juan Carlos me pida que vaya a trabajar a “su Media 28”. Quienes han compartido horas de trabajo con él, pueden entender mis palabras… Yo me sentí honrada y reconocida profesionalmente… Y así llegué a la 28, un 9 de mayo, hace 16 años y aquí me quedé y la hice mi escuela… No importa la distancia, la 28 es el lugar donde quiero estar y donde decidí desarrollar mi carrera docente. La siento mi escuela. Aquí tengo muy buenos compañeros y algunos grandes y valiosos amigos. Ellos comparten conmigo el amor por la docencia y la alegría de ir cumpliendo sueños…Aunque viví toda mi vida en Haedo, mi destino como docente está en La Matanza, especialmente en la Media 28. Prof. Rosana Cozzi
  11. 11. Generalmente los docentes tratamos de desarrollar nuestra tarea en escuelas de las cuales tenemos buenas referencias, en mi caso conocía la media 28 como si trabajara en ella, ya que el gordo Juan Carlos contagiaba a todos sus sentimientos y vivencias por “su escuelita”. Con la apertura del Bachillerato para adultos empecé a trabajar en la escuela, y la verdad estoy infinitamente agradecido, ya que me permitió vivir la 28 de adentro y compartir el día a día con tanta gente buena y comprometida. Prof. Federico Meza Jimenez Secretario La Pertenencia Pertenecer es formar parte , de una institución, de un lugar. La diferencia está en los sentimientos, porque cuando nos sentimos acompañados por nuestros pares formamos un grupo que nos ayuda a desarrollar nuestra identidad. Casi sin darnos cuenta la fuimos formando en estos 25 años y la escuela nos fue marcando como docentes con sentido de pertenencia, apropiándonos de un proyecto de la comunidad en su conjunto, con ganas de más, y nosotros siendo parte de ella, con nuevos sueños, marcando una diferencia. Es como decía Juan Carlos Bruera, “tener la camiseta puesta”, por elección, por decisión pero sobre todo, por amor, porque nos sentimos a gusto, porque nos hacemos bien, y porque desde hace mucho tiempo trabajamos por y para ella. Con nuestros ideales teniendo presente siempre lo que deseamos dejarles a nuestros alumnos, de eso se trata formar parte de esta institución que elegimos con el corazón. Estamos orgullosas y felices por ir más allá, sobrepasar ciertos límites, “trascender”, por haber logrado sembrar en nuestros alumnos la semilla del Sí, se puede. Lilian, Marité y Paula.
  12. 12. Directivos, Jerárquicos y Jefes de Departamento. Acto de imposición del nombre de la escuela. 2011. Docentes de la EES N 28 “Profesor Juan Carlos Bruera”.
  13. 13. El inicio El inicio de nuestra querida escuela no tiene un solo momento o fecha, por el contrario podríamos hablar de un origen y un comienzo. El origen es el demandado por toda una sociedad barrial que necesitaba una escuela que otorgara identidad a una comunidad, quería jóvenes con estudios, con herramientas para un futuro mejor. El comienzo no fue menos anhelado, fue llevado adelante por un grupo de docentes, muchos iniciándose en su carrera junto a sus primeros alumnos que, acompañados por toda la comunidad acordaron y llevaron adelante los principios que, desde ese inicio, signaron a nuestra institución que hoy cumple 25 años. La 28 nació en el milenio pasado pero, desde su creación, se pensó y se concretó como el lugar de “una educación para todos” plasmado en su distintivo institucional creado en el año 1990 a partir de votaciones democráticas. Hoy la escuela secundaria es obligatoria, inclusiva, pensada para el conjunto total de los jóvenes, hoy sentimos que nuestro trabajo está reflejado en una Ley Nacional de Educación, hoy estamos orgullosos por saber que nuestro ideario no solo tiene vigencia institucional sino que se replica en todas las escuelas de nuestro país. Después de 25 años estamos convencidos que recorremos un camino con la comunidad de La Loma, Gregorio de Laferrere, Partido de La Matanza, donde familia y escuela se juntan, tienden puentes, conviven positivamente en este complejo entramado social para dar lo mejor de si: una sociedad mas justa, preparada, con posibilidades, que mira a un futuro que ya está concretándose… Prof. Guillermo Lopez Director, Prof. Walter Corvalan Vicedirector
  14. 14. ¿Qué esperamos y hacia dónde vamos? Al pensar en el futuro se despliega ante nosotros un abanico de incertidumbres, pero también de posibilidades. El mañana no está escrito, por ello, en nuestra escuela realizamos la tarea diaria, imaginando y soñando a nuestros alumnos como sujetos capaces de insertarse en los mundos “por venir”, construyéndolos y transformándolos a la vez. La escuela hoy, es eso, es un espacio donde se construye y se ha construido historia, identidad, libertad, inclusión y una educación para todos, con las ideas fundantes de sus pioneros y continuadas hoy por su actual comunidad. También es un espacio de Transformación, donde nuestros alumnos y los adultos acompañantes generamos permanentemente nuevas formas de participación democrática, nuevas formas de construir conocimiento y aprendizajes. La historia de la EES N°28 es y seguirá siendo la historia de muchas familias del barrio La Loma de Gregorio de Laferrere, en la que escuela y familia continuaremos apostando, así como lo hemos hecho durante estos 25 años, tanto por a la excelencia académica, como por los valores de compromiso, responsabilidad, diálogo, solidaridad y conciencia social, que les permitan a nuestros jóvenes, generar proyectos personales y sociales, desde el presente y para el futuro. Prof. Mariela Rodríguez, Prof. Patricia Coronel Vicedirectora
  15. 15. Ser docente en nuestra escuela Ser docente en la EES N°28….. Es sentir que mi pasado y parte de mi vida se vive y se revive en un presente….. Es poder desarrollar al máximo todas mis herramientas profesionales con absoluta libertad, sabiendo que no sólo voy a tener una respuesta positiva a mis propuestas sino también el respaldo y acompañamiento en todos los casos….. Es encontrar el lugar donde poner a prueba mi creatividad, sabiendo que el terreno siempre estará abonado por el trabajo fecundo, conjunto, organizado y cooperativo, siempre fomentado por un incentivo permanente….. Es descubrir que detrás de las sonrisas de muchos de mis alumnos hay duras realidades que las ensombrecen y que sin embargo, siguen buscando un lugar en el mundo y es la escuela la que puede acercarles esa oportunidad…… Es sentir que el compromiso y la responsabilidad son muy grandes pero nos obliga a desplegar nuestros máximos esfuerzos por superarnos y para ayudar a nuestros alumnos a superarse a sí mismos. Es trabajar en una institución activa, que no solamente valora nuestra historia sino que presenta metas claras buscando la calidad en su desempeño y haciendo esfuerzos por responder de forma oportuna y efectiva a los nuevos desafíos y tendencias, con una excelente vinculación con nuestra comunidad. Es tener presente, día a día, a todos aquellos que formaron parte de la historia íntima de nuestra querida escuela, comprender que nos gustaría tenerlos entre nosotros hoy, pero Dios les ha reservado quizás un lugar especial para que nos guíen desde su recuerdo en nuestra labor y en nuestras decisiones. Es compartir la certeza y la convicción de que la educación debe contribuir al progreso individual y colectivo, brindando igualdad de oportunidades en pos de lograr una vida plena, generando espacios para optar, decidir y gozar de iguales derechos y posibilidades. En este sentido, sabemos que es fundamental tener como eje de nuestras intervenciones, la transmisión de conocimientos cimentada en la formación en valores y el compromiso permanente con la lucha por el reconocimiento y el respeto de la persona. Es sentir el orgullo de trabajar en la EES N°28 …… Prof. Sandra Walinger
  16. 16. Algunas de las muchas actividades que realizan nuestros chicos en la escuela. Mural cerámicoTaller de teatro Jornada de integración de Educación Física Concurso de Manchas Fiesta del día del Estudiante Ciencia Itinerante - UBA
  17. 17. ¿Qué significa para una escuela cumplir 25 años? Todo lo que tiene vida debió comenzar a partir de algo, como las plantas nacen de la semilla y los frutos a partir de la flor… Pero sólo eso no alcanza. Se deben dar ciertas condiciones para que una tormenta estalle o para que el cielo se limpie y salga radiante el sol. Cualquier meta que se alcance es el fruto de un sueño, que alguien recogió pensando que podría hacerse realidad y así lo hizo. Pero un sueño tan grande como abrir una Escuela en un barrio donde era muy necesaria, ¿qué clase de personas pudieron soñarlo? Personas que además no se conformaron con el deseo sino que se pusieron en marcha para hacerlo realidad, poniendo todo de sí para enfrentar cada obstáculo y no bajaron los brazos hasta ver el sueño realizado. Y aún entonces, con la escuela en marcha y con edificio propio, continuaron y continúan actualmente esforzándose para ofrecer siempre más a los alumnos y a la comunidad toda. Por eso, que la Escuela cumpla 25 años es un logro muy especial, porque no es sólo un aniversario de su creación y su apertura, que no es poco. Son 25 años de apostar día tras día a un presente mejor y a un futuro con mejores posibilidades. Es motivo de alegría y orgullo para toda persona que se sienta parte de este proyecto, ya sea porque trabaja o estudia actualmente en la escuela, o pasó por sus aulas en un tiempo más cercano o más lejano, o porque vive en el barrio y la Escuela contribuyó a cambiar el paisaje y las costumbres cotidianas. Es motivo de festejo para todos los que queremos esta Escuela. Pero también es una oportunidad inmejorable para hacer un reconocimiento y homenajear a todos aquellos soñadores que oportunamente creyeron que este proyecto era posible, imaginaron una hermosa Escuela en este lugar, que fueron creciendo en lo personal y en la profesión junto con el crecimiento de la Institución y que después de 25 años están en todo su derecho de sentirse orgullosos, satisfechos y felices por todo lo que se logró, con el acompañamiento de muchos más que se fueron sumando a lo largo de los años. Cumplir 25 años es hacer un alto en el camino para mirar hacia atrás, valorar en su justa medida lo que ya está hecho y volver la vista hacia adelante para que este proyecto continúe por muchas generaciones más. FELIZ ANIVERSARIO A LA EES N° 28 Y A TODOS SUS MIEMBROS!!! Prof Irene Vidmar
  18. 18. ¿Qué se festeja cuando se festejan 25 años? Reflexionar acerca del paso del tiempo en un espacio determinado como lo es una institución de carácter educativo, y sobre todo, cuando pasaron 25 años de trayectoria, tiene un significado muy diverso. Según quien sea el observador de esta realidad, los acontecimientos cobran en este lugar específico una dimensión distinta. Es trascendente para todas las personas que transitaron por los espacios de la Secundaria 28 de La Loma. Festejar 25 años significa situarnos en innumerables fotogramas de esa vida escolar. Rememorar las alegrías y tristezas de cada actuar cotidiano, compartido entre los actores principales cada una de esas escenas vividas, sentir nuevamente esas sensaciones; sabores; colores y aromas. En nuestro caso festejar significa continuar con el espíritu de aquellos visionarios que creyeron en la utopía, de crear de la nada esta institución para sus hijos y las nuevas generaciones. Dar continuidad a esa maravillosa idea significa agasajarlos y valorizar permanentemente aquellos ideales. Recordar esa esencia en estos 25 años es enaltecer esa lucha emprendida con un objetivo claro, “Por una Educación para Todos” y que seguirá vigente por quienes den continuidad a este legado. Festejemos en comunidad, son caricias que todos merecemos. ¡FELICITACIONES A TODOS! Prof. Jorge Alí Prof. Sandra Walinger, Prof. Raúl Pomés
  19. 19. 25 ANIVERSARIO DE LA ESCUELA DE EDUCACIÓN SECUNDARIA Nº 28 “PROF. JUAN CARLOS BRUERA” SIGNIFICADO DE ESTOS FESTEJOS Veinticinco años, Bodas de plata, un cuarto de siglo, fechas “redondas”. En fin, los seres humanos tendemos a festejar, cuando así lo amerita, este tipo de momentos, ya sea en la vida de las personas como en las de las instituciones. Por qué lo hacemos, el tiempo presente actúa como escenario donde se desarrollan los marcos sociales desde donde se señalarán y seleccionarán los componentes de la memoria colectiva. Estos marcos sociales están definidos temporalmente, a partir de fechas de conmemoraciones, nacimientos, aniversarios, etc., que refuerzan la memoria de los grupos humanos. Los usos sociales, rituales y actos festivos constituyen costumbres que estructuran la vida de comunidades y grupos, siendo compartidos y estimados por muchos de sus miembros. Su importancia estriba en que reafirman la identidad de quienes los practican en cuanto grupo y están estrechamente vinculados con acontecimientos significativos. Se relacionan con la visión del mundo, la historia y la memoria de las comunidades y contribuyen a reforzar su sentimiento de identidad y continuidad con el pasado. En nuestro caso se trata de un aniversario especial para nuestra escuela, ya que se conmemoran y festejan los 25 años desde su creación. En nuestra sociedad occidental es costumbre festejar este tipo de aniversarios y de esta forma contribuir al sentimiento de pertenencia institucional que nos da identidad como miembros de la misma. La pertenencia es algo totalmente subjetivo por lo que la celebración cumple una función aglutinadora de todos los miembros de la institución, así como indica la cohesión interna de sus miembros en pos de determinados objetivos comunes. Por estos días aparecen manifestaciones de esa identidad de “la 28”, ya sea a través de las redes sociales como en forma personal por eventuales encuentros. Alumnos, ex alumnos, docentes y auxiliares de alguna forma u otra comparten esa pertenencia institucional que nos diferencia de otros colectivos del ámbito educativo. No se dice esto con afán discriminatorio, sino como una parte esencial de todo grupo humano, que reafirmando su identidad frente a otros grupos con los que comparte la vida social. Esa pertenencia determina de alguna forma el modo en que nos relacionamos dentro y con nuestro ámbito de trabajo, formación y convivencia. Veinticinco años es solo un paso inicial en la historia de la escuela, y seguramente perdurará en la memoria de los que pasamos por ella, tal vez dentro de 25 años se recuerde lo que significó este evento en la historia institucional y se refuerce aún más la identidad de ser de “la 28”. Prof. Raúl Pomés

×