Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Vidrieras Madrileñas - siglos XIX y XX - Cuarta Parte

Más información en:
https://museosarteenlinea.blogspot.com/2020/06/vidrieras-madrilenas-siglos-xix-y-xx.html
Elaborado por: Grupo "Estudio de las Artes"
Tema: Vidrieras Madrileñas - siglos XIX y XX - Cuarta Parte
Fecha: 18 de junio 2020
Descripción:
La importación de vidrieras foráneas para nuevas o renovadas construcciones fue un aspecto muy importante, pues no hay que olvidar que en la historia de la vidriera española desde el periodo medieval fue frecuente la llegada de vidrio, vidrieras y vidrieros de Francia o del ámbito flamenco. Esto sucedió en la Real Academia de la Lengua, con una vidriera ejecutada en Burdeos por el taller de G. P. Dragant, mientras que desde París llegaron las vidrieras de la iglesia de San Jerónimo El Real de Madrid con la firma del pintor vidriero J.B. Anglade y desde Múnich las vidrieras para la catedral de Oviedo y la de Burgos, realizadas por el taller Casa Zettler, las del Banco de España fueron oriundas del taller de Londres de la Casa Mayer de Múnich. Más que un taller era una compañía comercial, fundada en 1847 por Joseph Gabriel Mayer, como instituto dedicado a las obras artísticas religiosas, con un objetivo claro de reactivar el espíritu estético de las catedrales. En 1862 la compañía empieza a realizar vidrieras con gran éxito y tres años después se ve en la necesidad de abrir una delegación en Londres,
precisamente donde se ejecutaron las vidrieras del Banco de España. Desde entonces la Casa Mayer se dedicó exclusivamente a la producción de vitrales y en 1882 Luis II de Baviera le otorga la nominación de Real.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Vidrieras Madrileñas - siglos XIX y XX - Cuarta Parte

  1. 1. VIDRIERAS MADRILEÑAS DE LOS SIGLOS XIX Y XX (4ª PARTE)
  2. 2. OTRAS CASAS DE VIDRIO QUE TRABAJARON EN ESPAÑA La importación de vidrieras foráneas para nuevas o renovadas construcciones fue un aspecto muy importante, pues no hay que olvidar que en la historia de la vidriera española desde el periodo medieval fue frecuente la llegada de vidrio, vidrieras y vidrieros de Francia o del ámbito flamenco. Esto sucedió en la Real Academia de la Lengua, con una vidriera ejecutada en Burdeos por el taller de G. P. Dragant, mientras que desde París Foto: Vidriera de la Real Academia de la Lengua
  3. 3. llegaron las vidrieras de la iglesia de San Jerónimo El Real de Madrid con la firma del pintor vidriero J.B. Anglade y desde Múnich las vidrieras para la catedral de Oviedo y la de Burgos, realizadas por el taller Casa Zettler, las del Banco de España fueron oriundas del taller de Londres de la Casa Mayer de Múnich. Más que un taller era una compañía comercial, fundada en 1847 por Joseph Gabriel Mayer, como instituto dedicado a las obras artísticas religiosas, con un objetivo claro de reactivar el espíritu estético de las catedrales. En 1862 la compañía empieza a realizar vidrieras con gran éxito y tres años después se ve en la necesidad de abrir una delegación en Londres, precisamente donde se ejecutaron las vidrieras del Banco de España. Desde entonces la Casa Mayer se dedicó exclusivamente a la producción de vitrales y en 1882 Luis II de Baviera le otorga la nominación de Real. Con el hijo del fundador, Frans Borgias Mayer, comienza un auténtico esplendor para la empresa, momento en que atiende el encargo del Banco de España y abre otra sucursal en Nueva York debido a la demanda americana. El aprecio por esta
  4. 4. empresa culmina en 1892 cuando el papa León XIII les concede el título de “Insituto Pontificio de Arte Cristiano”. Desde entonces se ocupará también de la restauración y reconstrucción de vidrieras en las catedrales de Europa, una tarea que tendrá continuidad en el siglo XX cuando las generaciones siguentes a Frans Borgias Mayer contemplaron apesandumbradas la destrucción de los conjuntos vidrieros por los bombardeos de las guerras mundiales. En España, la proliferación de talleres yfirmas se prodiga desde finales del siglo. Además de la célebre Casa Mauméjean y su exitosa producción hasta bien entrado el siglo XX, la existendia de otros talleres fue un hecho, aunque su seguimiento resulta complejo. A principios del siglo XX actúan firmas como “La Veneciana”, especialmente estudiado en el ámbito aragonés y de
  5. 5. amplias zonas de Castilla León, aunque su acción abarcó toda la península, pues fundada por Basilio Paraíso, tendría sucursales en Madrid, Valencia, Sevilla, Pamplona y Salamanca. En el País Vasco operan dos firmas, la vizcaína “Vidrieras de Arte” y la guipuzcoana “Unión de Artistas Vidrieros”, la producción de esta última, ubicada en Irún, alcanzaría igualmente a otros territorios peninsulares, al proporcionar vitrales para la iglesia de Santa María Auxiliadora en Vigo, también en fachas tardías de la década de los años cuarenta. Diversas firmas, como “La Belga” “Vidrieras Cosmo” “Vidrieras decorativas Francisco Bengoa” o “Unión Cristalera” debieron proporcionar conjuntos vidrieros en el noroeste de la península. En la Cataluña modernista hubo gran proliferación de artistas vidrieros destacando Antoni Rigalt y Blanc, autor del bellísimo techo del Palau de la Música de Barcelona
  6. 6. EL CONJUNTO DE VIDRIERAS DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS. El 16 de junio de 1842 la Real Academia de Bellas de San Fernando de Madrid convocó un concurso público para construir el actual edificio del Congreso de los Diputados. Las bases de la convocatoria exigían proyectos capaces de plasmar “el pensamiento de un Palacio del Congreso digno de la representación nacional”. El concurso al que se presentaron doce proyectos, se resolvió a favor del arquitecto Narciso Pascual y Colomer. El arquitecto se inclinó por un edificio de carácter neoclásico por ser este un lenguaje idóneo para perpetuarse en el tiempo y transmitir la idea de eternidad que quería asociarse a la grandeza de los hechos heróicos de una nación.
  7. 7. El Congreso de los Diputados cuenta con un importante conjunto de vidrieras de gran volumen e interés. Su localización se extiende por las distintas estancias del palacio histórico. En muchas de estas vidrieras no aparece la autoría o firma del taller, a lo que podemos añadir, las pocas referencias concretas que se han localizado en el archivo del propio Congreso. Aunque son varias las salas que se decoran o cubren con vidriera, destacaremos las vidrieras del Salón de Sesiones, las más espectaculares del conjunto, especialmente la vidriera retráctil del techo, de forma semicircular y constituida por ocho secciones triangulares que contienen las losetas de vidrio. La decoración se extiende alrededor del centro mediante una amalgama de motivos clasicistas, incluyendo grifos y elementos vegetales esquemáticos y simétricos como las palmentas y hojas de acanto.
  8. 8. La peculiaridad de esta obra es que era una “vidriera mecánica” en forma de abanico que se podía abrir para liberar los “humos” y olores de sus señorías, así como para refrescar el caldeado ambiente de nuestras cortes del siglo XIX y principios del XX. No os perdáis el enlace a este video, es una maravilla y se ve el movimiento de la vidriera: https://www.youtube.com/watch?v=9OFSxSpjjxc&list=PLRtSUJ3nA2cxKb_wsQl6-3IFB9WUsYfkV&index=4&t=0s
  9. 9. La vidriera de mayor peso iconográfico es aquella que se desarrolla sobre la tribuna presidencial junto a las esculturas de las cariátides de Sabino de Medina.
  10. 10. Sobre fondo azul se extienden motivos de inspiración clásica con roleos y grifos de delicado trabajo en grisalla. En los paneles centrales cuatro representaciones, La Pruddencia, Justicia, Fortaleza y Templanza (Las cuatro forman parte de las Virtudes Cardinales de la moral que ya aparecían en la república de Platón y que fueron adoptadas en la teología católica). Son representaciones que se desarrollan de forma clásica pero con expresividad contemporánea. Destaca su fino trabajo en grisalla y su complejo cromatismo. Se ven muy bien en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=eLa1RnMnR6o
  11. 11. EL HOSPITAL DEL NIÑO JESÚS En 1877, María Hernández y Espinosa de los Monteros, Duquesa de Santoña, fundó el Hospital Infantil Niño Jesús en una casa de vecindad, en la calle Laurel. La precariedad de esta zona de Madrid a finales del siglo XIX, con un índice de mortalidad del 34% en el distrito, daba sentido a la ubicación de un hospital para niños pobres.
  12. 12. La puesta en marcha del Hospital Niño Jesús imitaba iniciativas que desde hacía tiempo funcionaban ya en otras capitales europeas, como Roma o París, y que la Duquesa había conocido personalmente. Eran muchos los que pensaban que en una época de índices generalizados de mortalidad elevada, era necesario sacar los niños enfermos de los hospitales de adultos a centro específicos donde se les pudiera tratar de forma especial.
  13. 13. Gracias a la privilegiada situación económica y social de la Duquesa, el Hospital nació con la infraestructura y el equipo humano necesarios para iniciar el funcionamiento del que sería un hospital monográfico dedicado a los niños. No olvidemos que la Duquesa era la esposa de Jose Manuel Manzanedo, Foto: Vidriera de la escalera del Palacio de Santoña
  14. 14. considerado uno de los hombres más ricos del Madrid de la Restauración y que tenían su su palacio en la Calle Huertas esquina con Príncipe, sede de la actual Cámara de Comercio y que también posee una vidriera sobre la escalera principal que se atribuye a la casa Maumejean. Su inauguración estuvo arropada por el Rey Alfonso XII y la Princesa de Asturias. Al día siguiente de ser inaugurado comenzó a funcionar. Entre las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde, se recibía a los niños en las consultas de medicina, cirugía y oftalmología, los tres primeros servicios del hospital.
  15. 15. Sólo dos meses después de su inauguración, los médicos atendían a más de 120 niños al día. El crecimiento de los ingresos de enfermos no fue más lento, y en poco tiempo, se ocuparon las 70 camas con las que se abrió el hospital. El edificio se quedó pequeño y la Duquesa de Santoña buscó otro lugar, donde poder hacer un nuevo Hospital para atender a la creciente y constante demanda. La construcción del que es hoy el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, ubicado en la calle Menéndez Pelayo Nº 65, se inició en 1879 y fue inaugurado sólo dos años más tarde en 1881. El que es todavía hoy un emblemático edificio de estilo neomudejar, realizado por el arquitecto, Francisco Jareño y Alarcón, autor de otras obras madrileñas de relevancia, como la Biblioteca Nacional del Paseo Recoletos, fue premiado con medallas de oro en las exposiciones de Amberes, París, Londres, Viena y Barcelona, que reconocían su originalidad, belleza y funcionalidad.
  16. 16. En 1889 el hospital había llegado a una situación económica insostenible, motivo por el cual la administración obligó a cerrar las consultas públicas y a trasladar a todos los niños que estuvieran en condiciones de hacerlo al hospital de la Princesa, ante el inminente cierre del Niño Jesús. El desenlace de esta crisis fue la asunción por parte de la Junta Provincial de Beneficencia de Madrid del patronato y la administración del hospital (no olvidemos que a la muerte del Duque de Santoña, se produjo un pleito entre la Duquesa y la hija del Duque que acabó con la ruina de la Duquesa). El Hospital del Niño Jesús es titular de numerosas obras de arte, varias de ellas de un importante valor histórico-artístico. El inventario de los bienes de su patrimonio mueble, muchos de ellos donados por la Duquesa de Santoña a finales del siglo XIX, está integrado por pinturas, esculturas,
  17. 17. mobiliario religioso y civil, orfebrería, objetos varios de utilidad farmacéutica… Entre estos bienes, destaca la colección de vidrieras que fue realizada coincidiendo con la construcción del hospital por la Casa Mayer en 1881, estando varias de ellas firmadas y fechadas en 1881: " Mayer & Cº / Munich & Londres", en el borde lateral inferior de cuatro vidrieras; "Año 1.881", en el borde lateral inferior de dos vidrieras. Esta colección fue probablemente el primer proyecto realizado por la Casa Mayer en Madrid y también de las primeras, junto a las de la iglesia de Los Jerónimos del pintor vidriero J. B. Anglade (pintor vidriero), que siguen las corrientes “neos” de restitución. A estas le seguirán unos años después las magníficas vidrieras del Banco de España (1889), también de la Casa Mayer, a las que las vidrieras del Hospital le sirvieron de carta de presentación. Finalmente casi acabando el siglo se llevan a cabo las de la Real Academia de la Lengua en Madrid (1893) de G.P. Dragant.
  18. 18. Las vidrieras forman parte del conjunto de once vidrieras que decoran la capilla teniendo diez de ellas forma de cuerpo de lanceta apuntada y otra, en los pies de la nave, de óculo. La temática decorativa se inicia en el óculo central, dedicado al pasaje bíblico de Mateo 19:14 Dejad que los niños se acerquen a mí en el que aparece Cristo adulto rodeado de niños. En el resto de las vidrieras, se muestra la Prefiguración sobre la redención del Niño Dios, Foto: El taller de Nazaret /niño Jesús carpintero
  19. 19. la Presentación en el templo, El Nacimiento, La adoración de los pastores, La adoración de los Reyes Magos, La huida a Egipto, Niño Jesús entre los doctores, Sagrada Familia cruzando el río Nilo, Sagrada Familia con Santa Foto: Sagrada Familia con Santa Isabel y San Juan Bautista niño Isabel y San Juan Bautista niño, El taller de Nazaret ó Jesús carpintero en el taller de san José.
  20. 20. Foto: Jesús entre los doctores
  21. 21. Las vidrieras, con una cuidada técnica, están emplomadas con vidrios soplados de color en masa, pintados ricamente con grisalla, carnaciones y amarillos de plata de gran calidad y vidrios “plaqué” grabados al ácido y montadas sobre carpintería de madera asentada a la fábrica con varillas de refuerzo atadas con alambre en los paneles superior e inferior. Han sido restauradas recientemente por la empresa Vetraria-Muñoz de Pablos
  22. 22. LAS VIDRIERAS DEL BANCO DE ESPAÑA: LA CATEDRAL DE LAS FINANZAS
  23. 23. LAS VIDRIERAS DE LA ESCALERA PRINCIPAL: LA CASA MAYER La realización del nuevo edificio bancario se planteó en 1882, inaugurándose en 1891, según el proyecto de Eduardo Adaro. Su arquitectura ofrece una imagen monumental clasicista. El edificio era la máxima representación del poder económico del Estado que expresaba la idea del Progreso y la Modernidad, reforzada por la temática de las vidrieras. Las vidrieras no sólo tendrán una función decorativa, además de transformar la iluminación interior del edificio, desarrollan un amplio programa iconográfico dedicado a un tema de gran auge y desarrollo en el siglo XIX: la idea del Progreso. El estilo es clasicista con elementos decorativos de grutescos. El encargo le fue dado a la Casa Mayer, el programa simbólico de las vidrieras, tuvo que ser redactado por personas con conocimientos iconográficos,
  24. 24. probablemente de la misma firma Mayer, tratándose de adaptar el repertorio clásico de alegorías a lo que se quería contar con un gran edifcio de banca. El 17 de agosto de 1889, la Comisión de obra, tras una discusión sobre el precio de las vidrieras con la Casa Mayer acuerda conceder el encargo porque la fábrica de los señores Mayer y Compañía de Múnich había reducido los precios, el precio total era
  25. 25. de 50.000 ptas y se comprometían a enviar operarios idóneos para la colocación de los cristales mencionados. Las vidrieras fueron realizadas en poco tiempo; encargadas en 1889, a la Casa Mayer de Múnich fueron ejecutadas en su taller londinense, estando acabadas al año siguiente. En algunas de ellas figura la firma MAYER y Cia/ MÚNICH Y LONDRES. Se había adjudicado el encargo a esta casa por la ausencia de talleres vidrieros cualificados en España. En la catedral de León, para realizar la restauración de las vidrieras, Juan Bautista Lázaro tuvo que formar su propio taller, pero lo más frecuente en estos años era la contratación de un taller alemán o francés. Así en los años ochenta, la Casa Zettler de Münich realizaba vidrieras para la Catedral de Sevilla. Y, en Madrid, en la capilla del Hospital del Niño Jesús, la Casa Mayer había realizado vidrieras en 1881. Igualmente para edificios de Madrid se acudió a talleres franceses como el de O.G. P. Dragant, que realizó vidrieras para el edificio de la Real Academia de la Historia, en 1893, o el de M. B. Anglade, que firma las de la iglesia de los Jerónimos.
  26. 26. El tema, del que arranca el relato del programa, estaba llamado a desempeñar un protagonismo en el énfasis monumental del edificio: el plafón que cubre la escalera principal. En él se representa La Fortuna y los cinco continentes, siguiendo soluciones plásticas propias de la pintura mural renacentista, en el cielo se destacan las alegorías de El rapto de Europa y La Fortuna. La temática constituye una referencia al espacio universal en el que se desarrolla la actividad del Banco –Los Cinco Continentes- sometido a los imperativos del tiempo y a los avatares e inestabilidaes de La Fortuna que aparece representada volando y apoyada sobre una rueda. Es una vidriera que pertenece a lo que se ha denominado vidriera-cuadro, para
  27. 27. distinguirla de la vidriera arqueológica que recuperaba las formas y aplicaciones de la vidriera del gótico clásico. La composición se desarrolla en una superficie concebida como un mural o gran lienzo de vidrio, en sustitución de los ciclos de pintura decorativa y permitiendo, al tiempo, la iluminación del edificio. El ciclo posee un contenido didáctico moral en relación con La Fortuna y su acción benéfica, a través de El
  28. 28. Progreso sobre Los cinco continentes. La Fortuna representada bajo un sol radiante, ha sido plasmada como una imagen triunfante, distribuyendo monedas y con el cuerno de la abundancia repartiendo riquezas a ambos lados de la figura aparecen putti, representando las Artes y las Ciencias que conducen a El Progreso: uno, con un libro y una pluma (La Literatura); otro, con una paleta de pintor (La Pintura); otro, con una retorta (La Ciencia); otro con un busto (La Escultura); otro con una columna (La Arquitectura) y otro, con un compás (La Geometría). A la vez, aparece como la diosa de El Progreso, esparciendo sus beneficios, al que se accede por las virtudes, las actividades, facultades y conocimientos humanos, cuyas representaciones simbólicas aparecen en las vidrieras inferiores.
  29. 29. En el gran Plafón central la representación de La Fortuna se completa, en con la de las Tres Gracias que simbolizan La Decencia, La Pureza y La Amistad y Las tres parcas que manejan los hilos del tiempo y de la duración de la vida. Debajo de La Fortuna se halla la representación de Europa en un lugar preferente. Rodea a estas figuras una balaustrada que prolonga ficticiamente el marco arquitectónico, en cuyas esquinas se representan, América, Árica, Asia y Oceanía.
  30. 30. En las vidrieras del entresuelo se representan las alegorías de las Artes Mayores o Bellas Artes: La Poesía, La Escultura, La Arquitectura, La Música y La Historia y, sobre ellas, las alegorías de los cincos sentidos y El Conocimiento. Es decir, La Ciencia preside todos los saberes y conocimientos, cuyo acceso intelectual se produce por las Artes Mayores y, de una forma elemental y primaria, por los sentidos como fuente inicial de conocimiento. Foto: la Fortuna
  31. 31. Las alegorías aparecen representadas por una figura femenina de pie con los atributos propios de su significación. En el nivel inferior se desrrollaban las alegorías de la Vigilancia, el Amor, la Amistad, la Gloria, la Felicidad y el Trabajo Foto: Vidriera que representa la Pintura
  32. 32. Foto: La Amistad
  33. 33. Originariamente la escalera se cerraba frontalmente con una gran vidriera concebida a la manera de un retablo traslúcido que, al realizar la ampliación de Yarnoz de 1928, se trasladó a una rotonda que sirve de articulación entre la parte nueva y la antigua. En ella se conservan dos vidrieras, una realizada por la Casa Mayer que remataba la escalera y otra en sintonía con esta, ejecutada por la Casa Maumejean para la ampliación. Su temática, en consonancia ha hecho que se la haya denominado Retablo de la sabiduría, con representaciones alegóricas Foto: El Retablo de la Sabiduría
  34. 34. de Mercurio, La Sabiduria y la Erudición, La Ingeniería y la Matemática, La Astronomia y La Química. La colocación primitiva de esta vidriera, como remate de la escalera, establecía la culminación y exaltación de la ciencia y el conocimiento como clave de las restantes vidrieras del conjunto
  35. 35. LAS VIDRIERAS DE LA BIBLIOTECA DEL BANCO DE ESPAÑA (ANTIGUO PATIO DE CAJA GENERAL) La actual sala de la biblioteca, es uno de los primeros y más significativos ejemplos de arquitectura interior en hierro, considerada como “una autentica joya de hierro fundido”. La obra en forja de este patio fue realizada por la asturiana Fábrica de Mieres
  36. 36. y el montaje fue finalizado en diciembre de 1889, la única vidriera que aparece en la sala es el gran plafon rectangular que cubre su techo los motivos decorativos son geométricos, vegetales y arquitectónicos. La decoración de la vidriera se inscribe, desde un punto de vista estilístico, dentro del revival neorrenacentista que caracteriza el repertorio ornamental del resto de las vidrieras de la Casa Mayer, pero en este caso concreto del plafón, su esquema sencillo y escueto elimina el recargamiento que vimos en aquellas. Aunque no están firmadas, su realización y su colocación responden a las mismas fechas de finales del siglo XIX
  37. 37. CONJUNTO DE VIDRIERAS DE LA ROTONDA ENTRE LA BIBLIOTECA Y LA ESCALERA PRINCIPAL DEL BANCO DE ESPAÑA Poco después de terminarse el que sería el primer edificio del Banco de España, surgió la necesidad de una ampliación, para la cual se compraron en 1923 las casas del Chantre, propiedad del conde de Santamarca, un magnífico palacio ubicado en la calle de Alcalá. José Yarnoz Larrosa, se ocupó en 1928 del nuevo proyecto, respetando exteriormente la arquitectura de
  38. 38. Eduardo Adaro, pero introduciendo en el interior la nueva arquitectura de los años veinte. A esta rotonda que enlaza el viejo edificio con el nuevo se trasladó la vidriera de la escalera de la Casa Mayer, y se realizó otro “retablo” en consonancia con el anterior por la Casa Mauméjean y que ya hemos descrito en páginas anteriores. A la rotonda se añadió una bóveda con motivos heráldicos y decorativos de la casa Mauméjean.
  39. 39. LA VIDRIERA DÉCO DEL PATIO DE OPERACIONES DEL BANCO DE ESPAÑA. La vidriera figurativa Déco, tiene un conjunto singular de gran relevancia en las que se realizaron para la ampliación para la ampliación del Banco de España según el proyecto de José Yarnoz Larrosa presentado en 1928. Se conserva el presupuesto de 1932
  40. 40. firmado por la casa Mauméjean de cuyo consejo de Administración, Yarnoz, era presidente. En estas vidrieras, a diferencia de las realizadas por la Casa Mayer para la primera parte del edificio, se condensaba la nueva
  41. 41. idea de modernidad, en este momento, estaba muy reciente la gran crisis de 1929, cuyos efectos aún no habían sido superados. La temática es una afirmación de los valores del progreso. En la gran claraboya del Patio de Operaciones en torno al escudo de España situado en el centro se representan alegorías del mundo de la Marina, el Trabajo, el Comercio y la Industria. En las esquinas cuatro figuras hacen referencia
  42. 42. a la Industria, la Pesca, la Ganadería y la Agricultura como pilares de la economía y del progreso. En el centro de dos de sus lados Mercurio y Vulcano como alusiones al comercio y la industria, flanqueando una fuente de carácter geométrico Déco y, en el lado opuesto dos figuras que aluden a los trabajos de la tierra y del mar, la Pesca y la Agricultura. Tampoco faltan figuras femeninas que representan las alegorías de la Abundancia y de las
  43. 43. Ciencias. Todo ello con escenas dedicadas al trabajo, idea en la que se insiste igualmente en las vidrieras del hall de la calle de Alcalá y de la escalera con las alegorías de la Agricultura y la Industria. Por la gran cantidad de imágenes, por su variada significación en cierto modo podemos considerar que las vidrieras del Banco de España, lo convierten en la “Catedral de las Finanzas”
  44. 44. PALACIO DE LONGORIA El financiero Francisco Javier González Longoria encargó a José Grasés Riera (1850-1919) un palacio que se erigió en la calle de Fernando VI haciendo esquina con la calle Pelayo. El edificio tendría una función doble: servir de residencia y ser sede para las actividades bursátiles y bancario de su propietario. Debía por tanto ser un edificio que reflejara la importancia social de González Longoria, cuya fama fue tan efímera como el Art Nouveau porque en 1912 vendió el palacete cuando sus negocios comenzaron a decaer.
  45. 45. La obra fue encargada al arquitecto catalán, condiscípulo de Gaudí, José Grases Riera quien presentó la memoria en el Ayuntamiento de Madrid el 2 de Febrero de 1902. Grases Riera había recibido el encargo de proyectar el monumento al rey Alfonso XII en el parque del Retiro madrileño, verdadero símbolo de la España de la Restauración. También eran obras de Grases Riera el Nuevo Teatro Lírico erigido en la calle Marqués de la Ensenada (1902) en la actualidad adaptado a sede del Liceo Francés de Madrid y la casa del New Club en la calle de Alcalá esquina Cedaceros (1899) así como
  46. 46. el edificio de La Equitativa (1887-1891) entre las calles de Alcalá y Sevilla . Sus construcciones fueron muy alabadas por la crítica y muestran la deuda del arquitecto con un eclecticismo francés depurado y elegante, alejado de la experimentación que acometió en el palacio Longoria. Todo ello nos da idea de la importancia de González Longoria que pudo elegir un arquitecto de singular importancia para construir su residencia y razón social. El solar rectangular se estructuró en forma de L, con una rotonda circular de esquina que se remata con una ágil balaustrada de elementos vegetales. El exterior se ornamenta de forma muy rica con
  47. 47. vegetales, son hojas, flores y cabezas femeninas que parecen derramarse sobre la superficie. El edificio está ceñido por una verja de hierro ricamente trabajada con motivos vegetales y estética modernista. El pabellón cilíndrico de esquina da acceso al espectacular espacio central ocupado por la magnífica escalera imperial. La originalidad de su trazado se verá reforzada por la cúpula de hierro y vidrio que ilumina cenitalmente todo el conjunto. Las barandillas son de bronce dorado con rejas con decoración floral que se
  48. 48. entrelazan con piezas de vidrio de diferentes colores, que con su ritmo ascendente convierten la subida en un recorrido lleno de plasticidad.
  49. 49. La imponente cúpula de hierro y vidrio se construyó entre 1902 y 1903 y es uno de los mejores ejemplos de cúpulas de vidrio de Madrid. Es una estructura de hierro, constituida por seis finas columnas de las que arrancan seis nervios que dejan libre la clave, un sol que desgrana luz y color sobre la escalera. Su estructura recuerda los modelos de las bóvedas califales, un recurso que también empleó Gaudí (Grases y Gaudí fueron condiscipulos, es decir, compañeros de estudios). El sol radiante de la clave, realizado con vidrios de colores sin pintar, se desgrana en dieciseis paneles vítreos con motivos decorativos abstractos de carácter vegetal dispuestos en círculos concéntricos. Los lunetos de apoyo son relieves escultóricos de gran plasticidad. Hay vidrieras en todas las estancias; en lo alto de la escalera, en las sobrepuertas todas ellas realizadas con motivos abstractos o florales. La datación de las vidrieras debe coincidir con la fecha del proyecto de realización del palacio (1902-1903), pero hoy por hoy, no se conoce su autoría al no presentar ninguna inscripción ni firma. No obstante, presenta analogías
  50. 50. estrechas con obras del vidriero catalán Rigalt (autor de las impresionantes vidrieras del Palau de la Música de Barcelona) La fachada al jardín está diseñada como un ingreso al mundo vegetal, con palmeras a modo de columnas que soportan los pabellones poligonales que parecen abrazar al pequeño jardín.
  51. 51. CINE IDEAL De la plaza de Jacinto Benavente sale la calle del Doctor Cortezo abrazada a un lado por el Teatro Calderón y al otro por el Cine Ideal. Este último, hoy Yelmo Cines Ideal, se inauguró el 14 de mayo de 1916. El edificio es obra de José Espelius, cuenta con dos plantas, 20 palcos y una capacidad para casi 2.000 espectadores. La prensa de la época lo tildó de magnífico, exquisito, amplio y cómodo hasta el punto de que el periódico El Imparcial se hizo eco de este edificio en los siguientes términos: “no es precisamente una capillita sino una señora catedral”. La única vidriera original que conserva a día de hoy se encuentra en la fachada principal, en el espacio
  52. 52. conocido por entonces como el “salón de fumar”. De los siete paneles que la componen el central está presidido por la Alegoría del Cinematógrafo, una imagen de impronta modernista que muestra a una joven flanqueada por pavos reales y guirnaldas abrazando una cámara cinematográfica. Los paneles laterales estan decorados con guirnaldas, flores, escamas, plumas, mariposas y piedras preciosas en una amplia gama cromática. Técnicamente se considera uno de los mejores ejemplos para comprobar la riqueza de posibilidades de un taller. Las vidrieras no están firmadas ni documentadas. El edificio ha sufrido varias transformaciones especialmente en la década de 1990. Si bien la actual
  53. 53. empresa Maumejean restauró las vidrieras en 2002 no se ha podidio confirmar que pertenezcan al taller original a lo que se suma el hecho de que pudieron ser realizadas en Zaragoza como reza la prensa de la época. Con todo ello es uno de los mejores ejemplos que podemos encontrar en Madrid de vidriera Art Déco de los años veinte.
  54. 54. CINE AVENIDA El Cine Avenida, situado en Gran Vía nº 37, fue construido entre 1927 y 1928 a partir del proyecto original de José Miguel de la Quadra Salcedo (tío del polifacético aventurero Miguel de la Quadra Salcedo). Tras sufrir varias reformas se llevó a cabo una transformación integral en 2008 para convertirlo en centro comercial (H&M). La decoración escogida por el arquitecto es sobria pero dotada de cierta suntuosidad gracias al empleo de órdenes clásicos y mármoles de distintos colores. El edificio alberga quince vidrieras repartidas entre el vestíbulo y las escaleras de los distintos pisos. Todos ellos presentan una rica ornamentación floral, algunas de ellas con motivos figurativos como máscaras, jarrones y pavos reales, una decoración propia de un primer Art Déco. Todo el conjunto presenta una amplia gama cromática en la que predomina el amarillo. A su
  55. 55. vez encontramos vidrio de color con grisalla fijada al fuego y amarillo de plata así como vidrios de distintas texturas y grosores para obtener diversos efectos con la incisión de la luz, todo ello dentro de un estilo claramente Déco y en que persisten elementos nouveau. Las vidrieras están firmadas: “VIDRIERAS DE ARTE/ SOCIEDAD ANÓNIMA/A. SALVE Y BILBAO”. La firma pertenece a un taller vidriero fundado en 1917 y nacido tras la unión de dos talleres bilbaínos: el de los Hermanos Sobrevila y el de Isidoro del Claus. Probablemente las vidrieras fueron ejecutadas en 1928, fecha en la que se
  56. 56. finalizó la construcción del edificio. Actualmente algunas de estas vidrieras se encuentran completamente expuestas, sin protección (puesto que se trata de una tienda de ropa en algunos casos las vidrieras forman parte de los probadores) con los riesgos que ello conlleva para su conservación.
  57. 57. BIBLIOGRAFÍA: Nieto Yusta, Olivia (Coordinadora): Luz y color en la arquitectura madrileña: Vidrieras de los siglos XIX y XX. 2019, Editorial Universitaria Ramón Areces WEBGRAFÍA: Extenso catálogo sobre la vidriera modernista y decó en Madrid, también incluye ejemplos de otros estilos. http://www.madrid.org/bvirtual/BVCM000671.pdf Sobre el Banco de España https://aulavirtual.bde.es/f/webaula/INF/Conoce-el-banco-de-Espana/Area-Documental/Folleto_Historia.pdf http://oa.upm.es/7588/1/PI_Banco_Espa%C3%B1a.pdf
  58. 58. Video del canal UNED con los profesores Víctor Nieto, Sagrario Aznar y Victoria Soto explicando su investigación y catalogación de vidrieras madrileñas, muy interesante. https://canal.uned.es/video/5a6f5806b1111f5c628b4d7d Sobre el Hospital del Niño Jesús https://www.madrimasd.org/cienciaysociedad/patrimonio/lugaresdelsaber/hospital_nino_jesus/bibliografia.asp Sobre el edificio del Congreso de los Diputados http://www.congreso.es/visitanueva/fondos.jsp?fm=1&fc=1&mp=3
  59. 59. TRABAJO REALIZADO PARA ESTUDIO DE LAS ARTES www.estudiodelasartes.com info@estudiodelasartes.com

×